Page 1

TAMBORES, TROMPETAS Y BAYONETAS Teatro exprés histórico y para el aula de clase

Marta Cecilia Salcedo Blandón


Tambores, trompetas y bayonetas Teatro exprés e histórico para el aula de clase

Una propuesta pedagógica alrededor de la enseñanza de las Ciencias Sociales y la historia de Colombia a través del teatro de aula.

Marta Cecilia Salcedo Blandón Docente municipio de Medellín Mayo 2016.

Copyright © 2015 por Marta Salcedo. Todos los derechos reservados.

1


“Los límites del teatro son simplemente los límites que nosotros establecemos, los límites que nos ponemos a nosotros mismos” (Edward Albee)

Quiero dedicar este trabajo a mi familia por su comprensión al permitir sacar mis espacios para la escritura de este texto. A directivos y docentes que, en las diferentes instituciones me brindaron su apoyo y respeto por el trabajo de teatro en el aula. A cada uno de los niños, niñas y adolescentes de las diferentes instituciones educativas que, con entusiasmo y disposición se atrevieron a investigar, escribir, interpretar y encarnar a través del proyecto “Teatro exprés e histórico para el aula de clase”; a héroes y heroínas de la historia de Colombia.

2


Agradecimientos

Mis mayores agradecimientos al equipo de trabajo de la fundación Luis Antonio Restrepo, quienes con sus talleres en ciencias sociales e historia de Colombia me brindaron las herramientas para darle la profundidad académica e histórica al texto “Tambores, trompetas y bayonetas”. A los grupos de teatro de la ciudad de Medellín y directores del Pequeño teatro, Ateneo teatro y ex Fanfarria teatro; quienes me brindaron las herramientas para hacer de una clase aburrida de historia y ciencias sociales una puesta en escena entretenida y de disfrute en el aula de clase. Mil gracias a los directores de teatro: Rodrigo Saldarriaga, Omaira Rodríguez, Alberto Sierra y Nora Quintero, quienes creyeron en mí y me asesoraron en el proceso de la dramaturgia y puestas en escena. Agradezco a los rectores de las Instituciones Educativas donde me permitieron hacer del proyecto de Teatro exprés e histórico para el aula de clase una realidad. Hermana s San Alfonso, rector Jaime Sierra y rector Hugo Castaño. A mis compañeros y colegas que me animaron a escribir mi práctica pedagógica, pero ante todo me brindaron espacios de sus propias áreas para hacer realidad las puestas en escena. A la Secretaría de Educación, que con sus espacios de capacitación sembraron la semilla del teatro escolar y frente a mi trabajo hicieron el reconocimiento en los premios de Medellín la más educada 2009. Al canal de televisión Telem edellín, que en varias ocasiones me invitó a mostrar las puestas en escena del proyecto de aula en programas como Maestros para la vida.

3


Abstract

En este documento he recopilado 20 años de experiencia en el Magisterio, entrando día a día en el mundo de los niños y jóvenes con experiencias que nos llevaron a disfrutar y sumergirnos en el mundo de los juegos lúdico-teatrales, posibilitando la libre expresión, el desarrollo del sentido crítico, la apropiación de nuestra historia, el reconocimiento de los cambios sociales de su entorno y de sus propias experiencias de vida. El nacimiento de la propuesta Teatro exprés e histórico para el aula de clase “Tambores trompetas y bayonetas” es el resultado de una experiencia pedagógica personal (pedagogía clandestina) realizada en varias instituciones públicas de la ciudad de Medellín desde el año 2004; inicialmente el proyecto se desarrolló en el marco de la experiencia Guiones para la vida. Guiones para la vida nace del concepto de que “Educar es guiar en la vida y para la vida, que se debe educar centrándose en la preparación para la existencia y la convivencia . Es decir, en una educación para el ser”. Es un proyecto innovador que nace en el aula y radica en la práctica de escribir y poner en escena textos teatrales de carácter social, didáctico, histórico, contextualizado con un plan de área y teniendo presente el espacio sociocultural y el entorno en que se desenvuelven los alumnos. Su objetivo es fortalecer el área de las Ciencias Sociales con énfasis en la historia de Colombia a través de ejercicios motivacionales; es la oportunidad para involucrar a los alumnos en la experiencia de la lúdica teatral, es una forma efectiva desde el interior del aula misma llevando al estudiante a incorporar conceptos desde sus propias investigaciones a través del teatro. Como no es una clase de teatro sino una estrategia para llevar el conocimiento al aula, esta alternativa le he denominado Teatro exprés e histórico para el aula de clase “Tambores, trompetas y bayonetas”.

4


Prefacio

Cuando releo palabra a palabra cada una de las partes de este texto, cuando observo en el aula de clase a mis estudiantes y palpo que la historia la sienten como su propia historia, cuando veo los rostros de asombro de los chicos de los diferentes grados y escuelas ante los personajes de nuestra historia de Colombia, cuando todo parece mรกs fรกcil, cuando el tiempo se me pasa sin sentirlo, es que estoy teatralizando la academia para el goce y el disfrute de todos, docentes que se han acogido a esta estrategia y alumnos que demuestran que hacer teatro, leerlo, escribirlo, ponerlo en escena y verlo es una forma de vivir y sentir la escuela de una forma diferente, es demostrar que se pueden hacer aprendizajes significativos.

5


Contenido

Introducción ...........................................................................................................................

8

Características generales del teatro exprés .......................................................................................... 11 Objetivos de l teatro exprés ................................................................................................................ 12 Pasos del teatro exprés ...................................................................................................................... 13 Insumos metodológicos y didácticos del teatro exprés.…………………………………………………. 14 Aprendizajes previos …………………………………………………………………………………… 15 Tabla 1. Competencias que desarrolla el teatro exprés………………….…………………………………17 Ejercic ios Pedagógicos Lúdico-Teatrales para la práctica del teatro exprés ............................................22 Diez ejercic ios prácticos para realizar en el aula ................................................................................ 23 Ejercic io uno: mi cuerpo instrumentos de movimiento ....................................................................... 25 Ejercic io dos : mi cuerpo instrumento creador ..................................................................................... 25 Ejercic io tres: mi cuerpo instrumento de lengua je ............................................................................... 25 Ejercic io cuatro: mi cuerpo centro de la acción ................................................................................. 26 Ejercic io cinco: mi cuerpo conmigo mis mo ........................................................................................ 26 Ejercic io seis : mi yo, y yo soy e l otro ................................................................................................. 26 Ejercic io siete : soy real y soy imagen................................................................................................. 27 Ejercic io ocho: ¿Dónde estoy yo? ..................................................................................................... 27 Ejercic io nueve : ¿Quién soy? ¿Qué hago? ......................................................................................... 27 Ejercic io diez: ¿Qué rostro quieres? .................................................................................................. 28 Teatro exprés e histór ico para el aula - formato de clase ..................................................................... 29 Creación colectiva del texto narrativo……………………………………………………………….……32 Teatro exprés e histór ico para el aula - formato de creación literaria ..................................................... 32 Teatro exprés e histór ico para el aula - formato de creación dramático/teatral ....................................... 35 Estructura del texto dramático. ......................................................................................................... 36

6


Talleres

evaluativos……………………………………………………………………………………46

Textos teatralizados de la histor ia de Colombia. ................................................................................. 49 Lágrimas de oro y sal. Temática: Conquista del territorio que hoy conocemos como República de Colombia. ....................................................................................................................................... 54 Abajo los impuestos fuera los tiranos. Temática: El movimiento de los comuneros .............................. 66 La expedición de flora y Manolo. Temática: la Expedic ión Botánica en el Nuevo Reino de Granada...... 76 Una noche con José Acevedo y Gomes. Temática: el proceso político ocurrido en la noche previa al 20 de julio de 1810. .................................................................................................................................. 92 Tras la montaña de oro, las huellas de la independencia. Temática: Independencia de Antioquia como provinc ia independiente 1813. .......................................................................................................... 97 Simoncito el pequeño libertador. Temática: la vida de nuestro libertador Simón Bolívar desde su infancia. ...................................................................................................................................................... 115 Por la libertad y el honor. Temática: los instantes previos a la batalla del Puente de Boyacá. 1819 ..... 131 Silic ios por la libertad: Temática: e l mundo de las mujeres en la época de la colonización americana . 144 Retazos de una época. Temática: recorrido por la historia de los héroes y heroínas que con su aporte emancipador lograron la independencia de la Nueva Granada (monólogos). ...................................... 153 Bibliografía ………………………………………………………………………………………………165 *Este texto está dirigido a grandes y pequeños, escolares y bachilleres; así como también a cualquier persona de la vida civil que quiera aprender y hacer uso de él.

7


Introducción

La obra Teatro exprés e histórico para el aula de clase “Tambores, Trompetas y Bayonetas” posee una orientación pedagógica en cuanto desarrolla de forma didáctica un modelo, estrategia o propuesta de trabajo, haciendo del teatro una herramienta útil, práctica y motivacional para llegar al aula de clase con los contenidos de la historia de Colombia de una forma innovadora. Plantea relación directa entre una construcción de la memoria colectiva del pasado con las experiencias del presente, un proceso simultáneamente investigativo y creativo; por lo tanto, interviene la pesadez y complejidad que usualmente habita la historia, haciéndola agradable para el lector; además podría ser una cátedra de historia. El contenido de la obra ofrece una visión del pasado, en función del presente y con un interés implícito en la construcción del futuro. Partimos de que la escuela es una institución social que adquiere sentido en la medida que comprende, interpreta y decide pero además se encuentra inmersa en un contexto que la permea (lo cultural, lo social, lo político, lo histórico y lo ciudadano) entonces, quienes la transitan, la transforman y la convierten en un ente vivo capaz de formar y crear, es en chicos y jóvenes en quienes recae el juicio que la misma sociedad exige para que la escuela cumpla su misión transformadora y es el docente quien se debe arriesgar a mediar entre la academia acartonada de una historia repetitiva de personajes, hechos, fechas rígidas, permutando por una educación flexible y dinámica capaz de aventurarse en las encrucijadas de la búsqueda de estrategias que interviene en lo real de quien aprende para cambios frente a los procesos de aprendizaje significativos. Vale la pena traer a colación las afirmaciones del dramaturgo Buero Vallejo que permiten reconocer la validés y la importancia del teatro histórico como estrategia para aceptar la realidad con miras a un cambio: " El teatro histórico es valioso en la medida en que ilumina el tiempo presente, y no como simple recurso que se apoye en el ayer para hablar del ahora. El teatro histórico ilumina nuestro presente cuando no se reduce a ser un truco ante las censuras y nos hace entender y sentir mejor la relación viva existente entre lo que sucedió y lo que nos sucede" (Buero Vallejo, 1981) El teatro histórico posee funciones que están directamente relacionadas con el lenguaje de una educación y un aprendizaje significativo, cada acto, escena y cuadro genera posibilidades para reconocer, en el hecho histórico, la vida misma.

8


¿Puede el teatro histórico-social llevado a través del teatro exprés para el aula de clase generar en los educandos un pensamiento crítico y simultáneamente creativo frente a los hechos y su contexto social? Desde la propuesta inicial de la obra se ha dado énfasis a las prácticas de aula: investigación, lectura, escritura, reflexión y las puestas en escena; es así como se pone en evidencia que el teatro exprés para el aula de clase, desarrolla con fluidez el acto de la reflexión, la crítica, la oralidad y el acto de escribir textos con contenido histórico-social, demostrando que el teatro se hace instrumento eficaz para la comprensión y la búsqueda de un reconocimiento de la patria propia. Una búsqueda que permite soluciones a problemas sociales, a través de la construcción, reconstrucción y deconstrucción del yo interno, del sujeto social, del sujeto histórico, en la realidad actual y su entorno. El teatro es y será herramienta didáctica, metodológica y cultural para desarrollar en el ser humano la capacidad de pensarse y de emocionarse, de observarse en el hoy y enfrentarse con el pasado. Al sumergirse en los personajes de la historia nos encontramos con ese otro que se esforzó y logró que hoy fuésemos lo que somos. No podemos confundir la actuación de escenas históricas con la enseñanza, pero la actuación en sí misma es aprendizaje, es el resultado de la comunicación con el texto, con el conocimiento interno del personaje, con la creación, la imaginación; es en estos principios que se crea y se recrean diálogos cargados de saber, de datos, de anécdotas e historia. Aunque las teorías de la historia han demostrado puntos muy divergentes, frente al concepto de historia y su relación con el desarrollo social; para el caso de este texto en particular se traen a colación las palabras del historiador Horacio Gómez, frente a esta relación: “La historia es la ciencia de los hombres en el tiempo y la historia está presente y nos rodea en todas las horas, porque no es otra cosa que la vida. El presente es una condensación del pasado. Nos mov emos en el triángulo: Ayer-Hoy–Mañana. La tierra se hace historia desde que el hombre la toca” (Gómez H. , 1984) La escritura de textos teatrales con un fin social, pedagógico y didáctico es el fin último que lleva a unir las palabras que se entretejen entre el diario vivir, la realidad actual, la historia y la reflexión; en estos términos, la escritura teatral es un quehacer que se disfruta cuando se está inmerso en la problemática de los individuos como miembros de una ciudad, de un país. Utilizar el Teatro exprés e histórico para el aula de clase “Tambores, Trompetas y Bayonetas” es una opción pedagógica en busca de la construcción y deconstrucción de los

9


proyectos de vida. Es un principio que guía al diálogo, la Investigación, el creatividad, la puesta en escena y la escritura de simples bocetos de textos intencionalidad, con un fin; reconocer que somos individuos inmersos hacemos historia, que somos historia, que podemos contribuir a transformar

trabajo en equipo, la teatrales cargados de en la historia, que la realidad de hoy.

Ahora bien, ya con claridad sobre lo que es el teatro exprés e histórico para el aula y su nacimiento, i n v i t o a docentes y alumnos a disfrutar una serie de contenidos metodológicos, didácticos para el teatro de aula, además de una serie de nueve textos teatrales cargados de la historia de Colombia titulados “Tambores trompetas y bayonetas” que pueden llevarse al aula para lectura teatral y, en el mejor de los casos para su puesta en escena.

“La finalidad de la dramática creativa, usada en un contexto educativo, no es el adiestramiento de actores ni la producción de espectáculos para un público, sino ayudar a los niños a desarrollar su imaginación, la comprensión de los hechos sociales y la colaboración recíproca, la capacidad de expresar ideas propias en una actividad que favorezca también una aliada emocional controlada”. (Louise Ward, 1939 )

10


Características generales del teatro exprés e histórico para el aula de clase

Tal vez el término teatro exprés o teatro de aula es nuevo para el docente, así que la pregunta surge inmediatamente :

¿Qué es el teatro exprés? La respuesta es simple y clara, es un teatro ágil, ligero y espontáneo que surge como resultado de un proceso y de una intencionalidad del docente. El teatro exprés, nace como un reto, un estímulo, una motivación y un diálogo directo, no solo con un interlocutor sino un dialogo consigo mismo frente a un conocimiento que no se ha adquirido e incorporado al saber del alumno. Aunque el teatro generalmente se asume en las instituciones educativas como una actividad alterna a las actividades académicas, el teatro exprés se incorpora a la cotidianidad de la escuela desde el aula misma, hace parte de la academia, se plantea como parte de la clase en el espacio de motivación con un objetivo o logro, madura y se transforma en medida que la intención del docente sea clara y la disposición de los alumnos se logre. En el teatro exprés todos los integrantes de un grupo escolar intervienen, todos han de ser investigadores, protagonistas y autores del texto narrativo y teatral, porque es flexible, dinámico y ligero, porque es producto de sus investigaciones, experiencias, saberes previos, deseos, miedos y sueños, todos y cada uno de los estudiantes asumen un rol que los hace indispensables en el montaje de la obra. Como podrán reconocer, se convierte en el eje transversal de cada tema, y se hace fundamental para desarrollar los objetivos y alcanzar los logros de cada área en el período. En el teatro exprés no se busca formar actores o actrices y mucho menos dramaturgos, pero si en el proceso, el entusiasmo los dirige a esta intencionalidad personal, entonces se presume como valor agregado, además se deja de considerar el teatro solo con una única finalidad artística, para asumirlo como un medio de crecimiento integral de la personalidad del alumno.

11


Objetivos del teatro exprés e histórico para el aula de clase

Las prácticas educativas con la estrategia del teatro de aula como herramienta pedagógica, pretende ante todo no ser un método rígido sino una propuesta metodológica que propone desde el interior del individuo, el desarrollo de procesos formativos; sociales, éticos, ciudadanos y artísticos. De acuerdo a la propuesta metodológica podemos atribuirle los siguientes logros     

 

Transmite el poder transformador de la educación a través de los diferentes lenguajes del arte, dando libertad a la sensibilidad y creación en juego con la razón. Desarrolla las diferentes formas de expresión del educando (lingüística, corporal, plástica, rítmica, musical) Desarrolla en los alumnos competencias valorativas, reflexivas, crítico-sociales. Desarrolla hábitos de conducta que potencia la convivencia, tolerancia, cooperación y trabajo en equipo. Reconoce que la historia de nuestra Independencia es una aventura por un territorio exuberante habitado por americanos convencidos que todos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos. Preserva la memoria histórica desde la práctica de la investigación para reconocer el presente y reflexionar sobre el concepto de democracia que se ha venido construyendo. Promueve el interés por la investigación, reflexión y crítica sobre los reales intereses de los personajes que recrean nuestra historia y el espacio social en que se desenvuelven.

12


Pasos del teatro exprés e histórico para el aula de clase.

Para que el teatro exprés e histórico para el aula, cumpla con su objetivo didáctico, es importante tener claros los pasos a cumplirse, pasos que son tan válidos para el teatro como para el trabajo independiente de cualquier área, es por ello que se le brinda al docente algunas herramientas prediseñadas, y que podrán encontrarlas en el presente texto:         

Insumos metodológicos y didácticos. Aprendizajes previos. Competencias a desarrollar Ejercicios lúdicos – teatrales. Formato de preparador de clase. Creación de texto narrativo. Creación de texto teatralizado. Taller evaluativo de conceptos adquiridos Taller auto-evaluativo de logros obtenidos.

13


Insumos metodológicos didácticos del teatro exprés

Ante todo, el docente debe romper esquemas, asumir que su clase dejará de ser catedrática y acartonada para convertirla en una clase llena de vida, dinámica, que desarrolla, implícitamente, las capacidades de expresión, asombro, convivencia y trabajo en equipo; relativamente, esto se logra siguiendo siete pasos sencillos.       

Definir el tema a desarrollar en clase y los logros que se presumen adquirir. Indicar al grupo de estudiantes el tema, los personajes, los acontecimientos, y los lugares a investigar. (Lectura en biblioteca, internet, libro, prensa o revista) Las situaciones dramáticas deben nacer de los procesos creativos e imaginativos de los alumnos y alumnas y definirlos en equipo. Tener a disposición en el aula algunos elementos de utilería. (sombreros, trapos, material didáctico). Se debe dar prioridad a obtener un primer proyecto oral de diálogos abiertos y libres que se complementarán con los conceptos investigados. Mantener el dinamismo, realizar narrativas de una historia entretenida e interesante. Iniciar un montaje rápido y ágil del tema que se convertirá en teatro , estimulando la actitud investigativa crítica y el juego de grupo colaborativo.

14


Aprendizajes previos

   

Conocer muy bien a los alumnos y por consiguiente el grupo, por lo tanto, inicie la motivación, escogiendo previamente todos aquellos alumnos con dificultades disciplinarias, con falta de escucha y con dificultades para la convivencia, siéntelos cerca para iniciar una lectura corta o relatoría entretenida sobre el tema a desarrollar (adjudicarles responsabilidades). Realizar la lectura o crear la narración, indicando en ella los roles que se asumirán; se indica a varios alumnos y alumnas que asuman el mismo personaje, por lo tanto, si son chicos introvertidos y temerosos, motivarlos para que lo intenten y así lograrán romper esos miedos. Definir los momentos y espacios en que se dividen las diferentes escenas, indicando previamente los alumnos protagonistas de cada una de ellas. Plantear y planear entre todos los momentos más significativos de la obra. Identificar a los alumnos que realizaron la investigación, para delegarles la función de codirectores, con el papel de revisar y dirigir apartes de la obra. Identificar las cualidades de los alumnos para que asuman responsabilidades como jefes de equipos y den el montaje de la puesta en escena (Escenografía, utilería o arte, maquillaje) Ante todo, respetar la manera de pensar o la forma de socializar en el juego dramático de los chicos y chicas dentro del aula.

15


Competencias que desarrolla el teatro exprés e histórico para el aula de clase

A medida que el grupo se va entusiasmando con una forma divertida de aprender, el docente debe enfatizar en el planeador de clase la intencionalidad o propósito para cada sesión, en busca de desarrollar competencias a partir de actividades y conceptos incorporados. Para dar mayor claridad, se coloca a disposición del docente el siguiente cuadro, en donde se plantean una serie de competencias adquiridas y las acciones y expresiones que permiten el desarrollo de dichas competencias.

16


Tabla 1 Competencias que desarrolla el teatro exprés e histórico para el aula

Aspectos

Competencias

LINGÜÍSTICAS

1. Expresar oralmente ideas, sentimientos, experiencias… de forma coherente, ordenada y clara. 2. Comprender textos orales y escritos identificando ideas principales. 3. Comprender textos orales y escritos diferenciando hechos y opiniones. 4. Comprender textos orales y escritos diferenciando aspectos reales y fantásticos. 5. Comprender textos orales y escritos e interpretar mensajes no explícitos. 6. Leer en voz alta y silenciosa de forma eficaz. 7. Realizar composiciones escritas respetando los aspectos formales y el tipo de texto. 8. Realizar composiciones escritas en forma legible y coherente.

        

Crea Compone Expresa Personifica Proyecta Plantea Propone Construye Interpreta

1. Compartir materiales y objetos, comunes y personales. 2. Colaborar en el cuidado de los materiales y en la limpieza del entorno 3. Participar en la elaboración de las

    

Se integra Se preocupa Se compromete Inter-actúa Se inquieta

SOCIAL CIUDADANA

Y

Acciones y expresiones

17


CULTURAL ARTÍSTICA

normas de convivencia y cumplirlas. 4. Colaborar con los compañeros en la resolución de conflictos, utilizando técnicas de diálogo, consenso y compromiso. 5. Participar de forma cooperativa con sus compañeros en la realización de tareas. 6. Rechazar de forma activa cualquier tipo de marginación y discriminación 7. Participar en acciones solidarias hacia grupos desfavorecidos. 8. Conocer la organización social, política y territorial de su localidad, comunidad autónoma, nación. 9.Conocer los acontecimientos históricos más relevantes y representativos, situándolos en el tiempo. 10. Respetar y utilizar las normas de comunicación: prestar atención, escuchar a los demás, pedir y respetar el turno y el tiempo de intervención. 11. Respetar y utilizar las normas de cortesía: presentarse, saludar y despedirse, dar las gracias, pedir disculpas o perdón y aceptar disculpas. 12. Conocer y mostrar interés por los problemas de los otros, valorar sus logros. 13. Pedir y prestar ayuda. 14. Saber decir que no de forma correctamente. 15. Formular quejas de forma educada.

  

Colabora Sugiere Comparte

Y 1.Acceder a los códigos artísticos y los utiliza como lenguaje para comunicarse a través de las diferentes

  

Disfruta Crea Valora

18


Técnicas. 2. Acceder a saber utilizar, la música, ritmo. 3. Disfrutar con su práctica individual y compartida. 4. Usar el pensamiento divergente como parte del pensamiento creativo. 5. Aprender a valorar la libertad de Expresión. 6. Aprender a valorar el derecho a la diversidad cultural. 7. Aprender a valorar la importancia del diálogo intercultural. 8. Aprender a valorar la realización de experiencias artísticas compartidas. 9.Asumir roles en los diferentes departamentos artísticos. AUTÓNOMA Y 1. Llevar sus ideas a la práctica. DE INICIATIVA 2. Planificar la acción, llevarla a cabo PERSONAL y concluirla en colaboración con los demás. 3. Responder con seguridad y autonomía a las actividades propuestas. 4.Valorar de forma realista su capacidad de aprender, el esfuerzo desarrollado y el resultado obtenido. 5.Elegir. 6.Tener criterio. 7.Tomar decisiones. 8. Asumir riesgos. 9. Aceptar responsabilidades 10.Actuar y evaluar lo hecho. 11.Autoevaluarse. 12. Aprender de los errores y extraer conclusiones. 13. Valorar las posibilidades de mejora. 14. Tener la flexibilidad suficiente para abordar nuevas tareas y aceptar

19

   

Realiza Respeta Comparte Lidera

     

Planifica Elige Asume Acepta Actúa Valora


iniciativas.

EMOCIONAL

1. Aplazar las demandas y Recompensas. 2. Tolerar el fracaso. 3. No mostrar superioridad ante el éxito. 4. Hablar de sí mismo sin alardes ni falsa modestia. 5. Reconocer y disfrutar con el éxito de los otros. 5. Controlar emociones. 6. Aplicar la inteligencia emocional.

   

Tolera Respeta Disfruta Reconoce

DIGITAL Y DEL TRATAMIENTO DE LA INFORMACIÓN

1. Buscar, localizar, organizar y comunicar información utilizando las tecnologías de la información y la comunicación como soporte. Localizar y utilizar los elementos básicos del ordenador. 3.Imprimir documentos. Utilizar procesadores de textos. 5.Navegar por internet. 6. Comunicarse por correo electrónico. Usar el chat para compartir información. 8.Integrar los distintos lenguajes (textual, numérico, icónico, visual, gráfico y sonoro) y comprender, razonar e interpretar la información antes de presentarla. 9.Valorar sus posibilidades y evitar los riesgos tanto en lo relativo al acceso a páginas. 10. Permitir acceder a fuentes históricas (primarias y secundarias); para comunicarse con sus homólogos

      

Busca Organiza Imprime Comparte Navega Interactúa Integra

20


de otras escuelas, en el transcurso de investigaciones o en el desarrollo de proyectos colaborativos, para verificar hechos o contrastar puntos de vista.

HISTÓRICA

1.Reconocer una conciencia histórica. 2. Identificar la temporalidad y ordenar hechos históricos. 3. Comprender la duración de períodos históricos y utilizar la periodización en sus creaciones. 4. Apreciar los diversos procesos experimentados por las sociedades en sus aspectos político, social, cultural, económico, religioso, jurídico e intelectual. 5. Pensar los hechos del pasado, diferenciando su propia posición de la situación de los individuos que vivieron en otros tiempos. 6. Utilizar hechos, conceptos e interpretaciones para realizar juicios; desarrollo de justificaciones para esos juicios y, posteriormente, si la evidencia persuade, cambiar posturas y juicios personales.

21

    

Reconoce Comprende Investiga Aprecia Reflexiona


Ejercicios lúdico teatrales para la práctica del teatro exprés e histórico en el aula de clase.

Aunque la intención del teatro exprés para el aula no es hacer actores, no sobra sugerir llevar a los estudiantes a juego pre-teatrales, donde se ponen en práctica algunas técnicas fundamentales para hacer del teatro, una práctica significativa. Algunos de los siguientes ejercicios se inician como parte motivacional de una clase, sin indicarles a los chicos que son parte de juegos lúdicos teatrales previos a la creación de un texto dramático y mucho menos indicarles que el fin último es hacer teatro, lo que se pretende es llegar al teatro exprés de una forma natural y desprendida del temor de hablar o actuar y que los alumnos se sientan que se les está involucrando como actores o actrices sin su consentimiento, es indispensable no predisponer al grupo a una actividad que puede ser hostil para muchos. Así que muy lentamente y en varias clases se empieza a involucrar a los alumnos en el objetivo de la creación dramática, desarrollando aspectos específicos como:

Técnica vocal, actividades de vocalización:       

Reconocimiento del sistema fonatorio y sus funciones Terapia y calentamientos vocales Posturas cotidiana y extra cotidiana: el cuerpo como elemento determinante en la emisión de la voz Música y rítmica corporal Dicción y proyección vocal La intencionalidad El personaje y su propia voz

Expresión corporal/psicomotricidad         

Quinesias (gesto/movimiento) Calentamiento sectorizado Velocidades, equilibrio y memoria espacial Juegos de atención, concentración, ritmo grupal y disociación. Ejercicios de interiorización de emociones y sensaciones (Trabajo hacia adentro) Ejercicios de consciencia corporal “la anécdota” “la ficción” “Inventemos entre toda una historia ” Juego espacial y de atención con órdenes (próxima) Acción – reacción

  

22


Ejercicios de improvisación /Actuación:       

El conflicto – La tensión Acción – reacción Coherencia, verosimilitud y lógica escénica El bombardeo La estrategia Creando un rol La improvisación

Habilidades específicas de la dramatización y teatralización            

Atención Concentración Expresión verbal Expresión escrita Expresión corporal Creatividad Manejo de la voz Personificación Percepción Sensibilización Improvisación Proyección

Diez ejercicios prácticos para realizar en el aula Las prácticas lúdico teatrales o juegos pre-teatrales permiten centrar la atención de los jóvenes y niños en la exploración de sus sensaciones, sentimientos y expresiones, brindándoles la posibilidad de adentrarse en sí mismos y poder ver un más allá de sus propios actos, al tiempo que permiten al docente abordar conceptos nucleares como: la percepción y elementos del código teatral tal y como lo plantea en Didáctica del Teatro I Esther Trozo y Luis Sampedro (Trozzo, 2003). Los docentes podrán visualizar con claridad conceptos teatrales a medida que se hace la práctica de los juegos pre-teatrales cuyo objetivo es la estimulación de la sensibilidad perceptiva, el desarrollo de la creatividad gestual y corporal, el reconocimiento de habilidades para la interpretación y manejo de voz.

23


La percepción:       

Global y parcial Libre y orientada Sensomotriz De la información del mundo interno De la emoción como resultado de asociaciones múltiples De la significación n expresiva de formas, colores, sonidos, gestos, movimientos y acciones De imágenes observadas, recordadas y fantaseadas

Los elementos del código      

 

La improvisación como proceso estructural El juego dramático: imitación, reproducción e invención de situaciones dramáticas La convención teatral del “como si” El contenido y la forma de los mensajes Mensajes verbales y no verbales La estructura dramática:  Sujeto/ roles/ personajes  Roles conocidos e imaginarios  Opuestos y complementarios Caracterización: atuendos, utensilios /utilería y maquillaje Acciones/ situaciones:  Acciones reales e imaginarias  Acciones e intención comunicativa: objetivo  Hechos y situaciones nodales Construcción de situaciones conflicto:  Con los demás  Con el entorno y con las cosas  Consigo mismo Historia/ argumento:  Secuencia narrativa  El texto dramático de autor  La creación colectiva Entorno y circunstancias dadas:  El aquí y el ahora  Los indicios del antes y el después  El contexto como portador de significado

24


Ejercicio uno

Mi cuerpo instrumento de movimiento Tiempo: dos minutos Actividad Individual Descripción: Todo el grupo camina por el espacio del aula siguiendo instrucciones de estricto cumplimiento: no hablar ni emitir sonidos, la mirada lleva al movimiento, pensar en sentir la respiración, llevar la columna y la cabeza recta, no tocar o chocarse intencionalmente con algún compañero, no dejar espacios vacíos en el aula (Quien no cumpla la instrucción, simplemente debe sentarse y observar).

Ejercicio dos

Mi cuerpo instrumento creador Tiempo: tres minutos Actividad por parejas Descripción: Cumpliendo con palabra o un sonido del orientador recordarse para el tercer ejercicio, de forma secuencial (Primero se creaciones de sus compañeros).

el ejercicio número uno, pero ahora por parejas ante una o maestro, asumir una posición que queda en congelada y debe ante la orden del orientador conjugan los movimientos creados realizan en conjunto, luego el resto del grupo observa las

Ejercicio tres

Mi cuerpo instrumento de lenguaje Tiempo: cuatro minutos Actividad en tríos Descripción: Los tríos definen unos movimientos que involucra a los tres y a cada movimiento le adjudican una palabra, así que, para tres, cuatro o cinco movimientos hay igual número de palabras. (Se sugieren palabras del tema a desarrollar) (Primero se realizan en conjunto, luego el resto del grupo observa las creaciones de sus compañeros).

25


Ejercicio cuatro

Mi cuerpo centro de la acción Tiempo: Cinco minutos Actividad por quipos Descripción: Se divide el grupo en dos equipos, cada equipo nombra un representante, y este es llevado al centro del aula, se le muestra algunos elementos que debe proteger ante la llegada de ladrones. Se le vendan los ojos al representante, y se sienta en el suelo, el silencio completo es una instrucción a cumplir estrictamente, su equipo coloca los elementos o tesoros cerca de él de tal manera que si alguno se le acerca a robar, el alumno centro debe detectarlos por el movimiento y tocará al ladrón con una espada de periódico.

Ejercicio cinco

Mi cuerpo conmigo mismo Tiempo: tres minutos Actividad: Individual Descripción: Sentados en el piso o en su respectivo puesto indicarle a los alumnos un completo silencio y luego invitarlos a sentir su propia respiración, inspirar e imaginar o tratar de sentir la bocanada de aire ingresando al cuerpo, tragar saliva y hacer el seguimiento de la saliva por su cuerpo, abrir y cerrar los ojos e intentar sentir con los ojos cerrados la respiración de los otros y los ruidos del entorno, luego sentir los pies en sus medias y sus zapatos, sus piernas en sus pantalones, sentir su correa o cintura y cada una de las prendas sobre su piel.

Ejercicio seis

Mi yo, y yo soy el otro Tiempo: cinco minutos Actividad: individual Descripción: En su respectivo puesto y según el tema de clase a trabajar, asumirán un juego de roles. A partir de los temas investigados, los alumnos asumirán el personaje, elemento o instrumento en que se han convertido (sin indicar el nombre). Un compañero lo increpará a través de solo cuatro preguntas y el resto del grupo reconocerá a través de las respuestas sobre qué o quién está hablando. En caso de un personaje, edad, lugar que habita, gustos y sueños; en 26


caso de un elemento, su utilidad, su fecha de invención, su lugar de invención y qué uso tiene en la actualidad.

Ejercicio siete

Soy real y soy imagen Tiempo: cinco minutos Actividad: Grupal Descripción: El docente será un fotógrafo y el grupo, mientras camina por el aula, asumirá para cada fotografía una posición que deberá recordar en el momento que le indiquen el número de la fotografía; por lo tanto, la secuencia fotográfica debe ser consecuente con cada movimiento según la foto.

Ejercicio ocho

¿Dónde estoy yo? Tiempo: ocho minutos Actividad: Grupal Descripción: El grupo de jóvenes cubre sus ojos con pañuelos, el docente encargado de dirigir la actividad cambia su lugar, plantea las instrucciones a seguir. –Desplazarse o dirigirse hacia donde suena su voz o un sonido identificado previamente en perfecto orden y silencio. Se realizan varios desplazamientos (derecha, adelante, atrás, izquierda, acostarse en el piso, rolar, gatear) pasados seis minutos el docente indica que señalen con su mano derecha un lugar del aula, mientras con su mano izquierda se quintan la venda o pañuelo que cubre sus ojos. El resultado sobre ubicación especial sorprende a muchos. 

Ejercicio nueve

¿Quién soy? ¿qué hago? Tiempo: diez minutos Actividad grupal Descripción: El docente encargado escribe en papel el nombre de algunos personajes de interés para desarrollar el tema. (Los jóvenes previamente deben haber investigado algunas 27


biografías). El docente pega en la espalda de cada uno de los personajes, dando previamente la instrucción – nadie le dice a otro el nombre del personaje que tiene escrito en su espalda. Las preguntas deben ser cerradas; es decir para una respuesta simple “ si”, “no”, “tal vez”. Se inician los desplazamientos por el aula al son de un sonido, paran e inician con preguntas simples. Solo podrá preguntar una persona y s e reanudan los desplazamientos al son del sonido ¿Soy real? ¿Soy hombre? ¿Soy mujer? ¿Soy joven? ¿Soy viejo? ¿Participé en? Quien haya descubierto quién es, levanta la mano y se acerca al docente... El grupo se va limitando mientras quienes ya han terminado preparan una pequeña improvisación sobre su personaje.

Ejercicio diez

¿Qué rostro quieres? Tiempo: diez minutos Actividad: Grupal Descripción. El docente divide el grupo en equipos de diez en hilera india y todos mirando hacia el frente, donde un coordinador del equipo contrario vigila que cumplan con las instrucciones. No mirar hacia atrás hasta que se le llame, al vender el gesto (imitación o imagen impresa) debe dar la espalda y mantener el gesto hasta el final del ejercicio. El último de cada hilera compra una mueca facial o máscara que el docente le vende, la deben ir pasando de uno en uno y sostenerla hasta el final, es decir hasta que llegue al primero de la hilera. Terminando, el equipo se mira y comprueba si a l cumplir el tiempo sostiene el gesto inicial, gana el equipo más cercano a la imagen.

28


Teatro exprés para el aula - formato de clase (ejemplo)

Generalmente las i nstituciones educativas generan un sinnúmero de formatos para sincronizar y alinear los procesos internos de la parte académica, los docentes estamos dados a preparar las clases en esos formatos ya preestablecidos; el que a continuación encontrarán es solo una propuesta a la que el docente podrá unirse, seguir o no en el proceso de aplicación del teatro exprés e histórico para el aula de clase.

Área: Ciencias Sociales Historia de Colombia

Clase: Nº

Período I

Intensidad:

Fecha

Estándar ¿Preguntas de Aprendizaje? Investigar ¿Qué es una línea de Tiempo? ¿Qué acontecimiento ocurrió el 7 de agosto de 1819 en la Nueva Granada? ¿Quién fue el general Simón Bolívar? ¿Cuáles acontecimientos fueron posteriores al 7 de agosto de 1819 en la nueva Granada? ¿Qué personajes de nuestra historia participaron en los acontecimientos ocurridos en 1819 en la nueva granada?

Intención y propósito de la clase. Que los alumnos se reconozcan como sujetos históricos, identifiquen personajes de nuestra historia de Colombia y relacionen su vida con la historia de su país.

Conceptos y Contenido. Batalla de Boyacá- Línea de Tiempo- Soberanía- Libertad- Lucha libertadora - libertador.

29


Competencia a desarrollar: Valorativas: valora la importancia de reconocer la historia como fundamento del presente. Procedimental: interpreta la información dada a través de la ubicación en las líneas de tiempo. Interpretativa: identifica a través de la lectura personajes y hechos históricos.

Indicador de desempeño: Reconoce la relación entre la historia personal y la historia de una nación.

Metodología y actividades sugeridas: Investigaciones previas, ejercicios lúdicos motivacionales, trabajo lúdico teatral, lectura de cuento creativo; elaboración de diálogos para texto teatral, puesta en escena de aula.

Aspectos de e valuación: Participación de alumnos en los ejercicios motivacionales Participación de los alumnos y alumnas en el juego teatral Elaboración de los diálogos para el texto teatral Demostración de los conceptos investigados Presentación de un taller evaluativo Observaciones Investigarán para la próxima clase los conceptos de unificación de Estados Elaborarán el mapa de la Gran Colombia Investigarán la biografía de Simón Bolívar En el mapa actual de Colombia, ubicarán los lugares nombrados en el cuento teatral Ensayo sobre las consecuencias de la Independencia de Colombia de España

30


Creación colectiva del texto narrativo

Es el proceso por el cual los jóvenes o niños son capaces de crear sus propios textos dramáticos a partir de una creación literaria inicial (cuento, fábula, poema, canción, ensayo) que posteriormente será convertido en texto dramático y llevarlo a escena, el proceso inicialmente es incipiente pero conforme se hace recurrente el ejercicio en el aula, se alcanzan a lo largo de la experiencia algunas metas como:    

Seguridad y reconocimiento de sus habilidades Familiarización con el lenguaje narrativo y dramático Trabajo en equipo y liderazgo Desarrollo de habilidades comunicativas

Teatro exprés e histórico para el aula - formato de creación literaria

La actividad puede realizarse a partir de un texto ya creado, pero como uno de los tantos objetivos del teatro exprés e histórico es generar actividades motivadoras en los jóvenes y niños y no hay mayor motivación que ser leídos, crear sus propias obras (cuento, ensayo, fábula) generará mayor interés para convertirlo en una estructura dramática o texto teatral, para esta actividad es importante partir de los conocimientos previos o conocimientos investigados de la historia de Colombia. Es fundamental hacerse unas preguntas base para la creación literaria: ¿Qué tema se desarrollará? ¿Dónde se desarrollará? ¿Cuándo o en que época se desarrollará? ¿Quiénes o qué personajes harán parte de la obra? Además de lo anterior debe quedar definido el género en que se encuadrará la obra: trágica, cómica, suspenso, aventura. Me permito dar un ejemplo ¿Quiénes o qué personajes harán parte de la obra? Simón Bolívar, campesinos. ¿Qué tema se desarrollará? Los días siguientes a la Batalla de Boyacá ¿Dónde se desarrollará? En el campo muy cerca a el puente de Boyacá. ¿Cuándo o en qué época se desarrollará? Año 1819 a finales de la época de la Colonia ¿Género de la obra? Suspenso medio

31


Texto literario narrativo, “Los sueños del libertador”

Doña Juana despertó al oír en el solar los ladridos de los perros que, custodiaban el pequeño rancho donde habitaba, desperezó el cuerpo extendiendo hacia arriba los brazos aun adormilados, entre abrió los ojos y observó en la penumbra las primeras luces del amanecer, consciente de su soledad, lentamente se sentó en el borde de su cama, miró al cielo y se echó la bendición tal y como lo hacía desde niña, a lo lejos, los primeros cantos de los gallos se confundían con el trinar de los pájaros, todo era tan rutinario que pensó más de una vez en no levantarse aquella mañana, pero todos sus pensamientos fueron rotos por el galopar de un caballo y los ladridos incesantes de sus canes. Rápidamente cubrió su cuerpo con un chal que había sido tejido por ella misma en sus larga horas de soledad y tristeza, se encamino con prontitud al mesón de la cocina y prendió un mechero, los perros continuaban ladrando lo que hizo que Juana temiera por ella, ya que se decía que por los campos de Boyacá galopaban como demonios del infierno los soldados realistas, dirigidos por un tal Barreiro que era el mismísimo Lucifer, nuevamente echándose la bendición con temor dijo en voz alta “señor líbrame de todo mal y peligro, aleja de mi casa a todo realista, hazme invisible ante los demonios rojos, llévatelos lejos pero bien lejos, gracias virgencita, por escuchar mis ruegos” no terminó de decir la oración, cuando la puerta fue golpeada con gran fuerza. (Toc, toc, toc) “Abran la puerta que me estoy helando”, se escuchó tras el portón; doña Juana, cubrió su cuerpo con su chal como queriendo protegerse y nuevamente se echó la bendición ―Hay virgencita de Chiquinquirá y ahora ¿quién será? ― Entre abrió la puerta y encontró de frente a un hombre de mediana estatura, tez trigueña y con una voz grave pero amable se inclinó ante doña Juana. ―Buen día tenga usted, señora, siento haberla despertado o tal vez asustado, pero es que me apremia descansar y poder darle un poco de aire a mi Palomo, perdón quiero decir a mi caballo, perdón, es que mi caballo se llama Palomo. ¿Puede usted entenderme? ― ―Claro que sí―y lo dijo con gran entusiasmo por que había reconocido al general Bolívar, ― ¡Claro que sí mi general Bolívar, claro que lo entiendo, no mas dijo usted Palomo y hay mesmito lo identijiqué, no sabe usted que en todas estas tierras de Boyacá y Santander no s e habla más que sus batallas, triunfos y glorias, hasta han contado que usted mismito acabó con el Satanás español, el que nos tiene completamente achicopala’os! ― “Es verdad mi señora que hemos ganado las batallas en el pantano de Vargas en Paipa y en el puente de Boyacá cerca de Tunja, pero no fui yo solo, fueron todos sus compatriotas, hombres, mujeres y niños que, como yo, sienten la necesidad de la libertad, ahora solo deseo pernotar un rato”. ― ¿Cómo así que pernotar mi general? ¿Qué es eso? ― Dijo la señora Juana e inmediatamente aclaró el general ―disculpe mi señora― replicó Bolívar ―quiero decir que deseo dormir un rato antes de partir para Venta Quemada y llegar a Santa fe de Bogotá, todos 32


mis hombres ya están en el campamento, pero yo quise adelantarme un poco, lamentablemente el cansancio me tiene exhausto― No hay ningún problema, mi casa es su casa, es un poco humilde, pero creo que le sirve para dormir unas horas, le respondió Juana. ―Aquí en este camastro puede usted recostarse― indicándole su propia cama. Bolívar, sin más preámbulo y sin quitarse las botas se recostó e inmediatamente entró en un profundo sopor; entre sus sueños, se vio entrando triunfante a Santa Fe de Bogotá, los criollos en su alegría por la libertad, revoleteaban sus ruanas y sombreros y en una sola voz gritaban “Vivan la libertad, viva mi general Bolívar”. Mientras el Libertador dormía plácidamente en el camastro hecho de enjalmas, doña Juana preparaba un chocolate y unas arepas de maíz tostado, intentando hacer el menor ruido para no interrumpir el sueño del Libertador. Bolívar, como en una secuencia de teatro, entre sus sueños se vio sentado en la Casa de Gobierno planeando la unión de las provincias, aun dormido se le escuchó decir con energía “Seremos una gran Nación libre y soberana”. Y continúo durmiendo volteándose hacia el otro lado. El sol naciente empezó a filtrarse por entre las rendijas de las antiguas y destartaladas ventanas, el general despertó y se levantó bruscamente “No puedo dejarme coger del día” ―perdone usted señora, pero ¿dónde puedo lavar mi cara? ―, ―En el charco tras la casa―, respondió doña Juana, ―pero, no se puede ir sin tomarse un chocolate con estas arepas que acabo de asar―, ―claro que sí, cómo rechazar a una dama tan provocativa invitación―, respondió el general. Con más confianza la señora de la casa preguntó ―disculpe su mercé, pero usted dormido dijo algunas palabras que quiero me explique ¿cómo así que seremos una nación libre y soberana? ― Bolívar riendo a carcajadas, ―ese es mi gran mal, que hablo dormido, por eso nunca miento porque muy fácil me atrapan en la mentira, es sencillo doña Juana, es que mi gran sueño es unir a Venezuela, Ecuador y la Gran Colombia en una sola nación, aunque lamentablemente Ecuador aún está bajo el régimen español―. ―Muy bien mi señor, yo sé que usted lo logrará con su valentía y decisión―, le apoyó con sus palabras la señora, ―pero, ¿es usted capaz de organizar tanta gente en tantas tierras? ―Fácil no es―, respondió el general, ―pero ya tengo pensado qué hacer: nombraré al general Santander como vicepresidente de la Gran Colombia, a Germán Roscio como vicepresidente en Venezuela y en Quito hasta no liberarlo no puedo pensar en jefes― luego de terminar de tomarse el chocolate y con una genuflexión y un beso en las manos salió del humilde rancho que le abrió sus puertas y le brindó un poco de calor. Pasados algunos meses doña Juana recibió noticias de los logros del Libertador; los vecinos no dejaban de comentar que Bolívar estaba liderando y ganando las batallas de Pichincha en Ecuador, la batalla de Carabobo en Venezuela y en Perú las batallas de Junín y Ayacucho. Para el mes de diciembre le llegaron nuevas noticas a doña Juana sobre la salud del general; “dicen que está gravemente enfermo de pulmonía y que lo llevarán a Cartagena a esperar un barco que lo lleve a Cuba donde se podrá recuperar”, le comentó su compadre Tiburcio. Para finales del mes

tocaron su puerta un grupo de vecinos dándole la mala noticia que 33


le llenaría de un dolor que nunca pudo superar, ―Cuentan que el barco nunca llegó por Bolívar, así que fue atendido en sus últimos días en la Quinta de San Pedro Alejandrino en Santa Marta donde murió el 17 de diciembre de 1830―, fueron las palabras nefastas. Doña Juana nuevamente se sienta en su camastro y con el rostro entre sus manos lloró incansable por la muerte de su general, del general que durmió en su camastro, el mismo que tomó en su taza y el que la trató como una gran dama. Bolívar murió, pero sus sueños e ideales seguirán por siempre. Han pasado más doscientos años y hoy igual que ayer proclamamos la libertad y la soberanía de la República de Colombia.

Teatro exprés histórico para el aula - formato de creación del texto dramático/teatral

De igual manera que se hace la creación narrativa, uno de los tantos objetivos del teatro exprés e histórico es generar actividades motivadoras en los jóvenes y niños y no hay mayor motivación que ser leídos y poner en escena sus propias obras; se le suma a esta actividad que, el trabajo en equipo les permitirá demostrar su liderazgo como directores de la obra. Teatralizar o crear textos dramáticos consiste en dar una estructura dramática a un texto narrativo que se tiene como intensión ser representado; es decir, un texto donde se van a plantear diálogos entre varios personajes a partir de la solución de un conflicto o nudo y esos personajes se ubicarán en un lugar de la acción, personajes con características propias y con intenciones de acción bien definidas. Toda escritura dramática debe crearse a partir de unos criterios y unos conocimientos previos de conceptos básicos. 1. Escoger el texto (cuento, poema, fábula, canción, noticias, anécdotas ensayo, chistes). 2. Realizar un resumen argumental donde se plantee personajes, locación, inicio, conflicto y solución. 3. Resaltar frases con valor dramático o poética fundamentales. 4. Excluir frases y situaciones que no deben de quedar en la obra. 5. Aclarar el tiempo y espacio a desarrollar la obra y definir el ritmo de la obra. 6. Escribir el libreto o texto dramático teniendo claro la estructura.

34


Estructura del texto dramático (conceptos teóricos)

La estructura dramática, a través de los tiempos y de los teóricos, sobre teatro se ha mantenido en tres fases:

Estructura externa La estructura externa de la obra está directamente relacionada con las escenas, los actos, los cuadros, las acotaciones, la presentación. Escena: subdivisiones de un acto donde generalmente aparece un nuevo personaje o un cambio de escenografía. Es el núcleo de la acción dramática. Acto: división general de los episodios o escenas de la obra, por lo general hay cambio en la escenografía o aparece una acción diferente (tiempo, lugar). Es la unidad dramática que consta de tres fases: presentación, desarrollo del conflicto y desenlace. Cuadro: subdivisiones de un acto donde generalmente aparece un nuevo personaje o un cambio de escenografía. Acotaciones: indicaciones sintéticas del autor en medio de los diálogos o parlamentos, aparecen entre paréntesis y pueden ser, de lugar, tiempo, lanzamiento, descripción psíquica, descripción física, tensión dramática, interpretación, acciones, actitudes, efectos sonoros o lumínicos. Presentación: está dada durante toda la obra desde la exposición inicial que debe generar o producir efectos específicos en el público, la trama caracterizada por toda la estructura interna de la obra y el desarrollo del conflicto que va desde la situación básica inicial, hasta la situación culminante, y desenlace, donde se resuelve el conflicto. Estructura interna La estructura interna de la obra está directamente conectada con la obra en general, acto a acto; es decir, la presentación, el desarrollo del conflicto, el desenlace, las acciones, situaciones, tema y argumentos. Tema: una obra puede tener un tema único o varios subtemas que llevan a desarrollar una idea e intención dramática. Situación: es la unidad mínima dramática o pequeños núcleos dramáticos que movilizan o desarrollan situaciones intermedias de la obra, cada situación va directamente encadenada a otra situación.

35


Argumento: son las palabras y frases fundamentales que hacen claridad sobre el tema o subtemas de la obra. Acción dramática: es el modo como se desenvuelve una pieza teatral; es el movimiento general que permite que entre el principio y el fin o desenlace se desarrolla en ella el argumento de la obra, estas acciones pueden ser internas del personaje cuando la vive y la interioriza y externas cuando se dan resortes o saltos dramáticos que llevan a factores excitantes. Desenlace : en toda la obra los personajes son movidos por el tema, el argumento, la experimentación de emociones y las acciones dramáticas en busca de la solución de un conflicto, ya sea favorable o desfavorablemente para el personaje o personajes.

El conflicto: el Conflicto es la esencia del drama, el elemento central que hace que fluya la obra, en él se plantean los personajes, el espacio, el tiempo, los saltos dramáticos, i ntención dramática, dinámica de la acción, puntos de acción, es el suceso por el cual se establecen una lucha entre los personajes para llegar a un desenlace de las situaciones dramáticas creadas. Personajes: cada personaje ha de tener un carácter definido, se aprecia a través de la trama con el enfrentamiento de los protagonistas con los antagonistas y circunstancialmente por las acotaciones, el personaje lo hace el carácter y voluntad firme, su comportamiento, sus rasgos físicos exteriores; es decir, su representación, personificación y caracterización. El espacio: puede ser físico o visible, abstracto, evocado o insinuado. El tiempo: se plantean tres tiempos en una obra teatral, tiempo cronológico o de duración de la obra, tiempo escénico, que es el transcurso de tiempo en que se desarrolla la trama o la acción, tiempo interior, que es en el que se desenvuelven los personajes. Saltos dramáticos: también llamados resortes dramáticos o factores excitantes que en la estructura interna de la obra, generan sorpresa, retro visiones, sueños.

36


Otros elementos básicos En el momento que se inicie la escritura del libreto o texto dramático los jóvenes y niños deben tener claro algunos conceptos previos y básicos:  Elenco /Reparto: lista de actores que conforman un grupo teatral o compañía.  Parlamento: réplicas de un diálogo o texto largo que debe decir un personaje, un fragmento.  Escenografía: hace referencia a todos los elementos necesarios para escenificar un espacio en la obra.  Ambientación: hace referencia a la escenografía; los elementos, sonido e iluminación inicial de la puesta en escena.  Utilería: todo elemento u objeto necesario para una puesta en escena.  Vestuario: todo elemento de vestuario necesario para personificar.  Planimetría de la obra: espacio físico donde se desenvuelve la obra, lugares específicos dentro del escenario en donde los personajes se movilizan.  Sinopsis. resumen claro y conciso sobre la obra, se plantean los personajes en general y el conflicto.  Pie o entrada: última palabra o acción que ejecuta un actor para avisar el inicio del parlamento de otro actor.  Monólogo o soliloquio: discurso donde un actor habla a sí mismo o se dirige solo al público o a un personaje no presente. Se recomienda antes de iniciar el aprendizaje del texto teatral y el montaje de la puesta en escena realizar:  Lectura dramática con diferentes alumnos y con la intención de realizar los últimos aportes que enriquecerán el texto dramático.  Caracterización y personificación de cada uno de los personajes.  Definir el ritmo o tiempos de las acciones.  Definir escenografía, ambientación iluminación, efectos y musicalización.  Definir esquema de movimientos o planimetría.

37


Texto teatral: “Los sueños del libertador” Personajes 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

General Simón Bolívar Señora Juana de Pisba Vecino uno Vecino 2 Criollos A Criollos B Animales de granja Caballo, perros, gallos

Lugar de la acción Casa campesina Texto a teatralizar Cuento

Resumen argumental (sinopsis)

Un hombre de nuestra historia: Simón Bolívar, llega a una casa campesina a buscar un lugar para descansar, el personaje quien no logra conciliar un sueño reparador se encuentra con una mujer campesina quien le recibe con miedo y le da tranquilidad a su alma con sus palabras consoladoras. En aproximadamente 20 minutos los espectadores podrán identificar algunos hechos históricos ocurridos días posteriores a la batalla de Boyacá (1819) y acontecimientos que llevaron al general Bolívar años más tarde a la muerte en la Quinta de San Pedro Alejandrino en la ciudad de Santa Marta (1830).

Escena uno Una mujer en su camastro recostada; la luz tenue lentamente le alumbra y le hace despertar. A lo lejos se escuchan los ladridos de unos cuantos perros. (El grupo en general asumirá los sonidos onomatopéyicos de los animales que aparecerán en la obra)

38


JUANA: ¿Qué pasará, porque los perros estarán ladrando tanto? ¿Qué horas serán? (Despereza el cuerpo extendiendo hacia arriba los brazos, entre abre los ojos, mientras el escenario se ilumina tenuemente, continúa escuchando los ladridos de los perros) JUANA: ¿Será que me levanto con tanto frio? (Se sienta en su cama se santigua, se encamina con prontitud al mesón de la cocina) (Tocan la puerta con fuerza e insistentemente) BOLÍVAR: ¡Abran pronto que me estoy helando, abran por favor! JUANA: ¿Hay Dios serán los realistas? ¡Esos hombres son los mismísimos demonios! BOLÍVAR: (tocando nuevamente) ¿Hay alguien en casa? ¡Abran por favor! JUANA: Hay virgencita y que tal que sea el tal general Barreiro, dicen que es Satanás en persona. BOLÍVAR: (tocando nuevamente el portón) ¡Por la patria y por la Libertad abran! JUANA: Señor líbrame de todo mal y peligro, aleja de mi casa a todo realista, hazme invisible ante los demonios rojos. Llévatelos lejos, pero bien lejos; gracias virgencita por escuchar mis ruegos. (luego se acerca y abre lentamente la puerta) BOLÍVAR: Buen día tenga usted señora, siento haberla despertado o tal vez asustado, pero es que me apremia descansar y poder a darle un poco de aire a mi Palomo, perdón quiero decir a mi caballo, perdón, es que mi caballo se llama Palomo ¿puede usted entenderme? JUANA: ¡Claro que sí mi general Bolívar, claro que lo entiendo, nomás dijo usted Palomo y hay mesmito lo identijiqué! ¡Siga siéntese ahí para que descanse! BOLÍVAR: ¡Cuente usted! ¿Qué es lo que sabe de mí? JUANA: No sabe usted que en todas estas tierras de Boyacá y Santander no se habla más que de sus batallas, triunfos y glorias; hasta han contado que usted mesmito acabo con el Satanás. BOLÍVAR: No es para tanto, es mi deber con Dios y con la patria buscar la independencia de la Nueva granada. JUANA: Además los vecinos nos contaron que usted acabó con Barreiro el español, el que nos tiene completamente achicopalaos. BOLÍVAR: Es verdad mi señora que hemos ganado las batallas en el pantano de Vargas en Paipa y en el puente de Boyacá cerca de Tunja, pero no fui yo solo, fueron todos sus compatriotas, hombres, mujeres y niños que, como yo, sienten la necesidad de la libertad. 39


JUANA: (ofreciéndole un chocolate) ¡No más tómese un poco de chocolate! BOLÍVAR: Ahora solo deseo pernotar un rato. JUANA: ¿Cómo así que pernotar mi general? ¿Qué es eso? BOLÍVAR: Disculpe mi señora, quiero decir que deseo dormir un rato, llevo varios días sin pegar el ojo, debo partir para Venta Quemada y llegar a Santa fe de Bogotá, lo más pronto posible. JUANA: Perdone mi general, ¿Dónde dejó la tropa? BOLÍVAR: Todos mis hombres ya están en el campamento, pero yo quise adelantarme un poco, lamentablemente el cansancio me tiene exhausto. JUANA: No hay ningún problema, mi casa es su casa, es un poco humilde, pero creo que le sirve para dormir unas horas. Aquí en este camastro puede usted recostarse. BOLÍVAR: Mil gracias mi señora. (Bolívar sin más preámbulo y sin quitarse las botas se recostó e inmediatamente entró en un profundo sopor). JUANA: Prepararé una arepita para cuando se levante mi general. BOLÍVAR: (Recostado, hablando dormido) Seremos una gran Nación libre y soberana (se sienta muy incómodo al no dormir en el camastro y vuelve a recostarse) JUANA: Realmente general está usted muy cansado, permítame darle una agüita de hierbas para que duerma más tranquilo. BOLÍVAR. Se lo agradecería mi señora, pero como ve estamos en guerra y aún hay algunos realistas deambulando por estas tierras; si llegan a localizarme, todos los triunfos alcanzados se irán al traste. Entenderá por qué mi sueño es tan intranquilo. JUANA: Sí, su sueño es muy intranquilo, hay que verlo como se mueve en la cama y hasta habla dormido VECINO:(Asomándose por una ventana) Señora Juana, señora Juana, ¿de quién es el caballo blanco que tiene en el solar? BOLÍVAR: (Se levanta nuevamente asustado por la voz del campesino). JUANA: Disculpe a mi compadre, pero ya le aviso que hable más bajo para que pueda usted dormir. JUANA: Hay Compadre, usted no me va a creer, es nada más y nada menos que del general Bolívar, pero hable más bajito que lo podemos despertar, mejor entre le cuento. VECINO: Cuente comadre Juana ¿Qué le ha contado a usted?

40


JUANA: Que acaban de ganar la libertad de la Patria, que desde hace tres meses venía viajando por la Cordillera Oriental y pasando por el páramo de Pisba; que todos los hombres han sido muy fuertes y aguantadores. VECINO: ¡Claro que son unos héroes, pasar por el páramo de Pisba, donde el frío se cala entre los huesos es solo para valientes! JUANA: Y eso no es todo, dice que han librado varias batallas; en Corrales, en Paipa y en Tunja en el puente de Boyacá. VECINO: Por eso es que todo el mundo lo aclama, porque es nuestro libertador. ¡Con razón! JUANA: ¿Con razón qué? VECINO: Con razón dicen que todos los españoles, encomenderos y virreyes se están volviendo para sus tierras, ayer nada menos vi pasar la tropa española que quedó como si los persiguiera el diablo. JUANA: Esos son los que quedaron derrotados ayer siete de agosto en el Puente de Boyacá. BOLÍVAR: (Levantándose bruscamente) Tengo que partir ya, no puedo dejarme coger del día. JUANA: ¡Ay mi general! Qué pena lo despertamos con tanta algarabía, él es mi compadre Gumersindo. VECINO: Es un honor conocerlo mi general, cuente conmigo para todo lo que necesite. BOLÍVAR: Un gusto señor Gumersindo y gracias por su apoyo, pero no puedo dejarme coger del día, perdone usted señora, pero ¿dónde puedo lavar mi cara? JUANA: En el charco tras la casa, pero, no se puede ir sin tomarse un chocolate con estas arepas que acabo de asar BOLÍVAR: Claro que si, como rechazar a una dama tan provocativa invitación. JUANA: Disculpe su mercé, pero usted dormido dijo algunas palabras que quiero me explique ¿cómo así que seremos una Nación libre y soberana? BOLÍVAR: (riendo a carcajadas) Ese es mi gran mal, que hablo dormido, por eso nunca miento porque muy fácil me atrapan en la mentira; es sencillo doña Juana es que mi gran sueño es unir a Venezuela, Ecuador y la Gran Colombia VECINO: Pero dicen que Ecuador todavía unos compadres que vinieron de Popayán.

tiene mucho español reinando, eso me contaron

BOLÍVAR: Tiene usted razón señor, Ecuador aún está bajo el régimen español, pero algo tendremos que hacer para independizarlo. VECINO: Muy bien mi señor, yo sé que usted lo logrará con su valentía y decisión. 41


JUANA: ¿Usted es capaz de organizar tanta gente en tantas tierras? BOLÍVAR: Fácil no es, pero ya tengo pensado que hacer con cada región. VECINO: ¿¡Cuente, cuente usted mi general!? BOLÍVAR: Nombraré al general Francisco de Paula Santander como vicepresidente de la Gran Colombia, a Germán Rossio como vicepresidente en Venezuela y en Quito, hasta no liberarlo no puedo pensar en jefes. (Luego de terminar de tomarse el chocolate y con una genuflexión y un beso en las manos de doña Juana salió del hogar). Termina la escena uno salen todos los personajes del escenario y tras unos momentos entra el vecino dos.

Salcedo M.(2010) Juana y Santander. Foto recuperada de archivo personal

42


Escena dos y final (Entra un vecino corriendo al escenario llamando a doña Juana)

VECINO DOS: ¿Señora Juana? ¡Señora Juana! JUANA: (Entra asustada) ¿Qué pasa compadre Pedro? VECINO UNO: ¡Le traemos muy malas noticias! VECINO DOS: Noticias de su gran amigo el general Bolívar JUANA: ¿¡Que le ha pasado a mi general!? VECINO UNO: Pues que Bolívar luego de haber librado una gran batalla como la de Pichincha en Ecuador… VECINO DOS: La batalla de Carabobo en Venezuela y en Perú en las batallas de Junín y Ayacucho liberó esas naciones. JUANA: Eso está muy bien, ya han pasado diez años y todo ha mejorado con el gobierno de nosotros los criollos, pero cuénteme ¿lo hirieron? ¿Qué le paso? VECINO DOS: Dicen que estaba gravemente enfermo de pulmonía o tisis y que lo llevaron a Cartagena a esperar un barco que lo llevaría a Cuba donde se podrá recuperar. JUANA: ¿Entonces ya está en Cuba? VECINO UNO: Nada de eso señora Juana. VECINO DOS: Cuentan que el barco nunca llegó y Bolívar fue atendido en la Quinta de San Pedro Alejandrino en Santa Marta, JUANA: ¿Entonces se está recuperando en Santa Marta? VECINO UNO: No doña Juana; nuestro general murió el 17 de diciembre de este año del señor 1830. JUANA: No, no puede ser, es tan joven y valiente; (se sienta en su camastro y con el rostro entre sus manos llora incansablemente) mi general el que durmió en mi cama, el mismo que tomó en mi taza y el único que me ha tratado como una gran dama, se murió mi general Bolívar. ¡No lo puedo aceptar! VECINO DOS: Bolívar murió, pero sus sueños e ideales seguirán por siempre.

43


LOS TRES: (al unísono) Han pasado más de doscientos años, y hoy igual que ayer proclamamos la libertad y la soberanía de la República de Colombia. ¡Recordemos La Independencia! ¡Vivamos la Libertad! FIN

44


Taller evaluativo teatro exprés e histórico Taller evaluativo

Clase Nª

Fecha

Periodo

Metodología: escogencia múltiple Actividad: lee, recuerda, analiza y, cuando estés seguro de tu respuesta, señala la opción correcta. 1. El gran sueño del libertador Simón Bolívar fue ver las naciones de Venezuela, Ecuador, Perú y la Nueva Granada: a. Unidas b. Esclavizadas c. Sometidas 2. El general a. b. c.

Bolívar logró la independencia de la Nueva Granada luego de triunfar en: Las batallas de Pichincha y Ayacucho Las batallas de Ayacucho y Junín Las batallas del Pantano de Vargas y Puente de Boyaca

3. La Batalla a. b. c.

que le dio la victoria se peleó: 20 de Julio de 1810 7 de agosto de 1819 12 de octubre de 1492

4. El primer a. b. c.

presidente de la Gran Colombia fue: Francisco de Paula Santander Germán Roscio Simón Bolívar

5. Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar de la Concepción y Ponte Palacio Y Blanco nació en 1783 en: a. Panamá. b. Venezuela c. Ecuador 6. Nuestro libertador fallece en Santa Marta en la Quinta de San Pedro Alejandrino el día: a. 20 de julio de 1810 b. 17 de diciembre de 1830 c. 6 de agosto de 1819

45


Imagina que eres un niño o una niña que vive en La Gran Colombia ¿Cómo sería tu vida?

¿Consideras que para uno alcanzar los sueños es necesaria la violencia y las armas?

¿Por qué crees que saber ubicarse en una línea de tiempo es importante? _

¿Consideras que la historia de Colombia tiene que ver en algo con nuestra realidad hoy?

46


Taller autoevaluativo del teatro exprés e histórico Clase Nª

Fecha

Periodo

Metodología: autoevaluación Actividad: lee, recuerda y analiza tu papel como creador de la obra teatralizada o actor en la obra.

AUTO-OBSERVACIÓN Estructura narrativa

Estructura dramática Integración grupal Técnicas de actuación

Recursos expresivos

Recursos locativos

Recursos académicos Recursos tecnológicos

ACCIONES AUTOEVALAUCIÓN Participación en la creación colectiva de la narrativa.

Participación en la creación colectiva del texto teatral. Trabajo en equipo respetando las reglas planteadas por el líder. Utilización adecuada de la expresión verbal La expresión gestual La expresión corporal Interpretación Personificación Caracterización Aportes verbales en la creación de vestuario, utilería y ambientación. Investigación y aportes sobre la temática de la obra. Investigación y aportes sobre la temática de la obra tomados de la web.

47


Textos teatralizados de la historia d e Colombia.

Tambore s trompe tas y bayone tas

“Buscaron la libertad, para vivir con ella en orden y en paz. Llegaron a la independencia porque este vino a ser el único medio de garantizar el goce pleno de los derechos civiles y políticos, en su calidad de hombres, mujeres y ciudadanos”. Simón Bolívar Sinopsis general En el texto teatral “Tambores, trompetas y bayonetas ” los actores, lectores y espectadores podrán adentrarse en la historia de Colombia a través de nueve actos teatrales que, de forma amena, muestran los hechos acaecidos en lo que hoy llamamos Colombia; desde la Conquista pasando por la Colonia hasta llegar a la Independencia de la Nueva Granada. Además, podrán reconocer algunos personajes de nuestra historia no solo como héroes sino como seres humanos con fortalezas y debilidades. Podremos hacer un recorrido por nuestra historia a través de personajes sencillos pertenecientes al pueblo que, como conectores entre acto y acto, se sumergen en cada uno de los episodios de manera clara con diálogos abiertos que, entretejen sus historias con las de nuestros héroes, llevándonos por un mundo de fantasías y realidades para recordar cada instante; la obra es una serie de escenas que llevan al espectador a recordar el momento preciso en que se ganó la independencia del pueblo granadino y conocer el interior de cada uno de los personajes que fueron claves en nuestra lucha emancipadora. Cada acto inicia y/o termina con una búsqueda desde la obra misma a la reflexión del espectador frente a los hechos ocurridos y su relación con los hechos actuales.

Reflexiones: ¿En cuánto ha cambiado nuestro país en los años que llevamos de independencia? ¿Existen héroes tal y como ayer que se entreguen por la liberación de una población? ¿Cuáles son nuestras cadenas actuales? ¿Somos un país capaz de asumir posiciones críticas frente a los sucesos sociales actuales? ¿Cuáles son nuestras alternativas para solucionar las problemáticas actuales? ¿En cien años cuál será nuestra realidad? ¿Cuál es nuestra contribución para mejorar el futuro? “Tambores Trompetas y Bayonetas” es una obra teatral en sí misma, con algunas situaciones anacrónicas que rayan en la fantasía por la simple intencionalidad de reconocer personajes, hechos y situaciones que ameritan ser recordados.

48


Cada uno de los actos se pueden fragmentar en caso de querer convertirla en obras en pequeño formato, de tal manera que no solo permite el trabajo de aula, sino que la puesta en escena podría llevarse a diferentes espacios, actos culturales y cívicos o fechas que conmemoren en la institución. Es así como los invito a leer con sus alumnos cada una de las propuestas de dramaturgia sobre historia de Colombia :

49


1. Lágrimas de oro y sal (un templo para Zue) Sinopsis: durante el período de la conquista los nuevos visitantes, (conquistadores españoles), asumen un papel de amos y señores sobre la población aborigen, dando el inicio al exterminio de toda una raza, con violencia, maltrato e injusticias. En la puesta en escena el espectador podrá, en aproximadamente 25 minutos, recrear los momentos más importantes que se dieron en la tierra del sol Zue y la lucha por la defensa de sus templos, costumbres y tradiciones, reconociendo las razas que ingresaron al territorio suramericano. Además, identificar algunos personajes que hicieron parte de la conquista y colonización de Antioquia (Bernal, 1976).

2. Abajo los impuestos fuera los tiranos Sinopsis: en aproximadamente 25 minutos, nuestros estudiantes podrán recorrer parte de la historia colombiana de una forma agradable y lúdica, identificando personajes, momentos, lugares y situaciones que fueron hitos para que se diera lugar el fin de la dominación española. La obra se ubica en el período histórico de Colombia llamado Colonia, (marzo 1781), cuando los primeros pensamientos políticos de liberación y resistencia intentaron poner de manifiesto el descontento del pueblo, iniciándose un movimiento campesino (indígenas, negros y criollos) para exigir garantías y rebajas a los nuevos tributos impuestos por la corona española, movimiento que se conoce como el movimiento de los comuneros.

3. La expedición de Flora y Manolo Sinopsis: durante 35 minutos los alumnos y alumnas podrán escudriñar con algo de humor en los hechos ocurridos en 1783, cuando el virrey y arzobispo Caballero y Góngora, aprovechando los conocimientos, talento y sabiduría del sacerdote José Celestino y Mutis, aprobó la realización de una expedición botánica para el estudio de la flora, la astronomía, la geografía y la física en el Nuevo Reino de Granada. Los principales hallazgos de José Celestino Mutis y sus discípulos, referentes a la flora y la aplicación de plantas en la medicina y su primer grupo de estudiosos e investigadores descubren nuestras riquezas naturales y demuestran lo que somos: un pueblo único en una tierra sin igual, América.

4. Una noche con José Acevedo y Gómez Sinopsis: en las horas previas al 20 de julio de 1810, varios de los criollos insurgentes, entre ellos José Acevedo y Gómez, decidieron montar un plan, tramar el caos para buscar cabida en el gobierno del momento, en donde los criollos no tenían ni voz, ni voto , y que mejor que un acontecimiento como la llegada de Villavicencio para armar el alboroto y enardecer al 50


pueblo de la Nueva Granada; en forma imaginaria el texto reúne a personajes de nuestra historia, quienes en un diálogo ameno durante aproximadamente 20 minutos, llevan a los estudiantes a comprender el proceso político ocurrido en la noche previa al 20 de Julio de 1810. 5. Tras la montaña de oro, las huellas de la independencia Sinopsis la obra se desarrolla entre los años 1810 y 1813, después del grito de independencia del 20 de julio de 1810, cuando se establece la junta independiente de Bogotá y se convoca el Congreso de las Provincias Unidas, es en este preciso momento cuando José Manuel Restrepo, como representante de Antioquia y ante el temor de una invasión de los españoles en tierras antioqueñas, nombran como dictador del Estado libre de Antioquia a Juan Bautista del Corral, para preparar la defensa de la provincia. La obra desarrolla diálogos entre varios personajes de la historia antioqueña, hombres y mujeres de diferentes grupos sociales de la época (blancos, criollos, negros, mestizos e indígenas), haciendo énfasis en algunas acciones que fueron fundamentales para el reconocimiento de Antioquia como provincia independiente, son Juan del Corral y José Manuel Restrepo los protagonistas y responsables de la firma de la declaración del acta de Independencia de Antioquia, el 11 de agosto de 1813.

6. Simoncito el pequeño libertador Sinopsis: en aproximadamente 55 minutos se podrá reconocer la vida de nuestro libertador Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar, quien estuvo marcada por el destino desde el mismo momento de su nacimiento. El texto teatral invita de forma clara a los espectadores a comprender los designios que llevaron al libertador desde su vida familiar, la pérdida de sus padres, su educación, la relación con sus hermanos, su nana Hipólita, su maestro Simón Rodríguez, su tío Esteban y su mentor, el Marqués Ustoria en Europa; además de la relación con su amada esposa Teresa Rodríguez hasta llegar a jurar la libertad de su pueblo en el Monte Sacro.

7. Por la libertad y el honor Sinopsis: en los acontecimientos ocurridos el 7 Agosto de 1819 en el puente de Boyacá intervienen un grupo de soldados patriotas que con coraje enfrentan a los Realistas, siguiendo las órdenes del general Bolívar y el general Santander, la obra de aproximadamente 30 minutos, es una serie de escenas que llevan al espectador, en nuestro caso estudiantes, a recordar los instantes previos al encuentro con los Realistas en las batallas del Pantano de Vargas y Puente de Boyacá, y el momento preciso en que se ganó la independencia del pueblo granadino, se expulsan los españoles de nuestro territorio y Bolívar asume el poder como primer presidente.

51


8. Silicios por la libertad Sinopsis: en aproximadamente 30 minutos, los espectadores podrán adentrarse en el mundo de las mujeres en la época de la colonia americana. Mujeres que huían de sus futuros matrimonios impuestos por sus padres, haciendo votos perpetuos de castidad y obediencia en los conventos, fue en estos, donde la educación femenina logró sus más importantes avances, pues las religiosas debían aprender a leer para poder rezar el divino oficio; hasta fines del siglo XVIII, el propósito de dichas comunidades religiosas era la vida contemplativa y devota perdiendo su reconocimiento como mujer y hasta su propia identidad, pero muchas mujeres lograron libera rse de dicho propósito alcanzando grandes logros como literatas y militantes de la causa independentista.

9. Retazos de una época Sinopsis: en aproximadamente 40 minutos los espectadores podrán reconocer en cada monólogo los intereses intrínsecos de los personajes en la búsqueda de su propia libertad. La propuesta teatral hace un recorrido por la historia de los héroes y heroínas que con su aporte emancipador entregaron todo su ser. La obra hace un recorrido por las vidas de Sor Juana Inés de la Cruz, Sor Josefa del Castillo, Flora Tristán, Policarpa Salavarrieta, Antonia Santos y Manuelita Sáenz; Antonio Nariño, Francisco de Paula Santander y el general Simón Bolívar.

52


Textos teatrales Texto Teatral N°1 Lágrimas de oro y sal, “Un templo para Zue”

Ilustración:: Juliana Sánchez Montoya Sinopsis: durante el período de la conquista los nuevos visitantes, (conquistadores españoles), asumen un papel de amos y señores sobre la población aborigen, dando el inicio a la exterminación de toda una raza, con violencia, maltrato e injusticias; en la puesta en escena el espectador podrá, en aproximadamente 25 minutos, recrear los momentos más importantes que se dieron en la tierra del sol ZUE y la lucha por la defensa de sus templos, costumbres y tradiciones y reconocer las razas que ingresaron al territorio suramericano. Además, reconocer algunos personajes que hicieron parte de la conquista y colonización de Antioquia.

53


Personajes Indígenas Muiscas. 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

Azay: indígena mujer. Pacanchique: indígena hombre. Españoles o conquistadores. Alonso de Ojeda. Vasco Núñez de Balboa. Mariscal Jorge Robledo. Teniente Jerónimo Luis Téjelo. Fraile: Fray Bartolomé de las Casas. Infante Mateo.

Cuadro uno: familia indígena Ambientación Una pareja indígena sentada junto a la fogata, el hombre organiza un arco y flecha para la cacería y la mujer organiza una olla de barro y un totumo para la chicha. Al fondo, un joven toca un instrumento musical llamado Quena. (Se sugiere fondo musical con melodías de KAJARKAS (video en YouTube el cóndor pasa) PACANCHIQUE: ¡Azay! Apúrate mujer, organiza rápido esa cena1 que debo partir en la madrugada a la cacería del leopardo y el jaguar. AZAY: Ya voy Pacanchique, esposo mío, solo me falta organizar la chicha y tostar el maíz para el camino, acuéstese tranquilo que yo lo llamo a la hora de la madrugada antes de salir nuestro dios Zue. PACANCHIQUE: (Asomándose y mirando al firmamento) Mira Azay, como Chía está iluminando esta noche, parecer que estar de día y las estrellas titilan como danzando en el firmamento. AZAY: Eso es augurio que nuestra madrecita Bachué los va acompañar a esa travesía por el monte.

1

Acl a ra ci ón:

La cena es un concepto occidental que adquirió su mayor fuerza en la época victoriana.

54


PACANCHIQUE: Ruego a ZUE que sea benevolente con toda la tribu y sea nuestro aliado mañana, si cae una sola gota de lluvia el jaguar y el leopardo desaparecerán, y ruega a mi madrecita Bachué que no nos encuentren esos demonios blancos que dicen están cerca del Valle. Mi compadre Minchu me comentó que él alcanzó a verlos en lo alto de la sierra de Heliconia, vienen montados en unas bestias grandes que vuelan con el viento y relinchan que dan miedo. (Leyenda Pacanchique y Azay , s.f.)2 AZAY: Contame esposo ¿y logró verlos de cerca? ¿Si son dioses o son demonios? deben de ser muy miedosos. PACANCHIQUE: Con decirte que el cuerpo les brilla como el sol y sus cabezas son más grandes que las nuestras y también les brilla y hasta tiene plumas como las aves. AZAY: Oh esposo Pacanchique, eso de las plumas es seguramente para poder volar y lo del brillo en el cuerpo ¿no será que traen algún mensaje de Zue, nuestro dios? PACANCHIQUE: Pues, yo realmente no sé porque brillarán tanto, pero me cuenta mi compadre que hay algo aún más extraño, son altos y de su rostro sale pelo como el del jaguar, amarillo o negro y largo muy largo y sus ojos son azules como el cielo y brillan como luceros. AZAY: No me cuente más que ya me está haciendo dar miedo, esos seres son realmente horrorosos, blancos, de ojos azules con pelo en el rostro, altos como los árboles y brillantes como el sol. No creo que pueda dormir hoy. PACANCHIQUE: Y eso no es todo, dicen quienes se les acercaron que hablan entre ellos con una lengua muy extraña y hasta les hablan a unos animales pequeños que siempre los acompañan, dicen mi compadre que esos animales tienen dientes como la pantera y siempre les responden con un (imitan el sonido onomatopéyico del perro) guau… guau… guau... AZAY: ¿Qué es eso tan horrible? ¡Qué nuestra madrecita Bachué nos libre de estar cerca de esos demonios! PACANCHIQUE: Sí mujer tienes razón, entre más lejos estemos de ellos mucho mejor, así nuestra vida será tranquila, es mejor que nos vamos a dormir. Y deja de pensar en esos cuentos de mi compadre, hasta imaginación de él será, eso es puro cuento 3 . AZAY: Esposo ya está todo listo, el maíz tostado para el hambre, la chicha para la sed, la miel para las arepas y esos trozos de carne de liebre seca. PACANCHIQUE: Gracias mujer yo ya tengo listo el arco, las flechas, las cerbatanas y la mochila, así que es mejor que nos acostemos pronto. 2

Acl a ra ci ón: El concepto relincho es una pa l a bra occidenta l . Ha y que recorda r que en l a conqui s ta ha y un cruce de rea l i da des , pero a ntes de es o l a ma nera como l os i ndígena s s e rel a ci onaba n con s u mundo es muy di s ti nta a l a europea o a l a a ctua l .

55


(Se tienden en unas esteras en el suelo, atizonan el fogón para la noche y se acuestan, quedan en la oscuridad mientras se ilumina otro espacio del escenario por donde entran los conquistadores)

CUADRO DOS Primeros exploradores

LUIS TEJELO:(con acento español y militar) Mariscal Jorge Robledo, sus órdenes serán cumplidas al pie de la letra. No vinimos desde España a solo conocer este nuevo mundo, es mi deber descubrir nuevas tierras para la gloria de nuestro rey. JORGE ROBLEDO: (con acento español y militar) Usted lo ha dicho teniente Jerónimo Luis Téjelo, vuestro único objetivo es la conquista, son tiempos duros, este año del señor 1541 nos ha de traer cosas nuevas, así que debéis partir hacia tierras del norte con el fin de buscar un camino nuevo para llegar al gran río de la Magdalena. LUIS TEJELO: No hay ningún problema Mariscal Robledo, ¿cuántas personas me designaréis para tan largo viaje? JORGE ROBLEDO: Llevad doce infantes españoles y veinte indios para la carga. LUIS TEJELO: ¿Y cuántos caballos y perros me designaréis? JORGE ROBLEDO: Serán suficiente doce caballos y veinte perros, recordad que debéis mantener los caballos con poca carga, muy frescos; para eso lleváis a esos indios, que ellos lleven la carga más pesada y el que intente sublevarse, simplemente… ya sabéis qué hacer. LUIS TEJELO: ¿Hago lo mismo que los conquistadores del Perú? JORGE ROBLEDO: ¿De qué estáis hablando? LUIS TEJELO: Pues de darle a los perros carne de indio para su alimentación. JORGE ROBLEDO: Ni se le ocurra, aunque los indios sean animales y no tengan alma nos sirven más vivos que muertos. Iniciad el viaje ya. LUIS TEJELO: Apuraos infantes debemos llegar a los altos antes del amanecer. Subiremos la cordillera hoy mismo, espero no tener que usar los arcabuces en caso de encontrar tribus.

3

Acl a ra ci ón: El concepto de “puro cuento” ti ene connota ci ones i mpl ícita s de una uti l i za ción di scursiva de otra época , como l o es l a s oci eda d a nti oqueña del s i gl o XX.

56


JORGE ROBLEDO: Tened cuidado con todas las tribus que seguramente encontraréis; dicen que allí habitan aburráis, llamaseis, y para el norte están los caribes y los chibchas (Sale de escena Jorge Robledo) LUIS TEJELO: (mirando a lo lejos el foro al fondo) Infante Mateo devuélvete rápido y decidle al mariscal Robledo que es necesario que nos envíe refuerzos, son muchos los indígenas que se ven en la lejanía, seguramente se interpondrán en nuestro camino. (El Infante sale y da la razón al mariscal). INFANTE MATEO: (Tras escena) Mariscal Robledo, que el teniente Tejelo manda a decirle que envié refuerzos, son muchos los indígenas que se divisan y que seguramente nos atacarán y se interpondrán en nuestro camino. ROBLEDO: No os preocupéis, decidle a Tejelo que les estaré enviando refuerzos, hoy en la noche. LUIS TEJELO: Hoy 24 agosto de 1541 en nombre de nuestros soberanos bautizo este valle con el nombre “San Bartolomé” NIÑA: (desde el público o voz en off) ¿Y por qué se llamó el Valle de San Bartolomé? LUIS TEJELO: Sencillo por que el 24 de agosto es el día de ese santo: “San Bartolomé” NIÑA: (o voz en off) Entonces ese es el primer nombre que tuvo Medellín. LUIS TEJELO: Muy bien, y ya que lo habéis entendido dejadnos continuar con la historia. (Se oscurece el cuadro de los conquistadores y se ilumina la escena de los indígenas)

Cuadro tres, “Conquistadores al ataque ” (Entran los conquistadores Tejelo, Robledo, Balboa y Alonso, todos los indígenas se acurrucan al verlos) ALONSO: Estos son los indios que yo le decía, ellos atacaron a Robledo y a Tejelo. BALBOA: Parecen brutos y retrasados, pero son muy peligrosos; fueron ellos los que quemaron mi campamento allá en la región de Turbaco y mataron casi todos mis hombres, en la emboscada murió el señor Juan de la Cosa, mi gran amigo. AZAY:(muy asustada y gritando) Pacanchique, Pacanchique esposo mío han llegado los demonios blancos ¡hay madrecita Bachué ampáranos, saca de acá estos demonios, aléjalos de mi hogar! ALONSO: (pateándola y empujándola al suelo) Cállate animal de monte, no resisto tus aullidos, ¡cállate india pati rajada! 57


BALBOA: ¡Cálmese señor Alonso de Ojeda! Esta pareja se ve pacífica y están chillando es de puro miedo. ALONSO: ¡Cuál pacífica! mire, mire hacia allá, ahí tienen sus armas, los arcos y las flechas, seguramente se estaban preparando para volver a atacarnos. (Mientras tanto la pareja acurrucada llora en el piso) BALBOA: No seáis mal pensado señor Alonso de Ojeda, observad que tienen todo listo para salir de cacería, además lo que a usted le pasó fue muy lejos, cerca de Cartagena de Indias, estos no deben saber nada de nuestro interés por ellos. ALONSO: Hasta tiene razón señor Balboa por algo es usted el estudiado, lo único que a nosotros nos interesa es encontrar el Dorado; Y ellos (señalándolos) deben saber dónde está ese famoso Dorado. PACANCHIQUE: (arrodillado y haciéndoles venias) Dioses blancos, no nos maten, digan ¿qué quieren? (se empieza a quitar los collares, la nariguera, los aretes) BALBOA: Lo vez Ojeda, estos indios son pacíficos, hasta nos están dando sus joyas y mira son puro oro y tienen esmeraldas, ¿cómo les preguntamos de dónde sacaron el oro? ALONSO: (coge a la mujer del cabello) ¿Dónde está la mina de oro? ¿De dónde sacaron las esmeraldas? ¡Hable india, hable! BALBOA: Ellos no nos entienden, necesitamos un traductor, alguien que conozca su lenguaje. ¡Cálmese señor Alonso! El único que nos puede ayudar es el fraile que viene en el grupo explorador. ALONSO: ¿Cuál fraile? BALBOA: El que estaba evangelizando en Cartagena y decidió acompañarnos, ese hombre de dios ya conoce parte de la lengua de estos nativos. Creo que se llama Bartolomé de las Casas 4 . ALONSO: (gritando) Fray Bartolomé, venga pronto, dejad la oración por un momento y venid a esta pocilga. FRAILE: (con su sayal café y cabeza agachada) Decid respetados descubridores, ¿Qué queréis en nombre de Dios y del rey de España? BALBOA: No es cosa del otro mundo, solo deseamos que nos sirva de interprete entre estos indios y nosotros. FRAILE: No hay ningún problema, mi experiencia en México evangelizando me ha ayudado a entender algo de su lenguaje. ALONSO: Pregunto en nombre de Dios ¿de dónde han sacado ese oro de las joyas? 58


FRAILE: (dirigiéndose a los indígenas, quienes continúan asustados en el suelo, utiliza lengua quechua aún existente) Allin kata apamushkaiki, caramunta jamuspai, jauka caymi ñañaycuna, jancunawan kachun. BALBOA: ¿Qué les has dicho fray Bartolomé? Simplemente es un saludo “De muy lejos he venido. Trayendo un mensaje, que la paz sea con ustedes queridos hermanos”5 . No tengáis miedo, solo necesitamos saber ¿dónde habéis sacado ese oro y esas esmeraldas? AZAY y PACANCHIQUE: (responden en dúo) Trueque… en el trueque. BALBOA: ¿Trueque? ¿Qué es eso? ¿Una mina? ¿Una tribu? FRAILE: ¿Qué es trueque? AZAY: Cambio de productos. PACANCHIQUE: Yo entregar maíz, ellos darme sal. AZAY: Yo entregar tiestos de barro, ellos darme mantas de lana. PACANCHIQUE: Yo entregar carne curada, ellos darme candongas de oro. AZAY: Yo entregar liebres y ellos darme esmeraldas. INDIGENAS: (en dúo) eso ser trueque. ALONSO: El oro, pregunto por el oro ¿de dónde lo sacaron? FRAILE: ¿Buen hombre de dónde sacasteis el oro? PACANCHIQUE: Me lo entregaron por sal, en el mercado cerca al templo del sol, en la provincia del cacique Sugamuxi. ROBLEDO: ¿Sugamuxi? ¿Qué es Sugamuxi? ¿Templo del sol? ¿Qué es templo del sol? PACANCHIQUE: Ser centro de adoración el templo del sol, está en las tierras del norte el mando de un cacique.

bajo

ALONSO: ¿Qué está diciendo? Traduzca Fray Bartolomé, ¡haga su trabajo! FRAILE: Que el oro lo consiguen en un mercado que se realiza cerca al templo donde veneran a su dios Zue. ALONSO: ¿Cuál dios? ¿Cuál templo? ¿Cuál lugar? 4

Acl a ra ci ón: Fra y Ba rtol omé 1474-1566 no pa rti ci pó en l a s expedi ci ones de l a conqui s ta del terri tori o Anti oqueño, por l o ta nto, s u a pa ri ción en es ta es cena es i ntenci ona l , con el fi n de bri nda rl e tri buto. http://www.ci uda ds eva .com/textos /es tudi os /ca s a s /ca s as01.htm 5 Lengua quechua (ori gi na ria del s ur del Perú y Bol i vi a )

59


FRAILE: No os apresuréis tanto, señor Alonso de Ojeda, debéis aprender la paciencia de Vasco Núñez de Balboa, mirad su calma y su tranquilidad. ALONSO: Yo no vine hasta aquí para sermones y cantaleta 6 , ya estoy bastante crecidito para tus regaños, responded lo que te he preguntado. FRAILE: ¿Cuál dios? Pues su dios, el sol al que llaman Zue. ¿Cuál Templo? Pues el gran templo del sol, donde llegan todas las tribus de todos los territorios Muisca a traer sus presentes para Zue. PACANCHIQUE: El templo del sol está ubicado en el valle de Iraca, allí quien manda es el cacique llamado Sugamuxi. TEJELO: Muy bien, entonces en marcha ¿Cómo Llegaremos allí? FRAILE: No, no es tan fácil, estamos muy al sur cerca al territorio de Zipaquirá la tierra de la sal, para llegar allí necesitamos. (no lo dejan seguir) BALBOA: Decid pues ¿cuáles caciques debemos convencer, a cuál Zaque debemos honrar, o a cuál Zipa debemos enfrentarnos? ¿A quién debemos entregar presentes o nuestra amistad? ALONSO: Así me gusta oírlo hablar mi señor Balboa, tenemos un objetivo en mente y debemos cumplirlo a cabalidad; es mejor que se pregunte ¿a quienes debemos de eliminar? FRAILE: Primero lo primero, convencer al cacique Chocontá el que tiene su territorio cerca de la laguna de Guatavita para que nos deje pasar por su territorio. ROBLEDO: Y luego ¿qué? FRAILE: Subir hacia el Norte hasta la región del cacique Hunsa, dicen que este cacique es el más valeroso aguerrido, tiene en sus manos el poder por el dominio de la sal, además cuentan que la tierra de Hunsa está maldita, por eso es árida y no tiene agua. ALONSO: Es decir que para ellos es más importante la sal que el oro y que las esmeraldas. FRAILE: Así es mi señor Ojeda, aquí no se pelea por el oro, se pelea por la sal. Continúo con el recorrido para que se preparen. BALBOA: ¡Claro siga ya, me estoy impacientando yo también! FRAILE: Si pasamos el territorio maldito de Hunsa, llegamos a tierras fértiles, unas planicies que vierten su verde a orillas de varios ríos; es la región de Tundama, tierras gobernadas por el cacique Atabi y luego de transar con este cacique, cuentan es servicial, amable, y muy justo, debemos seguir subiendo. 6

Acl a ra ci ón: La uti l i za ción de l a expres i ón “cantaleta” es a na cróni ca, ya que es una expres i ón regi ona l del s i gl o XX, pero úti l en el di a l ogo es céni co.

60


TEJELO: No me diga, ¿más caciques y más luchas? Yo mejor me devuelvo hacia el Sur, no continúo con ustedes. FRAILE: Esperen, debéis analizar lo que deben hacer, las luchas podemos omitirlas si vamos en son de paz. ALONSO: Eso no es posible, pero ya nos ingeniaremos la estrategia para llegar hasta el famoso templo del sol y sus tesoros. FRAILE: El último lugar a llegar es el valle de Iraca, donde el caique Sugamuxi estará defendiendo su territorio y el templo donde adoran a Zue. BALBOA: Y debemos apresurarnos porque según mis hombres hacia el Sur está el conquistador Jiménez de Quesada, acaba de entrar en lucha con el cacique Nemocón y tomó prisionero a un Zipa. ALONSO: ¿¡Cómo así!? ¿¡Cuál Zipa cayó en manos de Gonzalo Jiménez de Quesada!? BALBOA: Dicen que un Zipa muy joven no ha cumplido los 18 años, ¿su nombre es Quemuenchatocha? BALBOA: Pobre Zipa no sabe lo que le espera. ROBLEDO: Definitivamente yo no continúo con ustedes, voy a seguir a Tejelo, mejor me voy en busca de minas de oro, yo no creo en ningún Dorado. Hasta pronto. ALONSO: Ustedes se pierden esta travesía y posiblemente el oro más fácil de encontrar, listico para enviarlo a nuestra madre patria. (Salen de escena Robledo y Tejelo). FRAILE: Además, cuentan algunos hombres que llegaron del sur, que ya Quesada fundó un poblado en la sabana y que lo bautizó en nombre de la reina Santa fe de Bacatá. ALONSO: ¿Cómo así? Peleó, ganó, apresó y fundó, entonces le ha rendido el tiempo. Así debemos ser nosotros entonces al iniciar mañana en la madrugada el recorrido hasta el Templo del Sol y estos indígenas serán nuestros rehenes o nuestros guías como lo quieran ver. (Salen arrastrando los indígenas)

Cuadro cuatro, “Profanando el templo del sol” Escenografía: (un sillón en tronco de árbol o guadua, ollas de barro, cortinas en láminas de oro, momias y en el fondo un gran sol dorado) (Aparecen los conquistadores admirando el templo del sol) ALONSO: Entonces ¿este es el famoso Templo del Sol? (camina tocando las joyas y las momias que hay alrededor) 61


SUGAMUXI: (sentado en el centro en un sillón de guadua, bajo un gran sol, y una indígena a sus pies) Así es, este es el lugar donde nos encontramos cada luna llena para ofrecerle a nuestro dios Zue toda nuestra gratitud. Jauka kayta, allin kaita, chayllata suyaspa. ALONSO: ¿¡Qué dice!? FRAILE: Solo la paz trae la paz, y nos da la bienvenida. BALBOA: ¿Y cómo contribuyen a tantos favores recibidos? FRAILE: Ahí lo ven queridos conquistadores, de todas las tribus traen, oro, esmeralda, conchas de mar, tejidos y por supuesto la sal. SUGAMUXI: (se arrodilla ante una momia y la acaricia.) Este es mi antepasado el cacique Iracá, en su reinado todas estas tierras fueron prodigas, la sal y las verduras nunca faltaron. ALONSO: Bueno lo importante es hablar del oro. Tenemos que enviar todo el oro que más podamos a España. Todo este recorrido y cansancio entonces habría valido la pena. (en voz baja y al oído de Balboa) Hay que exterminar a todos estos indios pati rajados. BALBOA: Por favor es hora de conciliar, no de hablar de guerra. SUGAMUXI: ¿Entonces dioses blancos qué querer ustedes de nosotros? FRAILE: Por el amor de Dios, debéis hacer las cosas con respeto, esta es una comunidad pacífica. ALONSO: (riendo) ¿Cuál comunidad? (mira hacia todos lados como si no viera a nadie) BALBOA: ¿Qué estás pensando? ALONSO: Solo estoy imaginando que tal vez un poco de acción haría que estos indios salieran del templo y en la confusión podemos aprovechar y tomar todo el oro. SUGAMUXI: No entiendo ¿qué dice usted hombre blanco? Nosotros ser amigos de los frailes blancos, aprender sus costumbres, ayudar a construir sus templos, darles comida y casa, aprender su lengua y escuchar sobre su dios. ALONSO: Eso no es suficiente cacique, usted bien lo ha dicho nosotros somos dioses y como dioses nos deben tratar, entregarnos todo su oro. FRAILE: Eso es imposible, todo este oro son donaciones al dios Zue. BALBOA: No, tratemos de negociar, yo tengo una idea. ALONSO. Habla pronto, esto no puede demorar. 62


BALBOA: (acercándose a la indígena y acariciando sus joyas) ¿Qué es lo que más te gusta de estos colgandejos? AZAY: (con orgullo) ser la luz y el brillo de mi señor Zue (hace una venia al sol) BALBOA: (dirigiéndose al fraile) Lo que me imaginaba, ellos no saben el valor del metal, espere y verá cómo lograremos quitarle todo y sin una gota de sangre. FRAILE: Ahí están pintados los españoles, maliciosos y deshonestos, ¿ahora qué irán hacer? BALBOA: Oh mi querido cacique Sugamuxi, yo ser un dios que te puede dar poderes para verte a ti mismo y ver reflejado tu espíritu, así Zue podrá ver tu alma. CACIQUE: ¿Cómo poder hacer eso gran dios Balboa? BALBOA: (sacando de su bolsa unos espejos) Muy fácil, usted entregar brillo de dios Zue, y yo entregar reflejo del alma de los dioses blancos. CACIQUE: (se acerca con temor y toma el espejo) (Se observa en él y se asombra e inmediatamente cae al piso haciéndole venias a los conquistadores) Es verdad o gran dios, mi alma quedó atrapada en el brillo de tu poder. ALONSO: (riendo a carcajadas) Sí, ese es nuestro poder y su alma quedó atrapada, ahora debes de obedecernos a nosotros si quieres que te la devolvamos. CACIQUE: ¿Qué debo hacer, dímelo oh gran dios? ALONSO: Traed sacos y costales y llenadlos con todo brillo que tengan (le quitan a la indígena las alhajas). FRAILE: Sed prudentes, si los queréis engañar háganlo con respeto. ALONSO: ¿Cuál respeto? Estos ignorantes no lo merecen; (gritando) llenad rápido todos los sacos. CACIQUE: No hacerme daño yo entregar todo el tesoro del templo, pero no robar más almas, entregarme mi alma y te llevaré al Dorado. ALONSO: ¿Qué dijo, al Dorado, realmente existe el Dorado? AZAY: Sí el dorado existe, ahí está el gran tesoro de nuestro dios, pronto devuélvale el alma a mi cacique Sugamuxi y yo misma los llevaré a la gran laguna de mi madre Chía. ALONSO (entregándole el espejo) está bien salgamos de acá y quemen este templo, ahora nosotros seremos sus únicos dioses. FRAILE: No hagáis eso señor Alonso de Ojeda, no queméis el templo, esto es una gran obra de los Chibchas de la gran familia Muisca. 63


ALONSO: Dejad tanta palabrería y salid de aquí si no queréis también morir en las llamas. EL CACIQUE, PACANCHIQUE Y AZAY (llorando salen del templo y se dirigen al Público). “No pedimos de ustedes lástima y misericordia, solo pedimos que en sus recuerdos queden grabados los momentos en que los españoles tomaron el poder, acabaron con nuestro pueblo y arrasaron con nuestras riquezas ”. AZAY: En el nombre de Zue les prometemos que un día llegará un hombre de tierras lejanas y nos liberará de tanta injusticia de tanta crueldad y de tanto horror. CONQUISTADORES: Dejen la queja y la amenaza, esta tierra es nuestra y ustedes nuestros esclavos. ¡Salgan, indios patirajados, salgan! PACANCHIQUE: Huyamos a tierras lejanas esposa mía, y si no lo podemos hacer prepárate para morir, prefiero la muerte a la deshonra de perder mi libertad. (el fraile se arrodilla y se pone a rezar el padrenuestro) AZAY Y PACANCHIQUE: Jauka kaita, allin kayta, chayllata suyaspa, allin kay, jauka kay munanchis llapanchis. Jauka kay tarinnachis punim jauka caymi ñañaycuna. Solo la paz trae la paz, la guerra solo engendra guerra, esa paz, esa paz que todos queremos, esa paz que todos anhelamos, que la paz sea con ustedes. (Al fondo musical KJARKAS El cóndor pasa) (Los indígenas caen al suelo, se levantan y salen del escenario seguidos por los conquistadores).

FIN

Salcedo M. (2010). Grupo teatro E.I José Acevedo y Gómez. Foto recuperada de archivo personal

64


Texto teatral N°2 Abajo los impuestos fuera los tiranos

Personajes 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

Relator. José Antonio Galán (Mestizo) Francisco Berbeo (Blanco) Salvador (Negro). Ambrosio Pisco (Indígena) Manolo (culebreo Mestizo) Flora Beltrán (mestiza) Soldados

Ilustración:: Juliana Sánchez Montoya

Sinopsis: en aproximadamente 25 minutos, nuestros estudiantes podrán reconocer parte de la historia colombiana de una forma agradable y lúdica identificando personajes, momentos, lugares y situaciones que fueron hitos para que se diera lugar al inicio del fin de la dominación española. La obra se ubica en el período histórico de Colombia llamado Colonia; exactamente en marzo de 1781; cuando los primeros pensamientos políticos de liberación y resistencia intentaron poner de manifiesto el descontento del pueblo, se inicia un movimiento campesino de desobediencia civil para exigir garantías y rebajas a los nuevos tributos impuestos por la corona española, movimiento que se conoce como “El movimiento de los comuneros ” Ambientación Las primeras escenas se desarrollan en una plaza de mercado campesino, hombres y mujeres de raza negra7 , india, mulatos y criollos caminan cabizbajos unos tras otros, arrastran cadenas, costales, y dos personajes vienen en un cepo; dos campesinos cerca a sus costales y cestas venden sus productos. La algarabía de la venta y compra, se rompe el silencio cuando la muchedumbre inicia un canto, un clamor.

7

Sugerenci a pa ra el docente: Es i mporta nte rei vi ndi car l a ra za negra como a ctores que pos i bi l ita ron muchos proces os económi cos , cul tura l es y s oci ales des de l a Col oni a .

65


Cuadro inicial TODOS: (cantan A la Mina no voy / Quilipayu- YouTube) Y aunque mi amo me mate, a la mina no voy, Yo no quiero morirme, en un socavón. SALVADOR EL NEGRO: El blanco vive en su casa, de madera con balcón. El negro en rancho de paja, en un solo paredón. TODOS: Y aunque mi amo me mate, a la mina no voy, Yo no quiero morirme en un socavón. FLORA: Don Pedro es tu amo, él te compró. MANOLO: Se compran las cosas a los hombres no. TODOS: Y aunque mi amo me mate, a la mina no voy, yo no quiero morirme en un socavón NEGRO: En la mina brilla el oro, al fondo del socavón INDIO: El blanco se lleva todo y al negro deja el dolor. TODOS: Y aunque mi amo me mate a la mina no voy, yo no quiero morirme en un socavón SALVADOR: Cuándo vuelvo de la mina cansado del carretón encuentro a mi negra triste abandonada de Dios y a mis negritos con hambre ¿por qué esto, pregunto yo? TODOS: (cantando) Y aunque mi amo me mate, a la mina no voy, yo no quiero morirme, en un socavón. FLORA: Don Pedro es tu amo él te compró. MANOLO: Se compran las cosas a los hombres no.

8

http://www.youtube.co m/wa tch?v =bRo9s SW71 Qui l i payun. A LA MINA NO VOY (YouTube)

66


TODOS: Y aunque mi amo me mate a la mina no voy, yo no quiero morirme en un socavón8 (Entran a escena un grupo de soldados realistas, uniforme rojo, en marcha y siguiendo el ritmo de un tambor, al oírlos los campesinos demuestran temor y miedo y el bullicio se silencia, un soldado se sube en uno de los costales y lee un mandato de la corona española). Cuadro uno SOLDADO UNO: ¡Atención! ¡Silencio! ¡Escuchen! Pueblo del Socorro en nombre del rey y la reina de España, nuestros soberanos deben cumplir el siguiente edicto: SOLDADO DOS: (desenrolla un pergamino y empieza a leer) “A partir del día de hoy, del año del señor 1781 les es de carácter obligatorio, pagar un impuesto sobre todo de lo que vendan en la plaza, sobre todo lo que produzcan sus hatos, y sobre todo lo que se comercie en estas tierras de Dios. Así que a partir de mañana se pasará por cada uno de sus ranchos cobrando un tributo para la corona”. LOS SOLDADOS: (en coro) ¡Viva el Rey! (nadie responde) MANOLO: ¡Que viva! (todos los campesinos lo miran con recelo) FLORA: (con humildad) Permítame su persona preguntarle, y todo ese oro que van a recoger ¿Para qué lo necesitan nuestros soberanos? SOLDADO UNO: Campesina bruta, ¿¡acaso usted no ha oído que nuestro rey entró a disputar tierras con Francia y que si no hay dinero entonces no hay municiones y no hay comida para nuestros soldados que están en la línea combatiendo!? ¿Qué va a saber eso? india tapirujada ¡lo único que importa es que ustedes deben ayudar a financiar esa guerra! LOS SOLDADOS: (en coro) ¡Viva el rey! MANOLO: ¡Qué viva! CAMPESINO UNO: (con miedo) ¡Y si no lo hacemos! ¿Qué pasará? SOLDADO UNO: Aquí en esta misma plaza será fusilado para que todos escarmienten, es orden de la corona española ¡Así que a cumplir o morirán! SOLDADO DOS: Así que usted (señala a un campesino) el que vende el tabaco para mañana, usted deberá estar pagando cinco tomines de oro. Y usted, (señala a otro) el que vende la chicha, deberá pagar tres tomines de oro y el que vende los plátanos, deberá pagar cuatro tomines de oro; y así sucesivamente hasta recoger 1000 tomines que estas villas del Socorro deben recaudar y entregarlo a su comisionado español.

67


(salen con el mismo orden que entraron, y tocando el tambor. Inmediatamente se escucha un murmullo de todos los campesinos que plantean su desacuerdo por la orden) MANUELA: (subiéndose en el mismo costal donde estuvo el soldado) ¡Escuchad pueblo del Socorro, solo escuchad! FLORA: (gritando al no ser escuchada Manuela) ¡Silencio! ¡Escuchen a mi hermana Manuela Beltrán! ¡Silencio ! (el grupo de campesinos quedan en completo silencio por unos momentos) TODOS LOS CAMPESINOS: (en coro) Hable su persona ¡Hable! MANUELA BELTRÁN: Muy bien, ya todos ustedes han escuchado que la Corona Española necesita nuestra ayuda, pero los corregidores nos exprimen9 nos explotan y su única intención es llevarse todas nuestras ganancias. ¿Hasta cuándo seguiremos siendo objeto de abuso y esclavitud? ¿Cómo podremos saber si nuestros aportes a la Corona si llegan a su destino? TODOS LOS CAMPESINOS: ¡Ya no más! ¡Ya no más! MANUELA BELTRÁN: Es hora de tomar decisiones, aquí frente a ustedes rompo este edicto (lo quita de donde lo pegaron los soldados) como signo de nuestro desacuerdo, si todos estamos unidos lograremos la lucha. FLORA: ¡Así se habla hermanita! ¡Abajo los tiranos! TODOS LOS CAMPESINOS: ¡Abajo los tiranos! ¡Viva Manuela Beltrán! AMBROSIO PISCO: (indígena) Diga usted ¿qué hacemos?… MANUELA BELTRÁN: ¿Y quién es usted hombre de Dios? AMBROSIO: Yo ser Ambrosio, Ambrosio Pisco y hablo en nombre de los indios que estamos igual que ustedes señora Manuela. ¡Más pobres que cucaracha de iglesia! MANOLO: Tal vez quiera decir ¡Más hambreado que ratón de iglesia! FLORA: ¡Tal vez más arrastrado que lombriz de tierra! AMBROSIO: Eso es, que ustedes y nosotros somos los mesmos sufridos. JOSÉ ANTONIO GALAN: (se levanta desde el fondo del mercado) ¡Todos estamos en la misma situación, si no nos organizamos vamos a seguir igual de llevados! ¡Algo tenemos que hacer!

9

Acl a ra ci ón: El movi mi ento comunero no s e fra guo en contra de l a corona es pa ñol a , como s í en contra de l os corregi dores .

68


SALVADOR: Ah síííííííí…. MANUELA: ¿Y quién es usted buen hombre? JOSÉ: Mi nombre mi señora es José Antonio Galán y cuente conmigo para lo que sea. MANUELA: ¿Quién más piensa como don José y don Ambrosio? TODOS: (en diferentes tiempos y tonos) yo, yo, yo, yo también. MANUELA: ¡Entonces escuchen con mucha atención! ¡Tenemos que iniciar una protesta masiva! SALVADOR: Ah síííííííí…. AMBROSIO: ¿Qué es eso de protesta masiva, su persona? MANUELA: Eso es muy fácil de entender mi querido amigo Ambrosio; significa que todos los que estamos en esta plaza, sus familias y sus amigos nos vamos a unir para no pagar los impuestos. AMBROSIO: Ahora si entendí ¡que todos nos vamos a rejuntar para no obedecer! JOSÉ ANTONIO: Sí señor, por eso, a eso se le llama desobediencia civil10 , cuando todo un pueblo se une para defender una causa común. SALVADOR: Ah síííííííí… MANUELA: Así es Salvador, necesitamos que los negros libertos como usted, los criollos mestizos como don José Antonio Galán, los indígenas como don Ambrosio y nosotros los mestizos, los nacidos en estas tierras estemos más unidos que nunca. JOSÉ ANTONIO: Antes que todo debemos darle las gracias a doña Manuela que es la única que sabe leer y puede decirnos que decía el edicto (dirigiéndose a Salvador) y por favor no volvas a decir “Ah síííííííí… ” SALVADOR: Ah síííííííí…. MANUELA: Ya no más por favor, espere les leo el papelucho este. SALVADOR: ¡Como usted diga su persona! MANUELA: (entonando la voz y tomado de una totuma agua)

10

Acl a ra ci ón: La protes ta ma s i va y l a des obedi enci a ci vi l s on térmi nos que na ce en l a teoría pol íti ca cua ndo s e cons ol i da en el s i gl o XIX el Es ta do moderno, y des i gna l os des a cuerdos como una pa rti ci pa ci ón y repres enta ci ón democrá ti ca . Pa ra l a época 1781 l a s oci eda d ci vil como ta l no ha bía na ci do.

69


¡En nombre de Dios todo poderoso y del Rey de España! Yo Juan Francisco Gutiérrez de Piñeros, visitador regente de la Corona española y con la autoridad que me confiere mi título en estas tierras de la Nueva Granada dispongo que a partir de Hoy 16 de marzo de 1781 todo aquel cristiano habitante de estas tierras, indios, negros libertos, mestizos y criollos, deberán pagar el doble de tributo y de impuestos mercantiles a razón del 50% sobre todo lo que cultiven y vendan. Además “Todo aquel que se niegue a pagarlos se verá enfrentado a la justicia divina y a la justicia de la Corona con el castigo del fusilamiento en la plaza mayor”.

Léase y cúmplase. Dado en la población del Socorro Santander a los 16 días del año del señor 1781. Para constancia firman; El virrey y el visitador regente

TODOS: ¡Viva el Rey, muera el mal gobierno! JOSÉ ANTONIO: Ya lo han escuchado no hay nada más que hacer. ¡A la Lucha! TODOS: ¡A la lucha! MANUELA: Así como la han escuchado si seguimos obedeciendo, no nos mataran en la plaza fusilados. FLORA: Pero, nos mataran de hambre en nuestros ranchos. AMBROSIO: ¿Qué debemos hacer entonces? MANUELA: Muy fácil, dejen que los ánimos se calmen. Vayan a sus casas como si nada, mientras tanto realizaremos una reunión en mi rancho para organizar los pasos que debemos tomar para lograr ganar esta batalla contra los tiranos. JOSÉ ANTONIO: Muy bien doña Manuela entonces yo iré representando a los mestizos, don Ambrosio a los indios, don Salvador a los negros libertos, don Manolo a los campesinos y usted a los criollos; haremos la reunión y organizaremos un plan estratégico. SALVADOR: Ah síííííííí…. Pues cuenten con este negro, pa’ las que sea. AMBROSIO: Y con este indio, de estas tierras de Zue. MANOLO: Y con este culebrero para calmar las fiebres de pelea. FLORA: Y conmigo hermanita, ¡juntas venceremos! MANUELA: Escuchen todos, nos vemos el próximo domingo, en esta misma plaza y a esta misma hora, allí les resolveremos todas las dudas, recuerden invitar amigos y familiares. TODOS: ¡Qué viva el Rey y muera el mal gobierno! 70


(Salen todos y se oscurece el escenario y aparecen en silencio uno tras del otro, todos con ruana y costales en los hombros, preparados para las decisiones)

Cuadro dos JOSÉ ANTONIO GALAN: ¡Estamos aquí todos reunidos con una sola finalidad! TODOS: ¿Cuál? JOSÉ ANTONIO GALAN: ¡Luchar contra el dominio de los corregidores! AMBROSIO: ¡los europeos saquearon nuestras riquezas y quieren poner fin a nuestra cultura!11 SALVADOR. ¡Qué viva el rey! TODOS: ¡Pero bien lejos! MANUELA: Salvador tiene razón, nosotros aceptamos la legitimidad del gobierno español, lo que no aceptamos es el mal gobierno que hay en la Nueva Granada y sus altos impuestos TODOS: ¡Viva el Rey! ¡Abajo el mal gobierno ¡ MANUELA: ¡Fuera los tiranos ¡ FLORA: Es que mi hermana si sabe hablar bonito. ¿Diga no más qué debemos hacer? JOSÉ ANTONIO GALAN: Debemos organizar un movimiento que se desplace hasta Santa Fe de Bogotá y allí directamente exigirle al virrey nuestras demandas. TODOS: ¡Que así sea! JOSÉ ANTONIO GALAN: Antes de continuar, les debo informar que no solo nosotros marcharemos, en el camino se nos unirán pobladores de otros lugares que están apoyando nuestra causa. MANUELA: Cuente don José ¿Quiénes nos están apoyando? JOSÉ ANTONIO GALAN: Son aproximadamente 60 poblaciones, vienen desde los Llanos Orientales. MANOLO: Desde Antioquia vienen mis compadres con sus trabajadores. SALVADOR: Del alto Magdalena vienen desde las minas los negros libertos. 11

Acl a ra ci ón: El concepto de cultura s ol o s erá cl a ro va rios s iglos des pués , es un térmi no a na cróni co, pero con i ntens i ón cl a ra pa ra el obj eti vo del di a l ogo es céni co.

71


JOSÉ ANTONIO: La unión hace la fuerza, para cuando lleguemos a Santa fe de Bogotá seremos mucha gente unida en esta desobediencia SALVADOR: ¿Y de cuántos cristianos estamos hablando su persona? JOSÉ ANTONIO: Aproximadamente 20.000 personas. MANUELA: Y todos unidos lograremos nuestras demandas. AMBROSIO: Entonces todos debemos definir qué vamos a pedir. FRANCISCO BERBEO: Permítame presentarme, mi nombre es Francisco Berbeo y soy criollo a mucho honor, nacido en estas tierras del señor; vengo en nombre de los criollos, vecino de esta población del Socorro, de comerciantes de tabaco. ¡Estamos exigiendo igualdad, justicia y libertad! MANUELA: Sea un poco más claro, eso lo exigimos todos, que es lo que específicamente exigen los criollos. FRANCISCO: Soy comerciante y son dos cosas muy claras: ¡No más impuestos para los cultivadores y comerciantes del tabaco! ¡No más impuestos sobre las ventas de nuestro ganado! SALVADOR: Esos impuestos son los que llaman SISA. MANOLO: ¡Sisas compadre! MANUELA: Sí señor Salvador, son nuevos impuestos, al igual que otros a los que llaman Alcabalas. SALVADOR: Entonces (gritando) ¡No más impuestos Sisa! TODOS: ¡Abajo los tiranos! JOSÉ ANTONIO: Y ahora que ya entendieron que impuestos son (dirigiéndose a Ambrosio) su pueblo indígena ¿Qué exige? AMBROSIO: Mi pueblo exigir: ¡Qué nos devuelvan las minas de sal! ¡Qué nos devuelvan nuestras tierras y resguardos! ¡Qué no nos obliguen asistir a los cultos religiosos! ¡Qué nos rebajen los tributos sobre nuestras ventas! TODOS: ¡Abajo los tiranos! SALVADOR: Nosotros los negros libertos estamos exigiendo: ¡Qué nos respeten nuestra libertad! ¡Qué nos permitan comprar y vender tierras! ¡Qué los palenques se ganen su libertad! ¡Qué negros y cimarrones sean tratados con dignidad!

72


MANOLO: Aquí donde me ven ustedes, solo pido que pueda vender yo mis remedios para la gota, la gota amarga, los ungüentos para las siete luchas, el aceite para sacar las niguas de las uñas de mis paisanos, el jarabe para las churrias de los niños, y la mata gusanos para acabar con lombrices y todas esas porquerías que azotan a mis barrigones. TODOS: ¡Abajo los gusanos! FLORA: ¿Qué? TODOS: ¡Abajo los tiranos! MANUELA: Así que todos conocemos nuestras exigencias, entonces debemos tomar decisiones. JOSÉ ANTONIO: Mañana a primera hora antes del amanecer, todos los que apoyen nuestra causa iniciaremos la marcha hasta Santa Fe de Bogotá. MANUELA: Tengan claro que la caminata es larga y tortuosa, el frio y el hambre serán nuestra compañía. TODOS: ¡A la lucha, para atrás ni para coger impulso! JOSÉ ANTONIO: Dicen que don Juan Francisco Gutiérrez de Piñeros y el visitador regente de la Corona Española y el arzobispo Caballero y Góngora, ya saben de nuestras decisiones, así que nos deben estar esperando armados hasta los dientes. FRANCISCO: O tal vez acepten nuestras peticiones y podamos regresar en paz. JOSÉ ANTONIO: De esos europeos solo se puede esperar traición, injusticias y muerte. MANUELA: ¡En marcha! ¡Hacia la victoria! TODOS: (cantado al estilo milicia) Todas las mañanas al salir el sol, Salen los comunes salen a luchar. Exigiendo justicia, paz y libertad Para los pueblos mestizos de nuestra ciudad. SALVADOR: ¡Y para los negros! AMBROSIO: ¡Y para los indios! FRANCISCO: ¡Y para los criollos! TODOS: ¡A la lucha! ¡Fuera los tiranos, viva el rey, abajo el mal gobierno!

73


TODOS: (con fuerza salen con el canto inicial) Y aunque mi amo me mate a la mina no voy, yo no quiero morirme en un socavón. (Salen todos, siguiendo a Manuela y José Antonio, tras bambalinas se sigue escuchando los gritos de lucha, José Antonio se devuelve y le habla al público). Mi nombre, José Antonio Galán, nací en Charal Santander, mi principal motivación para estar en esta obra teatral, es recordarles a cada uno de ustedes que cumplí un papel importante en el proceso de independencia, fui el primero en compañía de Manuela Beltrán y Francisco Berbeo en cuestionar a las juntas españolas y en levantar nuestra voz de protesta y los ánimos para la defensa de nuestros derechos, en el recorrido del movimiento comunero ; fuimos más de 20.000 hombres y mujeres que nos unimos a una causa común, dar libertad a los esclavos, e igualdad al pueblo Granadino . Pero luego de llegar a las goteras de Bogotá y en ánimos de llegar a un acuerdo entre el gobierno y el pueblo nos sentamos y negociamos una salida pacífica; fui traicionado y nunca se cumplieron los acuerdos.

El 1 de marzo de 1782 fui ahorcado, decapitado y descuartizado y mi cuerpo fue destrozado, todos mis miembros exhibidos en varias plazas, para escarmiento de la población. Muchos de mis seguidores tuvieron igual suerte, aquellos que se salvaron fueron enviados en galeras a cárceles españolas. Pero no olviden que “La rebelión de los comuneros ” fue un antecedente del “Grito de independencia” de 1810 que sentó un precedente funesto en la historia del país. La desconfianza ante las salidas negociadas a los conflictos, solo algunos jóvenes que se salvaron siguieron con el ansia de organizarse, es así que tres años después, en 1783 nuevamente aflora el grito por libertad (Sale de escena José Antonio Galán y hay cambio de luces en la plaza de mercado) FIN.

74


Texto teatral N°3 La expedición de Flora y M anolo Personajes 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7.

José Celestino Mutis. Francisco José de caldas. José María Carbonell Pedro Fermín de Vargas Jorge Tadeo Lozano Manolo Flora Beltrán

Ilustración: Juliana Sánchez Montoya

Sinopsis: Durante 35 minutos los alumnos y alumnas podrán escudriñar con algo de humor en los hechos ocurridos en 1783 cuando el virrey y arzobispo Caballero y Góngora, aprovechando los conocimientos, talento y sabiduría del sacerdote José Celestino y Mutis, aprobó la realización de una expedición botánica para el estudio de la flora, la astronomía, la geografía y la física en el Nuevo Reino de Granada. Los principales hallazgos de José Celestino Mutis y sus discípulos, referentes a la flora y la aplicación de plantas en la medicina y su primer grupo de estudiosos e investigadores descubren nuestras riquezas naturales y demuestran lo que somos, un pueblo único en una tierra sin igual. América. Escena inicial. (Aparece un hombre vestido de culebrero, y vendiendo uno y más ungüentos al público presente., empieza con parsimonia colocándose una corona enmarcada en plumas de diferentes colores, lentamente abre su talega de fique e inicia su charla) MANOLO: ¡Buenas tardes señora y señores! En la tarde de hoy y bajo este sol tropical de la Nueva Granada, les traigo la solución a todos sus males, el remedio infalible contra la viruela, el mal de alturas, la gripa aviar y hasta la gripa porcina12 , no se me asusten que no les estoy diciendo marranos, solo que con estos ungüentos pueden ustedes prevenir el mal de hoy y los males futuros. Aquí donde ustedes me ven estoy bendecido por las manos del mismísimo virrey

12

Acl a ra ci ón: (Gri pa a via r, gri pa porcina ) Es te ti po de enfermeda des s on contemporá nea s , el termi no s e uti l i za en l a es cena con fi nes j ocos os .

75


Caballero y Góngora que con sus mil bendiciones me compró en su propio palacio el ungüento contra los calambres de sus rodillas y las gotas para mermar sus resoplidos nocturnos. Y eso no es todo, tengo aquí nada más ni nada menos que el remedio milagroso contra el mal de amores, si su mujer no lo desea, si le han puesto los cachos porque ya no se le… se le sintonizan sus energías con su pareja, aquí está nada más y nada menos que las raíces del palo casco de vaca, que si no le sirve para eso le sirve para no seguir bramando como toro sin vaca. Esperen, esperen no se vayan, que me dice que su mujer es peor que una anaconda, que no se acuesta, sino que se enrosca, aquí está el jarabe de la culebra cascabel para darlo en tres tomas diarias a su mujer y seguro que nunca más la vuelven a ver. Todos y todas: estos son ungüentos y jarabes traídos desde los mismos confines de la selva amazónica, traigo en mi haber los secretos de los taitas y chamanes de nuestras tribus indígenas, no dejen de comprar el ungüento para la calentura y los jarabes para que sus niños boten de sus entrañas todo mal encarnado en lombrices y gusanos, ahí está el demonio en los buches de sus niños y yo con el poder que me confirió el arzobispo puedo sacar sin más ni más al mismísimo demonio de la enfermedad. ¿Cuántos frascos del jarabe lleva la señora? Mire que sus rodillas ya no pueden con su peso, y usted mire el buche a sus niños están llenos de mal hinchados hasta más no poder ¿Cuántos frascos de esencia del gusano del Putumayo necesita? Señor no se acomode el sombrero que hasta los cachos se le pueden ver, lleve este ungüento y durante tres noches a la hora de acostarse, póngalo sobre su frente y con esto le aseguro que antes de siete días su mujer le deja de ser infiel y si eso no le resulta, la pomadita le sirve para que brille la cornamenta. Lleven, no se vayan sin comprar, ¿Cuantos dijo usted le empaco?

Escena uno (Entra a escena un grupo de muchachos tras un maestro gordo y vestido de sacerdote, el culebrero se queda callado y se ubica en una esquina del escenario)

MUTIS: Mis querido colaboradores, ¿Escuchasteis las palabras del vendedor de ungüentos y jarabes? CALDAS: Si señor Mutis, es un estafador. Un hablador que les miente a los pobres indios y criollos ignorantes de esta tierra del señor. CARBONELL: Permítame recordarle, señor Francisco José de Caldas, que en esta tierra de la Nueva Granada no hay médicos para el pueblo. Por lo tanto, tienen que recurrir a los médicos naturales y chamanes que les venden ungüentos que por tradición han utilizado.

76


MUTIS: Muy bien mi querido Carbonell, estás dando en el clavo, los remedios naturales no son imaginarios, vienen siendo utilizados mucho antes que llegaran nuestros conquistadores, lamentablemente con nuestra llegada hemos traído más enfermedades. FERMÍN: Tiene usted toda la razón sabio Mutis, nuestra misión como Expedición Botánica es descubrir las propiedades científicas de muchas de las plantas que ya los indígenas vienen utilizando desde tiempos inmemorables como remedios nativos. MUTIS: Señor Fermín de Vargas, está usted en lo cierto, ¿por qué no les contáis a todos los de la plaza lo que habéis descubierto? JORGE TADEO LOZANO: Hazle caso al sabio Mutis y contadlo todo. FERMÍN: ¿No será muy pronto para hablar de mi descubrimiento? Bien sabe usted señor que debo profundizar en la investigación. CALDAS: Para nada, bastante tiempo le has invertido ya a la investigación. JOSÉ TADEO LOZANO: Aprovecha la oportunidad que te ha dado el sabio Mutis, Señor Fermín de Vargas tiene usted la palabra. FERMÍN VARGAS: (En tono de imitador de culebrero) Muy bien señoras y señores, si usted no cree que hay remedio contra la picadura de culebra, aquí lo tienen, nada más y nada menos que la esencia del árbol del Guaco, con unas cuantas gotas del Guaco usted lo podrá utilizar como preservativo contra la mordedura de Serpiente. TODOS: (ríen a carcajadas). MUTIS:(encolerizado) Ahora hacedlo en serio, como todo un científico, Señor Fermín. FERMÍN: (cambiando de tono) esta planta que ven ustedes aquí, (sacándola de su bolso) pertenece a la familia compuesta Mikania Scandens, de tallos sarmentosos y volubles, hojas grandes ovaladas, acorazonadas en su base y puntiagudas en su extremo; y su fruto… CALDAS: Es de un olor nauseabundo igual que el sobaco del encomendero de Manolo… MUTIS: ¡Calle ya! señor Caldas, nada de buscar pleitos, vayamos al asunto. JORGE TADEO LOZANO: Tiene usted razón señor Mutis, es que usted no alcanza a entender el fuego de independencia que enardece el corazón de todos los criollos por estos tiempos. MUTIS: Entiendo su fervor por libertar a la patria de nosotros los españoles. CARBONELL: No es contra usted sabio Mutis, es contra la Corona Española, que cada momento nos ahorca más con sus impuestos y nos niega la oportunidad de hacer parte del gobierno.

77


FERMÍN: Entonces, nuevamente se calentaron los ánimos, dejen eso para la tertulia, mejor continuemos con la charla inicial, antes que nos agarremos a piedra como cualquier fulano. MUTIS: Muy bien, bajad el tonito y seguid contando señor Fermín vuestros hallazgos. FERMÍN: Si señores, al conocimiento de las hojas de este bejuco llamado guaco y propio solo de la América tropical se le atribuyen grandes virtudes curativas TODOS: (le aplauden) bravo, bravo… (ríen a carcajadas) MUTIS: Y los demás no os quedéis callaos, que si el señor Fermín Vargas ha realizado tales hallazgos vosotros también los habéis hecho. CARBONELL: pues aquí tenemos señoras y señores la única, la famosa, la excepcional planta de la familia de las rubiáceas llamada la IPECACUANA. MUTIS: Vamos joven Carbonell, dejad la euforia y contad con seriedad sobre este descubrimiento. CALDAS: Sí señor, bueno señor, esta planta es original de la América Meridional, cuya raíz es muy usada en la medicina de hoy. CARBONELL: Es un arbusto de hojas lanceoladas y lisas, y flores de color azafrán, su raíz se usa como emético. FLORA:(entrando de improviso, con una mochila con ramas aromáticas y medicinales). Oigan sus mercedes y ¿Qué es emético? MUTIS: Buena mujer, emético quiere decir que sirve como vomitivo. FLORA: Bustedes los sabios si utilizan palabras muy rebusca’as, ¿no es más fácil decir que esta yerba sirve para las gomitadas cuando uno tiene un mal de estógamo? FERMÍN: Claro que sí mi señora Flora, pero apuesto que usted sabe hasta más que nosotros sobre yerbas que curan. Cuente que lleva ahí en esa mochila. (En una carrera de Manolo, el culebrero se ubica al lado de doña flora e inician a cantar - El yerberito de Celia cruz de la Sonora Matancera)

13

http://www.youtube.co m/wa tch?v =m H47G8U NxI g Cruz Cel i a , EL YERBERITO (vídeo YouTube)

78


FLORA Y MANOLO: (El yerberito de Celia cruz)13 Se oye el rumor de un pregonar que dice así: el yerberito llegó, llegó traigo yerba santa pa' la garganta traigo keisimon pa' la hinchazón traigo abrecaminos pa' tu destino traigo la ruda pa' el que estornuda también traigo albahaca pa' la gente flaca el apasote para los brotes el vetiver para el que no ve y con esa yerba se casa usted Yerberooo Pero yo traigo yerba santa pa' la garganta y con esa yerba se casa usted Ay, pero yo traigo la ruda pa'l que estornuda y con esa yerba se casa usted Pero yo traigo el apasote para los brotes y con esa yerba se casa usted Oye yo traigo keisimon pa'la hinchazón y con esta yerba se casa usted

(Todos terminan bailando unos con otros, hasta el sabio Mutis le coge el paso a la salsa). CALDAS: Muy bien señores, como ven la planta está aquí, su gente ya conoce sus propiedades, a nosotros nos corresponde hacer la investigación científica 14 y corroborar que si tengan los efectos medicinales que los indígenas y campesinos les atribuyen. MUTIS: Ustedes mis queridos colaboradores tenéis muy claro vuestro objetivo principal en esta Expedición Botánica. FERMÍN: Sí señor, la investigación científica

y el estudio de la flora de la Nueva Granada.

14 Acl a ra ci ón: La s

pa l abras Investigación Científica es Ana cróni ca ya que na ce en el s i gl o XX, pero s e uti l i za en el di a l ogo es céni co pa ra ma yor cl a ridad a l es pecta dor.

79


CALDAS: Además de la realización de observaciones astronómicas, geográficas y físicas. MANOLO: Perdónenme sus personas, ¿pero eso de las observaciones gastronómicas como lo hace? TODOS: (ríen a carcajadas) CALDAS. No se dice gastronómicas, es astronómicas, astronómicas, es decir de los astros. MANOLO: Ahora sí entiendo de los gastros Y ¿Qué son gastros? CALDAS: Por Dios dame paciencia, no es gastros es astros, es decir de la luna, el sol, las estrellas, todo lo que ilumina nuestro cielo nocturno. MANOLO: Es decir que una luciérnaga, ¿también es un gastro? TODOS: Gastro no… astro. MANOLO: Mejor me callo, antes que me cojan entre todos y me... FLORA: Es que vos Manolo si sos muy bruto, no ves que pa’ decir uno todas esas cosas tan gonitas tiene uno que ser sabio. MUTIS: No es necesario mi señora Flora ser sabio para saber las propiedades de las plantas, lo que se necesitáis es ser estudioso, constante y muy dedicado a la investigación, mirad eso es tan fácil que hasta vos podéis ser científica. FLORA: Dígame, señor Celestinito, diga na más que yo sí entiendo más que este bruto de Manolo. MUTIS: Mirad bien (coge una planta de la mochila de Flora) ¿Cómo se llama esta planta? FLORA: Hay su persona eso se llama QUINA. MUTIS: Muy bien ¿Y para qué sirve? FLORA: Pues para cuando a uno lo coge la pálida. MANOLO: Sí señores y señoras lleve una corteza de este palo milagroso y su paludismo se desaparecerá como por arte de magia; haga unas infusiones de quina y las fiebres nunca más le aparecerán, como un milagro de la mismísima virgencita. CALDAS: Muy bien señores, eso que ustedes dijeron es muy cierto, pero nosotros los científicos lo decimos con otras palabras más, más…. FLORA: Más rebuscaas… dígalo en su idioma a ver si aprendo un poquito.

80


FERMÍN: La Quina es una planta original de la América tropical su corteza es medicinal, tiene propiedades febrífugas, antisépticas y tónicas, contiene varios alcaloides entre ellos la quinina. CALDAS: esta corteza tiene efectos sanadores sobre el paludismo, además que cuando se extraen los alcaloides podemos ver una sustancia inolora, blanca y muy amarga. CARBONELL: Es poco soluble en agua y durante muchos años se ha utilizado como antipirético y como estimulante. MUTIS: Veo que habéis aprendido muy bien la lección, y que uno de nuestros grandes descubrimientos ya podemos mostrarlo como la medicina que revolucionará los males de estas tierras. MANOLO. ¿Cuál descubrimiento? Si eso ya lo sabemos, desde mis taitas se utilizan las ramas, raíces y corteza para las enfermedades. FLORA: Cerrá esa boca Manolo, no ves que los dotores buscaron en los laboratorios todo lo que tiene cada parte del arbolito y eso ni vos ni yo podemos encontrarlo, nosotros la usamos porque los taitas no lo enseñaron. MUTIS: Eso así, ahora mirad como la corteza se ha convertido en un remedio en polvo para la salud de todos. (muestra un frasco con polvo blanco que saca de su bolsillo) Bueno ahora es mejor que partamos pronto al laboratorio, que nos coge la noche. MANOLO: ¿Y qué había dicho su mercé Mutis sobre el carnaval? FLORA: Lo que dijo es que si seguíamos bailando esto se volvía un carnaval. MANOLO: ¡Eso sí, un carnaval! ¡A bailar se dijo (se inicia la canción la vida es un carnaval de Celia Cruz mirar en YouTube)15 . FLORA Y MANOLO: (mímica, La vida es un carnaval de Celia Cruz) Todo aquel que piense que la vida es desigual, tiene que saber que no es así, que la vida es una hermosura, hay que vivirla. Todo aquel que piense que está solo y que está mal, tiene que saber que no es así, que en la vida no hay nadie solo, siempre hay alguien. Ay, no ha que llorar, que la vida es un carnaval,

15

http://www.youtube.co m/wa tch?v =l ArGoRhFr4E Cruz Cel i a , La vi da es un ca rna va l (YouTube)

81


es más bello vivir cantando. Oh, oh, oh, Ay, no hay que llorar, que la vida es un carnaval y las penas se van cantando. Todo aquel que piense que la vida siempre es cruel, tiene que saber que no es así, que tan solo hay momentos malos, y todo pasa. Todo aquel que piense que esto nunca va a cambiar, tiene que saber que no es así, que al mal tiempo buena cara, y todo pasa. Ay, no ha que llorar, que la vida es un carnaval, es más bello vivir cantando. Oh, oh, oh, Ay, no hay que llorar, que la vida es un carnaval y las penas se van cantando. Para aquellos Para aquellos Para aquellos Para aquellos

que se quejan tanto. que solo critican. que usan las armas. que nos contaminan.

Para aquellos Para aquellos Para aquellos Para aquellos

que hacen la guerra. que viven pecando. nos maltratan. que nos contagian.

MUTIS: ¡Ya paren la algarabía esto ya parece un carnaval! MANOLO Y FLORA: Y espere no más unos añitos para que vea como si armamos la algarabía, pero por la independencia. (Salen todos acompañando a Celestino Mutis y entran por otro lado con mesas de laboratorio, pipetas y muchas plantas)

82


Escena dos (Entran uno a uno los pupilos de Mutis, todos con batas de laboratorio y con libros y documentos bajo los brazos, se ubican alrededor de una mesa de laboratorio, Manolo y Flora traen plantas).

CALDAS: No sé si ustedes sienten el mismo vacío que yo en esta sala. CARBONELL: Claro con la muerte del sabio Mutis, ya nada es lo mismo, su buen humor y su amistad serán cosas que siempre extrañaremos. FLORA: Claro que sí señores, parece que fuera ayer el 12 de septiembre cuando el jefecito de Mutis se nos fue para el paraíso. CALDAS: Sí, hoy hace dos años que ya no nos acompaña. MANOLO: ¡Cómo hace de falta el señor Mutis, desde que dejó este mundo en 1808, este laboratorio ya no es lo mismo! Esto es un despelote, mírense nomás cómo está todo de regolvido. FLORA: Si no más parece que fue ayer cuando el doctorcito Mutis me pedía sus jrutas y verduras. FERMÍN: Es mejor que no recordemos tan amargo momento, yo solo espero llegar a saber la mitad de lo que el sabio sabía. CALDAS: Eso es imposible ¿dime cuándo estudiarás humanidades, medicina o anatomía? CARBONELL: Botánica, matemática, astronomía y a la vez ser sacerdote. FERMÍN: Tal vez estudiar si pueda, pero dudo llegar a ser sacerdote… ¡con lo que me gustan las mujeres! TODOS: (ríen) FLORA: (bendiciéndose) Ojalá que en paz descanse la almita del difunto, porque estos aquí no dejan descansar a naide. MANOLO: Dejá esa quejadera Flora, que los jóvenes sabios están investigando medecinas que usted y yo no conocemos. FLORA: (en tono burlesco) Sí medecinas, ya dijeron que la Flora es boba, ni que yo no supiera que lo que están es jartando pa’ quedar bien tomaos. Dizque anís…ya le dicen anís, si yo ya la probé y eso es pura agua que le quema a uno el gaznate y lo pone ver doble y hablar a media lengua.

83


FERMÍN: (regañándola) Con que, probando el experimento, con que en la garganta quema como agua ardiente. FLORA: No más probé un poquitico, y deje de regañarme señor que yo me voy es a descansar. CARBONELL: (ya entonadito) muy bien florecita, a dormir con los angelitos. (Flora se acurruca y se arropa con una gran ruana) CALDAS: Hablando de otro tema ¿qué saben ustedes del arzobispo Caballero y Góngora? CARBONELL: Ustedes bien saben que el arzobispo virrey apoyó al sabio en todos sus proyectos, hasta le dio alojamiento en su propio palacio. CALDAS: Y eso no es todo, sacó de su propio bolsillo un buen número de monedas para el sostenimiento de la expedición. FERMÍN: No podemos negar que la expedición, los viajes, los descubrimientos y la investigación han sido únicos; esto es una real universidad. CARBONELL: Es que, sin irnos a jactar de nuestros saberes, somos la primera universidad en la Nueva Granada, que cumple con el objetivo de una investigación científica. CALDAS: Y del conocimiento de la realidad de esta tierra del señor. FERMÍN: Bueno ya que estamos haciendo este nuevo experimento con las plantas de anís que trajo Mutis de Europa, aprovechemos y brindemos por él. (Todos sacan de su bolsillo tubos y los llenan del néctar que están destilando). CARBONELL: Por Celestino Mutis. CALDAS: Por el sabio y maestro FERMÍN: Por el científico y amigo. MANOLO: Por el gordito sabio. FLORA: (sacando una botella debajo de la ruana) Por el padrecito. (sigue durmiendo) TODOS: ¡Salud! (hacen muecas al pasar el primer trago) CALDAS: esta esencia de anís no está tan mal. (hablándole a Manolo que está repartiendo desde una pipeta de laboratorio) Haber otro traguito mido el grado de alcohol. FERMÍN: Y a mí me da otro yo mido el nivel de esencia de anís. CARBONELL: Manolo, servidme uno mido la acidez

84


MANOLO: Y yo me tomo uno a ver si me emborracho. TODOS: (ríen). (Ya todos siguen hablando y medio embriagados inician el tema de la corona y su disgusto) CALDAS: (embriagado) No es que este borracho, pero juro por Dios que hoy bautizo este experimento. CARBONELL: Ponedlo “Néctar del cielo” FERMÍN: No, mejor ponedlo “Jugo de dioses” MANOLO: Pues señorito y qué tal “Chicha blanca” FLORA: ¿Cuál Chicha blanca? Eso es “Agua ardiente’ TODOS: Aguardiente, Aguardiente eso es. CALDAS: No hay mejor nombre, desde hoy este anís se llamará Aguardiente. TODOS: (aplauden y ríen) MANOLO: (ya muy borracho) Muy bien señores y señoras aquí tenemos el remedio de los dioses, el néctar de la vida, el manjar de los sabios; tomen un solo trago y se les calienta el gaznate; si se toman dos se les calienta el buche y con tres logran el estado perfecto. Se les olvida las angustias y se les calma el dolor, tomen, tomen que con esta agüita ardiente dejan de ver la mujer como bruja, dejan de ser pobres y feos y todo el mundo se les vuelve el cielo; el mismito paraíso. Esto si esto es vida señor ¿¡cómo será la otra!? (detiene el discurso) ¡Ay señores, están que tumban el portón! (Tocan la puerta insistentemente,) JOSÉ ACEVEDO: ¡Señores, abran ya el portón! TODOS: (a un coro gritan ¡Flora!) JOSÉ ACEVEDO: ¡Abra el portón que el frío me cala los huesos! ¡Caballeros abran pronto! TODOS: (a un coro gritan ¡Flora!) FLORA: Ya voy señores, (entre dientes y refunfuñando) una siempre tiene que levantarse en medio de este frio y ellos bien calientitos con la chicha blanca que hacen, no piensan en una que ya está vieja y con reuma. (abre el portón) siga señorito don Josecito. TODOS: ¿Quién es Flora?

85


FLORA: (gritando) Es don José Acevedo y Gómez JOSÉ: ¿Y dónde están todos? FLORA: Mírelos ahí no más, otra vez probando el experimento ese de la chicha blanca, que agora le dicen aguardiente. JOSÉ: Eso Flora no es chicha, ni agua ardiente eso es anís. FLORA: Sí señor, es la mata que están tratando que se amañe en estas tierras. JOSÉ: No se dice que se amañe, se dice que se aclimate. FLORA: Está bien, ya lo entendí, siga no más a ver si a usted les ayuda con el experimento. TODOS: (a carcajadas) Siga José, y no gaste palabras en Flora que lo que no entiende, lo enreda. CARBONELL: ¿Qué lo trae por aquí? Y a estas horas, no me diga que lo echaron de la casa. JOSÉ: ¡Cuál me echaron! ¡Es que ustedes encerrados en este laboratorio no se enteran de lo que está pasando afuera! CALDAS: Fuera del frío que hace afuera, ¿Qué otra cosa puede estar pasando? CARBONELL: Lo mismo de siempre, el abuso de la Corona Española y la ignorancia del pueblo santafereño. JOSÉ: No es solo eso, parece que andan con una lista negra para acabar con todos los insurgentes. FERMÍN: ¿Y eso qué tiene que ver con nosotros? JOSÉ: Pues que los que encabezan la lista negra son ustedes. TODOS: ¿Nosotros? MANOLO: Y qué es eso de la lista negra, señorito Josecito. JOSÉ: Nada más y nada menos que estamos señalados para ser llevados a las mazmorras. MANOLO: ¿Cómo así que a las mazamorras? CALDAS: Mazamorras no, mazmorras. FERMÍN: Manolo entendé. ¡A la cárcel! JOSÉ: ¡Qué fuera a la cárcel no más, dicen que nos van a llevar a las catatumbas!

86


FLORA: (se levanta de improviso) ¿Qué se los van a llevar a las tumbas? CALDAS: Casi a lo mismo, porque, el que entra a una catatumba no vuelve a salir ni vivo, ni muerto. FLORA: (santiguándose) ¡Ay diosito santo! Lo ven, por andar tomado los manjares de los dioses se los van a llevar a ver al mismísimo dios en persona. MANOLO: Con semejante noticia hasta la borrachera se me quitó. TODOS: ¡Claro que se nos quitó! JOSÉ: Bueno dejen de tomarse el experimento de anís y a concentrarnos. Tenemos que buscar estrategias para defendernos. Digan ¿Cómo nos vamos a defender? Dicen que para el 20 de Julio de 1810 ninguno de nosotros estará en estas tierras del señor. CARBONELL: Esto es en serio, seguro que se enteraron que las tertulias literarias no eran para hablar de literatura sino de política. JOSÉ: Tiene toda la razón Carbonell, estamos en el ojo del huracán y para el 20 de Julio estaremos más muertos que vivos. CALDAS: Entonces ¿Qué se le ocurre a usted señor don José que hagamos? JOSÉ: Que nos adelantemos a ellos. TODOS: ¿Cómo así? JOSÉ: Sí, tal y como lo oyen, tenemos que armar el carnaval contra los españoles antes que ellos nos ataquen. FLORA: (levantándose) Dijo carnaval, eso sí que lo se armar yo. MANOLO: En sus puestos cojan pareja y a bailar. (inicia el carnaval de Celia cruz)

Todo aquel que piense que la vida es desigual, Tiene que saber que no es así, que la vida es una hermosura, hay que vivirla. Todo aquel que piense que está solo y que está mal, Tiene que saber que no es así…

87


TODOS: embriagados (Menos José, inician el baile) JOSÉ: ¡Deténganse, caballeros que la cosa es muy seria! MANOLO: Entonces ¿Qué hacemos don José? JOSÉ: ¡Ya lo tengo todo preparado! TODOS. Diga no más don José, ¿Que tenemos que hacer? JOSÉ: Para el 20 de Julio que llega el señor Villavicencio de Ecuador, le prepararemos una cena que nos va permitir armar el alboroto en la plaza. MANOLO: (medio borracho aún) Eso sí lo puedo hacer yo señoras y señores, alisten las bayonetas o las pistolas si las tienen, y si no las saben usar para eso tenemos machetes, vamos todos a tumbar el régimen español, a tomate o apunta de piedra los vamos a acabar, y si con eso no alcanza les tiramos unos cuantos ungüentos para que se les pegue la lengua o se les hinchen las gue…. JOSÉ: ¿Cuáles gue…? Lo que tenemos es que organizarnos de forma inteligente, para lograr que nos abran el cabildo a todos los criollos. CALDAS: Y poder tomar el mando nosotros. FERMÍN: ¿Qué tiene usted pensado señor don José? JOSÉ: Nada más y nada menos que invitar a los Morales que son los más busca pleitos, mandarlos al almacén del español Llorente. FLORA: ¿Y eso para qué señorito? JOSÉ: Para que le pidan prestado un florero para la bienvenida de Villavicencio, y como es casi seguro que no lo va a prestar, aprovechamos la negativa para armar el grito de independencia. MANOLO: ¡Eso si me gusta! Entonces todos mis compadres se meten en la algarabía y vamos hasta el cabildo y los obligamos a que nos oigan. CALDAS: Por fin dijiste algo inteligente. Y ahí estaremos todos para armar el alboroto. FLORA. Dijeron alboroto, y eso es lo mismo que un carnaval. Armemos el carnaval de la independencia. MANOLO: Es decir el carnaval de la Libertad. TODOS.: Sí, el carnaval de la vida y de la libertad (terminan cantando El carnaval de Celia cruz)

88


Todo aquel que piense que la vida es desigual, tiene que saber que no es así, que la vida es una hermosura, hay que vivirla. Todo aquel que piense que está solo y que está mal, tiene que saber que no es así, que en la vida no hay nadie solo, siempre hay alguien. Ay, no ha que llorar, que la vida es un carnaval, es más bello vivir cantando. Oh, oh, oh, Ay, no hay que llorar, que la vida es un carnaval y las penas se van cantando. Todo aquel que piense que la vida siempre es cruel, tiene que saber que no es así, que tan solo hay momentos malos, y todo pasa. Todo aquel que piense que esto nunca va a cambiar, tiene que saber que no es así, que al mal tiempo buena cara, y todo pasa. Ay, no ha que llorar, que la vida es un carnaval, es más bello vivir cantando. Oh, oh, oh, Ay, no hay que llorar, que la vida es un carnaval y las penas se van cantando. Para aquellos que se quejan tanto. Para aquellos que solo critican. Para aquellos que usan las armas. (Salen todos, bailando y cantando)

89


Monólogo final, “Francisco José de Caldas” Soy Francisco José de Caldas y no puedo continuar con este encierro, no puedo tomar gusto a las leyes y los leguleyos que se consideran mis maestros, esto para mi es una prisión es un castigo injusto (riendo) hablando y estudiando leyes y justicia y heme aquí en el colegio de Santo Tomas aprendiendo desatinos. Mi espíritu investigador y mi filosofía se están viendo frustrados por el gusto de los mayores. ¿Cuándo podré tomar mis propias decisiones? Poder decidir sobre mi vida, decidir qué y cuándo aprender es la mayor decisión que joven alguno puede tomar. Autonomía y responsabilidad son la esencia para hacerse una persona íntegra y a eso es lo que aspiro llegar, mirad que os estoy dando la fórmula para la vida. “Toma tus decisiones, pero hazlas pensando en lo mejor para ti o para todos quienes te rodean, crean en ustedes y proyéctense en la vida” eso es lo que tengo en mente y estoy convencido que lo lograré, por fortuna aquí en la capital, Santa fe, las oportunidades para ampliar mis conocimientos son grandes; he conocido a don José Félix de Restrepo un catedrático ilustrado, un verdadero maestro y saben ¿por qué? Porque es capaz de hablar abiertamente de su inconformismo por la jerga escolástica que invadió todas las aulas de clase, que corrompe hasta la mente más brillante. Sí, en este año 1801 las escuelas se rigen por una pedagogía escolástica ¿Qué es? Lamento escuchar tanta ignorancia, espero no olvidéis la respuesta porque es muy simple. La escolástica es un pensamiento medieval donde la fe cristiana está por encima de la razón, es una corriente teológica y filosófica, en donde la filosofía es sierva de la fe, es decir la razón y el pensamiento se subordina a la religión y eso yo no lo puedo aceptar (meditando) a pesar que soy cristiano. Nací en una gran ciudad que en este siglo XXI llaman la ciudad blanca, nací en la hermosa ciudad de Popayán en el año 1768; Soy orgullosamente americano y considero que en el estudio y la investigación está el verdadero camino al conocimiento. Es en él donde pude ganarme los títulos de científico, geógrafo, astrónomo, periodista, teólogo, botánico e ingeniero militar ¿Qué les parece? No es por nada que la historia me recuerda con el apelativo del Sabio Caldas. Las hazañas no se logran con la fuerza bruta sino con el poder de la razón y el pensamiento, reconocí que la filosofía, la matemática, la trigonometría y la física son las semillas de todas las ciencias. Aunque en España consideran que no se necesitan sabios desde esas tierras de la Nueva Granada voy a demostrar que nuestra sangre puede ser tan limpia como la de los verdaderos españoles y el poder de nuestros pensamientos tan bien fundamentados como la de los pensadores de la península. En este año 1810 estamos desde mi observatorio astronómico deliberando qué hacer para pertenecer a la junta que deliberará el porvenir de nuestros habitantes. Hoy 9 de julio se inicia un cambio en la historia de estas tierras y que perdurará hasta vuestros días. “Luchen por vuestros ideales siempre y cuando la razón y no el corazón sea la que les indique el mejor camino” 90


Algún día serán grandes profesionales y podrán reflexionar en mis palabras cuando fundé en la villa de Nuestra Señora de la Candelaria Medellín en el año 1814 la Escuela Militar de ingenieros. Ninguno puede ser grande en una profesión sin amarla. “Amad la vuestra y hacedla amar de vuestros conciudadanos por una conducta noble, dulce y virtuosa,”

91


Texto teatral N°4 Una noche con José Acevedo y Gómez

Personajes 1. Relator 2. José Acevedo y Gómez 3. Flora Beltrán

Salcedo M (2009). Grupo teatro I.E José Acevedo y Gómez. Foto recuperada de archivo personal

Sinopsis: en las horas previas al 20 de julio de 1810, varios de los criollos insurgentes entre ellos José Acevedo y Gómez, decidieron montar un plan, tramar el caos para buscar cabida en el gobierno del momento, en donde los criollos no tenían ni voz, ni voto , y que mejor que un acontecimiento como la llegada de Villavicencio para armar el alboroto y enardecer al pueblo de la Nueva Granada, en forma imaginaria el texto reúne a personajes de nuestra historia, quienes en un diálogo ameno durante aproximadamente 20 minutos, llevan a los estudiantes a comprender el proceso político ocurrido en 1810 para gestarse el primer grito de libertad.

Ambientación (Se escuchan unas campanas de Iglesia). En un cuarto, aparentemente una biblioteca. Una porta abrigos con un saco y un sobrero de copa, al fondo, en la oscuridad se ve un hombre sentado ante un escritorio leyendo bajo la luz de unas velas, el hombre vestido formalmente con saco leva, lee y relee un documento titulado El Memorial de Agravio de Camilo Torres.

92


RELATOR: En las horas previas al 20 de julio de 1810, varios de los criollos insurgentes discípulos de Celestino Mutis y amigos de Antonio Nariño, decidieron montar un plan, tramar el caos para buscar las caídas del gobierno del momento, en donde los criollos no tenían ni voz, ni voto, y qué mejor que un acontecimiento como la llegada de Villavicencio para armar el alboroto y enardecer al pueblo de la Nueva Granada. (Intempestivamente se oyen unos golpes fuertes en la puerta, el hombre se sobresalta y pregunta). JOSÉ ACEVEDO: ¿Quién es? FLORA: Don José Acevedo y Gómez, soy yo, Flora Beltrán, Abra pronto su merced que me están siguiendo algunos realistas. JOSÉ ACEVEDO: (abre rápidamente la puerta) Siga pronto ¿Qué pasa? Son más de las diez de la noche y está arriesgando su vida en estas calles de Santa fe de Bogotá, que son tan peligrosas por estos días. FLORA: Tiene toda la razón don José Acevedo, y aún más en estos últimos años, todos caminamos con miedo, usted no se imagina todas las que hice para poder llegar a su casa hoy, su merced sabe lo importante de la reunión con los señores. JOSÉ ACEVEDO: Hoy ¿y porque precisamente hoy? He estado tan concentrado en la lectura y análisis del memorial de agravios que me envió Camilo Torres que no se ha qué día estamos ¿Qué día es hoy? FLORA: (dirigiéndose al público) Su merced, don José Acevedo y Gómez, hoy es 19 de julio de… 1810 JOSÉ ACEVEDO: ¡No sé cómo lo olvidé! Es verdad hoy jueves 19 de julio quedé de reunirme, con el Señor Antonio Nariño, el señor Camilo Torres, Francisco José de Caldas, José María Carbonell, el señor Jorge Tadeo Lozano y el señor Luís Rubio. ¡Claro! Tenemos que preparar para mañana el banquete para el comisionado regio don Antonio Villavicencio. FLORA: ¡Así es mi señor ¡tenemos que hacerle un buen recibimiento, aunque es español sabemos su mercé que él está con nosotros, apoya nuestra causa para liberarnos del poder, él sabe en carne propia que tener un gobierno extranjero dominador es algo impropio para cualquier sociedad JOSÉ: Mire usted, España está siendo invadida por Francia y Napoleón Bonaparte acaba de mandar a su hermano José para que dirija el pueblo español. FLORA: Ahí lo ve no más don Josecito, lo importante es que usted no falte a la reunión.

93


JOSÉ ACEVEDO: Tiene usted toda la razón y ellos, los españoles nos dominan, este gobierno nos oprime, nos violenta, no ha traído sino más violencia, hablan de respeto a nuestros derechos y solo nos los violan; mire todo lo que está pasando, solo hay que leer los diarios. FLORA: Todos sabemos quién es el culpable, todos sabemos quién es el que nos agobia, todos sabemos el nombre de quien preside esta catástrofe. JOSÉ ACEVEDO: Es mejor que continuemos, ¿Qué le pasaría al señor Torres y al señor Nariño que no han llegado? Aún más los señores Morales prometieron también asistir a este encuentro clandestino. FLORA: Por favor su merced, don José Acevedo, hable más bajo, escuche el galope en la calle de los caballos realistas, usted sabe que si nos descubren mañana seremos fusilados, ellos lo están esperando en el observatorio astronómico. JOSÉ ACEVEDO: Es verdad, no hay mejor lugar que el observatorio, para ver todos los movimientos de los españoles. FLORA: Claro como es el lugar más alto, mejor ¿por qué no me adelanta su plan para mañana? JOSÉ ACEVEDO: La cuestión es sencilla mi señora Flora, usted que fue capaz hace casi 30 años de resistirse con su hermana doña Manuela Beltrán a este gobierno abusador, sabrá como colaborarnos ahora. FLORA: No me arrecuerde aquel acontecimiento, es verdad, yo estaba demasiado niña, no me resistía tanta injusticia, vivía allá en Socorro Santander cuando en compañía de Manuela y José Antonio Galán fuimos capaces de reunir a más de 16.000 hombres para luchar contra el gobierno, pero ese Movimiento de los Comuneros quedó en silencio luego de la muerte cruel y sanguinaria que le dieron a Galán. ¡Qué en paz descanse! JOSÉ ACEVEDO: Es cierto, aún recuerdo esa muerte cruel que le dieron los españoles. Lo ahorcaron y luego lo despedazaron, lo desmembraron mandando partes de su cuerpo a diferentes poblados para atemorizar el pueblo. FLORA: Pero gracias a Dios y a María santísima la lucha del pueblo solo fue frenada por unos años, ya que siempre hay valientes como usted don José Acevedo o don Antonio Nariño y los señoritos sabios, por eso estoy aquí para servirle a Dios y sus mercedes en esta lucha por la libertad. JOSÉ ACEVEDO: Volvamos a nuestro tema, le voy a contar lo que tengo planeado para mañana 20 de julio escúcheme bien y no lo olviden, de usted (se dirige al público) y de ustedes también depende que mañana logremos que nuestro plan se cumpla (bajan del escenario y le hablan directamente al público)

94


JOSÉ ACEVEDO Y GÓMEZ: Mañana muy temprano a eso de las ocho de la mañana, nos vamos a encontrar aquí en la plaza principal de Santa fe de Bogotá, frente al Cabildo y escuchen, esto es un secreto, necesitamos completo silencio ; nadie fuera de nosotros se debe enterar. FLORA: ¿Por qué, tanto misterio? JOSÉ ACEVEDO: Por una razón muy sencilla, si somos atrapados antes de mañana podemos ir a la cárcel, y tal vez nos pueden fusilar por insurgentes FLORA: Hable pues ¿qué debemos hacer? Estamos todos ansiosos (pregunta al público) hable ya señorito José Acevedo. JOSÉ ACEVEDO: Mi plan es el siguiente, sabemos que el almuerzo para Villavicencio es aproximadamente a las dos de la tarde, entonces tenemos que hacer que todos los que van a estar en la plaza se lancen contra los soldados realistas y armen tal alboroto que obliguen al virrey Amar y Borbón a llamarnos para hacer parte de la junta de gobierno. FLORA: Tal y como lo dijo en el laboratorio de los señoritos ¿Pero ¿cómo vamos a hacer eso? JOSÉ ACEVEDO Y GÓMEZ: A eso de las diez de la mañana vamos a enviar a Francisco Morales y a sus hijos a donde ese miserable, amarrado y egoísta de González Llorente, ellos le deberán pedir un florero prestado para el almuerzo de Villavicencio. FLORA: Pero don José, él no lo va a prestar, usted sabe cuánto odia a los criollos. JOSÉ ACEVEDO: Ahí está, ese es mi plan, cuando Llorente les diga a los Morales que no les presta el florero, estos le van a dar tal golpiza a Llorente que van a obligarlo a insultarnos y entonces usted sabe que grita la gente cuando hay una pelea. FLORA: ¡Claro! ¡Bonche, Bonche! y cómo es día de mercado habrá mucha gente en la plaza, entonces vamos todos a aprovechar para incitar la reguelta contra el gobierno. ¡Pueblo oprimido jamás será vencido! (incita al público a gritar la consigna) ¡Abajo los chapetones, fuera los españoles! JOSÉ ACEVEDO: ¡Correcto! parece que entendiste, mire mi señora Flora y como todos los de la reunión sabemos lo que vamos hacer entonces obligaremos a todo el pueblo a gritar ¡cabildo abierto, cabildo abierto! FLORA: ¿Y eso qué quiere decir señor? JOSÉ ACEVEDO: Eso quiere decir que nos permitan a nosotros los criollos, los verdaderamente nacidos en esta tierra que nos dejen hacer parte del gobierno.

95


FLORA: y yo le voy a pedir a los sacerdotes de todas las parroquias que hagan sonar las campanas de todas las iglesias, con tremendo alboroto es seguro que el virrey Amar y Borbón les va a permitir entrar a formar parte de la junta del gobierno. JOSÉ ACEVEDO: Y yo tengo listo el discurso que hará que el pueblo sepa la importancia de nuestra lucha por el respeto de nuestros derechos. FLORA: ¿Cuál es? Quiero oírlo, hágale su merced, quiero oírlo. JOSÉ ACEVEDO Y GÓMEZ: (se aclara la voz) Pueblo: “Si perdéis este momento de efervescencia y calor, si dejáis escapar esta ocasión única y feliz, antes de doce horas seréis tratados como insurgentes, como delincuentes, ¡ved la cárcel, los calabozos, y las cadenas que os esperan!” FLORA: ¡A la lucha, a la lucha! Esto es muy emocionante realmente mañana independencia de la Nueva Granada.

iniciaremos la

JOSÉ ACEVEDO: ¿Está usted segura de que todos mis condiscípulos están acuartelados en el observatorio? FLORA: Claro que sí don José, cuando salí de allí ya estaban todos reunidos. ¡Cuénteme don José! ¿Por qué en ese edificio? JOSÉ ACEVEDO: Es el lugar ideal para las tertulias literarias, pero también para los encuentros clandestinos, es por eso que es el lugar privilegiado para organizar los eventos de mañana. FLORA: Claro que eso ya lo sé, no son pocos los años que llevo colaborando a los señores en el laboratorio astronómico, y tiene toda la razón es el mejor lugar. JOSÉ ACEVEDO: Es el más alto, es por eso que no pasa ningún movimiento desapercibido sin que desde los telescopios podamos verlo. FLORA: Claro y como allí es donde se reúnen los señores sabios en la Expedición Botánica, los españoles nunca se van a imaginar que en un edificio para las investigaciones científicas se planee la independencia de la Nueva Granada. JOSÉ ACEVEDO: Es mejor que salgamos pronto, recuerde que estamos en toque de queda, y corremos peligro si nos descubren. FLORA: Vamos don José, la lucha por la independencia depende de nosotros, ¡Vamos! (Sale Flora de escena y tras ella José Acevedo, pero antes de retirarse por completo se devuelve y aclara su papel en la independencia)

96


Monólogo, “José Acevedo y Gómez” Mi nombre es José Acevedo y Gómez, nací en la provincia de San Gil en Santander, por mi participación en la revuelta del 20 de julio de 1810, fui llamado El tribuno del Pueblo, después de esta memorable fecha participe en la causa patriota, ayude a reunir recursos para la campaña de Simón Bolívar y Santander, lamentablemente fui asesinado el 2 de mayo de 1817 dos años antes de lograr la libertad total. Han pasado más de 200 años desde nuestras reuniones clandestinas para el estudio de los derechos del hombre y la lucha por la igualdad para todos, pero hoy igual que ayer ya no son solo unos pocos jóvenes que buscan el respeto por sus derechos hoy son miles que en encuentros cotidianos buscan la protección y la defensa por ese artículo que tiene la Constitución Nacional “Todos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos”. C.P

97


Texto teatral Nº 5 Tras la montaña de oro, las huellas de la independencia

Sinopsis: La obra se desarrolla entre los años 1810 y 1813, después del grito de independencia del 20 de julio de 1810 cuando se establece la junta independiente de Bogotá y se convoca el Congreso de las Provincias Unidas; es en este preciso momento cuando José Manuel Restrepo como representante de Antioquia y ante el temor de una invasión de los españoles en tierras antioqueñas nombran como dictador del Estado Libre de Antioquia a Juan Bautista del Corral para preparar la defensa de la provincia. La obra desarrolla diálogos entre varios personajes de la historia antioqueña, hombres y mujeres de diferentes grupos sociales de la época (blancos, criollos, negros, mestizos e indios) haciendo énfasis en algunas acciones que fueron fundamentales para el Salcedo M. (2013). Grupo teatro I.E José María reconocimiento de Antioquia como provincia Bernal. Foto recuperada de archivo personal. independiente, son Juan del Corral y José Manuel Restrepo quienes promueven la formación y entrenamiento de milicias, el destierro de los españoles y confiscación de sus bienes, la fortificación de algunos sitios estratégicos, a sabiendas que estaban atacando a sus propios benefactores. Además, es a ellos a quienes se les debe el otorgamiento del título de "ciudad" a las villas de Medellín y Marinilla, pero ante todo son los protagonistas y responsables de la firma de la declaración del acta de Independencia de Antioquia el 11 de agosto de 1813. La obra hace un reconocimiento al papel de la mujer en los procesos emancipadores y de independencia de la Nueva Granada ante la Corona Española; La esposa de Restrepo, Mariana de Restrepo; su empleada doméstica Flora y Manolo, pareja de esposos afro descendientes y la participación de Simona Duque demuestran que desde sus papeles de esposa, madre o sirvientes aportan su semilla libertaria. Escenografía inicial: (Fachada de iglesia colonial, un atrio y algunas mesas de venta de pueblo - toldos) Acto inicial: (Un hombre vestido de época, ingresa al escenario leyendo un documento, cae en cuenta que el público espera e inicia un dialogo abierto con él)

98


JOSÉ MANUEL RESTREPO: ¿Qué quién soy? Para mucho soy un Restrepo más de estas tierras del señor, Tal vez mi nombre no tenga ningún sentido para algunos antioqueños y mucho menos para muchos colombianos, algunos se estarán preguntando ¿y este muchacho de cuál Restrepo es? Pues vea les cuento, la historia de la familia Restrepo está íntimamente ligada a la historia no solo de Antioquia, sino de Colombia. Empezaré por hacerles un corto recorrido para que entiendan lo que significó para mi familia la participación en la Independencia de Antioquia. ¿Qué cuál independencia? Pues la que se dio el 11 de agosto de 1813 hace más de 200 años, esa independencia que entenderán si continúan en sus sillas escuchando y viendo lo que por muchas razones permitieron que estén ahí, convencidos que son libres y haciendo parte de un departamento pujante y un país democrático. Cuentan que hacia los años 1645, aproximadamente hace 400 años, llegaron mis antecesores, los primos Alonso y Marcos López de Restrepo, pareciera que como buenos viajeros venían de Asturias tierras agrícolas y mineras de España en busca de tierras aptas y encontraron la región perfecta, la Villa de la Candelaria, hoy el área metropolitana; su clima medio, sus tierras ricas en aguas aptas para el cultivo y un río propio para la explotación del oro, era el lugar ideal para asentarse. Don Alonso ubicó su hacienda en otra banda, es decir al occidente del río Medellín lo que hoy conocemos como Belén y su primo Marcos en el sitio de Anna sector que hoy conocemos como el centro de Medellín. Entran a escena algunos indígenas cargando en silletas a hombres y mujeres de raza blanca, los negros con picas y encadenados, mulatos y criollos corren por el escenario con gritos de batalla, El resonar de tambores hacen que todos organicen una hilera india y caminan cabizbajos unos tras otros, arrastran cadenas, costales, y dos personajes vienen en un cepo, los campesinos cargan sus costales, totumas y cestas. TODOS: (cantan A la Mina no voy - Quilipayu) Y aunque mi amo me mate, A la mina no voy, yo no quiero morirme en un socavón. MANOLO: El blanco vive en su casa, de madera con balcón. El negro en rancho de paja en un solo paredón. TODOS: Y aunque mi amo me mate, a la mina no voy, yo no quiero morirme en un socavón. FLORA: Don Pedro es tu amo él te compró. TODOS: (cantando) Y aunque mi amo me mate a la mina no voy, yo no quiero morirme en un socavón. FLORA: Don Pedro es tu amo él te compró. 99


MANOLO: Se compran las cosas a los hombres no. TODOS: Y aunque mi amo me mate, a la mina no voy, yo no quiero morirme en un socavón. (El grupo queda estático por unos momentos, y empiezan a salir mientras José Manuel reinicia el relato) JOSÉ MANUEL RESTREPO: Bueno, bueno; en aquellos tiempos la esclavitud y la violación a los derechos de los seres humanos eran pan de cada día, aunque pensándolo bien, hoy luego de tantos siglos no hemos aprendido esa lección de la historia y continuamos con tantas esclavitudes y violencias como en aquellos momentos. Volvamos a nuestro relato, es en estos momentos históricos cuando Marcos es nombrado Regidor y Alonso es nombrado Alférez, cargos muy honoríficos para su época, es de esta familia que nace mi padre José Miguel Restrepo. (Entra Flora la negra, agachada, cabizbaja con un vaso de agua para el señor José Manuel Restrepo, él no la mira, toma el vaso y pasa un trago para aclarar la voz y con un gesto de desaprobación la hace retirar) ¡Disculpen la interrupción! Era el año 1812, solo habían pasado dos años del famoso 20 de Julio de 1810, el tal grito de Independencia, por la disputa de un tal florero entre unos chapetones españoles (El pobre Llorente y unos patriotas criollos; más tarde les cuento el incidente) Pues es ahí en ese preciso momento de la historia donde les empiezo a contar mi historia, 1810 no lo olviden.

Escena uno JOSÉ MANUEL RESTREPO: ¡Silencio, en contados momentos se instalará la primera Junta de Antioquia! (Suenan tambores y entran a escena varios soldados) SOLDADO 1: (bando) Hoy 30 de agosto, año del señor de 1810 se dará inicio a la primera Junta de Antioquia con la participación de los representantes de los diferentes cabildos que conforman la región antioqueña, Santa Fe de Antioquia, Villa de la Candelaria Medellín, Marinilla y Rionegro (Entran hombres vestidos de época, sombrero de copa, saco leva, bastones y guantes realizan una coreografía y se sientan) SOLDADO 2: Ante ustedes y en calidad de presidente don Francisco Ayala, doctor don Elías López como vicepresidente y como vocales los doctores don Manuel Martínez, don Joaquín Gómez, don José Miguel de la Calle y don Isidro Peláez. (Todos al escuchar sus nombres se levantan y saludan) 100


FRANCISCO DE AYALA: (En discurso) ¡Pueblos de Antioquia fieles a Fernando VII, Escuchad con atención! Estamos viviendo un momento crucial de nuestra historia, (ingresan varios hombres negros con vestimenta de sirvientes y organizan silletería y mesa, inmediatamente son sacados por los personajes de la historia con sus ademanes de hombres de mando, algunos soldados ponen a disposición algunas bayonetas sobre la mesa) es ahora o nunca, nuestras decisiones serán cruciales para continuar con nuestro apoyo incondicional a la corona o nuestra unión para independizaros de ella. JOSÉ MANUEL RESTREPO: (interrumpiendo) Espere les cuento es que, en aquella época, éramos un territorio regido por un rey llamado Fernando Séptimo (con desdén) según las noticias llegadas de España dicen que está preso… (Lo interrumpen y continúa con el discurso) FRANCISCO DE AYALA: Vuestro Congreso Provincial pone hoy la mano en la gran obra que le habéis confiado. Santafé de Bogotá, capital del Nuevo Reino de Granada, ha depuesto las autoridades que nos gobernaban. La anarquía en que puede quedar el reino es un síntoma de la no gobernabilidad, todo es un cuadro terrible que llama nuestra atención y sobre que debemos tirar nuestras pinceladas para alejar los horrores y darle el mejor aspecto en la parte que nos toca. JOSÉ MANUEL RESTREPO: En resumidas cuentas, lo que quiso decir el Señor Francisco es: ¿Si en Santa fe de Bogotá no se han podido organizar cómo nos vamos a organizar nosotros? (toma una de la bayoneta que se encuentran sobre la mesa) ELÍAS LÓPEZ: ¡Antioqueños! He aquí que necesitamos la unión y vuestra cooperación para mantener nuestra gobernabilidad, bien sabéis que todos nuestros fondos públicos provienen del tabaco y el aguardiente, y no debiendo quedar la patria sin fondos, hemos tomado algunas decisiones que, aunque son muy fuertes, son la única forma para lograr nuestra autonomía. TODOS LOS PERSONAJES DE LA MESA: (se miran unos otros desaprobando el dicho por el Sr Elías, cuchicheos entre los representantes) JOSÉ MANUEL RESTREPO: Esta sí creo que la entendieron, el caso es que el gobierno hace 200 años conseguía dinero por el pago de los impuestos del aguardiente y el cigarrillo… (en burla) tal y como hoy se pagan (tras los telones aparece Manolo el negro) MANOLO: Y al final la vida sigue igual. JOSÉ MANUEL RESTREPO: ¡No más interrupciones! López.

Sigamos escuchando al Sr Elías

ELÍAS LÓPEZ: Hemos resuelto (leyendo y en oratoria)  Los administradores permanecerán con sus mismos sueldos, y suprimidas sus antiguas funciones. 101


   

Los que por vía de comercio introdujesen en esta provincia cualquiera de los referidos ramos, pagarán el dos por ciento de alcabala. Quedan suprimidas las plazas de guardas y demás dependientes de los establecimientos de comercio. A los mazamorreros, o lavadores de oro, no se les exigirá el derecho llamado de mazamorras por ser perjudicial al erario y a la industria. Los mineros no pagarán por sus registros o títulos otros derechos que los del papel sellado, y amanuense a la escribanía.

JOSÉ MANUEL RESTREPO: Tranquilos, tranquilos yo les explico lo que acaba de decir el Sr Elías es que no habrá aumento de sueldos, que algunos comercios se cierran y los que salen perdiendo son los campesinos productores de tabaco, los mineros explotadores de las minas de oro y para colmo se cobrarán impuestos por toda transacción comercial (en sarcasmo y al público) ¿Qué tal la cobradita del IVA y el 4 por mil? FLORA: (sacando el rostro entre bambalinas) Y al final la vida sigue igual ¿No les parece? FRANCISCO DE AYALA: El muy ilustre cabildo de esta ciudad, y los otros tres del departamento de esta provincia, continuarán ejerciendo sus funciones y facultades. (Todos aplauden) MIGUEL DE LA CALLE: Además por unanimidad se nombra como secretario de la suprema junta provisional al sr José Manuel Restrepo, quien se desempeñaba como asesor del gobernador español Francisco de Ayala. (Se acomoda corbatín, sombrero, guantes y saluda) ISIDRO PELÁEZ: No sobra informarles que el Sr don José Manuel Restrepo viene de Bogotá donde es amigo y colaborador de José Celestino Mutis y Francisco José de Caldas en sus estudios botánicos y geográficos. JOAQUIN GÓMEZ: Para Antioquia es un honor tenerlo entre los personajes ilustres, además posee conocimientos que solo hasta ahora se están divulgando. ELÍAS LÓPEZ: Es cierto, el señor Restrepo realizó estudios de investigación para elaborar el primer mapa técnicamente aceptado de la región antioqueña, para acompañar su primera obra. MIGUEL DE LA CALLE: Realizó un "Ensayo sobre la Geografía, Producciones, Industria y Población de la Provincia de Antioquia en el Nuevo Reino de Granada", que fue publicada, en 1809, en el Semanario del Nuevo Reino de Granada que dirigía Caldas. (Todos aplauden, don José Manuel toma su solapa y camina con orgullo) (un esclavo entra con el discurso en bandeja de plata)

102


JOSÉ MANUEL RESTREPO: Bien sabéis ilustres representantes que por mi amor y mi deseo de hacer de estas tierras un lugar libre de grillos, cadenas y bayonetas extranjeras cumpliré con mi deber como Dios y la Patria me lo exijan (dirigiéndose al público). (Desaparece el fondo de plaza de pueblo y se ubican varios hombres negros e indígenas escenografía de sala y comedor. (Cambio de luces y escenografía, desaparecen personajes ilustres y entra una mujer seguida de una sirvienta) 8 queda en escena en el proscenio en actitud de oratoria don José Manuel Restrepo) MARIANA MONTOYA: Señor, don José Manuel ¿está otra vez hablando solo? (hablándole al público) En aquella época las mujeres debíamos dirigirnos a nuestros esposos con respeto, por eso lo de ‘señor’ y lo de ‘don’. JOSÉ MANUEL: Hay mi señora esposa no creo que entienda usted todo lo que está sucediendo en esta provincia de Antioquia. MARIANA MONTOYA: No crea mi señor que mi entendimiento es tan limitado, solo cuénteme que en algo podré ayudaros. JOSÉ MANUEL: (Se sienta mientras la señora le indica a la empleada Flora que haga la mesa, mantel y flores) Siéntate que realmente debo contarle a alguien todo lo acontecido, pide que me sirvan un té. MARIANA MONTOYA: ¡Flora! ¡Flora! Pronto, organiza la mesa para el señor. FLORA: ¡Sí, su merced! No más diga si acompaño el té con algunas galleticas. MARIANA: No, solamente el té. (Flora entra y sale con la bandeja y se queda parada escuchando la conversación de los señores). MARIANA: (Sentándose al lado de su esposo) Solo cuente mi señor lo que diga queda entre usted y yo. JOSÉ MANUEL: (señalando a Flora con un gesto) No lo creo, con esta negra escuchando. MARIANA: No te preocupes esposo mío, Flora es más tapada que una tapia y lo más seguro es que no entiende nada de nada. FLORA: (al público) Nada de nada… eso es lo que los señores piensan. Tendrían que conocer mi raza, mi gente, los saberes de todos mis negros, pero ante todo reconocerles ese empuje que nace desde muy adentro de cada uno para liberarnos de la esclavitud; por algo cuentan que 103


muchos han escapado y se encuentran refugiados en los palenques, que no se les olviden que los cimarrones son aguerridos luchadores. MARIANA: Deja ya de refunfuñar Flora y vete a realizar tus quehaceres (Flora protestando entra tras bambalinas) JOSÉ MANUEL: Hay tres asuntos muy relevantes para que se den los sucesos emancipadores en Antioquia. MARIANA: Diga no más mi señor, ¿cuáles son esos asuntos tan importantes? JOSÉ MANUEL: El primer asunto; son las disensiones internas, similares a las de la Nueva República, es decir todas las provincias se están dividiendo entre quienes apoyan la Corona Española, aunque Fernando VII este prisionero de los franceses y los que quieren emanciparse. MARIANA: ¿Cómo así que emanciparse? FLORA: (saca la cabeza tras bambalinas) Hay señora liberarse, por lo que hemos luchado mi raza en esta tierra americana y parece que ahora lo quieren también los señoritos blancos. JOSÉ MANUEL: Te lo dije, esta negra lo entiende todo y lo mejor es que tiene razón, MARIANA: (en tono alto de disgusto) ¡Flora! FLORA: No su merced, yo no entiendo nada de nada (ingresa al interior, tras bambalinas). MARIANA: ¿Lo ves? Flora es ignorante, mejor continúa contando. JOSÉ MANUEL: Parece que la única opción para conjurar la resistencia realista es hacer un nombramiento de un gobernador dictador. MARIANA: ¿Y en quién han pensado? JOSÉ MANUEL: En un comandante de milicias integrante de la junta de seguridad de Antioquia, el señor es comerciante y es oriundo de Momos, dicen que es un excelente regidor. FLORA: (apareciendo medio cuerpo tras escena y mientras brilla un florero metálico) ¿No me diga su mercé que van a nombrar de gobernador a don Juan del Corral? MARIANA: ¿Qué estás diciendo Flora? Mejor entra a la cocina y deja de ser entrometida. (Flora desaparece) 104


JOSÉ MANUEL: ¿Lo ve señora Mariana? La que no entiende y sabe más que vuestra merced, así es, Flora tiene Razón viene el momposino don Juan del Corral como dictador. MARIANA: Y si es dictador, ¿él usurpó el cargo? FLORA: (voz en off) No lo creo. MARIANA: Esta negra me está cansando, ¡cállate ya Flora y vuelve a tus oficios! MARIANA: ¿Juan del Corral como dictador? JOSÉ MANUE: ¡No mi señora, no piense mal!… la dictadura fue aprobada por la junta, pero solo por tres meses, no fue una usurpación, sino una decisión de los organismos legislativos. MARIANA: ¿Entonces ahora qué va a seguir? JOSÉ MANUEL: La acción a seguir será la declaración de independencia absoluta desconociéndose la autoridad de Fernando VII y asentándose la soberanía en el pueblo. (Entra Flora) FLORA: ¿No me digan sus personas que ya no seremos versallos del soberano Fernando VII? (Los señores se toman la cabeza ante la nueva interrupción de Flora) MARIANA. No se dice versallos, se dice vasallos y eso ¿qué te va o qué te viene a vos? Mirá que a vos eso no te afecta; los sirvientes seguirán siendo sirvientes y vos ya sos una negra liberta. FLORA: ¡Claro que sí me afeta! Acaso busté no sabe que mi marido Manolo es más negro que un carbón y por esa bobadita es esclavo y mis hijos seguirán siendo esclavos si el rey ese nos sigue mandado. JOSÉ MANUEL: Nuevamente Flora tiene toda la razón, el proyecto sobre libertad de esclavos, contempla la obligación poseída por los amos de mantener a los libertos hasta los 16 años. FLORA: Yo no sabré leer y escribir, pero algo tengo muy claro mis señores, y es el miedo que tengo que mis hijos puedan ser vendidos; usted mi señora no entiende el dolor de una madre cuando sus hijos son separados a la fuerza de su madre. JOSÉ MANUEL: Y la prohibición de vender a los hijos separados de sus padres y de importar y exportar esclavos. MARIANA: ¿Entonces la esclavitud acabaría? 105


JOSÉ MANUEL: ¡Claro que sí! ¡Eso espero! Pero, pero entonces los ingresos por impuestos a los dueños de esclavos también acabarían. FLORA: Sí señores no ven que hasta ahora los dueños de esclavos deben pagar dos pesos por cada varón y un peso por cada hembra, hay señor cuéntele a la señora lo de libertad de partos. MARIANA: ¿Cuál libertad de partos? FLORA: (riendo tapándose con el delantal) Hay señora, busté si no sabe nana de nana… perdóneme mi señora, una que habla tanta babosada. JOSÉ MANUEL: La libertad de parto es la oportunidad de que los hijos de negras libertas como Flora, nazcan libres. (Tocan la puerta insistentemente, Flora corre abrir, se escucha desde la puerta la voz de Simona) SIMONA: (desde la puerta) Florita su mercé, muy buenas tardes… ¿están sus patronos? FLORA: Hay mi señora Simona, no creo que los señores la reciban, acaban de llegar y están muy cansados. ¿Trae algunas verduras? SIMONA: Algo mejor que eso, les vengo a entregar mi gran tesoro. FLORA: No me diga su mercé doña Simona, que ya encontró su tesoro en una de esas minas de las montañas de Antioquia… es que busté es tan trabajadora que ya no solo cultiva las verduras, sino que está en esos socavones de las minas de oro. SIMONA: Sí Flora, usted bien sabe el porque me toca trabajar y mucho. FLORA: Es quiuno viudo y con siete hijos abriendo la boca tres veces al día claro que hay que trabajar mucho, hable a su patrona la señora Mariana, dígale que necesito hablar urgente con ella. FLORA: Está bien (entra a la sala donde se encuentran don José Manuel y señora) señora Mariana, en el portón está misia Simona Duque, la de Marinilla que necesita hablar urgente con busté MARIANA: ¿Y qué será lo urgente, trae algunas verduras? FLORA: No lo creo su mercé, debe ser que trae algunos granos de oro porque habló de un tesoro. MARIANA: Pobre Simona, yo no me explico cómo hace para sostener a todos esos hijos, ¿siete? Y ella solita, dicen que todos los hijos son varones… ¿verdad? ¡Es que el marido siempre 106


hace falta! ¿No lo crees flora? FLORA: Claro que sí su mercé. Yo no sé yo que haría sin mi negro Manolo. Entonces su mercé ¿La hago pasar? MARIANA: ¡Claro que sí! JOSÉ MANUEL: Bueno, bueno luego te continúo contando lo de la causa independentista, atiende a esa mujer primero, yo mejor entro a recostarme un rato, bastante cansado que estoy. (Sale de escena) FLORA: (gritando) Misia Simona, que pase que la señora Mariana si la va a recibir. (Entra con timidez y cabizbaja Simona Duque). SIMONA: Buenas noches mi señora, yo me atreví a buscarla porque tengo que hablar urgente con usted. MARIANA: Solo diga ¿en qué le puedo servir? FLORA: (entrometida) Si no más diga y si podemos le colaboramos. MARIANA: Hay Flora deja de ser tan entrometida, mira que la Señora Simona me necesita es a mí. Me dice Flora ¿que tienes oro para la venta? SIMONA: No mi señora, Flora está equivocada, tiene que escucharme para que me entienda y luego interceda por mí, ante su señor esposo o ante el nuevo señor gobernador. MARIANA: Habla que ya me estás intrigando. SIMONA: Es que a Marinilla llegaron rumores de un tal español llamado Sámano; viene desde el sur para aplastar a todos los que están en estas provincias contra la Corona Española. MARIANA: ¿Y usted cómo sabe de esas noticias? SIMONA: Pues de unos soldados de Marinilla que llegaron heridos de combate en el sur, ellos nos narraron sobre las luchas y enfrentamientos de patriotas contra los representantes del rey. MARIANA: ¿Y eso qué tiene que ver con usted señora Simona? SIMONA: Pues mucho porque también nos enteramos que José María Gutiérrez de Cabiedes busca personal voluntario en Rionegro y Marinilla para la Campaña del Sur con Nariño y como usted sabe yo tengo siete hijos. 107


MARIANA: ¿Qué quieres? ¿Qué te los proteja? FLORA: No señora que se los esconda para que no se los lleven a la guerra. SIMONA: Todo lo contrario “Quiero entregar mis siete hijos a la causa de la independencia. MARIANA Y FLORA: ¿¡Quéééééééééééééééééé!? FLORA: ¿Así está de encartada con toda esa cochada de hijos su mercé Simona? SIMONA: ¿Cómo se le ocurre decir tal barbaridad Flora? Si mis hijos son mi tesoro, por ellos vivo y por ellos lucho con mi trabajo diario. MARIANA: No alcanzo a entender ¿cómo puede usted tomar una decisión así? ¿Es más grande el amor por la libertad que el amor a sus hijos? FLORA: ¿Quién más que yo necesita la libertad? Pero sobre ella está el amor a mis negritos. SIMONA: ¡Hay mi señora! No hay nada más duro para una madre que entregar a sus hijos para la lucha; pero ¿de qué sirve la vida sin la libertad? Igual que un pájaro en una jaula su canto muere entre las rejas y se vive cada día en angustia y soledad solo esperando morir. FLORA: ¿Y si mueren en la lucha, busté qué hace? SIMONA: Prefiero mil veces que mis hijos marchen al combate a tener una vida tras el miedo y el terror de los poderosos. Yo lo haría sin temor, pero como ven mi salud es ya muy precaria. MARIANA: Está bien señora Simona, mi señor esposo tiene que escucharla y tenga la seguridad que en mi tendrá una aliada en su decisión. (Dirigiéndose a flora) ¡Flora! Dile al señor que la señora Simona Duque desea hablar con él, dile que es algo importante y delicado. (Sale Flora e ingresa a escena tras don José Manuel Restrepo) JOSÉ MANUEL RESTREPO: ¿Qué pasa mujer? ¿Qué te urge tanto a estas horas de la noche? SIMONA: Perdone mi señor, es que solo en ustedes puedo confiar para entregar mi gran tesoro. JOSÉ MANUEL RESTREPO: ¿De cuál tesoro hablas mujer de Dios? SIMONA: De mis hijos Andrés, Francisco y Salvador; son tres de mis siete hijos que desean ingresar al contingente de 125 soldados que partirán hacia el Sur. JOSÉ MANUEL RESTREPO: ¿Y cuál es el problema? En estos momentos estamos 108


necesitando hombres valientes con sentimiento patriótico, que sean voluntarios a luchar por la causa. SIMONA: Lo que pasa su persona es que son muy jóvenes, Salvador acaba de cumplir sus 12 años y temo que les nieguen el reclutamiento. JOSÉ MANUEL RESTREPO: No os preocupéis mujer, yo hablaré directamente con José María Gutiérrez, ¿Qué más puedo hacer por usted? SIMONA: Solo una cosa, que no olvide que; “Vengo señor voluntariamente a contribuir con mis joyas, mis hijos, para salvar la patria”, ahora son ustedes en quienes pongo mi fe y mi oración, no permitan que nuestro suelo sea mancillado por los esclavistas españoles. FLORA: (al público) ¡Claro como las señoras blancas están donando sus joyas para la tal guerra, la pobre Simona entrega sus hijos como joyas! ¡Eso si es desprendimiento! (Tocan fuertemente el aldabón del portón) FLORA: ¿Y ahora quién vendrá a esta ahora? Si doña Simona entrega los hijos, no faltará el que entregue la madre, MARIANA: ¡Flora! Corre a ver quién toca con tanta insistencia. ¡Abre pronto ¡ FLORA: (corre, abre, e ingresa un grupo de soldados con un hombre joven educado, de traje y sombrero de copa) sigan sus personas, bien pueda sigan. JUAN DEL CORRAL: (saludando gestualmente y quitándose el sombrero de copa) Me urge hablar con usted señor Restrepo (saluda luego a la señora Mariana con el sombrero) (Las mujeres Mariana, Simona y Flora pasan a un segundo plano en el escenario y los dos hombres inician un dialogo en secreto. Las mujeres escuchan sin interrumpir) RESTREPO: Solo hable usted señor Juan del Corral. LAS MUJERES: (con admiración y en susurros) ¡Juan Bautista del Corral! FLORA: El Momposino, mi señora. SIMONA: Nuestro gobernador dictador. JUAN DEL CORRAL: (con autoridad) la provincia se sumó a las fuerzas federalistas para luchar contra Cundinamarca, he dictaminado leyes especialmente duras para reprimir insubordinaciones locales.

109


RESTREPO: Antioquia lo aceptó, por lo tanto, aceptó una dictadura para el bien de la región, ¿de qué se preocupa? JUAN DEL CORRAL: Dicen que mi gobierno tiende a ser contradictorio, que soy un dictador demócrata y a la vez liberador de esclavos, RESTREPO: No se preocupe señor del Corral, el autoritarismo y el militarismo impulsado por usted es la fórmula más acertada, el pueblo prefiere un poder fuerte que lo controle precisamente para asegurar esa paz y autonomía que todos ansiamos. JUAN DEL CORRAL: Señor Restrepo, tenga en cuenta que este año 1813 debe ser un año de cambios y decisiones radicales, me he comprometido que para este mes de agosto todas las provincias estemos unidas por un solo fin la emancipación y la autonomía. JOSÉ MANUEL RESTREPO: Mi consejo esperando que lo tenga en cuenta, es reprimir a los españoles a fuego y sangre y convocar lo más pronto posible a una junta para la firma de la declaración de la independencia de Antioquia. JUAN DEL CORRAL: Señor Restrepo, no dude que su consejo lo seguiré al pie de la letra, además para tan poco tiempo de mi gobierno estoy realmente satisfecho con las realizaciones que he logrado en esta provincia ansiosa de paz y bienestar. JOSÉ MANUEL RESTREPO: ¿Quién creyera, señor, que en tan pocos meses se había de ver la república de Antioquia con fundamentos sólidos para su engrandecimiento, con nitrerías, molinos de pólvora, casa de moneda, caminos, armas y guerreros que la pongan en respeto y le den una independencia que de otra manera sería puramente nominal? MUJERES Y SOLDADOS: ¡Es realmente increíble! FLORA: ¿Y ahora qué sigue mis señores? JOSÉ MANUEL RESTREPO: ¡Ahora tráenos un vino! ¡Es hora de celebrar! JUAN DEL CORRAL: Aunque nos tomemos a los españoles, hasta no firmar el acta de Independencia nada es seguro. FLORA: Nada es seguro (todos la observan con asombro) Escena tres (Cambian luces, aparecen los delegados de las provincias y se organiza una mesa para junta, mientras se quedan sentados estáticos; ingresan soldados corriendo, gritando ¡A la lucha! Mujeres lloran y otras realizando arengas a favor de la causa, ¡Por la libertad hasta la muerte misma! Otros corren de un lado del escenario a otro frente a ellos, aparecen negros arrastrando cadáveres, mientras otros se truncan en luchas cuerpo a cuerpo. 115


(José Manuel Restrepo se acerca al proscenio y le habla al público) JOSÉ MANUEL RESTREPO: Son suficientes los motivos y derechos para proclamar nuestra independencia absoluta aquellos pueblos hermanos que se han anticipado en la Nueva Granada se han sacudido ya gloriosamente del yugo de la Monarquía Española. Después de los manifiestos públicos de Venezuela, Cartagena y el de Cundinamarca, nada queda por añadir. Debemos declarar nuestra independencia. JUAN BAUTISTA DEL CORRAL: (en oratoria) El Estado de Antioquia desconoce por su rey a Fernando VII y a toda otra autoridad que no emane directamente del pueblo, o sus representantes; rompiendo enteramente la unión política de dependencia y quedando separado para siempre de la Corona y gobierno de España. TODOS: (aplauden) JOSÉ MANUEL RESTREPO: Por lo tanto, se decreta: Que por la virtud de esta abjuración se haga por toda la república el juramento de absoluta independencia. JUAN DEL CORRAL: Publíquese por bando en todos los cantones del Estado, y en ellos fíjese en los lugares acostumbrados y todo aquel que no lo acate será desterrados o condenados a muerte (la escena queda estática) (Aparecen nuevamente los soldados, negros, indígenas y mujeres uno tras otro en el escenario y arman una algarabía de venta de mercado luego uno a uno habla al público) FLORA: “Amo el sol porque anda libre, sobre la azulada esfera, al huracán porque silba con libertad en las selvas”. Libertad es un asunto, que seguimos manejando mal, libertad para los blancos; para negros, indígenas y mestizos inventaron otra libertad. MANOLO: “Yo que nací altivo y libre sobre una sierra antioqueña, llevo el hierro entre las manos porque en el cuello me pesa”. Lamentablemente hoy seguimos, luego de tantos años, arrodillados y serviles de las clases poderosas que siguen manejando nuestros subdesarrollados países. SIMONA: “Nací sobre una montaña, mi dulce madre me cuenta que el sol alumbró mi cuna sobre una pelada sierra”. Nací libre como el viento de las selvas antioqueñas, como el cóndor de los Andes que de monte en monte vuela”. Pero a pesar de todas las luchas aún seguimos esclavos de todo lo que nos rodea, la sociedad de consumo y las habladurías politiqueras. MARIANA: “Bajamos cantando al valle porque el corazón se alegra; porque siempre arranca gritos la vista de nuestra tierra”. Somos semilla de lucha y grito de independencia, las mujeres de esta tierra, de nuestra tierra antioqueña. SOLDADO 1: “Con el morral a la espalda cruzamos llanos y cuestas, y atravesamos montañas y 116


anchos ríos y altas sierras”. Es nuestra geografía el más grande tesoro que seguimos entregando por unos cuantos billetes verdes y unas pepitas de oro. SOLDADO 2: “Muchachos, les digo a todos los vecinos de las selvas, la corneta está sonando … ¡Tiranos hay en la sierra!” Y ahora el pueblo somos todos, hombres, mujeres, indígenas, negros y blancos que como hace 200 años solo clamamos por una independencia para poder gritar sin miedo a nadie la verdadera libertad. (Desaparecen los personajes y continúan con el acta de declaración de Independencia de Antioquia) SOLDADO 1:

Dado en el Palacio del Supremo Gobierno del Antioquia, a 11 de agosto de 1813. Juan del Corral, presidente dictador. José María Ortiz, secretario de Guerra y Hacienda. José Manuel Restrepo, secretario de Gracia y Justicia.

TODOS: ¡Viva la Independencia de Antioquia! JOSÉ MANUEL RESTREPO: Y así se firmó la Independencia de Antioquia. “Oh libertad que perfumas las montañas de mi tierra, deja que aspiren mis hijos, tus olorosas esencias. Oh libertad, oh libertad”. ¡El cambio es ahora! ¡Dios, la patria y la independencia serán nuestros estandartes! (Sale del escenario, y se devuelve dirigiéndose al público) JOSÉ MANUEL RESTREPO: Espero la hayan comprendido. Y ustedes realmente se sientan independientes. (Sale de escena don José Manuel suena el Himno Antioqueño y entran una a una cada actriz y actor cantando) FIN.

(Se recomienda poner de fondo musical con acompañamiento en la voz de todos los actores El himno antioqueño, o con un énfasis más social; la canción de Piero “Al pueblo lo que es del pueblo”)

117


Himno antioqueño Letra del himno…

Coro:

Oh libertad que perfumas las montañas de mi tierra, deja que aspiren mis hijos tus olorosas esencias. Oh libertad, oh libertad. II

I

Amo el sol porque anda libre, sobre la El hacha que mis mayores me dejaron por azulada esfera, al huracán porque silba con herencia, la quiero porque a sus golpes libertad en las selvas. libres acentos resuenan. III

IV

Forjen déspotas tiranos Largas y duras Yo que nací altivo y libre sobre una sierra cadenas para el esclavo que humilde sus antioqueña, llevo el hierro entre las manos pies de rodillas besa. porque en el cuello me pesa V

VI

Nací sobre una montaña, mi dulce madre Nací libre como el viento de las selvas me cuenta que el sol alumbró mi cuna antioqueñas, como el cóndor de los andes sobre una pelada sierra. que de monte en monte vuela. VII Estrofas:

VIII

Pichón de águila que nace sobre el pico de Cuando desciendo hasta el valle y oigo una peña, siempre le gustan las cumbres tocar la cometa subo a las altas montañas donde los vientos refrescan. a dar el grito de alerta. IX

X

Muchachos, les digo a todos los vecinos de Mis compañeros, alegres, las hachas en el las selvas, la cometa está sonando… monte dejan para empuñar en sus manos la lanza que el sol platea. ¡Tiranos hay en la sierra! XI

XII

Con el morral a la espalda cruzamos llanos Y cuando al fin divisamos, allá en la y cuestas, y atravesamos montañas y llanura extensa, las toldas del enemigo anchos ríos y altas sierras que entre humo y gente blanquean. XIII

XIV

Volamos como huracanes regados sobre Perdonamos al rendido porque también tierra, ¡y ay del que espere empuje de hay nobleza en los bravos corazones que 118


nuestras lanzas revueltas!

nutre las viejas selvas.

XV

XVI

Cuando volvemos triunfantes las niñas de A la luz de alegre tarde pálida, bronceada, las aldeas rinden coronas de flores a fresca, de la montaña en la cima nuestras nuestras frentes serenas. cabañas blanquean. XVII

XVIII

Bajamos cantando al valle porque el Es la oración; las campanas con golpe corazón se alegra; porque siempre arranca pausado suenan, con el morral a la gritos la vista de nuestra tierra. espalda vamos subiendo la cuesta. XIX

XX

Las brisas de las colinas bajan cargadas de Ladran alegres los perros detrás de las esencia, la luna brilla redonda y el camino arboledas el corazón oprimido de gozo amarillea. palpita y tiembla. XXI

XXII

Caminamos… caminamos… y Lágrimas, gritos, suspiros, besos y blanquean… y blanquean… y se abren con sonrisas tiernas, entre apretados abrazos y ruido de las cabañas las puertas. entre emociones revientan. XXIII Oh libertad que perfumas las montañas de mi tierra, deja que aspiren mis hijos tus olorosas esencias. Letra: Epifanio Mejía Música: Gonzalo Vidal

119


Texto teatral N°6 Simoncito “El pequeño libertador” Personajes 1. Simón Bolívar 2. Simón Rodríguez (el maestro) 3. Hipólita la nana y dos sirvientes 4. El marqués y marquesa de Ustáriz 5. María teresa Rodríguez del toro (esposa) 6. Comisionado de la Real Audiencia.

Sinopsis: En aproximadamente 55 minutos se podrá reconocer la vida de nuestro libertador Simón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar quien estuvo marcado por el destino desde el mismo momento de su nacimiento.

Ilustración: Juliana Sánchez Montoya

El texto teatral invita de forma clara a los espectadores a comprender los designios que llevaron al libertador desde su vida familiar, la pérdida de sus padres, su educación, la relación con sus hermanos, su nana Hipólita, su maestro Simón Rodríguez, su tío Esteban y su mentor el marqués Ustáriz en Europa, además de la relación con su amada esposa Teresa Rodríguez hasta llegar a jurar la libertad de su pueblo en el Monte Sacro.

Ambientación: (Biblioteca, escritorio y muebles de época) Escena inicial. Un pequeño niño con pantalón corto y medias hasta la rodilla, toma entre sus manos unos marcos de fotografía que se encuentran en un escritorio. Con voz lisonjera se acerca al centro del escenario y le habla a una su maestro quien se encuentra organizando la biblioteca. Escena uno, “Una infancia de soledad” SIMONCITO: ¡Maestro, maestro! MAESTRO: Dime Simoncito, y ahora ¿qué te pasa? 120


SIMONCITO: Maestro, usted tiene toda la razón, no soy un niño agradecido con Dios, es cierto que tengo una gran casa, que tengo mis sirvientes, tengo tierras y excelentes caballos, pero entiéndame señor, de nada me sirve tener tantas posesiones sino tengo a mis padres (observa las fotos) Mi padre Don Juan Vicente Bolívar y Ponte fue una excelente persona, respetuoso de la Corona Española y muy cristiano, igual que mi madre doña María Concepción Palacios y Blanco, que, aunque no la conocí muy bien fue una mujer muy buena y devota. ¿Maestro por qué la gente buena se tiene que morir? MAESTRO: Es simple la respuesta, “porque solo somos, lo que somos, y porque si vivo existo y si existo puedo dejar de ser”. SIMONCITO: No entiendo maestro ¿qué es lo que me dice? MAESTRO: (acercándose al niño) Que eres un ser que existe, que eres un ser que construye cada día su existencia y que cuando comprendas el sentido de existir entonces podrás decidir de ser o de no ser, es decir dejar de existir, eso es morir. SIMONCITO: Ahora si le entiendo, entonces cada uno de nosotros somos libres para ser lo que deseamos o no ser lo que no deseamos (con cólera). ¿Sí lo ve maestro? ya estoy hablando igual de enredado que usted y al final no entendí porque mi madre y padre tuvieron que morir y dejarme solo con mis hermanos. MAESTRO: Por una simple razón; porque tenías que aprender desde niño a tomar tus propias decisiones sin titubeos, tal vez tu existencia tiene una razón de ser más grande. SIMONCITO: Vuélvame a hablar de mis padres, eso hará que no me olvide de ellos. MAESTRO: (se sienta en un gran sillón, y Simoncito acerca un cojín a sus pies y se acurruca a su lado) Tu padre don Juan Vicente tenía las condiciones para ser un gran señor, fue caballero de San Luis, caballero de Santiago y coronel de milicias del valle de Aragua, sus abuelos fueron ilustres gobernadores, corregidores y encomenderos, tus ancestros fueron fundadores de pueblos y militares, hombres de mundo. SIMONCITO: (con entusiasmo) ¡Algún día señor, yo seré también un hombre de mundo! Ahora cuénteme sobre mi Madre. MAESTRO: Tu madre, doña María Concepción era de rancio abolengo, era castellana, fue mujer devota, caritativa y hacendosa, aunque de frágil; tenía una gran imaginación y un gusto artístico excelente, se esforzó mucho en cuidarte a ti y a tus tres hermanos. SIMONCITO: Maestro usted me conoció bebe ¿cuénteme como nací? MAESTRO: Yo no te lo puedo contar, en esa época no conocía a tu familia, quien si te puede contar los pormenores de tu nacimiento es tu nana. 121


SIMONCITO: ¿La negra Hipólita? MAESTRO: Sí ella, espera te la llamo. (gritando) ¡Hipólita! ¡Hipólita! ¡Ven pronto! (Se escucha la voz de la negra desde el fondo del escenario). HIPÓLITA: Ya voy amo… ya voy… esta vieja negra ya no puede correr. SIMONCITO: Ven pronto, necesito no olvidar todo sobre mi nacimiento. (Entrando la negra con una jarra y unos vasos) HIPÓLITA: Si amo… yo estuve el día que llegaste a este mundo. MAESTRO: ¡Siéntate sin temor y cuéntale! HIPÓLITA: ¡Mi niño siempre tan curioso! Mi señora doña Concepción era muy delicada, pero cuidaba la espera de sus hijos como una princesita; era las horas de la noche cuando tu decidiste que era hora de mirar este lindo cielo caraqueño, tan lleno de estrellas y respirar estos aromas tropicales de la tierra americana. SIMONCITO: ¿Cuándo fue eso? HIPÓLITA: Fue un día maravilloso, todos los sirvientes corríamos de aquí para allá, tu padre no dejaba de dar vueltas y el señor cura no hacía sino rezar a eso de la diez de la noche del 24 de Julio de 1783. Entonces naciste tú, mi pequeño niño, rozagante, risueño y lechoncito como una pequeña bolita de lana suave y hermosa. MAESTRO: ¡Nárrale cómo lo cuidaste desde el momento en que nació! HIPÓLITA: Si mi niño, desde el mismo momento en que naciste yo te he tenido entre mis brazos, te acune, te arrulle, te enseñe a dar tus primeros pasos, siempre te he cuidado con maternal esmero. SIMONCITO: ¿Y eso por qué nana Hipólita? HIPÓLITA: Porque tu padre me eligió desde que la niña Teresa te estaba esperando para que fuera tu madre de leche. SIMONCITO: ¿Cómo así que mi madre de leche? HIPÓLITA: Tal vez no entiendas, pero es que nosotras las negras somos las que alimentamos a los recién nacidos de los patrones blancos, por eso tenemos que tener nuestros hijos por la misma época que los amo decidan tener los suyos SIMONCITO: (se acerca y le abraza) Gracias nana Hipólita, tú eres como mi segunda madre. HIPÓLITA: No diga eso mi niño, eso es pecado; madre no hay sino una y mucho menos una negra sería tu madrecita. Tú que eres como la espumita de la leche tan blanquito y tan tiernito. 122


SIMONCITO: ¿Cuántos años tenía mi madre cuándo yo nací? HIPÓLITA: Era muy jovencita, tenía solo veintitrés años; cuando tú tenías tres añitos tu padre murió y la ama doña Concepción le toco solita mandar en la hacienda. SIMONCITO: ¿Y cuándo llegó usted a mi casa maestro don Simón? MAESTRO: (se levanta) Cuando tus padres ya no estaban y tus tíos ya no sabían qué hacer contigo, ninguna escuela te quería recibir por díscolo y travieso, y tú no eras el único, en casa estaban tus hermanos, pero tú hacías por diez. HIPÓLITA: Sí mi niño, sus hermanos María Antonia, Juana María y el niño Juan Vicente eran tranquilos y obedientes, pero tú mi niño ¿cuántas lágrimas le hiciste rodar a tu madrecita por tus travesuras? SIMONCITO: Ahora me arrepiento, tal vez en la hacienda de San Mateo había algún duende que me enloquecía, mírame ahora ya soy un niño juicioso aquí en la casa de la ciudad de Caracas. HIPÓLITA: Tal vez… tal vez, pero mejor no hablemos de cosas tristes, vamos a cenar que el postre está delicioso. (Salen de escena los tres adelante Simoncito, luego el maestro y por último Hipólita) (Descripción del personaje de Bolívar joven para la escena dos) Bolívar era entonces un joven de mediana estatura, cuerpo delgado y movimientos desenvueltos, los ojos negros y la mirada penetrante, tez blanca, el cabello largo y ensortijado, patillas y bigotes según la moda de la época.

Escena dos, “Separación desgarradora” (Simón Entra a escena tirando libros en una rabieta)

SIMONCITO: La vida no puede ser tan dura conmigo, no puedo aceptar que ya no tengo a mi lado a mis padres, y ahora mi abuelo quien era mi ángel de la guarda. ¡No lo puedo aceptar! HIPÓLITA: Hay mi niño, tiene que aceptar la voluntad de Dios, él sabe porque se llevó a don Feliciano para su reino. SIMONCITO: No me digas nada mi negra, acaso no sabes que mi abuelo Feliciano era mi tutor y sin él quién sabe para dónde me mandaran. 123


HIPÓLITA: ¿Y por qué se lo van a llevar de mi lado? Esta es su casa, aquí está todo lo que sus padrecitos dejaron y usted es el niño más rico de Caracas. Mire no más todas esas haciendas que le dejo su padrino. SIMONCITO: ¿Y de qué sirve tanto dinero y tanto lujo sino puedo tomar ni una decisión? Mire usted nada más lo que les paso a mis hermanas. HIPÓLITA: No me haga recordar a mi niña María Antonia y Juanita siendo tan niñas las casaron con esos señores tan mayores. SIMONCITO: Ya lo estás viendo Hipólita, mis hermanas que aún no habían cumplido los quince años no pudieron revelarse ante el compromiso matrimonial con los señores Pablo y Dionisio. HIPÓLITA: ¿Entonces qué van hacer con usted mi niño? SIMONCITO: Seguramente me buscaran un nuevo tutor, y te juro mi nana, que, si no me gusta, se van a arrepentir, tú ya me conoces; hoy puedo ser un angelito, pero mañana el mismísimo diablo con cachos y con cola. HIPÓLITA: (santiguándose) Hay no diga esas cosas tan horribles, eso es sacrilegio, eso es pecado. SIMONCITO: Te juro que para que me saquen de esta casa me tienen que dormir o amarrar o peor aún salgo, pero muerto. ¿Vez Hipólita? ¿De qué sirve que sea el dueño de todo, sino soy dueño ni de mi propia vida? HIPÓLITA: (abrazándolo) No tenga miedo mi niño, que aquí está su negra para ayudarlo. SIMONCITO. Hay mi nana, si tú pudieras lo harías, pero vas a ver que nada podrás hacer. (Tocan la puerta insistentemente) HIPÓLITA: ¿Quién toca la puerta? COMISIONADO: Soy el comisionado del Tribunal de la Real Audiencia HIPÓLITA: (sin abrir) ¿Qué desea señor? COMISIONADO: En nombre de la Real Audiencia debo llevar al joven Simón a casa de su nuevo tutor. SIMONCITO: (en voz baja le indica a Hipólita qué preguntar) ¿Mi nuevo tutor? Pregunta quién es. HIPÓLITA: ¿Quién es el nuevo tutor de mi niño Simón?

124


COMISIONADO: Don Carlos Palacio, el hermano del abuelo fallecido. SIMONCITO: No puede ser, de todos los tutores que hay en Caracas me toco el más cascarrabias, el más engreído; ese lo único que quiere es apoderarse de mis bienes. COMISIONADO: ¡Abra ya el portón o tendrán que vérsela con la Ley! HIPÓLITA: Hay mi niño, déjeme abrir la puerta, su tío abuelo no es tan malo. SIMONCITO: ¿Qué no es tan malo? Eso es lo que usted se imagina, ¿no que me defenderías si venían por mí? Hazlo pues nana, ¡Hazlo! HIPÓLITA: Hay mi niño, yo solo soy una sirvienta, una negra. Perdóneme mi niño. (Abre el portón e inmediatamente Simón pega la carrera a saltar del escenario, pero el hombre lo coge de la ropa y lo saca a rastras) SIMONCITO: (gritando) ¡Hipólita! ¡Hipólita! ¡Ayúdame! no dejes que me lleven. HIPÓLITA: Hay mi niño cálmese, vaya tranquilo que yo voy hablar con el maestro Simón Rodríguez haber como lo podemos ayudar. SIMONCITO: (revolcándose y no dejando llevarse) Hipólita, esto no es justo. No me lleven donde el tío abuelo, llévenme donde mi hermana María Antonia. COMISIONADO: ¡Nada de eso! Orden es orden y usted se va para la casa de don Carlos hoy mismo. ¡Empáquele la ropa y libros de estudio! SIMONCITO: ¡No lo hagas Hipólita! ¡Qué en ese lugar me van a tener que amarrar porque ni un instante me voy a quedar! COMICIONADO: ¡Cállate! solo eres un mocoso rico de doce años, lo que necesitas es una mano fuerte que te eduque y no los cariñitos de una hermana y una negra; ahora sí te vas a convertir en un hombre. SIMONCITO: ¡Los tribunales podrán disponer de mis bienes, podrán adjudicarme un tutor, pero nunca podrán disponer de mi persona, y mucho menos de mi libertad! (termina la escena sacando a Simoncito, y la negra llorando tras de él) Escena tres, “Viajando a tierras lejanas ” Entra Simón en escena vestido de militar. SIMÓN: Ya es suficiente, han sido cuatro años en la lucha por liberarme de mi tutor, mi tío abuelo don Carlos, es hora de buscar la forma más correcta de salir de esta casa. Ya tengo 16 años, hoy mismo me alisto como cadete de la Armada.

125


HIPÓLITA: Hay niño y ¿cómo puede hacer eso? SIMÓN: Muy fácil mi negra, bien sabes que poseo un título de mayorazgo o vínculo dado por la Real Audiencia, HIPÓLITA: ¿Y eso qué significa? SIMÓN: Eso significa que mi herencia que está regida por las leyes de Castilla, solo la puede manejar un tutor hasta que yo cumpla los catorce años, y si mal no recuerdo hoy los estoy cumpliendo. HIPÓLITA: Tiene toda la razón joven Simón, hoy es 24 de Julio de 1797; ya no tengo memoria, perdóneme jovencito por no recordar su cumpleaños, es que ya me estoy poniendo vieja y en estos achaques hasta la memoria la perdí. SIMÓN: Pero no te preocupes mi buena Hipólita, que ahora sí puedo tomar mis decisiones, ya soy un hombre autónomo. (con ironía) Lo dice la ley. HIPÓLITA: Entonces ¿qué decisión va a tomar ya que es todo un hombre? SIMÓN: Tendré que consultarlo con mi maestro Simón, pero estoy decidido a partir en el primer barco a tierra española. (piensa un momento) Mejor llama ya a mi maestro quiero escuchar su consejo. MAESTRO: (un poco más viejo, entra a escena) No me digas nada Simón, ya Hipólita me lo ha contado, ¿con que deseas viajar a España? ¿Qué te detiene para empezar a hacer tu camino de hombre de mundo? (riendo) no creas que he olvidado esas palabras que decías hace unos cuantos años. SIMÓN: Sí maestro, deseo ingresar a la academia militar, quiero estar en el batallón como voluntario blanco hasta logra ser subteniente y prepararme en política y matemática en la academia de Fray Francisco de Andújar. MAESTRO: Muy bien que sigas pensando en prepararte, un hombre de mundo debe saber desenvolverse en todos los campos. Espero que mi educación te haya servido de algo.

126


SIMÓN: No me diga nada más, sino es por usted todavía estaría saltando muros y correteando por todo cuanto camino encontrara, y tal vez estaría enfrentándome con la ley, fue usted quien me enseño el respeto por la dignidad humana, la tolerancia y la importancia del dialogo. MAESTRO: Solo espero que no olvides el amor que te enseñé por tu tierra, por ese lugar donde naciste. HIPÓLITA: Sí mi niño, Venezuela es la tierra más hermosa de todo el mundo, cuando esté por allá en tierras lejanas no se olvide de este clima, de sus frutas y su gente. No se olvide de nosotros los pobres americanos que sufrimos por tanta injusticia. SIMÓN: Jamás lo olvidaré y no solo no me olvidaré de Venezuela, yo también tengo en mis afectos todas estas colonias españolas, la Nueva Granada, Ecuador, Bolivia, Perú… algún día volveré y las recorreré. HIPÓLITA: Me alegro que usted quiera estas tierras tanto, pero usted mi niño tan enclenco no creo que pueda recorrer todas esas montañas. MAESTRO: (riendo) Estás en lo cierto Hipólita; tendrás que crecer y mejorar tu estado físico, porque realmente te hace falta mucho músculo. SIMÓN: (mostrando sus músculos, bíceps) Ya terminen de burlarse de mis músculos, y preparen mi equipaje para partir lo más pronto posible. MAESTRO: Tomar un barco es muy fácil, pero en tierras lejanas quién le va a colaborar, apenas eren un muchacho. SIMÓN: No se preocupe. Mi tío Esteban Palacios estará con nosotros. HIPÓLITA: ¿Cómo así con nosotros? ¿De quién habla? SIMÓN: Yo solo no voy a partir, viajaré con mi hermano Juan Vicente, él también está planeando hacer lo mismo que yo. HIPÓLITA: ¿Recorrerá las montañas de las colonias? SIMÓN: No Hipólita, eso no, el también ingresará a la academia militar. (Todos ríen) HIPÓLITA: ¿Y dónde me dice usted que vive su tío Esteban? SIMÓN: En Aranjuez, y tranquilízate Hipólita que ya me comuniqué con él y nos está esperando. Él dice en la carta que recibí hace algunos días que el Marqués de Ustáriz será mi mentor en esas tierras, toda su familia es de alta alcurnia y son amigos directos de los reyes, con decirle que me cuenta que la misma reina María Luisa comparte con ellos largas tardes en sus jardines.

127


MAESTRO: Mucho cuidado joven Simón con ese mundo, los reyes y princesitas solo quieren poder y admiración, sin eso, ellos poca cosa son, y usted siempre han demostrado cierta repugnancia a todo lo que signifique rendir pleitesía. HIPÓLITA: Mucho cuidado con la princesa, yo ya me lo conozco niño, como es de enamoradizo, de pronto me lo casan en tierras lejas. SIMÓN: Tranquila mi nana, yo soy un hombre difícil de casar. MAESTRO: Eso espero, que no llegue por aquí casado. SIMÓN: Ya dejen de a augurarme tan malas intenciones. Partamos pronto. HIPÓLITA: Hasta pronto mi niño, cuídese mucho y recuerde que siempre lo estaré esperando. (Sale con el maestro de escena)

Escena cuatro, “Un amigo en tierras lejanas ” La habitación inicial cambia a una habitación más aristocrática, con cortinajes y muebles de época. Nos ubicamos en Madrid España en la casa del Marqués Ustáriz. Entra Simón Bolívar con unos folios releyéndolos y tras él, el Marqués.

SIMÓN: Gracias señor Marqués Ustáriz, por su acogida aquí en esta madre tierra España, bien sabe usted que mis intenciones en Europa son claras, “Hacerme más culto para seguir las huellas de mis antepasados” MARQUÉS: Ha hecho bien joven Simón. Con el apoyo de tu tío Esteban y con el mío, usted podrá alcanzar sus logros. SIMÓN: Si señor, el primer paso fue el ingreso a la academia militar y en mi tiempo libre estudiar un poco de todo. MARQUESA: ¿Y qué es tanto lo que estudia? SIMÓN: Si mi señora como ya lo dije un poco de todo: historia, política y administración. Uno nunca sabe cuándo ha de necesitar conocimientos que en el momento parecen insignificantes. MARQUESA: Me han dicho que usted ya se desenvuelve como un pez en el agua en la corte de la reina. SIMÓN: Mire usted; aprender etiqueta y modales es de lo que jamás imaginé tener que practicar, que a las damas se les toma de la punta del pañuelo, que a los príncipes jamás se les debe hablar

128


hasta que ellos no den la autorización, que el sentarse, el caminar, el tomar la copa y… mejor no continúo señora marquesa, son tantas cosas, que, aunque en mi lejana Venezuela ya había tenido oportunidad de practicar, no era tan asiduo como en esta la madre España. MARQUÉS: Mire usted joven Bolívar, todas esas pequeñeces son necesarias para estar al nivel de nuestros anfitriones en cualquier evento, no vayamos lejos; usted le agradó grandemente a su majestad la reina y es por ello que tiene usted acogida en el palacio real, y el príncipe Fernando VII lo asume como amigo. SIMÓN: (sentándose) Si señor, no puedo negar que los buenos modales son importantes para relacionarme con personas de tan alto rango y si no es por eso hasta habría sido imposible acercarme a la casa del Marqués del Toro. MARQUÉS: (riendo) Ahí está pintado nuestro espíritu indómito y caballeresco, ya me imagino, el porqué; no son gratuitas las asiduas visitas a casa de la familia del Marques del Toro. SIMÓN: Tiene usted toda la razón, no he podido conciliar el sueño desde el día que conocí a la joven Teresa Toro y Alayza; su belleza, delicadeza y profunda inocencia, me han llenado de un sopor que no puedo describir, con decirle que hasta el apetito he perdido, mi sueño es débil y no pienso en otra cosa que en buscar la oportunidad para ser invitado a cualquier evento a dicha casa. MARQUÉS: Lamento decirle señor Simón Bolívar que usted está enfermo, y enfermo de gravedad. SIMÓN: No le entiendo, ¿dice usted que estoy enfermo? MARQUESA: Si señor, realmente está muy, pero muy enfermo. SIMÓN: Realmente tiene razón y ¿qué enfermedad dice usted que me ha poseído? MARQUÉSA: Es una enfermedad a los que muchos hombres le huyen, pero todos quisieran estar poseídos por ella. MARQUÉS: Hasta yo, una vez hace muchos años casi muero por esa enfermedad. SIMÓN: No señor sea más claro, ya me estoy asustando. MARQUÉS: Es de asustarse joven Simón. ¡Usted está gravemente! LOS MARQUESES: ¡Enamorado! SIMÓN: (riendo) Sí señor, ya lo sospechaba, pero usted que es mi curador y amigo le pido guarde mi secreto hasta que regrese de París donde pienso ir al Monte Sacro y reflexionar sobre mi futuro.

129


MARQUÉS: Realmente tiene usted nobles intenciones con señorita Teresa del Toro. SIMÓN: Sí señor muy serias, hasta he pensado pedir su mano en matrimonio. MARQUÉSA: Disculpe señor, pero usted escasamente tiene 17 años, ¿no cree que es mejor esperar? SIMÓN. No puedo, ya he hablado con mi bella Teresa y aunque ella es más joven hemos tomado la decisión de casarnos a más tardar antes que termine este año del señor 1801. MARQUÉS: Muy bien lo veo decidió, y una vez contraídas las nupcias, ¿dónde se radicará? SIMÓN: Ya lo hemos hablado, mi amor es puro y sincero, pero más aún es mi amor por mi tierra, debo regresar a Venezuela y hacerme cargo del Mayorazgo de la hacienda San Mateo y tratar allí de organizar mi hogar conforme a las tradiciones familiares. MARQUESA: Disculpe señor, ¿ha pensado usted en el clima de Venezuela? Puede que sea perjudicial para la joven Teresa. SIMÓN: Estoy seguro señor Marqués, sus buenas intenciones al hacerme pensar en todos esos detalles, pero, aunque Teresa se vea frágil, sé que es una mujer fuerte capaz de soportar el clima del trópico. MARQUÉS: Cambiando de tema, ¿por qué su interés por viajar a Francia? SIMÓN: Son dos hechos determinantes que me llevan a recorrer los caminos franceses; el primero quiero ver por mis propios ojos el poder y la gloria que se dice tiene Napoleón Bonaparte. MARQUÉSA: ¿Y el segundo? SIMÓN: Conocer desde el propio pueblo francés los principios de la Revolución Francesa. MARQUÉS: Tenga mucho cuidado joven Simón, todo lo que encuentres allá puede inflamar con llamas su carácter y sueño de libertario. SIMÓN: Todo tiene una razón de ser, y tal vez la razón de mi vida no sea solo cuidar la hacienda San Mateo. MARQUÉS: Entonces lo mejor es que preparemos el viaje, ya sea que lo hagas ahora o después que acabes con tu libertad de hombre soltero. (Los dos ríen y salen de cuarto, termina la segunda escena)

130


Escena quinta, “Un encuentro y un adiós” La escena se desarrolla en una habitación, una cama donde reposa una joven con signos de enfermedad, La negra Hipólita le pone paños húmedos en la frente.

TERESA: ¡Deja ya ponerme paños! descanses.

Esta fiebre parece ya ser permanente, es mejor que

HIPÓLITA: No mi niña, María Teresa, yo le prometí a mi niño Simón que te cuidaría, así como lo cuidé a él, no me obligue a retirarme, es mi deber estar al lado de la mujer que fue escogida para ser la esposa. TERESA: Yo sé que usted fue como una madre para Simón, y durante estos diez meses me ha cuidado como a su hija. HIPÓLITA: No diga eso en nombre de Dios, me hace sentir muy mal, yo la cuido porque usted es el amor más puro que ha sentido mi niño por mujer alguna. TERESA: Lástima que mi vida a su lado vaya a ser tan corta. HIPÓLITA: No diga eso, mi niña, usted está muy joven, tiene toda una vida por delante, usted en pocos días estará montando a caballo y correteando por la hacienda. TERESA: Ojalá eso se hiciera realidad, pero el clima del trópico me ha caído muy mal y todos estos mosquitos han hecho que la fiebre no me abandone, ¡cuánto diera por poder levantarme y hacer feliz a mi esposo! HIPÓLITA: Tenga fe mi niña, la virgen la levantar y pronto podrá empezar a dar órdenes como la señora de la hacienda San Mateo. TERESA: Deja ya de darme ánimos Hipólita, mejor anda y busca a Simón necesito habla con él. HIPÓLITA: Está bien, mi niña, no se mueva y trate de respirar despacio. (Sale de escena en busca de Simón Bolívar) (Entra Simón seguido de Hipólita) SIMÓN: ¿Cómo está mi pequeña? TERESA: Mi vida, mi señor, siento tanto que no te pueda acompañar más tiempo, hice todo lo posible por hacerte feliz. (Simón con delicadeza le cierra los labios)

131


SIMÓN: No digas nada, mi pequeña, tú me acompañarás mucho más tiempo, en dos semanas llegará al puerto el barco que nos llevará de nuevo a España, allí los médicos sacarán de tu cuerpo esa fiebre que te están atacando. TERESA: No creo que mi cuerpo resista dos semanas más, y no importa, solo quiero estar a tu lado hasta el momento en que me retire, no me dejes sola cuéntame sobre tus sueños de libertad, cuéntame sobre las naciones que quieres ver unidas, no me dejes dormir sin oír tu voz. SIMÓN: Estas tierras, necesitan emanciparse, reorganizarse para eso se necesitan personas que apoyen la causa. TERESA: ¿Ya tienes a alguien que pueda ayudarte en tus sueños? SIMÓN: Es muy pronto para hablar de luchas libertadoras, pero no es tarde para comprender que en estas tierras se está gestando un pensamiento distinto, en la Nueva Ganada Antonio Nariño publicó con patriótica audacia los derechos del hombre declarados por la Convención Francesa. TERESA: ¿Y eso en qué te puede ayudar? SIMÓN: En mucho, esos derechos que tienen un toque revolucionario y que por cierto están prohibidos, son la base de un gobierno democrático, allí se establecen los derechos que tienen los pueblos para gobernarse por sí mismo. TERESA: ¿Me quieres decir qué te niega la autoridad del rey? SIMÓN: Así es, y tú bien sabes que eso es muy peligroso para todo aquel que apoye esas ideas. TERESA: Ten mucho cuidado, tienes que prometerme que te alejarás de todo ese pensamiento. SIMÓN: ¿Qué dices teresa? Tú mejor que nadie sabes que yo creo en la igualdad de todos los hombres, dime ¿qué diferencia tiene mi negra Hipólita de ti o de mí? (coge a la negra y le besa la mano), ella igual que nosotros es una persona con derechos. TERESA: Tienes toda la razón cuando me vaya de este mundo prométeme que lucharás por la libertad y la igualdad de todos, sin importar el color de piel, religión, y pensamiento. SIMÓN: Te lo prometo, pero no cuando te vayas, tú me ayudaras en esa lucha, para eso somos jóvenes y creemos en un nuevo mundo. TERESA: Entiendo que en la Nueva Granada ya se están dando los primeros pasos, pero aquí en Venezuela ¿quién puede ayudarte? SIMÓN: Tú lo conoces, el general Francisco Miranda está muy entusiasmado por la causa independentista, ya combatió por la liberta americana en los Estados Unidos, En Francia sirvió a

132


los ejércitos Republicanos, su nombre y su vida es un relato de hechos heroicos y aventuras, ese es el hombre que necesito a mi lado. HIPÓLITA: Hay mi niño, entonces ¿vamos a entrar en guerra? SIMÓN: No te preocupes, que para liberarnos del yugo español nos falta mucho, por lo menos veinte años. HIPÓLITA: Gracias a Dios para cuando eso suceda ya estos huesos de negra estarán en el sepulcro. TERESA: Y yo te estaré esperando, porque posiblemente parta hacia la eternidad más pronto que tú. SIMÓN: No digas eso ni en broma. ¡Tú no me puedes dejar solo! TERESA: Nunca vas a estar solo. Seguro que cuando yo parta encontrarás otra joven que quiera desposarse con el hombre más valiente y apuesto de Venezuela. SIMÓN: Por favor no vuelvas a repetir tal ignominia. ¡Te Juro que si tú no estás jamás volveré a casarme! TERESA: No prometas nada, mejor abrázame, que siento que mi vida se me está yendo. No me olvides y recuerda que fuiste mi primer y único amor (le cierra los labios). SIMÓN: Y tú también, mi pequeña María Teresa, perdona que te haya traído a estas tierras, te amé desde el mismo instante en que te conocí, TERESA: Por favor no es tu culpa, nuestro destino siempre está marcado por la mano poderosa de Dios, tal vez es necesario que yo muera para que tus sueños se hagan realidad. SIMÓN: Sí, es mi culpa, mi gran error fue no reconocer que este clima te haría daño, que no solo el amor puede contra todo... Perdóname. TERESA: Nunca debes culparte de lo que el destino tiene marcado, mejor bésame, abrázame que siento frio, no te alejes… ¿Simón?... Mi amor no te veo, ¿por qué todo se está oscureciendo? ¡No me sueltes! (Muere) SIMÓN: (la abraza mientras va muriendo lentamente) Teresa No partas, te amo, no me dejes solo, ¿por qué todos quienes me aman mueren? ¿Por qué mi destino está marcado por la muerte? (gritando) ¿Dios porque tanto dolor? (llora intensamente y se levanta con orgullo) “Te Juro mi amor que desde hoy voy a dedicar mi vida a la libertad de mi patria, hasta verla libre de las cadenas que la oprimen”. (Hipólita luego de cubrir el rostro de Teresa con la sábana busca a Bolívar y llorando se tira a sus pies)

133


Monólogo final, “Maestro Simón” Marzo 6 de 1783, el rey me ha designado como maestro, es una gran responsabilidad que debo cumplir con la ética que este tiempo del señor exige. Seguramente todos ustedes estarán esperando la palabra del libertador, lamento ser yo quien dé por terminada mi obra, es decir la obra de forjar un espíritu emprendedor y libertario como el que forjé en el joven Simón José de la santísima trinidad Bolívar Palacio, Ponte y Blanco. Soy Simón Carreño Rodríguez, venezolano de nacimiento, conocido por la historia como el maestro Simón Rodríguez. Más tarde les contaré el por qué perdí mi apellido Carreño, solo importa en estos momentos recordarles que llegué a la vida del joven libertador en 1791 y fui su maestro hasta 1804; quedé en la historia por mis ideas renovadoras, mi espíritu libre y mis constantes críticas a la enseñanza y los sistemas educativos; no era sencillo y simple ser maestro en aquellos tiempos, no era el maestro de carboncillo y pizarra o como dicen ahora de tiza y tablero porque yo estaba convencido que es en nosotros, los maestros donde se forman los futuros pensadores, gobernantes y líderes sociales, saben ¿por qué? Porque desde todos los tiempos es prioritario conocer los orígenes de la sociedad en que convivimos, conocer sus caudillos y conocer sus jóvenes, y en mi época, fui conocedor profundo de la sociedad americana que emergía como el ave fénix de las cenizas que habían dejado los pensamientos incendiarios de la revolución francesa. Fui filósofo, pensador, sociólogo, pedagogo, escritor; dominaba las áreas de la lengua española, latín, matemática e historia, y aunque podría jactarme de mi saber lo único que me interesó en mi tiempo y espero que sea el interés de ahora, reflexionar sobre los defectos que vician la escuela. Los invito a estar en una constante crítica a la enseñanza y plantear nuevas estrategias para el cambio; traigo a colación una frase de mi libro Sociedades Americanas, “¡La América española es original! Originales han de ser sus instituciones, su gobierno. Originales sus medios de fundar uno y otro o inventamos o erramos”. Pensad, solo en ustedes está en inventar, innovar no el reinventar caminos diferentes en la educación. Yo le di a Bolívar mis fundamentos filosóficos y paso a paso fui encontrando en él, el valor y sus grandes habilidades; fui yo quien le mostró la desigualdad de clases sociales y la importancia de reconocer la dignidad de los seres humanos sin importar orígenes, raza o color de piel; fui yo quien le hizo ver más allá de lo evidente, la maravillosa tierra que habitábamos, sus gentes ávidas de saber y sus gobiernos manipulados por la corona y descubrir al joven soñador, investigador, decidido y autónomo. Es a eso que invito a todos los maestros y maestras a que centren a sus alumnos en su realidad, e intenten descubrir sus habilidades para hacer de ellos los hombres y mujeres que soñamos: íntegros, humanos, respetuosos del valor del otro, amantes del cuidado del suelo que pisamos y críticos ante la realidad social; jóvenes que reflexione n y actúen tal y como en su tiempo lo hizo Bolívar.

134


Terminaré contándoles que mi vida fue fructífera y logré lo que deseé, viaje por el mundo: Jamaica, EEUU, España, Francia, Italia, Alemania, Prusia, Polonia, Rusia, Ecuador, Colombia y terminé mis últimos años en Perú y en todos aquellos lugares fui maestro; un maestro que pensaba y escribía libre de los fundamentos escolásticos; pude hacer de la escuela un campo de formación de seres pensantes. Lo que deseo que hoy estén logrando ustedes. FIN

Texto teatral N°7 Por la libertad y el honor Personajes 1. Relator 2. Simón Bolívar 3. Francisco de Paula Santander 4. Pedro Pascasio Martínez 5. José María Barreiro 6. Torra 7. Juana (madre) 8. Gumersindo (Padre) 9. Campesinos 10. Soldados Sinopsis: En los acontecimientos ocurridos el 7 Agosto de 1819 en el puente de Boyacá intervienen un grupo de soldados patriotas que con coraje enfrentan a los Realistas, siguiendo las órdenes del general Bolívar y el general Santander, la obra de Ilustración: Juliana Sánchez Montoya aproximadamente 30 minutos, es una serie de escenas que llevan al espectador, en nuestro caso estudiantes, a recordar los instantes previos al encuentro con los Realistas en las batallas del Pantano de Vargas y Puente de Boyacá, y el momento preciso en que se ganó la independencia del pueblo Granadino; se expulsan los españoles de nuestro territorio y Bolívar asume el poder como primer presidente.

135


RELATOR: Han pasado nueve años luego del grito de Independencia, el pueblo continúo buscando la liberación total de la corona española, es por esto que recordaremos los acontecimientos ocurridos el 7 agosto de 1819 en el puente de Boyacá donde intervienen un grupo de soldados patriotas que con coraje enfrentan a los Realistas, siguiendo las órdenes del general Bolívar y el general Santander, Ambientación: (al fondo la imagen del puente de Boyacá, se escucha el ruido del agua al correr. Escena uno Soldados atrincherados previo a la batalla Entran soldados en pleno combate, algunos con uniforme patriotas otros como campesinos, pero todos con bayonetas se escuchan gritos de batalla, disparos de fusiles y cañones. (Todos aparecen detrás de montículos naturales o ramas como camuflaje) SOLDADO 1: ¡A la carga, con todas las fuerzas a luchar, con valor y energía! SOLDADO 2: ¡Miren, hacia la izquierda! Pascasio nos está indicando algo. PASCASIO: ¡Patriotas! Ojo con la retaguardia; vengan hacia acá, los Realistas están a la ribera del río, están camuflados con la maleza. SOLDADO 1: ¿Pascasio no los veo, hacia cuál lado? PASCASIO: ¡Hacia la izquierda en la curva que hace el río! SOLDADO 2: Ya los veo, ya los veo, ¿cuál camuflaje? con esas charreteras rojas es imposible esconderse SOLDADO 1: ¡Habla más bajo, de pronto nos escuchan, esperemos que ya vienen! PASCASIO: Carguen las bayonetas… dar la orden de ataque. SOLDADO 2: ¡Silencio!…

en cualquier momento el general Santander nos puede

¿Escuchas algo? Asómate sobre la piedra ¿quién es?

PASCASIO: (asomándose sobre un montículo que parece una piedra) Sus mercedes, con cuidado que viene la caballería… y están armados hasta los dientes. SOLDADO 1: No os preocupéis, que nosotros también, para algo servirán todas las armas que el general Bolívar robo en Tunja. SOLDADO 2: ¿Ustedes estuvieron allí en la toma de la ciudad? SOLDADO 2: No, yo no estuve presente, pero mi mujer me contó que entraron a media noche mi general Bolívar y un grupo de seguidores… Entonces el coronel Barreiro, el mal nacido 136


español tuvo que huir con la cola entre las patas, y no tuvo tiempo de entrar a recoger las municiones que tenía guardadas en Tunja. SOLDADO 1: Parece que estuvo interesante la situación, pudo haber sido muy emocionante, ¡lástima no haber estado! Pero tranquilo s, acá va haber emoción para rato, según veo. PASCASIO: ¡Calma mis soldados! ¡Esperemos el momento indicado, estén preparados y a luchar, vamos! ¡Por la Patria y por el honor hasta la muerte! SOLDADO 2: Señor, están muy cerca, creo que es justo que ataquemos ahora (hablando a baja voz) SOLDADO 1: Pascasio cuéntenos ¿cómo logró enrolarse en las filas del libertador? SOLDADO 2: ¡Sí! Cuente, mientras llega el general Santander. PASCASIO: En junio pasó la tropa que venía del llano por lo alto de la cordillera; imagínense que en ese frío que hace en mi tierra que es puro páramo y todos eran calentanos, estaban muriéndose, eran centenares de soldados, campesinos, mujeres y niños; estaban casi desnudos y los alimentos eran escasos, entonces ahí fue cuando acamparon en mi casa. SOLDADO 3: Me imagino que muchos desistieron y se devolvieron. SALVADOR: Imagínense que era tal el entusiasmo que no, ningún soldado dio muestra de querer desistir de la lucha, eso fue lo que me animó a unirme a la tropa. SOLDADO 2: Y tu santa madrecita ¿Qué dijo? PASCASIO: Hasta se puso feliz, yo estoy aquí con la bendición de mis dos progenitores. SOLDADO 1: Pare la charla Pascasio, que allí veo unos Realistas acercándose, mejor nos cuentas más tarde como fue el momento en que te encontraste con mi general Bolívar. SOLDADO 3: Eso debió haber sido emocionante, pues yo vengo desde la lucha del Pantano de Vargas y esta es la hora que no he podido verlo en persona. SOLDADO 2. No se preocupen que pronto estará aquí. PASCASIO: ¡No aguarden más! salgan y entreguen sus vidas por la patria, a lucha, sean certeros y claven sus bayonetas con precisión ¡A la lucha mis patriotas, a la lucha! SOLDADO 1: ¡Ahora tomen esto (tirando municiones a sus compañeros) por mi patria moriré si es necesario! PASCASIO: No quiebren posiciones mis valientes, estoy que me peleo, ¡por nuestra Patria! ¡Por nuestro honor a la lucha! (Salen en actitud de lucha con gritos de batalla y la escena termina) 137


Escena dos, “Planeando en el páramo de Pisba” Una alcoba campesina, con un fogón de leña, una mesa, y una cama. Cerca del fogón una mujer bate el chocolate mientras el padre y Salvador aún duermen.

JUANA: (mientras bate el chocolate) Mijo, Mijo, levántese ya que el desayuno está listo. ESPOSO: Este frío del páramo de Pisba se me está calando hasta los huesos. JUANA: El frío es salud, levante a Salvador, ¡ese muchacho es muy dormilón! Y que inmediatamente se juague la cara en el charco de atrás y se lave la boca. ESPOSO: (dirigiéndose al muchacho) Hijo, levántese, recuerde que hoy es el día en que el general Bolívar pasa por estos lados. JUANA: Es verdad ya hace dos semanas que salió de los llanos con todos los simpatizantes de la causa, mi comadre me contó que arrancaron a subir la loma el 14 de junio. PASCASIO: (bostezando y desperezándose) ¿Es verdad mamá que viene con muchos hombres? JUANA: Claro que sí, viene con muchos campesinos de los poblados del llano, dicen que son 1.800 entre hombres y mujeres. PASCASIO: Mamá ahora van a ser 1.801, porque yo voy a seguir hasta Santa fe con la tropa, de algo puedo servir. ESPOSO: Hijo ¿usted sí será capaz? Mire que hay que atravesar toda la cordillera, salir de este páramo de Pisba, luego enfrentar el frio del páramo de Oseta hasta llegar a Tópaga; eso es casi un mes de sacrificios, hambre y mucho frío. PASCASIO: No importa papá, yo por la causa libertadora voy a luchar y estoy decidido a unirme a las fuerzas libertadoras. JUANA: A mí me da mucho miedo que me lo maten, pero yo estoy de acuerdo con usted, si no nos unimos, esta guerra de nueve años no habrá valido la pena. ESPOSO: Sí mija, desde ese 20 de Julio de 1810 en que José Acevedo y Gómez que en paz descanse, (se echa la bendición) exigió el respeto por los derechos de los criollos, ¿cuántos muertos hemos puesto? ¿Cuántos muertos en manos de los españoles? JUANA: Hasta el sabio Caldas, y Camilo Torres murieron en la contienda. Entonces ¿ por qué nosotros no vamos apoyar la causa? PASCANSIO: Sí mamá, lo menos que podemos hacer es colaborar en la lucha por la independencia. 138


(Se escucha galope de caballos y relinchos) ESPOSO: Mujer escuche, ya viene la tropa. Apure con ese chocolate, que tal que podamos brindarle una tacita a mi general Bolívar. JUANA: Y también a mi general Santander, que seguro viene con ellos. PASCANCIO: Que alegría la que siento. panela para el camino.

Voy alistando la mochila con el pan, el queso y la

(golpean con fuerza la puerta. El esposo corre y abre la puerta. Entra Bolívar, frotándose las manos por el frío) BOLÍVAR: Muy buenos días tengan ustedes. Mi señora ¿he llegado en muy buen momento? JUANA: Claro mi general, usted siempre es bienvenido. BOLÍVAR: (señalando al muchacho) ¿Y este joven me imagino que es nuestro nuevo soldado? PASCASIO: (se para inmediatamente, hace una genuflexión y una parada militar) Si señor, hace días que los estábamos esperando, yo me uno con gran orgullo a la tropa y con permiso que me voy a la pesebrera a alistar el caballo negro. (Sale para cambiar de indumentaria a la de viejo) ESPOSO:(corriéndole la silla) Siga, siéntese y tómese una tacita de chocolate. ¿Dónde está el general Santander? BOLÍVAR: Afuera, organizando el campamento. Usted sabe que son 1.800 hombres, pero también vienen mujeres y sus niños acompañando la marcha. ESPOSO: Mi general, ¿cómo les ha parecido la marcha? BOLÍVAR: Larga y tortuosa, salimos desde el 14 de junio. Ya llevamos casi un mes caminando y cuando se puede montados a caballo, lo que más me sorprende son esas mujeres tan fuertes y valerosas, sino es por ellas, fuéramos más los muertos. JUANA: ¿Cómo así? ¿Es que ha muerto algún llanero? BOLÍVAR: Con decirle que ya hemos enterrado a más de treinta. El frío, el hambre y las enfermedades pulmonares se los han llevado, a veces pienso que el haber tomado este camino no fue tan buena idea. ESPOSO: Eso es muy duro, pero hay sacrificios que hay que hacer. El viaje por la cordillera es la mejor opción, los españoles nunca van a creer que los vamos a atacar por la montaña, ellos nos están esperando por el camino más fácil, el llano.

139


BOLÍVAR: Eso es verdad, lo importante es llegar antes del 7 de agosto a Santa fe de Bogotá. JUANA: Tómese pues la tacita de chocolate y dígame en que más le puedo ayudar. BOLÍVAR: ¿Qué más ayuda que entregar su único hijo a la causa libertadora? Pensándolo bien solo necesitamos, pero eso sí les sobra: ropa, ruanas, cobijas y algo de comida para todos calentarnos, estaré eternamente agradecido. ESPOSO: ¿Cómo así, todos calentarnos? BOLÍVAR: Todos, y con este frío de páramo no vamos a poder aguantar más tiempo antes de llegar a tierras más bajas. ESPOSO: Y ahora ¿cuál es el Plan? BOLÍVAR. Hoy descansaremos aquí, y mañana a primera hora partiremos hacia la población de Tópaga. Me dicen que hay un escuadrón español comandado por el Español Barreiro en la población de Corrales cerca a Sogamoso, me han informado que nos están esperando para aniquilarnos. PASCASIO: Entonces en menos de quince días estaremos luchando ya sea en el poblado de Corrales o en Sogamoso. BOLÍVAR: Así es, y con la fuerza y ganas de libertad que tenemos seguramente ganaremos. Ahora mi señora me permite invitar al general Santander, que necesitamos tomar decisiones de guerra, y me disculpa, pero necesito completa discreción. (La pareja sale, mientras entra el general Santander quien saluda con respeto a la familia). (Santander entra, se quita el quepis y saluda al padre con saludo militar, pasa las manos por la cabeza de Salvador y se sienta al lado del general Bolívar) SANTANDER: Mi general Bolívar estamos ya a 23 de julio. Según mis cuentas el 25 estaremos llegando a Sogamoso y me dicen que Barreiro puede estar por los lados del pantano del sr Vargas. BOLÍVAR: Está usted muy bien informado, lo más delicado es llegar al caserío de Corrales, lo más seguro es que Barreiro nos debe estar esperando, y si no está él allí, un comando de sus militares si están. SANTANDER: Mi general, también tenemos que tener en cuenta la dificultad para cruzar el río Sogamoso, muchos de nuestros soldados no saben nadar y las aguas de ese cauce deben estar a punto de congelamiento. BOLÍVAR: (tomando una rama empieza en el suelo de tierra a realizar el supuesto mapa de la batalla) Este es el río Sogamoso, buscamos el lado más angosto. Es necesario buscar unos

140


buenos troncos para el puente o las balsas; es muy importante que pase la caballería sin dificultades. SANTANDER: Mi general con la autorización suya voy a dejar a las mujeres y los niños que nos acompañan a este lado del río para protegerlos, estoy convencido que encontraremos en los poblados de aquí a Tunja ayuda, alimentación y vestidos. BOLÍVAR: Tiene toda la razón mi general, muy buena decisión. Ahora concentrémonos en la estrategia que tomaremos; el 25 de Julio debemos estar en el paso del Pantano, ese es un sitio estratégico donde posiblemente nos emboscarán. SANTANDER: ¿A quién pongo a comandar la tropa para este paso? BOLÍVAR: La mejor opción de comando es poner al Venezolano Juan José Rondón; el grupo de lanceros que lo acompañan están convencidos de nuestro triunfo, son hombres que nos han demostrado su valentía y tenacidad. Él es la muestra de la fuerza y empuje de nuestras tropas; avísale cuál es su misión. SANTANDER: ¿Y cuál considera usted que debe seguirlo? BOLÍVAR: No hay que pensarlo mucho mi general, ahí debe estar su hombre de confianza nada más que Anzoátegui. Con ellos adelante triunfaremos, mientras tanto mandemos un grupo pequeño a entrar a Tunja camuflados como campesinos, desde allí nos podrán informar los movimientos del ejército español. SANTANDER: (señalando el piso) Ahora, señor observe este recorrido del río Teatinos, el que baja del páramo de Tunja; yo creo que podemos tomar ventaja bordeando el río y evitando el paso de tropas hasta Tunja, a lo mejor logremos que Barreiro el español baje la guardia. BOLÍVAR: (continúa dando instrucciones desde el mapa en la tierra) Está bien, observe esta roca que hay aproximadamente a un kilómetro de Tunja en el camino real que va para Santa fe de Bogotá, en este lugar pondremos nuestra tropa más joven mientras se da la segura batalla del Pantano. (Con mayor fuerza en la voz) Recuérdeles que la misión de ellos es sin un enfrentamiento directo mantener la tropa española alejada. Ubique allí con los muchachos al inglés Jaime Rook mientras usted baja y ataca por la retaguardia. SANTANDER: Excelentes ideas mi general. Ahora lo mejor que podemos hacer es descansar y darle una muy buena alimentación a la tropa para que amanezcan con mucha más energía. BOLÍVAR: Todavía nos falta pasar por Paya, Tópaga, Corrales y Sogamoso el trecho es largo, pero, con la fuerza, la voluntad y el entusiasmo suyo y de la tropa lograremos la Libertad. ¡Lo juro! (Entrando el joven Pascasio).

141


PASCASIO: Mis generales, toda la tropa los espera para cenar, dicen que en su punto; es un asado con el que se van a chupar los dedos.

los carneros ya están

BOLÍVAR Y SANTANDER: (borran con el pie el supuesto mapa) Ya el estómago nos está pidiendo un buen pedazo de carne. SANTANDER: Y una buena tomada de chicha. PASCASIO: Mi general y cuando desee recostarse, aquí hay un catre que lo espera, pobre, pero limpio, sería un honor para toda mi familia que usted durmiera en nuestra casa. BOLÍVAR: En caso que lo necesite no dudaré en venir a buscar cobijo. JUANA: No hay ningún problema, mi casa es su casa, es un poco humilde, pero creo que le sirve para dormir unas horas. Aquí en este camastro puede usted recostarse (señalando el camastro que ofreció Pascasio). BOLÍVAR: Mil gracias mi señora (Bolívar sin más preámbulo y sin quitarse las botas se recostó e inmediatamente entró en un profundo sopor y empieza a hablar dormido) “Seremos una gran Nación libre y soberana”JUANA: Realmente el general estaba muy cansado pero su sueño es muy intranquilo, hay que verlo como se mueve en la cama y hasta habla dormido. PASCASIO: (asomándose por una ventana) Mamá Juana, ¿de quién es el caballo blanco que está en el solar? JUANA: Es el famoso Palomo, el caballo del general Bolívar, pero hable más bajito que lo podemos despertar. Este hombre es todo un héroe PASCASIO: No solo él, son todos los hombres que lo acompañan. ¡Claro que son unos héroes! Pasar por este páramo de Pisba, donde el frío se cala entre los huesos es solo para valientes. JUANA: Y lo que les alcancé a escuchar es que tienen planeado pelear en Corrales, Sogamoso, el Pantano de Vargas y en el puente de Boyacá cerca de Tunja. PASCASIO: Por eso es que todo el mundo lo aclama, porque será nuestro libertador. ¡Con razón! JUANA: Con razón ¿Qué? PASCASIO: Con razón dicen que en el recorrido se han unido a la tropa campesinos de todas las edades, mujeres y niños. JUANA: Esos son buenos augurios un pueblo unido jamás será vencido

142


BOLÍVAR: (levantándose bruscamente) Tengo que partir ya, no puedo dejarme coger del día. JUANA: Hay mi general que pena lo despertamos con tanta algarabía, es este muchacho que no deja de hablar y no a pegado los ojos por el deseo de partir con usted. PASCASIO: Es un honor mi general, tenerlo aquí en mi rancho; cuente conmigo para todo lo que necesite. BOLÍVAR: Un gusto señor Pascasio y gracias por su apoyo, pero no puedo dejarme coger del día; perdone usted señora, pero ¿dónde puedo lavar mi cara? JUANA: En el charco tras la casa, pero, no se puede ir sin tomarse un chocolate con estas arepas que acabo de asar BOLÍVAR: Claro que sí, cómo rechazar a una dama tan provocativa invitación. JUANA: Disculpe su mercé, pero usted dormido dijo algunas palabras que quiero me explique, ¿cómo así que seremos una nación libre y soberana? BOLÍVAR: (riendo a carcajadas) ese es mi gran mal, que hablo dormido, por eso nunca miento porque muy fácil me atrapan en la mentira; es sencillo doña Juana, es que mi gran sueño es unir a Venezuela, Ecuador y la Gran Colombia JUANA: Pero dicen que Ecuador todavía tiene mucho español reinando, eso me contaron unos compadres que vinieron de Popayán. BOLÍVAR: Tiene usted razón señora, Ecuador aún está bajo el régimen español, pero algo tendremos que hacer para independizarlo. PASCASIO: Muy bien mi señor, yo sé que usted lo logrará con su valentía y decisión. JUANA: ¿Usted es capaz de organizar tanta gente en tantas tierras? BOLÍVAR: Fácil no es, pero ya tengo pensado que hacer con cada región. PASCASIO: ¡Cuente! ¿Cuente usted mi general? BOLÍVAR: Cuando logre llegar a Santa Fe de Bogotá con la victoria en mis manos, nombraré al general Francisco de Paula Santander como vicepresidente de la gran Colombia, a Germán Roscio como vicepresidente en Venezuela y en Quito hasta no liberarlo no puedo pensar en jefes. (Luego de terminar de tomarse el chocolate y con una genuflexión y un beso en las manos salió del hogar el escenario queda a oscuras y aparece nuevamente el telón con el puente y las trincheras. Aparecen en el campo de batalla los Español José María Barreiro, y coronel Carlos Tolrá acompañados de tres soldados realistas. Al fondo se ven camuflados en la maleza los soldados patriotas al capitán Diego Ibarra, el capitán Salvador Salcedo, el joven soldado Pedro

143


Pascasio Martínez y dos solados más. Entran los realistas a escena, foro central, con temor y vigilantes) Escena tres, “Barreiro y sus secuaces ” BARREIRO: (con sigilo y con acento español) ¡Observad muy bien coronel Jaime Tolrá, parece que no han llegado todavía las tropas patriotas! TOLRÁ: Eso era de esperarse coronel Barreiro, esos campesinos son de muy mala leche. Mirad como nos atacaron en el pantano de Vargas, y se nos han apropiado de una gran cantidad de municiones en Tunja; no os confíes mucho del silencio, son indígenas y como indígenas tienen su malicia. BARREIRO: No digáis nada más, solo espero que les caigan todos los males con la madre que los parió y toda la parentela, (mirando con mucha cautela). Es cierto, caminad con cuidado, esos hijos del infierno son capaces de esperarnos y emboscarnos. TOLRÁ: Tiene toda la razón coronel Barreiro, esos mal nacidos tienen sangre de guerreros, y no visteis que hasta desnudos y con ropas de viejas estaban peleando hasta morir en el pantano. BARREIRO: Eso fue lo que más me sorprendió coronel, se les veía el hambre y la pobreza por encima. TOLRÁ: Pero el empuje y la fuerza seguro que los sacan de los mismísimos infiernos; tuvimos demasiadas bajas en el pantano, no podemos repetir ese error. ¿Cuántos soldados llegaron para reforzar nuestras tropas en Tunja? BARREIRO: Mi Coronel Tolrá las suficientes para derrotar a estos indígenas mal nacido, son más de dos mil, y todos están tras nosotros, no se preocupen que tenemos superioridad en todos los sentidos. TOLRÁ: Si coronel Barreiro, están todos muy bien dotados de bayonetas, uniformes y que más que bien alimentados, estos muertos de hambre no podrán con nosotros nunca más (se escuchan y se ven a espaldas de los personajes los movimientos de los soldados patriotas). BARREIRO: ¡Ah! ¿Escuchasteis algo? TOLRÁ: No mi coronel, es el nerviosismo que nos hace oír ruidos falsos. (Nuevamente se observan que se cambian de sitio los patriotas) BARRREIRO: No, no es nuestra imaginación, he escuchado nuevamente ruidos. ¿Quiénes serán?

144


TOLRÁ: Es mejor que prepare la tropa, esto me huele muy mal BARREIRO: (haciendo señales con las manos de avance de tropas) Seguid valientes españoles. Debemos derrotar al enemigo, simplemente es una célula insurgente, nuestro objetivo es salvaguardar la corona española. TOLRÁ: (levantando las armas) En nombre de Dios y de la reina. Juro que defenderé hasta la muerte la corona. BARREIRO: Muy bien dicho coronel, ahora hemos de decidir si seguimos por este camino del puente Boyacá o salimos a buscar el camino de Samacá. TOLRÁ: Sigamos por este camino, es más corto, además ya estamos cerca del río Teatinos, ese es nuestro próximo parado, allí descansaremos estaremos llegando aproximadamente a las dos de la tarde. BARREIRO: Si este camino es más difícil, esos indios patí rajados no podrán llegar hasta aquí, pero si lo hacen estén seguros que los derrotaremos. SOLDADO 1: (muy asustado) Pascasio, mirad hacia atrás, ahí vienen los Realistas. SOLDADO 2: ¡Alisten las bayonetas! (se escucha gritos de guerra) Prepárense para la lucha. (Salen a luchar en el trasfondo Mientras se observan en una lucha imaginaria con los españoles los patriotas salen a escena) PASCASIO: (hablando al público y levantando los brazos en son de victoria) ¡Cuando se viene al campo de batalla por una causa justa como lo es la libertad de un pueblo, solo la muerte nos podrá hacer desistir! SOLDADO PATRIOTA 3: (gritando) Capitán Diego Ibarra ¿Cuál es nuestra estrategia? IBARRA: Pascasio ubíquese tras Barreiro mientras yo lo ataco de frente; Salvador ataque a Torra, y cada soldado busque su mejor flanco. Aguantaremos hasta que baje el general Santander con el resto de la tropa. PASCASIO: ¿Y dónde se encuentran mi general Santander? IBARRA: Está en la retaguardia de los Realistas, van a tomarlos por sorpresa. SOLDADO 2: Excelente estrategia. ¿Y con cuántos hombres vienen? IBARRA: El informe habla que aproximadamente 800 hombres y mujeres. Todos y todas están en pie de lucha contra la corona española, debemos luchar hasta la victoria para poder expulsar al virrey de nuestras Tierras.

145


PASCASIO: ¿Y cuál es el nombre del nuevo opresor, del nuevo virrey? SOLDADO 1: Le dicen Sámano, Juan de Sámano y es dizque más cruel que los anteriores virreyes. IBARRA: (dirigiéndose a pascasio) Eres todavía un niño en edad Pascasio, pero tienes sangre guerrera y para eso ya eres un adulto, recuerda que la lucha que viene es hasta la muerte. PASCASIO: (señalando a lo lejos) Mire mi capitán allá se avistan los nuestros, el pueblo patriota. SANTANDER: ¡A la lucha mis valientes soldados! ¡A triunfar! (Gritos de lucha y se inicia una pelea cuerpo a cuerpo de todos los actores involucrados) (Todos los españoles van cayendo en la lucha y trata de salir corriendo BARREIRO, pero lo acorralan los soldados patriotas). PASCASIO: (saliendo al encuentro de Barreiro le apunta con el arma y le obliga a rendirse) Ríndase coronel Barreiro, en nombre de mi Patria y mi general Bolívar le exijo que se postre de rodillas y se rinda. BARREIRO: (riendo a carcajadas) No me diga, que un mocoso como usted, tiene la valentía para amenazarme ; haber cuénteme como me obligaréis a rendirme. PASCASIO: ¡Está hablando de más! ¿Quieres saber cómo te rindes? (sin dar aviso le asesta un golpe en la cabeza con la bayoneta) (Barreiro cae) ¡Así es como te rendirás! (Gritos de victoria de todos los patriotas, salen de escena)

Escena final, monólogo (Aparece Pascasio ya anciano contando la historia del momento de la batalla.

PASCASIO: Así fue como se logró el fin de la dominación colonial española sobre nuestra Patria y abrió camino para la libertad de los pueblos americanos. Desde el momento en que mi general Bolívar llegó a mi rancho supe cuál era mi destino y desde ese momento no tuve otro pensamiento que luchar por la libertad del país. Durante un mes seguimos. Recuerdo que, viajamos por la parte alta de la cordillera Oriental, llegamos el 18 de Julio a la población de Tópaga, bajamos al anochecer y tomamos por sorpresa a la escuadra de Barreiro el español en Corrales, ganando este primer enfrentamiento. Fue un

146


momento en que medimos nuestras fuerzas y nos dimos cuenta de nuestro poder; continuamos el camino, cruzamos el río Sogamoso con la idea de llegar al Pantano de Vargas, allí se encontraba otro grupo de las tropas de Barreiro y con la mitad de hombres que salieron del llano, la lucha en el pantano fue impresionante, los españoles eran más que nosotros entonces el general Bolívar sintió la derrota y recuerdo oírlo gritar al coronel Juan José Rendón que comandaba a los lanceros del llano “¡Coronel, salve usted la patria!”, sin perder tiempo 14 de los mejores hombres se lanzaron a la lucha y lograron atemorizar el enemigo haciéndolo huir hacia Tunja. Aún recuerdo esos días tan especiales, fueron los días más importantes de mi vida y deberían ser los días más importantes de todos los colombianos. Las divisiones comandadas por Santander se encargaron de completar el ataque iniciado por aguerridos lanceros dando así el triunfo del pantano de Vargas un 25 de Julio de 1819. Doce días después, el 7 de agosto de 1819 nuevamente los dos ejércitos se encontraron en el puente de Boyacá, cada tropa a un lado del río Teatino, los gritos, la sangre, la lucha duró tres horas porque cuando se va al campo de batalla por una causa justa como es la libertad de un pueblo solo la muerte hace desistir esa lucha Después de este triunfo logre ver nuevamente al general Bolívar quien se veía alegre, glorioso. Solo pensaba llegar a Santa Fe de Bogotá a hacer rendir al virrey Juan de Sámano a sus pies y expulsar a todos los españoles. Ahora, podré morir en paz luego de haber disfrutado de la libertad lograda por Bolívar y el pueblo granadino. (El viejo se duerme en su silla mecedora, luego de este monologo las luces se apagan suavemente y termina la obra)

FIN

Salcedo M. (2016). Grupo teatro I.E José M° Bernal. Foto recuperada de archivo personal.

147


Texto teatral N°8 Silicios por la libertad Personajes 1. 2. 3. 4.

Josefa Padre Madre Sacerdote

Sinopsis: En aproximadamente 30 minutos, los espectadores podrán adentrarse en el mundo de las mujeres en la época de la colonia Salcedo M. (2016). Grupo teatro I.E José M° Bernal. Foto recuperada de americana. Mujeres que huían de archivo personal. sus futuros matrimonios impuestos por sus padres haciendo votos perpetuos de castidad y obediencia en los conventos; fue en estos, donde la educación femenina logró sus más importantes avances, pues las religiosas debían aprender a leer para poder rezar el divino oficio; hasta fines del siglo XVIII, el propósito de dichas comunidades religiosas era la vida contemplativa y devota perdiendo su reconocimiento como mujer y hasta su propia identidad, pero muchas mujeres lograron liberarse de dicho propósito alcanzando grandes logros como literatas y militantes de la causa independentista

Primera escena Una mujer vestida completamente de blanco a la usanza del siglo XIX, camina por un cuarto, mientras lee una carta, reflexiona en voz alta. (observa la foto de su padre y madre que se encuentra en un portarretratos y este sobre una mesa, finamente adornada con flores naturales y un candelabro) JOSEFA: Me alegra estar lejos de la civilización, me alegra estar haciendo historia, me alegra estar respirando este aire libertario. Aún no puedo entender el porqué de tanta injusticia y crueldad, pero, yo aquí desde este cuarto, iniciaré una lucha conmigo misma para desestabilizar el papel de mujer servil, subyugada, oprimida, indefensa. (Se escucha una voz de hombre en el fondo - voz en off) PADRE: Josefa, Josefa respóndeme que le estoy hablando. (Gritando) ¡Josefa. Josefa! JOSEFA: Sí padre, aquí estoy en mi cuarto, si padre, ya lo escuché, estoy leyendo las obras de San Agustín tal y como me lo ordeno. 148


PADRE: Muy bien lo sabes, porque eres una de las pocas mujeres de la villa que sabe leer. Y la lectura en los hombres es sabiduría, pero en las mujeres es signo de insurrección y pecado. (Se oyen campanas de funeral, Josefa se sienta en la mesa y limpia algunas lágrimas con su pañuelo). JOSEFA: Aún no puedo dejar en el olvido cada una de las palabras de mi padre; si era mi padre, ¿Por qué era tan cruel? ¿Por qué tanta desidia al tratarme así? ¿Por qué no entendió mis sueños? PADRE: Josefa ¿me estás escuchando? JOSEFA: Sí padre, yo siempre te escucho. PADRE: Espero que tu madre ya te haya hablado sobre tu próximo matrimonio con el señor Andrés; tú sabes que es un hombre que te hará feliz, aunque un poco mayor que tú, con él tendrás todo lo que necesita una mujer en esta época. JOSEFA: Pero padre, yo solo tengo 15 años y él ya es un hombre de 50 o más años, no es un poco mayor…es muy mayor, me lleva 35 años. PADRE: ¡Deja de pensar en insignificancias! Unos cuantos años más o unos cuantos años menos, eso no tienen ninguna importancia, deja de oponerte a un futuro próspero y feliz. JOSEFA: Padre bien sabes mi amor por el estudio, si llegase a casarme todo se iría al traste. PADRE: Deja de lamentarte, bien sabes y tu madre te lo ha de confirmar, que aprender las labores del hogar para las mujeres tiene un único propósito. JOSEFA: Dime padre ¿Cuál? (Aparece el padre, con traje de época) PADRE: Hacer de la mujer una mejor esposa, una excelente ama de casa y una muy buena madre. JOSEFA: Padre soy una mujer joven en algo tendré que ocupar mi tiempo antes que nazcan tus dichosos nietos. PADRE: ¡Claro que sí Josefa! En rezar, tejer, y educarte en las labores femeninas como cualquier mujer de buena familia, tienes que estar preparada para cuando falte el jefe del hogar. Eres una mujer católica, por lo tanto, debes ser imitadora de las virtudes de nuestra madre la virgen María. Ya que gustas tanto de la lectura, lee en voz alta este artículo de tal manera que te escuche desde la biblioteca. (Desaparece el padre, sale de escena, como una sombra) JOSEFA: “La mujer católica debe ser piadosa, pura, prudente, fervorosa y abnegada, pero ante toda, una antorcha del evangelio que, puesta sobre el candelabro, esparce constantemente en derredor, luz de la fe en toda la casa e ilumina a todos los que la habitan”. 149


(Mira al piso y en voz más baja) Es increíble que todas las mujeres vivan bajo este velo de la ignorancia, no lo puedo creer, mi padre tan estudiado e inculcándome esto… hombre, al fin y al cabo. (No termina la frase cuando el padre continúa con el sermón) PADRE: La esposa es la sal misteriosa que, según el mismo divino texto, impide que la familia se corrompa; es el vaso de celestiales perfumes que esparce, según San Pablo, el buen olor de Jesucristo. JOSEFA: (entre dientes) Mi padre, es imposible. PADRE: ¿Dices algo hija? JOSEFA: No padre, nada, solo que tienes toda la razón y que todo es posible en estas tierras del Señor. PADRE: ¡Muy bien Josefa! esposo.

Ahora todo es más simple, solo esfuérzate por hacer feliz a tu

(Se vuelve a sentar y con las fotos entre sus manos, sigue meditando) JOSEFA: No sé si el haberte escuchado me trajo a estos momentos. PADRE: Es bueno que medites y reflexiones sobre todo lo que te espera. No olvides que en estas tierras del Señor “la Nueva Granada”, el matrimonio es el único objetivo de una mujer de clase y buena familia, o la vida religiosa. JOSEFA: (hablando para sí misma) Si mi padre supiera lo que en realidad pienso sobre el matrimonio. (Levantando la voz y hablándole al público) ¡El matrimonio convierte a la mujer en un apéndice del marido, en una simple reproductora de hijos! PADRE: ¿Qué dices que no te escucho? JOSEFA: Nada padre, solo medito, reflexiono sobre el sentido del matrimonio. (en voz baja y al público) Estoy convencida que el matrimonio es un trato intolerable, un trato comercial en que una mujer es vendida a un hombre y convertida poco menos que en una esclava y no por poco tiempo sino de por vida. ¡No puedo permitir que esto se haga realidad! Al casarme mis bienes pasaran a manos de mi esposo y para el colmo, mi padre tiene que pagar una dote para que me acepten. ¡Es intolerable! ¡Me está vendiendo como una más de sus mercancías! (Se acerca al portarretrato e inicia un dialogo con la madre) JOSEFA: Madre tu eres mujer, deseo escuchar de tu dulce voz, la voz de la razón. (Sale una mujer tras ella y con voz calmada como en susurro le habla) ―voz en off― MADRE: ¡Hija! Pronto te casarás, y ante todo debes ser una esposa abnegada tal y como lo soy 150


yo. Emplea toda tu dulzura para calmar a tu esposo cuando esté molesto, en aliviarle cuando esté enfermo, y jamás le contraríes en nada y mucho menos en frente de otras personas y menos de tus hijos; sé resignada con tus dolores y dolencias, nunca te quejes, y mucho menos del trabajo que Dios te designa como madre. Además, no olvides que debes ser muy buena y amable con todos los miembros de la familia de tu marido; seguro que eso les complacerá y te aceptaran como una más en su familia. JOSEFA: (sin mirarla) ¿Qué dices Madre? Bien sabes cómo pienso yo. MADRE: Tú has visto en tu madre, el ejemplo de una buena esposa, has tenido una larga lección práctica, imítame, pues así serás virtuosa y tú matrimonio duradero. JOSEFA: (tapándose los oídos) perdóname madre, pero no quiero escucharte más, todo lo que dices es solo esclavitud y humillación, no podré soportarlo. (La madre desaparece entre la oscuridad y Flora toma un libro y piensa mientras lee reflexiona). JOSEFA: ¿Ahora qué me espera al lado de un hombre que es mucho mayor que yo? Al que no conozco, solo sé que es un próspero comerciante y que a mi padre le agrada ya que mantiene negocios con él. ¡No puedo tolerar que me utilicen como un simple objeto comercial! ¿¡Dios dime qué debo de hacer!? (Busca un reclinatorio que hay en el cuarto e inicia una confesión, mientras se oscurece el escenario un sacerdote entre las sombras sale) JOSEFA: Tal vez deba consultar a mi confesor. Todo este dolor y rabia que está dentro de mí no me permitirá ser la esposa ideal. ¿Dios qué hago? (en súplica) Oh Dios, escucha mis ruegos, mi confesor es quien puede dar claridad a mis dudas y desdichas ¡Dios ayúdame! Entra a escena un sacerdote … SACERDOTE: ¿Me has llamado hija mía? En nombre del padre, del hijo y del espíritu santo ¿En qué te puedo ayudar? JOSEFA: Reverendo he decidido entrar al convento, entregarme a Dios antes que, a un hombre mayor, necesito que convenza a mis padres que esa es la mejor oportunidad. Que mi vida será donada para la adoración del santísimo. SACERDOTE: No te preocupes Josefa, hoy mismo estarás en el convento. JOSEFA: Usted bien sabe padre, que nací el día de la bienaventurada Santa Josefa del divino salvador. Cuando ingrese al convento deseo llevar el nombre de mi santa que es el que me acompañará; ya no soy la niña, ya no soy mujer, ya no soy yo, ahora soy la esposa del Dios supremo, nuestro señor, y él fue quien quiso desde que entendiera, cuanto me convendría el retiro y abstracción en la vida mortal. 151


SACERDOTE: Bien lo dices, hija mía, el señor siempre todo lo sabe y siempre indica lo mejor para sus almas, tu decisión al tomar los hábitos en esta comunidad de clausura y desechar el matrimonio terrenal, fue un mensaje directo del cielo. “No lo puedes dudar” JOSEFA: Razón tenía mi padre cuando me recordaba ¡Cuán peligroso sería para mí el trato con humanos! Por eso mi padre y mi madre bien lo hicieron al aislarme del pecado desde niña. SACERDOTE: El señor que es omnipotente y omnipresente sabe que en tu hogar él reinaba. Ahora debes arrepentirte de todo pecado antes de ingresar al convento. JOSEFA: ¡Oh mi señor y redentor! Yo me arrepiento de todos los pecados que he cometido hasta hoy, esos pecados que desde niña me han acosado y no he tenido la valentía para separarlos de mi vista… SACERDOTE: Sé más clara, hija mía ¿qué es lo que tanto te apremia de perdón? JOSEFA: Su reverencia, tenía entre ocho o nueve años cuando entró la peste de las almas y el pecado a mi hogar y yo no tuve la inteligencia para alejarme, tan es así que aún hoy siento temor y miedo al a recordarlo. SACERDOTE: ¿Dime hija que es eso tan diabólico que aún te llena de tanto dolor? JOSEFA: Fueron los libros y el mal natural se inclinó a ellos, de modo que sin que nadie me enseñara, aprendí a leer, fueron cosas del demonio. SACERDOTE: Dime hija, ¿por qué no te alejaste pronto del pecado? ¿Por qué no buscasteis ayuda en tu confesor? JOSEFA: No se padre, todos esos libros me atraparon, llevada de aquel vano y dañoso entretenimiento, pasaba en el mucho rato y bebía su veneno, con el engaño de pensar que no era pecado. SACERDOTE: ¡Oh padre! ¡Cuántas herejías y banalidades de esta niña, escucha su arrepentimiento! JOSEFA: Eran las letras como silbidos infernales en los oídos de mi alma con tanta sutileza y astucia, tornándome a su propósito, cuanto oía, veía y leía que solo en la malicia y condenada astucia de Satanás cabía. SACERDOTE: ¡Oh Rey de los ejércitos! ¡Padre celestial! mandad calma a esta alma que se estremece ante el dolor de haber pecado, ¡perdonadla! JOSEFA: Su reverencia, desde niña me puso nuestro Señor un horror grande en mi corazón a cosas que tocaban impurezas. Era tanto el tormento que sentía que hasta deseaba estar en el infierno. SACERDOTE: ¡Calla esa boca de niña adolorida! Recuerda que ya eres una mujer libre de pecado, solo debes obedecer lo que Dios elije para ti, y lo que el cielo te depare debes recibirlo con agrado. 152


JOSEFA: No soy yo quien habla, es el pecado que me trae recuerdos banales, es el demonio que no me deja conciliar el sueño. SACERDOTE. Bien sabes cuál es mi respuesta y es Dios quien te habla a través de mí, si lo que necesitas es una penitencia no olvides que el camino es la oración, el silencio y el ayuno de tu alimento y si con eso no apartas esos malos pensamientos debes flagelar tu espalda hasta olvidar todo y concentrarte en tu dolor. ¡El silicio es tu remedio! JOSEFA. ¿Cómo así su reverencia? SACERDOTE: Renuncia a todo lo terreno, a todo bien natural, a todo aquello que es dicha y te da placer y entrégate a Dios en cuerpo y alma; Dios es tu esposo, tú eres su esclava y así evitarás el tormento que te acecha. (Josefa se retira del reclinatorio y nuevamente se sienta, e inicia una reflexión).

Segunda escena, “La liberación” JOSEFA: Hay un mundo afuera de estas paredes, hay un mundo con mujeres que esperan un cambio, no puedo continuar rendida ante el poder de un hombre o ante el poder de la iglesia, no soy yo quien exige libertad; hasta el mismo fraile benedictino Fray Benito Jerónimo Feijoo, es quien me da luces para comprender que debo salir de aquí. ¿Dónde está ese libro? Debo encontrarlo. (Lee un texto que tiene escondido, lo busca insistentemente entre sus libros y lo encuentra)” “En grave empeño me pongo. No es ya solo con el vulgo ignorante con quien entro en la contienda. Defender a todas las mujeres, viene a ser lo mismo que ofender a casi todos los hombres: pues raro hay, que no se interese en la precedencia de su sexo con desestimación del otro. A tanto se ha extendido la opinión común en vilipendio de las mujeres, que apenas admiten su poca inteligencia. En lo moral las llenan de defectos, y en lo físico de imperfecciones . Pero donde más fuerza hacen es en la limitación de su entendimiento ”. JOSEFA: Por fin alguien que cree en nosotras, alguien que confía en nuestra inteligencia, alguien que se enfrenta al mundo con el fin de liberarnos. Y es increíble que venga la salvación desde el pensamiento de un hombre consagrado a Dios. ¡Un fraile! (Grita, llamándolo) Fray Feijoo quiero escucharlo y no dudar al tomar decisiones. FRAY FEIJOO: No tienes que buscarme a mí, es otra religiosa quien te puede ayudar. JOSEFA: ¿Quién? Una mujer de Dios, ¿enclaustrada? No conozco a nadie, aquí solo veo sumisión e ignorancia.

153


FRAY FEIJOO: No dudes del poder de la mente de las mujeres, tienes toda la razón, es una monja quien te dará las luces que necesitas. JOSEFA: Dímelo ya. No lo puedo esperar: FRAY FEIJOO: Es nada más ni nada menos que Sor Juana Inés de la Cruz. JOSEFA: ¿Sor Juana Inés de la cruz? FRAY FEIJOO: Sí, simplemente calla y escucha: Sor Juana Inés nació en 1651 hace ya 150 años y desde ese entonces no dudó en tomar sus propias decisiones para lograr sus sueños. A muy temprana edad aprendió a leer y a escribir. Juana Inés intentó disfrazarse de hombre, de acuerdo a su propio testimonio, para entrar a la Real y Pontificia Universidad de México. Perteneció a la corte del virrey de Mancera y del tercer marqués de la Laguna. Pero en 1667 ingresó a la vida religiosa a fin de consagrarse por completo a la literatura. Es decir, utilizó estas cuatro paredes para dedicarse a ella, a su sueño y lo logró. JOSEFA: ¡Cuénteme más de ella! no conozco sus escritos. FRAY FEIJOO: La producción lírica de Sor Juana, es un crisol donde convergen la cultura de una Nueva España en apogeo, el culteranismo de Góngora y la obra conceptista de Quevedo y Calderón. JOSEFA: ¿Y solo fue literata? FRAY FEIJOO: No, ella incursionó también en el campo de la filosofía. Sus estudios sobre filosofía griega y medieval le llevaron a formular aventuradas tesis sobre el papel de la mujer en la sociedad colonial, que más de una vez le ocasionaron problemas con sus superiores. Para Sor Juana, la mujer tenía tanto derecho como el hombre a recibir educación y a desarrollar su potencial. JOSEFA: ¿Qué libros entonces me recomienda para entender mi papel en este claustro? FRAY FEIJOO: Son tres obras, entre las muchas que escribió, que podrán ayudarte a discernir sobre tu vida: El sueño, La respuesta a Sor Filotea de la Cruz y Los empeños de una casa. (El sacerdote o fraile saca un texto bajo su sayal) FRAY FEIJOO: Para empezar, solo lee este cuarteto de uno de sus poemas y comprenderás como desde el claustro reclamaba sus derechos. JOSEFA: (Lee el poema con especial esmero)

154


“En perseguirme, Mundo, ¿qué interesas? ¿En qué te ofendo, cuando solo intento poner bellezas en mi entendimiento y no mi entendimiento en las bellezas? (Al terminar de leer el poema, el personaje de Josefa se quita poco a poco su atuendo: cruz, toca o manto y el hábito e inicia un monologo desde la mujer de hoy, la mujer joven actual, que igual que ayer sigue siendo víctima de la exclusión por género y del poder del adulto sobre sus dieciséis). JOSEFA: Han pasado tantos años enclaustrada, buscando la verdad y solo hasta hoy luego de leer a sor Juana Inés de la Cruz he comprendido lo que debo de hacer. Ya no soy la niña que temía a sus padres y a un matrimonio, hoy soy la mujer que tiene claro su papel en este mundo, es extraño, pero a mis quince años los libros me hicieron temer del mundo exterior y hoy diez años después son los libros quienes me liberan de tanto miedo y esclavitud. (Toma un libro entre sus manos, se sienta y empieza a leer) (hay un cambio en la iluminación)

Escena final, “Monólogo Mujeres en la Independencia” JOSEFA: (se quita el hábito) Yo no soy Sor Juana Inés de la Cruz, no intento disfrazarme de hombre para entrar en el mundo del conocimiento, no estoy condenada a estar en un convento para encontrar el saber. Soy una mujer capaz de escribir desde la filosofía y formular tesis sobre la razón y el pensamiento, soy una mujer que piensa y quizás razona (ríe a carcajadas) quizás, quizás, eso quisieran muchos al hablar de las mujeres. Tampoco soy Josefa del Castillo que, desde su celda de mujer virgen y entregada a la oración, y que a los silicios solo temía por el demonio del exterior; no soy la que veo en los hombres a los demonios y en las letras las herejías; no soy Antonia Santos que tras arrastrar las cadenas de los miedos y temores por la injusticia y la desigualdad gritó desde el fondo del socavón y murió por su lucha. Tampoco soy Flora Tristán la mujer que tras las angustias de un matrimonio acordado entre los padres huye a tierras extrañas. Soy la temeraria y romántica, apasionada por la militancia política, rebelde, idealista, pero sobre todo aventurera, tal vez en eso me parezco a otra de las mujeres de las que tomé sin autorización, hilos de sus historias para tejer la mía. Soy la Pola, sí, soy tal vez Gregoria Policarpa Salavarrieta la humilde costurera que ejercía el papel de espía tras una aguja y un dedal (ríe). Pero, tal vez, soy la otra… Soy la mujer de Simón, no, (dudando) tampoco fui de él y nunca seré de nadie.

155


¿Qué de cual Simón hablo? Pues de Simón Bolívar, mejor dicho, de Simón José de la Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar Palacio Ponte y Blanco, ese hombre que cambio la historia de cada una de nosotras por que introdujo la palabra “Libertad”, e intento abolir la palabra desigualdad. “Soy la libertadora del libertador”, una mujer consciente de la importancia de mi género, una mujer que hizo historia, que fui historia y que lucho por la causa emancipadora femenina; una mujer aguerrida que lo arriesgo todo por el amor a su pueblo, “Al lado de todo gran hombre existe una gran Mujer”. Al lado de Bolívar siempre estuve yo, y por él comprendí el verdadero significado de la palabra “Libertad”. Ahora soy libre e independiente por la voluntad de un pueblo soberano, pero, sobre todo, por mi voluntad, la voluntad de “Manuela Sáenz, la otra, la militante, la mujer. Ahora soy todas en una y una sola juzgada; soy una mujer que busca salir de las celdas y anaqueles de la historia a un horizonte de libertad; ahora cada una de ustedes: soy la madre, la abogada, la maestra, la enfermera, ahora soy yo. Soy todas en una y una sola, soy una mujer que busca salir de las celdas y anaqueles de la historia a un horizonte de libertad. ¡A la lucha, nunca es tarde para intentarlo! FIN Texto teatral n°9 Retazos de una época, “Monólogos” Personajes 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

Policarpa Salavarrieta Antonio Nariño Antonia Santos Manuela Sáenz Simón Bolívar Francisco de Paula Santander Religiosa Relator Salcedo M. (2016) Grupo teatro I.E José M° Bernal. Foto recuperada de archivo personal.

Sinopsis: En aproximadamente cuarenta minutos los espectadores podrán reconocer en cada monólogo los intereses intrínsecos de los personajes en la búsqueda de su propia libertad. “Buscaron la libertad, para vivir con ella en orden y en paz”. Llegaron a la independencia porque este vino a ser el único medio de garantizar el goce pleno de los derechos civiles y políticos, en su calidad de hombres, mujeres y ciudadanos” (Bolívar). La propuesta teatral hace un recorrido por la historia de los héroes y heroínas que con su propia voz narran al espectador cuál fue su aporte a la causa emancipadora, adquieren vida a la voz de un relator o guía de museo. 156


Escenografía: La obra transcurre en una sala de museo, donde se encuentran varias obras artísticas (Óleos) de nuestros héroes y heroínas. Se observan en el escenario seis marcos de cuadros gigantes, en cada uno de ellos telones a la usanza antigua. Al fondo Suena una marcha (Verdi o Mozart) e inmediatamente van entrando los personajes de cada cuadro.

Cuadro Uno, Josefa del Castillo (una religiosa un reclinatorio sosteniendo un crucifijo y un libro entre sus manos). Cuadro dos, Policarpa Salavarrieta (una mujer campesina tejiendo y/o bordando una casaca militar). Cuadro tres, Antonia Santos (mujer noble, con traje militar sosteniendo cadenas entre sus manos). Cuadro cuatro, Manuela Sáenz. (mujer noble, ricamente ataviada leyendo una carta en pergamino a la luz de un candelabro). Cuadro cinco, general Simón Bolívar (en actitud de parada militar sosteniendo la bandera). Cuadro seis, general Santander (en actitud de reflexión observando mapas de batallas sobre una pequeña mesa). Cuadro siete , Antonio Nariño (Vestido de noble, organizando libros en una biblioteca) El orden de los monólogos es el siguiente: 1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

Antonio Nariño Policarpa Antonia Santos Manuela Sáenz Diálogos entre Bolívar y Manuelita General Santander La religiosa Bolívar con la Proclama

Escena inicial RELATOR: Nos encontramos en la sala más importante de este museo; podremos observar pinturas originales de la época colonial de la Nueva Granada, bajo los pinceles de los principales pintores de la época como Vásquez Arce y Ceballos quedaron plasmados los rostros y actitudes de las principales heroínas y héroes de la historia de la Independencia, hombres y mujeres que 157


lucharon por la libertad de nuestra patria. A su derecha podrán observar a la famosa Pola quien ejerció el papel de espía bajo ese rostro humilde de campesina americana. Monólogo, “La Pola, tejedora de ilusiones” (Sale del marco ofreciendo sus servicios de costureras a los espectadores) ¿Qué le teja un traje? Claro que si su merced, soy la mejor costurera que puede encontrar en la región, soy pulida y estoy segura que quedará muy satisfecha con mi trabajo, son muchas las señoras de Santa Fe y de la villa de Guaduas que han buscado mis servicios. Soy la mejor con el hilo y el dedal, y siempre compro las mejores telas, liencillos y canutillos para su vestido. ¿Qué cuantos tomines le costará? Es muy pronto para indicarle precios, pero de algo este segura su merced y es que cuando usted use mi vestido será la más hermosa o las más admirada en los banquetes de las casas realistas. Escuche su merced: yo soy la Pola, soy la primera y la única costurera que se esmera en comprar las mejores telas, gamuzas, sedas, gasas y tules para las mujeres más glamurosas de la ciudad, les bordo con los mejores cantillos y les coso una que otra piedra preciosa. ¿Qué porque me dicen la Pola? Hay mi señora por una muy simple razón. Por mi nombre, Soy Gregoria Policarpa Salavarrieta Ríos, para servirle a Dios, a la virgen y a su merced. (En tono irónico y más bajo) y a la causa libertadora. Sabe usted mi señora que por este valle de Guaduas pasa el único camino de los que van a Santa fe (riendo) o los que vuelven a España; es por eso que, la noticia que usted espera siempre llega primero aquí, dicen que soy tan buena para la costura, como buena para dar las noticias del Virreinato (al oído) es que soy la única que sabe leer acá en la villa ¿Cuénteme viene usted de España? ¿Es verdad que han tomado preso a su majestad Fernando VII? ¿Es qué el rey es tan joven e inexperto? (en voz baja) eso dice mi gran amigo Antonio Nariño. Soy la Pola, sí, soy Gregoria Policarpa Salavarrieta la humilde costurera que ejercía el papel de espía tras una aguja y un dedal. (ríe) No podrán creerlo, pero yo visitaba las casas de los realistas para coser sobre medida los trajes de las señoras blancas españolas y allí escuchaba, solo escuchaba, (entre risas). Las mujeres tenemos fama de que hablamos demasiado y pensamos poco, pero eso no es realidad, yo escuchaba y así pude conocer los movimientos de los realistas y con eso hice mis aportes a la causa patriota. (Gritando) Antonio… ¡sí! Antonio Nariño ¿me escuchas? contigo siempre estaré por la libertad y la independencia. Si debo morir por la causa lo haré sin temor… Y así dicen que terminó mi vida, un 14 de noviembre de 1817 cuando solo tenía 22 años, un fusilamiento calló mi espíritu rebelde, si, definitivamente llevo en mi sangre la rebeldía y el ímpetu de la libertad. " ¡Pueblo indolente! ¡Cuán distinta sería hoy vuestra suerte si conocierais el precio de la libertad! Pero no es tarde. Ved que, mujer y joven, me sobra valor para sufrir la muerte y mil muertes más. ¡No olvidéis este ejemplo!" . (Terminado su monólogo vuelve a la actitud de estatua en el marco) 158


RELATOR: En el siguiente cuadro observaremos al Hombre de los Derechos Humanos: Antonio Nariño, quien tradujo los derechos del hombre y el ciudadano. Monólogo, “Antonio Nariño, el hombre de los derechos ” (Vestido de saco de leva y sombrero de copa, organiza unos cuantos libros) No puedo negarlo, estoy orgulloso de mi biblioteca, es considerada aquí en Santa fe de Bogotá como la más moderna y con más volúmenes de libros traídos del exterior, (riendo) aunque acá tengo algunos libritos prohibidos, que he logrado editar en la nueva imprenta de don Diego Espinosa (en tono bajo) que por cierto, nadie debe saber de esta imprenta y este trabajo clandestino; observen ustedes porque puedo hablar de grandeza, poseo libros de filosofía, historia, ciencias naturales, geografía; realmente está más completa que la misma biblioteca del Colegio del Rosario (ríe). Aquí tengo mi más grande tesoro: tres volúmenes de la historia de la Asamblea Constituyente de Francia, aquí encontraran ustedes mi más grande secreto “La declaración de los derechos del hombre y del ciudadano”, este es el legado de la Revolución Francesa, (en secreto al público) ¿Saben algo? Estoy traduciendo los diecisiete artículos y los imprimiré para que todo hombre y mujer de la Nueva Granada que pueda leerlos y se reconozcan como ciudadanos con derechos; esperen, no me pidan que les envíe a ustedes los primeros ejemplares, porque ya están comprometidos, el primero será para mi gran amiga de Guaduas Policarpa, otro para al reverendo Francisco Mesa, y uno para Francisco José de Caldas. (Termina el entusiasmo) Durante mi juventud tuve numerosos amigos, fui fiel a mi causa y luché por mis principios de hombre libre, exigí a mis contradictores que se respetaran los derechos individuales y sociales, los principios de libertad, igualdad y fraternidad, sin embargo, hasta Dios mismo supo que mi lucha fue sincera y aun así fui condenado al destierro y señalado con cargos tan ruines como:  La malversación de los fondos de la tesorería de los diezmos.  Traición a la patria por haberme entregado a los españoles en la provincia de pasto. ¡Es que yo preferí vivir para seguir luchando!  Ausencia para cumplir mis deberes en el senado. ¿Cómo querían que hiciese presencia si estaba siendo perseguido? Hoy puedo decir que en mis últimos años conté con la amistad del general Fráncico de Paula Santander y el apoyo incondicional de mi general Simón Bolívar; estoy viejo y enfermo, y solo deseo que sobre mi tumba coloquen el siguiente epitafio “Amé a mi patria: y solo la historia dirá cuanto la amé, a mis hijos les dejo mis recuerdos y a mi patria le dejo mis cenizas”. (Muere 13 de diciembre de 1813 en Villa de Leyva Boyacá) RELATOR: A su izquierda podremos ver y extasiarnos con la bella dama americana Antonia Santos quien entregó su vida por la libertad; luchadora hasta su muerte 159


Antonia Santos (Vestida de negro y arrastrando cadenas sale del marco y en una reflexión inicia el monólogo) Hace solo dos años, que escuchaba con miedo y angustia del dolor y martirio de la Pola y de cómo fue llevada al cadalso, pero sobre todo, su valentía que la hizo más mujer, más patriota; no podría imaginar que sus mismos pasos yo estaría hoy viviendo; estoy aquí en la espera de la decisión de Dios, la decisión sobre hasta cuando tendré vida, perdón no, de él no. Jesús nunca hablo de sangre, de injusticias para lograr la libertad, solo habló de la paz para alcanzar la verdad y yo vengo luchando por esa verdad desde hace más de ocho años; nos dicen guerrilleros ja, ja, ja… la guerrilla de Coromoto. “Luchamos contra los invasores españoles y combatimos el régimen del terror, pero de lo que siento más orgullo es por nuestro apoyo al ejercito patriota que me cuentan viene desde los setenta con más de 20.000 hombres subiendo la agreste Cordillera Oriental y el páramo de Pisba. Mi general Simón Bolívar estaría orgulloso de mí y de mis hermanos, lo hemos entregado todo por la causa emancipadora y estoy a pocas horas de entregar hasta la vida misma. Hace solo unas horas descansaba en la hacienda el Hatillo sin persuadirme que tras de mí estaba el demonio con todos sus secuaces. Pedro Agustín Vargas “Satán” comandante de las tropas realistas me sorprendió y mi sueño se convirtió en la más horrible pesadilla. Soy Antonia Santos Plata y prefiero la muerte que la delación; hoy 28 de Julio de 1819 acepto mi sentencia y moriré con orgullo por la defensa de la libertad e independencia de mi patria, solo lamento no poder estar hombro a hombro en la lucha con mi general Bolívar, llevadme pronto al patíbulo, quiero escuchar el estruendo del fuego en mis entrañas, vendadme los ojos antes de morir porque no quiero ver que mis propios hermanos sean quienes opriman el gatillo ; no escucho los redoblantes, ni tañer las campanas anunciando mi muerte ¿dónde están todos quienes han estado en la lucha? Pascual, Isidro ¿Están conmigo? “Juntos aún en la muerte, juntos en la lucha” ¿Dónde está mi hermano Santiago? Quiero que me acompañes, toma mis alhajas y mi testamento, tal vez sirvan a la causa luego que yo parta. Santiago ¿Qué hora es? ¿Las diez de la mañana? Ya son pocos los minutos que me separan de alcanzar la verdadera libertad. RELATOR: En el recuadro central se observa la bella dama ecuatoriana, Manuela Sáenz conocida por su entrega y valor para defender sus ideales libertarios. Manuela Sáenz (Mientras lee levanta su mirada como si le llamaran, luego, acicalándose su atuendo se levanta y sale del marco) ¿Qué quién soy? Soy la mujer que salió del corazón del pueblo ecuatoriano, con un fuego abrazador que me consume, el fuego sagrado de la lucha, he conocido la opresión de ser criolla, de sufrir el encierro en los claustros de un convento y la humillación al tener que tomar como esposo a un hombre que yo no amaba; soy la mujer que sin miedo busca la libertad de su pueblo. 160


(Señalando) Mirad allí está, desde mi balcón alcanzo a divisar el porte de libertador, no lo escucho, son ensordecedoras las aclamaciones de la multitud en esta plaza grande de Quito ¿Escuchan ustedes qué dice? Espero que me vea. (Gritando llamando la atención, tal como si pasara a su lado) ¡Señor, señor mío! Permítame ponerle esta corona de laurel sobre su frente. ¡Señor, señor! (no la escucha) Miradme un solo momento señor. Yo seré su apoyo, seré su fiel compañera, dejadme marchar al lado de su tropa, dejadme sumarme a sus ejércitos; yo cuidare a los soldados heridos y coseré las banderas desgarradas por la injusticia e inequidad. Solo dejadme luchar bajo el celeste cielo de América y escuchar a su lado los gritos de batalla, dejadme recorrer los caminos bañados por libertad; llevaré la bandera con orgullo y valentía. (Cambia de actitud, más serena) Así lo conocí, conocí al libertador; yo lo miré a sus profundos ojos y él me encontró, en ese mismo instante supimos que nos habíamos estado buscando y nos encontramos, y a partir de ese momento solo la muerte lograría separarnos; jamás olvidaré ese día que el destino marcó nuestro encuentro “junio 16 de 1822”, desde ese mismo instante en que se cruzaron nuestros destinos, me convertí en su amazonas, su amante, su consejera y su fiel compañera; estaba perdida en un rincón de la historia y él me halló y yo me deje encontrar. Lo amé con pasión con un fuego que nos quemó a los dos; yo estuve siempre a su lado y me conquistó y me liberó de todas las cadenas que me habían puesto por mi condición de americana y yo le entregué todo mi ser y lo liberé del miedo y las angustias que estas tierras del señor le estaban oprimiendo, y marchamos juntos, con la frente en alto hasta entregar nuestra última gota de sangre por la libertad de un pueblo que hoy es soberano. Soy Manuela Sáenz “La libertadora del libertador” (regresa a su puesto y continúa leyendo). La libertadora del libertador, diálogo Manuela y Bolívar (Dialogo con apartes literales de sus cartas entre 1822 a 1828) (Desde un lugar alejado, Bolívar observa a manuelita mientras lee) BOLÍVAR: Mi encantadora y adorada Manuela, cada momento estoy pensando en ti. Yo solo quiero verte, reverte, tocarte, sentirte, saborearte y unirte a mí por todos los contactos. ¿A que tú no me quieres tanto, como yo? MANUELA: Oh mi amado libertador, solo tú sabes que tienes de mí, no solo el amor y las grandes pasiones; cada momento estoy pensando en ti y en el destino que nos ha unido.

161


BOLÍVAR: Pues bien aprende amarme tanto como yo te amo y no te vayas. MANUELA: No, no y no por el amor de Dios. ¡Basta! ¿Por qué te empeñas en que cambie de resolución? Mil veces no, señor mío eres excelente, inimitable. ¿Crees que me siento menos honrada porque sea mi amante y no mi marido? Nunca me alejaré de usted mi señor. (Bolívar se acerca a Manuela y en el oído le habla) BOLÍVAR: Mi bella y buena Manuela llegaste de improviso, como siempre, sonriente, notoria, dulce. Eras tú, te miro y la noche es tuya. Toda tuya. MANUELA: No me deje, estoy enferma de amor por usted. ¿Cree usted por un momento que después de haber sido amada por usted, tendría la valentía para alejarme? BOLÍVAR: Lo sé, todo es amor en ti, yo también me ocupo de esta ardiente fiebre que nos devora como a dos niños. Yo viejo, sufro este mal que ya debía haber olvidado. MANUELA: Amado mío, mi eterno amate, solo te pido que no dejes de amarme un solo momento. BOLÍVAR: Tú me pides que te diga que no quiero a nadie. ¡Oh no! a nadie amaré. MANUELA: Júrame que lo que dices no son solo palabras, que tu amor será eterno. BOLÍVAR: Mi amor, el altar que tu habitas no será profanado por otro ídolo, ni otra imagen, aunque fuera la de Dios mismo. (Manuela lo toma de la mano) MANUELA: No hables más y solo ámame. Descansa en mi regazo, mi libertador, mi señor, mi amado. RELATOR: A su derecha la presencia del hombre de la ley. Francisco de Paula Santander General Francisco de Paula Santander, El hombre de las Leyes Usted, si usted mi general Bolívar. ¿Por qué me ha dado la espalda? Acaso olvida que yo soy realmente un americano; nací en la provincia de Cúcuta, me alisté en el servicio militar convencido de la lucha por la libertad, defendí la bandera patriota, ¿acaso olvida que me he ganado lo que soy ahora gracias a mi esfuerzo? Pasé todos los puestos en mi carrera militar, fui alférez, secretario de comandancia, subteniente, sargento; he luchado y combatido hombro a hombro con el ejército patriota, y logré ser coronel gracias a mis méritos y a mis heridas en batalla. Puedo hablarle sin temor alguno de las luchas en el llano de Carrillo, en palmas de Quemada, en Mompós, en Pamplona y la del Páramo de Cuchirí. Cuando me uní a usted con mis

162


tropas y con orgullo le serví. Siempre fui su sombra, su segundo en el puesto, usted se llevó todas las alabanzas y glorias ; mientras usted combatía en las batallas y dirigía sus operaciones militares yo estaba allí para remplazarlo, para darle apoyo, para enaltecer su papel de libertador. ¿Por qué quedé en la oscuridad de la historia? Se han olvidado que fui presidente, perdón… vicepresidente durante más de siete años. Ocupé su puesto y organicé la República de Colombia luego del congreso de Angostura. Sí, soy Francisco de Paula Santander “El hombre de las Leyes” y con orgullo puedo decir que fui amigo del general Bolívar y que realicé grandes acciones administrativas mientras ocupé el cargo de vicepresidente en la Gran Colombia.       

Acabé con los reductos de la resistencia española. Reglamenté la hacienda y castigué con la muerte a los corruptos. Devolví los bienes confiscados por los españoles a los patriotas. Se iniciaron los diálogos entre la Iglesia y el Estado. Fomenté la educación pública, fundé escuelas y universidades. Legislé con miras a mejorar el bien común. Inicié la doctrina “América para los americanos”

“Si las armas nos han dado la independencia, solo las leyes os darán la libertad” RELATOR: Y terminamos el recorrido admirando la maravillosa pintura del hombre que libertó cinco naciones con un único fin: buscar la igualdad entre todos hombres y mujeres de toda raza y clase social; además la liberación del yugo español. Recordemos su última proclama realizada desde la hacienda de San Pedro Alejandrino, en Santa Marta, el 10 de diciembre de 1830. Mirad, allí está el general Simón Bolívar. Proclama a los pueblos de Colombia Bolívar Simón Bolívar ¡Colombianos! Habéis presenciado mis esfuerzos para plantear la libertad donde reinaba antes la tiranía. He trabajado con desinterés, abandonando mi fortuna y aún mi tranquilidad. Me separé del mando cuando me persuadí que desconfiabais de mi desprendimiento. Mis enemigos abusaron de vuestra credulidad y hollaron lo que me es más sagrado, mi reputación y mi amor a la libertad. He sido víctima de mis perseguidores, que me han conducido a las puertas del sepulcro. Yo los perdono. Al desaparecer en medio de vosotros, mi cariño me dice que debo hacer la manifestación de mis

163


últimos deseos. No aspiro a otra gloria que a la consolidación de Colombia. Todos debéis trabajar por el bien inestimable de la unión: los pueblos obedeciendo al actual gobierno para libertarse de la anarquía, los ministros del santuario dirigiendo sus oraciones al cielo, y los militares empleando su espada en defender las garantías sociales. ¡Colombianos! Mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la Unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro”. (Se escucha un fondo musical a Verdi o Mozart, bajan las luces y termina la obra).

FIN

164


Bibliografia Bernal, N. A. (1976). APUNTACIONES SOBRE LOS ORÍGENES DE MEDELLíN. Editorial Universidad de Antioquia. Buero Vallejo, A. (1981). PRIMER ACTO. En A. Buero Vallejo, PRIMER ACTO (págs. 187, p). España. Gómez, B. C. (2004). SIMóN BOLíVAR, CAMPEóN DE LA EMANCIPACIóN SUDAMERICANA. Me dellín: Impresos Begón. Horacio, G. A. (1984). DICCIONARIO DE LA HISTORIA DE COLOMBIA. Plaza & Janes, Editores Colombia Ltd. Kajarkas. (s.f.). (Youtube). Obtenido de http://www.youtube.com/watch?v=29MM2ewIHEs EL C O N DO R PASA Lacuna, V. ( 1950). SIMóN BOLÍVAR, Obras completas. La Habana. Cuba: Editorial Lex. Leyenda Pacanchique y Azay . (s.f.). Obtenido de http://www.tunja.gov.co/?idcategoria=3267 Louise Ward, W. (1939 ). Teatro para Niños. Montoya, d. U. (1972). LA CRIOLLA Policarpa Salavarrieta. Bogotá: Ins tituo Colombiano de Cultura. Tristán, F. (2005). PREGRINACIONES DE UNA PARIA. Perú: Editorial EL COMERCIO. Trozzo, E. y. (2003). DIDÁCTICA DEL TEATRO I Una Didáctica para la enseñanza del Teatro en los diez años de escolaridad obligatoria. Mendoza, Argenti na 2004: Colección Pedagogía Teatral –INT FAD Coedición Instituto Nacional del Teatro – Facultad de Artes y Diseño. Uribe, D. (2009). HISTORIA DE LAS INDEPENDENCIAS. Bogotá Colombia : Editorial AGUILAR.

Dibujos y caratula: Juliana Sánchez Montoya Fotografías: Archivo personal Logotipo: Martín Montoya Roldán Corrección de textos: Tatiana Roldán

165


TAMBORES, TROMPETAS Y BAYONETAS” Marta Cecilia Salcedo Blandón.

(Docente TC Municipio de Medellín).

E-mails: marsalcedo12@hotmail.com Saldemar1261@outlook.co m Salcedomarta948@gmail.com Blogs: http://guio nespara la vida.wo rdpress.co m/ www.guio nese nsusa lsa.b lo gspot.co m Canal Youtube Marta Salcedo: https://www.youtube.com/user/salbla61

166


Evidencia practicas /puestas en escena:

TEATRO DE AULA TELEMEDELLIN https://www.youtube.com/watch?v=aF6ieUcjluo TEATRO DE AULA-CLASE MODELO https://www.youtube.com/watch?v=bLyE6_OhPEE MUESTRA DE TEATRO EXPRES ENPRIMARIA https://www.youtube.com/watch?v=kaY4Ez1z3OA LAS MUJERES DE LA INDEPENDENCIA https://www.youtube.com/watch?v=XxL3MdTHikM 20 DE JULIO DE 1810 https://www.youtube.com/watch?v=MUnVQf2uUxA ¿QUE SABES DEL 20 DE JULIO DE 1810? Títeres https://www.youtube.com/watch?v=DcBnWfaQtNw MONOLOGOS BICENTENARIOS https://www.youtube.com/watch?v=sOIigXkdm7E MANUELA SAENZ Y BOLIVAR https://www.youtube.com/watch?v=V6_NQgMl3WQ MANUELITA https://www.youtube.com/watch?v=H4q5tl1tzBw LA POLA https://www.youtube.com/watch?v=VtvHhU53vXc BLOG: GUIONES PARA LA VIDA https://guionesparalavida.wordpress.com/proyecto-guiones-para-la-vida/

167

Teatro express  

Proyecto de Aula, liderado por la profesora Marta Salcedo - Medellín - Colombia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you