Issuu on Google+

Boletín del FRENTE DE TRABAJADORES DE LA ENERGIA de MEXICO Organización obrera afiliada a la FEDERACION SINDICAL MUNDIAL www.fte-energia.org | prensa@fte-energia.org | http://twitter.com/ftenergia | http://ftemexico.blogspot.com | Volumen 11, Número 254, septiembre 14 de 2011

Gas Natural Fenosa atraca a la nación En México, las transnacionales españolas, como Repsol y su socia GN Fenosa, se apropian furtivamente de los recursos naturales energéticos y de la generación en la industria eléctrica nacionalizada. Pero en la península ibérica se muestran hipócritamente “nacionaleros”. La alianza Pemex con Repsol es turbia y la presencia de las corporaciones españolas en México es de rapiña.

GN Fenosa (Repsol) contra Pemex El 6 de septiembre, Gas Natural Fenosa (GN Fenosa) envío un escrito a la Comisión Nacional de Energía (CNE), de España, en el que solicita se le tome en cuenta como parte interesada en caso en que el regulador energético decida analizar el pacto entre Sacyr y Pemex en Repsol, en previsión de que el expediente afecte los activos de su propiedad (EFE y Redacción, en El Sol de México, 7 sep 2011). GN Fenosa, cuyo principal accionista es Repsol con 31.2 por ciento, invoca la función 14 de la CNE, referida a las actividades reguladas de transporte y distribución de gas, y de electricidad. Un día antes, la misma petición la hizo la propia Repsol. En tanto, los accionistas minoritarios de ésta lo hicieron ante la Comisión Nacional del Mercado de Valores. La corporación, en la cual también es inversionista Carlos Slim, no tiene escrúpulos. De manera inconstitucional participa en México en la privatización eléctrica furtiva, así como, en la distribución de gas natural. Ese atraco es completamente ilegal. Sin embargo, ahora le preocupa la intervención accionaria de Pemex. ¿Porqué? La razón es simple, porque ahora los gachupines tendrían que repartir en mayor

proporción las utilidades y retribuciones. Sin embargo, quieren todo el pastel para sí. Si la situación fuera a la inversa, es decir, que las corporaciones españolas pudieran participar vía acciones en las actividades de Pemex, estarían encantadas. Eso es, precisamente, lo que quieren. Las acciones transnacionales de Pemex son inaceptables por corruptas e inconstitucionales. Esa no es su función estratégica. Sin embargo, las acciones de GN Fenosa y Repsol son repudiables. GN Fenosa anuncia parque eólico en Oaxaca GN Fenosa invertirá 400 millones de dólares en Oaxaca. Omar Guillén, encargado de proyectos especiales de la corporación, dijo también que sigue en análisis la propuesta para un parque similar en la ciudad de México, especialmente, en las delegaciones de Milpa Alta y Tláhuac (Solís M., en El Financiero, 8 sep 2011). El parque eólico oaxaqueño estaría ubicado en Juchitán. El proyecto está en etapa de ingeniería y generará 230 MW. Entre tanto, se siguen los trámites ante la Comisión Reguladora de Energía (CRE), misma que otorgará a GN


2011, elektron 11 (254) 2, FTE de México

Fenosa, “con los ojos cerrados”, el correspondiente permisos privado.

Pemex, entidad privatizada y privatizadora

GN Fenosa, corporación privatizadora furtiva en México

Con el negocio “privado” de Coppel y Calderón en las acciones de Repsol, a través de la impune PM Internacional, Pemex será partícipe de su propia privatización furtiva, asociada con la transnacional española de rapiña Repsol. También será una entidad privatizadora de la industria eléctrica nacionalizada, asociada con Repsol y con GN Fenosa, en ambas también junto con el accionista Slim. Así, Pemex se convierte en una entidad cada vez más privatizada y, al mismo tiempo, privatizadora de sí misma y de la industria eléctrica de México. Esa es la perversión total propia del hampa transnacional. Es un verdadero asalto a la nación porque los recursos energéticos no son del gobierno ni del Estado sino de la nación; y, porque todo se hace en la opacidad total, sin obligación de rendirle cuentas a nadie. Copel y Calderón son traidores a México. Obviamente, no entienden de razones. Su lugar está en el Cerro de las Campanas.

Al fusionarse en 2008, Gas Natural y Unión Fenosa, sumó casi 4,000 MW en las centrales ubicadas en Sonora, Tamaulipas, Coahuila y Veracruz. Son las centrales que antes fueron de Unión Fenosa y las que eran de Electricitè de France (EdF). En todos los casos, el negocio privado incluye la transferencia de los permisos otorgados por la CRE, en la modalidad de Producción Privada Independiente (PIE) y los contratos de compra-venta de la energía generada firmados con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por 25 años prorrogables. Con la adquisición de Fenosa, GN pasó a ser el segundo generador privado con 3,724 MW de potencia instalada. Antes, contaba con 2,333 MW resultado de la adquisición en 2007 de las plantas de EdF. Fenosa sigue manteniendo en su poder 1,491 MW. GN Fenosa controlan el 33% de la capacidad instalada PIE, tras Iberdrola de España que tiene 37%. En otra operación, GN vendió a Mitsui & Co. y Tokyo Gas parte de sus activos de generación eléctrica que opera en México bajo el esquema de PIE, informó la CCFE el 24 de diciembre de 2009 (en www.cfe.gob.mx). Se trata de las centrales de ciclo combinado Río Bravo II, Río Bravo III, Río Bravo IV, Altamira II y Saltillo, con una capacidad conjunta de generación de 2,233 MW. Gas Natural mantiene su operación en el sector eléctrico mexicano con 1,570 MW de generación a través de las centrales Hermosillo, Naco Nogales y Tuxpan III y IV (en energía, v10, n150, 15 ene 2010, www.fte-energia.org). En la distribución de gas, GN tiene 1.1 millones de clientes (20 por ciento) de los 5.1 millones de usuarios existentes. Actualmente, la mayor parte de su mercado se encuentra en Nuevo León, con medio millón de clientes.

Central Río Bravo III, primero de Electricitè de France, luego de GN y, después, de Mitsui y Tokio Gas, junto con los correspondientes permisos privados de la CRE y contratos de la CFE

Frente de Trabajadores de la Energía, de México


b254-GNFenosa