Page 218

P4D, P3D ; 5. P5D, ClC ; 6. A3D, CR3A ; 7. P4A, 0-0 las blancas co­ meterían un grave error si continua­ ran con 8. P4CD7 , pues· después de 8. . . P4TD 1 ; 9. P5CD (o bien : 9. P X P, T X P seguido de CD2D), la natural ruptura P5AD quedaría per­ manentemente impracticable. De es­ to se deduce que generalmente el avance P4CD en similares situacio­ nes no debe emprenderse antes de estar en · condiciones de contestar P3TD a la réplica P4TD de las ne­ gras. Hemos visto que fundamental­ mente el procedimiento más efecti­ vo para luchar contra la cadena de peones bloqueados es un avance de peones dirigido contra el eslabón más atra:Sado del enemigo. Sin em­ bargo, esto no es siempre posible porque el oponente puede algunas veces impedir tácticamente el plan. Por ejemplo, en la Defensa France­ sa, la jugada de desarrollo . CR3A es obligada algunas veces antes de que pueda jugarse P4AR ; y como resul­ tado el avance de peones en el flan­ co de rey queda dificultado y por lo tanto debe buscarse otro plan. Por lo general con la formación de peones 40 y 5R (blancos) contra 40 y 3R (negros) las blancas pueden también utilizar su ventaja de espa­ cio para desarrollar un ataque con piezas en el flanco del rey. Con D4CR y A3D pueden efectuar cier­ tas amenazas tácticas tales como el .

V.

Diagrama núm. 211

Posición después de 9. . C2D En la posición del Diagrama 2 1 1 parecería indicado preparar e l avan-ce P4AR-5 mediante A3R y ClR ; pero si las blancas hacen eso, su oponente tendrá oportunidad de li­ berarse con P3AR. El curso adecua­ do es, por lo tanto, renunciar a un avance de peones en el flanco del rey e impedir las maniobras libera­ doras de las negras mediante el con­ trol sobre 5R con jugadas tales co­ mo D2R y A4AR; entonces quizás sea posible proceder con un ataque en el flanco de rey apoyado por un avance de peones.

EL ATAQUE EN EL FLANCO Y EN EL CENTRO

En el capítulo sobre el centro vi­ mos que, en general, una fuerte po­ sición central hace posible una efec­ tiva acción de flanco. Se cree en ocasiones que la superioridad en el centro es un requisito necesarto para algún ataque en el flancq ; pero ello no es así. Muchos ejemplos de la práctica han demostrado que un ataque triunfante en el flanco puede llevarse a cabo cuando la posición 216

sacrificio del alfil en 7TR, atacar la casilla 7CR mediante A6TR y debi­ litar la posición del rey con P4TR5-6.

e n el centro está equilibrada o aun cuando el oponente tiene cierta su­ perioridad allí. Sin embargo, tal ata­ que fallará casi siempre si el opo­ nente puede abrir el juego en el centro y obtener líneas abiertas y bases de operaciones para sus pie­ zas. Podemos por lo tanto formular la relación entre una acción en un flanco y el centro de la manera si-

Profile for Ediciones JFhorizon

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Profile for jfhorizon
Advertisement