Page 1

Cuentos de Halloween


El Maquinista Fantasma Había una vez una familia que se fue de viaje en tren, en un tren negro. Entraron y había mucho polvo y muchas telas de araña. Durante la noche escucharon desde el pasillo unos pasos, unos rugidos fantasmales y algo que goteaba. Al día siguiente había sangre por el pasillo. La siguieron hasta la sala del maquinista y encontraron a una pareja muerta con el pecho abierto y los cuerpos sin nada dentro. Todos los miembros de la familia se asustaron y preguntaron al hombre que estaba allí: -

¿Qué sabes de esto?

-

Parece que el fantasma del maquinista ha vuelto, ¡pero mientras menos sepáis de esto mejor! – contestó el revisor mientras se marchaba con una sonrisa malévola hasta un compartimento.

El padre entró en el compartimento y no había nadie. Por la noche escucharon un grito y como si apuñalaran a alguien. Cuando se hizo de día vieron un hombre con un cuchillo en la cabeza y atado a la pared así que a la noche siguiente se escondieron dentro de un mueble. Desde allí vieron aterrorizados cómo el hombre con el que habían hablado dos días antes mataba a una mujer. Al día siguiente salieron del tren para no volver a subir nunca más. Alonso.


Sandra, la niña vampira Érase una vez una niña vampira que vivía en vino un rayo y se la llevó. Despertó y apareció en un una niña llamada Paula. Ésta invitó a la vampira a jugar con las amigas de Paula, que se llamaban Laura,

un castillo pero de pronto parque donde encontró a su casa y se pusieron a Lucía y María.

La vampira se llamaba Sandra. Se lo puso su padre el Conde Drácula. “San” de sangre y “dra” de Drácula. Una noche invitó a sus amigas al castillo, a la fiesta del pijama. En el castillo estaba todo muy oscuro y sucio, con muchas telarañas. Entraron por un pasillo y vieron muchas puertas. Al fondo había una puerta en la que ponía “Cumple de Sandra”. Entraron y había una mesa llena de comida. De repente, el viento abrió la ventana y apagó las velas. Gritaron… ¡socorro! Se escuchó un ruido que decía “Um, ñam, ñam…”. Se asustaron y en ese momento apareció Sandra con el Conde Drácula y vieron como Drácula mordía a su hiija. Todas salieron corriendo pero ya era demasiado tarde porque todas las puertas estaban cerradas. Se las llevaron al cuarto oscuro y desde entonces están desaparecidas y nunca se supo de ellas. Javi


Cuento de miedo Érase una vez un castillo en el que había una criada y la criada rompió un plato, después dos y después tres. Y dijo el dueño del castillo: -

Por partir los platos te cortaré la cabeza.

Así lo hizo y lo tiró todo al pozo. Tres o cuatro días más tarde, por la noche, escuchó cómo se rompía un plato, dos platos, tres platos…Abrió la puerta y era el espíritu de la criada… que lo mató. Rafa

Fiesta de pijama de terror Había una vez una noche un grupo de amigas que quedaron en casa de Lucía para hacer una fiesta de pijamas. Cuando oscureció se quedaron dormidas y una de ellas escuchó un ruido arriba y subió. Cuando Laura subió desapareció en un abrir y cerrar de ojos. Luego subieron las tres que quedaban, juntas y también desaparecieron y solo quedaron unas gotitas de sangre. Y nadie más en la vida se acercó a esa casa. Lucía Núñez


El hotel del terror. Había una vez un niño que se llamaba Marcos. Estaba un día solo y salió un espíritu con un cuchillo. Salió corriendo y encontró a un payaso muy malo que le dijo: -

Ven, ven. Toma un caramelo.

El niño se acercó y el caramelo era un cuchillo así que le sacó los ojos y acabó aterrorizado y sangrando. María Vega

El Príncipe Muerte Érase una vez un príncipe al que mataron. En el entierro una bruja le echó una maldición y ahora vaga por su castillo y por todo el pueblo. Todos lo que salían de noche morían y el que entraba en su castillo también. Un día unos niños estaban jugando a la pelota y se les cayó dentro del castillo. Eligieron a uno para que entrara a coger la pelota. Entró en el castillo y en la entrada se encontró con un caballero que le dijo que la maldición no era verdad. El niño le dijo que tenía que coger la pelota. Los dos fueron juntos y la encontraron. Siguieron y estaba todo lleno de trampas. El niño cayó en una trampa y el fantasma casi lo coge, pero el caballero lo pudo rescatar. Cuando salieron corriendo e encontraron con todo el pueblo zombificado. Era la bruja, que les había echado una maldición a todos menos a ellos. El caballero la intentó matar pero era muy poderosa. Pero el niño tenía una navaja y por la espalda le cortó la cabeza. Salió una fuente de sangre, se cortaron todas las maldiciones y todos hicieron una fiesta para celebrar la muerte de la bruja. El príncipe fue otra vez humano e inmortal. Daniel Lozano


FIRLS, EL FANTASMA DEL TUNEL

Había una vez dos hermanos que se llamaban, Roberto y Sara. Un día cuando volvieron del cole se dieron cuenta de que otra familia vivía en su casa, y vieron que nadie los podía ver ni oír, porque eran fantasmas. Un día Luis vió a los niños en su casa y así Roberto y Sara se dan cuenta de que Luis es el único que los puede ver. Entonces es cuando Roberto y Sara le proponen un trato a Luis. En el cole de Luis hay un concurso de talentos, y Luis quiere participar haciendo un número de magia porque le encanta el mundo de la magia, y así sorprender a la chica que le gusta. Entonces los niños llegan a un acuerdo, Luis ayuda a Roberto y a Sara a buscar a sus padres y estos ayudarán a Luis a hacer su número de magia en el colegio. En la cocina de Luis aparece otro fantasma que se llama Lulú y es amiga de los hermanos y les dice que sus padres encontraron el túnel mágico, y encerraron a todos los fantasmas diabólicos, pero Firls tiene planeado liberarlos a todos la noche de Halloween, cuando tenga todos sus poderes. Firls es un fantasma muy malo, al que no le importa destruir a los niños con tal de ser libre de nuevo y así poder asustar a todos los humanos. El pasadizo secreto donde se esconde Firls y todos los fantasmas malos está en la casa de Luis, en el sótano, detrás de una pared, solo los vivos pueden entrar, Roberto, Sara y Luis están buscando el pasadizo en la casa, pero no lo encuentran. Luis va al colegio a ensayar el numero de magia con su nueva ayudante que se llama Tamara, Roberto se queda en la casa y encuentra el túnel, corre a decírselo a su hermana Sara y cuando Sara va al colegio para avisar a Luis, Firls la atrapa y se la lleva al túnel. Luis regresa a casa y le dice a Roberto lo que ha pasado y deciden que juntos va a salvarla. Los amigos se van directos al túnel, pero solo puede entrar Luis, porque no está muerto, cuando entra tiene mucho miedo porque solo ve esqueletos por todos lados, pero escucha a Sara pedirle ayuda y va a rescatarla pero Sara no puede salir porque ella si está muerta, y solo los vivos pueden


entrar y salir, entonces Sara le da un anillo para que se lo ponga en la función de magia la noche de Halloween. Llegó la noche de la función y en un número de magia aparece Firls, que libera a los fantasmas malos, que salen del túnel asustando a todos los niños que había en la calle pidiendo caramelos. Mientras, en el colegio, Firls busca a Roberto para destruirlo y que su poder sea mayor. Entonces aparece Sara, que había salido del túnel por la puerta que abrió Firls, y le dice a Luis que lea lo que pone el anillo. Entonces sale del anillo una luz y Luis lee lo que pone, es un conjuro para encerrar a los fantasmas malos bajo la tierra y así nunca más salir. Luis repite muchas veces el conjuro y todos los fantasmas se van en un remolino. Luis y sus amigos empiezan a decir el conjuro todos juntos hasta que Firls el malvado se va al remolino también, y así desaparece. Sara y Roberto se agarran a Luis para que ellos no se vayan también al remolino. Entonces Luis les agradece por haberlo ayudado en su función de magia y que ahora, que Firls ya no estaba, podrían encontrar a sus padres y que muy pronto se verían y así serian felices. Pero una voz sale de una cucaracha riéndose JA JA JA JA JA JA….. y es nada más y nada menos que la voz de Firls…….. Laura Duarte Valenzuela 3ºB


Entre rejas Hace mucho tiempo, en una tarde de Halloween, mataron a una mujer. Al rato, el espíritu de la mujer salió y cuando el hombre lo vio se fue a la habitación mas segura y luego fue al jardín con mucho cuidado para que no lo viera y llamó a la policía. No acudieron porque era un espíritu. Unos días después lo engañaron y lo metieron en una celda de hierro con un traje de rayas, y cada vez que intentaba salir le daba un calambrazo. Colorín colorado, este cuento se ha acabado.

El monstruo bueno y el niño Érase una vez un monstruo bueno que vivía en una granja abandonada. El día de Halloween venía a asustar a los niños pero no podía porque era bueno. Los niños se asustaban de todas formas porque él era un monstruo. El monstruo solo quería jugar con los niños y un día lo consiguió. Se encontró a un niño que no tenía miedo a la noche de Halloween. Cuando el monstruo se encontró al niño, éste pensó que era un niño disfrazado y estuvo toda la noche recogiendo caramelos con él. Cuando el niño se tuvo que ir su amigo le dijo que era un monstruo de verdad. El niño le dijo que se había dado cuenta pero no le daba miedo y que le gustaría pasar los próximos Halloween con él. Y se hicieron amigos. José Antonio


Un cuento de miedo

En una casa de terror vivía una familia. Estaban asustados porque se fue la luz y escuchaban unos ruidos como vampiros y fantasmas. Se asustaron y entonces pegaron a la puerta, la abrieron y venían vampiros y fantasmas. Algunos no se dieron cuenta de que los cuadros se movían, el vampiro les chupaba la sangre y el fantasma era el que movía los cuadros. Luego se oyeron voces en el torreón, como si un niño llorara. Subieron y descubrieron que eran lo murciélagos pero al rato se callaron. Fueron de nuevo hacia abajo un poco más tranquilos aunque los fantasmas seguían moviendo los cuadros y las puertas. Intentaron dormir y descansar un poco pero con el miedo que tenían era imposible quedarse dormido. Escucharon unos pasos que se acercaban hacia la habitación donde estaban. Cuando la puerta se fue a abrir, de repente, desperté del sueño y vi que todo fue una mala pesadilla. Marta


El pueblo maldito

Había una vez un pueblo muy lejano donde siempre llovía, y todo estaba en tinieblas. Por las noches se escuchaban gritos, aullidos de lobos y los murciélagos revoloteaban por las puertas de las casas. Pero sin duda, lo que más miedo daba era la cabaña de la bruja malvada. Para llegar a ella había que cruzar campos de calabazas y era muy peligroso porque las raíces te enredaban y no era fácil escapar. De lejos se escuchaba una risa terrorífica, era la bruja que estaba planeando un malvado plan para destruir a todos los que van a visitar el pueblo. Si alguna vez pasáis cerca del pueblo pasad de largo y no miréis atrás. María Jiménez

Cuentos de Halloween  

Cuentos de miedo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you