Page 1

CAPITULO IV. ASERTIVIDAD Este es el último de los cuatro términos que comprende el módulo del poder. En realidad, agresión, sumisión asertividad y poder, constituyen una unidad donde cada uno de ellos no se puede comprender satisfactoriamente si no es en interrelación con los demás. La presentación que hemos hecho, en cuatro términos, tiene solamente un objetivo didáctico. 1. DEFINICION Hemos presentado cinco acepciones del término: asertividad defensiva, asertividad recíproca, asertividad como lenguaje, como modelo y como sistema. Solamente recordaremos la asertividad propiamente dicha o recíproca, cuya definición reza: "Asertividad denomina el equilibrio, en el seno de la relación de poder, entre la agresión y la sumisión, a través de la cual ambos sujetos se defienden, respetan y dialogan o negocian”. II. LENGUAJE A. ETIMOLOGIA. Asertividad no es aún un término castellano aceptado, pero cumple con los requerimientos de la Real Academia de la Lengua para serlo; Nosotros lo hemos tomado de una traducción directa del término inglés Assertiveness. Assertiveness: procede de una raíz latina "serere" que significa enlazar, juntar, ligar. En castellano figuran, dentro de esta familia de términos, aserto, aserción, asertivo y asertorio. Son términos poco frecuentemente utilizados hasta hoy. Palabras que derivan de la misma raíz son desierto, sermón, insertar, disertar. Todas contienen el mismo espíritu de reunir, de integrar, de la raíz "serere".

1


B. SINONIMIA. Algunos términos sinónimos con el concepto de asertividad, son los siguientes: Activo

congruente

expresivo

responsable

honesto

adecuado

creativo

flexible

seguro

tolerante

auténtico

capaz

confiable

determinado vital

directo

efectivo

vigoroso

integrado

independiente

C. RELACION CON OTROS TERMINOS DEL LENGUAJE DE LA ASERTIVIDAD. Ya hemos visto las relaciones de asertividad con agresión, sumisión y poder. Nos queda por relacionarlo con amor y operatividad. La asertividad es contrastante con el amor en que es racional, mientras que el amor es emocional. Pero tienen cosas en común, puesto que ambos implican la libertad y la igualdad. El buen camino para una relación de amor es comenzar por una relación asertiva. Si en la relación de amor no hay una relación asertiva, y en su lugar una relación de poder agresivo-sumisa, la relación de amor se daña y desaparece. Lo hemos visto al discutir machismo. La operatividad tiene mucho de común con la asertividad. Ambas son racionales y en ambas lo emocional está controlado. Ambas implican una libertad y una igualdad básicas, y una negociación que en la operatividad se concreta bajo forma de un contrato. La diferencia está en que el campo de la asertividad es la persona, el individuo, con sus sentimientos e intereses, mientras que el campo de la operatividad es la relación del individuo con las cosas, o con las personas como cosas. A veces es difícil distinguirlas en las relaciones humanas. En cambio, esta distinción se hace fácil y contrastante en el campo de la empresa. Dado que ésta está centrada en la operatividad, la eficiencia, los resulte dos y el cumplimiento de objetivos, un exceso de asertividad egocéntrica, donde la

2


persona dedica sus energías en lugar de adecuarse a la autoridad para realizar su trabajo, es dañina para el cumplimiento de los objetivos; y esa persona suele ser separada de su cargo.

III. HISTORIA DE LA ASERTIVIDAD Los autores que escriben la historia de la asertividad señalan sus comienzos a partir del libro de Salter, publicado en 1949 titulado Conditioned Reflex Therapy

donde

enfatiza

los

conceptos

de

"excitation"

(equivalente

a

asertividad) e "inhibition" (equivalente a sumisión). Los que dan a la asertividad este punto de partida se limitan a las escuelas conductistas. En nuestra forma holística de tratar la asertividad, un antecedente fundamental proviene de las escuelas psicologistas y es el de Alfred Adler, con su descripción de la lucha por la superioridad (agresión) y el complejo de inferioridad (sumisión). Veremos más a fondo esa relación con Adler en el capítulo de la integración. Los autores del Entrenamiento Asertivo (que hemos adjetivado Defensivo) citan también a Wolpe, con su terapia de inhibición recíproca para controlar la ansiedad y también a Lazarus. El comienzo de la escuela del Entrenamiento Asertivo tiene lugar en 1970 en que Alberti y Emmons publicaron su libro titulado "Your perfect right" (Tu perfecto derecho) donde identificaron los tres términos básicos de agresión, sumisión y, asertividad. Este libro realmente fundó una escuela que tuvo y tiene gran auge en los Estados Unidos. Pero parece haberse agotado en su crecimiento, porque en 1983, a pesar de su gran desarrollo práctico no ha crecido como doctrina y se están publicando pocos trabajos más sobre el tema. Pero a partir de los años setenta sí, se publicaron muchos títulos, centrados en la problemática de la mujer, de los niños y de toda otra

3


situación de sumisión como ser los alcohólicos y las minorías raciales (negros, latinos y asiáticos en los Estados Unidos). Nosotros tomamos el tema en 1979 y aún reconociendo la enorme validez de los tres términos les comprobamos algunas limitaciones. Repetiremos brevemente nuestros desarrollos posteriores. En primer lugar, el Entrenamiento, al ayudar a ejercer los legítimos derechos de una persona, corría el riesgo de ignorar los derechos de los demás. En la segunda etapa, agregamos los conceptos de defenderse, respetar y negociar. En la tercera etapa formamos el triángulo de la convivencia, con los términos de amor, poder y operatividad. En la cuarta etapa, el módulo de la totalidad, con el cuerpo, las relaciones humanas, la psicología, los valores y la trascendencia De esta manera completamos nuestro Sistema de la Asertividad, que consta de 14 términos fundamentales a través de los cuales aspiramos a comprender el ser humano en todas sus manifestaciones. Gracias a ellos podemos comprender al ser humano normal, al patológico y podemos lograr una serie de recursos terapéuticos para re sol ver sus problemas. Este es, desde nuestro punto de vista, el Sistema de la Asertividad que hemos desarrollado a partir de 1970 hasta 1983.

IV. FORMAS DE LA ASERTIVIDAD Ya han sido mencionadas. Podemos dividir a la asertl vidad en la centrada en el defenderse, en el respetar y en el negociar o dialogar. La primera puede denominarse también En trenamiento/ Asertivo Defensivo, o Asertividad egocéntrica. Su extre mo es el egoísmo. La segunda puede denominarse Entrenamiento Asertivo centrado en el otro, o altrocéntrico. Su extremo es el altruísmo.

4


A la tercera podemos denominarla centrada en el nosotros. Previamente es necesario recordar que los tres son asertivos, es decir que los tres se defienden, respetan y negocian. Pero cada una pone el acento, la predominancia, en uno solo de los términos. Finalmente describiremos la asertividad imposible. A. ASERTIVVIDAD EGOCENTRICA O DEFENSIVA. Los derechos humanos universales son los que conciernen a cualquier persona por el solo hecho de existir. Cuando, en la definición de amor comenzamos por establecer que se trata de dos o más seres "fundamentalmente iguales" estamos afirmando que ambos gozan de los mismos derechos universales y los mismos derechos asertivos. Los derechos asertivos contemplan a la otra persona sin lesionarla, pero también sin tenerla demasiado en cuenta, lo cual es el carácter de la asertividad egocéntrica. Una de las formas de la asertividad egocéntrica es la sobreasertividad. Asertividad egocéntrica, egoísmo y sobreasertividad son limítrofes con la agresividad. La asertividad egocéntrica es característica del niño. Cuando llega a la adolescencia avanza más en el campo de la afirmación de sí mismo y se convierte en su rebeldía característica. La sobreasertividad o casi agresividad es ejemplificada en el decálogo de Smith, que figura en la pág. 11 de la primera parte. B. ASERTVIDAD CENTRADA EN EL OTRO O ALTROCENTRICA. Toma especialmente en consideración al otro. El otro goza de los mismos derechos universales, asertivos, relativos al rol y finalmente contractuales. Es característica del maestro, del padre, del dueño de casa con respecto a sus huéspedes, del adulto frente a los niños. Algunos

términos

característicos

de

la

Asertividad

altrocéntrica

son

5


tolerancia, prudencia, discresión. También educación, atención, gentileza y urbanidad. Estos últimos términos sugieren el conocimiento del ritual social. Ello tiende a confirmar lo propuesto por Lorenz, según el cual los rituales, tanto en los animales como en el hombre, son conductas sociales, instintivas o aprendidas,

que

demuestran

que

la

persona

que

las

ejerce

declara

públicamente, a través de su conducta, que controla cualquier clase de intenciones agresivas. C. ASERTIVIDAD CENTRADA EN EL NOSOTROS. Es el que tiene centrado su foco en la relación, en la unidad. El nosotros es aquí más trascendente que el yo y que el tú. Es el punto de partida desde el cual la asertividad se prolonga con los dos vértices restantes del triángulo de la convivencia, el amor, que prolonga el diálogo, y la operatividad, que prolonga la negociación. Uniendo todos estos términos podemos construir una secuencia que va desde la agresión hasta la sumisión: Agresión Egoísmo Sobreasertividad Asertividad egocéntrica Negociación Operatividad Diálogo

Amor

Asertividad altrocéntrica Subaserevidad Altruismo Sumisión.

D. ASERTIVIDAD IMPOSIBLE. ¿Qué asertividad podemos usar en defensa propia cuando estamos en la selva frente a un animal carnicero y hambriento? ¿O cuando pisamos, sin darnos cuenta, una serpiente? ¿O cuando nos asalta un delincuente? ¿O con un manipulador que desde hace tiempo viene preparándonos una trampa? ¿Que asertividad podemos tener frente a la muerte? ¿O frente a una

6


enfermedad grave? No se puede alentar la esperanza de que la asertividad sea un recurso mágico, un truco, para resolver milagrosamente todas las situaciones que se nos presenten, y en ese preciso momento. A veces, cuando queremos ser asertivos, ya es demasiado tarde. Por eso hay dos primeras respuestas para algunas, aunque no para todas, las asertividades imposibles. Una de ellas es la prevención y la otra la evitación. La mejor manera de ser asertivo, frente a un animal carnicero de la selva, es no ir a la selva. O ir con armas, o debidamente acompañado. O ir a alguna selva donde no haya animales carniceros. La manera de evitar la picadura de una serpiente es no concurrir a los lugares donde las haya. O mirar cuidadosamente donde pisamos. O usar botas altas. O estar provistos de suero antiofídico. La manera asertiva de actuar frente a los delincuentes es no concurrir a lugares solitarios. O entregarles inmediatamente lo que nos exigen. Porque más vale la vida que la bolsa. Frente a los manipuladores la prevención consiste en ser muy cautelosos en las relaciones que frecuentamos. O saber que existe la seducción. O pedir informes de todas aquellas personas que nos proponen cualquier clase de negocios. O leer libros como "El arte de manipular" para aprender que engaños pueden acechamos y no ceder a la tentación de practicarlos nosotros mismos.

7

Asertividad  

hola

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you