Page 1

Llamada del Padre: Contamos con la realidad sobrenatural.

El hombre nuevo no sólo ve la realidad terrena, sino que sabe que el Dios vivo con los ángeles y santos, con Jesucristo, la s a n t í s i m a Vi r g e n y toda la corte celestial, están prontos a ayudar con amor benevolente. Va l e d e c i r q u e e l hombre sobrenatural es audaz; y no sólo porque viva siempre en la realidad del más allá, sino también porque desposa su debilidad con

Marian Garden 3857 Highway 20 Loganville, Georgia 30052

las fuerzas divinas. Precisamente porque el partido vencedor es aquel de cuyo lado está Dios. El hombre nuevo es un hombre audaz porque dios desposa su omnipotencia con nuestra impotencia. ¿Cómo se manifiesta la audacia? En el modo de decidirse y llevar a cabo lo decidido: algo que hoy reviste máxima importancia.

El Jardín de María Volume I / Issue 1

octubre 2009

¡Saludos, a todos! Ant./ Nos cum prole pia, R./ benedicat Virgo Maria. Una nueva estación del año está sobre nosotros y con ella un boletín de noticias para la familia local de Schoenstatt. Puesto que estamos por todas partes del estado de Georgia, y el exterior, este boletín de noticias solamente desea acercarnos a Nuestra Madre Tres veces Admirable de Schoenstatt (MTA) y a cada uno de nosotros. El propósito de El Jardín de María, es justamente eso: un jardín en el cual podemos crecer y florecer para Nuestra Señora. El boletín de noticias El Jardín de María presentará artículos de formación y de meditación, alternados cada mes, para nuestro crecimiento espiritual. Además, ofreceremos en cada edición mensual las palabras del P. José Kentenich. Usted puede también asistirnos sometiendo ideas o artículos que enaltecerán nuestro crecimiento como familia de Schoenstatt. Aquí en Georgia, estamos peregrinando para tener un Santuario, nuestro hogar. Así pues, manténganos en sus oraciones y apreciamos su ayuda para construir un Santuario para Nuestra Madre. ¡Qué el nombre de Dios esté siempre en nuestros labios y eternamente en nuestros corazones!

Desde la Macbook del editor, P. José Luis Hernández-Ayala

Shoenstatt La Gotita Diaria Detalles... Llamada del Padre

2 5 6 8


Schoenstatt…

un lugar, un movimiento, una familia, una espiritualidad, una manera nueva de vivir.

¿Qué es Schoenstatt? Es un movimiento de la Iglesia Católica, mariano, difundido en todos los continentes. Tiene como objetivo principal la renovación religiosa-moral del hombre y de la sociedad. Su fundador es el padre José Kentenich (1885-1968), cuya paternidad sacerdotal fue muy fecunda y está en proceso su canonización.

Su origen El inicio del movimiento de Schoenstatt se remonta a los tiempos de la primera guerra mundial cuando el 18 de octubre de 1914 el Padre Kentenich con un grupo de jóvenes sellaron un pacto o alianza de amor con la Virgen Maria, pidiéndole que ella se estableciese espiritualmente en la capillita que había sido puesta a sus disposición y convirtiese en un lugar de peregrinación. El nombre “Schoenstatt” designa un lugar geográfico en la zona oriente de la pequeña ciudad alemana de Vallendar, junto a la ribera derecha del Rin, en las proximidades de la ciudad de Coblenza. Esta a unos 90 Km al sur de Colonia. Literalmente “Schoenstatt” significa “lugar hermoso”, del alemán “eine schoene Statt”. Como su centro espiritual (el santuario) y su origen histórico

conquistó para todos nosotros con su muerte en la cruz, ya que por el pecado de nuestros primeros padres la habíamos perdido. Pero si bien Cristo nos ha conquistado toda la gracia que necesitamos para salvarnos, para que se salve todo hombre, hasta el fin de los tiempos, no todos se salvan porque Dios no obliga a nadie a abrirse a su gracia y recibirla. El reclama nuestra LIBRE COLABORACIÓN para poder regalárnosla. ¿En qué consiste esa libre colaboración? Consiste en responderle a Dios con buenas obras. “....” 2. El Capital de Gracias del Santuario de Schoenstatt Todo esto que hemos dicho sobre la obras y su efecto meritorio, no constituye, sin embargo, por si mismo el Capital de Gracias. Lo original está en que nosotros se lo ofrecemos a María en el Santuario, para que Ella, tomando nuestras obras con su valor meritorio, pueda disponer de su efecto a favor de quien ella lo considere necesario. Ella lo ha de convertir en gracias para todos los que lleguen al Santuario. Cuando nosotros llegamos al Santuario y experimentamos a María con las gracias que ella nos ofrece, posiblemente estemos recibiendo los

frutos del Capital de Gracias de otras personas. Las formas concretas de contribuir al Capital de Gracias Todo lo que hacemos podemos ofrecerlo al Capital de Gracias. Podemos distinguir “dos clases” de contribuciones al Capital de Gracias: v Las nacidas de mi libre voluntad o decisión, y v La solicitadas a mi por la Divina Providencia. Una oración escrita por el P. Kentenich en el Campo de Concentración de Dachau, ilustra muy bien la idea del Capital de Gracias: “Cuanto llevo conmigo, lo que soporto, lo que hablo y lo que arriesgo, lo que pienso y lo que amo, los méritos que obtengo, lo que me hace sufrir, lo que me alegra, cuanto soy y cuanto tengo te lo entrego como un regalo de amor a la fuente de gracias, que desde el Santuario brota cristalina para penetrar el alma de quienes a Schoenstatt han dado su corazón, y encaminar bondadosamente hasta allí a los que, por misericordia, tú quieras escoger, y para que fructifiquen las obras que consagramos a la Santísima Trinidad”. Amén Por: Ale Solari


La gracia de la transformación: es la gracia que nos impulsa al cambio, ¡Dejad al hombre viejo para que surja el hombre nuevo! Nos da fuerza para adecuarnos a los valores del reino: la verdad, la justicia, el amor, la paz, la unidad, la libertad… La gracia del apostolado: consiste en sentirnos enviados a irradiar a Cristo en todo nuestro ser: con el testimonio, la palabra y la acción. Salimos del Santuario para evangelizar al mundo, para hacer de nuestra patria una NACION DE DIOS.

LA GOTITA DIARIA... SEPTIEMBRE DIA

MEDITACION

DOMINGO

Hoy, día del Señor, reflexionamos sobre la alianza de Jesus con nosotros. Pero, afianzamos nuestros pasos en corresponderle a Jesús de todo corazón a través de la alianza de Amor con Maria, quien conoce al Hijo.

LUNES

AGRADECIMIENTO: Gracias por todos tus regalos, gracias por la abundancia que hemos recibido y porque elegiste a Schoenstatt para que allí Cristo nazca de nuevo. Gracias porque desde allí quieres irradiar al mundo las glorias de nuestra Madre, inundando los corazones fríos con torrentes de amor.

MARTES

“Puesto que ser hombre significa esencialmente relación con Dios, está claro que incluye también el hablar con Dios y el escuchar a Dios. Por ello, el Sermón de la Montaña comprende también una enseñanza sobre la oración: el Señor nos dice como hemos de orar.”

MIERCOLES

Cuando vivimos acelerados por las mil cosas y encerrados en la selva de cemento, perdemos el “centro”, la gran ciudad con su ritmo y con su ruido nos “centrifuga”. En el centro (geográfico) María quiere “centrarnos” – devolvernos el centro interior -, ordenar nuestra vida en torno a Aquel que es el centro de todo, el Alfa y Omega, “el Camino, la Verdad y la Vida” (Jn 14,6).

¿Qué le ofrecemos a Maria en el Santuario? Le ofrecemos todo lo que somos y tenemos, lo que hacemos diariamente en el hogar, en el trabajo, en el estudio, en las alegrías y en las penas.

Su Fundador: Padre José Kentenich El Padre José Kentenich es el Fundador de la familia de Schoenstatt. Nació a fines del siglo pasado, el 18 de noviembre de 1885 en la ciudad de Gymnich, Alemania. En 1960 ingreso a la comunidad de los Padres Palotinos, se ordenó sacerdote el 8 de julio de 1910. Dos años después le fue encomendado por los superiores el cargo de Director Espiritual de los alumnos del Seminario menor de los Padres Palotinos. Desarrolló una fecunda labor con ellos que culminó con la fundación del Movimiento en 1914. A partir de allí consagró toda su vida a la Familia de Schoenstatt. El P. Kentenich falleció el 15 de septiembre de 1965, dejando como herencia una obra de dimensiones universales.

JUEVES

VIERNES

SABADO

CONFIANZA Confío en tu bondad y en tu poder, en ellos espero filialmente. Madre Admirable en ti y en tu Hijo, en cada circunstancia, creo y confío ciegamente. Amén. El P.Kentenich, como seguidor fiel del Señor, conducido por su única educadora, la Santísima Virgen María, hace suyo a través de su proyecto evangelizador, precisamente la intención de mostrarnos la verdadera imagen de Dios: como Padre sabio, rico en misericordia. Lo hace porque fue un profundo conocedor de la persona humana. El Santuario es nuestro hogar, nuestro lugar de pertenencia, nuestro oasis, el taller del hombre nuevo , que queremos ser y regalar a la Iglesia. En él experimentamos un reflejo del cielo en la tierra. QUÉ DISTINTA SERÍA LA VIDA DE CADA UNO DE NOSOTROS SIN EL SANTUARIO!!!!

OFRECIMIENTO


Detalles de Schoenstatt: Contribución al Capital de Gracia ¿Qué es el Capital de Gracias? Son nuestros regalos de amor a la Madre Tres Veces Admirable de Schoenstatt en el Santuario. 1- Sentido y Origen del Capital de Gracias El Fundador adoptó esta palabra precisamente por el significado propio que tiene su economía: “La riqueza que engendra mayor riqueza”. Porque

nuestra colaboración con la Alianza, es decir, nuestras acciones meritorias, poseen un efecto multiplicador de riqueza. Podemos aducir un origen bíblico a la expresión “capital”. En el Evangelio, los discursos y parábolas de Jesús están llenas de alusiones o de comparaciones de tipo económico. El Señor no vacila en lo más mínimo en comparar al Reino de los cielos con un tesoro que se adquiere (Mt. 13,44) ni a

los pecadores como una valiosa moneda perdida (Lc. 15, 8-10) ni a la gracia que su Padre concede a los hombres como el salario que el patrón paga a los trabajadores de su viña (Mt. 20, 1-16) La expresión “Capital de Gracias” constituye una aplicación casi literal de la famosa parábola de los talentos (Mt. 25,14-30) Allí es el mismo Cristo el que compara la gracia de Dios con un capital. Esta parábola es, dentro del

Evangelio, la más clásica para explicar el mérito de las acciones humanas, es decir, el poder multiplicador de la riqueza que posee la acción del hombre cuando coopera con la gracia y la hace fructificar. En realidad el Capital al que nos referimos es un capital de gracias. Por lo tanto tenemos que reconocer que no somos nosotros quienes poseemos la gracia, sino que es Dios la fuente de toda gracia. Y es Cristo mismo quien la

están íntimamente ligados a este lugar, se introdujo en forma natural la designación del movimiento bajo este nombre.

¿Qué es el Santuario? El 18 de octubre de 1914 el Padre José Kentenich le invita a la Virgen María a establecerse en una pequeña capilla del pueblito de Schoenstatt. Ella, desde ese lugar, derramará sus gracias y sus favores, a todos los que con fe peregrinen hasta el “Santuario”. La virgen Maria aceptó la invitación y se instaló en el Santuario original en Schoenstatt, Alemania y desde entonces se multiplicaron los pequeños Santuarios en todo el mundo. El Santuario es lugar de gracias y de peregrinación, lugar privilegiado donde la Virgen María se establece espiritualmente para acompañar a sus hijos. En Paraguay existen tres: En santuario nacional de Tupãrenda, en Ypacarai; el Santuario Joven, en Asunción y en Ciudad del Este (Dpto. de Alto Paraná) el tercer santuario filial llamado “Terruño”.

¿Qué gracias pedimos a la Virgen en su Santuario? La gracia del cobijamiento: es sentirnos amparados por María, quien nos ayuda a poder experimentar así el amor paternal de Dios. Ella se preocupa por mí y por mis seres queridos y me hace sentir en el Santuario como en mi hogar.

Boletin 1  

Schoenstatt North Georgia

Advertisement