Issuu on Google+

¿Cómo vivir en paz? El disgusto con la madre, el marido, el hijo el vecino….,son consecuencias de una existencia

acelerada, egoísta y cimentada solamente en los gustos y las necesidades Vivir siempre en el ruido de la calle, la casa o el trabajo, no deja tiempo para reflexionar sobre nuestras acciones. Los conflictos de pareja y familiares no son gratuitos, reflejan desinterés, falta de comunicación y de diálogo.

“Ninguno más dispuesto a criticar lo que otro hace, que aquel que no hace nada”. Humor: Un amigo le dice a otro: ¿Cuántos carros choco Pancho Pantera? -No se -Choco mil.

Seguramente muchos pleitos se evitarían si se enfrentaran los problemas; se aclararan los malos entendidos y se aceptaran puntos de vista diferentes a los propios. Algunas gentes están acostumbradas a juzgar a las personas sin haberlas tratado; otras, les gusta manejar o manipular a los demás para que hagan lo que éllos dicen, sin expresar razones o argumentos. Para evitar los conflictos y crear espacios de tranquilidad y sosiego, se recomienda.

Tiempo. Toma tiempo para trabajar; es el precio del éxito. Toma tiempo para pensar; es la fuente del poder. Toma tiempo para jugar; es el secreto de la perpetua juventud. Toma tiempo para leer; es el fundamento de la sabiduría.

Buscar el silencio. Cinco minutos al día, dedicados a ustedes; meditar, orar, reflexionar; le darán paz y le permitirá aclarar sus pensamientos y sus preocupaciones.

Toma tiempo para ser amigable; es el camino de la felicidad. Toma tiempo para soñar; es enganchar tu carreta hacia las estrellas.

• •

Usar un lenguaje moderado . Evitar los insultos, los gritos. No hacer daño con las palabras, para no tener tensiones y golpes.

Toma tiempo para amar y ser amado, es el privilegio de los dioses. Toma tiempo para ver a tu alrededor; el día es muy corto para ser egoísta.

Aceptar las diferencias . Respetar los puntos de vista distintos a los nuestros, servirá para comprender que hay miles de formas de sentir y de percibir un mismo hecho. Y que nuestra visión y opinión no necesariamente es igual a la del vecino o a la de algún familiar, lo cual quiere decir que aunque no estemos de acuerdo podemos convivir en paz.

Querer vivir en armonía, es hacer frente a los problemas con el interés de que nadie salga perjudicado y también cuando se renuncia a considerar enemigos a los demás. Pensamiento:

Toma tiempo para reír; es la música del alma Pensamiento irlandés. Humor:

Un hombre, aquejado por un dolor de muelas, estaba muerto de miedo frente al dentista. Para calmarlo. El odontólogo le ofreció una copa de whisky. El paciente apuro y luego tomó otra.- ¿ya recuperó usted el valor? – Le preguntó el dentista.- ¡sí! – contestó el enfermo. Y a ver quién se atreve a tocarme los dientes.


Consecuencias del alcohol. “Me fui a emborrachar y esa vez me agarré una parranda de tres días. Cuando llegué a mi casa mi madre empezó a regañarme. No aguante y le di un aventón, se cayó, se fracturó la pierna….Me asusté mucho y dejé de tomar casi dos meses.Pero al poco tiempo el vicio me hizo caer de nuevo”. “Era como un círculo vicioso, me emborrachaba para olvidar mis penas y más penas tenía: me despidieron del trabajo; me corrían de las casas de mis familiares y amigos…siempre tenía que estarme disculpando con aquellos a quienes ofendía en mis borracheras. Un amigo me llevó a alcohólicos anónimos….Tengo ya seis años sin tomar. No tengo familia, pero me valoro más y sé que soy un ser humano y valgo mucho, que Dios me ama y lucho cada día para no beber. Nunca me enseñaron el daño que causa el alcohol, y cuando lo descubrí ya era tarde”.

“Vengándose, uno iguala a su enemigo; perdonando, uno se muestra superior a él”.

TEMA: Valores FUENTE DE CONSULTA: Graba Imagen 55277200

En nuestra sociedad, testimonios como este abundan; tres de cada diez mexicanos son alcohólicos. Casi todas nuestras familias han sufrido las consecuencias del alcoholismo. Los motivos para beber son extensos; los adolescentes que toman en exceso como símbolo de ser mas hombres; el padre que lo ve como un gusto pasajero sin consecuencias, hombres y mujeres, que buscan la compañía a su soledad y el remedio a sus frustraciones en el alcohol. Sin embargo, lo único que ocasiona el abuso del alcohol es la desintegración de la familia; el provocar accidentes dentro y fuera de la casa; y enfermedades del hígado, del cerebro (lagunas mentales) y del corazón. El testimonio de este hombre, es un llamado para que los padres se responsabilicen, hasta cierto grado, de que los jóvenes huyan de la influencia y de los “encantos” del alcohol. Las mejores armas, son fomentar en los muchachos la seguridad en su persona, resaltar sus cualidades, inculcarles el gusto por el estudio, los deportes y las actividades artísticas, así como no perder ocasión para informarles sobre lo difícil que es quitar un vacio (como el alcohol). Cuando este ha penetrado en nuestro organismo; es mucho mejor evitarlo que curarlo. Pensamiento:

JVB/003


¿Cómo vivir en paz?