Page 1

“Más que un Carpintero” – Josh McDowell Jhonmer Domínguez 1. ¿Qué hace a Jesús tan diferente? Jesús afirmó ser Dios. Jesucristo es Nombre + Título = significa Jehová (salvador) y Mesías (ungido). Cristo = Sacerdote + Rey Tito 2:13 “aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo” Hebreos 1:8 “Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; Cetro de equidad es el cetro de tu reino” Romanos 9:5 “de quienes son los patriarcas, y de los cuales, según la carne, vino Cristo, el cual es Dios sobre todas las cosas, bendito por los siglos. Amén” 1 Juan 5:20 “Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna” Características de Jesús

 Ser Existente por sí mismo: Juan 14:6 “Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”

 Omnipresente: Mateo 28:20 “enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén”

 Omnisciente: Juan 6:64 “Pero hay algunos de vosotros que no creen. Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién le había de entregar”

 Omnipotente: Apocalipsis 1:8 “Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso” Lucas 4:38-41 “Entonces Jesús se levantó y salió de la sinagoga, y entró en casa de Simón. La suegra de Simón tenía una gran fiebre; y le rogaron por ella. E inclinándose hacia ella, reprendió a la fiebre; y la fiebre la dejó, y levantándose ella al instante, les servía. Al ponerse el sol, todos los que tenían enfermos de diversas enfermedades los traían a él; y él, poniendo las manos sobre cada uno de ellos, los sanaba. También salían demonios de muchos, dando voces y diciendo: Tú eres el Hijo de Dios. Pero él los reprendía y no les dejaba hablar, porque sabían que él era el Cristo.”

 Poseedor de la vida eterna: 1° Juan 5:11 “Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.” Simón Pedro afirma que Jesús es el Cristo (Libro de Mateo) 16:13 Viniendo Jesús a la región de Cesarea de Filipo, preguntó a sus discípulos, diciendo: ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del Hombre? 16:14 Ellos dijeron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, Jeremías, o alguno de los profetas. 16:15 Él les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo? 16:16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. 16:17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Tomás el incrédulo (Libro de Juan) 20:24 Pero Tomás, uno de los doce, llamado Dídimo, no estaba con ellos cuando Jesús vino. 20:25 Le dijeron, pues, los otros discípulos: Al Señor hemos visto. Él les dijo: Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré. 20:26 Ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Llegó Jesús, estando las puertas cerradas, y se puso en medio y les dijo: Paz a vosotros.


“Más que un Carpintero” – Josh McDowell Jhonmer Domínguez 20:27 Luego dijo a Tomás: Pon aquí tu dedo, y mira mis manos; y acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente. 20:28 Entonces Tomás respondió y le dijo: ¡Señor mío, y Dios mío! 20:29 Jesús le dijo: Porque me has visto, Tomás, creíste; bienaventurados los que no vieron, y creyeron. Jesús sana al cojo (Libro de Juan) 5:5 Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo. 5:6 Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano? 5:7 Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo. 5:8 Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. 5:9 Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo aquel día. 5:10 Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es día de reposo; no te es lícito llevar tu lecho. 5:11 El les respondió: El que me sanó, él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda. 5:12 Entonces le preguntaron: ¿Quién es el que te dijo: Toma tu lecho y anda? 5:13 Y el que había sido sanado no sabía quién fuese, porque Jesús se había apartado de la gente que estaba en aquel lugar. 5:14 Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor. 5:15 El hombre se fue, y dio aviso a los judíos, que Jesús era el que le había sanado. 5:16 Y por esta causa los judíos perseguían a Jesús, y procuraban matarle, porque hacía estas cosas en el día de reposo. 5:17 Y Jesús les respondió: Mi Padre hasta ahora trabaja, y yo trabajo. 5:18 Por esto los judíos aun más procuraban matarle, porque no sólo quebrantaba el día de reposo, sino que también decía que Dios era su propio Padre, haciéndose igual a Dios. Judíos quieren apedrear a Jesús (Libro de Juan) 10:30 Yo y el Padre uno somos. 10:31 Entonces los judíos volvieron a tomar piedras para apedrearle. 10:32 Jesús les respondió: Muchas buenas obras os he mostrado de mi Padre; ¿por cuál de ellas me apedreáis? 10:33 Le respondieron los judíos, diciendo: Por buena obra no te apedreamos, sino por la blasfemia; porque tú, siendo hombre, te haces Dios. ** Los seres humanos podemos decir: “Te perdono”, pero eso sólo puede hacerlo la persona contra la cual se ha pecado, sin embargo esta no era la razón por la cual Jesús lo hacía, Él estaba perdonando los pecados que las personas cometían contra Dios, es por ello que los judíos lo odiasen, puesto que se estaba atribuyendo las condiciones de Dios, haciéndose igual a Él. ** Juicio contra Jesús (Libro de Marcos) 14:60 Entonces el sumo sacerdote, levantándose en medio, preguntó a Jesús, diciendo: ¿No respondes nada? ¿Qué testifican éstos contra ti? 14:61 Mas él callaba, y nada respondía. El sumo sacerdote le volvió a preguntar, y le dijo: ¿Eres tú el Cristo, el Hijo del Bendito?


“Más que un Carpintero” – Josh McDowell Jhonmer Domínguez 14:62 Y Jesús le dijo: Yo soy; y veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo. 14:63 Entonces el sumo sacerdote, rasgando su vestidura, dijo: ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? 14:64 Habéis oído la blasfemia; ¿qué os parece? Y todos ellos le condenaron, declarándole ser digno de muerte. ** En la mayoría de los juicios, a la gente se la juzga por lo que ha hecho; sin embargo, Jesús fue juzgado por QUIEN ERA **

2. ¿Señor, mentiroso o lunático? Jesús afirmó que era Dios. No dejó abierta ninguna otra opción. Su afirmación tiene que ser cierta o falsa. De modo que es algo que debemos considerar.

 ¿Fue un mentiroso? ¿Cómo hubiera podido un impostor, que es un hombre engañoso, egoísta y depravado, haber inventado y mantenido consistentemente desde el principio hasta el fin, el carácter más puro y noble que se ha conocido en la historia con el más perfecto aire de verdad y realidad? ¿Cómo hubiera podido Él concebir y desarrollar exitosamente un plan de beneficencia sin paralelo, de magnitud moral y de sublimidad, y sacrificar su propia vida por él, en presencia de los más vigorosos prejuicios de su pueblo y de su época? Philip Schaff Alguien que viva como Jesús vivió, que enseñe como Jesús enseñó y muera como Él murió, no puede ser un mentiroso.

 ¿Fue un demente? ¿Cómo podía ser un entusiasta o loco uno que nunca perdió la calma, que navegó serenamente por encima de todas las aflicciones y persecuciones, como el sol sobre las nubes, que siempre contestó de la manera más sabia las preguntas tentadoras, que calmada y deliberadamente predijo su muerte en la Cruz, su resurrección al tercer día, el derramamiento del Espíritu Santo, la fundación de la Iglesia y la destrucción de Jerusalén, predicciones que se cumplieron literalmente todas? Un personaje tan original, tan completo, tan consistente, tan perfecto, tan humano y sin embargo, tan superior a toda grandeza humana, no puede ser un fraude ni una ficción Philip Schaff

 ¿Fue Señor? Juan 20:31 “Pero éstas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo, tengáis vida en su nombre” Las evidencias están claramente a favor de que Jesús es el Señor. Algunas personas, sin embargo, rechazan estas claras evidencias, por causa de las implicaciones morales que conllevan. No quieren enfrentarse a la responsabilidad ni a las implicaciones de llamarlo Señor. Josh McDowell


“Más que un Carpintero” – Josh McDowell Jhonmer Domínguez

3. ¿Qué dice la ciencia? ¿Puedo comprobar científicamente la historia de Jesús? La prueba de la verdad de una hipótesis mediante el uso de experimentos controlados es una de las claves técnicas del moderno método científico. El método científico sólo puede usarse para probar lo que se puede repetir. No es adecuado para aprobar o desaprobar asuntos concernientes a una persona o a un evento histórico. La prueba histórica legal, se basa en demostrar que algo es un hecho que está fuera de toda duda razonable. Se llega a un veredicto basado en el peso de las evidencias. Este veredicto puede estar basado en tres tipos de testimonio: ora, escrito o mediante exhibición de objetos o pruebas. La fe cristiana no es una fe ciega e ignorante sino más bien: inteligente y racional. Tres aspectos funcionales personales para tener una máxima relación con Dios:

i.

Corazón

ii.

Mente

iii.

Voluntad

Corazón y mente fueron creados para trabajar conjuntamente en armonía.

4. ¿Son confiables los documentos bíblicos? C. Sanders enumera y explica los tres principios básicos de la historiología:

 Prueba Bibliográfica: los eruditos confirman como fidedignos los escritos de los antiguos clásicos aun cuando fueron escritos muchísimo tiempo después que los originales, y el número de manuscritos existentes es en muchos casos mínimo, queda claro que la fidelidad del texto del nuevo testamento está igualmente confirmada. Hoy en día existen más de 20.000 copias de manuscritos del Nuevo Testamento. Con ello se confirma que con respecto a la prueba bibliográfica el Nuevo Testamento tiene más autoridad que cualquier otra obra de la literatura clásica. La prueba bibliográfica determina que el texto que actualmente tenemos es el que originalmente se escribió.

 Prueba de Evidencias Internas: determina si el documento es creíble y hasta qué punto. Los hechos registrados durante la vida de Jesucristo fueron plasmados en los manuscritos, los cuales a través de los años no fueron refutados ni por las mismas personas que vivieron y vieron estos hechos. En las escrituras dice en Hechos 2:22 “Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por Dios entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que Dios hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis”… en Hechos 26:26-27 “Pues el rey (Agripa) sabe estas cosas, delante de quien también hablo con toda confianza. Porque no pienso que ignora nada de esto; pues no se ha hecho esto en algún rincón. ¿Crees, oh rey Agripa, a los profetas? Yo sé que crees. Entonces Agripa dijo a Pablo: Por poco me persuades a ser cristiano.” De ser falsos los hechos relatados en el Nuevo Testamento, en algún punto de la transmisión de la historia hubiesen sido refutados y rechazados, sin embargo hasta hoy, inclusive los judíos no creyentes de Jesucristo como el Mesías prometido afirman la existencia de Jesús así como también le reconocen como “poderoso en palabras y hechos”.

 Prueba de Evidencias Externas: material histórico diferente que confirme o niegue los testimonios internos de los documentos en cuestión. El libro de los hechos ha sido confirmado exacto en su descripción de la top, las antigüedades y las sociedades del Asia Menor. El historiador Eusebio preserva escritos de Papias,


“Más que un Carpintero” – Josh McDowell Jhonmer Domínguez arzobispo de Hierápolis (130 A.D.) el cual declara que Marcos fue fiel transcriptor de las enseñanzas de Pedro hasta el último día de su vida. Ireneo, obispo de Lyon (180 A.D. fue discípulo de Policarpo quien a su vez lo fue de Juan el Apóstol) también confirmó la veracidad de los escritos de Marcos, los cuales fueron entregados por escrito la sustancia y predicación de Pedro. La arqueología a su vez brinda un fuerte testimonio externo. No existe un documento del mundo antiguo cuyo testimonio sea un conjunto textual e histórico tan coherente y espléndido, que ofrezca una combinación tan monumental de datos históricos, los cuales permiten hacer una decisión inteligente. Una persona intelectualmente honesta no puede desechar una fuente de esta clase. El escepticismo con respecto a las credenciales históricas del cristianismo se basa en un prejuicio no razonable, que se opone a todo lo sobrenatural. Dr. Clarck H. Pinnock

5. ¿Quién moriría por una mentira? De los 12 apóstoles, 11 murieron mártires por causa de dos cosas: la resurrección de Cristo y su fe en Él como hijo de Dios.

 Pedro, Andrés, Santiago (hijo de Alfeo), Felipe, Simón y Bartolomé fueron crucificados.  Mateo y Santiago (Jacobo) murieron a filo de espada.  Juan de muerte natural.  Tadeo asesinado por las flechas enemigas.  Santiago (hermano de Jesús) murió apedreado.  Tomás con una lanza. El carácter de los testigos: hombres y mujeres que le dieron al mundo la enseñanza ética más elevada que jamás se haya conocido, y que, según testimonio de sus enemigos, la pusieron en práctica en sus vidas. ¿Sería posible que contrariaran las bases éticas más fundadas en su ser por crear una mentira para engañar al mundo y permanecer fieles a ella hasta la muerte? Los apóstoles se sometieron a la prueba de la muerte para confirmar la veracidad de lo que proclamaban. Libro de los Hechos 5:38 Y ahora os digo: Apartaos de estos hombres, y dejadlos; porque si este consejo o esta obra es de los hombres, se desvanecerá; 5:39 más si es de Dios, no la podréis destruir; no seáis tal vez hallados luchando contra Dios. 5:40 Y convinieron con él; y llamando a los apóstoles, después de azotarlos, les intimaron que no hablasen en el nombre de Jesús, y los pusieron en libertad. 5:41 Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre. 5:42 Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo Fue la creencia que cambió los corazones quebrantados de los seguidores de un rabino crucificado, en unos valerosos testigos y mártires de la iglesia primitiva. Esta fue la confesión que separó a los seguidores de Jesús de los judíos, y los transformó en la comunidad de la resurrección. Los podían poner en la cárcel, flagelarlos, matarlos, pero no podían hacer que ellos negaran su convicción de que al tercer día Él resucitó. Michael Green Libro de 1° de Corintios


“Más que un Carpintero” – Josh McDowell Jhonmer Domínguez 15:3 Porque primeramente os he enseñado lo que asimismo recibí: Que Cristo murió por nuestros pecados, conforme a las Escrituras; 15:4 y que fue sepultado, y que resucitó al tercer día, conforme a las Escrituras; 15:5 y que apareció a Cefas (Pedro), y después a los doce. 15:6 Después apareció a más de quinientos hermanos a la vez, de los cuales muchos viven aún, y otros ya duermen. 15:7 Después apareció a Jacobo; después a todos los apóstoles; 15:8 y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí.

6. ¿Para qué sirve un Mesías muerto? Los judíos esperaban un Mesías con poder a nivel nacional, social y político, que movería masas y libertaría al pueblo de Israel con gran influencia. Cuando llegó Jesús contradiciendo todo concepto de Mesías con el cual habían sido instruidos en las enseñanzas del pueblo judío, creó un ámbito contradictorio dentro de las personas y el entorno de seguidores suyos, aún más cuando se anunció su muerte y resurrección, sus discípulos dudaban de estos acontecimientos, pues para ellos no era posible que el Mesías prometido pasase por esos sufrimientos y que a través de ellos se lograra el fin por el cual Él había venido. Sin embargo, a pesar de todas las dudas de los discípulos aun cuando todas estas cosas se cumplieron, se disiparon cuando unas semanas después de la crucifixión ellos mismos proclamaron a Jesús como Señor y Mesías de los judíos luego de verlo resucitado. Estas pruebas se remiten en 1° Corintios 15:5, donde se evidencia que Él se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios. Solo la resurrección y el posterior contacto con Cristo, convenció a sus seguidores de que Él era el Mesías. De esto dieron ellos testimonio, no solo con sus labios y vidas, sino con su propia muerte.

7. ¿Se enteró de lo que le ocurrió a Saulo? Saulo de Tarso fue quizás el antagonista más encarnizado del cristianismo, fue quien luego se convirtió en el apóstol Pablo. Saulo era un hebreo fanático y líder religioso. El hecho de haber nacido en Tarso y ser hijo de un romano le confirió las la mejor educación judía y se llegó a considerar a sí mismo de la élite más alta con respecto a conocimiento de las leyes del Señor se refiere. Es por ello que cuando escuchó de las declaraciones de Jesús quien se llamó a si mismo hijo de Dios, le odió por ello y le tuvo en persecución a Él y a sus seguidores. Sin embargo en el camino hacia Damasco, el Señor se le apareció y le reveló la verdad. En el Libro de Hechos se relata su historia: 9:1 Saulo, respirando aún amenazas y muerte contra los discípulos del Señor, vino al sumo sacerdote, 9:2 y le pidió cartas para las sinagogas de Damasco, a fin de que si hallase algunos hombres o mujeres de este Camino, los trajese presos a Jerusalén. 9:3 Mas yendo por el camino, aconteció que al llegar cerca de Damasco, repentinamente le rodeó un resplandor de luz del cielo; 9:4 y cayendo en tierra, oyó una voz que le decía: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? 9:5 Él dijo: ¿Quién eres, Señor? Y le dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues; dura cosa te es dar coces contra el aguijón. 9:6 El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer. 9:7 Y los hombres que iban con Saulo se pararon atónitos, oyendo a la verdad la voz, más sin ver a nadie.


“Más que un Carpintero” – Josh McDowell Jhonmer Domínguez 9:8 Entonces Saulo se levantó de tierra, y abriendo los ojos, no veía a nadie; así que, llevándole por la mano, le metieron en Damasco, 9:9 donde estuvo tres días sin ver, y no comió ni bebió. 9:10 Había entonces en Damasco un discípulo llamado Ananías, a quien el Señor dijo en visión: Ananías. Y él respondió: Heme aquí, Señor. 9:11 Y el Señor le dijo: Levántate, y ve a la calle que se llama Derecha, y busca en casa de Judas a uno llamado Saulo, de Tarso; porque he aquí, él ora, 9:12 y ha visto en visión a un varón llamado Ananías, que entra y le pone las manos encima para que recobre la vista. 9:13 Entonces Ananías respondió: Señor, he oído de muchos acerca de este hombre, cuántos males ha hecho a tus santos en Jerusalén; 9:14 y aun aquí tiene autoridad de los principales sacerdotes para prender a todos los que invocan tu nombre. 9:15 El Señor le dijo: Ve, porque instrumento escogido me es éste, para llevar mi nombre en presencia de los gentiles, y de reyes, y de los hijos de Israel; 9:16 porque yo le mostraré cuánto le es necesario padecer por mi nombre. 9:17 Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo. 9:18 Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado. 9:19 Y habiendo tomado alimento, recobró fuerzas. Y estuvo Saulo por algunos días con los discípulos que estaban en Damasco. 9:20 En seguida predicaba a Cristo en las sinagogas, diciendo que éste era el Hijo de Dios. 9:21 Y todos los que le oían estaban atónitos, y decían: ¿No es éste el que asolaba en Jerusalén a los que invocaban este nombre, y a eso vino acá, para llevarlos presos ante los principales sacerdotes? 9:22 Pero Saulo mucho más se esforzaba, y confundía a los judíos que moraban en Damasco, demostrando que Jesús era el Cristo. Los cambios radicales de Pablo:

 En primer lugar, el carácter de pablo fue dramáticamente transformado. Antes de la conversión era intolerante, amargado, perseguidor y fanático religioso; orgulloso y temperamental. Después de su conversión se describe como un hombre paciente, bondadoso, sufrido y abnegado.

 En segundo lugar, se transformó la relación de Pablo con los seguidores de Jesús como es visible en Hechos 9:19

 En tercer lugar, el mensaje de Pablo fue transformado. Ya no daba las enseñanzas con las cuales había crecido, las cuales contradecían en todo a lo que había conocido después de ser testigo de la veracidad de la resurrección de Cristo y aceptarlo como el Mesías prometido, lo cual entraba en conflicto directo con las ideas mesiáticas de los fariseos.

 En cuarto lugar, la misión de Pablo fue transformada. Quien llego a odiar a los gentiles, llego a ser luego un portavoz del evangelio a los mismos. Dejó de ser un judío zelote para ser un predicador de los gentiles. Y luego de haberlos despreciado, considerándolos menos que él, llegó a servirles como dedicado apóstol.

8. ¿Se puede aplastar a un hombre bueno? La resurrección de Jesús: ¿Qué ocurrió con su cuerpo después que murió?


“Más que un Carpintero” – Josh McDowell Jhonmer Domínguez  La sepultura de Jesús: el cuerpo fue envuelto en un lienzo, cubierto con la mezcla de 100 especias

aromáticas que conformaban una sustancia pegajosa, luego fue colocado en la sepultura y sellada la misma con una roca de aproximadamente 2 toneladas. La sepultura estuvo vigilada por la guardia romana y sellada con el sello romano. Sin embargo, al día siguiente, la tumba estaba vacía.

 La tumba vacía: los discípulos de Jesús le vieron y recibieron sus enseñanzas durante aproximadamente 40 días luego de su resurrección. El sello romano de la tumba fue roto, la gran piedra fue quitada y removida (desaparecida), la guardia había huido, el cuerpo de Jesús no estaba. Teorías sobre la tumba vacía:

 Tumba equivocada: ¿Podrían las mujeres (María y María Magdalena) haberse equivocado de tumba? Y luego ¿Juan y Pedro haberse equivocado también?, y aun así ¿también los guardias romanos?. De haber habido una equivocación, cuando los discípulos de Jesús proclamasen su resurrección en Jerusalén, el imperio romano se hubiese encargado de señalar el sitio correcto, remover la piedra y comprobar ante todo el mundo que Jesús aún permanecía allí, con lo cual la teoría de la resurrección se caería. Sin embargo esto no sucedió.

 Desvanecimiento: ¿Cómo podría un cuerpo herido, debilitado por la pérdida de sangre y por los tormentos que antecedieron a la crucifixión, traspasado por una lanza de soldado y embalsamado con unas 100 libras de ungüento aromático, en un estrecho sarcófago volver a la vida, levantar una piedra pesada que ni cuatro mujeres juntas podrían ser capaces de mover, para luego encaminarse por sí mismo a Jerusalén?. Los discípulos vieron a un Jesús resucitado y vigoroso, no un Jesús extenuado y casi vivo.

 Cadáver Robado: los discípulos cuando Jesús resucitó se llenaron de temor. Como podrían ellos tramar hacer algo tan intrépido como robar el cuerpo de Jesús sabiendo todos los castigos que conllevaría. Aparte de esto, los discípulos eran unas personas de valores y moral muy altos, incapaces de profanar la tumba del Señor. De haberse robado el cuerpo de Jesús y haber creado una mentira, ante los castigos que éstos recibieron cuando predicaban a Jesús como Mesías resucitado, podría descubrirse fácilmente pues el cuerpo de un Jesús muerto aun existiría.

9. Que se identifique el verdadero Mesías En el Antiguo Testamento se redactaron profecías del nacimiento y vida del Hijo de Dios. Fueron en total 60 profecías mesiáticas y 270 ramificaciones que se cumplieron en una sola persona: Jesús. Las posibilidades de que el Antiguo Testamento haya sido falsificado y escrito después de que Jesús existiese para que se cumpliese las profecías en su vida son nulas puesto que la traducción griega del mismo se hizo mínimo 200 años antes de su nacimiento. Dios escribió una dirección en la historia para distinguir a su hijo en el Antiguo Testamento, entre las cuales se encuentran:

 Descendiente de Sem, hijo de Noé.  Descendiente Jacob, hijo de Isaac, hijo de Abraham  De la tribu de Judá  De la familia de Isaí  De la casa de David  Nacido de una virgen (Isaías 7:14)  Sería traicionado, por un amigo, por treinta piezas de plata, que serían arrojadas al suelo del Templo, invertidas en la compra de un campo de un alfarero.

 Nacido en Belén (Miqueas 5:2)  Nacido antes de la destrucción del Templo de Jerusalén (Malaquías 3:1)


“Más que un Carpintero” – Josh McDowell Jhonmer Domínguez ¿Coincidencia?: la probabilidad de que fuese una coincidencia que todas estas cosas se cumpliesen en Jesucristo es de una en cien mil billones. ¿Jesús procuró cumplir las profecías?: ¿cómo podría haber controlado la ciudad de su nacimiento, la traición de Judas, el precio, el rechazo de la gente, el tiempo de su venida?

10. ¿Es que no hay otro camino? El Señor es un Dios de amor, pero también es un Dios recto, justo y santo. En la biblia dice “porque la paga del pecado es muerte”. ¿Cómo puede un Dios santo, justo y recto, permitir en su presencia a un pecador? Sin embargo, Dios amó tanto al mundo, que decidió hacerse carne y venir al mundo para pagar por nuestros pecados y hacer justicia divina. Cuando Jesús murió en la cruz, no sólo murió por nosotros, sino que murió para satisfacer la santa y justa demanda de la naturaleza de Dios. Juan 14 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí. 14:7 Si me conocieseis, también a mi Padre conoceríais; y desde ahora le conocéis, y le habéis visto. 14:8 Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. 14:9 Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre? 14:10 ¿No crees que yo soy en el Padre, y el Padre en mí? Las palabras que yo os hablo, no las hablo por mi propia cuenta, sino que el Padre que mora en mí, él hace las obras. 14:11 Creedme que yo soy en el Padre, y el Padre en mí; de otra manera, creedme por las mismas obras

Resumen - Más que un carpintero  

Resúmen del Libro "Más que un carpintero" de Josh MacDowell

Resumen - Más que un carpintero  

Resúmen del Libro "Más que un carpintero" de Josh MacDowell

Advertisement