Page 86

. En esta posición las negras tienen buenas perspectivas en el flanco de dama, especialmente contra el peón en 4AD. No obstante, se enfrentan a la posibilidad de un ataque en el fianco de rey, que las blancas bien pronto reforzarán con un avance de peones. No hay tiempo que perder ; las negras deben poner inmediata­ �ente su rey en seguridad. 17 •

• • •

RZAI;

,

Esta jugada es tácticamente posi­ ble porque las negras conservan ventaja después de 1 8. D5T + , R2RI 1 9. D X PT A X P. Para su desdicha, las blancas persisten en el plan de atacar el flanco de rey. Esto ahora carece de sentido y hubiera sido me­ jor que aspiraran a lograr una apro­ ximada igualdad con 18. TR1C I se­ guido de C1A-2D-3C. El cambio de caballos aliviaría en­ tonces la amenaza de las n�gras so­ bre 4AD dando libertad a la dama blanca para maniobrar en otro lu­ gar y, cuando eventualmente el rey negro llegase al flanco de · dama, el avance del PT a 5T podría causarle algunas dificultades. ,

18. T3A7, 19. CIA, 20. T3TR,

RZR; RID; TI TRI;

Más débil es 20. . . . P3T a causa de 21. C2D y el caballo blanco se dirigiría a 6CR. 21. 22. 23. 24. 25. 26.

P4C, C3C, RZA, DZT, TICR, AZR?,

RZA; RIC; CZA; TDID; DZR;

Ahora las blancas se contentan con jugadas de espera sin plan al­ guno ; con ello se acentúa la ven­ taja de las negras. Lo indicado era 26. ClA seguido de P5C. 26 . • • • , 27. CIA, 28. CZD, 84

AlA; AlD;

Las blancas desperdician su últi­ ma oportunidad de procurarse un juego activo mediante P5C, a lo que las negras podrían replicar 28. . ... TD1CR seguido de P3C, Q aún, en seguida, 28. . . . P3C ; 29. P x PA, D2A + , obteniendo en ambos casos contrajuego contra el expuesto rey enemigo. 28 .

. • .

,

P4CRI;

Habiendo logrado bloquear el flanco de rey, las negras tendrán pronto las manos libres para opera­ ciones en el flanco de dama. 29. CIA, 30. C3C, 3 1 . C5T, 32. P X A,

AIR; P3TR; A X C;

Si 32. T X A, las negras traslada­ rían su caballo a 2CR, después de lo cual siempre podrían amenazar la apertura de la columna TR con -P4TR.

32 . 33. 34. 35. 36. 3 7. 38.

• • • , A4C, RZR, R3D, TICD, TZC, RZA,

·

CIR; CZC; RZA; TITD; TRICD; P3T;

Pudiera preguntarse por qué las blancas juegan también su rey al flanco de dama, máxime cuando habrá de estar allí más expuesto. La respuesta es que las blancas están pensando en un final de partida. Se dan cuenta que después de P4CD la resultante apertura de la columna CD pudiera conducir a un inter­ cambio de piezas .mayores y que su débil peón de 3AD pudiera ser una presa fácil para el rey negro. 38 . • • • , 3 9. TlCR, 40. AZD,

DZD; DIR; T2T?

Con esta jugada, la última antes del control del tiempo, las negras

Profile for Ediciones JFhorizon

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Profile for jfhorizon
Advertisement