Page 174

28. C2R, 29. T(l)ICR!;

D2A;

Nubes tormentosas se ciernen so­ bre la casilla 7CR. El plan de las blancas es sencillo : Abrirán la co­ lumna CR con P5CR y entonces trasladarán su caballo a 5AR des­ pués de lo cual la casilla 7CR es­ tará atacada cuatro veces. Las ne­ gras están imposibilitadas de impe­ dir esta maniobra. 29 3 0. 31. 32. 33. .

D2AR; T(3)2R; P X P; P3CR; T4R;

o . '

C4D, P5C, T X P, C5A,

Si 33 . . . . T2D ; 34. D 3A, etc. 3 4. P4A!, 3 5 . P X T, 36. P X P,

T X C; A2C; Abandonan.

En esta partida la ventaja de es­ pacio de las blancas les permitió­ emprender un ataque contra el rey enemigo. Conviene advertir que el peón central significó un importante punto de apoyo para el caballo en 5A. En posiciones en que el peón en la cuarta fila está apoyado por otro peón (v. g., peones en 4D y JAD, o 4R y JAR), el centro no es muy mó­ vil ; pero por otra parte, no com­ prometen piezas para su defensa. Si

111.

OTROS TIPOS DE CENTRO DE PEONES

Por supuesto, el centro de peones puede ser de diferentes tipos. Una posibilidad es la formación simétri­ ca de peones, que, desde el punto de vista estratégico, no requiere un de­ tallado examen. Un ejemplo es la formación que se produce después de l. P4R, PJR ; 2. P4D, P4D ; 3. P X P, P X P. En tales posiciones la lucha por el centro es meramente una cuestión de activo desarrollo de 1 72

el peón protegido llegase a avanzar, el centro gana en movilidad, pero con pérdida de protección cuyo re­ sultado es que a menudo se convier­ te en objeto de ataque. Existen dos . principios que hay que considerar cuando se juega con­ tra el pequeño centro. El primero, que es el que generalmente ocurre cuando el peón contiguo ha avan­ zado dejando el peón central sin su natural protección, es someter a pre­ sión este peón central. El segundo, y más frecuente, es eliminar el peón central mediante el avance de un peón de la columna adyacente. En­ contramos numerosos ejemplos de esto en la teoría de las aperturas. Por ejemplo, en la variante Rubins­ tein de la Defensa Francesa ( 1 . P4R, PJR ; 2. P4D, P4D ; 3. CDJA, P x P; 4. C x P} un eventual avance P4AD es la piedra de toque de la estruc­ tura negra. También, en algunas va­ riantes encontramos el avance de un peón central : v. gr. ( l. P4R, P4R ; 2. P4D, P x P ; 3. D X P, COJA ; 4. DJR, CJA ; 5. CDJA, A2R ! ; 6. A2D, P4D I ). Por lo tanto téngase presente que el pequeño centro no es permanen­ te, y sólo puede ser mantenido po: un corto tiempo. Con su liquida­ ción, la resultante apertura de las columnas centrales, algunas veces proporciona ventaja al oponente, si éste puede ingeniarse para ocupar­ las.

piezas, lo cual hace posible el con­ trol de las casillas centrales. Un tipo común de formación de peones es la que esquemáticamente muestra el Diagrama 1 7 3 . Aquí las negras poseeen todavía ambos peo­ nes centrales, mientras que las blan­ cas ya cambiaron su peón dama por un peón de alfil adversario y sin em­ bargo son las blancas las que tienen superioridad en el centro. La razón de todo ello es la falta de movilidad

Profile for Ediciones JFhorizon

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Profile for jfhorizon
Advertisement