Page 1

La comunidad terapéutica “Madreselva” se constituyó con la finalidad de que todo aquel que acuda a este “Espacio terapéutico” pueda llegar a reconstruir el sentido comunitario de la vida. El querer y desear compartir con el otro todo lo que nosotros somos y sabemos y que el otro comparta con nosotros todo lo que él es y sabe. Esto también implica una transformación del sujeto individual al sujeto colectivo. Todo este compartimiento para que sea terapéutico tiene que ser placentero y además constructivo, es decir, que nos permita la transformación del ser y del sentido individualista que en la actualidad prevalece en todos nosotros, por un sentido comunitario, pues este ha sido perdido en los tiempos de la historia y sembrado para ser transmitido de generación en generación en la ideología de los sistemas de dominación. Recuperar ese sentido comunitario en el cual la existencia del hombre estaba al servicio de la comunidad; se vivía y se existía para sí y para los otros; donde mi problema le interesaba al otro y era ayudado y apoyado por él. ​ El quehacer del hombre, y no sólo eso sino su espíritu, su sentido de vida, el para qué y para quien vivir ha sido enajenado por el gran poder de los capitales del mundo. Este quehacer, que antaño le deparaba conocimiento cultura, diversas formas de entender el mundo y el universo, traducido en conocimientos filosóficos y científicos, ha sido reducido al “aspecto técnico de la vida, una forma de reproducir el modo de vida y la idolología del sistema de dominación. Este sentido técnico ha convertido al sujeto en un ser mecanizado, automatizado ideologizado que solamente vive para eso, para la producción y reproducción de lo mismo, donde todo aquello que se salga de la norma debe ser aplastado con toda la fuerza de la dominación. La pérdida de todo lo que el sujeto es: su identidad, sus usos y costumbres, sus valores, su capacidad creadora, implicando ello el trabajo que realiza para vivir y reproducirse. Todo ello ha dejado a un sujeto vacío, sin rumbo ni destino, que no se llena con nada, viviendo solamente para el OTRO, pero ajeno a todo ello. La transformación ha sido invisible y perversa. Se ha pervertido el deseo y el sentido placentero de la vida. En la actualidad lo placentero pasa por ganar dinero para pasarla bien, obedecer el mandato de: “vives para comprar”, puedes comprar todo lo que deseas no importa de dónde salga el dinero. Esta ideología ha generado corrupción a todos los niveles, aceptada por todos y a las ves negada por todos. Todos sabemos de la corrupción pero la hemos incorporado a nuestro ser “individual” como si fuera parte de nosotros mismos, es más, como una cualidad preciadísima, pues aquel que tiene dinero, no importa como lo haya conseguido, es respetado y admirado. Los nuevos ideales como el éxito a pesar de todo: “ser el mejor”, “ser el más grande”, “ser el más rico”, ser absoluto en la lógica de la ganancia. Estos mismos ideales se muestran y demuestran permanentemente en los mass-medias, que tiene por objeto el que el sujeto no piense y no cuestione absolutamente nada, pero paradójicamente adoctrinan en un tipo de pensamiento y de cultura, ligada a la prevalencia del capital. Este tipo de mensaje no produce desarrollo, no produce comunidad, tan solo produce la imperancia de un sistema que garantiza la iniquidad y la inseguridad. La tarea no es fácil, pues tenemos que dejar de ser lo que somos, sujetos individualistas por excelencia para convertirnos en sujetos con un sentido colectivo. Introducirnos en mundos desconocidos porque el sentido comunitario de la vida se ha perdido totalmente hasta en los pueblos más remotos del planeta. En todos los rincones se ha implantado el sistema de dominación y explotación con su propia ideología. Quizá, hemos emprendido esta tarea porque los que somos, y los que se sumen al pensamiento y al sentimiento de la “Comunidad Terapéutica Madreselva tenemos la esperanza de que esto puede ser


posible. En principio, y para establecer algunas bases, recuperemos los valores: afectivos, éticos, sociales y morales, como el amor al otro, la comprensión, la solidaridad, el compañerismo, la ayuda mutua, el respeto, la prudencia, la alegría de vivir. Esos valores son esenciales para establecer vínculos más cordiales y menos patológicos. Las grandes cosas de la vida, siempre empiezan con lo más pequeño, dice el autor: “LO PEQUEÑO ES HERMOSO” Nuestro deseo es que cada día se vayan incorporando más personas a esta nueva forma de ser y de sentir. Pretendemos que este vivir colectivamente nos ayude a sanar el dolor de todo lo perdido y sobre todo a recuperarlo. En nuestro quehacer terapéutico, para las diferentes áreas que configuran la Comunidad Terapéutica Madreselva: Área de la salud, educativa, Ecológica, Artística, Cultural y Social, se privilegia el trabajo a nivel personal y grupal con la finalidad que la persona trabaje una transformación interna. La comunidad Terapéutica Madreselva cuenta ya con un espacio en la dirección Lauro Aguirre #32, tenemos una pagina web Pagina web Comunidad Madreselva. La comunidad ha ido creciendo y creando alianzas con diferentes colectivos, enfocándose en los actuales problemas no solo del ser, pero de nuestra comunidad, nuestra ciudad, del pais en si mismo y hasta del mundo. LLevamos a cabo eventos culturales en parques públicos y participamos en tianguis de productos orgánicos, deseamos crecer como espacio de salud y para ellos montaremos una tienda de dichos productos y alimentos locales y así apoyar a la economía de nuestra región y la salud de la gente, con productos de gran calidad y artesanales. Queremos crecer como colectivo ecologista y establecer una consultora ambientalista que asesore a pequeños y grandes empresarios, a amas de casa, al público en general a una posible y accesible transición a una vida más en armonía con la tierra, de la que formamos parte como un solo ser. Para lograr nuestros objetivos creemos que tenemos todos los elementos, incluyendo a un equipo de personas dispuestas y comprometidas a crecer como comunidad y a replicar esta misma forma de desarrollo humano en la cotidianidad de sus vidas para ser así el ejemplo de que una mejor sociedad es posible. Contamos con el espacio, las alianzas, sin embargo en lo más elemental y primordial que es la misma organización de nuestros tiempos y la sistematización de nuestros haceres, fallamos de forma irremediable. Teniendo ya una estabilidad, sabemos que el proyecto marchara con vida propia y en menos de 2 años, seremos un espacio estable, congruente y en condiciones de apoyar a todo aquel que esté listo para un cambio interno, para un cambio honesto con el todo.

Comunidad Terapéutica Madreselva Cerrada de Lauro Aguirre #32 Jacqueline Bolaños Vargas Tel: 53411312 ct.madreselva@gmail.com Firma:

Proyecto Madreselva  

Esta comunidad

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you