Page 24

pueden hacerlo ni por la columna TD ni AR v. g. (a) T 3T, P5R 1 ; 2. T x P, C6A ; 3. T3T, P6R l (amena­ zando DSC + ) ; 4. T3C, P7R ganan­ do, o (b) l. T1D, C6A ; 2. TlAR, P5R ; 3. T1D, P6R, etc. En vista. de esto, el caballo puede considerarse tan. fuerte como la torre blanca, y . como las negras tienen un peón más como compensación por su pér­ dida de la ·calidad, podemos creer que las negras tienen cierta superio­ ridad. Igualmente es variable el valor de· la dama. Normalmenté una dama es casi igual a una · torre, una pieza menor y dos peones ; pero hay oca­ siones en que puede ser inferior a una torre, una pieza menor y un peón. La siguiente partida es un ejemplo: NAJDORF-RAGOZIN (lnterzonal 1948) Diagrama núm. 1 O

débil, pero esto parece no ser du­ radero. Sin embargo, el ulterior desarrollo de la partida demuestra que Ragozin calculó bien al entregar su propia dama, pues la de su ad­ versario permanece inactiva en el mismo sitio durante más de veinte jugadas. Bien podemos preguntar por qué una dama sería superior a una torre y una pieza menor cuando después de todo, sus movimientos son mera­ mente la combinación de los de una torre y alfil. Esto es cierto ; pero la dama coordina estos diferentes mo­ vimientos mucho mejor que las pie­ zas simples ; ¡su gran movilidad la hace un excelente instrumento de ataque 1 He ahí donde descansa su superioridad. Sin embargo, su ven­ taja queda disminuida cuando las piezas enemigas están trabajando eficazmente en mutua cooperación y cubren todos los puntos débiles. La teoría de los finales produce posi­ ciones en las que algunas veces una dama no puede ganar contra una torre y peón a causa de la excelente coordinación de las fuerzas defen­ soras. Un análogo, aunque más compli­ cado ejemplo de cooperación lo ofrece la presente partida donde las piezas negras hacen imposible que la dama blanca encuentre un favora­ ble blanco donde atacar. 20. AlD, 21. A3R,

Posición después de la jugada 19 de las negras. Las negras han sacrificado su da­ ma por una torre, un caballo y un peón, y llegaron a una posición que la mayoría de los participantes de aquel torneo consideraron buena para el oponente. Las blancas con­ servan su dama y su posición apa­ renta ser completamente sólida. So­ lamente la casilla 2CD es un poco 22

C5R; C3D!;

En la lucha contra la dama es importante evitar la formación de debilidades tácticas que pudieran ser atacadas por el adversario. La posi­ ción de los caballos es importante en esta partida porque hacen posible una buena base de operaciones. El caballo en 30 al mismo tiempo que se proyecta sobre 5A está amenazan­ do asegurar la conservación de los dos alfiles mediante C5AD. 22. TIAD, 23. A4AR, 24. A4A,

C4A; A4D; A X A;

Profile for Ediciones JFhorizon

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Profile for jfhorizon
Advertisement