Issuu on Google+

       

...   

 

Lecturas viajeras  Paseo por la ciudad vieja de Cuenca ‐   ...   

25 de octubre de 2011

 


[LECTURAS VIAJERAS]    

 

VISITA NÚMERO 1.   

  Puerta de Valencia   El nombre del paraje se debe a que aquí se  abría  una  de  las  puertas  de  la  muralla.  En  este  punto  abandonamos  la  ciudad  moderna  y  empezaremos  a  subir  hacia  el  casco  antiguo.  Para  ello  salvamos  el  río  Huécar,  que  es  uno  de  los  dos  que  limitaban el acceso a la ciudad.  La  muralla  se  construyó  en  el  siglo  VIII  en  torno a la alcazaba andalusí de la entonces  Qunka.   Pertenece  al  segundo  de  los  dos  ejes  principales  que  formaban  la  muralla,  el  llamado  transversal,  que  unía  la  Puerta  de  Valencia  con  la  Puerta  de  San  Juan.  Esta  puerta la veremos a la bajada.  La  puerta  está  orientada  hacia  el  este  (dirección  Valencia,  naturalmente).  El  edificio  monumental  que  vemos  es  la   Iglesia‐Monasterio  de  las  Concepcionistas.  Fue  construido  en  el  siglo  XVI.  La  portada  es  un  arco  de  medio  punto  enmarcdo  por  dos  pilastras  a  los  lados  y  por  un  entablamento  rematado  por  un  frontón 

 

25 de octubre de 2011 

 

triangular.  De  la  decoración  podemos  destacar  la  Virgen  que  hay  en  el  tímpano,  colocada  en  una  hornacina  entre  ángeles  que  ofrecen  frutos.  La  portada  se  remata  con una figura que tiene una calavera a su  lado. Quizás  se trate de una alegoría de la  muerte.  El  monasterio,  que  se  extiende  hacia  la  izquierda,  acoge  a  monjas  de  clausura.  El  Viernes  Santo  este  espacio  se  llena  de  gente para ver salir el paso de la Virgen de  las Angustias.    Frente  a  la  iglesia  se  extiende  el  barrio  de  Los  Tiradores,  que  se  construye  sobre  la  ladera del cerro. Junto con el de San Antón  es  uno  de  los  más  viejos  de  la  ciudad.  Su  origen  se  remonta  al  siglo  XV.  Tradicionalmente  ha  sido,  y  sigue  siendo,  un barrio de población obrera. Predominan  las casas de una sola planta de baja calidad  constructiva  y  las  calles  estrechas  y  sin  ningún  orden,  al  modo  de  las  ciudades  medievales.  El  servicio  religioso  se  lo  proporciona  la  iglesia  del  Cristo  del  Amparo,  construida  sobre una sinagoga judía. 


[LECTURAS VIAJERAS]    

VISITA NÚMERO 2   

25 de octubre de 2011 

 

 

  Casa del Corregidor 

  

El corregidor era  un  funcionario  real,  cuya  misión  era  representar  a  la  Corona  Española  en  el  ámbito  municipal.  Sus  funciones  eran  varias:  representar  a  la  monarquía  a  nivel  local,  gestionar  el  desarrollo  económico  y  administrativo  de  los  municipios,  presidir  los  ayuntamientos  dando validez a sus decisiones, ser juez en  primera  o  segunda  instancia,  etc.  O  sea,  era  una  especie  de  alcalde  con  más  funciones. 

Hasta  la  guerra  civil  (1936‐1939)  fue  sede  de  los  Juzgados  de  la  ciudad.  Durante  la  guerra  sirvió  como  sede  del  Servicio  de  Inteligencia  Militar  (los  espías),  luego  fue  Escuela  Infantil  y  vivienda  de  funcionarios  municipales  y,  por  último,  sede  de  una  Escuela de Artes. 

El  edificio  sirvió  para  casa  de  este  personaje a partir del siglo XVIII, pero hasta  1541  sirvió  como  cárcel.  En  esa  fecha  se  construyó otra más amplia en otro lugar de  la  ciudad.  La  casa  no  podemos  visitarla  porque  está  en  obras  pero  en  las  paredes  pueden  verse  todavía  inscripciones  y  dibujos  de  los  que  malvivieron  en  las  celdas, que en algunos casos no tenían más  de  dos  metros  cuadrados.  Los  calabozos  apenas  tenían  luz  y  estaban  muy  mal  ventilados.  Se  han  descubierto  en  ellos  huesos  de  los  animales  que  comían  los  presos. 

 

 

Desde la calle Alfonso VIII es un edificio de  tres plantas, pero desde la parte posterior,  la  que  da  a  la  hoz  del  Huécar,  tiene  siete  plantas. Esta es una característica de todas  las  viviendas  de  esta  calle.  Vistas  desde  el  otro  lado  son  una  especie  de  rascacielos  cimentados sobre la roca.   En  el  balcón  se  puede  observar  el  escudo  de España. En el interior hay dos escaleras:  unas estrechas y pequeñas que conducen a  los  sótanos,  donde  estaba  la  cárcel  de  aquel  entonces  y  las  otras  llevan  a  lo  que  fue la vivienda del corregidor  .

   


[LECTURAS VIAJERAS]      

VISITA NÚMERO 3              

25 de octubre de 2011 

                     

Edificio del Ayuntamiento 

 

El  Ayuntamiento  es  un  edificio  barroco.  Tiene planta rectangular, con dos cuerpos a  ambos lados. 

 

La  fachada  está  articulada  en  tres  plantas  que decrecen en altura.  La  primera  planta  tiene  una  arquería  abierta  que  permite  el  paso  de  la  calle  principal  a  la  plaza.  Entre  los  arcos  se  disponen unas pilastras de orden toscano.   En la planta noble las pilastras son jónicas y  se  construyó  un  balcón  corrido.  Los  vanos  tienen frontones curvos y rotos. Desde este  balcón  se  hace  el  pregón  de  las  fiestas  de  San Mateo, las más populares de la ciudad.   La tercera planta es más baja, incorpora el  ático,  y  en  ella  los  vanos  se  duplican.  El  ático  oculta  la  vista  del  tejado  y  en  su  centro hay remate, a modo de peineta, que  culmina con la figura de un león.  La  fachada  posterior,  que  se  asoma  a  la  calle Alfonso VIII, se articula en tres calles,  con  balcones  en  la  planta  noble  (la  primera) y ventanas a eje en la superior.  Las  puertas,  que  están  situadas  bajo  el  pórtico, son de traza muy sencilla. 

   

Aquí  es  donde  trabaja  el  alcalde,  pero  existen  otras  oficinas  municipales  distribuidas por la ciudad.   

                     


[LECTURAS VIAJERAS]

25 de octubre de 2011 

 

VISITA NÚMERO 4   

   

  Catedral 

 

La  catedral  de  Cuenca  es  uno  de  los  grandes  templos  góticos  de  Castilla.  Se  levanta  sobre  lo  que  fue  una  antigua  mezquita.  La  ciudad  de  Cuenca  fue  conquistada  por  Alfonso  VIII  el  21  de  Septiembre  del  año  1177  y  según  cuentan  las  crónicas  de  la  época  éste  monarca  decidió inmediatamente edificar un templo  cristiano terminando su construcción pocos  años más tarde. 

Lo más notorio es la gran fachada principal  neogótica construida por Vicente Lampérez  a  comienzos  de  siglo  XX  (1910).  Esta  fachada había llegado a comienzos del siglo  XX  con  elementos  originales  de  época  gótica  y  otros  barrocos  del  siglo  XVIII.  Sea  como fuera, en 1902 se derrumbó la torre  del Giraldo y se llevó por delante parte de  esta  fachada.  Así  surgió  el  proyecto  para  realizar un nuevo cerramiento de las naves.  Lampérez se ocupó de la obra que también  quedó  inacabada,  extremo  que  se  aprecia  en  las  torres  inacabadas  y  en  una  serie  de  motivos  ornamentales  no  rematados  completamente. 

Lo  más  destacado  del  edificio  es  que  pertenece  a  un  planteamiento  muy  inicial  de la arquitectura gótica  No  es  mucho  lo  que  se  aprecia  de  la  catedral de Cuenca en su vertiente exterior  ya que se encuentra agobiada por distintas  

   

 

construcciones,  además  de  haber  sufrido  bastantes transformaciones.  

Desde  aquí  iremos  al  Museo  de  Arte  Abstracto. 


[LECTURAS VIAJERAS]    

25 de octubre de 2011 

 

VISITA NÚMERO 5 

  Hoz del Huécar.   Una  hoz  es  una  de  las  formas  características  del  relieve  cárstico.  Se  produce  por  la  disolución  de  la  roca  caliza  por  el  agua.    Es  un  barranco  estrecho  en  cuyo fondo discurre un río, en este caso el  Huécar.  Se  extiende  a  lo  largo  de  seis  kilómetros  y  esta  tarde  la  recorreremos  entera.    En  época  de  lluvias  puede  verse  cómo  el  agua  subterránea  aflora  en  numerosas fuentes a lo largo del camino. 

Convento de San Pablo.  Construido  en  el  siglo  XVI,  de  estructura  gótica  y  decoración  renacentista.  Patrimonio religioso propio de la orden de  los  Dominicos;  se  sitúa  en  el  margen  izquierdo  del  río.  Sirvió  de  residencia  a  numerosos  monjes;  en  su  interior  se  encuentra la iglesia de San Pablo. La iglesia 

 

es  hoy  un  museo  dedicado  a  un  famoso  artista  de  la  ciudad,  Gustavo  Torner,  y  el  convento es Parador de Turismo.  

Puente de San Pablo.  En  1523  se  empezó  a  construir  un  puente  de  piedra  que  uniese  las  dos  caras  de  la  hoz. En  de piedra. En 1779 se empezaron a  producir  los  primeros  desprendimientos  y  el  29  de  marzo  de  1895    se  dinamitó  para  evitar  mayores  problemas  dado  que  la  estructura  estaba  gravemente  dañada.  Durante ocho años no hubo conexión entre  las  dos  partes  de  la  hoz.    Finalmente,  en  1902  se  terminó  la  construcción  de  este  que vemos, hecho en hierro, que entonces  era uno de los nuevos materiales utilizados  en  la  construcción  (la  torre  Eiffel,  por  ejemplo).   El puente lo suelen utilizar algunos suicidas  y  ha  cobrado  mucha  importancia  desde  que lo recorrieron los príncipes de Asturias  en su luna de miel.


[LECTURAS VIAJERAS]

25 de octubre de 2011 

 

   

VISITA NÚMERO 6 

  La Torre de Mangana    La Torre de Mangana es una torre que está   al final de la calle que sale de la plaza de la  Merced.  Es  uno  de  los  monumentos  emblemáticos  de  la  ciudad.  Aunque  no  tiene ningún  valor artístico ha sido el reloj  que marcaba el ritmo de vida de la ciudad  ya  que  su  melodía  al  dar  las  horas  se  oía  prácticamente en toda la ciudad.  Quizás  fuera  el  minarete  de  una  antigua  mezquita.  Se  sabe  que  en  el  siglo  XVI  ya  estaba  construida,  ya  que  aparece  claramente  en  un  dibujo  de  la  época  que  hizo  un  famoso  viajero  y  pintor  llamado  Wyngaerde.  Por  ese  dibujo  sabemos  que  era  de  planta  cuadrada,  igual  que  ahora  mismo,  por  lo  que, a pesar de las remodelaciones que se  le han hecho, mantiene su forma original. 

 

En  el  siglo  XVIII  le  cayó  un  rayo  y  sufrió  algún  deterioro  cuando  los  franceses   ocuparon  la  ciudad  en  la  guerra  de  la  Independencia (1808‐1813).  En los años 20 del siglo pasado se restauró  dándole un aspecto mudéjar, con ladrillos y  decoraciones  de  aire  musulmán.  Pero  en  los  años  70  se  la  volvió  a  cambiar  de  aspecto.,  dejándola  como  la  veis  hoy,  con  un  aire  militar  que  seguramente  nunca  tuvo.  En  la  plaza  donde  se  levanta  veis  también  el  monumento  a  la  Constitución.  Es  una  obra de Gustavo Torner que se colocó aquí  en los años 80.   Ahora  veréis  que  en  plaza  hay  cierto  desorden.  Eso  se  debe  a  que  se  están  realizando  unas  excavaciones  arqueológicas  muy  importantes.    Se  pretende que en el futuro puedan visitarse  como si fuese un museo.  Al  otro  lado  de  la  plaza  se  extiende  la  antigua  judería,,  el  barrio  donde  vivían  los  judíos.


[LECTURAS VIAJERAS]

25 de octubre de 2011 

 

VISITA NÚMERO 7   

 

  Iglesia de San Pedro 

Inquisición  consideraba  culpable.  La  sede  de  la  Inquisición  estaba  en  el  edificio  del  Archivo que veremos más arriba.    Detrás  de  la  iglesia  y  un  poco  más  arriba,  podemos  observar  el  Convento  de  las  Carmelitas Descalza,  construido en el siglo  XVII.  En  su  interior  se  encuentra  la  Universidad  Internacional  Menéndez  Pelayo  y  la  Fundación  Antonio  Pérez,  que  es un centro de arte contemporáneo, y una  sala de exposiciones.    Siguiendo  el  recorrido,  nos  encontramos  con  el  Archivo  Histórico  Provincial  se  sitúa  en un edificio que anteriormente fue  sede  del  Tribunal  de  la  Inquisición  y  la  cárcel  provincial.  Frente a él, una estatua de fray  Luis  de  León,  nacido  en  el  siglo  XVI  y  uno  de nuestros antepasados más ilustres.    Por último, llegamos el barrio de El Castillo  de  Cuenca,  formado  por  los  restos  de  la  antigua  muralla  árabe  que  envolvía  a  la  cuidad.  El  Arco  del  Bezuo  era  otra  de  las  puertas de entrada a la ciudad.    

  Subiendo  esta  cuesta,  nos  encontramos  la  Iglesia  de  San  Pedro,  una  de  las  más  antiguas  de  Cuenca.  Fue  levantada  sobre  una  mezquita  en  1499  y  tuvo  que  ser  reconstruida  dos  veces,  en  1604  y  en  el  siglo  XVIII  después  de  la  Guerra  de  Sucesión de 1700‐13.  Al  exterior  tiene  plana  octogonal  y  en  el  interior tiene forma circular, con capillas a  su  alrededor.    El  suelo  de  la  iglesia  tenía  una  parte  de  cristal  transparente  que  dejaba  ver  parte  de  sepulturas,  ya  que  antiguamente  era  normal  hacer  enterramientos  en  el  interior  de  las  iglesias.  Se  creía  que  cuanto  más  cerca  se  estuviese del sitio ''sagrado'', más probable  era la salvación. En la parte superior hay un  campanario.     Frente a la iglesia hay una puerta que da a  la  ronda  de  la  ciudad  que  circula  sobre  la  hoz  del  Júcar.  Se  dice  que  por  ese  precipicio  se  despeñaba  a  los  reos  que  la 

 


[LECTURAS VIAJERAS]   Fray  Luis  de  León  nació  en  Belmonte  y  murió  en  Madrigal  de  las  Altas  Torres.  Hombre  destacado  en  su  tiempo  fue  perseguido,  como  tantos  otros,  por  la  Inquisición,  y  llegó  a  estar  preso  durante  cinco años.   Cuando  decidió  abandonar  la  vida  pública  escribió  este  bellísimo  poema  que  recitará  Diego.    ¡Qué descansada vida   la del que huye del mundanal ruïdo,   y sigue la escondida   senda, por donde han ido   los pocos sabios que en el mundo hansido;     Que no le enturbia el pecho   de los soberbios grandes el estado,   ni del dorado techo   se admira, fabricado   del sabio Moro, en jaspe sustentado!     No cura si la fama   canta con voz su nombre pregonera,   ni cura si encarama   la lengua lisonjera   lo que condena la verdad sincera.     ¿Qué presta a mi contento   si soy del vano dedo señalado;   si, en busca deste viento,   ando desalentado   con ansias vivas, con mortal cuidado?     ¡Oh monte, oh fuente, oh río,!   ¡Oh secreto seguro, deleitoso!   Roto casi el navío,   a vuestro almo reposo   huyo de aqueste mar tempestuoso.     Un no rompido sueño,   un día puro, alegre, libre quiero;   no quiero ver el ceño   vanamente severo   de a quien la sangre ensalza o el dinero.     Despiértenme las aves   con su cantar sabroso no aprendido;   no los cuidados graves   de que es siempre seguido   el que al ajeno arbitrio está atenido.     Vivir quiero conmigo,   gozar quiero del bien que debo al cielo,   a solas, sin testigo,   libre de amor, de celo,  

 

25 de octubre de 2011 

de odio, de esperanzas, de recelo.     Del monte en la ladera,   por mi mano plantado tengo un huerto,   que con la primavera   de bella flor cubierto   ya muestra en esperanza el fruto cierto.     Y como codiciosa   por ver y acrecentar su hermosura,   desde la cumbre airosa   una fontana pura   hasta llegar corriendo se apresura.     Y luego, sosegada,   el paso entre los árboles torciendo,   el suelo de pasada   de verdura vistiendo   y con diversas flores va esparciendo.     El aire del huerto orea   y ofrece mil olores al sentido;   los árboles menea   con un manso ruïdo   que del oro y del cetro pone olvido.     Téngase su tesoro   los que de un falso leño se confían;   no es mío ver el lloro   de los que desconfían   cuando el cierzo y el ábrego porfían.     La combatida antena   cruje, y en ciega noche el claro día   se torna, al cielo suena   confusa vocería,   y la mar enriquecen a porfía.     A mí una pobrecilla   mesa de amable paz bien abastada   me basta, y la vajilla,   de fino oro labrada   sea de quien la mar no teme airada.     Y mientras miserable‐   mente se están los otros abrazando   con sed insacïable   del peligroso mando,   tendido yo a la sombra esté cantando.     A la sombra tendido,   de hiedra y lauro eterno coronado,   puesto el atento oído   al son dulce, acordado,   del plectro sabiamente meneado.   

 


Visita a la ciudad