Issuu on Google+

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA MINISTERIO DEL P.P. PARA LA EDUCACIÒN SUPERIOR INSTITUTO UNIVERSITARIO PEDAGÓGICO MONSEÑOR “RAFAEL ARIAS BLANCO” NUCLEO CALABOZO

Profesor: MSc. Carlos Armada

Autor: Jim Stodardd

Febrero 2017


La educación en Venezuela es considerada como uno de los logros de la revolución en la actualidad, según sus gobernantes afirman que la misma es gratuita, que gracias a sus programas y misiones en el país, estamos a cero “0” de analfabetismo, mas inclusión y mejor personal calificado para ser insertados en el campo laboral, aseguran que el Currículo Bolivariano llegó para sustituir una educación convencional. Pero la realidad es otra, porque es más que evidente que la educación ha sido politizada al grado de sentirse impenetrable, aún teniendo los méritos para ser tomados en cuenta; no obstante se afirma que para conseguir cargo como titular, debe estar dispuesto a cumplir con actividades políticas, aparte de cancelar bajo términos de discreción cierta cantidad de dinero y en algunos casos dar “regalos”, para ser considerados... ya no es sólo el título de profesional, también es vestirse de una tolda política para poder ejercer. Luego de esta odisea, el docente está sujeto a injustos dominios y manipulación, en cuanto a la manera de enseñar, pues la flexibilidad realmente apunta a favor de la mal formación académica de los estudiantes, a causa de las nuevas leyes de protección, las cuales consienten que todos los estudiantes, deben avanzar de curso, aunque no cumplan con los

requisitos plasmados en las leyes fundamentales que en materia educativa se supone que rigen la educación venezolana, guiada a formar un ciudadano integral, cónsono con la realidad de su país. Esto trae como consecuencia la desmotivación del gremio, la deserción escolar, la falta de gerencia calificada, sumado a ello, existe una gran cantidad de docentes egresados de la recién formada micro misión o simplemente de universidades del estado, que por el simple hecho de ser simpatizantes del régimen son prioridad para ejercer la profesión, a sabiendas de su escasa preparación, pues se ha demostrado la falta de pedagogía y práctica del ejercicio de la profesión docente entre éstos. En este marco, las reflexiones que aquí se presentan pueden sonar como fuertes denuncias, sin embargo son realidades que se perciben y viven los cientos de docentes que llevan años tratando de optar por un cargo en educación, con el deseo de aplicar sus conocimientos y obtener la oportunidad de progresar en su esfera. Es de hacer notar, que algunos pasan el tiempo haciendo suplencias y la gran mayoría se encuentran haciendo otro tipo de trabajo. Realizado por: Jim Stodardd DT.


Por: Jim Stodardd DT


Artìculo de jim (terminado)