Page 1

EL OSO PANDA: Símbolo de la conservación de la naturaleza

ORIGEN

Encontrar el origen de los osos panda ha pasado por multiples controversias, son considerados como únicos representantes de sendas familias monoespecíficas; la de los ailuropódidos (para el oso panda) y la de los ailúridos (para el panda rojo). Hasta hace poco, el oso panda todavía se clasificaba dentro de los prociónidos, en una subfamilia que compartía con el panda roja (los ailurinos). Esta suposición se basaba en diferentes interpretaciones de sus características morfológicas, sobre todo de la surgidas a raíz de la gran especialización de ambas especies en la alimentación de bambú, destacando sobre todo el llamado “sexo dedo”, muy útil para arrancar las hojas de los tallos. Sin embargo, complejos estudios modernos, que incluyen la hibridación del ADN, han demostrado que se trata de una convergencia evolutiva, es decir, de una coincidencia debida a la adaptación a un entorno concreto, habiendo llegado ambos animales a la misma solución pero por caminos distintos.

Taxonomía Mucho se ha discutido sobre la situación taxonómica del panda, sobre todo en relación con el panda rojo, y la conclusión podría ser la que indica su nombre común: oso panda. En efecto, se ha comprobado que el también llamado panda gigante es un oso, dando así la razón al primer occidental que vio uno, el naturalista francés Armand David


EL OSO PANDA: Símbolo de la conservación de la naturaleza Nombre Científico: Ailuropoda melanoleuca Familia: Úrsidos Orden: Carnívoros Clase: Mamíferos Identificación: Pelaje blanco, que contrasta con el negro de las patas, pies, hombros, orejas, nariz y manchas oculares. Tamaño: Longitud cabeza-cuerpo, 1,2-1,5 m, altura en la cruz: 75-95 cm; longitud de la cola: 13 cm. Peso: 75-160 kg. Distribución: Zonas montañosas del centro de China. Antiguamente ocupaba una gran área de China, pero hoy su distribución ha quedado reducida a seis pequeñas poblaciones, aisladas y en recesión: sumándolas todas, no supera en mucho el millar de ejemplares. Reproducción: Por lo general un cachorro o dos por camada (raramente tres) tras una gestación de 14 a 23 semanas (con implantación diferida). La madurez sexual se alcanza aproximadamente a los 6 ó 7 años

Hábitat Bosques fríos y húmedos de alta montaña con árboles de bambú. Su último refugio es el centro de China, el oso panda ocupa zonas forestales montañosas. Su área de campeo se sitúa en la alta montaña, donde no llegan los cultivos. Se encuentra habitualmente por encima de los 1.500 m de altitud, pudiendo acercare a los 4.000 m, si bien en invierno las intensas nevadas lo hacen descender hasta los 1.000 m, incluso puede que algo más abajo. Muestra preferencia por las zonas con abundante follaje, entre el que pueda ocultarse bien y sentirse seguro.

De carnívoro a vegetariano El oso panda es un carnívoro, pero ha sufrido una readaptación drástica (como sus poderosos molares o su sexto dedo) para poder sobrevivir sólo con hojas de bambú. Suele acercar el tallo con una pata delantera para, con la otra, mondarlo arrancando varias hojas, reunirlas y morderlas juntas. Pese a estas adaptaciones, su sistema digestivo sigue siendo de carnívoro, por lo que sólo puede digerir un 17% de la materia que ingiere, mucho menos que los herbívoros normales y, sobre todo, que los rumiantes, que llegan a digerir el 80%. Ello, unido al poco valor nutritivo del vegetal comparado con cualquier dieta de carnívoro, hace que tenga que ingerir grandes cantidades de bambú. Los machos adultos, que son mayores que las hembras, pueden llegar a ingerir hasta 18 kg diarios para cubrir sus necesidades energéticas


EL OSO PANDA: Un animal que necesita libertad

Los cazadores de panda se reconvirtieron (y multiplicaron) porque el animal tenía más valor vivo que muerto. Pero el hecho de que no los mataran a tiros no salvaba necesariamente la vida del panda, ya que los cuidadores no conocían sus necesidades, de manera que la mitad moría sin haber cumplido 5 años, es decir, antes siquiera de alcanzar la madurez sexual. El pretexto para proseguir esta campaña sin saber las repercusiones que podía tener en la población natural era que primero había que criar para luego poder repoblar. Pero desde el principio esto no funcionó: nunca se ha repoblado zona alguna y, sin embargo, se siguen manteniendo en cautividad y se capturan más. Hoy en día, de cada 10 panda vivos, uno está encerrado. El primer problema es que la hembra es fértil muy pocos días al año y, sin su clima habitual, puede ver alterado su ciclo. Esto incluso dificulta la inseminación artificial. Además, los machos en cautividad se muestran indiferentes ante las hembras; parece que esto se debe a un exceso de peso y a la falta de competencia. Sea como fuere, el caso es que sin libertad apenas hay reproducción. Y los pocos que nacen en cautividad (en más de 60 años se ha conseguido poco más de una docena de nacimientos) tienen una supervivencia bajísima: en los últimos 30 años casi un 60% ha muerto antes de cumplir el primer año. La clave del éxito está en descubrir por qué los cachorros se mueren en cautividad, mientras que en libertad salen adelante sin mayores problemas. Así, una de las claves para la supervivencia de la especie es conocer los requerimientos de las poblaciones salvajes. Sin embargo, otros expertos concluyen que para salvar al panda lo que hay que hacer son menos exhibiciones, menos cautividad y más medidas de protección para los que quedan en libertad.

Tráfico ilegal La caza furtiva de pandas todavía tiene lugar. Incluso en menores niveles, esta actividad puede tener graves consecuencias para esta especie amenazada. En los últimos años, se han confiscado varias pieles de panda destinadas al comercio, pero hay muy poca información sobre la dinámica y la dimensión de este mercado. Otra amenaza que enfrentan estos animales es que son heridos o mueren accidentalmente en trampas y cepos puestos para otros animales tales como los renos y los osos negros.

Desaparición del bambú La desaparición del bambú es un fenómeno natural que ocurre cada 15 a 120 años según el tipo de bambú. Una vez que muere el bambú puede tardar un año hasta que vuelva a regenerarse la semilla, y hasta 20 años hasta que una plantación pueda alimentar a una población de panda gigante. Este fenómeno puede haber ayudado a la dispersión de los pandas gigantes en el pasado, cuando estos migraban en busca de otras especies de bambú. Pero ahora los asentamientos humanos forman una barrera que frena la migración de los pandas.


No se quiere lo que no se conoce. . .

CONOCIENDO AL PANDA Los cazadores de panda se reconvirtieron (y multiplicaron) porque el animal tenía más valor vivo que muerto. Pero el hecho de que no los mataran a tiros no salvaba necesariamente la vida del panda, ya que los cuidadores no conocían sus necesidades, de manera que la mitad moría sin haber cumplido 5 años, es decir, antes siquiera de alcanzar la madurez sexual. El pretexto para proseguir esta campaña sin saber las repercusiones que podía tener en la población natural era que primero había que criar para luego poder repoblar. Pero desde el principio esto no funcionó: nunca se ha repoblado zona alguna y, sin embargo, se siguen manteniendo en cautividad y se capturan más. Hoy en día, de cada 10 panda vivos, uno está encerrado. El primer problema es que la hembra es fértil muy pocos días al año y, sin su clima habitual, puede ver alterado su ciclo. Esto incluso dificulta la inseminación artificial. Además, los machos en cautividad se muestran indiferentes ante las hembras; parece que esto se debe a un exceso de peso y a la falta de competencia. Sea como fuere, el caso es que sin libertad apenas hay reproducción. Y los pocos que nacen en cautividad (en más de 60 años se ha conseguido poco más de una docena de nacimientos) tienen una supervivencia bajísima: en los últimos 30 años casi un 60% ha muerto antes de cumplir el primer año. La clave del éxito está en descubrir por qué los cachorros se mueren en cautividad, mientras que en libertad salen adelante sin mayores problemas. Así, una de las claves para la supervivencia de la especie es conocer los requerimientos de las poblaciones salvajes. Sin embargo, otros expertos concluyen que para salvar al panda lo que hay que hacer son menos exhibiciones, menos cautividad y más medidas de protección para los que quedan en libertad. Los pandas son animales solitarios y tranquilos, se comunican muy frecuentemente, la mayoría a través de vocalizaciones y marcados acentos. A veces presenta un comportamiento feroz y en momentos de combate logra herir mortalmente a su contrincante. Su medio es terrestre. Vive en China occidental y en las montañas cercanas al Tíbet. Habita en los densos bosques de bambú del centro de China, a altitudes que oscilan entre los 1, 500 y los 3, 000 metros; también habita en los Montes del Himalaya, donde existe un clima húmedo-frío, con abundante vegetación, sobre todo bambú. Como el lugar donde habita pertenece a un clima de templado a frío extremo, la luz que llega es inclinada, por lo que son más largas las noches que los días.La temperatura alcanza de los 20°C a los -5°C en lugares fríos y húmedos Es una especie que se encuentra en peligro a causa de la destrucción de su hábitat.Su desaparición es casi inminente, pues a pesar de que algunos de ellos han sido criados en cautiverio durante muchos años, no se ha logrado que se reproduzcan con rapidez. Los pandas tienen una taza reproductiva baja y las poblaciones pueden necesitar un buen tiempo para recuperarse si sus individuos son asesinados. Al oso panda se le considera como un negocio que deja mucha fortuna, por su piel y su venta a zoológicos. Aunado a esto, no es fácil que se reproduzcan ya que prefieren comer que aparearse. Sólo quedan 1000 ejemplares en todo el mundo.


Qué esperanzas tienen de sobrevivir? Según estadísticas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), este animal es una de las especies que ya se encuentran en extinción en todo nuestro planeta, en realidad, estas llegan a mil especies dentro de todo el orbe; y además, hay unas 17, 000 que se encuentran seriamente dañadas.

Debido a la civilización y a la expansión del ser humano sobre nuestro planeta, el oso panda se está quedando sin hábitat. Este ha tratado de adaptarse al medio actual, cambiando su conducta y también su forma de vida, pero su desaparición es prácticamente inminente. Así, su pulgar oponible (en su caso, es un sexto dedo) le ha permitido deshojar los tallos de bambú con mucha facilidad, pero a causa de la destrucción de su hábitat no tiene muchas posibilidades. De hecho, algunos de estos han sido criados en cautiverio para poder preservar su especie, sin embargo, no se ha logrado que puedan reproducirse con rapidez. En realidad, esto ni siquiera ocurre en la naturaleza, donde en estado silvestre tienen una taza baja de reproducción y además, necesitan un buen tiempo para recuperarse si ven a su congénere siendo asesinado. A decir verdad, el apareamiento de esta especie tiene lugar durante la época primaveral y las crías nacen a finales del invierno, así la hembra pare entre uno o dos oseznos, los que llegan a su madurez sexual a partir de los cuatro y diez años Esta también es otra de las causas para su extinción, puesto que la piel y el oso mismo en si son considerados como un buen negocio, es decir que venderlos a los zoológicos es lucrativo. Así, cuando llegan a lugares protegidos, los osos pandas prefieren comer en vez de aparearse, por lo que en el mundo solo quedan unos 1000 de estos ejemplares Por todas estas razones y muchas que seguro se te vendran a la cabeza, todas las personas concientes de esto, debemos participar en campañas de concientización que son dirigidas a la población en donde se apela a la preservación del oso panda. La confección de sitios como éste, que nos informen acerca de la dieta, del cuidado de su hábitat y las sanciones en las que incurrirían las personas que violasen las normas de seguridad del animal son también opciones para dejar en claro cuan en peligro se encuentra la especie que va en camino de no ser conocida por las futuras generaciones.


EL OSO PANDA: *El desarrollo de proyectos comunitarios para ayudar a la gente a convivir de forma sostenible con los pandas ha sido muy positivo.�

...Pero aĂşn queda trabajo por hacer

Webliografia www.zonacatastrofica.com/el-oso-panda www.conciencia-animal.cl html:\\rincondelvago.com www.un.org/spanish/works lastresyuncuarto.wordpress.com


Elaborado por: HUAYTA CURO, JENNY GABRIELA jhuaytac@yahoo.es Tacna - Perú

MISION OSO  

Una re vista que pretende sensiblizar los corazones de los seres humanos