Issuu on Google+

Si un grupo de personas que se organiza en tan solo unas semanas, sin cobrar un duro, proporcionando servicios REALES a la comunidad y escuchando cada propuesta realizada es capaz de mantenerse unido, ser honrado, informar y autogestionarse, ¿QUÉ HACEMOS PAGANDO A UNOS MEQUETREFES QUE HAN DECIDIDO SENTARSE EN SUS SILLONES Y NO DIGNARSE A MOVER EL CULO CUANDO ALGO VA MAL?.
He visto como el pueblo ha puesta a prueba unas leyes anticuadas basadas en una transición aún por finalizar, estoy orgullosa de todo lo que estamos haciendo, por nosotros y por los que vendrán.
Creo que estamos haciendo historia solo espero que nos permitan escribir un futuro mejor para todos

Santander se ha unido para expresarse en la Plaza de la Porticada, y digo Santander no tal o cual colectivo, asociación o grupo. He visto gente que sabía que iba a ver allí, pero muchos otros que ni se me pasaba por al cabeza, cayendo en el prejuicio de tacharlos de derechas. Pero este movimiento no entiende de partidos políticos, de nacionalidades, edad, sexo o de cualquier otro rasgo que pueda caracterizar a un grupo a excepción un rasgo fundamental: el sentido común.
En las aplazas se está haciendo una labor que le compete al gobierno y es preguntarle al pueblo qué es lo que quieren hacer o qué es lo que quieren cambiar


segunda parte del control