Page 1

Lagrimas de Ausencia

1


Lagrimas de Ausencia

LAGRIMAS DE AUSENCIA Cristina - Edward

2


Lagrimas de Ausencia

3


Lagrimas de Ausencia

Eres lo mas bello que me ha pasado en el mundo, sin ti no podria seguir Edward. Ximena Cardenas

Cristina - Edward

4


Lagrimas de Ausencia

5


Lagrimas de Ausencia

La editorial que comprara y reproducira esta ejemplar sera NORMA. Apoya la compra de libros y no lo fotocopies

Cristina - Edward

6


Lagrimas de Ausencia

7


Lagrimas de Ausencia

Querida cristina, acabo de hallar esta hoja de papel cuyas líneas hambrientas anhelan devorar la tinta que contiene este infortunado plumero con la intención de manifestar los más arraigados impulsos y las más intensas emociones que en un ser humano se puede generar a causa de otro quien se ha adueñado con ímpetu de cada una de las dimensiones pertenecientes a aquel que ya no se exaspera por el estado propio mas que en el de el otro ser, quien vive sumergido en sus pensamientos aun a la hora de de reclinar la cabeza sobre un confortable almohadón cuando aquel astro luminoso lo ordena. ahora solo deseo entrecruzar mis brazos con los tuyos y pedirte con mirada fija, ojos lagrime antes y llenos de vulnerabilidad que esperes por mi... si! ha llegado la hora de mi partida, perdona que deba decírtelo de esta manera poco sensible pero las inesperadas circunstancias me obligan a hacerlo. jamás imaginé que nos separaríamos tan pronto. lo que hemos vivido es lo más bello y eufórico que nunca sentí. es increíble como dos seres obsequian Cristina - Edward

8


Lagrimas de Ausencia

mutuamente la envoltura de su sustancia incorpórea a la disposición de aquel en quien ciegamente ha confiado e intenta con todo tipo de métodos en su mente recursiva, la mejor alternativa para complacer al otro que ya no es simplemente otro, sino él mismo. determinan de antemano la inexistencia de cualquier tipo de consecuencias, consecuencia que hoy afloran debido a la rienda suelta que le otorgamos a nuestro desmedido amor. Hoy debo decirte adiós, pero esperaré con ansias el momento en que el reloj marque la hora del reencuentro, reencuentro que esperaré apartar de este momento. Te abraza fuertemente: Edwar Cristina leía una y otra vez las últimas palabras que le dirigió su único y clandestino amor, cuya dolorosa separación fue propiciada a causa de los padres de Eduarda , quienes al enterarse consideraron esto como una relación ilícita debido a los niveles sociales tan distantes entre ambos. sentada frente la ventana, lagrimas brotaban de los ojos de esta joven con alma hecha trizas, ojos tan grandes con forma nuez y en una coloración azul 9


Lagrimas de Ausencia

grisácea, su dorada y lacia cabellera estremecida por una suave brisa, su piel bronceada y manos ajadas debido al extenuante trabajo en el campo, sin embargo, su belleza indomable, digna de adulación. conoció a Edwar en “ el lugar secreto” llamado así por ellos debido a que nadie más tenía conocimiento de aquel espacio florido, solo ellos dos. pues era un sitio mágico y reluciente rodeado de árboles frutales, pajarillos entonando exóticas melodías al unísono, mariposas de múltiples tonalidades que se posaban en el hombro y recibían una caricia humana. pero el atractivo más brillante y asombroso era sin duda alguna, aquel tranquilo manantial de aguas diáfanas y puras en el que solo se respiraba frescura y serenidad, rocas blancas de gran longitud y pececillos que se mostraban siempre alegres. en definitiva era el sitio idóneo para vivir su idilio de amor con Edward, de hecho, fue justamente allí en el que ambos dieron rienda suelta a su desenfrenada pasión, y eso, cristina jamás lo apartaría de su memoria, pues esto ahondaba su recuerdo una y otra vez con cada Cristina - Edward

10


Lagrimas de Ausencia

detalle, cada gesto y cada palabra. ese día empezaron con n beso sutil en medio de las muchas aguas mientras disfrutaban de la parte vespertina del día, las caricias se tornaron cada vez más numerosas y los labios se entrelazaban cada vez con mayor intensidad. cristina se detuvo por instante, colocó su mano en el pecho de edward retirándolo un poco. tengo miedo -profirió cristina cabizbaja.- no sé si quiera hacer esto. a que le temes -replicó Edward mientras levantaba la mirada de cristina con su amaño en el mentón de ella- prometo no hacerte daño. se miraron fijamente. aun no conozco hombre y no sé que pueda pasar más adelante. Eduard acaricio suavemente el hombro de cristina y le dijo, si no quieres no pasará, pero conmigo estarás a salvo porque te amo. Cristina entendió en aquel instante que estaba dispuesta a darlo todo por aquel amor y simplemente pronunció - quiero y lo deseo. cerró sus ojos y ambos se despojaron pronto de sus vestiduras, dando a 11


Lagrimas de Ausencia

conocer recíprocamente no solo sus envolturas sino también sus más profundos sentimientos. Edward deslizó suavemente sus labios sobre aquellos pechos virginales mientras se entregaban el uno al otro con gran delicadeza disfrutando de la armonía de aquel lugar. ese día, al caer el crepúsculo, estos enamorados, estaban mas enceguecidos por su amor que nunca antes. pero ahora solo quedaban recuerdos, y aun con la mirada perdida en la lejanía, los ojos de Cristina proclamaban una espera y una lucha incesante por algún día volver a estar en brazos de su único y gran amor.

FIN Cristina - Edward

12

cuento amor y lagrimas  

un trabajo elaborado en el programaindesing. libro con portada y demás paginas de descripción. una historia precisamente de amor y sufrimien...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you