Page 1

Carmen Gonzlez

Algeciras, preparada para los megaportacontenedores Esta semana, la ciudad de Algeciras ha sido testigo de un acontecimiento muy importante ya que la llegada, el martes, del portacontenedores “Maersk McKinney Möller” representa un hito para este puerto. De hecho, los muelles de Algeciras, en concreto los terrenos donde se asienta la terminal APM, y por tanto el Puerto Bahía de Algeciras, han entrado a formar parte del club selecto de los puertos internacionales. Unos pocos van a poder servir de base de atraque para los gigantes flotantes, los barcos Triple-E, denominados así por ser eficientes, económicos y ecológicos. Hasta la fecha se han botado cuatro con estas características en los astilleros coreanos de DSME. Nos alegramos de que Algeciras sea el único puerto español que puede acoger a estos enormes buques, de 400 metros de eslora, que es lo que miden cuatro campos de fútbol. Visto a pie de muelle, su porte impresiona y aunque no iba cargado a tope,


podemos imaginarnos al barco surcando los mares y a bordo los 18.000 contenedores de veinte pies, es decir de seis metros de longitud. Algeciras es el único puerto de España preparado para acoger a estos megaportacontenedores, pero también está entre los escasos puertos europeos preparados para ello. Algeciras compartirá espacio con Rotterdam, pero también con Hong Kong o Singapur. Hoy navegan cuatro buques de este porte, pero el primero en ser construido fue el “Maersk McKinney Möller”, el que visitó Algeciras, para una escala técnica, para poner a prueba la mejora de las infraestructuras de APM Terminals, enmarcadas en el denominado ‘Proyecto 2014’. La prueba fue superada y el barco abandonó nuestras costas, aunque con algunas horas de retraso, para dejar en nuestras retinas una imagen que corresponde con el presente de la navegación marítima, pero que representa el futuro. Aunque queda aún mucho para incorporar a Algeciras de manera regular a la ruta que este megabuque realiza ya entre Asia y Europa del Norte, sin embargo hay que señalar que nuestro puerto se ha adelantado al primer puerto de Europa, el de Rotterdam, en habilitar las grúas para poder operar a plena carga. Ahí les hemos ganado. Lejos quedan esos primeros barcos que vio navegar la persona cuyo nombre ha sido elegido a modo de homenaje. McKinney Möller”, hijo del fundador del Grupo AP Möller Maersk, fallecido en 2012. Un hombre de empresa que llegó a regalar al pueblo danés la ópera de Copenhague. Estamos en la nueva era del transporte marítimo, con buques cada vez más grandes, pero con menos tripulación a bordo. Algeciras está dentro de la ruta comercial que enlaza el este con el oeste y el norte con el sur, por tanto está ubicada en un lugar privilegiado,


pero por sus características se ha especializado como puerto de transbordo. Sin embargo, la penetración de la carga en el territorio es mínima y, sin duda, para que este puerto pueda convertirse también en un puerto de peso para importar o exportar mercancía, para eso, hay que mejorar las comunicaciones ferroviarias y agilizar el desarrollo del Corredor Mediterráneo. Algeciras 8 de noviembre de 2013

“Maersk McKinney Möller”

Maersk, “Maersk McKinney Möller”  

Lo que supone la llegada del buque portacontenedores más grande del mundo al puerto de Algeciras.