Page 1

- Para que fortalezca a los que se sienten atribulados, enfermos o desamparados y puedan así experimentar el gozo de la salvación. Roguemos al Señor. - Para que todos nosotros conozcamos cada vez mejor a Cristo Jesús, nuestro Pastor, escuchemos su voz y le sigamos dócilmente. Roguemos al Señor. - Para que envíe más operarios a su mies, surgidos de entre nuestras familias, nuestros pueblos y nuestro país, a fin de que consigan testimoniar el amor de Cristo a todas las naciones, sin hacer distinción de raza, sexo o condición social. Roguemos al Señor. Te lo pedimos, Padre, por tu Hijo Jesucristo, a quien tú nos confiaste para que nos dé la vida eterna. Él, que vive y reina contigo y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.

Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones Sacerdotales “Las vocaciones signo de la esperanza fundada sobre la fe” Señor, te rogamos por nuestros hermanos y hermanas que han respondido sí a tu llamada al sacerdocio, a la vida consagrada y a la misión. Haz que sus existencias se renueven de día en día, y se hagan evangelios vivientes. ¡Señor misericordioso y santo, sigue enviando nuevos operarios a la mies de tu Reino! Ayuda a los que has llamado a seguirte en este tiempo nuestro; haz que, contemplando tu rostro, respondan con alegría a la maravillosa misión que les has confiado por el bien de tu Pueblo y el de todos los pueblos. Por Jesucristo, nuestro Señor. Benedicto XVI.

Intenciones de S.S. Francisco para el mes de Abril Intención general del apostolado: "Para que la celebració n pú blica y orante de la fe sea fuente de vida para los creyentes”. Intención misional: “Para que las Iglesias locales de los territorios de misió n sean signos e instrumentos de esperanza y de resurrecció n”. ORDEN DE SAN AGUSTÍN PROVINCIA DE NUESTRA SEÑORA DE GRACIA DE COLOMBIA

YO DOY LA VIDA ETERNA ETERNA A MIS OVEJAS El Señor Dios, Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido de Dios Padre sin madre alguna y nacido de madre virgen sin hombre padre, oído habéis lo que ha dicho: Yo y el Padre somos una misma cosa. Aceptad esto y creedlo, de manera que merezcáis entenderlo, pues la fe debe anteceder a la inteligencia, para que la inteligencia sea el premio de la fe, según expresamente lo dijo un profeta: Si no creéis, no entenderéis. Es a la fe, por tanto, adonde se dirige la predicación cuando expone sencillamente los misterios y es a la inteligencia adonde mira la discusión, que sutiliza. Y así, para comenzar imbuyendo de la fe vuestras almas, os predicamos a Cristo, Único Hijo de Dios Padre. ¿Por qué se le dice Único? El Padre de este Hijo único tiene muchos hijos por gracia. Todos los santos, a la verdad, son hijos de Dios por gracia; pero sólo Jesucristo lo es por naturaleza. Los hijos por gracia no son de la naturaleza del Padre,

y por eso ningún santo se atrevió a decir como este Único: Yo y el Padre somos una misma cosa. ¿No es el Padre también Padre nuestro? Y si no es Padre nuestro, ¿cómo le decimos al orar: Padre nuestro, que estás en los cielos? Sí; también nosotros somos hijos suyos; pero nos hizo hijos por su voluntad, no por habernos engendrado de su naturaleza. Cierto nos engendró también a nosotros; pero nosotros somos hijos de adopción, como suele decirse; hijos por favor del adoptante, no hijos naturales. También a nosotros se nos dio nombre de hijos, por habernos Dios llamado a la adopción de hijos; somos hombres adoptados. A Jesucristo se le dice Hijo único, porque tiene la naturaleza del Padre; nosotros no somos sino hombres, y el Padre es Dios. Siendo, pues, Cristo de la misma naturaleza del Padre, verdad dijo cuando dijo: Yo y el Padre somos una misma cosa. ¿Qué significa una misma cosa? Somos de una sola y misma naturaleza. ¿Qué significa somos una misma cosa? Somos de una sola y misma sustancia. De modo que cuando, para honrar al Padre, le haces menor al Hijo, ofendes tanto al Hijo como al Padre. San Agustín (Sermón 139)


MONICIÓN DE ENTRADA La Eucaristía de ese cuarto domingo de pascua está enfocada al camino de conversión que debe seguir todo creyente para llegar a las fuentes del agua viva que ofrece el buen pastor: el anuncio de la palabra, el reconocimiento de Cristo como Salvador y el dejarse guiar por él en el camino de salvación. Con los más profundos deseos de llegar a esas fuentes de la mano del único pastor verdadero participemos gozosamente de esta Eucaristía. MONICIÓN DE LAS LECTURAS Escucharemos en la primera lectura la actividad de Pablo y Bernabé en favor de la Palabra así como las dificultades que atravesaron para anunciarla. La segunda lectura nos recuerda cómo el Cordero será el Pastor supremo que conducirá a sus fieles hacia fuentes de agua viva. Finalmente, el Evangelio nos reafirmará que Jesús es quien da la vida por sus ovejas. Abramos los oídos del corazón a la Palabra proclamada.

PRIMERA LECTURA

Bernabé, que siguieron hablando con ellos, exhortándolos a ser fieles al favor de Dios. El sábado siguiente casi toda la ciudad acudió a oír la Palabra de Dios. Al ver el gentío, a los judíos les dio mucha envidia y respondían con insultos a las palabras de Pablo. Entonces Pablo y Bernabé dijeron sin contemplaciones: –Teníamos que anunciaros primero a vosotros la Palabra de Dios; pero como la rechazáis y no os consideráis dignos de la vida eterna, sabed que nos dedicamos a los gentiles. Así nos lo ha mandado el Señor: «Yo te haré luz de los gentiles, para que seas la salvación hasta el extremo de la tierra.» Cuando los gentiles oyeron esto, se alegraron mucho y alababan la Palabra del Señor; y los que estaban destinados a la vida eterna, creyeron. La Palabra del Señor se iba difundiendo por toda la región. Pero los judíos incitaron a las señoras distinguidas y devotas y a los principales de la ciudad, provocaron una persecución contra Pablo y Bernabé y los expulsaron del territorio. Ellos sacudieron el polvo de los pies, como protesta contra la ciudad y se fueron a Iconio. Los discípulos quedaron llenos de alegría y de Espíritu Santo.

Lectura de los Hechos de los Apóstoles 13, 14. 43–52. En aquellos días, Pablo y Bernabé desde Perge siguieron hasta Antioquía de Pisidia; el sábado entraron en la sinagoga y tomaron asiento. Muchos judíos y prosélitos practicantes se fueron con Pablo y

Palabra de Dios.

SALMO RESPONSORIAL

Servid al Señor con alegría, entrad en su presencia con vítores. R. Sabed que el Señor es Dios: que él nos hizo y somos suyos, su pueblo y ovejas de su rebaño. R. El Señor es bueno, su misericordia es eterna, su fidelidad por todas las edades. R.

SEGUNDA LECTURA Lectura del libro del Apocalipsis 7, 9. 14b-17.

Yo, Juan, vi una muchedumbre inmensa, que nadie podría contar, de toda nación razas, pueblos y lenguas, de pie delante del trono y del Cordero, vestidos con vestiduras blancas y con palmas en sus manos. Y uno de los ancianos me dijo: Estos son los que vienen de la gran tribulación, han lavado y blanqueado sus mantos en la sangre del Cordero. Por eso están ante el trono de Dios dándole culto día y noche en su templo. El que se sienta en el trono acampará entre ellos. Ya no pasarán hambre ni sed, no les hará daño el sol ni el bochorno. Porque el Cordero que está delante del trono será su pastor, y los conducirá hacia fuentes de aguas vivas. Y Dios enjugará las lágrimas de sus ojos. Palabra de Dios.

Sal 99, 2. 3. 5. R. Somos su pueblo y ovejas de su rebaño.

EVANGELIO Lectura del santo Evangelio según San Juan 10, 27-30.

En aquel tiempo, dijo Jesús: –Mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna; no perecerán para siempre y nadie las arrebatará de mi mano. Mi Padre, que me las ha dado, supera a todos y nadie puede arrebatarlas de la mano de mi Padre. Yo y el Padre somos uno. Palabra del Señor.

CREDO Se recita según la fórmula denominada Credo de los Apóstoles o, en su defecto, la fórmula Niceno-constantinopolitana.

ORACIÓN DE LOS FIELES Oremos al Señor, nuestro Dios, que nos ha confiado a Jesucristo, el Pastor que nos conduce hacia las fuentes de agua viva y digámosle: R. Jesús buen Pastor escúchanos. - Para que sostenga a todos los que han recibido el ministerio pastoral en la Iglesia, de manera especial, a todos los sacerdotes de la Orden de San Agustín presentes en Colombia y el mundo. Roguemos al Señor. - Para que conceda sabiduría y acierto a los que gobiernan nuestra sociedad local, nacional e internacional, y así puedan realizar su tarea con verdadero espíritu de servicio. Roguemos al Señor.

Tolle Lege  

Boletín Dominical de la Orden de San Agustín en Colombia

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you