Page 1


En la provincia San Antonio de Putina, y precisamente en su capital Putina, se matizan innumerables muestras de espectacular colorido y de generosas manifestaciones de amistad, sedientas de compartirlas con todos los amigos que visitan la ciudad de las aguas termales durante los días de carnaval; fiesta multicolor de disfraces de Pukllay machus, wifalas, rueda, pandilla y ritos de agradecimiento a la pachamama acompañados de aromas y sabores. Aquí encontraras una mano extendida, una sonrisa sincera y miles de amigos que te darán la seguridad de compartir los carnavales putineños de autentica expresión de arte tradición y cultura viva, que dejará huellas en tu corazón. Bienvenidos al carnaval putineño 2018.

Lic. Adm. SERAPIO SUCASAIRE SUCASAIRE ALCALDE PROVINCIAL REGIDORES - Bonifacio Quispe Ccarita - Yenny J. Sucso Ramírez - Cirila Machaca Toro - Cesar E. Gemio Torres - Genaro Neyra Mullisaca - Nilda B. Ccarita Quea - Miguel A. Chávez Fuentes - Jharoll R. Sacaca Laura - Antonio R. Obregón Enríquez Gestión municipal 2015 -2018

Las versiones citadas en la edición fueron recogidas en diferentes momentos del desarrollo de la costumbre

© Todos los derechos reservados en foto y texto MPSAP/OII/JCM Putina enero del 2018 Prensamuniputina11@gmail.com


La provincia de San Antonio de Putina está ubicada en la parte centro oriental del departamento de Puno y limita con el Estado Plurinacional de Bolivia. Se encuentra a 3.874 metros sobre el nivel del mar. Esta provincia es montañosa en gran parte de su territorio. Putina, la capital de la Provincia San Antonio de Putina, es conocida por sus aguas termales los mismos que han dado origen a su nombre; proviene de la voz quechua “phutina” que traducido significa el lugar donde se sancocha o se cocina con agua hirviente, con este nombre se hacia referencia a las aguas termales que caracterizan a este hermoso lugar. En su amplia geografía no solo discurre estas ricas y minerales aguas, sino también historia, cultura, arte, folklore y todo un amplio escenario para disfrutar del turismo. Uno puede llegar vía terrestre desde Juliaca en un promedio de 1 hora, con un recorrido de 90 Km. de carretera asfaltada. HISTORIA. Según investigaciones realizadas por la Universidad de California en 1999; suponen que habitaron Qaluyos y Pukaras entre los años 1100 y 1450 años antes de cristo, por la existencia de restos arqueológicos en Cachichupa. El 24 de mayo de 1595, se fundó con el nombre de Estancia de Putina, por los hermanos Juan y Diego de Vega. Posteriormente el 2 de setiembre de 1889, se elevó al pueblo de Putina a la Categoría de Ciudad. El 12 de junio de 1989 mediante Ley N° 25038 se crea la Provincia San Antonio de Putina, constituyéndose como una de las más jóvenes del Departamento de Puno.

3


El carnaval putineño está caracterizado por la combinación de elementos andinos, coloniales y europeos, que le han dado una identidad creando expresiones artísticas, personajes, lenguajes y ademanes propios. El carnaval andino es también llamado el pukllay o tiempo de juego y tiene relación directa con la agricultura, es una fiesta de la precosecha, que realizan los habitantes de esta zona. Los festejos carnavaleros coinciden con el inicio del tiempo de la floración de los sembradíos de la papa, quinua, kañihua y haba que anuncian de esta forma la próxima cosecha. Esta condición le otorga el “sentido cíclico y renovador” característico del calendario agrícola (Martinez Acchini, 1997). En esta época, el sonido de los pinkillos y unukajas, marcan el paso de los participantes de las diferentes expresiones dancísticas, porque es momento de oír la alegría de la naturaleza a través de los sonidos de ambos instrumentos que también son utilizados en este tiempo. Es el tiempo de la espiritualidad femenina que inicia el 21 de diciembre. En este periodo de la cosecha y producción se canta música alegre. Durante los carnavales por medio del ofrecimiento de flores y vino en la tradicional ch'alla, se agradece a la pachamama por la cosecha y se inicia la fiesta de la fertilidad.

4


Caya caya • Muñani chico • Chocallaca • San Francisco • Pichacani La jornada inicia con la espera de las primeras nubes del alba para predecir la cosecha del presente año, “el pukllay machu salió cargado de papas y quinua será un buen año”, dicen en el dulce quechua algunos comuneros. Con la esperanza de tener una buena producción, las familias se preparan para degustar del queso caldo en la fiesta del pilichakuy o la renovación que da inició al carnaval putineño. En la comunidad de Chocallaca los comuneros participan del chaku de zorro, especie considerada dañina para los cultivos y principalmente para la ganadería. Mientras en Caya caya, los alferados se trasladan hacia la cumbre de los cerros aledaños para rendir tributo a la pachamama entregando una ofrenda a través de la “mesa”, similar actividad se realiza en las comunidades de San Martín, Muñani Chico y Pichacani. En el caso de la comunidad de San Francisco, los socios comuneros llevan en hombros y en medio de sahumerios la santísima cruz, por medio de los cultivos. Entre los alferados del Pukllay machu, se ha incluido la costumbre del T'ejesqa o p'achachiy a un muñeco que representa al viejo carnavalón.

Templo colonial • Kuchilluni • Qaqenkurani • Alqamarini Esta manifestación de alegría y regocijo en el compadre taripay, ayer ancestral costumbre de visitar a los compadres hoy sincretizado con la religión católica es motivo para saludar y venerar al Santo Patrón de las próximas festividades religiosas más importantes del pueblo. En este día de la celebración de los compadres los alferados del Patrón San Antonio de Padua desde muy temprano organizan sus comparsas para trasladarse hasta el templo de San Antonio de Padua y participar del rimaykuy o saludar con llayt'us de flores, wallqhas (panes en forma de rosca) y otras ofrendas. Al igual que los devotos de la santísima cruz quienes llegan hasta la cumbre de los cerros Alqamarini y Qaqenkurani. Mientras en el Centro Poblado San Isidro, los devotos de San Isidro Labrador, desde la casa de los alferados enrumban hacia la cumbre del Apu Kuchilluni para engalanar a la Santísima Cruz con serpentinas y globos. Ambas comparsas se desplazan al son del pinkillo y unukaja entonando canciones bastante contagiosas que nos lleva a marcar pasos de la wifala y una picara jallucha que se entremezclan entre canciones de recuerdo y satíricas bromas. El Párroco, Pío Ríos Villasante, en una de las celebraciones señaló que este acto tiene un amplio sentimiento. “La costumbre es parte espiritual el compadre significa una realidad espiritual como otro padre y reconocer a los intercesores como nuestro padre y en nuestra tierra es San Antonio de Padua” dijo.

5


Churura • Ramana pampa La celebración católica junto a las costumbres de antaño une a las familias para colocar un sahumerio o “qhoya con llamp'u” en medio de los cultivos que empiezan a mostrar todo su color, según cuentan en la comunidad de Bellavista, luego de cumplir con este rito se escarban las primeras papas que serán ofrendadas durante la celebración eucarística en la vecina comunidad de Churura. En la comunidad de Villa Candelaria de Churura, se realiza una misa y procesión, donde se ofrecen productos recién obtenidos de la pachamama. Pasado el mediodía, Ramana pampa es el lugar ideal para iniciar con el sueño comprando deseos que esperan se haga realidad en la tradicional feria de las alasitas. En esta feria la venta de empanadas de queso, qispiños, pillys y sink'ayus traídos de las cumbres altas son la atracción de las familias putineñas que se movilizan hasta este sector para departir esta delicias.

Verbena pata • Plaza de armas • Instituciones El crepitar de los cohetes del viernes previo a la semana central de los carnavales, anuncia que las comunidades llegarán para participar del tradicional chaku viernes. Portando zorros, vizcachas, y una diversidad de aves cazadas durante el chaku, los hombres y mujeres de las diferentes comunidades aledañas ingresan a la ciudad de Putina para participar del tradicional “chaku viernes” El Chaku viernes, es una herencia milenaria del gran amanecer andino destinado a la caza de animales salvajes que los pobladores putineños del sector rural ofrendan a sus autoridades como una muestra de reconocimiento. “Esta es una tradición que nos enseñaron nuestros abuelos, nosotros ayer-jueves- desde muy temprano nos hemos organizado todos, hombres, mujeres y niños para salir al cerro que colinda con nuestra comunidad y hemos perseguido a todos los animales algunos nos ha ganado pero hemos atrapado estas tres vizcachas para continuar con nuestra tradición, ahora entregaremos a nuestras autoridades como reconocimiento”, señala uno de los tenientes gobernadores participantes de esta tradición. En la actualidad el chaku viernes tiene definido dos escenarios, el primero en cada una de las comunidades donde sus habitantes se organizan para realizar la gran redada y cazar algunos animales silvestres; el segundo escenario es la ciudad de Putina, desde muy temprano los comuneros llegan en grupos a Verbena pata en las faldas del cerro Alqamarini para reunirse y luego de la fiambrada (merienda comunal) a base de papa nueva, chuño, carne y una breve ch'alla (tributo a la pachamama) parten rumbo a la plaza de armas. Durante su desplazamiento, las comparsas ejecutan sus pasos bastantes ágiles al compás de pinkillos y unukajas gritando enérgicamente el “wifalay pujllay”. A su arribo a cada una de las instituciones públicas y privadas, previamente designadas, el representante recibe el presente, a cambio ofrece algunas bebidas con la que la alegría se extiende a lo largo del día.

6


Plaza de armas • 6:00 pm El concurso que busca mantener viva la práctica y ejecución del pinkillo y unukaja, convoca a músicos jóvenes y adultos de los barrios del ámbito urbano y centros poblados. El evento donde se puede oír las composiciones de músicos y cantautores locales, se realiza en horas de la noche en la plaza de armas de la ciudad de Putina.

Plaza de armas• 2:00 pm El primer domingo de carnaval, la plaza de armas es testigo del ingreso de conjuntos cuyos integrantes portan una diversidad de vestimentas que imitan a una diversidad de personajes. Pasado el mediodía, los salones comunales, parques y viviendas de alferados son los lugares de encuentro de los integrantes del Pukllay Machu, hasta donde llegan vecinos, amigos e invitados, provistos de máscaras y ponchos. Transcurre el tiempo y la cantidad de participantes se incrementa, los alferados inician con el reparto del principal ingrediente de los carnavales, espuma, talco, mixtura y serpentina. Las comparsas ingresan a la plaza de armas para realizar su presentación en el frontis de la municipalidad lugar hasta donde la población se da cita. Se inicia el desfile y con él la competencia de grupos de pukllay machus representando a los diferentes barrios, centros poblados, comunidades campesinas y agrupaciones particulares cuyos integrantes aprovechan la ocasión para lanzar globos llenos de agua o talco que impactan contra la cara de algún distraído. El júbilo es demostrado por los danzantes del pukllay que tiene como marco musical el ritmo emitido por pinkillos y tambores que son instrumentos imprescindibles en el desarrollo de la fiesta. En cada comparsa destaca la figura del machu y la awicha ataviados con los trajes más antiquísimos, distribuyen papa nueva, habas, maíz, cereales y billetes de fantasía que son entregados a los espectadores como señal de buen augurio. Es así que las danzas constituyen el sentir del poblador Putineño, el carnaval ha iniciado, y la alegría debe ser el principal sentimiento, que debe embargar a toda la población. Por eso los pukllay, realizan sincronizados movimientos, exaltando en ellos su alegría por la llegada de esta fecha y cantan copla llenas de emoción y jocosidad, sentimiento común de estos días.

7


Viviendas • instituciones • sembríos • cementerios Más que una simple costumbre, la Ch'allla es un rito de la cosmovisión andina que les permite a hombres y mujeres de esta parte del mundo, agradecer a la Pachamama o la Madre Tierra, por todo cuanto pudo haberle dado a la familia en el hogar, en el trabajo, en las relaciones sociales y en toda actividad desde el Carnaval anterior. Todos le ofrecen a la Madre Tierra a través del Wasi T'ikachay su agradecimiento y para pedirle nuevos favores rocían el suelo y paredes alcohol, vino, coca, serpentina, mixtura, flores de jallu jallu y thurpa. Pese a los cambios y las nuevas creencias, la tradición se mantiene incólume y en los últimos tiempos se enraizó más aún. Estas expresiones se muestran el día lunes de Ch'alla con mayor sentimiento; sale del corazón de los hombres y mujeres que piden con fe: "mamita, bendice nuestro hogar, la casa, a nuestra familia y danos mucha prosperidad este año". En los sembríos se vive el Chakra t'ikachay, desde muy temprano familias enteras se acercan a la chacra y empiezan a rociar con mixturas y serpentinas en señal de augurio por una mejor producción, extraen de una planta de papa la producción y t'ikachan (adornan) la nueva producción. Todo esto acompañado siempre del infaltable sonido del pinkillo y unukaja. La visita a los principales cementerios para rociar con talco, mixtura y adornar con serpentina y globos mantiene el nexo entre el ser querido que ya adelantó y los presentes que no los olvidan. Otras viviendas, negocios y locales institucionales lucen globos de colores, que representan la alegría de la fiesta de Carnaval.

8


Estadio municipal • Plaza de armas

Foto: Primer concurso de Wifalas ¦ Archivo Prof. Máximo Luque

La wifala danza declarada Patrimonio Cultural de la Nación es bailada todos los martes de carnaval, participan los moradores y vecinos de los diferentes barrios, comunidades, centros poblados y distrito, en el concurso anual que tiene como escenario el estadio municipal Luís A. Gutiérrez Toro. Así empezó Los orígenes de esta danza se pierden en la historia, pero su composición la define como una danza agrícola, carnavalesca y costumbrista, relacionada con la producción agropecuaria y, testimonio y afecto. Según cuentan los profesores Máximo Luque Chambi y Fermín Lipa Sacaca, fueron los antiguos pobladores en convergencia con las costumbres andinas que ejecutaron la jallucha, con motivo de reconocer y saludar en el Compadre Taripay o rimaykuy y visitar al rutuchi o corte de pelo que se realizaba en horas de la noche, pero también la alegría de danzar por los carnavales y ver los sembríos llenos de flores y un cultivo próspero. El profesor Luque Chambi, también relata que allá por el año 1956, Toribio Anselmo Chambi Quenallata y José Antonio Quispe Chambi, invitan a vecinos a visitar y ser parte de la ch'alla y t'ikachay de los sembríos en el lugar conocido como Taramayo. “Luego de departir de la fiambrada bailan la jallucha, junto a los hermanos Eusebio y Emilio Quenallata, Germán y Paulino Luque, Francisco y Miguel Quispe Cruz, Raymundo y Félix Quispe se interpretan canciones un poco pausadas dedicadas al compadre taripay y otras arregladas a este ritmo (Thanta billetes qolqecho viday, soles peruanos qolqeqa viday…) , ahí inicia la wifala”, narra Luque Chambi. Transcurridos los años, en 1973, se institucionaliza mediante el oficio circular Nº 13 73, emitido por el entonces concejo distrital de Putina invitando a los barrios a participar del I Concurso de Wifalas, en el documento firmado por el alcalde de esa época Julio Cesar Gutiérrez Gutiérrez, y la propuesta del profesor Máximo Luque, se fija la fecha del evento para el miércoles 7 de marzo de 1973. Al respecto los profesores Luque Chambi y Lipa Sacaca detallan que los barrios Unión Putina, Huayna Putina y Wenceslao Molina, participan de este concurso. Unión Putina se alzó con el primer lugar haciéndose acreedor de un banderín y trofeo. Con el paso de los años, y debido a las características de la danza a finales de la década del 70, el conjunto de Wifalas del barrio Huayna Putina, decide participar por primera vez en el concurso de danzas autóctonas en honor a la virgen de la Candelaria en la ciudad de Puno, evento en la que genera expectativa hasta el día de hoy. En la actualidad como un reconocimiento a su preparación y presentación el ganador general del concurso de Wifalas, representa a Wifalas de San Antonio de Putina, en el concurso de danzas autóctonas que organiza la Federación Regional de Folklore y Cultura Puno, en honor a la Virgen de la Candelaria, siendo uno de los que genera mayor atención durante su presentación.

9


Los conjuntos de wifalas participantes en el concurso provincial y la festividad en honor a la Virgen de la Candelaria, con semanas de anticipación se preparan para participar de este evento. Como es costumbre, antes de cada acto es necesaria la licencia de la pachamama, la que se realiza a través de una t'inka que es entregada a la madre tierra a fin de que todo marche bien y no haya inconvenientes con el clima, o entre cada uno de sus miembros. La labor de los animadores, organizadores y presidentes es fundamental para dirigir a los integrantes de cada uno de los conjuntos, debido a que deben diseñar la conformación de filas, composición musical y las coreografías. Durante el día en determinados lugares de las periferias de la ciudad los conjuntos organizan sus coreografías, en la noche los salones comunales de cada uno de los barrios y centros poblados reciben a sus participantes para ensayar las canciones y ritmos que interpretarán durante su presentación. La antesala del concurso de wifalas, es el ensayo final en el estadio municipal y ch'alla que desarrollan los conjuntos, con uno o dos días de anticipación. Es común degustar los fiambres y ponches ofrecido por organizadores en cada lugar de ensayo.

En la actualidad se han fijado caracteres definidos de la wifala, tanto en su aspecto coreográfico como musical. Wifala es la bandera y es entonces una expresión

de

mayor

representatividad. El eufórico grito de ¡wifalay pukllay! durante la jallucha, marcan los pasos y movimientos bastante ágiles que manifiesta el vigor, entusiasmo y resistencia de los protagonistas, demostrando su alegría y el jolgorio de sus bailarines, expresan la algarabía y el júbilo de las fiestas propias del carnaval haciendo de la delicia del público asistente. Los músicos cambian de tonalidad, el ritmo se vuelve más suave la danza se convierte en una mezcla de coquetería, gracia, alegría y sensualidad, que las engalana. Mientras que la pollera multicolor y la montera se agitan al ritmo de los sones melódicos.

10


El grito de Wifay para el poblador andino a través del tiempo ha constituido como la voz de triunfo. Con los contorneos de los hombres y mujeres el Wichi Wichi y la bandera producen aires bastante alegres acompañados por las canciones de alegría, emoción y tristeza. Luego de un saludo de despedida el sonido de la jallucha vuelve a tonificar el espíritu de sus participantes que aceleran sus movimientos. En medio de un espectáculo colorido y vibrante, vestimentas multicolores, coqueteos femeninos y deslizamientos uniformes y acompasados, los danzantes nos hacen cómplices de sus alegrías penas y travesuras Concluida su participación los conjuntos se desplazan hacia la plaza de armas para participar de la parada, la población se ha volcado a la calle, mientras los danzantes varones y mujeres ataviados con trajes dan rienda suelta a su desbordante alegría.

LETRA LLIKLLA MONTERA

SOMBRERO PHULLU

WICHI WICHI

WICHI WICHI

VESTIMENTA MUJERES: Montera de cinta, juyuna, pollera de bayetilla o maranganí color libre faja o chumpi, Letra Lliklla tejida en pampa awa, Banderola blanca, wichiwichi y descalza.

JUYUNA

CHUMPI - FAJA

CAMISA BLANCA

HOMBRES: sombrero negro, saco negro, camisa blanca, pantalón blanco de maranganí y/o bayetilla, faja o chumpi, Letra lliklla tejida en pampa awa, wichiwichi y descalzo.

PANTALON BLANCO

MUSICOS: A igual que los danzarines y descalzos.

BANDERA BLANCA

SACO NEGRO

POLLERAS

PIES DESCALZOS

Aprobada en reunión de delegados de fecha 05 de febrero del 2018, para uso exclusivo de Wifala de San Antonio de Putina, Patrimonio Cultural de la Nación

11


Antiguamente el proceso inciaba con: El Rutuy, T'isay phushkay y Tiñiy. En la actualidad debido a la existencia de hilos y lanas industriales se obvia esta primera etapa pero las demás aún permanecen: Continuándose de la siguiente manera: 1.- Qhiwiy.- Consiste en envolver la madeja de lana en forma circular hasta lograr un compacto ovillo para dar paso a la siguiente actividad del proceso. 2.- K'antiy o Phushkay.- Los hilos son delicadamente preparados con la rueca para darles mayor fineza y resistencia. 3.- Allwiy.- Esta es la primera trama del tejido, para lo cual se utilizan cuatro estacas y dos palos horizontales, por donde la lana es estirada minuciosamente, tensando los hilos en el telar. 4.- Away.- Finalmente, este es el paso que exige el mayor grado de especialización. El proceso consiste en pasar los hilos de la urdimbre alternadamente por encima y por debajo de los hilos de la trama. Técnica Para el tejido se utiliza el pampa awana o “telar de piso” o telar de “cuatro estacas”, llamado así por la forma de construirlo, que es poniendo cuatro estacas en el suelo formando un rectángulo de la dimensión deseada. Diseño Guadalupe Quispe, artesana cuenta parte sobre la composición de los diseños en la letra lliklla y similares: Al borde se le denomina kiru, luego maki y guardan, a la línea le llaman sut'itun, al color de fondo le llaman pampan ace, al siguiente diseño suk'un La parte central se le llama letra o p'itay y la hacemos de acuerdo al estilo de punto cruz o letra gótica, luego de la pampa o color de fondo, sigue la guarda, acabando la costura o seray. Se puede hacer en dos o tres partes, la combinación depende del borde de la lliklla, en algunos casos empezamos en el color oscuro y acabamos en el claro o viceversa. P'itay es la calidad del acabado. En el phullo no es igual no tiene qiru solo maki El chumpi está compuesto por su kiru, color, qili, color y letra Mientras el Phullu consta de su maki, sombra, pampan y después de acabar reveteamos con borde de tela pana

Los colores tienen un significado que dan un mensaje sobre la intencionalidad del uso de la prenda de acuerdo a la ocasión o la persona que la lleva. En el caso de la artesanía putineña a lo largo de la historia prevalecen cinco tipos de sombras: Verde.- Pastos y puyas Rosado.- Flor de la papa Nogal.- Vicuña Azul.- Agua, cielo y flor de la thurpa Rojo.- Flor de Jallu jallu

12


Significado de las figuras.Las figuras representan todo tipo de seres, lugares geográficos y estelares, tales como aves, mamíferos, peces, insectos, cerros, montañas, lagunas, flores, plantas, estrellas, etc.; que de acuerdo a sus características y la representación se interpreta su mensaje.

Las monteras pasan a ser otro de los elementos importantes, originales y únicos entre los integrantes de la Wifala y rueda. La tapé montera confeccionada con cintas de importación son las más cotizadas y de mayor costo, según cuentan Adelaida Mamani de Chipana y Brígida Quenallata, artesanas dedicadas a la producción de esta prenda. La elaboración de las monteras inicia con la confección de la base con ch'illihua, seguida de las alas con sombreros reciclados y cubiertos con marangani de color negro y tela floreada en el reverso. Las alas que se ubican en ambos extremos de la montera son de cinta tapé floreada.

Recopilamos las composiciones de los 4 primeros conjuntos de cada serie.

Serie “A” Comunidades Serie “C”

13


Categoría “B” Barrios

Categoría “D”

Autores y compositores: José Vargas Gamarra Prof. Bonifacio Quispe Carita Prof. Victor Sueldo Figueroa Sr. Tiburcio Ticona mamani

14


Los pinkillos dentro de la cosmovisión andina, son de uso exclusivo en época de lluvia. El pinkillo de 6 orificios

El instrumento que acompaña al Pinkillo es el unu-

elaborado a base de chuqui

Kaja o "tambor que funciona con agua" . Este

especie de carrizo que se

instrumento inicialmente era elaborado en base a

extrae de la selva de Sandia,

arcilla el cual era obtenido de la zona de Huayllapata,

es un instrumento de viento,

luego de madera. Así, este pequeño tambor está

similar a la quena, que en su

forrado por ambos lados por cuero de cría de oveja.

parte superior cuentan con

En uno de sus lados lleva, pequeños palitos

un pitón (embocadura con

(obtenidos de la Quisuara) unidos entre sí por un

un corte a manera de

cordel, los cuales provocan un sonido especial del

clarinete)

Unu Kaja

Los Pututos.- Parte complementaria son elaboradas con cuernos de vacuno adaptados a manera de corneta. Inicialmente se usaban conchas marinas, a la ausencia de éstas fueron reemplazadas por los Pututos.

Barrio Libertad• Miraflores “Ay Waychu, waychu, waychu, waychu malawero…” es la copla que se oye desde el amanecer por las principales calles de la ciudad de Putina, iniciándose el recorrido de los madrugadores chiuchicos que conforman el waycho del carnaval. Esta comparsa que se conforma con cuanta persona quiere vivir intensamente los carnavales no necesita más que traje una “pintadita con crema (betún)” en el rostro, serpentina, mixtura, una copa de q'oñi (licor caliente) y a cantar se ha dicho, al ritmo de una estudiantina. Antiguamente se incluía un burro que era de utilidad cuando se sorprende a un vecino o amigo en la cama y luego de hacerlo montar al pollino haciendo que se integre a la comparsa de los chiuchicos. El grupo de los chiuchicos a lo largo de la mañana se irá incrementando conforme visiten cada vivienda, recorriendo calles y plazas de la ciudad, entonado coplas y canciones llenas de satirismo. Mientras realizan un breve descanso en la vivienda de cada vecino, los integrantes gastan bromas y recuerdan los pasajes más emotivos o alegres de los carnavales. El final del chiuchico por mucho tiempo fue la piscina municipal al cual se empujaba con toda su ropa, ahora esta costumbre ha sido reemplazada con enormes chorros de agua a su paso.

15


Arterias de la ciudad • Ramanapampa • Verbena pata • Plaza de armas

La raíz de su origen se pierde en los siglos antiguos e inmemoriales que se cubrieron de estampas hermosas y maravillosas leyendas que adquieren relieve dentro del acervo cultural de nuestra región, al respecto de su significado se tiene diversas teorías una que sería la imitación de aves que habitan en las alturas llamadas kio que aparecen en épocas de lluvias, la otra que representaría a la vicuña que pasta apaciblemente en las punas mientras el jañachu vigila y conduce la manada, y el pinkillo el dulce evocar de los vientos hélidos. En todo caso las damas representarían a las vicuñas los varones a los jañachus como en la actualidad se les conoce en la danza. La vida de esta especie habría impresionado tanto a los pobladores que crearon su propia danza y fundaron un sentimiento que surge frente a la intensa belleza de algo efímero. Son hipótesis que el tiempo les dio su razón. Poco se conserva de las tradiciones que han ido cambiando o se han perdido. Sin embargo los carnavales en Putina no han perdido su importancia, permite año tras año organizarse y danzar porque es la fiesta del pueblo. En la llamada o inicio de la rueda, cuando aún todavía pocos son los integrantes damas y varones que se trasladan por las calles y avenidas visitando a sus amigos y familiares invitándolos a danzar, la bandera con su flamear es la encargada de guiar, mientras las demás damas poco a poco engrosan la fila. La rueda va tomando cuerpo las mujeres muestran la alegría, las polleras giran al ritmo de los pinkillos y tambores por lo común, el baile comprende prolongadas y complejas secuencias coordinadas de reverencias saltos y carreras, los jañachos conducen y ponen orden en el grupo, ingresan a la plaza de armas formando columnas, luego de mostrar sus movimientos y danzar llegado el medio día se dirigirán a Ramana Pampa. Llegado a este lugar se dividen en grupos extienden el reboso donde cada uno de los participantes o miembros del grupo aportaran una determinada cantidad de dinero que luego será entregado a un grupo de responsables de adquirir el licor.. El jañachu y la bandera mayor luego de brindar algunas copas inician con su vuelta por el alrededor de Ramana pampa para luego dirigirse a Huayna Putina donde se proveerán de verbena En su recorrido se interpretan canciones que expresan un sentimiento en cada uno de los corazones de quienes bailan la rueda. Al llegar a verbena pata, los niños que desde muy temprano han salido a los cerros a recoger verbena, ofertan al primer cliente que se le presenta a la vista, entregándoles a cambio de algunas monedas un manojo de verbena. Luego de su retorno a la plaza de armas la rueda tiene su final con un juego de intercambio de golpes con la verbena, que marca el final de la danza.

16


Plaza de armas

Es la danza regional declarada Patrimonio cultural de la Nación, que se ejecuta también en esta provincia como parte de los prolongados, diversos y auténticos carnavales putineños. Esta representación se inspira en el cortejo del amor, "que evoluciona según una serie de pasos en general discretos y elegantes, con el acompañamiento de la formación musical conocida como Estudiantina", como dice la resolución que eleva a esta danza bella y vistosa a la categoría. En esta danza predomina un solo paso coreográfico y las medias vueltas, aunque también las parejas hacen círculos cogidos por la cintura y un túnel elaborado con los pañuelos. Y la pandilla así remite a sus herencias europeas: a la cuadrilla española y del minué francés, especifican José Oregón Morales y Eva Cosset en su libro Danzas nativas del Perú (2001). Esos pasos coreográficos son llamados figuras o mudanzas y en ellas prima la elegancia en la relación, siempre discreta, de las parejas, cambiándose de coreografía con el grito “esas parejitas aura”. Las comparsas de pandillas, conformadas en barrios y centros culturales, luego de concentrarse en sus locales comunales o la vivienda de unos de los alferados ingresan a la plaza de armas para participar en el concurso de pandillas. Esta fecha coincide con la celebración de Jesús Nazareno al cual también hace memoria una de las agrupaciones de pandillas. De esta manera en medido de cánticos de remembranza, alegría y hasta sarcasmo se va anunciando el final de los carnavales en la ciudad de la aguas termomedicínales, quedando en el recuerdo el haber departido su gastronomía, sus alegres danzas, sus cantos, coplas y lo más importante el calor de su gente.

17


Las poblaciones del Perú profundo, a pesar de los nuevos patrones de consumo y alimentación que inunda su mente a través de los diferentes medios, aún mantiene arraigada sus costumbres respecto a su alimentación y exclusivamente en épocas de fiesta y celebración como es el carnaval. Carnaval chico o Pilichakuy El 20 de enero, fiesta de San Sebastián, desde muy temprano, los comuneros salen a ver como se formarán las nubes para interpretar si será un año productivo o no “Machu lloksimusqa ashqha kargayuk El viejo salió con bastante carga”, dicen algunos años con bastante esperanza.. En esta fecha considerada “hatun p'unchay” o dia grande, se sirven los deliciosos queso caldos y fiambres preparados con “papas nuevas”, ofrecida por la pachamama. Es tiempo del Pilichay dicen, época de cambio, inicio del carnaval, cuando la madre tierra se viste de una variedad de colores para entregar a sus hijos lo mejor de su producción. Pablo Quispe Quispe, comunero de San Juan de Caya caya, cuenta que el queso caldo se prepara para que todo o para que vaya marche bien “echamos un poco de queso caldo al piso, así iniciamos la ch'alla de los apus en San Sebastián, para que nuestro ganado nuestra chacra, esté bien, nunca se olvida a nuestra pachamama” señala. “El queso caldo preparamos con un agua, leche, chikchipa, queso, pan quebrada y sal algunos le ponen aderezo un poco de aji , acompañado con papa nueva para disfrutar de la nueva producción”, agrega el comunero. “En el cerro a las 12 del mediodia en punto se sirve el fiambre, preparado con mote, papa nueva, chuño, carne y todo el cariño que tiene el alferado de la fecha”, cuenta Pablo Quispe Quispe. Tiempo de empanadas, pillys y sink'ayus El calendario gastronómico continua, durante la celebración de la feria de alasitas y día central de la festividad en honor a la virgen de la candelaria, el parque Ramana, es el punto de concentración de personas que expenden empanadas de queso y empanadas de q'ispiño con queso, algunas en miniatura, relacionándola con la celebración. Raudamente en este día, el visitante también puede conseguir pillys y sink'ayus, recogidos de las cumbres de los cerros aledaños a las comunidades. La demanda de estos vegetales es alta debido a su escasa venta.

18


El fiambre para el ensayo Conforme transcurren los días previos al carnaval, los barrios, comunidades y centros poblados de Putina se reúnen junto a sus organizadores, capitanes y alferados para ensayar la Wifala, declarada Patrimonio Cultural de la Nación. Las explanadas aledañas a la ciudad, se convierten en campos de diseño de coreografías y composición de cantos y coplas del carnaval, perfeccionado a través de intensos ensayos que duran todo el día. El esfuerzo es recompensado con el fiambre preparado por las comisiones previamente designadas, papa, chuño, mote, carne fresca y deliciosos ajíes son extendidos en la mitad del campo de ensayo para departir el buffet andino. Membrillo, zarza de sardina y dulce de q'uku duraznos en la rueda Durante la rueda, considerada una danza de integración y que se baila los días jueves, viernes y sábado, también tiene lo suyo respecto a los potajes y dulces que engalanan las mesas putineñas, durante el carnaval. La rueda se inicia con la llamada que es la concentración de danzantes, damas vestidas con su cinta polleras, guiados por jañachus, ejecutan movimientos circulares bastante alegres, acompasados al son de pinkillus y tarolas recorren las calles de la ciudad, retratando la vivencia de la vicuña que pasta en las cumbres de esta provincia. Durante su trayecto visitan las viviendas de amigos y vecinos quienes en agradecimiento y reciprocidad entregan bebidas y las frutas conocidas como membrillos. Al llegar a Ramana Pampa, luego de aportar su apoyo económico para adquirir alimentos y bebidas para los músicos y danzantes, los partícipes regresan a sus domicilios, según cuentan que aún en algunas familias se practica el consumo de una ensalada preparada a base de sardina, queso cebolla y papa nueva, acompañados de un dulce preparado a base de durazno traído de los valles de Sandia. De esta manera los pobladores putineños, coinciden la celebración del carnaval con su cultura gastronómica que está relacionada con el ciclo agrícola. Al finalizar el carnaval se da inicio a otra época, la satisfacción de un pueblo queda por haber mostrado y entregado una vez más, lo mejor de sí, en nombre de sus tradiciones y su cultura.

19


Revista carnaval putineño 2018  

Actividades e importancia de la Wifala de San Antonio de Putina, Patrimonio Cultural de la Nación

Revista carnaval putineño 2018  

Actividades e importancia de la Wifala de San Antonio de Putina, Patrimonio Cultural de la Nación

Advertisement