Page 1


Café Manchado AZUL & ROJO

Título Original: Café Manchado Azul & Rojo Realizado en Colombia Por estudiantes de grado 9°. 10° y 11° de la fundación Colegio Militar Inocencio Chincá de la ciudad de Ibagué. Cra 12 # 147 Barrio El Salado Teléfonos: 2 72 55 30 – 272 55 29

Edición y Diagramación: Epicentro Desing.

Docente Promotor del ejercicio pedagógico: John Jairo Quevedo Amaya. Comunicador Social Y periodista Esp. En Derechos Humanos y Competencias Ciudadanas.

2


Café Manchado AZUL & ROJO

3


Café Manchado AZUL & ROJO

4


Café Manchado AZUL & ROJO

Contenido PAJARITO, DOS IDEAS UNA GUERRA. ....................................................... 12 LA CHUSMA .............................................................................................. 14 ROJO-AZUL ................................................................................................ 17 NEGOCIO DISRUPTIVO. ............................................................................. 21 CARA EN CRUZ .......................................................................................... 24 TIEMPOS DE DOLOR ................................................................................. 26 LEYENDA DEL PÁJARO AZUL ..................................................................... 29 HISTORIA DE UN BOSQUE TERRORÍFICO .................................................. 32 UN PIE EN EL OTRO LADO ......................................................................... 34 UNA HISTORIA ABRUMADORA ................................................................. 36 PROFESION ARRIERO ................................................................................ 38 CUANDO LA INJUSTICIA ABUNDA ............................................................. 46 DOS COLORES, UN MISMO DESTINO ........................................................ 48 TEMOR DE UN NIÑO SIN COLORES. .......................................................... 50 HISTORIA A TRAVÉS DE ARRUGAS ............................................................ 52 VIVIR PARA LA POLÍTICA ........................................................................... 55 LA GUERRA ME MARCO ........................................................................... 60 HISTORIAS DEL PASADO ........................................................................... 64 LA NOCHE DEL CAFÉ MANCHADO ............................................................ 66 RELATO DE UNA GUERRA OLVIDADA. ...................................................... 70 ANÉCDOTA DE UNA GUERRA VÍVIDA ....................................................... 72 5


Café Manchado AZUL & ROJO NACIENDO EN VIOLENCIA......................................................................... 74 TANTO HE VIVIDO TAN POCO HE CONTADO ............................................ 76 VIOLENCIA EN LOS AÑOS 50´s .................................................................. 79 UNA PERDIDA, UNA GUERRA Y UNA MENTIRA ........................................ 81 UNA RIDÍCULA VIOLENCIA ........................................................................ 83 NIÑA .......................................................................................................... 85 SUPERVIVIENTE......................................................................................... 87 EL DOLOR QUE CAUSA UN ENFRENTAMIENTO ........................................ 89 ES CONVENIENTE AMAR ........................................................................... 90 VICTIMA DE LA VIOLENCIA ....................................................................... 91 LA HISTORIA DE JACOB ROJAS .................................................................. 93 RECORDANDO LOS HECHOS DEL PASADO ................................................ 95 CONFLICTO ARMADO BIPARTIDISTA ........................................................ 97 EL FRAGOR DE LA GUERRA ....................................................................... 99 LA GUERRA DONDE PERDI UN HIJO ........................................................ 101 LA RAZON DE LA VIDA............................................................................. 103

6


Café Manchado AZUL & ROJO

PROLOGO. El ejercicio de la docencia en el mundo de hoy, implica no solo la labor diaria de proporcionar a los estudiantes datos e información, es necesario robustecer dicho conocimiento con elementos significativos, que permitan al joven involucrarse en la realidad y la historia. Esta obra es producto del trabajo mancomunado de estudiantes de los grados 9°, 10° y 11°, que participaron de un ejercicio investigativo a partir de la recolección de historias de vida, mediante Entrevista y dialogo a sus abuelos, en el que se indagaba sobre su experiencia personal durante el periodo denominado, La Violencia Bipartidista de los años 50´s. Conseguir seleccionar de manera representativa entre tantas historias de vida, apenas 35 y así esbozar una idea de lo que fue una época histórica, no es tarea fácil, sin embargo tengo la firme convicción de haber escogido los más estupendos relatos. Cada uno de los jóvenes autores demostró para extraer de una entrevista los elementos necesarios para la producción literaria de un relato con su sello particular, cada uno de ellos con el potencial de conmover al lector más inteligente. Lo justo para dimensionar por lo menos en parte las características del fenómeno de violencia en Colombia, mediante un contexto de antecedentes. Nuestra historia está plagada de acontecimientos y periodos de violencia de los cuales es difícil establecer sus orígenes, pues existen antecedentes incluso al momento de la llegada de los españoles a América. Para el periodo de Conquista y Colonización, las disputas entre Criollos, Españoles, indígenas, Afroamericanos anudado a la influencia de la Iglesia Católica y la Corona Española fueron allanando el camino para la aparición de movimientos independentistas que protagonizaron sucesos como La rebelión de los Comuneros y los hechos del 20 de Julio de 1.810,

7


Café Manchado AZUL & ROJO Los enfrentamientos entre Centralistas y Federalistas permitieron a los Españoles Recuperar el poder de la colonia y desatar una violencia conocida como el Régimen del Terror de Pablo Morillo quien impuso por la fuerza el fin del periodo denominado La Patria Boba. Las ideas de emancipación estaban fuertemente circunscritas a La Ilustración Francesa y el Enciclopedismo pero a la vez se dividieron entre quienes apoyaban una forma de gobierno centralista liderada por Francisco de Paula Santander y otra facción que respaldaba las tesis de Simón Bolívar y su proyecto Federalista. La imposibilidad de un acuerdo fue acrecentando la división y el antagonismo en lo que después se vería expresado en el surgimiento de los partidos Conservador y Liberal. Quienes conformaron ejércitos que guiados por generales en sendas batallas dejaron como saldo miles de muertos y se considera como una posible causa para que Panamá declarara su independencia. Colombia inicia el siglo XX en medio de la pobreza, la desigualdad social, y una población fraccionada en bandos que en muchos casos apenas entendían por política como una fidelidad a unos símbolos como banderas Rojas y Azules, discursos enardecidos de los jefes políticos exaltaban grandes multitudes que se agolpaban cada 4 años de forma religiosa sobre las urnas para respaldar a su partido. El suceso que provocó el culmen de la violencia Bipartidista, fue sin lugar a dudas el Magnicidio de Jorge Eliecer Gaitán, quien era reconocido por millares de liberales como su caudillo, y una marea de hombres y mujeres conducidos por el dolor y la furia esparcieron por toda Bogotá una estela de destrucción que en pocas horas ya se había propagado por gran parte del país. Muchos de los protagonistas de dicho periodo violencia ya sea como víctima o como militante de los movimientos partidistas, aún sobreviven, son nuestros abuelos, bisabuelos, nuestros ancianos que poseen gran sabiduría y experiencia, sus historias de vida son un legado para las futuras generaciones. De ahí que sea preeminente para que el conocimiento sea significativo, que aparezca el hecho comunicativo intergeneracional, que 8


Café Manchado AZUL & ROJO mediante el dialogo entre abuelos y nietos, que se recupere la oralidad, los momentos para la reflexión, la solidaridad y la empatía. Con el propósito de proporcionar a los estudiantes que han pasado por mis clases, la sensibilidad necesaria para entender, que solo a través del conocimiento amalgamado al compromiso social, podremos pensar en una sociedad conformada por ciudadanos reflexivos y ecuánimes.

John Jairo Quevedo Amaya Comunicador Social y Periodista Especialista en Derechos Humanos Y competencias Ciudadanas

9


Café Manchado AZUL & ROJO

Por la paz Liliana Carolina Torres Espitia Economista

Las brechas generacionales son difícilmente abordables, se tornan abismales e inconmensurables en los tiempos del internet, las redes sociales y las mercancías trasnacionales. Nuestra época interconectada e interdependiente como es, ha transformado nuestras formas de relacionarnos y comunicar nuestras ideas, pensamientos y también de contar nuestras propias historias. Ahora la sociedad tiene grandes restos en la formación de ciudadanos globales, en la vasta apertura y variadas posibilidades, antes remotas. El ejercicio de una ciudadanía responsable es parte de los nuevos retos en la contemporaneidad, pero este no es un reto que se pueda afrontar exclusivamente o necesariamente desde un aula de clase. Este nuevo ejercicio de la ciudadanía necesita ser un esfuerzo consciente e intergeneracional, un aporte tanto de las familias y como de las instituciones educativas. Pero a pesar, o a favor, de lo anterior, nuestro conocimiento de la historia próxima de nuestro país, de la historia de nuestras familias y su papel en el desarrollo político del país y de las posibilidades futuras en él, es un insondable caos, que muchos de nuestros jóvenes desconocen. Las razones de este desconocimiento resultan inquietantes en un país tan golpeado por la violencia, una violencia que lo golpea desde los mismos cimientos de su consolidación republicana, y tan inexplicablemente radicalizado en sus diferentes momentos; Colombia es un país al cual su historia reciente y no tan reciente, da cuenta de su inmediato presente. La época de Violencia en Colombia, y sus profundas consecuencias para el desarrollo del devenir del país, es una de las épocas más investigadas pero menos relatada a nuestros jóvenes, a causa de que fue un periodo de tanto dolor y atrocidad, que sólo puede ocurrirle a otras personas, a otras familias, 10


Café Manchado AZUL & ROJO a otra Colombia. En este sentido el ejercicio narrativo entre nietos y abuelos, el reconocimiento de los determinantes sociales y las problemáticas cotidianas que no han dejado de obscurecer nuestro presente, y que muy posiblemente marque hoy la diferencia entre el desarrollo cotidiano de nuestras familias, son vitales para un ejercicio de la ciudadanía menos indiferente y más informada. Son los jóvenes quienes más necesitan escuchar estas historias de dolor, y reconocer su historia próxima, para optar libre y conscientemente por no sufrir una guerra sin sentido, para no cargar con violencias y venganzas insondables, pero por encima de todo para soportar y apoyar decisiones democráticas que permitan que nuestras familias y las futuras generaciones promuevan una sana convivencia en paz.

11


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Carolina Montiel, tengo 15 años, después de haber escuchado el testimonio de Jesús Osorio “Don Chucho” el compadre de mi padrastro, me doy cuenta que a través de los años la guerra ha sido un factor que ha golpeado a nuestro país durante los últimos 50 años de distintas formas por diferentes ideologías, una de las más sangrientas por ideologías distintas con lo que llegó una época sanguinaria y que las personas que presenciaron esta época aunque con dificultades lograron seguir con su vida.

PAJARITO, DOS IDEAS UNA GUERRA. Mi nombre es Jesús Osorio tengo 74 años y viví la guerra bipartidista en AlpujarraTolima, en mi pueblo los liberales eran mayoría, solían hacerse llamar "pájaros", yo era muy joven cuando esto empezó, oía hablar a mi papá que los liberales mataban y masacraban a todo aquel que no apoyara ese ideal por el cual la guerra había nacido. Recuerdo que fue mientras gobernaba Laureano Gómez, el primer acto de violencia que viví, jugaba con mis hermanos frente a la casa a la pelota , teníamos un vecino que era liberal muy poderoso, esa mañana moriría él y su familia a manos de los pájaros, el más renombrado y sanguinario de la zona era "pajarito" quien tiempo después fue asesinado y torturado; escuchamos disparos y mi madre desde la cocina nos hizo señas para que entráramos rápido , mi hermano le empezó a preguntar y ella puso un dedo en su boca para que hiciera silencio , nos susurró que nos escondiéramos debajo de la cama.

12


Café Manchado AZUL & ROJO Yo tenía miedo mi papá se encontraba recogiendo la cosecha de café junto con otros trabajadores, pensé que venían por él pues a pesar de que se hacía pasar por liberal, no apoyaba ningún partido realmente, recordé que mi padre nos contó que si Pajarito sabía que alguien no apoyaba ningún partido era tratado como Liberal, pero los disparos no llegaron a mi casa, escuchamos gritos desahuciados de mi vecino agonizante en su dolor… Decidimos salir, la casa estaba saqueada completamente y en la cochera se encontraba mi vecino desmembrado y regado por todo el lugar, cuando estábamos a punto de entrar en la casa oímos un grito de una mujer probablemente la esposa del fallecido, llegamos corriendo a nuestra casa muertos de miedo de que nos hubiesen visto, Mi papá se encontraba allí junto con los trabajadores. Al día siguiente fuimos a ver, no fue un panorama agradable, mis vecinas desnudas se encontraban tiradas en la parte delantera de su finca con el estómago abierto y sus entrañas expuestas, pero esa parte no era la peor, las cabezas de la familia se encontraban en una mesa llena de sangre. El siguiente suceso fue cuando mataron a mi padre en la plaza, mientras vendía la carga de café, ni mi madre, nadie en la familia supo que hacer, Pajarito estuvo a punto de matarnos pero otro partidario lo llamó y le dijo que era un asunto urgente sobre un campamento donde tenían a la gente secuestrada. Después de eso mi padre tuvo un funeral cristiano dentro de la medida de nuestro presupuesto, mi madre empezó a trabajar lavando ropa, cocinando para poder sostenernos. Hoy llevo una vida feliz con mi esposa, en una pequeña finca en el corregimiento las Cruces. Criamos ganado y tenemos un galpón con pollos, mi pueblo fue manchado por la violencia y crueldad de la guerra, y tiempo después fueron las FARC otro azote para los campesinos de esta zona, mucha gente decidió abandonar su finca por esta razón.

13


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es María Camila Álvarez Prada, estudio en el grado noveno, tengo 16 años. Al realizar esta entrevista a mi bisabuelo me he dado cuenta que desde hace muchos años hemos sufrido un terrible caso de intolerancia, no nos importan los derechos de los demás sólo pensamos en nosotros y en lo que creemos, nos gusta imponer nuestros pensamientos y deseamos que los demás piensen como nosotros. Pero cuán errados estamos, solo espero que ustedes que hoy se encuentran leyendo esto recapaciten y aprendan de los errores.

LA CHUSMA Soy Anibal Prada Portela, cuando empezó la guerra bipartidista tenía 25 años. Viví en el barrio la Estación donde queda actualmente el terminal de transporte de Ibagué. Lo que más recuerdo es que debido al asesinato de Jorge Eliecer Gaitán, el viernes 9 de abril a la 1:05 de la tarde, no pude seguir estudiando, en esa época trabajaba en la construcción de las bodegas de Bavaria en el barrio Chapetón, estudiaba en la noche Tratando de terminar la primaria. Tratando de vengar la muerte de Gaitán, La ciudadanía hizo filas para recibir armas y tomar represalias, recuerdo que estuve haciendo dicha fila durante dos días y sus noches, finalmente no me dieron armas ni comida durante estos días, además pensaba en que tenía un hijo de dos años por quien vivir y decidí marcharme hacia mi hogar. Esta guerra empezó en la ciudad pero después se trasladó al campo. El sábado siguiente a la muerte de Gaitán, iba a pie por la calle 15 con 2da, me encontré con liberales que me dieron un trapo rojo para que no me pasara 14


Café Manchado AZUL & ROJO nada, bajé por carrera 1ra, se había decretado que nadie podía andar en grupo, debían de estar solos. Un soldado me agredió porque yo estaba hablando con otra persona, me apunto con una escopeta e intentó pegarme con la culata, rápidamente me corrí y el soldado cayó. Llego un teniente quien no lo dejo terminar la acción gracias a Dios. Entonces pude seguir hacia mi casa. El lunes 12 d abril seguí trabajando, no al mismo ritmo ni entusiasmo por temor a una guerra civil. Empezaron a despedir a los empleados de construcción, me despidieron un año después. Debido a mi condición de desempleado tuve que irme con mi familia para Armenia a trabajar en electricidad y soldadura. Las condiciones de trabajo eran duras y mi salario de apenas $10 con dificultad nos alcanzaba para los gastos. En el año 49 se realizó la votación para elegir presidente, el liberalismo no tuvo garantía para votar. La cédula era una hoja que contenía los datos personales y al respaldo un sello que indicaba que había votado junto con la huella de color rojo. Un día mientras viajábamos de Armenia a Calarcá, la policía nos detuvo en un retén pidiendo las cédulas, les dije que no la tenía, al mismo tiempo se la pidieron a otra persona que iba en el mismo transporte, inmediatamente lo sacaron del auto y lo empezaron a golpear. Viendo esto, le susurre a mi esposa que me iba a escapar o me matarían, salí corriendo entre los potreros mientras me disparaban a diestra y siniestra, pero logre salvar mi vida. Por aquellos días se recrudeció la persecución de los conservadores. Los liberales se unieron a los comunistas para defender sus familias. Se crearon las guerrillas llamadas “La chusma’’ desatando una guerra en el campo que como una piedra que rueda colina abajo, arrastro consigo todo a su paso. Cuando me encontraba con mi familia viviendo en municipio de Cunday, los vecinos nos aconsejaron que nos fuéramos y así lo hicimos. Tiempo 15


Café Manchado AZUL & ROJO después nos enteramos que nuestra pequeña casa donde habitábamos, fue saqueada y quemada. Desplazados por esa violencia nunca tuvimos protección por parte del estado, tuvimos que empezar nuestras vidas de cero. La gente cree que la guerra es un juego, pero eso es solo porque no han tenido que vivir todo lo que nosotros, más vale una paz mal arreglada que una guerra de por vida.

16


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy María Fernanda Castro Ariza, tengo 16 años, estoy en grado 10°, luego de realizar esta entrevista me di cuenta que la época en la que vivo es mejor, pues no hay tanta violencia como antes. Aquella fue una etapa donde las personas no tenían libertad de opinión y expresión, no podían tener sus propias tierras y ganado, si la dictadura estaba en mando de un conservador no podían referirse mal hacia los partidarios y mucho menos al partido, si lo hacían los mataban fríamente.

ROJO-AZUL Fue una época difícil, vivíamos en una finca en Tuluá, en una vereda llamada: La Palmera, En pleno apogeo de la violencia bipartidista, los liberales llegaban a media noche buscando a mí abuelo para matarlo pues él era conservador, como no lo encontraban se llevaban nuestros animales como marranos, vacas y gallinas, también las cosechas. Fueron en varias ocasiones a nuestra casa y al lugar donde trabajaba, sin embargo, el alcanzó muchas veces a escaparse. Recuerdo un jueves en el año 1961, estábamos comiendo sancocho de gallina, a las seis de la tarde llegaron sin hacer ningún ruido como lo hacían habitualmente. Ese día mi abuelo no corrió con tanta suerte, lo capturaron y se lo llevaron a la finca el Darién en Buga, al otro día a la plaza de mercado, apareció con la lengua afuera amarrada como si fuera una corbata y un letrero que amenazaba a los otros miembros del partido conservador. Días después sucedió lo mismo en una casa vecina solo que ahí fue más cruel porque al señor lo mataron en frente a su familia, su esposa doña 17


Café Manchado AZUL & ROJO Amparo, sus cuatro hijos uno de ellos niño de ocho años, se llamaba Madiel, Sobeida niña de 9 años, Temilda de 11 y rosa de 11. En el trascurso de las semanas al ver que nos habíamos quedado sin quien nos protegiera, llegaron como en ocasiones anteriores nuevamente se robaron nuestro ganado, con la diferencia que anteriormente solo se llevaban 3 o 4 animales, esta vez se llevaron todo e incendiaron nuestras casas. De allí nos fuimos para donde una tía que vivía más lejos de la carretera central, pero en la misma vereda, pero al llegar su esposo nos tocó irnos de la casa, debido a que él era liberal. Nos dijo, específicamente a mi mamá: -

¨Por eso deben fijarse con la persona con la que se van a comprometer¨. ¨Para nadie es un secreto que los mejores y los que siempre ganamos somos los liberales, esos pobres godos son solo una basura¨.

Tenía un primo que estaba pasando por una calle, allí había una casa que era muy grande y ¨lujosa¨, esa casa era de un conservador el cual todos conocían, él se dio cuenta que un liberal estaba viendo la casa, de inmediato cogió su revólver y salió y empezó a disparar hacía todos lados, gracias a Dios solo se ganó una rozada de una bala. El tío de Sobeida y mi tío fueron al mismo bar, empezaron a tomar aguardiente y mi tío empezó a gritar ¡Viva el partido conservador!, de inmediato el tío de Sobeida se paró y le dijo: cállese godo arrastrado… cogieron unas botellas de vidrio y las quebraron quedando filudas, comenzaron una riña entre ellos, en la que se hirieron mutuamente hasta causarse la muerte. En la vereda llamada Pardo Alto Vivian mis tíos y mis primas, mi tío estaba trabajando en la finca de él, sintió unos pasos y pensó que era unos de sus 18


Café Manchado AZUL & ROJO trabajadores, miro y era un conservador que grito ¡Ferney!, el giro todo su cuerpo para quedar frente a frente y en ese momento del bolsillo saco un arma y le disparó, fueron tantos los disparos que el no quedo con una sola herida de bala, se podría decir en que quedo como un colador. Su esposa tuvo que huir con los hijos a la ciudad donde sus padres, 8 días después ella fue a su casa en compañía de sus padres, al llegar, empezó a sacar sus pertenencias, la estaban esperando unos hombres en su habitación, en el momento que ella entró la sacaron, frente a su familia la hicieron arrodillar y le dispararon cinco veces en la cabeza. En la época de navidad pensábamos que ya se había solucionado el conflicto entre los liberales y conservadores tanto así que mi padre volvió a casa. El 31 de diciembre, dando el feliz año, llegaron impetuosamente los conservadores, mi padre sentado en una silla, cuando notaron que él había vuelto, de inmediatamente fueron a agredirlo, uno de ellos experto en cortar el cuello de las personas de forma que no murieran instantáneamente, si no que sufrieran y se atragantaran con su propia sangre, escena que nunca olvidaré, por más que queríamos ayudarlo no podíamos, debido que se quedaron un buen rato viéndolo sufrir y asegurándose de que no lo auxiliáramos. Días después a mi hermano Hermes, era el encargado de recoger el maíz en la zona más lejana, nos dijo: -Voy a ir por un sombrero que se me quedó colgado en una mata de maíz, si algo vuelvo o sigo derecho para la tienda. Mi madre dijo: -Está bien pero no vayas a venir tan tarde.

19


Café Manchado AZUL & ROJO Pasaron 3 días y él no había vuelto, fuimos a la tienda y preguntamos por él, como los dueños de la tienda eran amigos de él y no nos dieron razón alguna pensamos que lo estaban encubriendo, fuimos a casa de los amigos y nos contaron que se habían quedado esperándolos, nos dijeron que él estaba saliendo con una muchacha que fuéramos a la casa de ella, efectivamente fuimos a la casa y tampoco estaba, nos sorprendimos porque lo que nos dijo fue que no lo había visto desde hace 6 días, allí surgió nuestra preocupación y lo dimos como desaparecido, empezamos a buscarlo por todas partes. Se le asignó el lugar de trabajo de mi hermano, de hecho se llevó una gran sorpresa porque finalizando la cogida de maíz lo encontró colgado de dos árboles, no sabíamos porque lo habían matado, hasta que un día capturaron a un conservador que confesó cuantos liberales habían matado, menciono unos 103 entre ellos estaba mi hermano. Sucesivamente paso así durante un largo periodo de tiempo, el cual mi familia la que era una de las más grandes (60 miembros) de la vereda la palmera quedo con tan solo 15 miembros, que lo conformaban tres niños, dos niñas, siete mujeres y tres hombres, mujeres de las cuales tres eran viudas, la única que quedo viuda porque su esposo murió de viejo fue clementina y las otras dos sus esposos murieron por defender su opinión política y partidaria. Después de mucho tiempo, esperanzas arruinadas, familias destruidas, hogares incendiados, traumas psicológicos, cada persona podía escoger el partido político que quisieran, solo pasaban de unas malas palabras, ya no había agresiones y mucho menos torturas frente a sus esposas y a sus pequeños hijos. Hoy en día los niños y niñas que quedaron de esa violencia, Gerónimo estudio para ser médico, Roberto es un arquitecto, Juan un psicólogo, María José una pediatra y Antonia una periodista y enseña periodismo. 20


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Valentina Idárraga Mejía, Soy estudiante del grado 11°, Tengo 16 años, la enseñanza que me deja realizar esta entrevista a mi abuelo paterno, es que no podemos polarizar el país diciendo que unos son buenos y los otros son malos, ya que con esto solo cultivaremos la violencia. Pienso que todos los colombianos debemos trabajar por la unión de nuestro pueblo, sin distinción de partidos políticos pues el único fin que quiero para mi país es la paz.

NEGOCIO DISRUPTIVO. Soy Germán Arturo Idárraga Toro, tengo 94 años, pase los primeros años de vida en el municipio de Salgar- Antioquia. En el año 1.948, cuando empezó el periodo de violencia en Colombia a raíz de la muerte del caudillo liberal Jorge Eliecer Gaitán, mis padres, mis dieciséis hermanos y yo vivíamos en una tranquila y agradable finca. Allí, de nuestras propias tierras obteníamos todo lo que necesitábamos para el sustento diario; nuestro vestuario nos lo proporcionaba el sacerdote del pueblo, quien era mi tío. Éramos conservadores debido a la influencia que él tenía en nuestra familia, pues la Iglesia Católica era en su mayoría de esta corriente política. En el año mil 1.954, mi tío el sacerdote falleció y nos dejó otras tierras; hecho que despertó la envidia y el rencor de uno de nuestros vecinos, quien era un terrateniente liberal de gran influencia de la región. Él comenzó a proclamar que no era justo, también afirmaba que dichas tierras debían ser repartidas entre la población campesina para posteriormente comprárselas a un precio mucho menor, pues este señor previamente había manifestado 21


Café Manchado AZUL & ROJO un gran interés en comprar estas tierras a mi padre en razón a que estas eran muy fértiles y colindaban con una de sus haciendas pero la respuesta de mi padre ante esta situación fue negativa. A partir de este momento iniciaron los problemas para nuestra familia, pues este terrateniente liberal aprovechó nuestra condición como conservadores, aliándose con un grupo liberal de marcada peligrosidad, quienes habían sembrado terror en toda la región, matando a cada una de las familias conservadoras que se cruzaban por su camino y adueñándose de sus tierras. Una madrugada, le llegó el turno a mi familia. Nuestra casa fue rodeada por este grupo de liberales, quienes empezaron a gritar que ningún conservador podía quedarse en esa zona y por tanto debíamos marcharnos; ante esto, uno de mis hermanos y una hermana salieron a responderles pero ni siquiera pudieron pronunciar una sola palabra, pues en el mismo instante en el que salieron fueron acribillados. Al ver esto, mis padres y yo emprendimos la huida, abandonando todo lo que teníamos. Nuestro destino final fue la ciudad de Medellín, donde arribamos únicamente con lo que llevábamos puesto. Mi padre se presentó a la curia y solicitó ayuda, la respuesta fue positiva pero con una condición, la cual era no podíamos regresar a nuestra finca, de este asunto se encargaría otro hermano de mi papá, quien estaba en contacto con la iglesia y ya había formado una banda de conservadores. De esta manera, la iglesia le consiguió trabajo a mi padre como ayudante de carpintería, en el cual él colaboraría en la elaboración de ataúdes; sin embargo, él tendría que comenzar desde cero, ya que no sabía nada de esta actividad pues era agricultor. El dinero que obtenía mi padre de este trabajo no nos alcanzaba, entonces por invitación de un familiar, nos desplazamos para Anserma Nuevo, 22


Café Manchado AZUL & ROJO porque allí, lo que mi padre aprendió sobre la fabricación de ataúdes tenía gran demanda pues se conocía que al puente Anacaro el cual une este municipio con el del Cartago, llegaban tanto liberales como conservadores y arrojaban los muertos por volquetadas al rio. Así, mi padre en convenio con la alcaldía municipal a los cadáveres que no eran reclamados los recogían y les daban cristiana sepultura como n.n; y a los que si eran reclamados, mi padre les vendía a sus familiares el ataúd. Con este nuevo empleo, conseguimos la estabilidad económica que anhelábamos y de nuestras tierras nunca se volvió a saber nada, pues mi tío quien era el encargado de reclamarlas murió a causa de un trauma craneoencefálico severo resultado de un hachazo propiciado por los señores liberales.

23


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Gabriela Estevez Araoz, estudio en el grado 10, tengo 16 años, luego de realizar la entrevista a mi abuela Inés, me di cuenta que sufrió mucho por la guerra que había entre los liberales y conservadores y la tragedia que le sucedió con su hermano.

CARA EN CRUZ Mi nombre es Inés Ñustez, tengo 72 años nací, en Cajamarca- Tolima en el año de 1945, mi infancia la viví en una vereda llamada El Cedral entre Ibagué y Cajamarca en una finca llamada “El Topacio”, mi familia estaba constituida por mi padre mi madre y mis 4 hermanos, hasta ese momento, porque fuimos 12 hermanos. En la región donde pase mi infancia, se vivían muchas angustias ya que se escuchaba a muchas personas que los conservadores entraban a las casas de los liberales los mataban y acababan con toda su familia. Mi padre fue perseguido y tuvo que esconderse en la casa de un amigo conservador para que no lo mataran, por estar escondido pasábamos hambre lo único que comíamos era la panela sal que nos daba mi tío Pascual y unos plátanos que cogíamos de la huerta, mi mamá tenía una mata de cidra que con ella hacia guiso con huevo y plátano asado y eso comíamos. A finales año 57 hubo un suceso que me afecto mucho, mi hermano que era menor por un año se fue a trabajar a una finca llamada ``La Cumbre’’ cercana a donde vivíamos, él siempre llegaba a las 6 de la tarde a la casa y ese día que se fue no llego. Como éramos tan cercanos me preocupo, ya que eran las 8 de la noche cuando escuché unas mujeres llorar, me paré de la 24


Café Manchado AZUL & ROJO cama bajando cerca de la casa, cuando me levante abrí la puerta, ellas nos contaron que a Cesar mi hermano se lo llevaron los Chusmeros con la demás gente que trabajaban allí. Aquella noche con mi papá, nos fuimos a acompañar a esas señoras hasta las 3 de la mañana ya que estaban asustadas, luego nos bajamos para la casa porque dijeron que teníamos que reclamar en Cajamarca a mi hermano. Como a las 5 de la mañana mi papá se levantó, dijo: -

Me voy a reclamar a mi muchacho.

Como a los 10 minutos regreso a la casa llorando y nos dijo que a media cuadra de la casa venía Cristóbal arrastrándose, habían herido con arma de fuego y un machetazo, mi papa aviso donde mi tío Pascual para que él y los demás fueran a recogerlo, nos contó que habían matado a todos incluso a mi hermano, decía que para poder llegar a donde nosotros se hizo el muerto, narró como mataron a mi hermano. Los bajaron por una trocha los amarraron de dos, espalda con espalda a mi hermano lo amarraron con un muchacho de su misma edad, cuando llegaron abajo a una planada llamada ``El Caney’’ los soltaron, mi hermano se arrodillo a rezar y estos bandidos le cortaron la cara en cruz. Pasados 8 días mi papa dejó la finca para venirnos a vivir a Ibagué ya que no podíamos dormir pues estábamos muy angustiados y antes de eso a Cristóbal, hijo del dueño de la finca lo trajeron a el hospital San Rafael para ver si le podían salvar la vida pero no fue posible porque por el machetazo que le pegaron perdió mucha sangre y murió.

25


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Juan José Pérez Rodríguez, tengo 16 años, curso el grado 10°, al realizar este ejercicio de entrevistar a mi abuelo Hernando Rodríguez, me pude dar cuenta a pesar de que esto sucedió hace tanto tiempo, él aún tiene esos recuerdos muy vivos en su mente y aun lo atormentan.

TIEMPOS DE DOLOR Soy Hernando Rodríguez Andrade, viví en Chenche una vereda de Purificación, cuando el 9 abril de 1948 mataron a Jorge Eliecer Gaitán, se desató una guerra bipartidista entre liberales y conservadores. Chenche era una localidad liberal, aunque purificación mantenía una guerra porque no tenía definido su partido. Los conservadores una vez invadieron Chenche, llevándose a muchos de sus pobladores en volquetas sin saber su rumbo, pero si su final. Esa noche se me hizo larguísima ya que la pase escondido con mis hermanos debajo de una cama, allí nos ocultamos con mis hermanos, estábamos aterrorizados al estar solos, pues mi padre trabajaba en una hacienda para darnos de comer, menos mal esa noche se quedó en la hacienda por que le cogió la tarde en su trabajo, seguramente si hubiese llegado a las casa lo habrían matado. De la misma manera en Natagaima y Coyaima se produjeron muchas muertes, pero allá si se sabía dónde iba a hacer su final, en el salto del Guaguarco; una quebrada que fue el lugar predilecto para asesinar liberales. Los conservadores se robaban el ganado de los liberales a nosotros nunca nos robaron porque no teníamos nada, los animales los llevaban al centro de Purificación para exhibirlos y después venderlos. En una ocasión mientras estaba haciendo mercado en la tienda del señor Hemmel llegaron 2 volquetas llenas de cadáveres que no se sabía su procedencia pero pasaban directo al botadero del pueblo, desde 26


Café Manchado AZUL & ROJO allí lanzaron todos esos cuerpos al Río Magdalena para que su gran caudal se los llevara, los desapareciera y quedaran en el olvido. Desde un arbusto ví como los cuerpos de tanta gente se perdían en el horizonte, era tantos cuerpos que alcance a contar 38 pero creo que eran más. Llegó a la presidencia Laureano Gómez que era un hijo miserable, llegó a decir que de los liberales no deberían quedar ni los huevos. Debido a la arremetida de los conservadores, los liberales formaron un grupo de autodefensas conformado por gente de prado y purificación, se ubicaron en la parte alta de las montañas de la cordillera oriental para hacerles frente a Los Chulavitas. Me fui a vivir a Dolores, Un pueblo que la mayoría de su población era liberal. El día que llegue estaba parado en una esquina cuando vi a un hombre gordo que me llamó la atención su forma de caminar, pero había un hombre que lo estaba siguiendo, el hombre gordo entro a la tiendita del señor Roberto Oyola (donde yo iba a empezar a trabajar), enseguida se empezaron a escuchar grito: -¡LO MATARON! El asesino salió corriendo y grito: - “POR LIBERAL”. Fui a ver qué pasaba, el hombre gordo estaba tirado en el piso en un charco de sangre, estuve viendo el cuerpo hasta que llegó la ambulancia y se lo llevaron. Transcurrían los días con asesinatos y masacres, yo trabajaba en una tienda como empleado esperando a que sonara una campanita que era la llegada del carro fúnebre, cargado de cadáveres, a veces se velaban y otras tocaba de una vez enterrarlos porque ya se encontraban putrefactos. Los días sin el sonido de la campanita eran una alegría poco común. Un día salí a trabajar y sentí el pueblo extraño, como callado. Llegue a la tienda y me informaron que los Cuervos un grupo conservador, habían hecho un falso retén en la ruta Dolores a San José, en donde cayó una chiva cargada de gente, todos los ocupantes fueron degollados y sus cuerpos dejados en un cafetal. Viajé a purificación para ver mi tierra natal, pero de regreso a Dolores, caímos en un retén conservador lo supe por sus bufandas azules. Vi pasar 27


Café Manchado AZUL & ROJO mi vida frente a mis ojos, pero solo dijeron el nombre de Alfonso Pérez y todo el mundo quedó en silencio entró un Doloreño, señaló a un hombre de tres puestos de adelante del mío. Lo bajaron y lo mataron al borde de la carretera y el bus siguió su camino como si nada hubiera pasado. La siguiente semana se planeó de la venganza contra los godos. Un viernes por la noche los liberales atravesando los potreros de don Simón Fierro para hacer la mayor masacre de conservadores de la zona, no tuvo la cantidad de muertes esperadas pero fueron las suficientes para calmar la sed de venganza que tenían los Doloreños por sus muerto en las veredas causadas por los godos, entre esas se destacan la de La Guacamaya donde fueron 25 personas degolladas y en san pablo donde 15 humildes recolectores de café fueron colgados. Con la llegada al poder de Gustavo rojas pinilla se calmó la situación que se vivía en Colombia. El hizo muchas obras buenas como el puente de purificación sobre el rio magdalena que fue la más significativa para mí, porque esa era mi tierra natal.

28


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Stefania Rubio Osorio, estoy en 10° grado tengo 15 años y al realizar este ejercicio periodístico al señor Pedro Prada, Pude percibir que la violencia bipartidista era muy atroz y cruel con la sociedad ya que los partidos no tenía escrúpulos y sin importar su ética y moral destruían un país en crisis.

LEYENDA DEL PÁJARO AZUL Soy Pedro Prada, nací el 15 de diciembre de 1935 en Rovira, Tolima Tengo 80 años estoy entrando los 81, soy conservador y siempre lo seré, no tengo estudio, solo sé escribir mi nombre y no sé leer. Me crie en una vereda llamada “Real” en la cual estuve hasta cuando me fui de la casa a los 10 años. Vivía con mi abuela tengo 8 hermanos de los cuales no se desde el momento en que ellos se fueron de la casa y no tengo papá pues este señor negó de que era su hijo e incluso intento matarme con un machete cuando era muy pequeño. Cuando Salí de mi casa empecé a trabajar en el campo haciendo jornales y esto me ayudaba para mi alimentación y para dar a mi mamá y a mi abuela. A los 16 años me fui para una finca en el sector de Boquerón en la cual trabajaba a un señor de mí mismo equipo conservador, pues así nos defendíamos de los liberales o guerrilleros como yo los llamo. Allá en esa finca me intentaron matar los guerrilleros pues estos tenían una hermana que se había enamorado de mí, pero yo no quería nada con ella por lo que esa niña era liberal además de fea, como me la llevaba tan bien con mi patrón, le comente la situación y él me dijo que no me preocupara por nada porque si me iban a matar pues él me defendía.

29


Café Manchado AZUL & ROJO Yo siempre anduve armado, cargaba un revolver con provisión de 12 balas y una peinilla. Tuve que esconderme para que no me encontraran, cuando ellos llegaron a matarme el patrón les dijo que me había ido para Rovira y que nos íbamos a ver en el puesto de policía, pero eso era mentira porque estaba escondido en unos costales que el patrón puso para que ellos no se dieran cuenta de que estaba en la finca. La violencia de los dos partidos, me hizo tomar posición, pues los liberales siempre atentaron contra nosotros los conservadores y nosotros también atentábamos contra ellos. Cuando cumplí 18 años me volví “Pájaro” eso significa que yo era informante de la policía, yo estaba en medio de los liberales y conservadores contando de qué manera se enfrentaban y también donde podían agarrar a los guerrilleros o liberales. A mí me tocó ver morir mucha gente incluso hasta a mi familia. Mataron dos tíos y un primo hermano, también desplazaron a familia cercana, gracias a Dios a mi madre y mi abuela nunca las tocaron solo iban allá a preguntar por mí paradero, ellas siempre mentían o simplemente decían que no sabían, pues yo me la pasaba de un lado para otro porque si me cogían mal parado me iban matando, varias veces lo intentaron, pero acá estoy después de casi 60 años. Vi como saqueaban las casas, como mataban a familias enteras. Ellos o nosotros lo hacíamos por no tener el mismo pensamiento de ellos. Cuando matábamos a esa gente tocaba tirarlos rio abajo y esperar a que los encontraran o simplemente los chulos se los comían. Nunca tuve relación con las guerras de la ciudad, siempre viví en el campo era claro que cuando habían encuentros en la ciudad de liberales y conservadores pues las cosas se escandalizaban más pero todo volvía normal matándonos por igual unos con otros. Recuerdo que cuando mataron

30


Café Manchado AZUL & ROJO Jorge Eliecer Gaitán todo se volvió un mierdero pues ellos empezaron a matar más gente de mi equipo y hubo muchos enfrentamientos. A mí me apodaban “tirofijo” pues me dedican así tanto por mi buena puntería pero también porque sabían lo recto y claro conservador que era, de que si yo no me metía con alguien de los liberales, ellos tampoco no se debía meter conmigo porque salían perdiendo. La violencia hacía que estuviéramos muy pendientes de los ataques del adversario, muchos en los lugares donde trabajé los patrones nos mandaban a construir túneles para escondernos. Me acuerdo de un trabajo que tuve el cual era el de cuidar a los trabajadores desde las 5:00 AM hasta las 4:00 PM y desde esa hora tocaba o meternos en los túneles o escondernos en alguna cada porque llegaban los guerrilleros o liberales a matarnos esa finca donde yo trabajaba se llamaba “Charco Rico” aunque cuando podíamos matarlos también lo hacíamos y los tirábamos rio abajo. Cuando yo vivía en “tierra adentro” allá llegaban a matarme pero no me hacían nada porque yo también andaba con mi gente. A mi hermano lo mataron a traición, nos vengarnos y a ellos les toco irse. También viví acá en Juntas de ahí para arriba era terrible, me acuerdo que allá un día me dejaron una “carabina” eso es un arma que se le podían hacer disparar 18 tiros y también traía proveedor y pues si tocaba usarla se le daba el uso, ya fuera para asustar o para atentar contra otro, allá también trabajé como “atacador” pues mi oficio consistía en estar pendiente de que ninguno de los guerrilleros no tocaran a mi patrón, ni a ninguno de los trabajadores. Allá esa hacienda se llama o se llamaba “palizada”. Luego de tantos años creo que siempre diré que seré conservador desde que nací hasta el día que me muera porque esas son mis ideas y siempre iré en contra de los liberales por todo el mal que han causado a este país. 31


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Michael Ferney Chávez, tengo 18 años, curso el grado 10°, esta historia me deja impactado, de como antes los conflictos entre partidos políticos no eran solo de palabras, el conflicto era también armado a mi parecer la guerra ha cambiado mucho en Colombia, ya sea por los derechos humanos que quizás fue un factor para cambiar las formas de conflictos en Colombia y el mundo.

HISTORIA DE UN BOSQUE TERRORÍFICO

Soy Josefina Gutiérrez, cuando tenía 5 años vivía en una finca en PlanadasTolima, con mis tíos y abuelos. Había azules y rojos, no se podía ver porque había enfrentamientos que afectaban a las familias cercanas tanto como a mí. Una noche el enfrentamiento fue en el terreno de nuestra finca, se perseguían para matarse, tuvimos que irnos a dormir en el bosque, pues podríamos resultar asesinados en el cruce del fuego, o podrían simplemente llegar a nuestra casa y masacrarnos. La esposa de mi tío estaba embarazada, fue tanta carga emocional para ella, que estuvo a punto de perder su hijo de 8 meses de gestación, recuerdo que empezó con las contracciones, valla sorpresa. Nació una pequeña niña allí en estas circunstancias tan terribles; la llamaron Sofia. Las cruentas redadas de los azules con los rojos ya eran conocidos por la madre de Sofía, Ella eran una joven que venía de la ciudad de Bogotá, en donde conoció a mi tío por ello tal vez no había conocido el fragor de la guerra que azotaba los campos colombianos, esa noche los pájaros nos 32


Café Manchado AZUL & ROJO descubrieron, por el llanto de Sofía, lo que dejó marcada mi vida para siempre, pues ante mis ojos y los de sus padres, decapitaron a la pequeña Sofia. Aun no logró comprender como se puede llegar a ser tan extremadamente sanguinario. Ataron una soga a su indefenso cuello y la colgaron de un árbol, las impresionantes escenas aun rondan en mi mente después de 75 años. Nos tocó dejar todo, la finca y los terrenos he irnos para un pueblo y ahí nos tocaba mantener encerrados a mis tíos y a mi abuelo para que nos los mataran, nos sacaron de la finca en los carros del ejército, en ese tiempo a los del ejercito los llamaban Los Chulos. Hacíamos filas grandes para comprar sal y si se enteraban que éramos liberales no nos vendían porque gobernaban los conservadores, todas las noches llevaban 10 personas y delante de sus familiares para masacrarlos. Sufrimos mucho porque ya nuestra familia había perdido muchos familiares, era duro estar encerrado en una casa era como estar privado de la libertad aunque recuerdo muy bien que algunos vecinos se les metieron a la casa por sus patios y asesinaron a sus abuelos y no poder salir hasta cuando volvieron a firmar la paz y podíamos volver a las fincas pero llegábamos y no encontrábamos nada, ya que quemaban las casas.

33


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es María Ximena Tovar Urueña, curso grado 9°, tengo 14 años de edad, al realizar esta entrevista a mi bisabuelo, me he podido dar cuenta que los conflictos vividos en esa época eran de mucho dolor y sufrimiento en comparación a los que presentan en la actualidad colombiana. Sinceramente pienso que no hay por qué quejarnos o molestarnos por problemas y situaciones de mínima importancia.

UN PIE EN EL OTRO LADO

Soy Luis Jerónimo Cuellar Ramírez, en los tiempos de la guerra entre liberales y conservadores llegué a presenciar como mataban, torturaban y secuestraban a mujeres, niños e incluso a muchos ancianos, esto tan solo se daba por una discusión absurda entre dos partidos políticos que se creían con el derecho de pisotearnos y pasar por encima de nosotros como si fuéramos basura. Aunque no tuviéramos tanta importancia o un título como ellos, nosotros teníamos algo mejor que era el esfuerzo de nuestro trabajo, los buenos tratos y las ganas de salir adelante, lo cual nos hacía crecer cada día como mejores personas. Nos sometieron a muchos abusos los cuales me hicieron hacer partícipe de este infortunio, a lo largo de mi juventud para defender a mi familia tuve que matar a mucha gente, me estaba volviendo loco, pues junto a mi mujer tuvimos que escapar de muchos lugares a los que íbamos a escondernos. Fueron creciendo dos grupos importantes en este conflicto unos éramos los Godos y los otros se les llamaban Cachiporros. Estuve muchos años luchando por defender nuestras vidas cometiendo actos muy crueles, asesinando a personas que podían ser inocentes pensando que con los años me llegaría a sentir bien con todo esto, la verdad 34


Café Manchado AZUL & ROJO es que estaba equivocado, con el paso del tiempo más o menos a mis 40 años de edad comprendí que la venganza no me llevaría a ninguna parte, así que tome la firme decisión de empezar de nuevo con mi vida para así olvidar el mal sabor que me dejo este pasado, algo fue imposible pues yo no dejaba de pensar un solo día en la muerte de tantas personas. Cada vez fue peor, aunque nacieron mis hijos esto no me ayudó a disimular el dolor tan profundo que sostenía, era muy complicado llevar una vida de esta manera. Cuando cumplí 50 años de matrimonio, decidí confesarme después de tanto tiempo de tortura y de esta manera librarme de esos cargos de conciencia que tantas noches y días me agobiaban para que la vida me dejara por fin descansar en paz por tantos errores cometidos. Pienso que si nunca se hubiera presentado el conflicto entre los partidos políticos, en estos momentos de mi historia y de la de muchas personas más, sería diferente tendría una vida de paz y de mejores oportunidades.

35


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Juan Felipe Yepes, tengo 16 años, al realizar este ejercicio de entrevistar a mi abuelita, me di cuenta que esta guerra bipartidista no tuvo bases, pues se asesinaban solo por ser de un partido político distinto al que tuvieran ellos, es decir por no pensar igual que ellos.

UNA HISTORIA ABRUMADORA Soy Teresita del niño Jesús Villareal tengo 85 años de vida, aún recuerdo la trágica época vivida ese 9 de abril de 1948. Por a que tiempo contaba con tan solo 16 años, más o menos a las 3 pm se mencionaba en la radio la trágica muerte del doctor Jorge Eliecer Gaitán, hecho que desataría una guerra entre los partidos políticos de Colombia, la noticia corría como la pólvora, que el doctor Gaitán había sido encontrado muerto frente a su oficina donde Juan Roa Sierra lo esperaba para causarle la muerte. En el estado de euforia en la que se encontraba en ese momento el pueblo en su estado de guerra, destrozaban las tiendas y establecimientos volviéndose un tiempo de vandalismo, muerte y temor. Nos tocaba cambiar día a día una bandera improvisada de color rojo a azul para que los vándalos de cada partido no se entraran a su casa a destrozarla y matar a cada ciudadano que fuese de partidos opuestos. Escondiéndonos bajo las camas mientras observábamos por una pequeña reja de la ventana. Fue traumático, ya que el miedo de que llegara un grupo de personas a asesinarnos era gigante y el no poder defenderse era abrumador. Incluso en Ibagué sacaron de la penitenciaria a un hombre del partió liberal, descuartizándolo y arrastrándolo por toda la ciudad, gritando “estas son las consecuencias de no ser conservadores “al darse cuenta de lo ocurrido, ella y su familia seguían escondiéndose en sus habitaciones. 36


Café Manchado AZUL & ROJO “fue una época horrible, donde todo Ibagué tenía miedo, incluso llegaban cartas donde mis familiares nos decían que los recibiéramos, porque los estaban amenazando de muerte, sigo sin superar ni poder olvidar estos años donde todo el mundo se mataba solo por colores” (palabras explicitas). Ahora, la señora teresita vive en un apartamento en el barrio la Pola de Ibagué, tiene su familia con 4 hijos cada uno dándole nietos y bisnietos.

37


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Juan Sebastián Reales Gómez, tengo 16 años, curso el grado 10°, realizando este ejercicio me di cuenta que la Colombia de ese entonces era muy peligrosa, la guerra de los liberales y conservadores conllevó la pérdida de muchos colombianos y era muy peligroso hasta estar en el mismo hogar.

PROFESION ARRIERO

Soy Ansisar Agudelo tengo 85 años, Mi niñez no fue fácil, madrugar al colegio fue lo más bello de ella, los desayunos de agua de panela con pan de mi mamá me hacía madrugar todos los días, cuando regresaba ayudaba en el hogar. Me envolví en el conflicto cuando en la radio escuché que habían masacrado 80 personas, no recuerdo donde, me dedique en convertirme en militar, cuando ya crecí me di cuenta que ser hijo de un anónimo tolimense era ser discriminado y excluido. En 1.960 mi papá, hombre bueno, trabajador, liberal de profesión arriero, llevando sus quince mulas de pueblo en pueblo a pie lo sentenciaron a muerte por ser volteado por que se atrevía a saludar a sus vecinos conservadores, 3 hombres le salieron al camino engañándolo que eran de por ahí, cuando mi padre inocentemente se descuidó le metieron un balazo con una escopeta en la altura de la nuca causándole la muerte.

Un hecho que me contó mi padre y que sucedió en 1.907 cuando un militar de filiación liberal con sus peones armados de machetes, pistolas y escopetas, pregunta a pleno grito en medio de la plaza, quienes eran los 38


Café Manchado AZUL & ROJO que se oponían a que fulano de tal ocupara la alcaldía, siendo este liberal y ordenó que metieran a los conservadores a la cárcel y se dedicó a celebrar con aguardiente, chicha, y parranda , la crueldad agrando grandes odios para acabar con el partido contrario, colocaba a sus prisioneros en ganchos de carnicero ensartándolos por debajo de la quijada y rematándolos a machetes, mataba a mansalva, cuando mataban a alguien importante lo paseaban por las calles, lo castraban y su pene lo arrojaban al solar de las viudas. Las mujeres de conservadores que estuvieran embarazadas de cinco meses en adelante les abrían el estómago con un machete le sacaban él bebe y los aventaban en las cercas de las casas. Le entregaron salvoconducto para porte de armas tanto a conservadores y liberales, había que refréndalo. Los Chulavitas constantemente, violaban a los niños, niñas y los que se escapaban eran recluidos en cárceles improvisadas, en ese entonces mandaban los pistoleros Desquite , Sangre Negra, y el pájaro, quienes asaltaban fincas, se apoderaban de tierras, mataban campesinos inocentes. Me quedo grabado en la mente la descripción sanguinaria del famoso corte de franela que consistía en córtales el cuello a las víctimas para sacarles la lengua por la herida y dejarla colgando como si fuera una corbata. Cuando me avisaron, yo estaba en el ejército, en Tolemaida, fui enviado hasta mariquita en helicóptero, luego por tierra. Alcance a ver a mi padre todavía con sus ropas de trabajo en una parcela, su cuerpo estaba llena de metralla de la escopeta, dolió mucho, dejó una viuda y 9 huérfanos, crecí con mucho dolor no obstante perdone a los asesinos seguí mi vida militar, ayudando a los míos, hoy en día estoy pensionado con 3 hijos mi señora

39


Café Manchado AZUL & ROJO viviendo de recuerdos de cómo me convertí en víctima directa del conflicto armado. Tengo actualmente 85 años pienso que la firma de un acuerdo de paz nos conviene a la mayoría de los colombianos pero la paz verdadera es la que cada uno de nosotros debemos practicar a diario con nuestra familia, vecinos, comunidad, anteponiendo nuestro dolor o rencor por las injusticias del pasado.

40


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Sebastián Arturo Sosa Gómez, estudio en el grado 9°, tengo 14 años, al realizar este ejercicio de entrevistar a un adulto mayor, me di cuenta que en el pasado las cosas eran diferentes en todos los aspectos al compararlo con la actualidad, como los vestigios, algunas costumbres, los nombres, la moneda, la tecnología; pero algo en común entre la actualidad y el pasado, y aunque duela decirlo es la violencia como lo muestra la siguiente entrevista y que por más de que pase el tiempo ésta sigue los mismos pasos, y puede terminar en tragedia.

ESQUIRLAS DE GUERRA. Soy Sabulón Pineda Pineda, nací el 19 de enero de 1.935 en Sta. Isabel – Tolima, tengo 81 años de edad, era del partido conservador hoy vivo en el Barrio Pedregal. Mi infancia la viví en Sta.- Isabel, recuerdo que en esa época se hablaba mucho del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán, después de eso empezó una violencia. Cuando era niño, también escuche lo del 9 de Abril de 1948, de ahí en adelante se siguió una guerra política, entre los liberales o cachiporros rojos, quienes mataban a los conservadores godos – azules y viceversa. Recuerdo que en los lados de Anzoátegui mi papá compró una finca y como la violencia estaba tan pavorosa habían ocasiones en donde nos encontrábamos 2 o 3 muertos por el camino, entonces tocaba pasar por el ladito de ellos, calladitos y sin decir nada, unas noches los liberales quemaban las casas y mataban a los conservadores y viceversa. 41


Café Manchado AZUL & ROJO En esa época estaba en la presidencia Laureano Gómez, y debido a la violencia se creó una especie de policía llamada “los chulavitas”, y ellos por cualquier cosa le pegaban un par de tiros a cualquiera, básicamente eran los que mandaban, nadie podía entrar a la policía o al ejército siendo liberal porque los mataban o sacaban a patadas. En muchas ocasiones nos tocaba dormir en los cafetales, ya que corríamos al peligro de que nos quemaran la casa, con nosotros adentro. era una vida desesperante; luego siguió el mandato del General Rojas Pinilla en donde mejoró la situación del país bastante, quien regalaba mercados a la gente. Fui creciendo hasta que me tocó prestar servicio militar en 1.954, perteneciendo al primer contingente del ese año, salí en 1955, después de eso di muchas vueltas en la vida, decidí regresar a las fuerzas militares, allí termine y quedé pensionado, como estaba recién salido él gobierno me exigía regresar al ejército así que lo hice y hoy en día gracias a Dios vivo de ella. Mi opinión respecto a la guerra de los liberales y conservadores es que prácticamente ya se ha acabado, y nadie le presta atención por ser liberal o conservador, pues antes la gente le daba demasiada importancia se mataba por ser de diferente bando o color, y gracias a Dios hoy en día vivo en paz.

42


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Juan Esteban Serna, estudio en el grado 9°, tengo 14 años, al realizar este ejercicio de entrevistar a mí Bis-abuela me di cuenta que la época entre 1948 y 1956 fue un periodo de guerra difícil, triste, lleno de desesperación y que la intolerancia lleva a la destrucción.

MIEDO A VIVIR Soy Rosalba Bonilla, tengo 94 años y esta es mi historia en medio de la violencia colombiana. Solía vivir en Ibagué, Tolima. Para los años 50’s, vivía con Arístides Olmos, mi esposo, y con mis cuatro primeros hijos: Oscar, Eduardo, Luis y Marleni. Vivíamos en la finca familiar, bautizada como “El Recreo”. Éramos una familia feliz, amplia y amorosa, a pesar de las tragedias vividas en esta época. Recuerdo cuando vi por primera vez a Arístides, en 1945, en las fiestas anuales de Santa Rosa de Osos, Antioquia, Era un músico, parrandero y alegre. Nos enamoramos a primera vista, como en un cuento de hadas. Pero había un problema, para esa época la violencia entre liberales y conservadores ya se iba sintiendo, mi familia era liberal y Arístides era conservador, un problema serio en esos momentos. Después de mucho tiempo de reflexión, decidimos apostarle al amor, nos casamos a escondidas de nuestros padres y escapamos al Tolima a formar una familia en plena violencia. Ibagué era un pueblo liberal, a pesar de que vivíamos en un cerro lejos de la ciudad, llamado “La Martinica”, la violencia se hacía sentir en todas partes. Días después del bogotazo en donde mataron a Jorge Eliecer Gaitán, aquí tuvo como consecuencia que decidieron liberar a todos los presos de 43


Café Manchado AZUL & ROJO la cárcel del centro de Ibagué, que ahora es un museo, los presos estos se iban a las afueras de la ciudad a pedir comida y refugio poniendo en peligro a la gente que vivía por esos lados, ya que La Chusma recorría esas zonas en la noche. Recuerdo que para no morir, debíamos huir a los cafetales, llevándonos solo a la niña aun de brazos, corriendo el riesgo de que mataran a nuestros otros hijos. En la finca, yo solía hacer comida para los trabajadores, además de hornear pan y hacer postres de leche, a veces incluso a los ex convictos. Aún recuerdo el día en que nos llegó la trágica noticia: mis suegros habían sido degollados en pleno lunes, en la plaza del salado por ser conservadores. Días después de haber llegado de visita, fueron capturados y asesinados por llevar pañoletas azules: - ¡¡DON ARISTIDES!! ¡¡DOÑA ROSA!! ¡LOS PATRONES! – grito la empleada de mis suegros desconsolada - ¿Qué pasa, esperanza? Dije desconcertada - ¡Los patrones! ¡Los asesinaron! Lo último que recuerdo es a mi esposo cayendo de rodillas al suelo, desconsolado, impactado tras semejante noticia. Pensar que lo que causo esta guerra interna fue la muerte de una sola persona, el representante de los liberales, asegurado próximo presidente del país para la época. Cuando oímos la noticia por primera vez, no lo podíamos creer; que hubieran matado a una persona tan honesta como el doctor Gaitán me tenía asombrada. Las tragedias seguían llegando a la familia, con la muerte de mi hermano, Jorge Bonilla, su esposa embarazada y sus cuatro hijos entre los 5 y 17 años. Cuando nos mudamos a la ciudad, cansados de la violencia que se presenciaba en la finca, llegamos a un sitio irreconocible; la tranquila 44


Café Manchado AZUL & ROJO ciudad de Ibagué se había vuelto una ciudad llena de caos y de guerras manchadas de sangre. La gente, del miedo de ser capturada llevaba distintas prendas, tenían diferentes banderas colgadas en las ventanas de las casas y conservaban muchas pañoletas, todas estas azules y rojas, por si a algún grupo, liberal o conservador, se le daba por hacer una requisa. El día de las elecciones presidenciales, era uno de los más peligrosos, ya que en este tiempo uno votaba con tinta azul o roja, y a la salida de las votaciones la gente se mataba por llevar las manos manchadas de un color en específico. La violencia fue una época muy dura en nuestro país, quiero que se acabe esta agonía que vivimos y dejar de sufrir por la violencia y la intolerancia de las personas.

45


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Ahsly Gineth Estrada. Estudio en el grado 9°, tengo 15 años, al realzar este ejercicio de entrevistar a la señora Paulina me di cuenta que: la violencia bipartidista fue un conflicto en donde hubo mucho sufrimiento. En la actualidad nos quejamos por problemas que no tienen gran importancia, no recordamos el pasado a pesar de las secuelas que se pueden percibir aun en nuestra sociedad, tal vez por ello nuestros abuelos sí conocen el valor de la Paz.

CUANDO LA INJUSTICIA ABUNDA Soy Paulina Caicedo, tengo 81 años. Durante la violencia bipartidista viví en el departamento de Boyacá, luego con mi familia decidimos dirigirnos al departamento del Tolima, debido al intenso enfrentamiento que había entre liberales y conservadores. Nos daba miedo salir de nuestros hogares por temor a ser asesinados. Al llegar a Ibagué comencé a trabajar en la empresa estatal Telecom, que en su mayoría estaba conformada por miembros del partido conservador, luego de un día de trabajo normal la policía quien también era conservadora, llegó a la sucursal donde trabajaba para detener a todos los que no se alinearan con su doctrina política. Mi esposo aguerrido liberal, impidió que la policía me llevase, contactando a un amigo que era oficial del ejército, quienes rápidamente se dirigieron a las instalaciones de Telecom donde nos mantenían retenidos y allí bajaron a todos las personas que la policía mantenía detenidas ilegalmente. Así fue el día en que mi esposo me salvo de una muerte segura. Mi esposo liberal, mis padres, abuelos y yo no éramos de ningún grupo político. No nos gustaba la guerra, pero la violencia bipartidista que tuvimos que presenciar se caracterizó por grandes enfrentamientos entre los partidos liberal y conservador. Esta oleada de terror causo 46


Café Manchado AZUL & ROJO violencia, caos, corrupción, inseguridad, cobardía, violación a la propiedad privada, daños de los cultivos, persecuciones, terrorismo entre otros. Esto provocaba mucho temor hasta llegar al punto en que las personas dejaban sus hogares en busca de una vida mejor. Muchas veces evitaban salir de sus casas, ya que en cualquier momento podían ser asesinados. Recuerdo a “Sangrenegra” un guerrillero colombiano liberal que después de un tiempo se convirtió en bandolero y persiguió con saña a los conservadores durante esta violencia.

47


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Luis Gabriel Rodríguez Quiroz curso el grado décimo, tengo 15 años, lo que aprendí al realizar esta entrevista fue que la violencia ha marcado este país por unos ideales, colores o simplemente por la cuestión de querer el poder, en la que ha muerto gente inocente que por apegarse a un ideal o color, ha pagado el precio con la muerte.

DOS COLORES, UN MISMO DESTINO Soy Lorenzo Méndez Bravo nací el 3 de septiembre de 1.945 en Anzoátegui-Tolima, no eran de un mismo partido político, mi madre conservadora y mi padre liberal, a pesar de esto no fue impedimento para no estar juntos. En mi familia poco se hablaba de los ideales políticos a los que se creía, tal vez porque siempre tuvimos ese respeto y fraternidad que carecía la mayoría de los vecinos que se encontraban a mi alrededor , si mal no recuerdo cuando ocurrió el enfrentamiento entre los partidos, apenas tenía 6 años, en ese tiempo los mismos partidos políticos habían creado unas fronteras imaginarias en las que uno no podía pasar de un extremo de pueblo al otro, sin tener consecuencias mortales, un caso grave que impactó a la población que allí habitaba era el suceso que le toco padecer a un gran amigo de mi padre que al pasar de un lado a otro, fue cruelmente torturado y descuartizado, finalmente lo empacaron en lonas y con ayuda de una mula lo dirigieron a la plaza del pueblo, como advertencia y para infundir temor a las personas que intentaban violar ese límite. Mis hermanos y yo poco salíamos a la calle por miedo a que nos pasara algo, eso creía pero mi hermano mayor era la excepción, este poseía una 48


Café Manchado AZUL & ROJO gran gallardía y coraje que al no tener miedo en defender lo que creía podía llevarlo a su muerte, por este motivo un miércoles en la tarde se enfrentó a unos vecinos cachiporros que con el propósito de exterminarlo apunta de machete. Sufrió una grave herida en la cara que por poco lo deja sin la nariz y parte del ojo izquierdo, afortunadamente la policía que en ese tiempo eran los Chulavitas detuvieron el conflicto que pudo haber sido la muerte de mi hermano. En Anzoátegui tuve una infancia que se podría considerar una odisea, el pueblo y sus alrededores se comenzó a llenar de cachiporros, con el único objetivo de adueñarse de este, desde ese punto la vida se me convirtió en un verdadero infierno, la cacería había comenzado para los liberales sin tregua alguna, mi familia al ser conservadora y liberal las guerrillas cachiporras de ese tiempo no les agrado la idea de que en mi familia hubieran integrantes de los diferentes partidos, así pasaron la noches con zozobra e incertidumbre, varias veces nos tuvimos que ocultar, dormir pegados a las matas de café que se encontraban en los alrededores, así lloviera, tronara etc. No descansarían hasta vernos muertos, algunos de mis hermanos fallecieron por la situación que padecíamos ya sea por la condiciones precaria a los que tuvimos que someternos para salvar nuestras vidas, aunque a eso no le llamaría vida porque a mi parecer estar huyendo sin deberle nada a nadie, simplemente por una absurda disputa que en realidad pienso que es por unos colores a los que se apegan tanto hacen de todo para que al final terminen como los demás bajo tierra y en muchos casos sin alguien que los entierren.

49


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Yeison Penagos López, del grado 9°, tengo 17 años, al realizar este ejercicio de entrevistar a mi abuelo me di cuenta que; Hay personas con distintos recursos sociales, que les tocó vivir cosas violentas en su infancia a causa de conflictos que ni siquiera habían comenzado, pero si los perjudicaba. Ahora son personas ‘’Felices’’ que no siguieron el camino del conflicto, al contrario ayudan a víctimas de la violencia civil.

TEMOR DE UN NIÑO SIN COLORES. Nací en Cajamarca, para el periodo de la violencia Bipartidista aún vivía allá, soy Adolfo Penagos Villalobos Tengo 68 años, llevo una vida tranquila, con mi esposa, y mis hijos que ya tienen sus familias, hoy me dedico al trabajo como negociante. En aquella época Cajamarca, era un pequeño caserío de gentes muy pobres, rustico, ninguno de los dos partidos lideraba el poblado, a los conservadores los dirigía el cura de ese tiempo que se llamaba Marco Lombo y por los liberales había un señor Teófilo Rojas que lo apodaban ‘’Chispas’’. A pesar que en mi casa nos infundían muchos valores y la vida en familia era muy apacible, me vi afectado por esa tal pelea de colores, pues estando muy pequeño por ahí de unos 8 o 9 años debido al temor que nos incendiaran el rancho con nosotros dentro nos tocaba con mi padre y mis hermanos ir a dormir a una quebrada, debajo de un palo y con el intenso frio que hace en esta región. Cajamarca ha sido un municipio que ha tenido que enfrentar el fragor de la violencia porque fue también cuna de las guerrillas liberales y 50


Café Manchado AZUL & ROJO bandoleros, el derramamiento de sangre se agudizó pues ‘’Chispas’’ quien comandaba los Liberales perseguía al cura para matarlo y lo contrario, entonces de día se fijaban cuales casas eran liberales o conservadores y por la noches en oposiciones les amarraban las puertas y les echaban candela con la gente dentro o los mataban a machete y a bala. Hubo muchas masacres. Mi familia y yo somos muy liberales, por ello cada tanto intentaban matar a mi papá porque mi padre se enfrascaba en discusiones sobre política y por el inminente plan para matarlo, tuvo que pedir ayuda a unos conservadores, lo cogieron básicamente como esclavo, a cambio de esconderlo porque o si no a mi papa lo hubiesen asesinado, el pago que recibía era el sustento de mi mama y a mis hermanos pero mi papá tenía que estar sometido a ellos y lo que ellos dijeran, era un señor Julio Hernández que era quien comandaba otro grupo de conservadores. En Cajamarca, Después de pasar por tal violencia y soportar esos tiempos tan duros, terminé el colegio y comencé a trabajar, ayudando a que mi Cajamarca creciera en paz tras ese periodo de violencia que no trajo nada bueno, años después conocí mi señora y formamos un hogar armonioso, tenemos dos hijos, los cuales tienen también unas hermosas familias, hoy vivo en Ibagué, pero viajo muy seguido a mi pueblo, a verlo como sigue creciendo y tras los años me quedan los bueno y malos recuerdos de mi niñez y adolescencia, y eso fue lo poco que yo viví de en una guerra tonta por dos colores.

51


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Andrés Felipe García Ortiz, tengo 15 años, curso el grado 10, al momento de realizar la entrevista a mi abuelita me dí cuenta de muchas cosas, por ejemplo cual es la ideología de los liberales y de los conservadores, Las causas y las consecuencias de este conflicto. Me sirvió también para darme cuenta que a pesar de que somos humanos, el simple hecho de tener ideales diferentes, trae como consecuencias asesinatos, robos, humillaciones, entre otras cosas.

HISTORIA A TRAVÉS DE ARRUGAS Mi nombre es Bertha Rodríguez, nací en 1.934 en el pueblo de Pubenza, a continuación mostraré mi visión general de la situación colombiana en esa época, como afortunadamente no viví la violencia como otras personas, contaré dos historias. Cuando asesinaron a Gaitán el 9 de abril de 1.948, escuché por rumores y la emisora del pueblo, que la capital estaba llena de disturbios por parte de los liberales y los conservadores, este momento fue denominado El Bogotazo, en ese entonces tenía catorce años actualmente tengo ochenta y dos. Yo era liberal o como algunos nos llamaban cachiporra, se estarán preguntando cómo se elegía a qué partido pertenecer, pues muy fácil esta elección tenía origen en las creencias familiares, es decir, como mi familia era liberal seguí esa tradición, para mí los godos o conservadores eran más imponentes y macabros, cosa que generó cierta distancia de mi parte hacia ese partido, si sumamos que se le atribuye a ellos la muerte de Gaitán. 52


Café Manchado AZUL & ROJO Mostrábamos nuestras creencias a partir de los siguientes factores, algunas veces vestíamos con el color representativo de los liberales, el rojo, nuestra casa estaba pintada en la parte inferior, de este mismo color, los liberales no éramos los únicos en utilizar esta forma de representación, los conservadores también las usaban, observé, la discriminación de las personas hacia otras personas si por ejemplo: era liberal y poseía un artículo de color azul , y como este habían muchos otros casos en los que se presentaba esta discriminación. Agradezco que en mi caso no sufrí como otras personas la violencia, ya que, en mi pueblo no se presentaron casos de asesinato ni de ninguna otra consecuencia de este conflicto. Pero no todas las personas tuvieron este privilegio tal fue el caso de dos personas, Luis Gutiérrez y una gran compañera que no nombraré porque su nombre siempre trae tristes recuerdo. Primero, Comenzaré a relatar la vida de mi compañera para de esta forma el dolor que siento, al recordarlo sea rápido y poco duradero. Ella tenía trece años cuando todo este conflicto comenzó, vivía en Fusagasuga, ella me contaba que el 9 de abril se vivió una revolución incontenible, ella era conservadora y por el solo hecho de serlo sufría humillaciones, robos entre otras cosas, por parte de los liberales. Ella me relataba que su familia al verse en esta situación, tenía que permanecer encerrada en su casa, pero ese no era el caso de todos los conservadores de aquel pueblo, algunos huían en autos, no todos llegaban a sus destinos, unos eran detenidos por los liberales, estos los robaban, los golpeaban, los herían y los mataban. Frente a su casa siempre habían asesinatos por parte de los liberales, en esas situaciones, su padre salía a defender a esa persona que estaba siendo masacrada, ella con mucho dolor me contaba cómo era que le 53


Café Manchado AZUL & ROJO rogaba a su padre para que no saliera, por miedo a que este fuera asesinado. Nosotros los conservadores no éramos asesinados solo por los liberales, también por los mismos conservadores, por el solo hecho de que unos éramos agonistas y otros eran Vaquiristas, estas siempre eran las palabras con las cuales concluía su historia. La otra historia también es igual de dolorosa que la anterior, está protagonizada por Luis Gutiérrez, tenía once años cuando esto comenzó y a la fecha tiene setenta y nueve años, él me cuenta que la guerra inicio por problemas de política entre liberales y conservadores, este pertenecía al igual que yo al partido liberal, vive aun en la vereda Guatapé, en esta ya existían las guerrillas liberales o también llamadas chusma. Un día este grupo armado llegó a su finca, robaron todo lo que poseían, café, maíz, entre otras cosas, prosiguieron a sacarlos de la casa y junto a sus vecinos en fila india para asesinarlos, pero el líder que estaba al mando los perdonó, y decidió que sería mejor llevarlos por unos días a la cárcel, los liberaron en tres grupos: las mujeres y niños a los ocho días, las mujeres adultas a los quince días, y los hombres adultos a los veinte días. Cuando liberaron al primer grupo, él era la cabeza mayor y dirigió al grupo a su finca, pero en el camino se encontraron un rancho que estaba solo, allí se quedaron mientras eran liberados los otros grupos, cuando esto ocurrió un grupo de liberales, les brindó apoyo y seguridad hasta sus casas, para que ellos pudieran organizar sus pocas pertenencias y se trasladaran a la ciudad.

54


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Juan Pablo Serna Peña, curso el grado 9°, tengo 14 años. Con la realización de este ejercicio de entrevistar a mi abuelo, llegué a la conclusión que a plomazos como se hecho siempre en Colombia, no se soluciona nada, lo mejor es que las dos partes se reúnan y dialoguen como personas civilizadas.

VIVIR PARA LA POLÍTICA Viví en una casa llena de ilusiones y esperanzas donde me infundieron lo conservador, como que el hombre es el único que debe que trabajar, que la mujer debe ser sumisa y no puede oponerse en ninguna de las decisiones que tomemos los hombres. Mi infancia fue muy dura, mi padre me enseñó a cultivar la tierra, o como él decía a trabajarla. Más tarde enseñó a mis hermanos y a mí a manejar buseta. Nos imponía los trabajos más pesados mientras que mi hermana debía estar en la cocina con las empleadas, él repetía permanentemente que ella tenía que ser sumisa frente a su marido y tenía que seguir las normas si quería casarse con un buen partido, se casó con apenas 17 años, su marido era un tipo conservador con dinero pero la trataba a ella como objeto más de su finca. Unos años después comenzó a tener hijos pero algunos de ellos se volvieron liberales y se fueron jóvenes a la guerrilla, algo que a ella le marcó, mi hermano del medio decía “¿para qué me sirve ser conservador?” y comenzó a seguir la ideología liberal. 55


Café Manchado AZUL & ROJO Mis padres defraudados lo echaron de la casa a los 16 años, por ello se fue a vivir a los Llanos a trabajar para patrones liberales; años más tarde se convirtió en un tipo con dinero, aunque lo consiguió a través de extorsiones o por su cercanía con la guerrilla, fue brutalmente asesinado, Todavía me acuerdo de cómo dejaron su cuerpo frente a la casa con un letrero que decía: “eso le pasaba a los liberales”. Él estaba lleno de sangre pues le habían pegado varios tiros, mi madre llena dolor quería venganza pero mi padre la regañó y le dio una bofetada, le dijo: -eso le pasaba a los malditos liberales Nos enteramos tiempo después que el asesino de mi hermano fue un viejo amigo de mi padre. No podía creerlo, pensé que la reacción de él iba a hacer de dolor, rabia y hasta de venganza, pero no, él aplaudió su acto y dijo lo siguiente: - Eso le pasó a ese hijo de puta por ser liberal, yo se lo advertí Como dice un viejo refrán más sabe el diablo por viejo que por diablo, lo que mi padre tanto le advirtió a mi hermano paso. No sabía que era peor, la guerra entre los liberales y conservadores o que mi padre prefería un partido político antes que a su hijo.

56


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Freddy David Malagón Pérez, estudio en el grado 9°, tengo 14 años de edad, al realizar ese ejercicio de entrevistar a la señora Alejandrina Vela, me di cuenta que nuestros antepasados tuvieron que afrontar grandes retos y sucesos que no querían recordar jamás, todo esto por pertenecer a un partido político en Colombia, que fueron muertes a sangre fría, riñas, tantos heridos por defender un color, rojo o el azul, la verdad en esa mirada ya agotada se esconde una fuerza y un conocimiento que ninguno de nosotros, por no haber pasado por algo igual podemos dimensionar los hechos como ellos en realidad lo hicieron.

OJOS AGOTADOS A mis 86 años de edad no quisiera recordar esos momentos trágicos de vida. Soy Alejandrina Vela, Me casé en el Espinal a sus 17 años de edad. Tenía una vida feliz, un hijo, casa, esposo. Trabajábamos vendiendo almuerzos pues la preparación de comidas es mi especialidad. Una vez golpearon a la puerta duro, casi la tumban, asustada abrí la puerta, era mi hermano con dos puñaladas en la espalda. Cuando pasó esto sabía que venía lo peor, pues tenía escrito en un papel que pegaron a su pecho que decía: “Liberal hijo de puta”, lloré angustiada porque no sabía qué hacer. Varios meses después, estaba con mi esposo en la sala y de repente tumban la puerta rompen los vidrios y nos dieron patadas como caballo loco, mientras nos decían: “liberales de mierda” y otros insultos que no quiero nombrar. 57


Café Manchado AZUL & ROJO Aún conservo fotos de cómo me quedó la cara morada, diciendo los médicos que ella es una mujer fuerte pero su esposo no se podría decir lo mismo quedo devastado su recuperación fue lenta. Cansada de las amenazas decidí irme del Espinal a Ibagué, eso sucedió la noche del 3 de febrero un día después de mi cumpleaños. Saliendo me encontré al padre y me dijo -¿Alejita para dónde vas? - A Ibagué estoy cansada ya de estas cosas señor - Ten fe Alejita en Dios que él te ayudara. - si Dios en verdad existe que me saque de este dolor mi hermano murió en mis brazos ¿eso es la ayuda de Dios? El padre me miró y bajo la vista. Me subí al bus y me fui a Ibagué esperando lo mejor junto a mi esposo, nosotros vivimos en el barrio el Carmen en Ibagué. Allí debíamos cambiar de una bandera roja a una azul en la ventana yo sabía eso porque en la casa donde vivíamos todos eran liberales y cuando veían a alguien conservador decían “coo-coo” yo a escuchar esto tenía que correr rápido a la ventana a cambiar la bandera y así era la única manera en que no supieran que éramos liberales. Yo veía en los periódicos tantas tragedia en todo Colombia pensé que era el fin una batalla sádica, yo odiaba a esos conservadores con todo mi ser jamás sentí tanto odio. En una mañana en la casa escuche ese “coo-coo” y corrí a buscar la bandera pero no estaba donde siempre, de repente sentí ese miedo cuando entraron a mi casa a patearme, corrí y corrí por todos lados cuando por fin la encontré ya era tarde, me asome a la ventana a cambiarla, asomo la cabeza y lo primero que vi fue una piedra que venía hacia mi cabeza. Recibí amenazas de todo tipo de que me iban a 58


Café Manchado AZUL & ROJO violar hasta que podrían matar a mi esposo, todo por ser liberal, yo qué culpa tengo de ser liberal, que así me criaron y así crecí. Pero tanta violencia en esas calles, sin saber que cuando yo comprara la papa para el almuerzo me podrían matar o patear. Desde ahí me arrepentí lo que le dije al padre del Espinal y encomendé mi vida y la di mi familia en Dios no tenia de más. En un tiempo mi esposo y yo decidimos irnos para el Espinal y empezar toda otra vez, bote todas mis pertenencias y mi esposo y nos hicimos pasar por unos humildes desplazados de la finca, tuvimos que vivir en una casa apartad, son cosas que me toca hacer para poder vivir. Aquí estoy yo esperando la hora para irme al otro lado y enfrentar a esos perversos que mataron a mi hermano y decirles tantas cosas por la que pase yo.

59


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Laura valentina Varón Cuenca Tengo 14 años, curso el grado 9°, al realizar este ejercicio de entrevistar a mi abuelita me di cuenta que fue un enfrentamiento político, social y armado que llevo a la muerte de muchas personas inocentes.

LA GUERRA ME MARCO Soy amparo Perdomo Vargas, mi infancia la viví en Yaguara Huila en una casa esquinera, mi padre era liberal. Tuve nueve hermanos, fui la cuarta hija del matrimonio. Por ser liberal a mi padre lo trataban de matar, tenía que esconderse durante meses trataba de comunicarse con mi madre por cartas, aun así era doloroso que quisieran matar a tu padre por ser de un partido político. Todavía me acuerdo que vi morir gente, como se mataba se torturaban unos a otros por no ser del mismo partido político. Sigue en mi memoria esa vez que toda la familia estaba reunida en el comedor de la finca y llega a visarle un peón a mi padre que se tenía que ir lo estaban buscando para matarlo y que ya habían matado a unos hombres en la finca. Mi madre comenzó a llorar desconsolada pero saco fuerzas, con rapidez nos escondió debajo de la cama gracias a Dios no pasó nada y aquellos conservadores que buscaban matar a mi padre al no verlo se fueron. Hubiese querido que eso parara ahí, pero comenzaron las cartas en las cuales decían que lo iban a matar donde lo encontraran y detallaban como lo iban a torturar me acuerdo de las viudas llorando los huérfanos 60


Café Manchado AZUL & ROJO todo por un partido político todos esos enfrentamientos entre Cachiporros y Godos. Ver en los periódicos como las cifras de muerte aumentaban cada vez más y como comenzaron a crecer las guerrillas. Me pregunto por la violencia de nuestro país comenzó desde que Cristóbal colon descubrió América ya que desde ahí comenzaron los abusos. Pero ni decir de la autoridad de esa época porque el que más dinero tenia podía corromper más y todas esas muertes por no saber dialogar, después de tantos muertos vienen a dialogar será porque a ellos no les toco tanto o porque su corazón fue frio y despiadado y les dio igual me sorprendió que después de la muerte de Jorge Eliecer Gaitán en 1948 y la llegada al poder de Laureano Gómez se avivaron las cosas y solo se llegó al fin de este conflicto con un acuerdo hecho a partir de dialogo.

61


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Juan Felipe Murillo Rivera, estudio en el grado 9°, tengo 14 años. Al realizar este ejercicio de entrevistar a mi abuelita, me di cuenta de que en Colombia siempre ha sucedido, que los que tienen el poder y la fuerza han querido llevarse por delante a los más débiles y desamparados. Aquí es donde entiendo lo que dice mi abuelita, que el no conoce la historia está condenado a repetirla. Pero para cambiar la historia, hay que leer mucho, y cuando haya elecciones o cualquier ejercicio democrático, hay que tener conciencia ciudadana e ir a votar por lo que más le convenga al pueblo, y no ponernos al margen, absteniéndonos de votar o anular el voto. Siempre habrá una luz de esperanza fundamentada en la unión como hermanos de sangre y de patria colombiana.

MI PASADO AZUL Y ROJO Todos hacemos parte de la historia y por tanto también tengo una historia que contar, mi nombre es María teresa Ardila de Murillo hija de padre santandereano y madre tolimense, nací en la vereda el hatillo que se encuentra ubicada en la cabecera nororiental del Tolima. A la edad de los 8 años tuve la siguiente experiencia: mi padre, simpatizante del liberalismo, dueño de extensos terrenos dedicados a la producción del café y la ganadería, vivíamos en paz y armonía hasta que un día llegaron unos hombres armados pertenecientes al partido conservador, reclamando lo que nunca había sido de ellos y le dijeron a mi papá que tenían un mes para dejar la casa y todas sus pertenencias, por esos mismos días también llegaron otros personajes que decían ser enviados de un tal 62


Café Manchado AZUL & ROJO Sangre Negra, Desquite y Mala Hora. Despellejaron algunas cabezas de ganado y acabaron con las aves de corral que mi mamá y yo cuidábamos, luego pasaron otros igualmente armados que decían ser policía y ejército que nos brindarían protección y que se quedarían en nuestra casa, esa misma noche nos vimos envueltos en medio de una balacera en la que mi padre me tomo en sus brazos y nos desplazamos hacia el monte, en el camino nos encontramos con personas que hablaban fuerte y decían ser conservadores que matarían a todo liberal que se pusiera a su paso y es así como mi papá nos dijo que nos tiráramos a un lado del camino. Mi mamá, mis hermanos y yo completamente acostados, en silencio, orden que era casi imposible cumplir ya que allí había un nido de hormigas que nos hicieron llorar. Amanecimos allí vivos gracias a Dios. Mi padre dijo que volviéramos a la casa como a eso de las 9 de la mañana, y mi mamá decidió escribir una carta al presidente de la republica diciéndole que por favor retirara a los grupos al margen de la ley como la guerrilla y algunos conservadores que estaban destruyendo sus territorios y acabando con la paz y armonía de los ciudadanos de esta región. En efecto a los 15 días el presidente respondió la carta e hizo cumplir la solicitud escrita por mi mamá.

63


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es María Alejandra Muñoz Pineda, curso el grado noveno, tengo 15 años de edad, al entrevistar a mi bisabuela María Catalina, me di cuenta que la violencia que hay hoy en día no es comparada con la que hubo hace algunos años cuando murió Jorge Eliecer Gaitán.

HISTORIAS DEL PASADO Soy María Catalina Pineda Arias tengo 84 años de edad, Nací el 5 de Julio del año 1.932, en el municipio de Chiquinquirá en la vereda La Balsa donde se vivió la violencia entre los partidos Conservador y Liberal. Mi Madre fue María Leandra Arias del partido conservador, mi Padre fue Valerio Piraquive, liberal, mis padres tuvieron cinco hijos yo soy la tercera hija, me case a la edad de diecisiete años con Adolfo Pineda, con Adolfo tuve diez hijos pero por cosas de la vida mi primer hijo murió a los días de a ver nacido y mi tercer hijo también murió al mes de nacido, años después mi esposo murió de un derrame cerebral. Bueno a la edad de diecisiete más o menos comenzó la violencia de los partidos liberal y conservador, mi familia y yo nos teníamos que salir de la casa a eso de las ocho de la noche y nos teníamos que ir a esconder en unas cuevas que habían en el monte y nuestros colchones eran las cascaras de las arvejas secas o si no en el día nosotros hacíamos huecos medio profundos, nos metíamos allí y nos tapábamos con tierra para que no nos mataran, porque los que se quedaban en las casas los quemaban vivos.

64


Café Manchado AZUL & ROJO No les importaban la vida de los demás, cuando nosotros estábamos escondidos se escuchaban los tiroteos, los perros ladrando y la gente gritando, a todos nosotros nos daba mucho miedo, cuando eran las 6 de la mañana y ya todo había parado todos volvíamos a las casa a intentar dormir, días después en otra vereda una familia había dejado sus ovejas dentro de la casa para que no se las robaran pero para mí eso fue lo de menos por que los partidos le quemaron la casa y las ovejas quedaron arrodilladas o pues así aparecieron en las fotos que nos mostraron. Después de que paso la violencia de estos partidos y después de la muerte de mi esposo mi hijo me trajo a vivir aquí a la Ciudad de Ibagué, con mis hijos más pequeños.

65


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Daniel Fernando Barajas Cedeño, tengo 14 años, al realizar este ejercicio de entrevistar a un adulto mayor me di cuenta que Colombia en este momento a comparación de años anteriores iba terriblemente y que nuestra generación debe dejar de ser tan ignorante frente a las cosas que sufrieron nuestros antepasados y estar peleando o sufriendo por cosas insignificantes. Si queremos una paz nosotros como el futuro de Colombia tendremos en nuestras manos cambiar lo cultura ciudadana y afrontar como personas razonables lo que se viene encima.

LA NOCHE DEL CAFÉ MANCHADO Soy juan David Rengifo tengo 76 años, en mi juventud y adolescencia viví en Neiva. Cuando tenía la edad de 10 años, en el puente Santander sobre el rio magdalena se enfrentaban liberales y conservadores con palos, armas de fuego, puñales y hasta puños, tan solo por la diferencia de la ideología política. Los muertos que dejaban estos enfrentamientos eran arrojados al Rio Magdalena, nadie era capaz de ir por el cuerpo por temor a ser asesinados también. El día del Bogotazo estaba en la finca de mis abuelos ubicada en Palermo a 45 minutos de Neiva, cuando estaba durmiendo escuche a los trabajadores de mi abuelo tomar machetes, palas y hasta rifles para sacar a las personas que se estaban resguardando en los cafetales porque en la carretera estaban matando al que vieran. Esa noche no dormí, al día siguiente a lo igual que sus abuelos, supe que Jorge Eliecer Gaitán había muerto, en ese momento no comprendía que era lo que pasaba, pero veía a mucha gente con caras largas y llenas de frustración, odio e ira por la muerte de aquel personaje del cual ni tenía idea de quien era. Cuando subimos a la finca vi a uno de los

66


Café Manchado AZUL & ROJO trabajadores con una rama de café goteando sangre en su mano, la cara ensangrentada le dijo a mi abuelo: - ¡patrón patrón mataron a todos! Mi abuelo se bajó del campero y se subió otra persona que ni conocía y me llevó junto a mi abuela al pueblo. Esa misma noche escuche que unas personas habían llegado a la ciudad muy heridas y pidiendo ayuda y gritando -¿por qué tenían que hacerlo? Al parecer eran unos policías también llamados chulavitas que venían de Bogotá y habían sido apaleados por liberales en el puente Santander. Fue una época en la que siempre era lo mismo, un muerto por aquí y otro por allá. Después me fui a trabajar al puerto, luego de varios años me vine a vivir en Ibagué.

67


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Jonathan Alape, estudio en el grado 9-1, tengo 15 años y al realizar el ejercicio de entrevistar a doña Aurora Méndez me di cuenta que durante la guerra bipartidista sucedieron varios hechos que marcaron la historia de nuestro país, y que cambiaron la vida de muchas personas.

TRISTE ADOLESCENCIA. Mi nombre es Aurora Méndez, tenía 15 años y residía en la ciudad de Bogotá por la época en la que sucedió la violencia, era habitual en mi casa escuchar las noticias por la radio y por este medio nos enterábamos de la situación de violencia que atravesaba el país, algunas veces en el trayecto de la escuela a la casa, veía gente peleándose con palos, cuchillos, hachas, y otro tipo de armas. Estas personas eran los liberales y los conservadores quienes se encargaban de transmitir violencia por las calles, debido a que estos dos partidos políticos querían tomar el poder en Colombia. Le preguntaba a mamá por que se daba esto, ella me respondía diciendo -

"Es la gente mala que quiere hacerle daño a las demás personas".

Más adelante comprendí que para que las personas se unieran a determinado partido, los conservadores y liberales amenazaban a campesinos, en el caso de que ellos se opusieran a integrarse, los asesinaban y se apoderaban de todas sus tierras.

68


Café Manchado AZUL & ROJO Recuerdo que el conflicto se dio en la época de 1950, debido a la muerte del caudillo Jorge Eliecer Gaitán. Camino a casa escuchaban los asesinatos y persecuciones por medio de los radios que se encontraban en las tiendas, restaurantes, centros de comercio, entre otros. Este conflicto trajo como consecuencia que mi papá le tocara quedarse casi dos días en una cafetería, esperando a que pasara la revolución en la calle. El duró en esa cafetería sin comer y sin poder volver al trabajo, por lo cual tampoco pudimos cocinar, en pocas palabras aguantamos hambre. A los quince días recibimos en casa la desafortunada noticia, mi abuelo Pablo Méndez fue asesinado en el campo, a manos de los liberales, los cuales querían que él perteneciera a este partido, pero Pablo se resistió y como consecuencia lo mataron; además le robaron sus tierras, y también le quitaron sus vacas y cerdos para venderlos y comprar armas. Gracias a Dios nunca fui despojada de mi vivienda a mano de los liberales o conservadores, pero recuerdo que integrantes del último partido amenazaron a mi mamá diciéndole: -

si no nos da la ubicación de su esposo mataremos a sus hijos

Mi mamá asustada, le dio una dirección errónea y como consecuencia nos tocó refugiarnos todo un mes donde mi tía María Méndez. Por último el conflicto terminó cuando se llegó a un acuerdo entre estos dos partidos, trataba de turnarse el poder cada cuatro años entre liberales y conservadores, lo que se conoció como el frente nacional.

Mi nombre es Jhonatan Steven Santos Gil, me encuentro cursando el grado once, al entrevistar a la señora luz Stella Hernández de Gil me he dado cuenta que esta época fue muy difícil para todas las personas que Vivian en Colombia. 69


Café Manchado AZUL & ROJO

RELATO DE UNA GUERRA OLVIDADA. La mía fue una época fue muy difícil, vivíamos en el campo con una familia muy grande, tenía más o menos unos ocho años de edad y no lograba dimensionar lo que estaba sucediendo en el país, pero mis padres me relataban lo que sucedía en este periodo, me decían que esto surgió a finales de 1840 que era un choque entre los dos partidos de Colombia el cual era el liberal y el partido conservador, me decía que el liberal estaba conformado por antiguos militares campesinos e indígenas y el conservador por el clero los militares de alto rango , el partido liberal siempre tenía en mente cambiar los ideales culturales y cambiar la política que planteaba el partido conservador, ya que ellos buscaban siempre tener el dominio entre los más poderosos en esta época, el país también estaba en una muy difícil situación económica e inestabilidad. Teníamos que trabajar duro para tener los recursos necesarios para el sustento de la familia, en las noches nos teníamos que esconder en matorrales lejanos, pues los miembros de los dos partidos mandaban a gente exterminar las familias del partido rival, sin importarles los niños y las mujeres que estuvieran en su hogar; así transcurrimos varios años, En algunas ocasiones mataban primero a la familia del oponente para que sintieran todo el dolor al verlos muertos por ultimo lo mataban a él, en algunas otras ocasiones les clavaban las cabezas en astas de madera, también los descuartizaban y los tiraban en vías públicas para que todos sintieran el temor de estar en el partido contrario, después de tanta matanza y asesinatos de todas las formas posibles surgió la muerte del señor Jorge Eliecer Gaitán quien era del partido liberal colombiano , con esto el partido liberal juró venganza contra el partido conservador, este periodo se le llamo el bogotazo. 70


Café Manchado AZUL & ROJO Colombia estaba llena de violencia y desorden, así fueron transcurriendo los años y mi familia seguía asustada por toda esta violencia hasta que en 1950 un golpe de estado hecho por el general Gustavo rojas pinilla generó cierta estabilidad en el país. A pesar de esta aparente calma en mi hogar siempre queda todo ese dolor y toda la violencia que casi nos destruye.

71


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Juan Esteban Villegas Vásquez, estudio en el grado décimo, tengo 15 años, al realizar el ejercicio de entrevistar a mi abuelo paterno, Germán Villegas Mejía, pude comprender más a fondo la condición humana de aquella época y los estragos que tuvo que soportar el pueblo colombiano por culpa de ideales egoístas.

ANÉCDOTA DE UNA GUERRA VÍVIDA Soy German Villegas Mejía, con 12 años de edad, el 22 de diciembre de 1954, me encontraba en unas vacaciones en Anaime - corregimiento de Cajamarca, en la hacienda “Las pizarras” y finca “La manigua” en compañía de Armando Echeverry quién me invitó a pasar un par de semanas allí. Después de 20 días de descanso viendo los nevados del Tolima, Ruiz y Santa Isabel los cuales se podían apreciar desde el lugar, a las 10 de la mañana llegaron un grupo de hombres armados quienes dieron muerte al Capitán Ernesto Rojas Savía y a su señora esposa. Dos de ellos se acercaron a nosotros y apuntando con un revolver, uno de ellos me preguntó: - ¿Usted qué es, liberal o conservador? -Yo con los brazos en alto en ese momento pensé: “Si les digo que soy de un partido opuesto al de ellos, disparan”, así que le dije: “Estoy pequeño y no sé nada de eso” -Volvió a preguntarme y me dijo: ¿Y su papá quién es o de qué es? -Le contesté: “Mi papá es un carpintero de Anaime y no sé de qué partido es”

72


Café Manchado AZUL & ROJO El jefe de ellos quién oyó mis respuestas les dijo: “Deje ese muchachito pa’ la cría”, ellos le obedecieron. Continuaron su camino hacia la hacienda “Las pizarras” donde se encontraba el papá de Armando, el Señor Francisco Echeverry vendiendo un ganado a un matarife dejándonos en la finca “Las maniguas”. Nosotros sabíamos que iban a matar a Don pacho, pero no había forma de avisarle ya que el camino estaba incrustado en una peña, por la aparte de arriba había una montaña bastante grande y por la parte de abajo había una cañada muy profunda, dejándonos sin posibilidades de avisarle; Armando y yo nos arrodillamos y rogamos por la vida de Don pacho en el lugar en donde nos encontrábamos. Dos horas más tarde el matarife llegó a la casa, recogió a Armando y lo montó a su caballo para llevarlo a la carretera para ponerlo a salvo. En ese momento tuve que tomar la decisión de ir a pie cuatro horas de camino de herradura y cruzando por un río para llegar a la carretera y subirme a un carro mixto que me llevará a Ibagué, en donde a las 12 de noche sin comer en todo el día pude reunirme con mi mamá, mi papá y mis hermanos.

73


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Camilo Andrés Tovar Forero, tengo 16 años, curso el grado 10°, al realizar la entrevista a mi abuela María de los Ángeles Culma de Forero, aprendí lo terrible de los acontecimientos de guerra y violencia que vivió, estas historias tan importantes, son un legado para mi generación.

NACIENDO EN VIOLENCIA Mi nombre es María de los Ángeles Culma de Forero, Nací en 1.945 en Chaparral Tolima. La violencia aquí en el sur del Tolima fue muy dura, es difícil para mí recordar esos tiempos. Muchas veces, Cuando íbamos muy temprano en la mañana para el colegio, encontramos a nuestro paso cadáveres en la calle, nos daba a mucho miedo, yo era apenas una niña 8 años, esto definitivamente marcó mi infancia. En esa época la violencia era por “colores políticos”, por el trapo rojo y el trapo azul. Cuando tenía 9 años, llegaron a buscar a mi tío que era del partido liberal a eso de la media asustado se metió debajo de la cama porque él pensó que lo iban a matar, y la hermana de mi tío salió a la ventana a decirles aquellas personas que venían a buscarlo “que él no estaba, que ya se había ido y les dijo que si quieren les abro la puerta, pero aquí no hay nadie, aquí no hay ninguno”. No sé cómo hizo para convencerlos, pero se fueron. Salió de donde estaba escondido debajo de la cama y él como andaba a caballo, le puso unas herraduras al revés a las patas de los caballos, entonces yo le pregunté: ¿ Para qué le pone esas herraduras al revés tío?, el tío me contestó: “ Después le digo mijita” y mi tío nunca me dijo para qué era eso. Mi tío se fue para Chaparral Tolima en el caballo y en ese caballo gastaba como 7 a 8 horas. 74


Café Manchado AZUL & ROJO No queremos más violencia, hubo mucho derramamiento de sangre, mataban mucha gente, quemaron muchas casas, robaron mucho ganado y todo eso lo hacía la guerrilla. La gente tenía que dormir en algunos casos en el monte, eso le pasaba a la gente pobre, a la gente campesina, la gente rica se fue del país. Por eso la gente rica o con dinero no le importa que haya guerra porque ellos se van, el que sufre es el pueblo porque la gente pobre no les podían dar estudio a sus hijos, viene el hambre, la escases, No queremos más violencia, queremos la paz.

75


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Geraldin Alejandra Orozco Ramírez tengo 16 años, actualmente cursó el grado 10°, Al entrevistar a mi abuelito Luis Astul Orozco Duran, me impresionó que tenga ese valor de superar aquello que resulta intimidante y difícil de superar pero, mi abuelo pudo.

TANTO HE VIVIDO TAN POCO HE CONTADO Mi nombre es Luis Astul Orozco Duran, tengo 72 años mi vida ha sido muy grata a pesar de las dificultades, Mi infancia y adolescencia fue alrededor de la naturaleza. Nací el 13 de Diciembre de 1944 en el municipio de Miranda Cauca, un mes después de haber nacido, mi madre me llevó en sus brazos al corregimiento de Monte Redondo jurisdicción del municipio ya mencionado, en el cual mi padre era propietario de una finca ganadera y productora de café, mi niñez fue normal en los labores del campo a medida que crecía fui adquiriendo responsabilidades propias de la finca como era arriar el ganado, ordeñarlo, coger café, secarlo, labrar la tierra, etc. A la edad de dieciséis años, mi padre fue nombrado inspector de policía del corregimiento, por el cual tuvo que combatir la delincuencia común y a los grupos de bandoleros, los cuales amenazaba y atentaba en muchas ocasiones contra la vida de la población, los cuales simpatizaban con el partido conservador. Mi papá fue objeto de atentados por las labores propias del cargo y con el agravante que mi madre era conservadora. 76


Café Manchado AZUL & ROJO En dos ocasiones nuestra familia fue envuelta en situaciones de peligro. En una ocasión dispararon escopetas contra la casa que habitábamos, en ese momento yo sufrí de mucho pánico porque las puertas y ventanas fueron traspasadas y destruidas por inmensos balines los cuales era la metralla de las capsulas de escopetas; mi padre repelió el ataque en compañía de unos agentes de policía. Pasado el tiempo los bandoleros se robaron de la finca ochenta caballos, Con mi papá iniciamos la búsqueda en compañía de dos policías, a lograr ubicarlos fuimos secuestrados por los bandoleros quienes nos trasladaron al centro del corregimiento con el fin de dar un escarmiento a la población, craso error, ya que la población admiraba a mi padre e impidieron la ejecución. Me hice mayor de edad y pude comprar mi primer pantalón largo, decidí irme para la ciudad de Cali, donde conseguí trabajo en el laboratorio ITALMEX. Mi madre también se entusiasmó y viajó a Cali en compañía de mis hermanos que es ese entonces éramos nueve. Mi padre al sentirse solo y debido a amenazas vendió todas sus propiedades precios irrisorios, lo cual le alcanzo para una finca de quinientos hectáreas en el corregimiento de Rio Blanco jurisdicción del municipio de Dagua, allí volvimos a integrarnos como familia. Pasado un tiempo todo el sector de Achicaya y Rio Blanco fueron objetos de extorsiones, vacunas y amenazas por parte de bandoleros los cuales que ahora se hacían llamar Guerrilla. Nosotros lo único que nos dimos cuenta que hacían estos delincuentes solo hacían era extorsionarnos, amenazarnos, robarnos y en muchas ocasiones secuestraban; hasta llegar un punto que se convirtió la vida de temor y humillación por lo cual mi madre y nosotros decidimos viajar nuevamente para Cali, quedando mi padre solo. Quien al ver que la situación no mejoraba decidió vender para comprar casa en Cali. 77


Café Manchado AZUL & ROJO Cambio gran cantidad de Hectáreas llenas de vacas, caballos y ovejos por metros cuadrados llenos de ladrillos. “Gracias a la violencia que persiguió a mi familia todo el tiempo, perdimos ser llamados campesinos y ganamos ser llamados ciudadanos”

78


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Juan Sebastián Ramírez Alba, tengo 15 años, Curso el grado 10°, al realizar este ejercicio de entrevistar a mi bisabuela María Eugenia Velosa me pude ver que el conflicto en esos años fue uno de los más duros para Colombia, Pues mucha gente inocente y sus familias, fueron asesinadas sin haber cometido delito alguno.

VIOLENCIA EN LOS AÑOS 50´s Mi nombre es María Eugenia Velosa, actualmente tengo 80 años y vivo en Ibagué, Cuando toda esta violencia de los partidos empezó apenas tenía 15 años, vivíamos en una casa en el campo en un filo al frente de dos pueblos de Santa Teresa y Junín en Lérida. Desde allá venía la gente a matar a los liberales que Vivian cruzando el Rio La Yuca. Una vez estando en casa con mi papá y mis hermanos vimos que por la montaña de enfrente venia gran cantidad de hombres y se dirigían hacia nuestra finca. Mi papá nos hizo esconder a todos en una caleta que él había hecho para protegernos en estos casos, pues ellos llegaban a las casas de los liberales, y a quien encontraban lo mataban, le metían candela a la casa, le rompían las cosas, los torturaban, les sacaban los ojos, les cortaban la lengua y las orejas, los amontonaban y los quemaban o los colgaban para humillarlos. Algo que me causo un trauma de por vida, ver como quemaban las casas de mis amigos y amigas de infancia y como muchos de ellos quedaron huérfanos, antes que nos pasara lo mismo que a ellos, nos tocó abandonar finca por protección mía y de mis hermanos que apenas estaban pequeños. Llegamos al pueblo y nos refugiamos en la casa de un amigo de mi papa quien nos dio posada, a cambio de que mi papá le trabajara en la finca. Al cumplir los 16 años le pedí a mi papa que nos devolviéramos para la finca. Mi papá no quería por temor a que nos hicieran algo, pero al final aceptó. En el trayecto veíamos las casas de 79


Café Manchado AZUL & ROJO nuestros compañeros quemadas, algunas desplomadas lo cual me dio mucha nostalgia, porque sabía que no los volvería a ver. Llegamos a la finca y nos encontramos con la sorpresa de que nuestra casa también estaba quemada y nuestras cosas destrozadas, así que no nos quedó más remedio que venirnos para Ibagué donde la familia de mi papá, la cual nos dio posada y trabajo.

80


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Juana Valentina Ávila Segura tengo 14 años y soy del grado noveno uno, en este ejercicio me di cuenta que en mi familia hubo muchos afectados por causa de esta guerra. La persona entrevistada es mi bisabuela Ester Julia Segura López.

UNA PERDIDA, UNA GUERRA Y UNA MENTIRA Soy Ester Julia Segura López, nací el año 1922 en el Líbano – Tolima, Recuerdo que en los años de 1951 cuando tenía como 32 o 34 años, sufrí mucho la violencia de los liberales y los conservadores. Vivía en la finca “La peña” y tenía un vecino llamado (Godofredo) quien fue quien nos advirtió de que venía un grupo de conservadores a matar todos los que eran liberales. Así que nos hicimos pasar por conservadores. La policía de los conservadores que en ese tiempo se llamaban Chulavitas, se llevaron las señoras y las muchachas para violarlas. Un día todos estábamos reunidos en el comedor almorzando y recibimos la noticia de que mi hermano lo habían matado de una manera muy cruel; nos cuentan que él estaba caminando con un compañero y los capturaron la policía de Chulavita y le dispararon, hasta el día no sabemos que paso con su cuerpo y nunca nos dieron más información. Teníamos nuestras gallinas, nuestras vacas y cada vez que pasaba el ejército cogían y mataban lo que ellos se iban a comer sin pagarnos ni un solo peso, y tras de lecho nos maltrataban verbalmente.

81


Café Manchado AZUL & ROJO No podíamos decir nada ya que estos eran los que mandaban en esa época, cuando encontraban familias liberales los mataban a cada integrantes de la familia tanto a niños como adultos.

82


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Kevin González Bula, estudio en el grado 9°, tengo 14 años y al realizar este ejercicio de entrevistar a mi abuela Helena Garzón, me di cuenta que la violencia que se presentó en su época fue muy terrible, que pasaron muchos suceso que marcaron la historia de todos los colombianos, tiempos en los cuales se vivía mucho miedo y temor ya sea por conservadores o liberales.

UNA RIDÍCULA VIOLENCIA Soy Helena Garzón, viví en Alpujarra un municipio del Tolima cerca al municipio de Dolores y como a unas 3 horas de Ibagué, con mis padres. La mayoría de los habitantes de ese pueblo eran del partido conservador, en ese tiempo no me interesaba lo que era la política porque estaba pasando mi infancia y mis ideas eran otras Un día escuche de mis padres, que en Bogotá asesinaron a Jorge Eliecer Gaitán, líder del partido liberal, que posiblemente iba a ser el presidente y que lo mataron con una pistola, entonces los seguidores de él, encontraron al asesino y lo arrastraron por todo el centro de Bogotá, además los liberales se alzaron contra los conservadores. A tal situación me pareció absurdo, porque no se justifica que hubiera tanta violencia y muertes, por el simple hecho de la muerte de una persona con una ideología ya que por eso pagaron muchas personas que ni siquiera tenían que ver con la política y el conflicto. Yo estudiaba en la escuela San Luis, pero no era muy seguro salir, ya sea para ir al colegio o para hacer un mandado, en mis ratos libres iba a 83


Café Manchado AZUL & ROJO ayudar a mis padres en la finca, alimentaba a los animales, hacia el almuerzo con mi madre y hacia los oficios de la casa ya sea barrer, trapear, lavar platos, ropa, entre otros. Lamentablemente, a un tío mío que vivía Bogotá fue varias veces amenazado a muerte, maltratado ya sea a él o a sus hijos, por el simple hecho de ser conservador, una de las amenazas fue que, si no se volvía liberal le iban a cortar cada extremidad de su cuerpo y que serían expuestos a sus hijos, él con el temor decidió cambiar su ideología, pero aún seguía desconforme y a cada rato le tiraban piedras a la casa donde él vivía, quitándole todo lo que tenía en la tienda ,la mercancía, el dinero ,el lleno de miedo, tuvo que irse de Bogotá y volver al pueblo, dejando la casa abandonada, mis primos dejaron el estudio. Lastimosamente al viaje de ir al pueblo un grupo de liberales los encontraron y en momento de forcejeo mataron a la esposa de mi tío, mis primos y él llegaron al pueblo sin nada, sin dinero, sin comida, sin donde refugiarse, entre otros. Mi mensaje que le daría a los demás, es que la violencia no es la solución, ni mucho menos una justificación, de que alguien tenga sus ideología ya sea conservadora o liberal, se debe de respetar, cada uno tiene derecho a opinar, esta guerra se pudo haber evitado, no mediante asesinatos, conflictos, amenazas, persecuciones, si no por un dialogo, unos acuerdos, este conflicto dejo muchos muertos inocentes que no tenían nada que ver. Todo se resuelve mediante el dialogo ya que gracias a esta podemos ver las ideas de cada uno y con eso poder sacar un acuerdo que acabaría todo el conflicto.

84


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es José Gabriel Lozano Arguello, curso grado 9°, tengo 13 años, al entrevistar a mi abuela Esilda Díaz Lozano me enteré de una infinidad de cosas que ella vivió durante su niñez, cosas que a mí me aterrarían. Al escuchar todo lo que ella vivió supe y valoré más a las personas mayores, ya que vivieron cosas impactantes y salieron adelante, viendo sufrir a sus padres o familiares, esto me enseñó a tener más respeto por los mayores y pensar más que son unas personas sabias, si les prestas atención te contaran historias geniales e interesantes.

NIÑA Soy Esilda Díaz Lozano, fui una niña que vivió en los tiempos de la violencia, nací en Bermejo un pequeño pueblo del Tolima en una finca, al ser de familia comunista y vivir en un pueblo liberal eran muchas las veces a mi familia era amenazada de muerte, por lo que mi padre hizo túneles por los cuales escapar de algún ataque de los liberales. Por la noche dormíamos en las copas de los arboles adentrándonos en la montaña para que las guerrillas o las chusmas como le decíamos en ese tiempo se llevaran a mis hermanos o a mí. Después de que nos quedáramos en banca rota gracias a que los liberales mataran el ganado de mis padres fuimos obligados a vender la finca e irnos a vivir en Dolores, un pueblo un poco más grande que Bermejo, allí viví muchas cosas como el asesinato de mi tío y verlo descuartizado. 85


Café Manchado AZUL & ROJO Mi padre me contaba que el salía de casa con muchos otros comunistas ya que si salía solo corría el riesgo de ser asesinado por los liberales, también me conto que él veía gente con alambre de púas en los ojos, gente sin cabeza, también gente descuartizada y otros más ahorcados a la salida del pueblo, allí vivimos poco tiempo ya que con el poco dinero que nos quedó y las amenazas tuvimos que irnos hasta alpujarra un pueblito que era especial para mí y mi familia ya que era el único pueblo comunista en la zona en la que vivíamos, cuando vivimos en alpujarra todo era más pacífico ya que no había gente liberal y si habían eran muy poca. Un día alpujarra dejo de ser pacifica para presenciar un enfrentamiento entre los liberales y los comunistas, mi padre me conto que desde ese día alpujarra se hizo un pueblo muy devoto a la virgen, ya que al momento de la batalla contra los liberales, ellos vieron que el ejército de los comunistas en demasiados, aunque en realidad solo habían unos pocos entre esos pocos mi padre, en ese momento gracias a esta victoria se hizo la virgen de la victoria que está a las afuera del pueblo y que se cree que protege el pueblo de todo mal.

86


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Juan Pablo Chiriboga, curso el grado 9°, tengo 15 años, al realizar este ejercicio de entrevistar a mi vecino Alejandro Tintinago, me di cuenta de que las historias que me contó no deben ser olvidadas, ya que nos transportan a esa época y nos ratifica como se vivieron esos tiempos de conflicto de los cuales ya no muchas personas nos pueden compartir historias, por lo que escuchar una persona que nos puedan contar esas vivencias es un tesoro histórico el cual debe darse a conocer y no ser olvidado.

SUPERVIVIENTE Soy Alejandro Tintinago Nací en 1.943 en el valle del Cauca, a la edad de 10 años mi padre me dijo que debíamos tener cuidado al salir de casa pues se había desatado un conflicto entre dos partidos políticos, al principio no le preste importancia ya que no entendía bien de lo que me hablaba pero en 1.948 esta guerra se puso más feroz gracias a la muerte de Jorge Eliecer Gaitán el cual estaba como candidato para la presidencia. Bogotá se sumió en una revolución; ese día mi padre estaba de compras en el centro de Bogotá cuando se produjo la muerte de Gaitan, por lo que le toco irse todo el camino con las manos arriba por el toque de queda, si llegaba a bajar las manos lo podrían matar cuando llego al hotel prendió el radio para enterarse de lo que pasaba, mientras tanto mi madre siempre salía todas las mañanas a conseguir comida, que en ese tiempo escaseaba. Un día cuando nos devolvíamos a la casa escuchamos un tiroteo y vimos a la distancia un grupo de hombres 87


Café Manchado AZUL & ROJO armados que estaban matado a todas las personas que estuvieran al frente así que mi madre me tomo de la mano y corrimos lo más rápido que pudimos hasta que llegamos a la casa sanos y salvos. Una semana después del asesinato de Jorge Eliecer Gaitán mi padre regresó a casa un poco nervioso y muy preocupado cuando lo vi me emocione tanto que Salí corriendo a abrazarlo muy fuerte después de esto mi padre me empezó a contar como paso la semana en el hotel de Bogotá y me conto como hizo para llegar evadiendo las patrullas conservadoras que se establecían en algunos puntos de la carretera, un tiempo después aproximadamente 2 años nos tocó irnos de donde vivíamos gracias a un grupo llamado los pájaros que se dedicaban a matar liberales y ya que mi padre era liberal nos tocó huir a una parte muy alejada donde no nos pudieran encontrar ya después de un tiempo estas guerrillas y grupos insurgentes se disolvieron y pudimos tener una vida más tranquila en Ibagué.

88


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Lina Marcela Gutiérrez Celemín tengo 14 años, estudio en grado 9°, haciendo este ejercicio de entrevistar a mi abuela Martha Eligia Guapacha, me di cuenta que la vida de nuestros abuelos no fue fácil, pero que salieron adelante, que todo esa violencia la soportaron y que en comparación de nosotros nuestra vida es la más fácil aunque no lo veamos tenemos todo, pero a veces somos muy desagradecidos.

EL DOLOR QUE CAUSA UN ENFRENTAMIENTO Todo comenzó el día en que mi padre salió de su vereda al llegar al pueblo, comenzó a gritar que él era conservador, estaba orgulloso de serlo, no sé si su valentía le alcanzó para soportar tanto dolor. Ese mismo día delante de nosotros torturaban a un niño de unos 15 años, cortándole los dedos. Quería escapar, pero no pude, ya que uno de los liberales me atrapó, me miró fijamente y me sostenía la cara fija hacia donde estaban torturando a mi padre, pues también lo habían capturado, luego el liberal me dijo que si seguía apoyando al partido conservador me pasaría lo mismo que a mi padre, trataba de no escuchar de no mirarlo pero no podía ya que me tenía muy duro con sus manos perversas y despiadadas. No sabía qué le iba a decir a mi madre, contar a ella y a mis once hermanos que habían matado a mi padre, que ya no estaba con nosotros. Decidí llegar a mi casa y contar todo lo que había pasado. Mi madre sentada en una silla, la mire a los ojos y le conté todo, en ese momento sufrió un ataque de pánico y tuvimos que llevarla al hospital, luego de eso nos fuimos muy lejos de ese pueblo. Para mí todo lo que hicieron los dos partidos políticos, la muerte de mi padre, todo se pudo haber solucionado hablando, con un pequeño dialogo entre las diferencias de estos dos partidos y no con tanta sangre y muertes. 89


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es María Fernanda Maz, tengo dieciséis años y estoy en noveno dos. Al realizar esta entrevista a un adulto mayor, tuve la experiencia de escuchar la triste historia que formo lo que ahora es nuestra Colombia, marcada con sangre y sufrimiento de millones de colombianos inocentes o participes de esta guerra. Logre transportarme a la realidad de hace ochenta años y comparar con la realidad de ahora.

ES CONVENIENTE AMAR Cuando era muy pequeño, a los 13 años me tocaba salir huyendo de mi casa al monte y esconderme por mucho tiempo, para no salir con un tiro en la cabeza por ser conservador; así era mí día a día, durísimo para un niño de mi edad. Cansado ya de huir, decidí irme para la ciudad a buscar un trabajo, para por lo menos estar tranquilo y no vivir más la violencia que había en el monte, ignorante de que a cualquier lugar que fuera los cachiporras y los godos estaban en un enfrentamiento constante. En la ciudad mi sufrimiento fue aun peor; al haberme adoptado a ese lugar, tuve que casarme forzado con una señora liberal para que no matara a mi familia. Si alguien me pregunta cómo era, le diría que es alguien repugnante, de alma puerca y podrida; me arrepiento de no haberla matado con mis propias manos cuando tuve oportunidad, pues yo solo fui un peón en sus sucios juegos. Nunca sentí algo que no fuera asco hacia ella, no había amor ni nada cercano a eso, ni siquiera un pequeñito apego hacia su cuerpo a pesar de que tuve que soportarla por mucho tiempo; es que de solo acordarme me asquea, cuando la besaba, cada vez que tenía que tocarla para complacerla. Todo lo que hice fue en vano, tanta mierda que tuve que comer no sirvió para nada, pues mataron a mi familia de un tiro en la cabeza a cada uno de ellos, sin piedad. Todo hubiese acabado si hubiera puesto una granada en su casa mientras ella dormía, tantas oportunidades que deje pasar, y por eso ahora no tengo familia. Mi existencia se vio ligada a una señora que ni siquiera merecía respirar. 90


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Juan Pablo Pinzón, estudio en el grado 9-1, tengo 15 años y al realizar este ejercicio de entrevistar a mi abuelo que se llama Baudelino Cruz, y me di cuenta de que en esa época existía mucha violencia y que mucha gente inocente sufrió por culpa de las personas mal intencionadas en busca de sus beneficios propios sin importar perjudicar a los demás, también pasaron muchos sucesos que marcaron la historia colombiana provocados por los partidos conservadores y liberales.

VICTIMA DE LA VIOLENCIA Yo vivía en el municipio de Icononzo, Tolima junto a mi madre, mi padre y mis 3 hermanos, tenía 15 años por lo cual no ponía mucha atención a este conflicto, ya que estaba más preocupado por salir a jugar y estar con mis amigos que por esta guerra que se estaba viviendo, pasaba mis días enteros jugando con mis amigos en el parque principal del pueblo donde los arboles siempre estaban frondosos, sus corredores limpios y su gente muy amable, hasta que un día presencie lo feo que se vivía en ese entonces por la guerra. Un día Salí con mi hermano a jugar como lo hacíamos todas las tardes cuando de repente se formó un altercado entre los del partido liberal y conservador, en ese momento no entendía lo que estaba ocurriendo, mi primera reacción fue salir corriendo pero no podía moverme ya que el ruido que causaban los incesantes disparos me dejaron paralizado de miedo, en ese momento se me había olvidado que con migo iba mi hermano el cual no volví a ver, hasta que por fin cesaron los disparos y en ese momento vi a mi hermano sin vida, fueron unos días de mucha 91


Café Manchado AZUL & ROJO tristeza en los cuales tuvimos que enterrar a mi hermano frente a nuestra casa ya que era inseguro llevarlo hasta el cementerio y fuera de eso no teníamos los recursos suficientes, recibimos muchas condolencias por parte de nuestros vecinos, los cuales en ese tiempo nos tratábamos como familia ya que eran tiempos difíciles y nos respaldábamos los unos a los otros en lo poco que podíamos hacer. Después de un tiempo escuche una conversación que estaban teniendo mis padres con unos amigos, los cuales decían que si nos habíamos enterado de la masacre que estaba ocurriendo por esta guerra, decían que llegaban volquetadas de muertos los cuales eran lanzados desde el puente natural de Icononzo y caían al rio Sumpaz.

92


Café Manchado AZUL & ROJO

Mi nombre es Andrés camilo rojas Zabala, estoy en el grado novenouno, tengo 13 años y al realizar este ejercicio de la entrevista a mi abuelo Jacob rojas me di cuenta que esta violencia fue muy sangrienta y sucedieron hechos muy horrorosos donde hubo miles de víctimas, donde uno de los lugares más afectados fue Bogotá con el bogotazo.

LA HISTORIA DE JACOB ROJAS Para esa época yo tenía 12 años, vivía en una vereda del municipio de san Luis-Tolima llamada Guacimito, recuerdo que empezaron a matar a muchas personas por ser del partido liberal, en esta región los conservadores formaban un grupo mayor y se agrupaban para asesinar a los liberales. Esta guerra absurda se inició aproximadamente en 1.945 y fue entre conservadores y liberales, los únicos dos partidos que habían en esa época. Hace muy poco tiempo aprendí que a esa guerra la llamaron violencia bipartidista. Lo que viví con mi familia fueron tiempos muy horrorosos, de miedo porque los conservadores nos buscaban para matarnos, por tal razón no dormíamos en las casas, tocaba buscar el monte para escondernos en las noches, las casas eran hechas de bareque con techo de palma y esto les facilitaba a los asesinos trancar las puertas por fuera y meterles candela a las viviendas, si alguno de esta familia lograba escapar, ellos lo esperaban a fuera para matarlos a tiro o a machete.

En otras veredas o en otros municipios donde los liberales eran mayoría, sometían a lo mismo al partido contrario. 93


Café Manchado AZUL & ROJO Mucho tiempo después, me enteré que el hombre que mataron en Bogotá y que tenía ideas liberales se llamaba Jorge Eliécer Gaitán y fue asesinado el 9 de abril de 1948, y su asesino fue descuartizado y regado por todo el centro de Bogotá y que esto dio origen a algo llamado el bogotazo y fue la destrucción de Santafé de Bogotá y esto sirvió para que el pueblo se revolucionara. Esta época de violencia causo muchas muertes por las ideas absurdas que tenía cada partido político, el que tenía el poder buscaba acabar con el otro y la mejor solución eran matándose. Toda esta problemática dio origen a que se formaran grupos de resistencia, en esta época aparecen las primeras células guerrilleras en el país las cuales fueron conformadas por campesinos que estaban cansados de sufrir las atrocidades y humillaciones de los jefes políticos.

94


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Luisa Fernanda Niño Perdomo, estudio en el grado 9°, tengo 14 años, al realizar este ejercicio de entrevistar a mi abuelo David Perdomo Pulido y me di cuenta que en esa época la violencia que se presentó fue muy fuerte hubo demasiados heridos y muertos, mi abuelo tuvo mucho miedo de que lo lastimaran o llegara a la muerte.

RECORDANDO LOS HECHOS DEL PASADO Mi nombre es David Perdomo Pulido, nací en la ciudad de Neiva, Hoy tengo 76 Años la guerra entre liberales y conservadores fue muy fuerte, ya que en la época de elecciones usábamos la tinta roja y azul, por consiguiente esto despertaba demasiadas peleas. Por qué todo el mundo se daba cuenta porque partido habían votado. Todo este conflicto se dio básicamente porque éramos muy entregados a nuestros líderes políticos y los hacíamos respetar. Todo empezó a volverse violencia, los muertos los dejaban en el puente Santander en la entrada de Neiva. Las familias que Vivian en las fincas, después de las 5 pm tenía que meterse en agujeros en la tierra, allí se refugiaban, para no ser encontrados. Así pasaban los días, llenos de temor, vivíamos con mucha zozobra de que en cualquier momento aparecieran los opositores. Escuche por la radio la muerte de Gaitán, fue ahí cuando empezamos a vivir otro calvario por que quedaron demasiados muertos, además mucha gente murió y algunos niños quedaron huérfanos cuando iba recorriendo Aipe - Huila en tren, mi bisabuela estaba sentada al lado

95


Café Manchado AZUL & ROJO de la ventana. En ese instante ella sintió un fuerte golpe en uno de sus ojos, era una piedra, la gente cogió a pedradas el tren en el que íbamos. Entre los caminos veredales se asesinaba a las personas que se desplazaban a pie o a caballo como decían ellos eran muertes a la mansalva. Estos hechos han dejado marcado mi corazón ya que la violencia me hizo sufrir mucho todo por un desacuerdo político en muchas ocasiones las familias liberales y conservadores.

96


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Nicolás Alfonso Barrero, Estudió el grado 11°, tengo 17 años. Al realizar la entrevista a Doña Emilia, me di cuenta que en esa época se veía mucha violencia, desigualdad e injusticias. Tener que pasar de vivir en sus fincas, en sus terrenos, pasar a vivir en la ciudad, sin nada y empezar de cero.

CONFLICTO ARMADO BIPARTIDISTA

Mi nombre es Emiliana De León, nací el 3 de junio en el año 1.939, viví en Rio Manso junto con mis dos padres, seis hermanas y dos hermanos uno mayor y el otro menor. Mi papá tenía las mejores tierras de la zona, por eso nos empezaron amenazar, pues querían que dejáramos la casa y todas las tierras. Además porque en la cédula de papá decía que era liberal. Recuerdo que cuando tenía 9 años llegaron dos tipos a mi casa, le dijeron a papa que si no pagaba algo por sus tierras lo mataban. Eran personas muy peligrosas, y las amenazas eran serias, pero no nos podíamos venir para la ciudad porque no teníamos donde llegar, perdería lo que tenía, sin tierras y sin trabajo no habría para comer. En las noches escuchábamos tiros, en las fincas vecinas, mataban las personas, lo hacían de noche. Nosotros con mamá nos metíamos en un cuarto encerradas, mientras papá salía con mi hermano mayor a vigilar que no se entraran a la casa. 15 días después de mis cumpleaños, una mañana llegaron unos hombres armados, eran policías conservadores, buscaban a mi papá que era liberal, lo empezaron a golpear. Mientras mi mamá 97


Café Manchado AZUL & ROJO

nos mandó a encerrar, pero esos señores no dejaron, amenazaban que si lo hacíamos nos mataban. Fue un momento muy difícil aun lo recuerdo, ese día delante de mí y mis hermanas, mataron a papá y a mi hermano mayor, además intentaron abusar de mi mamá. Ella les dijo que nos dejaran que no volvíamos. Ese día nos vinimos de nuestra casa, con unas poquitas cosas que alcanzamos a sacar como ropa, comida y mi mamá sacó un dinero. Caminamos en medio del campo unos tres días para llegar a Ibagué. Tuvimos que dormir en corredores de casas, una noche dormimos cerca a la plaza Bolívar, 6 niñas y mi hermano menor que tenía en esos momentos como siete meses de nacido. Con el dinero que traía mi mamá podíamos comer, no nos hizo falta la comida, lo difícil fue conseguir un lugar donde dormir pues éramos muchos, Alquilar una habitación era costoso y mi mamá no tenía trabajo. Pese a las vicisitudes, con valentía y arrojo salimos adelante, hoy después de tantos años solo espero no ver más personas sufriendo como nos tocó a nosotras por la violencia. Que ahora que están intentando hacer la paz en Colombia, se logre. Solo las personas que hemos sufrido sabemos que se siente, apoyo un acuerdo de paz, para dejarle un país mejor a mis bisnietos.

98


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Juan Sebastián Herrera, curso el grado 10°, tengo 16 años. Con este relato de mi bisabuela puede conocer la historia de su pasado, lo cruel que era la vida en aquellos tiempos, también pude conocer cómo fue que llegó a Ibagué y consiguió el hogar en el cual vivimos actualmente.

EL FRAGOR DE LA GUERRA Soy Aura Herrera de Ruiz, nací en un pueblito llamado Riomanso, tengo 93 años y mi historia personal se remonta en los años 1.947 donde la violencia y el vandalismo era el pan de cada día. Vi muchos asesinatos a una vecina le arrebataron su hijo recién nacido de sus brazos, lo lanzaron a aire y lo recibió en una bayoneta atravesándolo de lado a lado además también pude apreciar como a las mujeres embarazadas les sacaban a sus hijos del vientre haciendo que estas murieran desangradas. Un día vi como a un conocido le cortaron una oreja y se la hicieron comer por divulgar información a la chusma. Los liberales al igual que los conservadores realizaban hechos deplorables como cortarles los senos a las mujeres, colgarlas vivas de los pies e introducirles el pene en la boca a las mujeres de los hombres a quienes se los habían cortado recientemente, a los niños los fusilaban y los hombre los cortaban en trozos. Mi padre murió degollado al igual que unos sobrinos a quienes le tenía un gran amor, al recordarlos quisiera llorar y desahogar el profundo e inmenso dolor que mi corazón siente, que no pude demostrar en aquél entonces porque manteníamos huyendo con temor y miedo de ser asesinados. Dejamos atrás todo lo que durante muchos años habíamos conseguido, vacas, gallinas, cosechas de maíz y trigo y una modesta panadería, no éramos ricos pero teníamos con que sustentarnos. Vivimos en varios pueblos pero resultamos en Ibagué. Llegamos a una pequeña invasión 99


CafĂŠ Manchado AZUL & ROJO donde construimos una casita que con esfuerzo y el correr del tiempo fuimos remodelando, actualmente en esta casa vivimos varios miembros de la familia dos hijos, un nieto con su esposa y tres bisnietos.

100


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Elian Alejandro Rodríguez Gonzales, tengo 16 años, curso el grado décimo, al realizar el ejercicio de entrevista me sentí muy digno de la vida que llevo en estos momentos, porque en aquella época las personas sufrieron terriblemente, ojala no se vuelva a repetir nunca en Colombia.

LA GUERRA DONDE PERDI UN HIJO

Nací el 01 de noviembre de 1926 en Puente nacional Santander mi nombre es Lourdes Poveda De Ardila. Mi niñez fue muy bonita y trabajada, no tuvimos estudio pues las escuelas eran para los ricos, fuera de eso quedaban muy lejos. Mi trabajo era pastear los bueyes y garitera de mi padre y hermanos, conocí a Pedro Antonio quien fue mi esposo él era enfermero en Puente Nacional, a los 4 años de casados. fue encontrado culpable de contrabando y tabaco, fue enviado a trabajar a san José del Ataco hoy en día Gaitania-Tolima donde castigaban o pagaban condena todos los que contrabandeaban con aguardiente y tabaco, este pueblo era muy violento. Llegue 6 meses después de mi esposo, el pueblo estaba recién quemado por la violencia de los liberales y conservadores. Mataban por ver morir, en el día traían hasta 10 muertos de las montañas, heridos de los dos bandos. Yo le ayudaba a mi esposo a hacer las curaciones a los heridos, En este pueblo han vivido gente muy mala como los hijos de don 101


Café Manchado AZUL & ROJO

Nemesio Salcedo Alirio, quienes estuvieron tras de mi esposo para matarlo en varias ocasiones, pero siempre lo veían acompañado de mucha gente y el andaba solo a toda hora claro que como él no era perita en dulce él también tenía sus marulleadas con el patas él trabaja con la magia negro o blanca no se bien. Además ese señor me daba mala vida, así que mejor me separé de él. La vida es dura cada día y más con esta educación en la cual le han quitado tanto poder de enseñanza a los profesores que eran los que nos ayudaban a orientar y corregir a nuestros hijos.

102


Café Manchado AZUL & ROJO

Soy Pablo Nicolás Fernández Zapata, curso el grado 10, tengo 15 años, lo que aprendí de esta entrevista es que fue una guerra muy importante para la historia de Colombia, las personas que vivieron esta guerra no les toco nada fácil y su experiencia es fundamental para entender la violencia que ha azotado este país

LA RAZON DE LA VIDA Me llamo Antonio Pérez tengo 78 años y lo que me toco pasar no fue nada fácil. Yo vivía en el municipio de dolores en la vereda de yopo, aunque recordar ese lugar es difícil para mí porque cuando yo tenía 9 años murieron mis dos mejores amigos mis dos mejores amigos por conflicto, los padres de ellos eran conservadores siempre los mantenían amenazando que les iban hacer el corte de corbatín a todos los familiares. Esto era porque los padres de ellos tenían que ver mucho con la política pero apoyaban a los conservadores, nunca le ponían cuidado a las amenazas el 5 de junio cuando iba para la casa de ellos vi que estaban sacándolos en bolsas entonces me di cuenta que los liberales si cumplen sus amenazas. Este hecho me lastimó mucho porque yo quería una infancia diferente. Mi papá siempre me decía que no debía de tener miedo porque nada nos iba a pasar, pero aun así nos vimos afectados por este conflicto. En la vereda se empezaron a escuchar disparos y toda la gente gritaba. Mi papá se asustó e iba a salir a ver que estaba pasando, cuando fue a abrir la puerta nos dijo que nos metiéramos debajo de la cama y de la mesa porque éramos muchos hermanos y mi mamá. Vimos como fusilaban a una niña y a su mamá. Se escuchó a alguien hablar por un micrófono diciendo que nadie saliera de sus casas por seguridad, pero mi papá salió, duro 5 minutos y volvió a la casa ya que a cualquiera que vieran 103


Café Manchado AZUL & ROJO afuera lo fusilaban.Cuando dejamos de escuchar disparos, miramos por la ventana y vimos que ya había acabado el tiroteo que podíamos salir de la casa, la calle estaba llena de gente muerta y los familiares llorando. Mi mamá nos dijo que nos tapáramos los ojos pues después no podíamos dormir, pero necesitábamos ver como podíamos ayudar a los que todavía se podían salvar. Mi papá tenía una camioneta y podía llevar personas para que sus familiares no tuvieran que ir hasta el pueblo más cercano caminando con los heridos. Hubo muchos más enfrentamientos, ya estábamos acostumbrados aun así no dejábamos de tener miedo en cada tiroteo morían personas que uno conocía, lo que nos tenía muy tranquilos era que mi papá siempre estaba con su escopeta a la mano por si alguien se intentaba entrar a la casa. Para no seguir con la angustia de que nos pasara algo nos tocó irnos de nuestro hogar para Ibagué, desde entonces no he vuelto a esa vereda porque no me quiero acordar todo lo que paso, en Ibagué estaba viviendo una tía y nos quedamos con ella por un tiempo, mientras mi mamá y mi papá conseguían trabajo para poder mantenernos. Dos años más tarde estábamos mejor económicamente y escuchamos que los liberales ya habían dejado las armas pensamos si irnos a vivir a la vereda pero mi papá dijo que no, compró una casa en el barrio Jordán y hay viví hasta los 20 años hasta que me gradué de la universidad, me casé, tuve 2 hijos, viví 20 años en Alemania y me devolví para Colombia para morir en mi tierra. Ahora me doy cuenta que la vida tiene altibajos, pasas cosas malas como cosas buenas, doy gracias a Dios por cuidarme cuando sucedió eso, él siempre tiene algo bueno para nosotros. La experiencia que pase no se la deseo a nadie y no quisiera que me volviera a pasar.

104


Café Manchado AZUL & ROJO

105


Café Manchado AZUL & ROJO

106

Café manchado rojo & azul 1  

Recopilación de historias de vida realizada por estudiantes del Colegio Militar Inocencio Chincá a sus abuelos, quienes tuvieron que vivir l...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you