Page 169

nar contra la mejor defensa. Des­ pués de perder esta oportunidad, las negras ven cómo su oponente apro­ vecha su peón pasado en 5A de la manera más instructiva. 38. 3 9. 40. 41. 42.

T(5) X P!, R4A!, R X P, P6A, R5R,

T6R + ; T IAD + ; T6CR; TXP+; T5AR;

Después de 42. . . . TIR + ; 43. R5A, T5A + ; 44. R x . P, T(l)5R ; 45. T5AR las blancas tienen posi­ ción ganadora. 43 . 44. 45. 46.

TSD!, T X T+, TSCR, T7C + ,

T X T; R2A; R2D; RIR;

También ganan las blancas des­ pués de 46. . . . RJA ; 47. T X PCR, T8A ; 48. R6R, T8R + ; 49. R7A, P4C ; 50. R7C. 47. T X PCD!, Es interesante observar que las negras pierden solamente debido a la existencia de su PCR, que sirve de escudo al rey blanco contra ja­ que perpetuo. 47. 48. 49. 50. 51. 52. 53.

R6R, R5A, R6C, P7A + , TSC + , TSR + ,

T7A; T7R + ; P5C; T7AR; RIA; R2R; Abandonan.

Nuestros ejemplos han mostrado casos en los que la posesión del centro clásico trajo consigo una cla­ ra ventaja posicional. Esto sucedió porque los peones centrales fueron apoyados por piezas y, siendo mó­ viles, amenazaron constantemente varias operaciones de ruptura. De­ biera recordarse que los peones de 40 y 4R se arriesgaron a moverse únicamente en el momento favora-

ble, cuando sus avances fueron acompañados por fuertes amenazas tácticas ; lo cual es análogo al caso de los peones pasados ligados. El avance de estos peones centra­ les debe estar bien preparado, y para asegurarse de esto debe tenerse sumo cuidado de que los peones ve­ cinos no sean dejados atrás, en una posición en la que puedan ser blo­ queados. Los peones centrales son más fuertes en 40 y 4R ; un prema­ turo avance puede cambiar por com­ pleto la situación y convertir ese centro en una seria debilidad. En nuestro próximo ejemplo mos­ tramos un ataque triunfante contra el centro clásico. SLIVA-PACHMAN (Moscú, 1956) l. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8.

P4D, P4AD, CD3A, P X P, P4R, P X C, A4AD, C2R,

CR3A; P3CR; P4D; C X P; C X C; A2C; 0-0; <.:JA!?;

La Defensa Grünfeld es una aper­ tura con la que se presiona el cen­ tro de las blancas desde los flancos. Esto requiere el avance P4AD por las negras ; en consecuencia, la ju­ gada de la partida parece ilógica ; sin embargo, contiene una profun­ da idea desarrollada por el maestro soviético Simagin : Las negras no desarrollan en seguida el movimien­ to P4AD, sino meramente lo pospo­ nen al desarrollo de sus piezas (v. g., PJCD, A2CD, 020, TRID, C4TD) para cuando consideren que su ejecución tendrá mayor fuerza.

9. 0-0(?), Las blancas debieran contrarrestar el plan de las negras de atacar el centro preparando una acción en el flanco del rey. Para esto estaría muy 167

Profile for Ediciones JFhorizon

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Profile for jfhorizon
Advertisement