Page 153

43. 44. 45. 46. 47.

R2T, R3C, C3R, T6D + 1,

T7A!; C5A; P4T!; T8AI;

P�sando por alto la amenaza de mate. Pero, en todo caso, el final está perdido después de 47. T X T, C7R + ; 48. R2C, C x T. 47 . • . . ' 48. T8D'?, 49. C4A + , Abandonan.

R4R; T8TR!; RJR;

Esta es una de mis mejores parti­ das posicionales ; es interesante por cuanto demuestra el correcto ma­ nejo del plan estratégico para blo­ quear los peones doblados de las blancas. Muchas veces los peones dol?lados surgen después que · un caballo ha sido cambiado en 3AD o 3AR. Nos ocuparemos primero de las posicio­ nes en que los peones doblados es­ tán en el flanco dama y en las que los principales peones doblados es­ tan en la tercera línea. Este tipo de formación ocurre en la Defensa Stei­ nitz, y se muestra esquemáticamente en el Diagrama 1 52.

Diagrama núm. 152

dama. Las negras pueden, a menudo, situar un caballo en 4R y si las blancas lo desalojan con P4AR, el peón en 4R blanco puede ser so­ metido a fuerte presión. Otra ven­ taja para las negras es la columna abierta de CD que les puede brindar proyectos para una acción en este flanco. Por ejemplo, pueden trasla­ dar su torre a la columna abierta y, después de provocar el avance P3CD, proceder contra dicho peón mediaq.te P-4TD-5 ; y esto pueden hacerlo previa la preparación P4AD. Debemos hacer notar que este último avance requiere mucha cau­ tela, pues el control de la casilla 40 queda anulado, lo cual significa abandonar una de las ventajas de la formación y facilitar a las bl�ncas un buen punto avanzado, de ahí que las negras sólo deben jugar P4AD, cuando hayan asegurado el control sobre 4D con sus piezas o cuando su acción en el flanco de dama haya sido desarrollada con el ímpetu su­ ficiente para obligar a las blancas a desistir de su intención de explotar la debilidad de 4D de las negras. Vemos, pues, que los peones do­ blados en 2AD y 3AD de ninguna manera son desventajosos para las negras. Ahora cabe preguntar si las blancas tienen algún buen medio de proceder contra ellos. Un modo de hacerlo sería atacar los peones con los avances P5R o P-4AD-5 ; si las negras entonces cambiasen se quedarían con peones aislados do­ blados. Las posibilidades existen­ tes para ambos bandos pueden apre­ ciarse mejor con el estudio de las siguientes partidas. BOLESLAVSKY -FINE (Radio Match URSS vs. EUA, 1 945)

En este ejemplo en 3AD controla la tando así cualquier tiva de las blancas

el peón negro casilla 4D, evi­ operación efec­ en la columna

l. 2. 3. 4. 5.

P4R, CR3A, A5C, A4T, P4A,

P4R; CD3A; P3TD; P3D; A2D; 151

Profile for Ediciones JFhorizon

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Estrategia moderna en ajedrez  

Volumen nº 9 de la colección Escaques. Si un jugador de ajedrez ha rebasado felizmente los escollos de las aperturas, se ve colocado ante nu...

Profile for jfhorizon
Advertisement