Page 84

La amenaza de mate en la colum­ na TR no puede evitarse, v. gr. : 23. . . . P3A ; 24. T4T, P :x C ; 25. P6C, etcétera. Esta partida demuestra cómo el enroque por un flanco puede ser el preludio de un ataque por el otro. No obstante, algunas veces un ju­ gador tiene tal ventaja de espacio que el enroque se hace posible aun en el flanco en que se intenta ma­ niobrar con los peones. El hallarse el rey desprovisto de peones que le protejan no está exento de peligros, como puede verse en el siguiente ejemplo. PACHMAN-FICHTL (Campeonato checoslovaco, 1954) Diagrama núm. 82

El plan correcto es enrocar por el flanco dama ; la única dificultad es saber en qué momento hay que hacerlo. En la partida, las blancas enroca­ ron en seguida y descuidaron una fuerte réplica táctica que cortó en seco su plan estratégico y creó pro­ blemas a su rey expuesto. El proce­ dimiento correcto era primero 14. P6C 1 , D1D y sólo entonces enrocar en el flanco dama. Las negras no po­ drían, en tal caso, disponer de con­ trajuego mediante la apertura de líneas en el flanco de dama, y ten­ drían simplemente que observar có­ mo las blancas capturan el PTD y avanzan con su mayorí<;l de peones. 14. 0-0-0'?, 15. P X PA, 1 6. P X P,

P3C!; ClC; D X PC;

Las tres últimas jugadas han dado un gran cambio a la posición. El plan de capturar el PTD d.ebe ahora ábandonarse. Jugar su alfil a seo no ofrece grandes perspectivas a las blancas debido a la réplica 16 . . . . Ase, seguido de T1AD tomando cierta ventaja a causa de la posición del rey blanco. Así pues, las blancas deben buscar otro plan. 1 7. D.5C!,

Posición después · de la jugada 13 de las negras.

En esta posición está claro que el principal campo de operaciones de las blancas estará en el flanco dama donde, además de su ventaja de es­ pacio, tienen un objetivo de ataque en el indefenso peón débil 5TD de las negras. A primera vista puede parecer que el enroque por el flanco del rey es lógico ; pero éste sería un error. Las negras pueden replicar a 14. 0-0 con 14. . . . C1R seguido de P4AR y obtener un peligroso contraataque. 82

Aunque el rey blanco parece es­ tar mal situado en esta posición, en un final estará en disposición de atacar las debilidades de las ne­ gras en 4TD y 4D. Por lo tanto, las blancas procuran simplificar el juego todo lo posible y explotar su ventaja en el final. 17 • • • , 18. D X D, 19. C4T, 20. TD1RI

D X PA; C X D; A.5C;

Un error habría sido 20. A x A?, C x A ; 21. A1R (o TDIA), ese. Después de la jugada de la partida las blancas pueden replicar tranqui-

Profile for Ediciones JFhorizon

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Profile for jfhorizon
Advertisement