Page 1


Índice

3

Kumamoto: Tsunami de esperanza en la política por Arnoldo Delgadillo

5

Sequía e Independencia por Mirtea Acuña Cepeda

6

De aquí y de allá por Dalal El Laden

7

El Ojo Dominante por Brenda Rosales

9

Divagaciones de una mente sin reposo por Sugey Navarro

10

De música y otras cosas

por Ricardo Martínez Rodríguez

Pintura al óleo de Daniel Janda Las opiniones firmadas por sus autores no son responsabilidad de quienes editan este semanario ni de la U de C.

Directorio

CONTENIDO

Lunes 20 de Noviembre de 2017

Boda

Tomada de la página: fineartamerica.com

M.A. José Eduardo Hernández Nava Rectorvw Christian J. Torres Ortíz Zermeño Secretario general Vianey Amezcua Barajas Coordinadora general de Comunicación Social Jorge Vega Aguayo Director general de Información

El Comentario Semanal José Ferruzca González Director Yadira Elizabeth Ávalos Rojas Coordinadora de edición Brenda Rosales Peña Información y corrección Ma. Guadalupe Venegas Peregrina Diseño

Fotografía/ Julio Montes e-mail:comentariosemanal@gmail.com

2

Síguenos en

El Comentario Semanal


Opinión

Lunes 20 de Noviembre de 2017

Kumamoto: Tsunami de esperanza en la política Por Arnoldo Delgadillo Grajeda

T

sunami es una palabra japonesa empleada para designar a un maremoto, significa literalmente “ola en el puerto o bahía”; a pesar de su origen nipón, el uso de este vocablo se ha extendido en todo el mundo. Kumamoto es una palabra también originaria de Japón, que un hombre: Pedro, popularizó en todo México, el apellido lo trajo su bisabuelo cuando llegó al país proveniente de Asia, antes de la Segunda Guerra Mundial; esta palabra en la política mexicana, podríamos decir que significa “esperanza”. José Pedro Kumamoto Aguilar demostró que los muros sí caen. Es diputado local en Jalisco, el primero en lograrlo por la vía independiente: venció a los partidos tradicionales con apenas 25 años y un presupuesto de 230 mil pesos –no recibió donaciones mayores a 7 mil pesos, y obtuvo solo 18 mil pesos de financiamiento público–. De ser el abanderado de un proyecto que parecía condenado al fracaso, se convirtió en la sensación del sistema político en nuestro país: lo que comenzó siendo un equipo de trabajo de apenas 17 personas para el enorme Distrito X de Zapopan, se convirtió en un ejercito de mil 500 promotores del voto que lo llevó al triunfo. Ahora Kuma –como le dicen todos

con camaradería, porque detesta que le hablen de usted– busca ser candidato independiente al Senado de la República. Para ello, debe reunir 115 mil firmas en todo el estado de Jalisco. El día que lo conocí, como parte de una gira por el Sur del estado, visitaba Sayula, antigua capital de la Provincia de Ávalos, ahora capital de la cajeta de leche más grande del mundo. Llegó en una tarde como la descrita por Juan Rulfo –nacido en este lugar– al narrar su pueblo en Pedro Páramo: “cuando aún las paredes negras reflejan la luz amarilla del sol. Al menos eso había visto en Sayula, todavía ayer, a esta misma hora. Y había visto también el vuelo de las palomas rompiendo el aire quieto, sacudiendo sus alas como si se desprendieran del día”. Las palomas volaban así, de un portal a otro en el centro histórico sayulense –que reúne trece distintos tipos arquitectónicos–, mientras Pedro Kumamoto hablaba con un centenar de personas, en su mayoría vestidos de blanco, reunidos ahí para verlo y escucharlo. Él les pidió que firmen y recolecten firmas para conseguir su candidatura, les pidió que no dejen de creer en la política, pues es la mejor manera de lograr las transformaciones sociales. Habló también de abolir los privilegios de la clase gobernante, así lo ha hecho: con su campaña #SinVotosNoHayDinero,

aprobada en el Congreso local y avalada por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, consiguió que el dinero que los partidos reciben dependa del número de votos que obtienen y no del padrón electoral, como se hace actualmente, además redujo su salario en 70 por ciento. La gente se emocionó, creyó. Solo hubo dos interrupciones durante el mitin: los aplausos emotivos después de las frases fuertes, incendiarias, esperanzadoras; y una pelea de perros callejeros –uno color negro, que era el bravo, y uno color crema–, justo al final del discurso de Kumamoto. Se escucharon los ladridos y llantos caninos, al mismo tiempo que los gritos y zapatos veloces de las personas escapando de una posible mordida, al final todo quedó en risas y cuando el aspirante a candidato independiente se disponía a terminar su discurso, una señora coronó el acto: –¡Cuidado con el perro!, le gritó a Kuma, y alguien respondió con simpleza y sinceridad: –Ni que él no lo sepa, si a tantos perros que se enfrenta… ¡y tantos perros que lo esperan en el Senado!

*Crónica elaborada como parte del Taller de Periodismo Cultural EsCriterio, impartido por Reinaldo Cedeño Pineda, periodista, poeta y crítico cubano, en la Universidad de Colima.

3 3


Cultura

Lunes 20 de Noviembre de 2017

Un gran talento artístico en la comunidad universitaria: Agustina Murguía ** La directora de Coral Divas y Voces Femeninas de la Universidad de Colima resalta las características únicas de estas agrupaciones, sin parangón en el estado Por César Barrera Vázquez

A

gustina Murguía Nieves, directora de las agrupaciones Coral Divas y Voces Femeninas de la Universidad de Colima, destacó el gran talento que existe en la comunidad universitaria y el cual se encauza a través del desarrollo de las actividades culturales y artísticas de la máxima casa de estudios. Dio, como ejemplo, la conformación de Coral Divas, agrupación que está integrada por niñas de primaria y secundaria, mientras que Voces Femeninas de la Universidad de Colima está conformado por destacadas jóvenes del nivel medio superior y superior. El domingo 19 de noviembre tuvieron una importante  concierto en el Teatro de la Universidad de Colima, evento que calificó Agustina Murguía como de despedida, pues se tiene en puerta una gira próxima, entre el 24 y 29 de este mes para participar en el Festival Internacional de Coros Tlaxcala canta 2017. Tanto en Coral Divas y Voces Femeninas de la Universidad de Colima, agrupaciones que nacieron en el 2010, participan un total de 28 niñas y jóvenes (14 en cada una de las agrupaciones), pero sólo irán 24 de las integrantes de estas agrupaciones, pues el festival tiene un número limitado. Agustina Murguía explica que el natural de las personas tienen timbre de voz diferente, por lo que en algunos casos son agudas, unas no muy agudas y otras un poco graves. Por eso, aclara la directora de estas agrupaciones universitarias, trabaja obras que son a una sola voz. “Busco la tesitura, donde ciertas niñas solo cantan para que se escuche un solo empaste, un solo timbre y aunque sea un grupo se escuche solo una vocecita. Eso es cantar a una sola voz. También cantamos a dos voces, que puede ser soprano primero y contralto, aunque también hay a tres voces y a cuatro”.

4

Destacó que se tiene un amplio repertorio musical, en el cual se regresa con énfasis a la música religiosa. “He escogido un repertorio muy ad hoc a ellas, en cuanto a la dificultada y a la polifonía que vamos a cantar. Vamos abrir Fiesta de las Artes primeramente con la agrupación Voces Femeninas y al final de esta primera parte se nos integra Coral Divas para ser un coro más grande y seguir cantando música religiosa”. Complementa este reportorio una importante selección de música europea, clásica y de otros géneros del agrado del público. La directora de estas agrupaciones, Agustina Murguía, resaltó las características culturales y artísticas que definen a estas agrupaciones, las cuales no tiene comparación con otras en la entidad. “No he visto otras agrupaciones aquí, en Colima. Y nace en gran parte para enmarcar las celebraciones por el 70 aniversario de la Universidad de Colima, así como por el centenario de la Revolución Mexicana y el bicentenario de la Independencia de México. Por eso se crean estas agrupaciones que sólo tienen voces de niñas y jovencitas”. — ¿Cómo es el proceso de selección? —Cada semestre hago apertura de nuevas niñas, siempre y cuando haya vacantes. En este semestre no abrí porque ya estábamos a puertas de este festival y quería llevar gente con esa experiencia de cantar, porque es muy importante que llevemos esa fortaleza coral y que se conozca el trabajo cultural que está haciendo nuestra universidad. — ¿Cómo ve los talentos en la comunidad universitaria? —Muchísimo, muchísimo talento

y para todo: para el teatro, para los coros, para los instrumentos, para la danza, para la pintura, para la escultura. Colima tiene talento y el mundo tiene talento, nada más hay que descubrirlos. Eso ya lo traen. A una niña yo no la hago cantar; ella ya trae un talento que yo nomás le desarrollo a través de una técnica y una disciplina. Murguía Nieves puntualizó la importancia del trabajo que emprende la Universidad de Colima para desarrollar e incentivar el talento de los estudiantes no sólo universitarios, sino también de las primarias y secundarias del estado, un trabajo que trasciende las mismas fronteras de la universidad. En el caso de las niñas y jovencitas, aclaró que van adquiriendo nuevos conocimientos que les permiten desarrollar de manera óptima su talento artístico. “He tenido integrantes que se han dedicado a la música profesionalmente. Y para mí esos es un orgullo, porque de poquito en poquito se han hecho músicos profesionales, incluso algunas se lanzan como solistas en géneros de música más comercial”. La directora de Coral Vivas y Voces Femeninas consideró que independientemente de que no se dediquen al final a la música profesional, estar en estas agrupaciones contribuye a su formación integral y hacer mejores personas para la sociedad.


Historia

Lunes 20 de Noviembre de 2017

Sequía e Independencia Por Mirtea Elizabeth Acuña Cepeda

L

a historia oficial “ha presentado una visión sumamente ideologizada”, sustentada por los historiadores decimonónicos y que retomaron los revolucionarios, por lo que ha descuidado otros factores y elementos que se encuentran en las raíces de un movimiento social; de ahí el pensar en los efectos de la sequía para explicar una causa de la lucha insurgente, con la finalidad de entender la participación del campesinado y mineros, entre otras gentes que se sumaron a esa lucha (Terán y Serrano, 2002: 218). La sequía es un fenómeno meteorológico natural, que puede ser extremo, sucede durante un periodo específico, en lugares determinados y de modo irregular. Se podría decir, que este fenómeno es desconocido para quienes habitan en Colima, al definirse como “ausencia o escasez de lluvias”, en relación con los registros históricos en el estado; ya que, en casi todo su territorio predomina el clima cálido subhúmedo (86%), sólo un 12.6% es cálido semiseco y el resto (1.5%) es templado subhúmedo. Colima tiene un clima privilegiado, con una temperatura media anual de 25.3°C. Mas, si retrocedemos la mirada y vemos hacia el pasado, encontraremos que México ha padecido de sequias durante largos periodos. Una muy severa ocurrió durante la época prehispánica, en 1450, al grado que, los ancestros registraron: “en esos años llovía fuego, se perdían las cosechas y bajaba el nivel de la laguna”; en consecuencia, afectan la vida humana, mueren o emigran buscando la lluvia, huyendo de la sequía. Las civilizaciones mesoamericanas predecían el clima mediante estudios astronómicos, que se vinculaban con ceremonias religiosas en busca de la benignidad de los dioses para tener un buen temporal de lluvias. Ya en la época novohispana, entre 1725 y 1727, más de 17 mil personas fallecieron de hambre en Yucatán, sin cosechas, por la falta de lluvias, algo similar describe, respecto a China, Pearl S. Buck, en “La buena Tierra”: una mujer llegó a preparar el té con tierra para dárselo a sus hijos, ¡sí!

Para subsistir con la escasa materia orgánica, porque, “La tierra apergaminada y sedienta les tenía sin cuidado a los dioses.” Durante ese periodo (1521 – 1821) se registran 75 periodos de sequía, de cinco a siete años, sobre todo en la región del Bajío y en lo que hoy es el estado de Coahuila. Los alimentos escaseaban y, por tanto, su precio aumentaba y proporcionalmente los mendigos se multiplicaban. La sequía más grave abarco casi todo el territorio de Nueva España y empezó hacia el año de 1785 y se prolongó hasta 1811 al menos, aunque hay datos de que todavía en 1822 se sentían sus efectos, que desencadenaron una inflación en espiral, afectando principalmente a los granos básicos; el maíz, trigo, frijol escasearon y sus precios aumentaron de modo estratosférico. La prolongada sequía y sus efectos dieron pie al descontento social y en consecuencia se acentuaron los problemas políticos. Observando está situación con un enfoque ambiental, se comprende que haya sido una de las causas del movimiento social independentista. En ese mismo sentido, son interesantes las sequías al inicio del siglo XX, está documentado que, entre 1822 y 1910 hubo 39 periodos de sequía, de los cuales se desconoce su duración exacta, pero sí, que fue más dura en los estados del norte, Coahuila, Chihuahua y Durango, así como en Yucatán. Los impactos de la sequía se registran en todos los sectores de la sociedad, pero sobre todo en el económico y desde luego el medio ambiente, por la pérdida de producción agrícola, pecuaria, forestal y hasta pesquera; entre los efectos que se dejan venir en situación se sequía, son: una recesión en la tasa de crecimiento económico regional, por efecto de la pérdida de ingreso y flujo de activos, un rompimiento del encadenamiento productivo, afectando a los agricultores, productores, comerciantes, transportistas, en el siglo XIX la arriería, y otros más; escasez de alimentos, aumento del desempleo, la mendicidad y los consecuentes problemas de salud y morbilidad que provocan tirantez social y conflictos ante la desigualdad del impacto. En los primeros años del siglo XIX, los efectos de la sequía se fueron acumulando y hay que tomar en cuenta, que la mayor parte

de la población dependía de las actividades agropecuarias; razón por la cual, es válida una perspectiva ambiental, para, desde el estudio de las sequías, comprender la situación de inestabilidad política, que afecto a toda una generación que, de fines del siglo XVIII a inicios XIX, la había vivido. Esa generación se levantó en armas en 1810, de modo que una hipótesis, desde un enfoque ambiental que incluye el socioeconómico, es: La prolongada sequía fue el detonador que llevo a las masas descontentas a tomar las armas. Diríase que la sequía fue la pólvora y la retórica de Miguel Hidalgo y Costilla, el cerillo que prendió la mecha que la hizo estallar. Sin el descontento causado por la gran sequía, el malestar del pueblo no habría coincidido con la demanda política; en el primer decenio del siglo XIX, el clímax iba creciendo, la rigurosa  sequía  y hambruna habían exacerbado los  ánimos (Tutino, 1990). De modo que, al iniciar ese siglo, la alta densidad poblacional en las regiones del centro y occidente de México, en particular el Bajío, coincidió con las malas cosechas al agudizarse la sequía (Escobar, 2004). “Tales circunstancias eran favorables para que estallaran muestras de descontento. Tan sólo hacía falta una coyuntura excepcional para que ocurriera. La historia inmediata española proporcionaría dicha coyuntura”, inaugurando el siglo XIX ibérico y mexicano (Silva, 2014:218) Félix Calleja, en correspondencia al ministro de la Guerra, le escribe, que la población había sido “...devorada del deseo de la independencia” dada la situación adversa, con el bloqueo del comercio y las comunicaciones y la paralización de la agricultura (Archivo General de las Indias, Sevilla,15/03/1813). mirtea@ucol.mx

Bibliografía - Escobar Ohmstede Antonio. Desastres agrícolas en México: Siglo XIX. 1822-1900. CIESAS, México. 2004. - Terán Marta y Serrano O. J.A. Las guerras de independencia en la América española. ColMich. México. 2002. - Tutino John. De la insurrección a la revolución en México: las bases sociales de la violencia agraria, 1750 – 1940. Ed. Era. México. 1990. - Silva Carlos. 101 preguntas de historia de México. Random House. México. 2014.

5


Creación

Lunes 20 de Noviembre de 2017

De aquí y de allá* Por Dalal El Laden**

¿

Dónde nací? En la Isla de Margarita (Venezuela). ¿Dónde nacieron mis padres? En El Valle del Bekaa (Líbano). ¿Dónde viví muchos años? En Colima (México). ¿De dónde me siento? Ay, ¡aquí la respuesta ya no es tan inmediata!, pero, por favor, antes de señalarme, de acusarme, de hablar por mí y afirmar que no quiero a mi país, le pido que lea -ojalá que me sea posible explicarlo y en un espacio tan limitado- lo que vive en mí. Aunque he tenido la oportunidad (lo que le agradezco mucho a la vida) de ir a Líbano, tierra a la que le tengo un inmenso cariño; aunque mi lengua materna es el árabe y desde niña como tabbule, falafel, fatayer y hummus (¡y me encanta!), mentiría si dijera que me siento libanesa. Sin duda, aunque reconozco mis orígenes, soy venezolana y también muero por una arepa, un pabellón criollo, unas empanadas, una cachapa con queso guayanés, una cocada y unas hallacas (sobre estas últimas, me permito presumir las que prepara mi mamá). Ahora, si me preguntan por Colima, donde viví ocho años, si me preguntan si me considero mexicana, aquí sí me detengo, aquí sí no podría decir que no me siento de allá, de ese rincón que me dio su calor hasta el último segundo, donde aprendí a comer picante y ahora todo me sabe a nada si no lo lleva. Sí, seguramente me sucede esto porque, a diferencia de Líbano, en México sí viví y no únicamente eso, sino que desde el primer momento quedé enamorada de él y mi enamoramiento creció cada día más. Claro que antes que nada soy margariteña, pero no puedo negar que México también forma parte de mí. Estoy aquí, pero me siento allá y, seguramente, si regresara me sentiría aquí (como solía

pasarme). El pasado 22 de agosto fui a renovar mi pasaporte venezolano (por cosas de la vida, a pesar de haberme casado con un mexicano, no obtuve la nacionalidad de ese país) y hasta que estuve sentada frente a la cámara con la que me tomaron la foto que pegarán en el documento, me di cuenta de lo que llevaba encima y me dije sin voz: “¡Saldré con una blusa colimense!”. Aquí, en Margarita, me han llegado a comentar que no tengo que estar representando a México, y he expresado que no uso esa ropa por eso, sino porque me siento cómoda, porque me gustan sus diseños, sus colores, sus telas (tiendo a no aferrarme a lo material, pero cuánto lamento haber tenido que dejar en Colima algunos vestidos, muy hermosos, que siempre usaba para salir o estar en casa). Tras este tipo de observaciones que me han hecho, también he preguntado al aire: ¿Qué es la nacionalidad? ¿Por qué ese afán de etiquetarnos? ¿Por qué no pensar en un solo mundo, en vez de estar pendientes de las divisiones? ¿Por qué no mejor definirnos como de aquí y de allá? ¡La tierra es de todos! El hombre fue quien creó las fronteras, los países. Por eso hoy, cuando me preguntan de dónde soy, contesto que me llamo Dalal y que nací en esta Isla, pero que mi sangre viene del mar Mediterráneo y que mi corazón está en los suelos que conocemos como Venezuela y México. Hace tres días crucé la calle junto a dos hombres mayores. A quien le calculé casi ochenta años, tenía unas sandalias de una conocida marca extranjera que ahora muchos usan por ser muy cómodas. Su compañero, unos diez años más joven, llevaba unas alpargatas (un calzado típico tanto de Venezuela como de otras naciones latinoamericanas, también usado en España y en Francia). Qué bonito es conservar nuestras costumbres y qué maravilloso es hacerlo sin darle la espalda a lo otro que también nos corresponde. Todo es de todos. Nada es original. Nosotros mismos somos el resultado de mezclas: en mi caso, hasta donde sé, también tengo raíces turcas y saudíes. No nos encasillemos. Valoremos lo nuestro (que también es de los demás) y no neguemos lo externo (ni mucho menos evitemos amarlo), ya que también nos pertenece. **www.dalalelladen.blogspot. com / ladendalal@hotmail.com

viamexico.mx

6


Fotografía Lunes 20 de Noviembre de 2017

Lunes 7 de Agosto de 2017

Bodas

Fotografía El ComEntario SEmanal

Ulises quinones.

Por Brenda Rosales

F

as situaciones en las que se desenvuelve un fotógrafo son siempre variadas, pero no todos son capaces de entrarle a todos los juegos. Sin embargo, la fotografía social es un tema atractivo puesto económicamente es de los mejores.

Luis de lacio.

Miguel Ochoa.

Un buen fotógrafo no sólo asiste al evento y dispara su cámara a lo loco, sino que se involucra de manera personal y perspicaz con sus clientes. Los escucha, entiende y vive. Busca detalles en los detalles y motivos en los motivos de los acontecimientos de ese evento especial. Las bodas son un tema difícil y sumamente bello de fotografiar, y nosotros esta semana propusimos a nuestros “boderos” del Club Fotográfico de Colima que nos compartieran los momentos más brillantes que han logrado encapsular a través de su cámara. Esta es nuestra selección destacada que tenemos para ustedes. Julio luna.

Oxana Dobrovinskaya.

10

Ulises quinones.

7


Creación

Lunes 20 de Noviembre de 2017

Una mujer ávida y sin reposo comparte sus divagaciones Por Brenda Rosales

E

sta semana escribo un poco desde la emoción y la locura. Escribo con y por el gusto de presentarles a mi amiga Sugey Navarro, que esta semana se suma a la familia de El Comentario Semanal con su columna “Divagaciones de una mente sin reposo”, pretende sorprendernos y sorprenderse a sí misma con una columna camaleónica lunes tras lunes. A veces nos hablará en verso, otras más en prosa. Encontraremos poesía, cuento, ensayo, reseña e incluso quizá encontraremos algún dibujo que tenga algo qué decir. Ella se define como una mujer de dos aguas, dice también que ama a Bonifaz Nuño y que su primer hallazgo en la poesía fue con Jaime Sabines. Recientemente terminó de leer Cien años de soledad de Gabriel García Márquez y ya se encuentra entre las redes de Rayuela de Julio Cortázar. Sugey Navarro, es amante de los talleres (de todo lo que se le cruce por enfrente), hace yoga y baila salsa y

bachata; actualmente cursa un taller de narrativa que imparte el escritor Agustín Benítez, y se reúne los miércoles con un grupo de amigos a compartir impresiones sobre la literatura y la vida en un círculo de lectura. Es abogada de profesión, ambientalista y vegana. Usa calcetines impares y su proceso creativo comienza cada mañana con la lectura “sentada, sola, en el silencio y con una taza de café”,para escribir no tiene un orden. Gusta de cargar dos o tres libretas siempre a cualquier lugar que vaya y de anotar en pequeños papelitos sueltos alguna imagen o idea que la haya atrapado, luego quizá con algún tiempo de espacio (o no) lo trabaja meticulosamente hasta quedar satisfecha. Escribe un diario, dibuja y a veces pinta. Cocina todos los días sin importar la hora y no sabe seguir recetas. Ha publicado un poco de poesía y narrativa en los suplementos Ágora del Diario de Colima y en El Comentario Semanal, así como en el portal de internet de la Asociación Civil Avión de Papel. Fue becaria Interfaz en 2016 y ha

País de oro y limosna Por Arturo Loera*

S

oberbio, amado, hambriento, odiado. Puro en la pura sinrazón que nos gobierna. País que del verde al rojo salta sin detenerse en el blanco porque el blanco, punto medio y perdido, es el infiernoparaíso que comparte los templos. (Vivimos rodeados de pureza, Efraín: lavamos el dinero, tenemos drogas y mujeres blancas Y el territorio es un áspero edén de muerte cuartelaría donde la sangre de los buenos corre todavía.) Es nuestro país el alcohol y el asco entre la prórroga de los préstamos y de los créditos. Es decir: ¿Qué le parece el mar de dólares, Mister President? Y es así como la patria deja de ser patria para

8

volverse museo y sepulcro y jauría de huesos y divisas que la tierra reclama. Y es piedra cíclica la Historia: vendrán los mismos gases, vejaciones y calumnias de otro tiempo. Nos quedaremos soñando la patria sin crímenes; viviremos vendados con banderas cobardes, bajo la negra niebla de las más negras condiciones. (Ya escucho las botas de la Gestapo criolla, Efraín. ¿A dónde vamos ahora?)

*Arturo Loera (Chihuahua, 1987) es autor de El poema vacío (2013) y Cámara de Gesell (Premio de Poesía Editorial Praxis 2013) y becario de la Fundación para las Letras Mexicanas. http://www.tierraadentro.cultura.gob.mx/pais-de-oroy-limosna/

tallereado con Balam Rodrigo, Jorge Volpi, Flavia Vergara, Wilberto Palomares y por supuesto con el maestro Agustín. Considera que en lo más simple se pueden encontrar las más grandes verdades y es por eso que siempre su panorama ha estado inclinado hacia la poesía. Ama las coincidencias. Tiene una pareja de conejitos y aunque se mudó a principio de año a su entonces casa, fue apenas hace un par de semanas que por fin la habitó pues al fin pudo darse el tiempo de ordenar sus libros. No tiene prisa por publicar su primer libro, y solamente ha participado en la Antología virtual de poesía contra la violencia de la Revista Bitácora de Vuelos coordinada por Nadia Contreras. Su poesía ha sido llevada a la escena teatral con el montaje Poesía…¡a escena! de Celta Producciones durante el Mes Colimense del Teatro 2016; asimismo participó en el proyecto radiofónico “Amor y desamor: poesía colimense en Universo 94.9”. Sugey Navarro es una mujer que gusta de la metamorfosis y busca echar raíz, quizá las letras sean una oportunidad para hacerlo.


El ComEntario SEmanal Lunes 20 de Noviembre de 2017

Divagaciones

de una mente sin reposo Por Sugey Navarro

De Chejov a la Varka que llevo dentro Soy la pequeña Varka No encuentro al enemigo todo es soñar despierta y de mis senos —serpiente de todas lenguas— hablo, alimento a la pesadilla en que no distingo el correr del tiempo. Vuelvo a gritar ¡despierta! moribunda, esclava, enferma, feto en vientre de oro cordón anclado al pensamiento es una pisada su latido sobre las memorias que no reconozco o ni siquiera he construido. En un intento último y fallido por no ver la luz de lamparillas verdes, nostalgias, desesperos: por no nacer, soy toda yo bajo la almohada entre nudo y ombligo bebiendo del pecho que me condena a seguir esperando que alguien me explique dónde culmina el sueño y comienza la muerte el odio.

Fotografía Poesía

Lunes 7 de Agosto de 2017

Demencia A veces, unas cuántas veces, presiento próxima la demencia: la recibiré de blanco y con los brazos abiertos. Imploro acompañarme de mi soledad, dónde transcribir las ideas sin sentido, sitio para relatar mi locura, reinventar la historia. Sólo pido que te cuenten que de viaje estoy, en mis planes no se encuentra el regreso. Ordeno, no suplico, alejarte de mi insania, que no intenten resolverme en tu persona, devolverme la cordura con tu esencia, si al tenerte supe cuál sería mi destino y me soñé cada noche recluida, herida entre blancas paredes buscando calma... Sabía lo que hacía, que me faltarías, que nuestro tiempo en esta vida sería corto como el día, que al irte no quedaría más, nada habría solo esperar mi siguiente historia, para reencontrarte.

Un ser normal Las palabras que dormían con un ojo abierto, en la punta de la lengua. han sido reemplazadas con sabor a hartazgo, amarga monotonía locura pausada emociones contenidas. Ahora soy un ser normal. … Revisar treinta veces las recetas comprobar que no olvido la cápsula y la hora para olvidar que olvido, que me está carcomiendo este TOC compulsivo. Ahora vivo en el intento de recordar si he hecho lo que cualquiera vería y señalaría detente, te has cerciorado varias veces de lo mismo. Malgasto el tiempo en comprobaciones la corroboración de lo exacto de ida y vuelta, sin falla como los números y sus resultados como no es la vida como no es la vida que se me sale de las manos en un intento por asirla. Otros lo habrán intentado desde el mito de la caverna al experimento del gato. Y yo que no comprendo en dónde comienza y acaba este día en que el universo se expande, dejando las respuestas cada vez más lejos. No me pidan que cuente solo una vez, lo que hice y sabemos y saben que constato una y veinte veces como si fuera preciso como si todo llevara a las mismas cifras como si la vida pudiera preverse, advertirse como si sus respuestas pudieran probarse de antemano como si la vida fuera precisa y el tiempo una línea como no lo es la vida como no lo es la vida.

9 9


Cultura

De

Lunes 20 de Noviembre de 2017

música y otras cosas

El arte como catalizador de la cultura Por Ricardo Martínez Rodríguez

U

na opinión originada por un personaje da la danza clásica originario de Jalisco de nombre Isaac Hernández, que en una pequeña entrevista publicada en el suplemento semanal de este mismo informativo el lunes 6 de noviembre, nos habla de la preparación que tiene el pueblo mexicano para modificar su cultura; parte de su disciplina dancística para fundamentar su opinión, y hace una comparativa de lo que sucede en Inglaterra, de donde es el primer bailarín en el Ballet Nacional de la tierra de Shakespeare, y de cómo la sociedad londinense tiene como temas de conversación, las manifestaciones artísticas en sus diferentes disciplinas, lo que en México no sucede, además comenta Isaac, que esto cambiaría el enfoque de un desarrollo social mucho más benéfico y más útil para la cultura de las nuevas generaciones. Agregó el artista, que ignora cómo en México se arraigó tanto la idea de que la danza es una disciplina que no se hizo para los hombres, y querer practicarla es morirse de hambre. Este gran intérprete de la danza se le olvida que en México tenemos cien años de retraso culturalmente hablando en relación con el continente europeo, y que ese retraso nos impide principalmente modificar hábitos, estructuras sociales, costumbres y todo lo que implica crear un modelo de desarrollo de otras dimensiones. La no inclusión de temas culturales en la interacción social entre los mexicanos, obedece, fundamentalmente, al grado de ignorancia que tenemos sobre estos temas; otro factor que incide en nuestro comportamiento y quizá en buena medida éste genere el anterior, en nuestras relaciones interpersonales los temas de arte no son muy recurrentes y es justamente por la escasa promoción, de lo poco que se promueven los productos culturales nacionales y de otros

10

países, el concepto de que el arte es solo para los ricos o grupos muy especiales, se adopta entre la población porque aunque en su gusto hubiera deseos de asistir a disfrutar de un concierto o de una obra de teatro, su presupuesto económico no se lo permite y se prefiere cubrir otras necesidades en la familia, que ir a ver o escuchar un espectáculo artístico. Los artistas mexicanos que son muchos y que los hay en todas las manifestaciones y disciplinas, su mejor fuente de ingresos la obtienen del extranjero, por sus actividades que llegan a tener muchos talentosos exponentes; los bajos ingresos que aquí se devengan no nada más los creadores artísticos, sino todos los trabajadores en general, sin excepción, no corresponden a los esfuerzos y la dedicación que se necesita para obtener un conocimiento o adquirir una experiencia laboral y por ende, un mejor salario. La cultura con todo lo que se conforma, en México aún no alcanza la categoría del primer mundo, la cultura de la mayoría de los mexicanos es para sobrevivir, y la de otros cuantos, es atesorar riquezas a costa de los demás. Ojalá pudiera leer este comentario nuestro compatriota bailarín porque esta reflexión lo ubicaría; un reconocimiento muy merecido a él y muchos otros artistas que salen y regresan a su patria a hacernos partícipes de su arte, pero es obvio que quien se aleja mucho tiempo de nuestro suelo, pierde la noción de lo que hacemos y de

co¿ómo vivimos. Por otra parte, reconozcamos que si bien vivimos en un país donde culturalmente carecemos de manera preponderante de una buena educación, de un sistema organizado, con bases sustentadas en la realidad de nuestros atrasos, superar este rezago valdría para soportar de manera paulatina pero segura, una plataforma educativa firme hacia una superación verdadera, no como la que han predicado y predican los “próceres” de la educación y de la política en México. La educación no se sustenta en discursos ni poses políticas, la educación es la esencia de un pueblo, de una cultura, por eso al ver el oropel en el que se soporta nuestro sistema educativo, auténticamente la aureola de calidad y de excelencia que rodea a los protagonistas y a todo el sistema mismo, no son más que poses con propuestas que pueden ser buenas pero con el afán de tener ese protagonismo y los reflectores sobre sus cabezas, se olvidan que la educación es un proceso permanente e inacabado siempre, con bases de paciencia, de continuidad y de perseverancia, de trabajo no en una cosa y luego en otra no, de trabajo en la misma cosa, en los mismos objetivos; los resultados en la educación se verán veinte años después de ser entregados en las aulas. Los avances que se tienen en México como consumidores de arte, aun no pasan de una etapa inicial, entendiendo un avance verdadero cuando esta demanda abarrote los teatros, que veamos los museos y galerías de arte llenos de visitantes, cuando info7.blob.core.windows.net en las escuelas halla un verdadero movimiento artístico, donde las actividades artísticas den vida a los planteles y se puedan ver y escuchar grupos de música, de danza o de teatro, etcétera, el arte como actividad cotidiana integrada al quehacer de la comunidad está muy lejos de ser una realidad. Las causas son muchas y de diferente índole, que van desde la necesidad de docentes calificados, hasta presupuestales, y yo me atrevo a decir que hasta de falta de


Cine

Lunes 20 de Noviembre de 2017

La Forma del Agua Una declaración de amor al cine Por Seth Alvarez

P

ara todos aquellos que amamos el cine, y sobre todo el del género fantástico, nos resulta casi imposible esperar a ver The Shape of Water, la última obra maestra del señor Guillermo del Toro, donde pululan todos sus elementos primordiales: personajes fantástico y una historia de amor oscura. Del Toro es uno de los directores más importantes y más influyentes de la industria cinematográfica mundial. Con su ópera prima Cronos, conquistó el mundo de Cannes, para después lanzarse a Hollywood a dirigir la cinta Mimic. En España realizó El Espinazo del Diablo, y a partir de ahí, le siguieron: Blade II, Hellboy, El laberinto del Fauno, Hellboy II, Pacific Rim, La Cumbre Escarlata y finalmente, la altamente esperada, La Forma del Agua. Cabe señalar que actualmente se realiza la segunda parte de Pacific Rim, producida por Universal Pictures, donde él sólo fungirá como guionista y productor. La Forma del Agua, que fue proyectada en la sección de competición principal de la 74ª edición del Festival Internacional de Cine de Venecia, donde resultó galardonada con el León de Oro

interés de muchas autoridades en los planteles y más arriba. Con todo este cúmulo de causales unas muy determinantes y otras no tanto pero en su conjunto, conforman una situación difícil y compleja porque si a esta problemática le agregamos lo diseminación que abarca un aislamiento de los procedimientos para su posible solución, se hace más complicado ver la luz a través del túnel de esa “inculturida” como dijera el divo de la comedia Mario Moreno Cantinflas. No obstante los avances son muy buenos, lentos porque ningún cambio cultural como ya se puede apreciar en el

a la mejor película, habla, según palabras del director, sobre el amor. Donde el amor es aceptar a alguien como es desde el principio, sin intentar cambiarlo. Dicha cinta, es una historia romántica en un momento crítico plasmado de fantasía. Situada en 1962, la historia trata sobre una empleada de limpieza muda y su colega. Ambos trabajan en un laboratorio del gobierno donde descubren una criatura anfibia en un tanque de agua. La mujer, por soledad, hace amistad con la criatura y se enamora. La cinta es protagonizada

presente comentario es inmediato, la historia así nos lo enseña. Cuando su servidor vino a Colima, el único lugar ex profeso para las expresiones artísticas era el Teatro Hidalgo y ahora los tenemos para asistir todos los días de la semana a un evento artístico en diferente espacio; En la Escuela de Artes de los años setentas, había muy pocos alumnos y casi nadie se inscribía en los cursos de danza sobre todo varones y hoy existe una inscripción amplia y los niveles de perfeccionamiento llagan hasta licenciatura. Cuando hice el primer intento para formalizar los estudios en el área de música,

por Sally Hawkins, Michael Shannon, Richard Jenkins, Doug Jones, Michael Stuhlbarg y Octavia Spencer. Del Toro se ha caracterizado por su amor al cine fantástico y a desarrollar proyectos donde los monstruos son los personajes principales, logrando la comunión entre lo cotidiano y lo fantástico. Su atracción hacia este tipo de personajes— Entes primordiales — surgió en su niñez, cuando realizó un pacto con ellos para que le permitieran ir al baño por la noche. Si tuviera que elegir una sola película de Guillermo del Toro, sin lugar a dudas, sería El Espinazo del Diablo, pero con todos los comentarios que se han vertido en las redes sociales y todos los premios que se ha llevado esta nueva cinta, me temo que todo parece indicar, que pronto La Forma del Agua, será la nueva favorita.

las autoridades universitarias de aquel momento, argumentaron que no era posible porque no habría alumnos que quisieran entrar al estudio formal de la música. Aquí otros datos: Cuando se estableció el Centro de Educación Artística “Juan Rulfo” (1976) la gente llegó a decir que era una escuela para homosexuales o gente que no supiera qué hacer en la vida y hoy es totalmente diferente. La evolución es lenta y no es la deseable pero sí es la posible. Correo: acapelamusic@hotmail.com

11


Creación

Lunes 20 de Noviembre de 2017 www.mexicanisimo.com.mx

La pirekua Por Verónica Zamora La pirekua es una canción de agua, Tocada en cuerdas líquidas, Sonoridad de cielos como espejos Que se reflejan hasta el infinito. La pirekua es una canción alegre y triste Alegre por la vida y triste por la muerte. Es miel de abeja que muere un poco antes De llegar el final de la tarde. La pirekua es un duelo por las almas De todos los amores perdidos.

Festejan Día de Cultura Cívica en Feria de Libro Infantil y Juvenil

D

entro del marco de la 37 Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil (FILIJ) se celebró el Día de la Cultura Cívica con distintas actividades como charlas, presentaciones editoriales y obras de teatro. La Secretaría de Cultura federal informó en un comunicado que la ceremonia inaugural se llevó a cabo en presencia de la directora general de Publicaciones (DGP) de la dependencia, Marina Núñez Bespalova, y el consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova. En presencia de niños y jóvenes, el presidente del INE compartió sus funciones y la labor del Instituto como organismo electoral, destacando la aprobación de la Estrategia Nacional de Cultura Cívica como uno de los principales logros, además invitó a los infantes a hablar con sus padres sobre la importancia de votar el próximo año. “El próximo año serán las elecciones más grandes de la historia del país, vamos a elegir a un nuevo presidente o una nueva presidenta, vamos a elegir a todos los diputados y senadores y a los alcaldes. Es bien importante que todos los ciudadanos participen”, compartió Lorenzo Córdova. Por su parte, Marina Núñez Bespalova explicó que en el pabellón

12

del INE se entregaron libros gratuitos, así como cada presentación editorial contará con un promotor para ayudar al público joven y al general a adentrarse en temas como la democracia, cultura cívica y el voto. “Lo que pretenden sociedades democráticas como la nuestra es tener ciudadanos en todo el sentido de la palabra para que tengan una visión crítica y la capacidad de discernir para que sepan seleccionar las distintas opciones políticas que tienen, con plena conciencia”, dijo Núñez Bespalova.

De igual forma, entre las actividades realizadas, se presentó la obra teatral “A mí me Valentín”, y la narración de la historia “Un río para todos”, así como la presentación de la “Guía de participación para niñas y niños y participación para adolescentes”. También, en la tarde se montó la puesta en escena “Valorín y el valor perdido”, y un taller de ilustración impartido por Juan Gedovius, y la presentación del proyecto musical infantil “Los fabulosos batracios”. (NOTIMEX) mexiconuevaera.com


Cultura

Lunes 20 de Noviembre de 2017

Arranca Filux 2017 con obra inspirada en sismo de Chile de 2010

C

on el encendido de la pieza “1.8”, de la artista Janet Peckerman, arrancó esta noche la cuarta edición del Festival Internacional de las Luces “FiluxMéxico 2017” en el Centro Cultural del México Contemporáneo (CCMC) en el Centro Histórico de esta ciudad. La obra que cuelga del techo de dicho centro cultural, "es escultura monumental realizada con diferentes técnicas de tejidos iluminadas y que a su vez forman una especie de nube, una coreografía en movimiento". Para David Di Bona, director de Filux, la monumental pieza que en realidad es una instalación, está inspirada en el terremoto de Chile de 2010; "se trata de una especie de mapping de la Tierra y como la Tierra se vio un par de segundos". A partir de hoy, el festejo tiene

preparadas cuatro noches con artistas, en su mayoría mexicanos, donde las luces multicolores iluminaran diferentes recintos de la zona Centro y de Coyoacán, apreciando a su vez, la confluencia de la luz y el arte. Proyecciones monumentales, creaciones coloridas y divertidas realizadas por estudiantes, mappin, proyecciones, esculturas de luz, instalaciones, iluminación arquitectónica, caminos de luz, velas, cine y música, son parte de la oferta en esta edición. Un total de 21 puntos artísticos como el Palacio de Bellas Artes, la Alameda Central, la Plaza Seminario y la calle República de Guatemala albergarán las obras de artistas locales. En la Plaza de Santo Domingo, los visitantes podrán apreciar el homenaje realizado a las víctimas del sismo del 19

de septiembre, mientras que en el Museo Ex Teresa Arte Actual se exhibirá "Reflejo Solar", que proyectará en una pantalla circular la imagen de la Piedra del Sol. "Nocheztli, el color sagrado", es el mapping de seis minutos de duración que será proyectado sobre la fachada del Palacio de Bellas Artes. Filux incluirá eventos como la Muestra Fotográfica de la Segunda Bienal Iberoamericana de Diseño de Iluminación Iluminet, en la Galería de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. De acuerdo con Bi Bona, los recorridos para apreciar las obras, mismas que estarán encendidas de las 18:00 a las 23:00 horas se harán de forma gratuita y nocturna, además de que cada obra de arte lleva un número y estará ubicada en el recorrido del festival. (NOTIMEX)

Exposición de artistas jóvenes cuestiona lo cotidiano desde la economía

O

bservar la estructura económica a partir de una meditación constante, es el eje para que siete artistas mexicanos presenten una crítica a casos específicos de la economía, a través de la exposición “Notas para una educación (económico) sentimental”, que se presenta en la Galería Arnold Belkin, del Museo Universitario del Chopo. En entrevista telefónica con Notimex, el curador Julio García Murillo compartió que en la muestra se podrá apreciar instalación, video, soportes, pintura, e incluso piezas hechas con la estructura burocrática del propio museo. La muestra representa procesos administrativos, burocráticos, para tramitar papeles, con los que la sociedad está acostumbrada, “en torno a nuestras representaciones sentimentales, como están ligadas con el arte, al final quizá podríamos pensar al revés, que no es el arte el que nos educa, sino la economía”, detalló. “Por otro lado, intenta recuperar una noción tradicional de la literatura, el realismo francés, el cine de arte, evocar la noción de educación sentimental, de estructuras que conforman el sistema

ético”, indicó. García Murillo mencionó cada una de las propuestas artísticas, como la de Israel Urmeer, quien presenta una instalación con animaciones de piezas de pintura nacionalista mexicana del siglo XIX, donde “se da cuenta que de alguna manera hay una mutilación en las pinturas de José María Velasco y a partir de ahí desarrolla su propuesta estética, pero también el planteamiento de una crítica, como las líneas de ferrocarril del siglo XIX son las que actualmente sirven para, por ejemplo, desplegar las líneas de las antenas celulares”. Cecilia Barreto, a través de un soporte y la repetición de los animales que se representan en la economía, como el toro y el oso, junto a graficas financieras y esculturas, “va a trabajar la iconografía que utilizan en las bolsas de valores del mundo, pero sobretodo de Nueva York y Alemania, en Múnich”. Con una instalación en video, que refleja la desaparición de las pequeñas empresas familiares ante el poderío de consorcios departamentales, Natalia Millán “hará una exploración muy específica, familiar, sobre la historia de la papelería de su abuela”.

Por su parte, Carmen Huízar presenta una serie de pinturas y una instalación, en las cuales se dedicó a retratar “los pasteles que daban a la calle de las tiendas Sanborns”. Andrea Medina se centra en los procesos artesanales y lingüísticos de algunas regiones de Oaxaca y su relación con las artes visuales. Con huacales y costales, Omar Bocanegra elabora una instalación móvil que alude a la escultura cinética surgida en Europa durante el siglo XX. Mientras que Miguel Camacho plantea interrogantes sobre el valor que adquiere una pieza al interior de un museo o galería, los criterios de valuación, así como las estructuras fiscales y burocráticas que enfrenta. El curador recordó que la exposición plantea el trabajo de artistas jóvenes, además de que “se pueden explorar casos que resultan muy cercanos, para un público metropolitano, como una tienda Sanborns”. “Notas para una educación (económico) sentimental” se exhibirá hasta marzo de 2018, con un horario de once de la mañana a seis de la tarde. (NOTIMEX)

13


Opinión

Lunes 20 de Noviembre de 2017

De por qué lloré al ver la película de Coco Por Alfredo Godínez A Salud, Juanita, Andrea y Tío Juan por el honor de llevar sus apellidos. A Nacho Padilla, por tus charlas, tus oídos y tus sonrisas. A Karen de la Mora, por todo lo que me has dado y esperando logres comprenderme.

E

l pasado 7 de noviembre, Nacho Padilla habría cumplido 49 años. Y hace unos meses, los que aún seguimos en la tierra: familiares, amigos, cómplices y lectores hemos cumplido un año extrañándolo. Hace unos días celebramos el día de muertos, algunos habrán visitado ofrendas, otros probablemente hicieron pan de muerto con sus familiares y algunos, quizá la mayoría, pusieron una ofrenda para recordar a los suyos. Debo confesar que hace años dejé de poner ofrendas y que particularmente este día no me emocionaba mucho o me era indiferente. Cuando era niño recuerdo que —en las fechas del día de muertos— nos reuníamos primos y tíos del apellido materno en alguna casa y entre todos, comandados por mi abuelita, hacíamos pan de muertos (hojaldra para los poblanos). Con la muerte de mi abuelita eso dejó de realizarse y extrañamente —estos días— los cambiaron por reuniones para festejar el Halloween y hacer concursos de disfraces. Recientemente el gusto por admirar ofrendas y valorar estos festejos fueron volviendo a mí, empero no he vuelto a poner ofrenda. Un poco por economía, otro tanto por incredulidad. De unos años para acá no creo prácticamente en nada y la única fe que tengo la invierto en dos cosas: el éxito de las personas que quiero y en el triunfo de mi equipo: el Puebla de la franja. El jueves pasado fui al cine con Karen, la persona que más quiero y valoro mucho, a ver Coco. Es una película bonita, entretenida y efectista. No es la octava maravilla, pero es agradable y sirve para que los demás conozcan un poco de las tradiciones mexicanas más valiosas. Ahora bien, hablando en términos más íntimos, “Coco” me vino a remover uno

14

de mis miedos principales: morir y no ser recordado, morir y no dejar un legado. De chico quise ser futbolista y algún día defender los colores del Puebla. La vida tenía otros planes para mí y por distintas razones abandoné ese camino, y otro sendero apareció frente a mí: la literatura, mi primer acercamiento fue a través de los talleres literarios de la Casa del Escritor de Puebla, desde el primer momento sentí un extraño sentido de pertenencia. En ese espacio, hoy extinto, conocí a Pedro Ángel Palou y Nacho Padilla, entre otros. La satisfacción que sentía al aprender al lado de estos escritores y darme cuenta que en mi facultad no existía esa posibilidad, me hizo creer que yo podría generar ese cambio en mi escuela Así es como comencé a llevar a escritores a Puebla. Siempre conté con la asesoría de Pedro Ángel Palou y con la retroalimentación de Nacho Padilla. Al mismo tiempo que iba conociendo a la persona, fui acercándome al escritor. Conforme iba conociéndolos, descubría sus otras facetas como funcionarios culturales, y catedráticos. Y en todo ese proceso supe que quería ser como ellos y dejar mi huella en este mundo, aportar mi ladrillo para construir un mejor país. Desde ese entonces he buscado forjar mi propia historia y he ido pensado en qué nuevos proyectos serían buenos para seguir mejorando el ámbito cultural. Empero, a veces siento que me falta tiempo y me desánimo constantemente. Noviembre ha avanzado y nuevamente no puse ofrenda, empero, este texto es una disculpa con todos mis muertos. Hoy sé que no puedo construir mis propios sueños ni combatir mi mayor miedo si no hago hasta

lo imposible para que el legado de la gente que admiro y quiero no sea olvidado. Este texto es, también, una especie de ofrenda. El próximo noviembre habrá ofrenda y también pasos más firmes y nuevos proyectos que me permitan seguir construyendo y alcanzado ese sueño, esa inmortalidad. Disculpe, caro lector, mi sentimentalismo textual. No pretendo aburrirlo con anécdotas personales. Sin embargo, creo que uno de los problemas que aquejan actualmente a la sociedad es nuestra incapacidad de abrirnos emocionalmente ante el otro, así como el de realmente escuchar o leer atentamente al otro. Gracias al temblor la sociedad volvió a darse cuenta que la única forma de superar una desgracia es apoyando al otro y la mejor forma de hacerle notar que no estamos solos es mirándonos de frente y tomándonos de la mano. ¿Y si también comenzamos a escucharnos, a ofrecer nuestras herramientas y conocimientos para que el prójimo logre cumplir sus sueños? ¿Y si en lugar de criticarnos y juzgarnos mutuamente, extendemos la mano al otro y juntos mejoramos aquello que merece o necesita un retoque? ¿Y usted, querido lector, a qué le tiene miedo, cuál es su meta o sueño a cumplir?

*Gestor cultural, poeta, lector empedernido, amante del fútbol y del teatro; es colaborador de Distrito Teatral y ocasionalmente de 24Horas-Puebla. Ha publicado en revistas como Relatos e historias de México, UniDiversidad, Laberinto del Diario Milenio-El Portal de Veracruz y Revista 360°-Puebla. http://themexicantimes.mx/de-por-que-llore-al-verla-pelicula-de-coco/ www.indiewire.com


Lunes 20 de Noviembre de 2017

Publicidad

15


Lunes 20 de Noviembre de 2017

16

Profile for Pepe Ferruzca

Número 316 de El Comentario Semanal  

Número 316 de El Comentario Semanal, suplemento del periódico El Comentario de la Universidad de Colima.

Número 316 de El Comentario Semanal  

Número 316 de El Comentario Semanal, suplemento del periódico El Comentario de la Universidad de Colima.

Profile for jferruzca
Advertisement