Page 273

1 7. T2A,

D8C;

Previn iendo otra vez P4D ; v. gr. : 1 8 . P4D, P x PD ; 1 9. P x PD, C X P! ; 20. C X C . A X C + ; 2 1 . D X A, DxA+.

27. c x c,

1 8 , C2D, Con esto las blancas virtualmente abandonan su ataque en el ala de rey, dejando a las negras que con­ tin ú en su acción, imperturbable, en el flanco de dama.

18 .

. • . '

D8T;

Por sup uesto, no es posible 18. . . . DPD ? ? . 1 9. T 3 A.

1 9. D2A,

C ( 2 ) 4R;

Amenazando 20 . . . . C x P. Ahora las blancas están completamente obligadas a mantenerse a la defen­ siva.

20. 21. 22. 23.

A l A, T2R, C3C, P4A,

C5CR; P5C; D2T ! ;

Esta j uga da, q u e facilita a las ne­ gras el control de 5 0, fue criticada por algunos comentaristas ; pero las blancas difícilmente pueden permitir a su oponente el avance P5A, en vis­ ta de las amenazas tácticas que se­ guirían .

23. • . • ' 24. C3 A,

D5T!;

C o n la esperanza de librarse de la molesta clavada con 25. C(3C)4D ; pero las negras bien pronto lo evitan.

2 4. . • • ' 25. A5C,

Una jugada muy ú ti l que prepara trasladar el alfil a SC. Esto es sólo una parte de la combinación final que impedirá a las blancas tomar la torre negra en 1 T con jaque. 26. T IR, C(5)4R!;

TIT; A J AD; C.

Después de 27. C(3A)2D, A5C ! ; 28. TlT, D X T ; 29. C x D, T X C ; las negras tienen decisiva ventaja.

27 .

• • . '

A X C;

Ahora las blancas están amenaza­ das de perder una pieza. La mejor defensa es 28. R2C después de lo cual las negras pueden obtener un ventajoso final (28. . . . C5D ; 29. C x C, A x C ; 30. D X D, T X D ; 3 1 . A X P, A x P ; 3 2 . A X P, A 5 D que­ dándose con un peón amenazador en 5CD) o bien aceptar un sacrificio de dama (28 . . . . A5C ! ? ; 29. T l T. D X T ; 30. C X D, T X D). 28 . T I T?, Cayendo en una celada,

28 . • • • , 29. Abandonan.

D X C! ;

Si 29. D X D, entonces 29 . . . . T x T. 30. D2A (30. R2C, C5D), A6T. El contraataque no es sólo el me­ jor método de defensa ; es uno de los modos más efectivos de condu­ cir toda la lucha en ajedrez. Al es­ quivar los ataques enemigos no de­ bemos nunca olvidar que aun en las posiciones más difíciles pueden haber ocultas posibilidades que sólo necesitan ser descubiertas. El con­ traataque tiene también u n fuerte efecto psicológico ; el momento en que el que ataca se convierte en de­ fensor decide con frecuencia el des­ tino de la partida.

DEFENSA PREVENTIVA

Exactamente igual que en la cien­ cia médica se concede más o menos importancia a la prevención de las

enfermedades, así también en la es­ trategia moderna del ajedrez se em­ plean con frecuencia medidas pre271

Profile for Ediciones JFhorizon

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Profile for jfhorizon
Advertisement