Page 255

Diagrama núm. 251

El único modo de oponerse a la amenaza de las blancas 1 6 . C4A. 16. A X C, 1 7. C4A, 1 8 . A6D,

A X A; D4AR; P6R ! ;

L a única posibilidad de las negras de prolongar el juego es sacrificar su dama ; pero aun esto no es sufi­ A4D ; ciente. La alternativa 1 8 1 9. A x A, P4CD ; 20. C6D + tam­ bién pierden en segui da. .

1 9. C X PR,

Las negras pretenden cambiar los alfiles de su adversario ; pero las ne­ gras, con todas sus maniobras tie­ . nen dos tiempos de menos, y SI con­ sideramos que la dama negra más que desarrollada es una debilidad táctica en su posición presente; re­ sulta que esto es otro tiempo perdi­ do. No es de extrañar pues que las blancas estén en condiciones de abrir el juego con una simple ruptu­ ra en el centro, después de lo cual las n egras sufrirán grandes di-ficul­ tades. 1 3 . P4R!,

P X P;

Muchos comentaristas han puesto a esta jugada un signo de interro­ gación ; pero en vista de la mala posición d e los dos alfiles d e las ne­ gras (resultado de su defectuosa ac­ ción iniciada en la jugada sexta), la partida no puede sostenerse en nin­ gún caso. Algunas posibilidades se­ rían : a) 1 3 . . . A3T ; 14. A x A, D X A; 1 5 . P x P ganando un peón. b) 1 3 . . . . A2C ; 14. P x P, P x P ; 1 5. 0-0, 0-0 ; 16. D2A, y las blancas amenazan a la vez A x P + y T5C. e) 13 . . . . A2R ; 14. A5CD, A2D ; 1 5. P x P y las negras otra vez pier­ den un peón. .

14. A5CD!, 1 5. C2D,

A2D; PJTD;

20. 21. 22. 23 . 24. 25. 26.

27. 28. 29.

3 0.

. . .

D X T+ ; A X A; R2D; TDICD; T4C; T4TR; TICD; PJC; T4A R ; A X C; T X PR ; Abandonan.

D x D, D X PC, D3C, D2A, 0-0, P3TR, P4AD, C4C, C5R + , P X A, D2D + ,

Después de 30 . R2R ( \) 2Al si­ gue 3 1 T 1 D. Un adelanto en el desarro l l 0 se hace sentir principalmente <!n posi­ ciones abiertas o en aquellas en las que el bando activo tiene posibili­ dades de abrir el j u ego median t e ruptura en el centro. En posiciones cerradas ello tiene menos importan­ cia ; en ellas la situación de los peo­ nes y piezas en casillas estratégica­ mente ventajosas es de más impor­ tancia que e l número de piezas des­ arrolladas. D e esto podemos inferir la regla siguiente : Cuando se tiene superioridad en e l desarrollo, hay que procurar abrir la posición me­ diante una ruptura en el centro y tener líneas abiertas y diagonales ; si es el oponente quien tiene la su­ perioridad, hay que mantener la po­ sición cerrada. Esta es una regla tan lógica y clara que es válida en todos los casos ; su infracción, constituye siempre un error estratégico. .

.

.

.

253

Profile for Ediciones JFhorizon

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Profile for jfhorizon
Advertisement