Page 1

La Gaceta de Madrid Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Su Católica Majestad Felipe IV es coronado La ceremonia llevada a cabo en el Real Monasterio de San Jerónimo contó con la presencia de todos los Grandes del Reino y con la representación de las principales casas reales europeas La ceremonia de coronación tuvo lugar en el Real Monasterio de los Jerónimos con la presencia de todos los Grandes de España y de todo miembro de la nobleza que en la Corte quisiera ser. Después de la solemne Misa oficiada por el propio Nuncio de Su Santidad el Papa de Roma, Su Católica Majestad se arrodilló ante el dicho Prelado, el cual, en el nombre de Nuestro Señor depositó la Corona Real en la cabeza de D. Felipe. Ofreció el cetro en sus manos proclamándole formalmente como Felipe el cuarto, Rey de Castilla y Aragón, de Portugal, de Nápoles y de Sicilia continuando con una lista de títulos que antojábase no iba a terminar nunca y que recordaba a todos los presentes la grandeza y poder infinitos de la Corona Española.. La Reina, de una espectacular belleza si se nos permite decirlo, asistía en silencio y, de igual manera fue coronada por el Prelado bajo la atenta y reticente mirada de la Corte que no puede olvidar que se trata de la hermana del Rey Luis XIII de Francia. Por su parte, el Conde de Olivares no perdía detalle de la ceremonia y comentan que afirmaba en voz baja orgulloso que despertaban nuevos tiempos para España. Debido a los últimos acontecimientos, cabe destacar la nutrida presencia de los Archeros de Cuchilla en el interior de la Iglesia y de las Guardias Española y Tudesca que velaron en todo momento por la seguridad de los presentes y, con especial cuidado, de los diplomáticos extranjeros asistentes a la ceremonia. Se había dado orden de evitar a toda costa cualquier nuevo incidente que pudiera venir a enturbiar las relaciones internacionales del joven Monarca. Finalizada la ceremonia de coronación, la comitiva al completo atravesó solemnemente la ciudad entre los vítores del pueblo de Madrid hasta los Reales Alcázares donde se celebró una gran fiesta en honor del nuevo Rey de España hasta altas horas de la madrugada.

1


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Novedades del Frente ___________________________________________________________________________________________

Flandes Aprovechando la grave enfermedad del excelentísimo Archiduque Alberto, el Estatúder Mauricio de Nassau se ha retirado definitivamente de las negociaciones. Las tropas holandesas se han movilizado a lo largo de la frontera y es cuestión de tiempo que se produzca el conflicto. La postura de las provincias rebeldes es una auténtica provocación hacia la Corona Española y es ya comienza a ser un sagrado deber hacer que todo vuelva a su cauce natural. Las tropas acantonadas en la zona han recibido órdenes de estar alerta ante la posibilidad de algún ataque sorpresa. No se descarta la posibilidad de la llegada de nuevos refuerzos a Flandes para iniciar una ofensiva que demuestre a los holandeses quién es el dueño y señor de todos los países bajos. Las últimas noticias confirman que el Tercio Viejo de Infantería Napolitana va camino de Flandes.

La plaza de Argel se rinde Con el valor que les caracteriza, nuestra tropas han logrado la victoria absoluta frente al infiel berberisco Las minas se han relevado eficaces en el asedio de la plaza de Argel. Los trabajos bajo el ardiente sol africano finalmente dieron sus frutos y las minas de los Tercios de Benavente y Saavedra lograron abrir brecha en el baluarte exterior de la ciudad. Nuestros valerosos hombres irrumpieron en oleadas en Argel ante los atemorizados infieles que, sin mostrar demasiada resistencia corrieron a refugiarse en el baluarte interior de la ciudad. El Duque de Alba felicitó a sus tropas por el buen trabajo realizado y dio orden de apostar de inmediato la artillería de asedio frente a la fortaleza del Bey. Sin duda alguna el final del asedio estaba cercano. Los habitantes civiles de la ciudad que se rindieron sin ofrecer resistencia han sido respetados por orden directa del Duque bajo pena capital. Se enviaron emisarios para ofrecer la rendición de la fortaleza. El Bey tenía un día de plazo para dar una respuesta antes de que se cursase la orden de abrir fuego y comenzar el asalto final. Antes de que terminase el plazo, sin duda impresionado por el despliegue de nuestros tercios y consciente de la derrota, el Bey de Argel entregó la plaza al Duque de Alba. Más de trescientos prisioneros cristianos han sido liberados de las mazmorras de la fortaleza. Muchos de ellos en lamentable estado fueron asistidos de inmediato y serán devueltos a España. 2


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Novedades del Frente _______________________________________________________________________________

Heroico comportamiento de los Tercios de Benavente y Saavedra encabezando el asalto de la ciudad Las minas más avanzadas y sobre las que se había dado orden directa de centrar las labores de excavación eran las correspondientes a los Tercios de Benavente y Saavedra. Divididos en grupos de trabajo, las tropas de los distintos tercios se turnaban para lograr el objetivo de derribar los muros. Lo que nadie sabía es que en la mina del Tercio de Saavedra los trabajos continuaban durante la noche de manos del Alférez Ramón de García y sus hombres. Inmunes al desaliento y animados por el éxito del mes anterior urdieron un plan para terminar de una vez por todas con el asedio a la ciudad. El Alférez Luarco comentó a su compañero de armas que a eso de la caída del sol, cuando el almuecín llamaba a los infieles a sus oraciones, la guardia del muro exterior se reducía notablemente. Parecía la hora adecuada para coordinar un ataque si lograban terminar la mina y conseguir derribar el ya dañado muro. Ramón de García se mostró del mismo parecer e iniciaron con ahínco el trabajo. En esta secreta operación participaban también el recién ascendido Capitán Cayetano Ordóñez, el Cabo Luis de Rama y Cancela y el soldado de los Morados Filiberto de Castiglione. Por su parte, las obras de la mina del Tercio de Benavente avanzaban a espléndido ritmo y el Duque de Alba decidió que el ataque principal se llevaría a cabo por ese flanco. Alertó al Tercio Viejo de Extremadura y dio orden de que el tercio a su mando, el de los Morados y el Tercio de Dragones de Vitoria guardaran la retaguardia del ataque. Los infieles, percatándose de la agitación, aumentaron el número de efectivos en la zona y hostigaban constantemente a nuestros hombres desde las almenas. La tercera semana de mes la mina del Tercio de Saavedra estaba terminada gracias al esfuerzo de Ramón de García y sus hombres. Esa misma noche se llevaría a cabo el asalto sorpresa. Se corrió la voz y los implicados apostaron a sus respectivos hombres en plena noche y con la mayor discreción posible. El campamento estaba en

3


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Novedades del Frente _______________________________________________________________________________ calma. Ramón de García dio orden de colocar los barriles de pólvora. Aprendido el error de mayo, se dispuso una larga mecha que permitía que todos los hombres abandonaran la mina antes de la explosión. Todo estaba dispuesto. Se encendió la mecha y poco después una tremenda detonación despertó al campamento español. Seguidamente se escuchó el estrépito producido por el derrumbe de una amplia sección del muro exterior. Los gritos de los implicados ordenando el ataque de sus hombres no dejaban dudas de que se estaba produciendo un combate. Los trescientos hombres del Tercio de Saavedra encabezaban el asalto al grito de “El Maestro” seguidos de los ciento cincuenta del Tercio de Madrid. Filiberto de Castiglione se unía a las filas de los de Saavedra mientras Luis de Rama daba órdenes a sus veinticinco jinetes de estar atentos y cubrir cualquier contratiempo. Los escasos berberiscos de guardia no daban crédito a sus ojos. La nube de polvo y el derrumbe de la muralla les había sorprendido y apenas se pudo dar la llamada de alarma. Cuando quisieron percatarse de lo ocurrido las tropas españolas estaban dentro de la ciudad luchando contra los pocos infieles que ofrecían algo de resistencia. Los Alféreces Ramón García y Lorenzo Luarco encabezaban con fiereza el ataque haciendo retroceder al enemigo aunque Luarco tuvo que retirarse al resultar herido en el brazo derecho. Cayetano encabezada a los furiosos infantes de su tercio y logró abrirse camino no sin recibir algún doloroso recuerdo del lance. Filiberto de Castiglione demostró la misma sangre que un español y regó con algo de la suya el terreno conquistado siendo recompensado con el ascenso a Cabo. Al mismo tiempo, Luis de Rama rompía con sus jinetes la escasa resistencia cargando con maestría entre las callejuelas. Al poco tiempo, restablecidos de la sorpresa y sin apenas tiempo de saber realmente qué estaba pasando, el resto del Tercio de Saavedra recibió orden de penetrar en la ciudad. Su Maestro de Campo gritaba maldiciendo y preguntando por el Alférez Gramprís. El Duque de Alba, casi sin vestir, en cuanto tuvo noticias de lo que estaba pasando, dio orden de detonar las cargas que se habían dispuesto en la mina del Tercio de Benavente. Tremendamente enfadado exigió conocer al responsable de lo sucedido y mandó llamar al Maestre de Campo de Benavente, debía preparar a sus hombres y entrar en la plaza en cuanto cayese el muro de su flanco. Los gritos y carreras se sucedían en el campamento español pero con una disciplina encomiable los tercios iban formando escrupulosamente. Una nueva explosión hizo temblar la tierra. El muro del flaco izquierdo había caído. Los tambores del Tercio de Benavente dieron orden de ataque y los gritos de los infantes rompían la noche mientras entraban en la ciudad. La suerte de Argel estaba echada. El Sargento Diego de Oñate luchó con una bravura digna de elogio recibiendo como recompensa un ascenso al rango de Alférez. Las tropas berberiscas no podían más que retroceder en desorden. La confusión era completa y el fuego constante de los arcabuces hacía que cayeran sin saber apenas de dónde procedía el fuego. Presas del pánico huían hacia la fortaleza de la ciudad. Los autores del plan secreto estaban ya dentro y hostigaban a los infieles en su retirada causando un daño espantoso entre las filas de los incrédulos argelinos. Los habitantes de la ciudad se refugiaban en sus casas y aquellos que intentaban ofrecer resistencia eran abatidos fulminantemente. Una verdadera carnicería que dejaba las calles llenas de sangre y cadáveres. Los Tercios de Extremadura y de Los Morados guardaban la retaguardia del ataque observando con cierta rabia el éxito que se obtenía y del que no podían participar de forma directa. Sin embargo su labor fue escrupulosa 4


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Novedades del Frente _______________________________________________________________________________ evitando algún intento de salida desesperada de los berberiscos y logrando mantener al enemigo dentro del recinto amurallado. El Capitán Diego Pérez lideró a sus hombres con eficacia mientras el Cabo Diego Castañíz, con atrevimiento, se comportó de tal manera frente al infiel que recibió un ascenso al rango de Sargento aunque también obtuvo algún que otro rasguño en la escaramuza. Los Morados, siempre cerca del Duque de Alba mantuvieron sus posiciones con dignidad. El temerario Cabo Alonso Mendoza consiguió ser ascendido al rango de Sargento. Las tropas de caballería, temiendo un ataque procedente del interior, patrullaron la retaguardia escrupulosamente. En el Tercio de Vitoria se echaba de menos a algunos hombres de una compañía pero aún así cumplieron su labor interceptando algunos grupos sospechosos que parecían acercarse a la ciudad. El Cabo Gonzalo de Tordotieso logró un nuevo infructuoso ascenso y el Sargento Blasco Núñez terminó la noche con un ascenso al rango de Alférez. Un par de horas después de comenzado el ataque sorpresa la ciudad estaba en manos de las tropas españolas y la situación estaba controlada. Los escasos supervivientes se habían refugiado tras los altos muros de la vieja fortaleza de la ciudad. El Duque de Alba ordenó trasladan sin demora la artillería de asedio al interior de la ciudad y apostarla frente a los muros de la fortaleza. La orden fue cumplida sin dilación y los carros comenzaron a arrastran las piezas al interior de la plaza. Los Tercios Viejo de Extremadura, Nuevo de Nápoles y Los Morados quedaban nuevamente encargados de velar la retaguardia con el apoyo de la caballería. El Duque de Alba dio orden terminante de prohibir el saqueo hasta que se supiese si el Bey de Argel decidía rendir la plaza o tomaba la decisión de seguir ofreciendo resistencia. No obstante dicha orden llegaba tarde en muchos casos ya que las tropas ya se habían apropiado de algún botín con mayor o menor suerte.

El Bey de Argel rinde la plaza Una vez controlada la situación, El Duque de Alba envió emisarios a las puertas de la fortaleza del Bey. Portaban un ultimátum en el que se instaba a rendir la plaza y evitar males mayores a la población. El plazo para tomar una decisión. Si en un día no se entregaba la ciudad, la artillería abriría fuego contra la fortaleza hasta no dejar piedra sobre piedra. En la misma carta se exigía la liberación de todo prisionero cristiano preso en las mazmorras. Si alguno de ellos sufrían daño la ciudad sería arrasada hasta sus cimientos y las tierras serían posteriormente sembradas de sal para que nada ni nadie pusiese volver a vivir en ellas. Según contaron los emisarios a su regreso el Bey se mostraba pesaroso y no dejaba de mirar por la ventana el despliegue de las tropas cristianas en su ciudad. Pocas horas más tarde llegaron representantes del Bey al campamento. El infiel accedía a la rendición de la plaza pero pedía que su familia y él pudieran embarcar rumbo a la Corte de la Sublime Puerta. El Duque de Alba sonrió con satisfacción al escuchar la petición y despidió al mensajero. “Perfecto”, exclamó, “Dudo que el Sultán Turco le dé un buen trato cuando le informen de lo aquí sucedido”. Se cursaron las órdenes pertinentes y un día más tarde el 5


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Novedades del Frente _______________________________________________________________________________ Bey y su familia abandonaba Argel en una Galera rumbo a Constantinopla sin ser molestado por la Armada del Mediterráneo.

En la khasba de Al Hibutyer Las excavaciones de las minas más adelantadas proseguían su curso y la primera semana de mes los tercios de caballería patrullaban las cercanías del campamento por compañías. Eso hacía que hubiese grandes tiempos de ocio que resultaban insoportables en el campamento. Algunos compañeros comentaban que, como entretenimiento, podrían dar una vuelta por el cercano pueblo de Al Hibutyer. Aunque alejarse del campamento en tierra extraña no es nada recomendable, el tedio y el calor sofocante no son los mejores consejeros para cumplir las normas. Algunos miembros del Tercio de Vitoria decidieron aceptar la propuesta. Según relataron a su regreso el Sargento Blasco Núñez y el Cabo Gonzalo de Tordotieso, montaron y cabalgaron hasta la población. El pueblo no era demasiado grande aunque se observaba bastante movimiento en las calles. Dejaron los caballos al cuidado de uno de los criados del tercio y se adentraron en la khasba. La gente iba de un lado para otro. Los puestos estaban llenos de todo tipo de objetos y alimentos exóticos que indicaban la riqueza de esta zona costera. Los habitantes los miraban con curiosidad pero no parecían guardar ningún tipo de hostilidad. Todo estaba tranquilo. Se acercaron a uno de los puestos que ofrecía multitud infinita de objetos de metal ricamente trabajados. El propietario, un viejo árabe se acercó y comenzó a hablarles y ofrecerles distintas piezas. Obviamente no entendían una sola palabra aunque suponían cuáles eran sus intenciones. Algunos objetos eran sumamente bellos y no pudieron por menos que detenerse y fijarse en alguno de ellos. El viejo se percató de su interés e insistió en su firme intención de que compraran alguno de sus productos. Mientras intentaban hacerle comprender que no hablaban árabe, se dieron cuenta que una mujer con velo les miraba fijamente desde la entrada de la tienda. Se encontraba medio oculta por una cortina pero estaba claro que les miraba fijamente. Parecía que quería decir algo con los ojos que mostraban una intensa agitación, incluso se diría que parecía desesperada. Blasco Núñez y Gonzalo de Tordotieso, intrigados por lo sucedido, confesaron que decidieron tomar cartas en el asunto. El Sargento Núñez se acercó al tendero y mostró un alto 6


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Novedades del Frente _______________________________________________________________________________ interés por una pieza concreta. Aprovechando el momento de distracción, el Cabo Tordotieso se acercó a la puerta del inmueble y para su sorpresa escuchó decir en un perfecto castellano: “Por lo que más queráis caballero, sacadme de aquí, soy esclava de este hombre pero soy española”. Gonzalo de Tordotieso sintió como la sangre le hervía y no pudo resistirse: “No temáis señora que por mi vida hoy mismo volvéis a la patria”. Desenvainó la espada y propinando una tremenda patada al tenderete que dio por tierra con el tendero gritó: “Blasco, vámonos de aquí como alma que lleva el diablo”, agarró de la mano a la mujer y partieron a la carrera hacia los caballos. El tendero, recuperándose de la sorpresa comenzó a gritar desesperadamente y una creciente multitud inició la persecución de nuestros suscriptores lanzando verdaderos aullidos de rabia. Felizmente contaron que lograron alcanzar sus monturas no sin hundir el acero en algún que otro perseguidor más atrevido y salir del pueblo portando a la cautiva a la grupa. A su llegada al campamento, la agradecida mujer les besó las manos y les confesó que su nombre era Cristina de la Huerta Carcasona. Hija de un comerciante de Cartagena y que fue hecha prisionera en un abordaje donde el resto de su familia no tuvo tanta suerte como ella. De forma inmediata los oficiales superiores se hicieron cargo de la dama y fue atendida como un cristiano merece. Blasco Núñez y Gonzalo de Tordotieso fueron felicitados por el rescate aunque también reprendidos por haber infringido las normas. Luis de Rama esperaba a sus compañeros preocupados y les confesó que vigilaba su regreso para, en el caso de ser necesario, dar parte y organizar una partida de rescate. El Duque de Alba, enterado de la noticia dio orden al Tercio Nuevo de Nápoles de marchar sobre Al Hibutyer y otras poblaciones cercanas para cerciorarse de que no hubiese ningún otro cristiano en las mismas condiciones.

Nuestras tropas embarcan rumbo a España Los navíos de la Armada entraron en el puerto de Argel de forma escalonada durante la cuarta semana del mes permitiendo el embarque de los distintos tercios de forma ordenada. El rostro de nuestros hombres era el de la satisfacción del deber cumplido aunque muchos no olvidarían las heridas recibidas o los amigos y compañeros perdidos en batalla. Se espera que las tropas acuarteladas en la capital lleguen a la Corte durante la primera semana del mes de julio. Todas las tropas embarcaron rumbo a la península sin el menor contratiempo menos el Tercio Nuevo de Nápoles. Su labor en los próximos meses será supervisar y colaborar en la reconstrucción de las murallas de la ciudad así como terminar con cualquier foco de resistencia que pueda quedar entre los nómadas del interior. Los restos de la flota pirata berberisca serán desmantelados asegurando completamente el cese de las incursiones contra las costas españolas. 7


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Novedades del Frente _______________________________________________________________________________

Se recupera la actividad en los cuarteles de la capital Aunque no podemos afirmar rotundamente los motivos, la verdad es que se nota cierta revitalizada agitación en los acuartelamientos de la ciudad. El inminente regreso de las tropas y la tensa situación en Flandes se nos antojan motivos más que sobrados pero no estamos en condiciones de confirmar ningún rumor de los que corren por los mentideros de la Corte. Este mes, lleno de celebraciones ha sido un hervidero de actividad en todos los sentidos. El único dato contrastado es la llegada de numerosos carros de suministros que los soldados se dedican a descargar disciplinadamente. Inmerso en esta vorágine estaba nuestro suscriptor Hipólito de Voltregá. Una luminosa mañana de primeros de mes encaminó decidido sus pasos hacia el cuartel del Tercio de Saavedra. Al llegar se percató del ajetreo reinante. Le costó esfuerzo que le indicasen las dependencias del interino del Sargento Mayor que finalmente pudo encontrar. Aquel hombre le miró brevemente sin hacerle demasiado caso. Cuando le insistió en su intención de acceder al rango de alférez del tercio, le despachó sin demasiadas explicaciones negándole el cargo. Ciertamente molestó Hipólito abandonó el cuartel y atravesando completamente la ciudad hacia el norte llegó al cuartel que acoge a los infantes del Tercio de Madrid. En este acuartelamiento se reproducía la misma situación. La gente iba de un lado para otro casi sin percatarse de la presencia del caballero que preguntaba dónde debía dirigirse para alistarse en la unidad. Después de sortear milagrosamente algún que otro golpe de los soldados cargados de sacos de grano, por fin logró presentar su candidatura al oficial en suplencia aunque como respuesta a su esfuerzo tan sólo obtuvo una nueva decepción. Parecía que no tenía los Santos de cara. Dando un golpe encima de la mesa del estupefacto responsable, dio media vuelta y salió de la habitación dando un portazo. Cabizbajo se preguntaba qué habría hecho él para merecer esa suerte. Afortunadamente, no tuvo tiempo de maldecir en demasía su suerte, porque a lo largo del mes tuvo que ejercer su recién estrenado cargo de Teniente Barrichel del Tercio de Toledo. Su obligación es velar por el cumplimiento de las normas de la unidad y debía dirimir varios casos de indisciplina que solucionó aplicando públicamente en el cuartel fuertes sesiones de latigazos a los infractores que no habían sabido respetar el uniforme que lucían fruto de los excesos en el consumo de vino. 8


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Novedades del Frente _______________________________________________________________________________

Los Ejércitos de Su Católica Majestad Rango/Tercio GAC* GES* GTU* GCA* TMO TVI TDA TDL TEX TVS TAS TSA TBE TMA TTO M.de Campo X X X X X X X X X X X Coronel X X X X Sargento X X X X X X X X X X X X X X X Mayor Capitán X X X X X X X X X X X X X X X Capitán X X X X X X X X X X X X X X X Capitán X X X X X X X X X X X X Capitán X X X X X X X X X Capitán X X DPR X X X X Capitán X PIZ X X COZ X Capitán Capitán Alférez X X X X X X X X X X X X X X X Alférez X X X X X X X X X X X X X X X Alférez X X X X X X X X X X X X X X Alférez X X X X X X X X X X X X Alférez X X X X X X X X X X Alférez X BNV X X X X FMC X Alférez - LOL DDO - HVS Alférez - RGG Sargento X X X X X X X X X X X X X X X Sargento X X X X X X X X X X X X X X X Sargento X X X X X X X X X X X X X X Sargento X X X X X X X X X X X Sargento X X X X X X X X X X Sargento X X X X X X X X X Sargento X - DCP Sargento AMM Capellán X X X X X X X X X Cabo FDC - GDT - TAN Cabo - LRC - SUL Soldado -

9


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Asuntos de Estado _______________________________________________________________________________

Da comienzo el juicio al infame Rodrigo Calderón Rodrigo Calderón, Conde de Oliva y Marqués de Siete Iglesias, preso desde el 19 febrero 1619, fue llevado al Castillo de Montánchez, luego al de Santorcaz y finalmente en el Castillo de la Mota. Su enjuiciamiento comienza con la caída en desgracia del antiguo valido del fallecido Rey Felipe III, el Duque de Lerma y parece llegar a su fin con el traslado a la Corte con intención de ser finalmente juzgado de los numerosos crímenes de los que se acusa. El antiguo Secretario de Estado del Duque de Lerma gozó de la amistad personal del valido lo que le permitió ennoblecerse y ejercer diversos altos cargos, que, en poco tiempo y mediante dudosos procedimientos, le proporcionaron una importante fortuna. El traslado se ha hecho en el más absoluto secreto y no se ha hecho público hasta que el reo se encontraba recluido en la Prisión de la Corte. Todavía persiste una fuerte corriente política que apoya a las otrora poderosas emparentadas familias del Duque de Lerma y de Uceda a pesar de la retirada del poder de ambas con el advenimiento de nuestro nuevo Monarca. D. Rodrigo Calderón ha venido ocupando cargos de alta responsabilidad desde el inicio del presente siglo habiendo sido desde embajador extraordinario de la Corona en Amberes durante la firma de la Tregua de los Doce Años hasta Secretario de Estado y Ministro Real. La ostentación de dichos cargos le supuso la acumulación de tales riquezas que llegó a ser una de las principales comidillas de la Corte; sobre todo sabiéndose que no es hombre de noble cuna y que inició su carrera como simple paje del Duque de Lerma. La mayor parte de sus bienes D. Rodrigo Calderón, Conde de Oliva se encuentran en la actualidad confiscados mientras se aclare el incierto destino que le espera En estos momentos pesan sobre él doscientas cuarenta y cuatro acusaciones diversas entre las que cabe destacar la prevaricación, el cohecho, el fraude, la hechicería y los asesinatos de Francisco Juara y de la misma antigua Reina por oscuros motivos. De forma inmediata comenzarán los interrogatorios y la toma de declaración de numerosos testigos que aportaran sus versiones sobre los hechos acontecidos en la Corte alrededor de la figura del reo en los últimos veinte años. Se cometa que el Conde de Olivares tiene un especial interés en este caso ya que de todos es conocida su animadversión por la pasada fase de gobierno y sus principales protagonistas. Se comenta que las largas sesiones que se avecinan en los próximos meses se celebrarán a puerta abierta para que el pueblo pueda presenciar el proceso y cómo se hace justicia en estos nuevos tiempos que comienzan.

10


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

La Villa y Corte _______________________________________________________________________________

El Corregidor de Madrid solicita a la Corona la edificación de un nuevo ayuntamiento para la Villa y Corte D. Ernesto Dávila y Rocaflor, Corregidor de la Villa de Madrid ha solicitado formalmente a la Corona su directa aprobación y ayuda económica para la edificación de un nuevo edificio que sirva de emplazamiento para el ayuntamiento de la Villa. Un edificio ubicado cerca de los Reales Alcázares y que sea representativo de la ciudad que puede y debe considerarse la capital del mundo conocido. El lugar elegido para este nuevo emplazamiento es la Plaza de San Salvador, conocida en la villa por ser donde se levanta la famosa Torre de los Lujanes. Su proximidad con el Alcázar y los distintos edificios de los Consejos hará que la relación entre los diversos estamentos de gobierno nacional y local se hagan más estrechos. El principal problema de este proyecto es la financiación. Las arcas de la Villa no pueden soportar este estipendio extraordinario y se hace necesaria la colaboración de la Casa D. Ernesto Dávila y Rocaflor Real y el Consejo de Hacienda, así como de todos aquellos que tengan a bien apoyar el crecimiento de la ciudad. Para adelantar el asunto, el Concejo de la Villa ha convocado un concurso entre los más prestigiosos arquitectos españoles y extranjeros para hacer que este nuevo edificio pueda, además de ser útil para la villa, ser un ejemplo más de la belleza arquitectónica de la ciudad. Todos aquellos interesados pueden presentar sus bocetos a los responsables del Concejo. El Presidente del Consejero de Hacienda, D. Vicente Blasco, Duque de Denia, ha recibido la pertinente solicitud y se ha comprometido a presentarla ante Su Majestad en fechas próximas, por lo que esperamos que a no mucho tardar se reciban los pertinentes permisos y se comiencen las obras necesarias. Estando pensado el nuevo emplazamiento en la misma Calle Mayor, el Concejo solicita paciencia a los ciudadanos por las molestias que los trabajos puedan ocasionar en el tráfico de la vía pública.

11


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

La Villa y Corte _______________________________________________________________________________

El distrito de Lavapiés se tiñe de sangre de nuevo A pesar de los esfuerzos de la Ronda por detener al conocido como “Carnicero de Lavapiés” los resultados son todavía desalentadores. Un nuevo cadáver con las manos mutiladas fue encontrado en las cercanías de la plaza de Lavapiés, más concretamente próximo a un establecimiento de mala fama llamada “La Taberna del Lobo” sito en el callejón del Zarcillo. El difunto, en esta ocasión, pudo ser reconocido. Según han informado fuentes de la Ronda se trata de Anselmo Arriate, un conocido y peligroso maleante buscado desde hace tiempo acusado de numerosos delitos. En este caso afortunadamente no podemos afirmar que se trate de una gran pérdida para la sociedad. El matasiete se enfrentó indudablemente a su agresor ya que el cuerpo presenta numerosas heridas y fue atravesado de parte a parte con una espada ropera. La lucha debió ser bastante igualada puesto que el Anselmo Arriate callejón presenta numerosas marcas de sangre y señales de lucha. Después de las consabidas preguntas a los vecinos del callejón, la respuesta vuelve a ser la misma: nadie vio ni escuchó nada fuera de lo normal. Tan sólo una mujer confiesa que entreabrió una ventana y pudo ver como una sombra enfundada en capa y sombrero de ala ancha abandonaba el callejón a la carrera. A pesar de la poca luz afirma que pudo apreciar como la figura cojeaba. Se trata de una pista aunque no sea de mucha utilidad. Simplemente el asesino pudo resultar herido en el lance tal y como apuntan las pruebas encontradas en el lugar del crimen.

El Ayudante del Alguacil Mayor toma posesión del cargo Pedro Irache de Zaldivia, Capitán del Tercio Viejo de Extremadura, llegó a mediados de mes a la capital, procedente del asedio de Argel, para hacerse cargo de sus nuevas responsabilidades. Fue recibido por su superior, D. Juan Pedro Horta, que le presentó al Corregidor, D. Ernesto Dávila y Rocaflor. Los tres estuvieron departiendo durante más de una hora en lo que sin duda debió ser una seria conversación. La situación de inseguridad que vive la ciudad exige que se tomen medidas firmes y urgentes que acaben con esta oleada de crímenes que estamos viviendo los ciudadanos honestos y temerosos de Dios.

12


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

La Villa y Corte _______________________________________________________________________________

La Corte celebra con esplendor el Corpus Christi Este año la celebración del Corpus ha tomado un cariz especial entre los ciudadanos al coincidir con la coronación del nuevo Monarca. De esta forma se ha convertido en el primer acto público en el que Su Católica Majestad se deja ver. La procesión del Corpus aparece consignada en las etiquetas reales y se incluye en los croquis protocolarios dibujados por grefieres y maestros de obras. Edmundo Bichanegra presenció el acto con incredulidad. La procesión marchó con lentitud recorriendo Madrid en una ruta que abarcaba las plazas de Palacio, San Salvador, las Descalzas, Puerta de Guadalajara, Plaza Mayor, como viene siendo habitual desde 1618, la de Santiago y la de Santa María, hasta retornar de nuevo a la Capilla Real. La procesión discurrió por calles bellamente engalanadas con pendones, reposteros, tapices, lienzos, guirnaldas. Se cubrieron con anjeos para guardarlas del sol creando una atmósfera de luz especial, y se vistieron con alfombras y pétalos de flores multicolores. La Ronda, presente en la totalidad del recorrido, se mezclaba con la muchedumbre, el cortejo iba protegido directamente por los miembros de la Guardia Española y Tudesca que marchaban en largas filas a los lados de la procesión. El Conde de Olivares había dado estrictas órdenes para velar por la seguridad del Rey. La procesión venía precedida por la imagen del pecado que encarnaba la tarasca, un gran bicho en forma de dragón o serpiente montado sobre un carro y confeccionado con madera, pasta de papel y tela, sobre el que había músicos, gigantonas, enanos, monos y otras variadas figuras. Le seguían grupos de gigantes y una serie de danzas representadas con escenas bíblicas, mitológicas e históricas, danzas tradicionales de espadas, moros y cristianos, de lazos y enramadas, folías portuguesas, de zapateados, cascabeles, escarnio, paloteado, danzas de música interpretando breves conciertos, y danzas más exóticas de negros, de indios y de turcos. Esta parte se cerraba con los carros en los que marchaban diversos grupos de comediantes representando piezas de autos sacramentales. Después unos trompetas y atabaleros daban paso al componente religioso del cortejo que seguía este orden: un grupo de niños huérfanos, los pendones y cruces de las cofradías y parroquias, con una representación de las órdenes religiosas y los hospitales: trinitarios descalzos, capuchinos, mínimos, mercedarios, trinitarios calzados, carmelitas, agustinos, franciscanos y dominicos hasta llegar a cruz de la capilla real, que venía acompañada por sus cantores, ministriles y curas beneficiados. La parte principal de la procesión la ocupaba la custodia del Santísimo Sacramento que iba precedida por doce pajes y en hombros de distintos prelados junto con los capellanes del rey. A ambos lados, iban los miembros de los consejos. Inmediatamente detrás marchaban los mayordomos y Grandes, el Conde de Olivares y el de Villamediana y el Monarca en persona acompañado de su Majestad la Reina y los miembros de su familia por delante de los embajadores residentes en la corte escoltados en semicírculo por la Guardia de los Archeros de Cuchilla.

13


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Crónicas de Sociedad _______________________________________________________________________________

Idas y Venidas en los Torreznos Como ya decía Epícteto de Frigia, “La prudencia es el más excelso de todos los bienes”. Y bien aplicado el proverbio ha sido este mes por nuestros suscriptores. Edmundo Bichanegra y sus inseparables Sancho de Liébana y Lope de Aguirre han dedicado su tiempo libre a compartir buenos ratos en la casa de Los Torreznos; aunque eso sí, conociendo el mal efecto que en el buen Sancho suele producir el vino, tomaron la sabia medida de dejar sus armas a buen recaudo en poder del dueño del establecimiento. En la casa, invitados por Edmundo, pasaron la segunda semana del mes donde Sancho tuvo suerte en el juego y se embolsó una hermosa cifra para regocijo de los presentes. Edmundo pagó una ronda que, afortunadamente, no tuvo más consecuencias que algunos chascarrillos en buena compañía recordando los incidentes de pasadas ocasiones. La tercera semana del mes, los mismos protagonistas repitieron velada de nuevo gracias a la generosa invitación de Edmundo y de la misma forma entregaron sus armas en la entrada. Llegaron algo decepcionados en la casa ya que tenían intención de acudir al teatro sin recordar que la temporada había terminado. Mientras Edmundo comentaba el error ciertamente enfadado, Lope le miraba de soslayo y sonreía. Nuestros amigos esa noche fueron absolutamente abstemios, sin duda no queriendo tentar en demasía la suerte. En otra mesa del establecimiento, sentado solo, se encontraba otro de nuestros suscriptores, Hipólito de Voltregá, sin duda aún sin tiempo de entablar amistades se ensimismaba en sus pensamientos. Y la cuarta semana, esta vez con Sancho como anfitrión, el susodicho y Edmundo compartieron mesa en ausencia de Lope al que ocupaban su tiempo quehaceres sentimentales. El de Liébana, volvió a jugar sin que la suerte le fuera propicia perdiendo lo apostado. Quizá contrariado por su mala fortuna permitió que su compañero bebiese solo.

La soledad de la Corte Nuestros recién llegados a la Villa, Francisco Montescañadas e Hipólito de Voltegrá no parecen todavía completamente adaptados a su nueva vida. A pesar de haber vivido juntos el asalto del embajador de la Moscovia no disfrutan de amistades con las que compartir sus actividades en la ciudad. Quizá en inminente regreso de las victoriosas tropas de Argel sirva para dinamizar sus relaciones. Durante la segunda semana, aprovechando el espléndido clima primaveral, Francisco Montescañadas se dio un largo paseo por la Huerta de Juan Fernández y se dedicó a observar con detalle a los viandantes que alegremente pasaban el día. La llegada del buen tiempo hace que las más bellas mujeres de la Corte luzcan sus mejores galas en los diversos paseos de la ciudad. Se trata, sin duda, de una buena ocasión para ponerse al día del quién es quién en la capital del universo.

14


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Crónicas de Sociedad _______________________________________________________________________________ Más extraño es el caso de Teócrato de Asil, que llevando más tiempo en la Villa, sigue mostrándose algo inquieto y que se limitó a gozar del buen vino y las mejores compañías en las tabernas de la ciudad si siquiera intentando asistir a ninguno de los numerosos acontecimientos que durante el mes se sucedieron

La primavera altera los corazones Al inicio de la segunda quincena de mes y con buen color en la piel después de su paseo vespertino por la Huerta de Juan Fernández, sorprendimos a Francisco Montescañadas, ramo de flores en mano en las puertas mismas del embajador Príncipe de Vuorikosli. Un criado que lucía un aparatoso vendaje en un brazo le recibió con expresión de haberle reconocido. Le hizo pasar diciendo algo que nuestro suscriptor no fue capaz de entender. Le siguió hasta un salón donde le entregó el ramo y una tarjeta intentando hacerle entender que eran para la hija del embajador. Asistiendo con la cabeza, el criado le hizo pasar a una salita donde tras poco tiempo hizo acto de presencia la bella Tatiana Vuorikoskaya acompañada de un pequeño y pintoresco séquito de damas. Sus vestimentas eran verdaderamente curiosas y Francisco no pudo contener cierta expresión de asombro que hizo sonrojar a más de una. La joven embajadora portaba el ramo de flores que entregó a una de sus doncellas y señaló a nuestro suscriptor un sillón. Francisco tomó asiento hablando nerviosamente algo aturdido por el lujo que le rodeaba. Tatiana Vuorikoskaya parecía escuchar mientras le observaba atentamente sin entender una sola palabra. Su profunda miraba estaba comenzando a provocar sudores al caballero Montescañadas que a duras penas podía apartar su mirada del rostro de aquella exótica mujer. Se escuchó una voz masculina que hizo que Tatiana se levantará, hiciera una corta salutación y se retirara de la habitación casi dejando a su invitado con la palabra en la boca. El criado de la venda reapareció indicando al sorprendido Francisco que debía abandonar el palacete. La cuarta semana, mientras sus amigos esperaban disfrutar de su compañía, Lope de Aguirre, prefería intentar disfrutar de la de la de una conocida cortesana. Nuestro suscriptor se encamino a la coqueta residencia de Julia Rainheart en el distrito de Maravillas. Colocándose los ropajes llamó a la puerta y esperó a ser atendido. Lope pudo observar como los cortinajes de una ventana se descorrían y un bello rostro pelirrojo le observaba atentamente. Lope de Aguirre realizó una elegante reverencia fieltro en mano y esperó pacientemente. El tiempo pasó y volvió a llamar con insistencia. Finalmente la puerta se abrió descubriendo a la que sin duda era una criada que, con malos modales. le reprendió diciéndole que su señora no recibía dependiendo a qué caballeros y le dio, como suele decirse, con la puerta en las narices. Lope de Aguirre se caló el sombrero y con digno porte y orgullo herido se marchó calle abajo. 15


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Nuestros Suscriptores _______________________________________________________________________________ Sección de la Gaceta de Madrid reservada a nuestros ilustres suscriptores. A continuación puede observarse el listado de los mismos en orden decreciente estimando su nivel social. Especificamos su cargo actual, sus títulos, su estado (si se encuentra o no en campaña), la dama que le otorga sus favores, la casa de conversación de la que es miembro y el distrito donde reside y sus iniciales. Si el suscriptor se encuentra herido aparecerá el símbolo # en la columna “estado”.

Suscriptores Nombre y Apellidos . Alonso Mendoza de Mequinenza

Casa de Conversación

Cargos

Estado

Distrito

Dama

Sargento TMO

Camp.

Barquillo

-

Corte

Barquillo

-

Del Sotillo

PIZ

Camp.# Barquillo

-

-

DPR

Camp. Barquillo Camp.# Barquillo Camp. Lavapiés Corte# Lavapiés Camp. Lavapiés Camp. Lavapiés

-

Del Sotillo Del Sotillo Los Torreznos Del Sotillo -

FDC BNV LOL FMC LRC COZ

Capitán TEX Ayudante A. Mayor Capitán TEX . Diego Pérez de Ribera Ayudante del Tercio . Filiberto de Castiglione Cabo TMO . Blasco Núñez de Vela Alférez TDA . Lorenzo Luarco Alférez TSA . Francisco Montescañadas Alférez TMA . Luis de Rama y Cancela Cabo TDA . Cayetano Ordóñez Capitán TMA Alférez TBE . Diego de Oñate Ayudante del Tercio . Diego Castañiz del Puertobuey Sargento TEX Alférez TTO . Hipólito de Voltregá Santo Teniente Barrichel . Sancho Uhagón de Liébana y Cabo TEX Santolaya Alférez TSA . Ramón de García y Gramprís Tambor Gral Tercio . Gonzalo de Tordotieso Cabo TDA . Teócrato de Asil y Navapuente Cabo TVS . Edmundo Bichanegra . Lope de Aguirre . Pedro Irache de Zaldivia

16

Iniciales AMM

Camp.

Lavapiés

DDO

Camp.#

Lavapiés

-

-

DCP

Corte

Lavapiés

-

Los Torreznos

HVS

Corte#

Lavapiés

-

Los Torreznos

SUL

Camp.#

Lavapiés

-

Los Torreznos

RGG

Camp. Corte# Corte# Corte

Afligidos Afligidos Afligidos Afligidos

-

-

GDT TAN EDB LDA


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Bellezas de la Corte _______________________________________________________________________________ En la presente sección de la Gaceta de Madrid repasamos las más destacas bellezas de la corte. Aparecen listadas en estricto orden de relevancia social. Lamentablemente, el editor de ésta publicación no dispone de más datos de los que aquí figuran. Cabe destacar la diferencia entre cortesanas y damas; es aconsejable que los lectores de la Gaceta sepan distinguir entre una cosa y la otra.

Damas Nº 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

Nombre y Apellidos Ana Carmela de Villamediana Sebastiana de Latres y Fonsanta Eulalia López de Alcides Amelia María de Olmedo Fidela de Campina y Candel Fernanda da Silva e Sousa Luciana López y Arnaiz Khatarina Fleischer-Edel Ana León Quiroga Basilia Alba Contreras Francesca Rívoli Gertrud de Bindernagel Matilde Riesgo Jean Marie Troisant Isabel de Orenzana y Campolungo Marcela Francisca de Iniesta Inés Ferradis y Ferrer Leonora Iriarte Mencía Uceda de Uriarte Filiberta Casares de la Oliva Calixta Horta y Abellán Marina de Linares

Belleza

Rica

Estado

Pareja

Bella Normal Normal Fea Fea Bella Fea Bella Normal Normal Fea Bella Normal Bella Normal Normal Normal Normal Bella Fea Bella Bella

Sí Sí Sí Sí Sí Sí Sí Sí No No Sí Sí No Sí No Sí No No No Sí No No

Viuda Soltera Soltera Viuda Viuda Viuda Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Viuda Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera

-

¿Dónde viven? ¿Cuáles son sus costumbres? Nos disgusta, pero esos datos deberán averiguarlos los caballeros interesados en conocer a éstas encantadoras bellezas, pero cuidado, algunas de ellas son auténticas ladronas de corazones.

17


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Bellezas de la Corte _______________________________________________________________________________ En la columna “Pareja” se listarán las iniciales de los afortunados caballeros que disfruten de las gracias y mercedes de estas bellezas. El * junto a dichas iniciales indicará que se encuentran formalmente comprometidos y la # que se han unido en sagrado matrimonio. Si en algún momento se observa el símbolo de la cruz junto al nombre de alguna de ellas, eso significará que dicha mujer ha vestido los hábitos e ingresado en un convento alejándose de la vida social de la Corte.

Cortesanas Nº 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

Nombre y Apellidos Elvira de los Ángeles Hidalgo Antonia de Andrada María Consuelo de Távora Andrea Danco de Cavalieri Emilia Cerquetti Orosia Martínez de Castro Julia Rainheart María Utrera y Campillo Josephine de Reszke Amparo Otaloa y Ubieta Lucrecia Costa Carosio Carmen García de Pedro Manuela Fernández de Torres Ofelia María de Castañedo Macarena Fernández de Andújar Hermine Bettendorf Mariana Guttenberg Rocío Hijares y Santo Espíritu Susana Pastrana Isabel Pérez de Galindo Alexandra Ferlazzo Luisa Guzmán de Alfarache

Belleza

Rica

Estado

Pareja

Normal Normal Bella Bella Bella Normal Normal Normal Normal Bella Bella Bella Bella Bella Normal Bella Bella Bella Normal Normal Normal Normal

No No No No No No No No No No No No No No No No No No No No No No

Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera Soltera

-

Cada mes, fruto de una exhaustiva investigación, ofreceremos a nuestros lectores datos sobre una de estas bellas mujeres.

18


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Bellezas de la Corte _______________________________________________________________________________

Ana Carmela de Villamediana Noble viuda de muy alta posición. A pesar de la muerte en Flandes de su esposo el Duque de Trujillo ha mantenido su condición y contactos en la Corte. Frecuenta la vida social en sus más altas esferas. Sin embargo, aún siendo una mujer en edad de volver a contraer matrimonio siempre rechaza a los numerosos pretendientes que la cortejan.

Avisos Mes de julio Solicitud de permisos para la lidia en el Concejo de la Villa la primera semana de mes Celebración de la verbena del Carmen (tercera semana del mes) Aquellos militares que regresaren del frente deberán pagar sus impuestos

19


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Espectáculos _______________________________________________________________________________

Gran tarde de toros en la Plaza Mayor Un entusiasmado Monarca, conocido aficionado, presidió el festejo que daba inició a la temporada taurina en la capital en una tarde soleada y calurosa. La Plaza Mayor estaba abarrotada de público de todas las clases sociales respondiendo a la tradicional afición de la Villa y Corte por los juegos de Cañas y Toros. Comenzó la faena el famoso lidiador a pie andaluz Francisco Jiménez. Con su famosa maestría hizo las delicias de los presentes, entre los que se encontraban nuestros suscriptores Edmundo Bichanegra, Lope de Aguirre , Sancho de Liébana y Francisco Montescañadas, que terminaron coreando su nombre. Las más bellas damas arrojaron flores a la plaza haciendo cierta la fama de conquistador y rompe corazones de la que también hace gala el lidiador de Sevilla. El silencio se hizo en la plaza cuando hizo su aparición el Conde de Villamediana a lomos de un perfecto corcel árabe de color negro azabache. Vestido a la turca de llamativo color bermellón, su apostura a lomos de la noble vestía era verdaderamente impresionante. El Conde de Torreblanca, conocido enemigo del de Villamediana, no podía ocultar la envidia que le corroía las entrañas mientras Francisco Jiménez presenciaba la faena de su rival. D. Juan de Tassis no ha perdido facultades y su reencuentro con el morlaco fue memorable. Arriesgando al límite y arrancando suspiros de las mujeres presentes lanceó a la bestia de manera sublime. Su Majestad en persona se puso en pie para aplaudir la faena del Conde. A su lado, el Conde de Olivares a duras penas disimulaba el tedio que le producen estos festejos mientras la Reina presenciaba muy curiosa el espectáculo. D. Juan encabritó su montura al pie del balcón Real e hizo gesto de brindar su faena a los jóvenes Monarcas. El Conde de Torreblanca salió a la plaza montado en un brioso caballo tordo, vestido de riguroso negro intentó emular a su contrincante pero arriesgó demasiado y el toro logró herir a su montura. El público prorrumpió en sonoros pitos que hicieron que el noble lanzará una retadora mirada a los presentes. Sin duda no se trata de un personaje querido por el pueblo. Famoso es por el trato cruel que propina a sus criados y por el poco aprecio que muestra hacia las fiestas populares. Finalmente tocó el turno al Señor de Arteche, famoso lanceador que montando un bello caballo blanco y vestido de verde a la cazadora demostró una vez más que su fama es bien merecida. A pesar de ser animosamente aplaudido no llegó a generar la misma expectación que D. Juan aunque humildemente pensamos que demostró ser algo superior al Conde de Villamediana. Sin ánimo de error alguno se puede decir que ha sido un espléndido comienzo de temporada que augura grandes tardes de espectáculo a lo largo de la canícula. 20


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Espectáculos _______________________________________________________________________________

¡Espectacular, increíble, histórico estreno de “El asedio de Troya” en la Plaza de los Reales Alcázares! Genial adaptación de la inmortal epopeya de Homero por parte de Lope de Vega Durante todo el mes se estuvo trabajando en el montaje del escenario y la tramoya en el más absoluto secreto. Javier de Aguirre y la Compañía de Jacinto de Salas se ocuparon de que nadie pudiera curiosear en los trabajos de construcción de los espectaculares escenarios de la obra. Ignoramos dónde se llevaron a cabo los ensayos pero, sin duda alguna, el estreno de esta increíble obra pasará a los anales de la historia del teatro. Con la asistencia del Monarca y la familia Real en pleno se llevó a cabo el estreno la cuarta semana del mes. El selecto público estalló en júbilo cuando una inmensa tela fue retirada y quedó a la vista el tremendo escenario que reproducía la ciudad de Troya. Pero el espectáculo no terminaba ahí; más de doscientos actores y figurantes en escena reprodujeron el famoso asedio y toma de la ciudad de Príamo. Un punto culminante de la representación se alcanzó cuando, desde la Calle Mayor, un gigantesco caballo de madera entró en la plaza empujado por los figurantes. El propio Felipe IV era incapaz de articular palabra. Pero el clímax de la obra, que hizo espantarse a más de uno, fue indudablemente en el último acto cuando los griegos finalmente toman la ciudad y el escenario comienza a arder por los cuatro costados. Pasado el miedo María Calderón inicial y percatándose que todo estaba bajo control, todo el público gritaba enfervorecido. La Compañía de Jacinto de Salas realizó un trabajo encomiable. Hemos de destacar la belleza de María Calderón en su papel de Helena de Troya aunque el propio Jacinto, en el papel de Paris, demostró que ya está un poco entrado en años para este tipo de roles épicos. Al término de la obra los aplausos eran ensordecedores y el productor, el autor y los principales actores fueron recibidos por Su Católica Majestad en persona que deseaba felicitarles y preguntar sobre los detalles de tan inaudito montaje. No hay palabras que describan lo visto. Toda Europa comentará el hecho. Sólo podemos decir que al entregar nuestra alma al Supremo Hacedor podremos confesar que asistimos al estreno de esta obra.

21


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Espectáculos _______________________________________________________________________________

Gran Fiesta de Cañas y Toros en la Plaza Mayor Primera semana de julio A las cinco en punto de la tarde si las Autoridades y Nuestro Señor lo permiten Organizador: D. Juan de Tassis, Conde de Villamediana

Después de su reciente éxito, de nuevo el más famoso lidiador a pie - Francisco Jiménez

-

Lidiadores a caballo - D. Juan de Tassis y Peralta, Conde de Villamediana - D. Antonio Medina, Conde de Torreblanca - D. Pedro de Viles, Vizconde de la Laguna -

22


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

El Mentidero _______________________________________________________________________________ mas, queriendo a ti misma aventajarte, tu pie la fuerza usurpa, y tu cabello a tu boca, Mencia, y a tus manos.

Los editores de ésta Gaceta no se hacen responsables ante la autoridad de las opiniones vertidas en éstas páginas

Anónimo

Loa al cavador Benavente Diego, voluntad de Dios por mano tienes; escribes en la arena la ley que marca fatal destino que al infiel humilla, y sin temor, a fuerza de vaivenes, verbo desatas cavando en la mina. Humilde eres bastante al verles con coraje desde tu cárcel de roca, ropera al cinto y vizcaína con bemoles te lanzas a ocupar del moro su plaza. Enseñaré vuestros grandes parabienes con estos torpes versos de mi pluma. Valor y loa al más famoso Benavente.

En alabanza de la Rosa en competencia del Jazmín El que eligió en el jardín el jazmín, no fue discreto, que no tiene olor perfecto si se marchita el jazmín. Mas la rosa hasta su fin, porque aun su morir se alabe, tiene olor más dulce y suave, fragancia más olorosa: luego mejor es la rosa y el jazmín menos suave.

Lorenzo Luarco

Tú, que rosa y jazmín ves, eliges la pompa breve del jazmín, fragante nieve, que un soplo al céfiro es; mas conociendo después la altiva lisonja hermosa de la rosa, cuidadosa la antepondrás en tu amor; que es el jazmín poca flor, mucha fragancia la rosa.

A Mencia de Uceda El rubí de tu boca me rindiera, a no haberme tu bello pie rendido; hubiéranme tus manos ya prendido, si preso tu cabello no me hubiera. Los del cielo por arcos conociera si tus ojos no hubiera conocido; fuera tu pelo norte a mi sentido, si la luz de tus ojos no lo fuera.

Juan de Salinas

Así le plugo al cielo señalarte, que no ya sólo al norte y arco bello tus cejas venzan y ojos soberanos;

A las sillas de manos, cuando acompañadas de muchos gentilhombres Ya los pícaros saben en Castilla Cuál mujer es pesada y cuál liviana,

23


Gaceta de Madrid.

Junio del año de Nuestro Señor de 1621

Y los bergantes sirven de Romana Al cuerpo que con más diamantes brilla.

pues le tiene esta Villa por cabestro. aunque en esto de cuernos es maestro y de la facultad es el decano, un torillo, enemigo de su hermano, al suelo le arrojó con fin siniestro. Pero como jamás hombres han visto un cuerno de otro cuerno horadado y Horta con los toros es bienquisto, aunque esta vez le vieron apretado sano y salvo salió, gracias a Cristo; que Horta contra cuernos es hadado.

Ya llegó a Tabernáculo la silla, Y cristalina el hábito profana De la custodia, y temo que mañana Añadirá a las hachas campanilla. Al Trono en correones las banderas Ceden en hacer gente, pues que toda La juventud ocupan en hileras.

El Conde Anónimo

Una Silla es pobreza de una boda, Pues empeñada en oro y vidrieras, Antes la honra que el chapín se enloda. Francisco de Quevedo

.

Al mosquito de la trompetilla Ministril de las ronchas y picadas, Mosquito postillón, Mosca barbero, Hecho me tienes el testuz harnero Y deshecha la cara a manotadas. Trompetilla que toca a bofetadas, Que vienes con rejón contra mi cuero, Cupido pulga, Chinche trompetero Que vuelas comezones amoladas, ¿Por qué me avisas si picarme quieres? Que pues que das dolor a los que cantas, De Casta y condición de potras eres. Tú vuelas y tú picas y tú espantas Y aprendes del cuidado y las mujeres A malquistar el sueño con las mantas. Francisco de Quevedo

Al Alguacil Juan Pedro Horta La llave del toril, por ser más diestro, dieron al buen Horta y por cercano deudo de los que tiene so su mano,

24


Gaceta de Madrid.

Junio del a単o de Nuestro Se単or de 1621

25

Gaceta de Madrid. Junio 1621  

Gaceta mensual que reflejaba la evolución de los distintos jugadores del juego PBN "A Capa y Espada""

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you