Page 1

Año LVII | Julio 2011 | n. 730

Revista del Instituto Religioso Esclavos de María y de los Pobres

Dios está aquí,

venid, adorémosle 1


Director: Martín Arturo Ureña Suárez, Edmp. Edita: Esclavos de María y de los Pobres Avda. de Extremadura, 2 Teléfono: 927 12 00 24 10160 ALCUÉSCAR, Cáceres Depósito Legal: CC-38-60 Diseño e impresión: Gráficas Morgado, S.L.U. 927 24 90 66 • graficasmorgado@gmail.com • Cáceres

Suscripción anual: 10€ www.esclavosdemariaydelospobres.org

sumario

Para colaborar con el pago de la Revista o donativos n.º cuenta: 2099 0206 51 0000017122 de Caja de Extremadura Editorial.................................................................................................. 03 Testimonio de don Fco. Cerro Chaves... 04 Ventana al mundo................................................................... 05 Desde Calamonte................................................................... 06 Testimonio de Pedro Guerrero Gil................ 07 Testimonio de Juan José Puerto Rosco... 08 La Jornada Mundial de la Juventud Madrid 2011..................................................................................... 10 La liturgia............................................................................................ 12 Aromas de caridad.............................................................. 13 De nuestro querido P. Leocadio..................... 14 Testimonio de Pablo Bonilla..................................... 15

2


l a i r o t i d e 

Quiero comenzar este número

de Luz de Redención recordando acontecimientos agradables en primer lugar... Así lo primero es felicitar al santo padre Benedicto XVI, que el pasado 29 de junio celebraba su 60 aniversario de ordenación sacerdotal, sí, sesenta años de fidelidad, sesenta años de sacerdote de Cristo. Y con motivo de este sesenta aniversario el papa Benedicto XVI ha compuesto una oración: “Señor, te damos gracias porque has abierto tu corazón para nosotros; porque en tu muerte y en tu resurrección te has convertido en fuente de vida. Haz que seamos personas vivientes, vivientes de tu fuente, y dónanos el poder ser nosotros también fuentes, capaces de donar a este nuestro tiempo agua de vida. Te damos gracias por la gracia del ministerio sacerdotal. Señor, bendícenos y bendice a todos los hombres de este tiempo que están sedientos y en la búsqueda. Amén”. Pues yo de manera especial rezo esta oración porque el pasado 25 de junio celebré mi decimosexto aniversario de ordenación sacerdotal, y este es el segundo acontecimiento agradable. Así es, un 25 de junio de 1995, recibía por manos del señor obispo don Ciriaco Benavente Mateos la ordenación sacerdotal, y desde ese día el sacerdocio ha marcado mi vida y la visión del mundo. Ser sacerdote de Cristo es algo muy grande y también una gran responsabilidad, por eso el pasado domingo, día 3 de julio, escuchando la homilía de don Braulio, arzobispo de Toledo, con motivo de unas órdenes en la Catedral Primada, se me quedó grabada esta frase: “... sólo desde la debilidad será posible nuestro servicio al Pueblo de Dios”. Y es que cuando uno mira hacia atrás ve con nitidez las deficiencias, pero sobre todo cómo ha sido Dios quien me ha cogido de la mano y me ha llevado por el camino... ser sacerdote-esclavo sigue siendo en mi vida el acontecimiento que da sentido a mi existencia. Por eso la oración del Papa me gusta tanto, porque mi mayor deseo es llevar a los hombres de este tiempo sedientos de verdad, y en camino de búsqueda, el agua viva que calma el corazón inquieto del hombre, que es Jesucristo. En tercer lugar también el pasado 25 de junio se cumplía un año de mi elección

EZ

A SUÁR

Ñ RO U RE P. ARTU

como superior general de los Esclavos de María y de los Pobres. Un año lleno de metas, lleno de esperanzas y de inquietudes... pero un año donde la presencia del Señor se ha hecho fuerte, palpable, cercana... donde la providencia ha sido el centro, el principio y el fin de todo... en fin un año de gracia. En cuarto lugar recordamos, cómo no, que el P. Ignacio celebró su 25 aniversario, bodas de plata, de ordenación sacerdotal, además él con doble motivo celebra este acontecimiento, pues fue un 25 de mayo de 1986, y le confirió el Orden Sacerdotal el beato Juan Pablo II, en el Vaticano. Felicidades P. Ignacio. También quiero desde estas líneas dar el pésame al P. Javier Roero, anterior superior general, que el pasado 28 de junio daba sepultura a su madre, a él y a toda su familia nuestro más sincero pésame. Su madre fue siempre una verdadera benefactora de la Santa Esclavitud, y no podemos por menos que encomendarla a Dios con nuestra oración. Paquita, que descanses en el Señor.

Y termino como comencé, dando gracias a Dios por el 60 aniversario de sacerdocio del santo padre, el papa constituye la roca firme sobre la que Cristo ha cimentado a su Iglesia. La referencia al papa es un elemento esencial de la Iglesia fundada por Cristo. Además el papa garantiza la fe común recibida de los apóstoles. El amor al papa es un elemento fundamental en la vida de un católico. No es dar culto a una persona, ni mucho menos, es agradecer a Jesucristo el que nos haya dejado en su Iglesia este regalo tan grande del ministerio de Pedro y de su sucesor: el papa. Felicidades santo padre...

3


io n o stim

te

EL TESORO ES CRISTO Verdaderamente mi vida, como la historia misma, tiene un antes y un después de conocer a Cristo. Mi encuentro en unos ejercicios espirituales cambió mi vida. Después, en el seminario lo único que siempre permaneció fue el amor en medio de las dificultades, fue la convicción de que Cristo merece y mereció la pena. Pueden cambiar los escenarios de la vida, pero lo que no cambia nunca es la convicción del Amor de Dios. Su incondicionalidad siempre ha sido el gozo de mi vida. En mi vida sacerdotal el tesoro, la alegría de la Eucaristía y del perdón de los pecados, también tiene un nombre y un rostro concreto: se llama JESÚS. Sigue siendo el gozo de mi existencia. “Todo lo puedo en aquel que me conforta”. Mi vida sacerdotal ha estado tejida del gozo y la alegría del encuentro con Cristo Vivo. No he vivido de teorías. No me han fascinado las palabras vacías. El discurso de mi vida siempre me llevó a vivir en la alegría y el gozo del Amor de Jesús. Con Jesús todo cambia. La vida se vive con “otro aire”. No tiene nada que ver cuando la vida se vive unido al Amor de los Amores. Mi vida sacerdotal, unida a Cristo, ha sido “mayoría aplastante” de haber vivido en medio de las dificultades con la esperanza cierta de que el Amor de Dios es siempre nuestra victoria. En el tiempo que llevo de obispo, mi alegría, mi tesoro se sigue llamando JESÚS. Como obispo es Cristo el centro, el principio, el gozo de mi vida episcopal. Con Jesús ser obispo es una gozada cada día. Es vivir con una esperanza que nadie ni nada me puede arrebatar. He vivido el gozo de ser obispo cuya única referencia es su Corazón Abierto. Esto me ha abierto a todas las personas que Dios pone en mi camino como un don. Es curioso aunque pueden haber cambiado muchas cosas en mi vida, lo que no ha cambiado nunca ha sido el Amor de Cristo que dio sentido a mi vida de cristiano, de sacerdote, de obispo. El no cambia jamás en su Amor Incondicional y esta es la alegría que me sostiene.

4

4

un o p s i b o a s e i f n o c e s

V ES CHA es O R R er O CE ria-Các C S I o NC F R A po de C b O is


a ntan

ve

al

o d n mu

.

dmp O, E TU R

R

l P. A Por e

a l e d d a X d I i l X a X re ción a n r a c n e hay que afirmar que Jesucristo sólo ha venido para las almas Por muy bellas que sean todas las cosas, y aun de inestimable valor y precio, no es por eso, tengo prisa en decir por lo que Jesucristo vino a la tierra. Lo dicen las consecuencias de la vida más elevada que trajo. Es como ese aroma, derramado sobre la cabeza de Aarón, y que corría por su barba y hasta las últimas orlas de su vestido. Por encima de todas las cosas, lo que Jesucristo vino a dar al mundo es la vida divina. Lo que busca son almas, nada más que almas; almas que a Él se unirán y a quienes levantará al honor de vivir en la tierra como él mismo vivió, con la vida misma de Dios. A esas almas él las busca, las recoge, las purifica, las transfigura. Todos los pueblos tienen sus destinos, pero sobre todo tienen uno muy principal que consiste en dar santos a Dios. Los pueblos persisten y son bendecidos en tanto que hay elegidos que sacar de su seno. “Señaló los límites de los pueblos según el número de los hijos de Israel, según sus designios”. Cuando en una nación no hay elegidos que recoger, ¿para qué podrá servir? Cuando de la cantera de una mina se saca todo el oro que contiene, ¿qué se hace? Se queda vacía, sola, ennegrecida, abandonada. Cuando se exprime una naranja y se le hace soltar todo su jugo ¿qué se hace con la cáscara?, se la arroja a la basura. Pues he ahí lo que Dios hace con el mundo, con los pueblos. Exprimen cuanto contienen de vida divina; luego los arroja al vacío, a la selva. Como botón de muestra veamos el mundo romano. ¡Cómo lo exprimió, lo trabajó durante cuatro siglos!, ¡cuántas almas hermosas de vírgenes, de apóstoles, de mártires sacó de allí! Luego, cuando todo se acabó, dio un silbido y aquella corteza vacía la empujó con el pie a manos de los bárbaros.

Véase el África cristiana en tiempos de Orígenes y de San Agustín. ¡Qué hermoso por un momento, qué fecunda! Jesucristo como un minero trabajaba. Recogía oro, luz, virtudes, santidad; luego, agotada la mina, apareció el desierto; y doce siglos después, cuando Francia removió con el remate de su espada aquellas ruinas sepultadas ¡apenas pudo hallar el sitio en donde tanta fecundidad y tanta gloria se habían sepultado! He ahí cómo acaban los pueblos; cómo desaparecen las familias cuando no dan santos a Dios. Cuando se hayan recogido todas las perlas, todas las almas santificadas y el cuerpo de Jesucristo se haya completado, se concluirá el mundo. La creación depurada por la prueba volverá a la eternidad de donde salió. Entonces comenzará el mundo que no tendrá fin; el mundo de la gloria. De igual manera que después de haber triunfado de la muerte Jesucristo subió transfigurado al cielo, las almas también subirán. Oigamos al profeta: “Vidi turbam magnam, quam dinumerare nemo poterat, exomnibus tribubus, populis et linguis”. “Vi una muchedumbre enorme que nadie podía contar. Gentes de toda nación, raza, pueblo y lengua”. Es la asamblea de las almas que sobre la tierra han vivido la vida divina. ¡O feliz visión, de la cual no podrá darse la hartura! Allí no habrá tiempo, ese tiempo que pasa tan rápido cuando uno es dichoso. Allí no habrá muerte, esa temida muerte siempre dispuesta a devorar nuestros gozos. Allí no habrá más que un aleluya eterno; el aleluya que según San Agustín “es el aleluya del amor ya saciado”. ¡Aprendamos a amar en la tierra, nosotros que estamos destinados a amar tanto!, ¡hagamos el aprendizaje del amor!

(Continuará)

5

5


desde

te n o m Cala

TA RONIS

 EL C

a t s i n o el cr Pues ya estamos en verano, y de lleno. La Casa de Calamonte durante este tiempo se hace más clara, más alegre, por eso del sol y las vacaciones, aunque muchos de nosotros no nos iremos a ningún sitio... pero disfrutaremos con los que sí lo hacen. El mes de junio ha pasado y con él la festividad del Corpus Christi. Aquí en Calamonte don David ha ideado unos toldos, que antes probó en nuestra Casa, para hacer la procesión más parecida a la de Sevilla, como él nos dijo. Lo cierto es que ha quedado muy bien, muy digno... Y ha merecido la pena. El problemilla para nosotros de este corpus es que hacía demasiado calor... fue en los días de la ola de calor y aquí, en esta tierra, el calor se deja sentir y bien... y también las tormentas, porque sólo unos días antes había tenido lugar una tormenta bien grande que incluso rompió el sombrado que puso el marido de Cele y Luismi, con Ángel, en la parte trasera de la Casa... le tocó a Ángel limpiar los restos de la tormenta en la casa. También le ha tocado a él cortar los setos, que con la máquina que se ha comprado le han quedado que parece un Versalles diminuto..., lo cierto es que el jardín está muy bien, a pesar del calor.

Este mes también con la terapeuta ocupacional hemos hecho separadores de libros y broches... estamos ideando una pulsera que sea representativa del P. Leocadio, pero los distintos modelos no acaban de gustarnos, cuando la tengamos la daremos en primicia en esta sección de Luz de Redención. Y por cierto, hablando de libros, el gran lector de la Casa es Abelardo, que pasa sus ratos libres leyendo, lo que lo hace uno de los más eruditos. También como adelantamos el mes pasado hemos terminado con el mes del Sagrado Corazón de Jesús, todos los días Justa ha rezado el rosario y hecho el piadoso ejercicio del mes del corazón de Jesús. También desde estas líneas queremos agradecer a don Diego Barrena la constancia de venir a decir la misa todos los lunes a nuestra capilla, a pesar de sus años está siempre disponible para acudir a la capilla para lo que necesitemos. En otro orden de cosas, creo que podemos decir que el verano es para descansar, pero sólo se descansa de verdad cuando se hace en el Señor, a ver, me explico; a veces volvemos de las vacaciones más cansados de lo que nos fuimos..., lo importante es volver descansados, con ganas e ilusión por retomar la tarea que llevamos habitualmente a cabo, y esto se consigue cuando ponemos en manos de Dios todas

Aquí están Manuel, Claudio y Abelardo, posando alegres para la foto

6

6

nuestras tareas, nuestras ilusiones, y sobre todo nuestros proyectos. Por eso a los lectores de esta sección os invitamos a que descanséis durante este tiempo vacacional, pero que lo hagáis en el Señor. También, y por segundo año, nos han concedido una ayuda para materiales con los fondos del IRPF, por eso veréis en este mes la foto del Ministerio de Sanidad y Política Social.

En fin, termino, que aunque suene reiterativo lo digo de corazón, que lo paséis bien en las vacaciones los trabajadores... nosotros haremos lo posible para que los sustitutos no tengan muchos problemas, pero no os aseguramos nada... Jajá. Os deseamos a todos los lectores un FELIZ VERANO y hasta septiembre. Francisca preparando los separadores de libros


GIL, RERO R E U rid OG EDR de Mad P r o P io ntar Volu

a í r g te e l a e d a o i n c a n r e i e r v e l p e x d e o i a d n e u m en io n o stim

Es la primera vez que he vivido una experiencia en esta Casa de la Misericordia. Ya tenía pensado venir desde hace tiempo, amigos míos no dejaban de decir maravillas de este caluroso lugar, no sólo eso, sino que su cara hablaba por ellos. Alcuéscar prometía mucho y tenía buena pinta. Yo vine con la predisposición de ayudar y ser un voluntario estupendo, repartiendo felicidad y esperanza a todo el que lo necesitara, todo con la gracia de Dios. Pero cuando llegué me encontré a gente que eran ellos los que con una mirada sencilla y una sonrisa verdadera irradiaban alegría y esperanza. Entonces ya no le pides a Dios que te dé fuerzas para seguir trabajando sino que le das gracias por conocer y convivir con gente que te enseña la esencia de la vida... y a continuación lloras, lloras de alegría y de dolor, y entonces descubres El Amor. La Casa de la Misericordia es un sitio donde reafirmas tu fe y tus ganas de ser santo, donde la enfermedad de unos no es signo de dolor sino de admiración y expiación. Creo que esta es parte de mi experiencia pero podría ser la de cualquier joven que ha venido con las mismas inquietudes y los mismos propósitos que yo. En definitiva, uno viene a dar y termina recibiendo, esta es mi experiencia de alegría en medio de este verano. Alcuéscar promete.

7

7


te

io n o stim

o t n e pam a nitor

PU JOSÉ J UAN

o O. M OSC R O T

ER

t m s i a c n o i c a rm 

fo

a onist i c a Form l i n e al Juv r o t s Pa

EN BUSCA DE LA FUENTE DE LA VIDA

En este año de la juventud en nuestra Diócesis de Coria-Cáceres, por ser el año donde más de dos millones de jóvenes nos vamos a juntar en Madrid para celebrar juntos la alegría de nuestra fe, en nuestra Pastoral Juvenil Formacionista de los Esclavos de María y de los Pobres hemos celebrado, como en años anteriores, el que hace el XIV Campamento. Este año 2011 nos sumergimos en una historia pirata junto con su protagonista el capitán Dulaien y su tripulación, que ha sido nada más y nada menos que de 160 niños y jóvenes que hemos formado este campamento con el objetivo de ir todos en busca de la Fuente de la Vida.


Un viaje en el que el capitán Dulaien se ha encontrado con muchos problemas y con malvados piratas como Barbanegra y Davy Jones, pero que sin perder sus principios y utilizando sus valores humanos y cristianos nos ha llevado a descubrir la verdadera Fuente de Vida que es Jesús, el cual sacia todas nuestras necesidades. Cada día ha sido una aventura apasionante, montarse en el barco y poder descubrir un viaje lleno de nuevas amistades, de mucho que aprender y de tanto por vivir. Han sido ocho días intensos llenos de juegos, oraciones, dinámicas, representaciones, talleres, celebraciones eucarísticas, piscina, excursiones... todos y cada uno de ellos preparados con antelación desde dos meses antes, con mucha motivación, ilusión y trabajo. Este equipo de monitores voluntarios que nos hemos subido al barco formacionista este año, hemos tenido una experiencia de Dios, encontrado nuestro tesoro en la ilusión de todos los niños, en sus lágrimas de alegría y de tristeza al marchar, satisfechos de ver que les enseñamos algo más de Jesús, y que sin duda no paramos de aprender ni un solo día unos de otros, con la esperanza puesta en que esta familia siga creciendo cada vez más en muchos corazones juveniles dispuestos a seguir adelante con el carisma del P. Leocadio. Hace un año, recordamos la vida del Padre Leocadio en una aventura futurista con Wall-e, en este año, hemos bus-

cado a Jesús en una historia de piratas con el capitán Dulaien y el próximo ya se está trabajando y llegará lleno de colorido dando la bienvenida al campamento del gran circo. No puedo acabar sin darles las gracias a todos los niños y a sus padres que cada año dejan en nuestras manos su tesoro más querido, convirtiéndolo en el nuestro. Al director del campamento Padre Arturo Ureña que sigue confiando día a día en todos los jóvenes formacionistas; al jefe de campamento el Padre Fernando Alcázar por seguir trabajando con nosotros en todas las actividades, a las cocineras que llevan el trabajo más duro y a todos los premonitores y monitores que hemos convivido durante todo el año trabajando mano a mano. Un fuerte abrazo, os esperamos en el próximo campamento.

9

9


Las Jornadas Mundiales de la Juventud son una celebración de la fe. Un gran acontecimiento, en el que fiesta y fe se unen inseparablemente y al que el papa invita a jóvenes de todo el mundo a un lugar concreto. El papa tiene grandes esperanzas puestas en los jóvenes y les infunde ánimo y valentía para su vida diaria. La experiencia de la fe común más allá de países, idiomas y culturas, les fortalece en su camino personal, en el cual algunos tienen la sensación de vivir aislados. Muchos experimentan una orientación nueva y nueva energía para seguir su propio camino de fe. Hace tan sólo unos días nos invitaba a participar diciendo: “Con profunda alegría, os espero a cada uno personalmente en la Jornada Mundial de la Juventud en Madrid. Quisiera que todos los jóvenes, tanto los que comparten nuestra fe, como los que vacilan, dudan o no creen, puedan vivir esta experiencia, que puede ser decisiva para la vida: la experiencia del Señor Jesús resucitado y vivo, y de su amor por cada uno de nosotros”. Debéis animar a todos los jóvenes a unirse a nosotros como voluntarios en los DED o a participar en la Jornada Mundial de la Juventud, porque el amor de Dios está en el corazón de todos los jóvenes, sólo necesitan oportunidades para sentirlo.

10 10

Los actos eclesiásticos comenzarán con la misa de inauguración de la Jornada Mundial de la Juventud, que tendrá lugar el 16 de agosto a las 20 horas en la plaza de Cibeles, presidida por el arzobispo de Madrid, monseñor Rouco Valera. La catequesis con obispos venidos de todo el mundo se celebrarán el 17 y 18 de agosto por la mañana en diferentes iglesias, colegios, auditorios y polideportivos repartidos por toda la capital. El papa Benedicto XVI llegará al aeropuerto de MadridBarajas el día 18 a mediodía y, poco después, realizará un recorrido por la ciudad en papamóvil en su camino hacia la nunciatura. Ese día a las 19.30 horas tendrá lugar el acto de bienvenida en la plaza de la Independencia. El sumo pontífice cruzará la Puerta de Alcalá con jóvenes de los cinco continentes. Después se trasladará en papamóvil hasta la plaza de Cibeles. El viernes 19 de agosto se celebrará el acto central de la JMJ, el Vía Crucis, que tendrá lugar a partir de las 19.30 horas por el paseo de Recoletos entre Colón y Cibeles, por donde desfilarán pasos de diferentes cofradías de todo el país, como el Cristo de Mena, el Cristo Yacente de Gregorio Fernández, La Última Cena de Salzillo, entre otras.


El sábado 20, a las 16:00 horas los jóvenes irán llegando poco a poco al aeródromo y ocupando sus puestos. Mientras tanto, en el escenario se desarrollarán distintas actividades (testimonios de jóvenes, actuaciones musicales, plegarias a la Virgen, etc.), para preparar la vigilia que comenzará a las 20.30, horas,donde está previsto que el papa ofrezca un discurso.

Por último, el domingo 21 a las 9.30 horas el papa concelebrará la misa con millares de obispos y sacerdotes, y se dirigirá a los jóvenes para enviarles al mundo a testimoniar su fe, como hizo el Señor con sus apóstoles. Al final de la misa conclusiva, el santo padre anunciará el lugar donde se celebrará la siguiente edición de la Jornada Mundial de la Juventud.

ACTIVIDADES CULTURALES Madrid será también un gran escenario de cultura. Junto a los actos eclesiásticos, la Jornada Mundial de la Juventud acogerá nada más y nada menos que 296 exposiciones, conciertos, conferencias, proyecciones y festivales de diversa índole protagonizados por artistas de 37 países. Los jóvenes podrán acceder de forma gratuita con sólo presentar su acreditación de peregrinos. Los grandes museos de la capital han preparado exposiciones con motivo de este gran acontecimiento, el Museo del Prado permitirá participar en un itinerario especial que recorre las principales pinturas en las que se ref leja la imagen de Cristo. Además, contará durante estos días con un cuadro invitado, ‘El santo entierro de Caravaggio’, cedido por los Museos Vaticanos. Por otra

Javier, san Pablo, san Francisco de Asís o santa María Goretti. Pero, el cine también será gran protagonista. Sobre todo, el día 17, en la calle Fuencarral, en la que se celebrará el Ciclo de Cine de la JMJ, que incluye encuentros con productores, directores y actores. Entre las veintiuna películas que se proyectarán, figuran De dioses y hombres, Encontrarás dragones, Cartas al padre Jacob. El noveno día o Katyn... además de algunas sorpresas, como Nueve días que cambiaron el mundo, la película documental de Kevin Knoblock, sobre la primera visita de Juan Pablo II a Polonia, en 1979. Asimismo, entre el 16 y el 21 de agosto el paseo de Coches del parque de El Retiro acogerá la Exposición Vocacional 2011, en la que habrá presencia de cerca de 80

parte, el Museo Thyssen-Bornemisza organizará del 2 de agosto al 4 de septiembre la exposición ‘Encuentros’ sobre los distintos encuentros que Jesucristo tuvo a lo largo de su vida pública. Así, en el parque de El Retiro se organizará la exposición ‘Moved: conmovidos por la belleza’, que indaga en los motivos de inspiración de Antoni Gaudí. En ella se exhibirá el molde de uno de los pináculos de la Sagrada Familia, que los peregrinos podrán cubrir con teselas. Otras exposiciones serán ‘El pórtico de la Gloria’, en la Casa del Reloj de Arganzuela, sobre la famosa entrada de la catedral de Santiago de Compostela; y ‘Arte contemporáneo y fe’, en la Fundación Pons, entre otras. Testimonios de fe serán las diecinueve obras de teatro previstas en torno a figuras como María, san Francisco

stands con representación de familias religiosas, movimientos, asociaciones de fieles y otras instituciones de la Iglesia. La figura Juan Pablo II, fundador de las Jornadas Mundiales de la Juventud, estará muy presente en esta edición. La plaza de Colón será el epicentro de la mayoría de los homenajes entorno a su figura. El programa cultural incluye la representación de ‘Wojtyla’, un musical multimedia que tendrá lugar en el Teatro Fernán Gómez, y las exposiciones ‘Karol Wojtyla, poeta y actor’, sobre su dimensión artística, y ‘La teología del cuerpo en la Capilla Sixtina’. Más allá de la plaza de Colón tendrán lugar otras actividades como la proyección del documental ‘Nueve días que cambiaron el mundo’, que ref leja la relación que mantuvo durante su pontificado con su país natal, Polonia.

11

11


la

ia g r u lit

 P. ANTONIO LUIS MARTÍNEZ NÚÑEZ. Pbro.

Dabar

“El gran silencio”

Hoy traemos a colación la palabra hebrea “dabar” porque nos ayudará a profundizar en la significación e importancia de uno de los elementos más importantes de la celebración litúrgica.

Es el título de una película estrenada hace poco tiempo que está pasando por las salas de proyección como de puntillas por la sencilla razón de que es una gran invitación a lo que hoy en día no se lleva mucho: escuchar, dejar que desde fuera se nos adentre lo que nos quiere decir el otro y no ponernos a la defensiva.

El citado sustantivo “dabar” significa unas veces palabra y otras veces acontecimiento. La razón es muy sugerente: para el hebreo la “palabra” no es sólo un sonido o un discurso sino también un acontecimiento. En realidad también para nosotros, aunque hay un refrán que dice que “las palabras se las

lleva el viento”, en momentos serios de la vida, las palabras adquieren también una densidad que casi conforma un acontecimiento. Por ejemplo, si se trata de la declaración de amor que hace un muchacho a su futura novia o el contrato verbal que hacen dos empresarios. Pues bien, en la celebración litúrgica encontramos abundantemente lo que los hebreos llaman “dabar”: las lecturas de las Sagradas Escrituras. Cada domingo la Iglesia nos ofrece tres lecturas de la Biblia: la primera del Antiguo Testamento a la que va unido el salmo responsorial, la segunda un trozo de alguna de las epístolas que nos dejaron los apóstoles y la tercera y central que es una página de los Evangelios. Esta parte de la misa, por la eficacia de la Palabra de Dios, debe ser para cada uno de nosotros de un “acontecimiento religioso” capaz de alcanzar un encuentro con Dios en cuanto escuchemos su Palabra y aceptemos de corazón su mensaje. Por eso hemos de ir a la celebración con la disposición de “oyente de la Palabra” que requiere prestar atención a las lecturas no sólo con nuestros oídos sino de un modo especial con nuestro corazón creando en nuestro interior una actitud espiritual de acogida que consiste en un acto religioso que sugiere y realiza el encuentro con el Señor en una actitud creyente de obediencia a la Palabra como semilla que hace crecer nuestra fe.

12 12

Hago esta ref lexión porque también en la celebración litúrgica podemos caer en la misma postura errónea de no dejarnos penetrar por lo que nos pueden decir tanto las lecturas como los textos oracionales. Después de haber escrito alguna cosilla sobre la Palabra y el canto, creo necesario dedicar estas líneas a lo que podemos llamar “silencio celebrativo”, porque

es parte importante de la celebración y consigue que en ella los fieles puedan alcanzar el máximo nivel de participación del Misterio celebrado. Ha sido una aportación de la reforma litúrgica del Vaticano II y con insistencia ha vuelto a aparecer en documentos pontificios en estos cuarenta años de posconcilio. En concreto, el silencio celebrativo es un pequeño espacio de tiempo en el que la palabra cesa para dar lugar a un tiempo de asimilación e interiorización del misterio que se está haciendo presente. A lo largo de la celebración de la misa la reforma litúrgica del Vaticano II ha previsto distintos tipos de silencios celebrativos atendiendo a los momentos y realidades sagradas que componen todo el conjunto de la celebración. Por orden cronológico, en la celebración de la misa nos encontramos con un silencio penitencial cuando se nos invita a reconocer nuestros pecados al comienzo de la misa; un silencio oracional que sigue al “oremos” de la oración colecta; un silencio meditativo para después de las lecturas de la Palabra y de la homilía y un silencio de gozoso encuentro para después de la comunión eucarística.


casa

rdia o c i iser ÉSCAR M a ALCU de l

s a m aro d

a d d i r a c de nte eside R , N AVÓ CO P NCIS

 FR A

Como ustedes están comprobando en vuestras propias carnes ya estamos en verano, y decir que estamos en verano es decir que nuestra casa es un hormiguero de gente, de jóvenes que vienen a pasar con nosotros unos días, de campos de trabajo, de campamentos, etc. La verdad que es una alegría poder disfrutar de tantos jóvenes como pasan con nosotros las tardes con las guitarras o juegos, es ver cómo somos importantes todavía para mucha gente. La playa también se está ya preparando y según nos han informado en las distintas reuniones que hemos tenido, este año, nos vamos de nuevo a la playa de Granada a disfrutar de la gente de Almuñécar. Será en los días de agosto y ya estamos preparando todas las maletas y logística que necesitamos. Por la casa, también os contamos que este año no tenemos comedor de verano sino que seguimos comiendo en el comedor de invierno pues nuestro padre superior nos ha puesto el aire acondicionado y da gusto entrar a comer y disfrutar de la frescura, muchos estamos deseando que llegue la hora de la comida para estar fresquitos, desde aquí le damos las gracias a la persona que nos ha ayudado a pagar este aire acondicionado. Cuando esto estoy escribiendo tenemos entre nosotros un grupo de jóvenes de la Parroquia de Madrid, también de Aranjuez y unos seminaristas de Getafe. Estamos haciendo muchas cosas con ellos, sobre todo cantar y cantar pues tocan la guitarra bastante bien. Desde aquí me gustaría dar las gracias por todos los jóvenes que en este verano quieren pasar con nosotros parte de su tiempo de verano. Gracias a tantas personas como han pasado estos días de verano en la Casa de la Misericordia. No os voy a cansar más y le voy a pedir a la dirección de la revista que ponga muchas fotos que dice el refrán castellano “que una imagen vale más que mil palabras”, adelante lectores y gracias por vuestra lectura.

13 13


e d s e d r

ca s é lcu

de

a

o d i r e u q o o i r t d s nue P. Leoca  .

S . LUI

lP Por e

De nuevo con Vds. muy estimados lectores, después de estas breves vacaciones, por medio de nuestra ya notablemente remozada y muy estimada Luz de Redención, con mucha alegría y gratitud para seguir hablándoles, cuanto pueda, de nuestro amado P. Leocadio, porque me lo siguen pidiendo y algunas personas con gran interés. Pues esto me alegra en cantidad, y muy agradecido vaya continuar con sencillez y humildad, narrándoles algunas felices coincidencias que voy viendo en el Siervo de Dios P. Leocadio con el Beato Juan Pablo II. Al final de mi artículo anterior les decía, que aunque me quedaba mucho sin contarles, sobre la máxima importancia que los dos le dieron a la oración en sus vidas de total servicio y entrega a Dios, a la Virgen María como ya les recordé, y también a los hombres y muy especialmente a los más necesitados, por amor a Dios, en estos próximos artículos seguiría con otros parecidos, lo cual hago con sumo gusto. Voy a hablarles hoy del amor apasionado y ardiente que ambos tuvieron a la Cruz de Cristo abrazándola con amor o mejor diría yo, en la que clavándose que el padre pusiera sobre sus hombros por muy pesada que fuera, buscando siempre y en todo como Jesús, hacer la voluntad del Padre hasta el último momento de sus virtuosas y ejemplares vidas. Benedicto XVI visiblemente emocionado en la extraordinaria Beatificación de Juan Pablo II comenzó su homilía con estas palabras: “Hace seis años nos encontrábamos en esta plaza para celebrar los funerales del papa Juan Pablo II. El dolor por su pérdida era profundo, pero más grande todavía era el sentido de una inmensa gracia que envolvía a Roma y al mundo entero, gracia que era fruto de toda la vida de mi amado predecesor y, especialmente de su testimonio en el sufrimiento. (...) El Señor lo fue despojando lentamen-

14 14

mp S, Ed AR I A

te de todo, sin embargo él permaneció siempre como una roca, como Cristo quería. Su profunda humildad, arraigada en la íntima unión con Cristo, le permitió seguir guiando a la Iglesia y dar al mundo un mensaje aún más elocuente, precisamente cuando sus fuerzas físicas estaban disminuyendo”. Estas palabras de su digno sucesor, hablan con toda autoridad y claridad de lo que les vengo diciendo y corroboran magníficamente lo que ya hemos visto y oído tantas veces del nuevo beato Juan Pablo II, por lo cual pienso que no es necesario que abunde en ello, porque sería consumir espacio sin necesidad. Pues podemos imaginar amables lectores y seguramente nos quedaremos cortos, lo que también el Padre tuvo que sufrir por amor a Dios en aquellos años tan difíciles y dolorosos, primero para serIe fiel en su vocación sacerdotal y luego en la religiosa a las que le llamó el Señor. Pues por la situación de los pueblos constituidos por dos clases sociales muy distanciadas, se hacía más penosa la labor pastoral de los sacerdotes. El primer nombramiento que recibió de su obispo fue el de coadjutor de un párroco anciano casi ciego en Alcuéscar (Cáceres) el año 1932, a los 22 años, porque por dispensa canónica de edad, había recibido el sagrado Orden de Presbítero a esa edad. Toda su misión sacerdotal la realizó en la parroquia de A lc ué s car , donde al mismo tiempo que era párroco fue también fundador y guía del Instituto Religioso Esclavos de María y de los Pobres siendo superior general hasta su santa muerte el 27 de enero de 1990. En esto, tam-

bién coincidió con el beato Juan Pablo II, resistiendo en su puesto de responsabilidad hasta el final de su vida, pero esto se lo contaré en el siguiente artículo. A lo largo de toda su vida fue aceptando todo: lo que Dios le fue enviando: tantas dificultades, contrariedades, torcidas interpretaciones de sus obras, decepciones y etc. Todo lo fue él aceptando como la mejor disposición porque estaba convencido de que venía de Ias manos del Señor que sin duda; quería lo mejor para él. Miren una de las canciones que escribió, le puso música, la cantaba y sobre todo la puso en práctica durante toda su vida; dice así: “Cuando venga el dolor a visitarme/ y por lecho tu Cruz, Jesús, me dieras, / besar quiero tu mano aunque me hiera, / y aunque llore el corazón, quiero cantarte: / ¡LO QUE QUIERAS, SEÑOR, LO QUE TÚ QUIERAS! / Aunque el mundo se goce en pisotearme/ y por vil más que el lodo me tuviera / aunque tú Jesús, hondo me hieras, / otra cosa yo no haré sino cantarte: / LO QUE QUIERAS, SEÑOR, / LO QUE TÚ QUIERAS! / Si al pecado la carne me provoca / y me quiere arrastrar de mil maneras, / si me acosa Satán como una fiera, / al vencerlo, yo diré con ansia loca: / ¡LO QUE QUIERAS, SEÑOR, / LO QUE TÚ QUIERAS! Ya les dejo meditando todo esto, hasta el próximo, si Dios quiere. (Continuará)


a l e d a da c s u en b de la vi e t  n e u f

A NILL O BO L B A ta Por P ionis

e nio d o m i t Tes

Así rezaba el lema del campamento formacionista 2011, un título muy acorde para lo que se iba a vivir durante 8 días intensos, 8 días en los que se iba a enseñar a 150 chavales cuál es el centro de todo en esta vida, que no es otra cosa que Jesús, María y la Eucaristía. El campamento formacionista no es uno más, es un campamento donde se enseña a los niños y jóvenes valores cristianos desde el juego, desde las dinámicas o los talleres, y especialmente desde la Eucaristía, valores que se han ido perdiendo, por desgracia, en esta sociedad consumista y egoísta, en la cual cada uno mira por sí mismo sin importarle cómo esté el mundo y cómo estén los demás. Este campamento para mi, ha sido una búsqueda continua de la fuente de la vida: Jesús, ya que lo primero que hacíamos en nuestro día al levantarnos los monitores y pre-monitores era rezar laudes, la oración de la mañana, la cual como si de un desayuno fuerte se tratase, debía darnos fuerzas para afrontar el día y la cual nos lo hacía un poco más fácil. Y aunque parezca mentira en estos tiempos, para un grupo de 150 niños y jóvenes, el momento central y más esperado del día era la Eucaristía, el momento de reunión junto a Jesús, de cantar todos juntos, de pedir perdón y dar gracias. Es sorprendente ver el grado de participación de los niños en la misa, de la atención que mostraban hacia las palabras del P. Fernando en la homilía, de cómo se enteraban de la historia que se

For nitor o m un

mac

les representaba cada día a través de unos piratas, los cuales buscaban lo que ellos, a Jesús. Yo he tenido también la suerte y la responsabilidad durante el campamento de dirigir las dinámicas a los pre-monitores, y la verdad que ha sido una experiencia bonita, ya que he visto que hay jóvenes entre los 14 y los 17 años que viven cerca de Cristo, que tienen unos buenos valores, que ocupan sus días de verano en trabajar para los demás

de forma desinteresada, que hablan abiertamente de sus inquietudes y de temas que les preocupan como el aborto o anticlericalismo que vive hoy nuestra sociedad. Ha sido fácil trabajar con ellos, y muy positivo para mí que ellos respondiesen, y sé que hay madera con ellos para muchos años. Han sido sólo 8 días, pero han dado para mucho tanto en lo personal como en lo espiritual para todos. Y lo más importante cuando terminó el campamento, fue ver que todos los niños se iban contentos, de que habían disfrutado, de que habían aprendido, de que van a volver otro año y de que habían encontrado la preciada Fuente de la vida. FORMACIONISTAS ¡¡¡SIEMPRE!!!

SUSCRIPCIÓN A LA REVISTA

..... ................................................................ .. apellidos:....................................... ...... ta:.... puer .. nombre:................................................. :....... ..... n.º:...........piso ................................................................ calle:....................................................... incia:.................................................. prov ... ........ ........ ........ ........ ........................ ............ población:............................................... ............ móv il:..................................... ........... teléfono:.................................. c. postal:............................................

suscripción anual:

10 €

enviar a: LUZ DE REDENCIÓN RES, avda. de Extremadura, 2 ESCLAVOS DE MARÍA Y DE LOS POB 10160 ALCUÉSCAR (CÁCERES)

15

15


Luz de Redención - nº 730 (Julio 2011)  

Revista del Instituto Religioso Esclavos de María y de los Pobres

Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you