Issuu on Google+

JESÚS URBINA RZ EMBORRO/NADA


DESNUDA SOBRE LA TINTA JESÚS URBINA RZ

EMBORRO/NADA


Desnuda sobre la tinta Edición Digital México 2012 Editorial Emborro/Nada Escrito/diseñado/ilustrado Jesús Urbina Rz Todos los derechos Reservados.

(Algunas ilustraciones son reinterpretaciones e intervenciones a ilustradores que admiro)


Me tienes en tus manos y me lees lo mismo que un libro. Sabes lo que yo ignoro y me dices las cosas que no me digo. Jaime Sabines Acércate a tres silencios/ desnúdate a siete besos/ acuéstate a dos caricias/ y hagamos el amor en una noche lo equivalente a dos o tres vidas seguidas. Jesús Urbina Rz


Una mujer -nunca nombrarla. Nunca. Ni callarla siquieraMaria Elena Wash

una mujer es una maravilla inmensa discretamente encantadora estrictamente necesaria y hay que amarla sin condenarla sin interiores ni exteriores sino tan sólo amarla por su alma iluminada a una mujer que nos quita de la boca las palabras que nos borra irreprochablemente los contenidos de la memoria debemos encararla no decir mucho no decir nada y tan sólo escucharla a una mujer dueña de si misma y desvanecida extraída de la nada debemos y no debemos verla, oírla, gustarla o palparla y movernos por su cuerpo hasta reclamarla recorrerla en silencio deslizarla por el viento sin lograr batir el suave de sus alas a una mujer irresistible y perfumada debemos de nombrarla sin siquiera pronunciarla a una mujer cariñosa y bienaventurada de intima perfección sin semejanza no podemos ni debemos ignorarla a una mujer incorpórea desnuda y transparente habitada que a si mismo queda deshabitada

5


no hay que tocarla para poder amarla y entonces al mirarla tan humana susurrarle entregados con toda el alma aquella duda de esplendida esperanza yo no digo que seas tĂş yo no digo que sea yo yo no digo absolutamente nada

6


Mujercita miro a lo lejos a una hermosa mujercita pelirroja/ sonriente/ distraĂ­da iluminada por la luz de los faroles cuando de noche por el parque camina despreocupadamente luego miro el cielo taciturno y despejado pasa rĂĄpidamente una estrella fugaz que deja una estela roja y luminosa cuando bajo la mirada, ella se ha marchado ya ÂżAcaso esa mujercita era aquella estrella que fugazmente me vino a visitar?

7


Tu dulce nombre que voy a hacer si mi corazón desea verte no pensarte ni imaginarte sino tan sólo tenerte ese deseo que me pervierte es lo que mi corazón sobre mi alma vierte beberé de tu eufonía el sabor del elixir universal para invocar tu dulce nombre por que también es suave y deleitoso el pronunciar tu nombre con mi voz de hombre vuélvete hacia mi y mira mi alma te conoce desde siempre incluso mi alma te conoce desde antes de que existiéramos nosotros dos en esta vida provocarás mi corazón ya sea que estés triste o estés alegre cualquier sentimiento tuyo tendrá su lugar seguro en mi corazón por tu corazón puro en tu dulce nombre mi amor está contenido en tu dulce nombre sino puedo pronunciar tu nombre y al hacerlo tenerte aquí a mi lado no soy más que un simple hombre común normal y enamorado

8


Te he visto alegre te he visto alegre dócil, atrevida, transparente dulce pero suave espontánea pero interminable te he visto amable como el agua curiosa como si fueras la luna recorriendo la noche buscando encontrar el amor dentro de una palabra también las estrellas buscan pero están solas encuentran pero no se dan cuenta nadie se da cuenta el amor no vale nada pero parece ser el mejor de los tesoros fuente inagotable de esperanza el amor es el más inútil de todos los inventos depositados en el alma te he visto amar la noche te he visto amar el agua también te he visto odiar mi vida maldecirme llorar a solas será que el amor nace y muere a todas horas será que la tristeza crea el llanto como el mar crea las olas no importa te he visto alegre sonriendo cómplice de mis encantos apasionada milagrosa será que el amor es simplemente un capricho silencioso que nos oprime no sé que en el alma

9


y de pronto somos todo y de pronto somos nada que moneda tan misteriosa es el amor arrojada en el aire todo brilla y se maravilla de una ilusiĂłn interminable aunque la suerte este marcada solamente por su cara o por su cruz te he visto arrojando piedras sobre el agua y pienso, no sĂŠ porquĂŠ pero pienso mucho en el amor

10


Compañía quiero ser el dueño de tu vida para no ser el dueño de tu vida y que estar a tu lado no sea sólo dualidad sino verdadera compañía quiero atraparte con fuerza para ya no tener que atraparte con fuerza y que la fragilidad que nos une sea tan resistente y enardecida que la vida más allá de la muerte y la tristeza no amor/ enternecido y fragmentario amor no quiero ser tu dueño ni sujetarte con fuerza yo sólo quiero que te des cuenta por ti misma/ interminable y con paciencia que si me necesitas/ banal o cotidiano yo estaré siempre a ti entregado para liberarte a mi lado de la vida implacable y sencilla para soltarte de mis brazos y aun así exista la armonía y que el tiempo en nuestras manos sea realmente verdadera compañía

11


Libres todavía somos amantes amor & amora entregados en cuerpo y alma entregados a la libertad de hacernos compañía de sabernos pareja que se ama y se vive cada día compartiendo lo que somos recordando lo que fuimos planificando lo que haremos somos sin buscarlo lo que buscando no encontramos esa amistad de saber que somos más que amigos solitarios y acompañados el mismo tiempo compartimos nos complementamos a la vez que somos tan distintos esa unión de no estar juntos que por así decirlo somos libres todavía y decidimos estar unidos en igualdad y compañía y por las mañanas cada día al despertarme a un costado tuyo en silencio me pregunto ¿por qué sigues aquí conmigo todavía? eres libre a la vez que no eres mía pero tú me eliges libre para hacerte compañía de la misma manera que yo te elijo cada día nuestro amor no se mide con recuerdos sino con sucesos que aun no hemos vivido todavía

12


Bajo tu mirada en que me he convertido bajo tu mirada y he pasado de ser un desconocido que en ti no valía nada a un quebranto de desasosiegos de tristezas de nostalgias tú sabes bien lo que yo ignoraba alguna vez fui tu amante y me amabas porqué de ser tu ultima esperanza he pasado a ser parte de tu olvido recordarte es lo ultimo que pido aunque para ser exacto todavía te necesito en que me he convertido bajo tu mirada y he pasado de ser tu ser más querido que juraste amar eternamente y sin olvido a una sombra que en tu llanto se ha perdido tristemente sola por no saber decir te necesito sólo fui lo que bien he sido en tu vida un encuentro y un desaparecido

13


Mujeres bellas hombre que tienes infinidad de ideas caminos y metas buscas como conquistar nuevos planetas habiendo en la tierra tantas mujeres bellas hombre que miras pensativo las estrellas habiendo en el mar sirenas que aun no han sido descubiertas por que sigues tropezando con mil dudas buscando para cada una respuestas sagaces y astutas en la praxis olvidaste abordar el tema principal más allá de todo dogma está la felicidad te dejas dominar por la ciencia a veces la mejor ciencia es sólo sentir la vida y el mundo en sí o una mujer que nos haga prelucir un amor que se brama en la floresta a veces la vida es sólo una fiesta o el amor de una mujer que nos deleita dejando a un lado las corazas y las armas hombre que miras en los cielos buscando nuevas fronteras hay mujeres tristes acá en la tierra y todas son muy bellas andan esperando a que vuelvas la mirada hacia ellas y que te des cuenta de toda su belleza detente un momento por favor presa de tu propia constricción

14


libérate de prejuicios primero tú y luego libera a tu nación de la envidia la mentira y el dolor sana las heridas con amor dulce amor porqué cuándo veas a una chica triste llorando por una nueva desilusión comprenderás que todo en lo que creíste era efímero y de corta duración tu mundo es tan fragoso que te escudas en ser alguien exitoso el éxito es haber encontrado la felicidad y un amor anhelado porqué aun te reprimes en tu habitación el dinero no es sinónimo de salvación hombre de ciencia tan inteligente pero sin consciencia aniquilas lo que hay a tu alrededor excusándote en crear un sitio mejor déjame decirte la verdad la mayor belleza el mejor sitio para habitar se encuentra más allá de la ciudad celoso hombre que la quieres imitar sabes bien que me refiero a lo natural algo más grande que tu torpeza artificial admira la más grande nobleza y recuerda hombre somos hijos de la madre naturaleza y esto que te digo no se explica con ciencia basta con que la mires basta con que la sientas hombre que habitas éste planeta porqué sigues entretenido mirando las estrellas habiendo en la tierra

15


tantas mujeres bellas porqué no practicas el amor en vez de la guerra si todos vivieran con candor el amor seria la única tregua hombre por favor recuerda que existen en el planeta y más allá de las estrellas tantas mujeres bellas

16


A veces pienso que te conozco a veces pienso que te conozco que ríes y sonríes y me alegras entonces te conozco pero ciertamente sólo sé tres o cuatro frases tuyas pienso o mejor dicho imagino que bonito debería ser siéndolo estar juntos un día cualquiera deshabitándonos de la soledad habitándonos hasta el cansancio queriéndonos el alma entera pero dejando un rincón donde podamos descansar para recobrar fuerzas entonces delineo con mi dedo tu nombre en el aire y en silencio y dejo que se lo lleve el viento sólo algunas veces pienso luego callo y me marcho sonriendo y si no vuelvo a saber nada tuyo pensaremos en silencio que todo ha sido solamente un dulce sueño pero nada sucede ni siquiera un encuentro para amarnos ni una despedida para llorarnos ni un olvido para recordarnos a veces pienso que te conozco que ríes y sonríes y me alegras entonces te conozco

17


Lo que soy sin ti otras veces pienso que soy anterior a ti que no te conozco que en tu ausencia tú me faltas y lo que eres tú sin este encuentro son las partes desconocidas que aun no he descubierto en mi alma pobre de mí sin ti pobre desde el pétalo cerrado de la rosa hasta la ausencia de su dulce fragancia pobre desde los pobres consejos de dios hasta del hombre su ignorancia valoro estar solo todo el día y te miro con mi soledad a cuestas y camino hacia la estela de tu ausencia y miro también que no te miran y me olvido de todo y hablo de nada con el cadáver de la indiferencia impregnado ineludiblemente en mi alma delante de tu presencia sigues de ti misma escondida sola, triste, desconsolada y a pesar de que nunca fuiste mía sigues sin serlo desde mucho antes todavía nosotros estamos condenados a no encontrarnos a no ser felices por el resto de la vida y esto desde luego lo sabes mejor que yo pero lo ignoras te he perdido anticipadamente que nostalgia tan fría es tu soledad y la mía cuando no coinciden ni en resonancia ni en armonía te desconozco, lo sé lo supe desde el primer día

18


estas tan distante de ti, de mi, de la vida como la felicidad lo esta de la desdicha como la nada lo esta de la materia vacía no sé con que pasión nombrarte nunca lo supe hasta que ya era tarde porque aprendí a perderte incluso mucho antes de tenerte la inocencia crea en nosotros remolinos de silencio en soledades de primavera quiero tenerte a mi lado para llevarte a ninguna parte pero es tan difícil llamarte escucharte, creer en ti es tan sencillo rendirme tan simple, tan fácil decir que tú no estás creer que tú no existes y olvido que te olvido cada día un poco más lo menos grave de lo grave es que a nadie le diré lo que tú ahora no sabes lo que ignoras despreocupadamente lo que callamos de par en par te desconozco desde siempre quizás porque te pareces tanto a ti aunque ya no seas la misma y nos ponemos a pensar que estamos solos y solos hacemos cada uno por su lado la vida hasta que uno de los dos se muera no habrá paz en donde nunca hubo herida y ahora que no llegas a mi costado te entrego amablemente lo que no hay para que lo deposites en donde nada existe

12


te doy por siempre lo que nunca será para que enseguida lo descartes de todo aquello que tú nunca recibiste jamás quizás por eso lloramos en silencio todas las noches te he buscado tanto, ya lo vez en tus nubes y en las mías de tu ausencia yo me acuerdo pero donde estás mi amante desconocida que castigo fue nacer crecer, vivir, sin conocer la otra parte la otra parte de mi vida

20


Desnuda sobre la tinta escóndete si quieres de la vida que no te importe lo que digan que a hurtadillas entraré a tu cuarto mientras tú siguas dormida y escribiré sobre tu tersa y blanca tez esta poesía desnudo sobre tu piel desnuda sobre la tinta si puedes morir ven y mátame no quiero ser el que por ti da la vida si quieres vivir ven y mátame quemaré en mis manos las páginas vacías y en tu piel hermosa quedarán las huellas del amor que yo por ti esparcía sobre tu piel no hay poemas sólo quedarán los rastros de mis caricias entonces despertarás excitada a media noche y sentirás sobre tu piel las marcas y mis caricias seguirán aun tibias haciéndote temblar los sueños haciéndote temblar la vida

21


Tu casa tu casa es el lugar más distante la ultima morada enamorada es la frontera de lo que sé y de lo que anhelas y es el lugar más hermoso y la más dulce esperanza tu casa es un templo para los temblorosos para los que esperan a que suenen las campanas y retumben en el alma es un enorme patio un jardín aterrazado tu casa es hogar y patria para los despatriados que buscan una nueva morada al habitarla la conviertes en palacio para los palaciegos que no ven en ella sino el más dulce sueño y te amo como amo a tu casa por que en ella has crecido desde niña, adolescente y jovencita hasta ser la más linda mujercita que yo jamás antes haya visto y es en tu casa a donde te visito para concentrarme en tu vida y ya resumiendo, tu casa no es templo ni palacio, ni patio, ni jardín aterrazado tu casa es simplemente el hogar donde habitan dos enamorados

22


Yo no soy yo no soy el guardián de la vida ni mucho menos el protector de la poesía de serlo, por qué no dije nada cuando la noche lloró hasta la madrugada del amanecer del día siguiente recitando inútilmente su ultima plegaria yo no soy el sirviente del misterio ni el señor del tiempo de serlo, por qué no dije nada cuando la primavera tuvo miedo de saber que duerme en desasosiego engañada por un falso sortilegio yo no soy más honorable que un loto ni más pequeño que una mantis de serlo, por qué no dije nada cuando el bosque entro en llamas donde flora y fauna quedaron en cenizas reducidas vorazmente a nada ¿dónde están los héroes que siempre escuchabá? yo no resguardo ninguna causa yo creo en que todo es efímero y en la relatividad por eso no tengo casa ni templo ni cultura ni culto yo no soy sino el que a si mismo se desconoce de no serlo, por qué nadie dijo nada cuando en un segundo contemplé eterno el universo mientras a mis pies una rosa roja en silencio se marchitaba

23


Mujer mujer que dominas la medida de mi tiempo mujer que escuchas con el corazón en la mano mujer que acaricia dulcemente mi pasado mujer que sangras lágrimas sin llanto mujer que nombra esta vida en silencio mujer que nace y brota de mi alma mujer que brilla con el sol de la memoria mujer que me seduce sin astucias mujer que no hace nada y me da todo mujer que es esencia y no vació mujer que habla como luna en pleno olvido mujer que olvido y se me enciende como estrella mujer que nadie mira, pero me mira y mi cuerpo tiembla, tiembla mujer que sin memoria sabe todo sobre mi subsistencia mujer que al amanecer me despierta unas ganas de existencia mujer que al anochecer se me acuesta en la lengua mujer que cocina sueños bellos mientras duermo mujer que es mi meta hoy sin serlo mujer que alimentas niños con la leche del universo mujer que hace eterno este breve instante, este momento mujer con sueño mujer sin sueño mujer conquistada mujer sin patria mujer amante mujer enamorada mujer que dibujas en mi cuerpo las miradas más sensuales mujer que hondadamente irresistible existe mujer que ahora eres todo en mi vida mujer que es castigo y es consuelo mujer que me deja mujer que me olvida mujer que me da forma y me deforma mujer que es molde del tesoro más perfecto mujer que ríe dócil mujer que das la vida mujer hermosa mujer divina mujer que ahora dicta los sucesos de mi presente mujer que se ha metido hasta mi corazón, hasta mi mente

24


mujer sin tiempo mujer con tiempo mujer atemporal que me encadena a su soltura mujer que me libera mujer que me aconseja mujer que me cobija en el fresco de su cuerpo mujer que está presente a cada instante de mi vida mujer que no me deja aunque ya no quede nadie mujer que me da su amor con toda el alma mujer que recibe mi amor con toda el alma mujer sin fondo mujer sin manía mujer amada amante mía

25


No me mires no me mires descansando en tu mirada no me des aliento de aire fresco no detengas tus pensamientos en mi cuerpo ni me des un instante para pensarlo todo y darme cuenta que en tu silencio gritas mi cuerpo sobre tu alma no me toques con la delicadeza de un sueño ni me escuches quejarme de la vida y su desvelo no me sientas sufriendo por tu cuerpo ni me ayudes a levantarme de mi sombra en la nada ni en el tiempo no me des tus ojos en forma de goteros ni tus labios entreabiertos ni tus muslos de fruta madura no te ruborices con mis palabras ni le des importancia a mis tormentos no te detengas en mis ojos ni en mi boca, ni en mis pensamientos no seas mía sin ser de todos no te pongas seria ni sonrías, ni camines sin destino no desveles tus intimidades dejemos que las caricias sean de olvido los besos sean vacíos abandonos en la distancia imaginemos que nada a sucedido que estábamos soñando otros cuerpos marchitemos nuestros deseos con la añoranza no me ames ni me derrames en el alma tus suplicas que son condenas de muerte instantánea no me ames o ámame hasta desfallecer para que te des cuenta de una sola vez te dejo para seas lo que tienes que ser no seré tu apoyo en la distancia ni tu suspiro más estrecho en la garganta no seré el causante de tus lágrimas ni el bellaco que te prive de tus pasiones no me nombres ya nunca como nunca antes lo has hecho refrenda tus miradas amarra tus sentimientos a tu espalda

26


bórrame con la luz de tu materia como una sombra a la luz que más destella no seas mía no me escuches ni me mires mirándote todo el día olvida que te contemplo más que a mi vida y que por ti yo moriría no me seas conmensurable ni me trates de esa manera tuya que es la manera más dulce más amable no seas digna de mi ni de mis sentimientos siéntete superior a todos mis deseos disuélveme en la eufonía de tu voz olvida este soliloquio que te escribe el más loco de tus enamorados en la injuria extírpame de tus pensamientos de tus anhelos córtame las alas mírame caer al suelo no me ames hoy mañana concéntrate en la vida acaricia otras manos bésame los labios y olvida no seas mi confidente ni me sientas como humano recuerda este momento este clima, aquellos árboles su sombra proyectada y la temperatura adecuada recuerda aquellos arbustos aquellas bancas vacías pero si algo debes de olvidar es que yo estaba presente piensa en mi como en un lamento que deberías olvidar por hoy y por siempre déjame inmóvil en este lugar mientras continuas con tu andar no me mires mujer

27


no me mires por que tú también te podrías de mi enamorar

28


Algunas mujeres tristes algunas mujeres tristes casi nunca dejan ver su siempre desalegre deshermosura desencantada dolorosamente están sin defensas indefensas están desanimadas de hacer nada inanimadas lloran y lloran cada hora cada lágrima y cada noche hasta pasada la madrugada están sin dicha desdichadas vaciándose de luz viven sin oscuridad van llenándose de ausencias sin ayeres sin mañanas algunas mujeres tristes se convierten en nubes cargadas de soledades incurables de tormentas pasajeras deseosas de estar solas solas, solas, solas, solas… nos atraviesan el alma con su interminable mirada perturbada sufren y sufren y se abrazan a la tristeza y el llanto no las rechaza algunas mujeres tristes son millonarias

29


de todas las pobrezas más humildes que manan en el alma ellas saben bien que no se puede enamorar dos veces a la misma soledad y están tristes pero tristes de verdad hay algunas mujeres demasiado lastimadas porque el amor fue breve prematuramente decepcionadas sufren porque el amor les duele y les duele indefinidamente un corazón que se desangra perpetuamente y lloran lágrimas hermosas de una manera triste y amarga dolorosamente sensibles y sensibles silenciosamente sonreirán de nuevo mirarán de frente liberarán todo recuerdo liberarán el alma el corazón la mente y finalmente recuperarán de nuevo el aliento la paz que debe de habitar en todo cuerpo en toda hora y en todo momento

30


Háblame en la vida háblame en la vida cualquier día no me dejes hablando solo porque entonces incluso de mi mismo yo me olvidaría pues entre tantas apariciones mías yo mismo me desconozco hasta el punto de sentirme otro y mis conversaciones solitarias son vagas y corrientes aburridas y deprimentes y estar así es triste y decadente y sentirse así es como habitar una muerte dentro de otra muerte y no importa vaya que no importa si lo que dices es tan sólo una palabra corta temerosa y prudente pero dímela que yo me la aprenderé de memoria pero dime algo que me haga salvar la vida mis pensamientos

31


son tan simples como suicidas no importa si lo que me dices es una verdad o una mentira háblame de tu vida para salvarme de la mía háblame querida por hoy y para siempre dime algo acerca del clima o dime algo sobre tu suerte pero no me dejes sin la dicha que fue tenerte y no tenerte el amor es una causa de la vida el dolor es una consecuencia de perderte cuéntame cómo te va cómo te ha ido susúrrame lo que quieras al oído cualquier palabra tuya para sentirme conmovido algo que me haga estar ahí contigo la vida es tan breve que apenas nos descuidamos y ya la muerte nos envuelve por eso en ese breve momento que es la vida yo quiero siempre y para siempre que tú me digas todo todo lo que te venga en mente

32


Mi alma: esa porción del universo tengo repartida mi alma entre cielos que me reflejan a su semejanza entre sueños que despiertan donde duerme la esperanza mi alma es ese diminuto fragmento tan mió y tan adentro que a veces es nostalgia y otras veces es remordimiento porque amanecí y amanecía a la vez yo era el alba y era el vigía lo que miro es también lo que me mira mi alma suele ser mía y no serlo porque al darla la recibo al recibirla yo la ofrezco mi alma tiene que ver tanto conmigo y con la inmensidad del universo que a veces es silencio y otras veces es poesía el alma mía que no es mía nace sin apegos y desposeída a la vez que está tan llena se mantiene tan vacía mi alma no es parte de mi carne ni de mi esqueleto mi alma es un presagio un simple sueño y es también el vacío con el que está hecho el universo

33


Quiero contarte de mi alma para contarte sobre mi alma arrepentido y de rodillas he venido de regreso y no para contarte acerca de mi carne ni de mis sueños perdidos no he venido para engañarte sobre sucesos que jamás me han sucedido porque la soledad es cada letra cuando de ti escribo tengo ya los dientes picados y a dónde se fue mi cara de niño quiero decirte que soy alguien que ha perdido el camino no un pobre diablo ni un poeta sin amigos soy tan sólo lo que dejaste solo y abandonado y en exilio pero no lloro aprendí a reír a causa del olvido y si en una noche te rememoro duermo dulce duermo alegre duermo siempre contigo

34


todos los días son una sucesión de recuerdos perdidos ignoro si ahora me tendrás presente en tus descuidos como yo te llevo en los míos la medida de mi alma son dos y no es ninguna: tú llegando por azares del destino y alegrándome la vida yo perdiéndote por idiota por cretino por tratarte de una manera indebida

35


No tenias que ser nadie no tenias que mirarme ni escucharme no tenias que dejarme libre ni atraparme no tenias que ponerme atención ni ignorarme no tenias que ser mía ni ser de nadie no tenias que vestirte ni desnudarte no tenias que comprenderme ni excluirme no tenias que acercarte ni alejarte no tenias que ser soñadora ni realista no tenias que ser romántica ni odiosa no tenias que alegrarte ni enfadarte no tenias que hacer todo ni hacer nada sólo quería que quisieras ser como tú quisieras no actuaciones de teatro ni actitudes falsas al diablo las caretas

36


y los buenos modales amar es libre pero ¿quienes se sienten libres para amar? no facetas calculadas ni palabras estudiadas seamos francos de verdad seamos francos olvidemos la destreza y mostremos la nobleza para conocernos no hace falta engalanar las palabras ni disfrazarlas de proezas sólo necesitamos ser sinceros que no entiendo otra manera de hablar que no comprendo otra forma de amar no tenias que elegirme pero lo hiciste igual no tenias que amarme pero me quisiste amar no tenias que ser mía ni de nadie no tenias que darme el sí ni tenias que ignorarme pero sé bien que lo hiciste por ti y al hacerlo de la soledad tú me salvaste

37


Abandonada abandonada abandonaste los terrenos más baldíos de mi alma a donde se confunden y convergen sentimientos con sentimentales pasiones con pasionales amoríos con amores reales expandiste está soledad que a si misma se contrae penetraste está coraza impenetrable sacrificando la sangre desbordando estas palabras prohibidas e impronunciables y ahora mi piel habita donde ya no habita nadie soy la simple penumbra del resplandor que te llevaste ahora los terremotos terrenales de tus amores se me van por las arterias por los albañales desfragmentaste mis fragmentos los más simples los más elementales desbordando mis principios remedando tus finales partiste a tiempo y a destiempo abandonando las ruinas ancestrales y de los templos fundamentales

38


tan sĂłlo quedaron en pie con visible deterioro los vestigios mĂĄs triviales ahora no hay salidas ni principios ni finales te resguardaste de la lluvia guardando bien las llaves de las tumbas del tesoro donde pido de rodillas que me salves abandonada abandonaste la frĂ­a caverna donde me sacrificaste deshielando del alma todos los glaciares

39


Cómo será cómo será se preguntó/ cómo será todavía creer en el amor así que la conoció/ y mientras lo hacia se preguntó cómo será darle mi confianza/ cómo será obtener su confianza así que le abrió su corazón/ y en la mano en palma abierta sus más sinceras esperanzas le ofreció cómo será se preguntó/ cómo será marcharse sin saber su nombre y para no volver a verla nunca más él se marcho sin amor y sin amores sin confianzas en que confiar sin esperanzas por que esperar pero con la vaga impresión de que en silencio la conoció y ya no podrá nunca olvidarla cómo será todavía se pregunta/ cómo será todavía creer en el amor

40


Un ángel en tu cama dulce, tranquila de mirada lejana como si hubieras visto un ángel indomable un ángel en tu cama y tu corazón en el se extraviara serena transparente eterna pero breve en torno a tu mirada el mundo se detiene amable misteriosa tu piel es blanca pero rosa tu piel es suave sensible y delicada tu piel es dócil y mansa y deliciosa serena como el barro que es moldeado mágicamente por las manos del artista modestamente artesano me enamoré de ti en tu mirada en la sed de agua en tu mirada en la soledad de mi en tu mirada en la creación de dios en tu mirada no hay milagros se terminaron hace tiempo las bienaventuranzas pero nos queda el más humilde de todos los consuelos

41


aun nos queda el cielo de tu mirada el aleteo de tu mirada el mar fresco y puro de tu mirada tierna, elegante, sofisticada miras y miras y de mirarte nadie se cansa dulce como para remar por tus aguas piadosa llevas puesto el rostro de la fe y de la esperanza

42


Deshora esta hora es la deshora donde tú tanto me tientas pero nunca me provocas pero nunca me provocas pues poseo una facilidad tan sencilla de nombrarte que en cualquier encuentro nunca dejo ya de mencionarte en una infatigable ensoñación indecorosa de sueños fascinantes y alabanzas misteriosas tu gentileza es ya por naturaleza un beso amarillo que se va muy lejos quedándose aquí conmigo y en tu mirada se alzan murallas tan elevadas que quien se marcha al exilio descorazonado y arrepentido se queda para siempre aquí contigo solo e indefenso indefenso y vacío reservo con cuidado en mis manos este artificio puro inocente e inviolado cuando intocable en la penuria yo te palpo y en la memoria tu recuerdo yo remarco y eres altar y no vestigio y eres principio y no final y viceversa

43


de mi corazón endurecido pero sin fuerza que no aprisiona ni somete tu libertad ni tu belleza entonces me despierto ensombrecido de tus sueños que son íntimos presagios tuyos pero míos donde la geometría encarnada de tus labios rompen con lo evidente y revientan lo sencillo pues amarte es una triste pero extraña consecuencia de encontrarte solitaria pero débil fatigada e indefensa no ya despierta ni dormida sino descansando de la preciosa ausencia que es sentirse muerta pero viva

44


Roce con engaño con qué poquito te conformaste con qué poquito te sedujeron bastó con que te hicieran sentir bien por unos tristes pero alegres momentos para engañarte tonta y distraída y hacerte pensar que era él el hombre de tus sueños la otra mitad de tu vida con qué facilidad el roce engaño al cariño y te dejaste someter por la soledad de tu inocente libido principiante y reprimido con qué poquito entregaste tu amor dormido la suave dulzura de tus manos el deseo lo prohibido con él estabas sola, sola, sola demasiado acompañada pero sola vulnerable y esperando que confundiste una sonrisa con la persona que añorabas te salvará de la soledad y el desencanto con qué poquito dejaste entrar en tu vida el engaño toda esa usura que te causaba demasiado daño lejos del desastre de la calamidad del desamparo todavía continuas destrozada rencorosa y llorando con qué poquito derramaste tus lágrimas y creaste nuevas grietas penetrantes en tu corazón todavía débil y tambaleando con qué poquito te alejaste de su lado con el mismo angelismo en el que te había conquistado ahora tiemblas de miedo de soledades y de engaños por no saber intuir delimitar ni distinguir entre amores y auto sabotajes y roces y caricias y desengaños

45


Tal vez me odias tal vez me odias cuando me amas por que me sientes cerca pero distante y no me lo perdonas nunca ni en ningún otro instante hay personas que no odias pero que tampoco amas aunque siempre de ellos te acompañas su compañía no es otra cosa que aquello que no obtienes de la mía tal vez me odias cuando me amas por que soy silenciosamente conversador y odias la ausencia de mis palabras resonando en la oscuridad de tu corazón y buscas con ellos aquellas palabras que te adulan tanto que te elevan el ego aunque sea un sentimiento estéril breve y pasajero tal vez me odias cuando me amas por que no me importa mucho estar contigo contigo puedo estar muy bien y en cualquier momento pero no tengo esa necesidad de tu mirada enardecida ni de tu amor ni de tu cariño ni de tu acompañamiento entonces te disfrazas de falsas e impacientes alegrías con personas que no darían por ti la vida que sólo quieren estar a tu lado el tiempo que puedan soportarlo tal vez me odias cuando me amas por que me sientes cerca pero distante por que aprendí a ser como yo era y no como otro más de tus amantes

46


Distractores no soportas tu vida lejos de él tu vida sin conciencia sin meditación no la soportas necesitas distractores para cuando tienes miedo de perderlo ganas de tenerlo necesidad de estar con él ansías de mirarlo de palparlo de decirle amor amor con todas tus ganas con todas tus fuerzas amor con la eufonía más dulce más amable pero lo necesitas que será de tu vida si lo pierdes y necesitas distractores para no saber ni darte cuenta de que no lo amabas de que simplemente lo necesitabas

47


Silenciosos nada más silencioso que nuestras conversaciones convencionales y transparentes sobre lo trágico y lo cómico si te aburres conmigo si me aburro contigo si nos aburrimos nada más absurdo que las risas que fingimos por que también de sueño hemos vivido se hace amargo el tiempo el que se va el que compartimos tú me llenas/me vacías yo te lleno/ te vació como juntar tu olvido con el mió me gusta cuando no estas conmigo me encanta la ausencia de tu ausencia y lo que soy cuando por fin te has ido por que nada más doloroso que amarnos sin caricias sin besos sin curiosa lujuria sin palabras hermosas susurradas tiernamente al oído sin esa leve mueca que demuestras que demuestro cuando se está contento

48


nos es ya más fácil alejarnos ignorarnos no saber nada ya el uno del otro someternos al misterio del me quieres del te quiero silencioso trago de semilla sin cimiento y desmadejas la ilusión la esperanza como un sueño que se ondula ante el viento que se amarra/como palabras que se suelta/como silencio como a lo lejos muy lejos cuando pensábamos que la belleza dependía de las cosas de la proporción en los objetos y que distintos somos cuando no estamos comparando nuestras vidas pero cerca muy cerquita el uno del otro lo oculta lo intuye lo ignora y finalmente lo identifica nada más silencioso que nuestras conversaciones tan gastadas tan triviales y aburridas cuando nos dijimos todo y no significó absolutamente nada cuando tú encontraste el universo donde yo perdí tu mirada

49


La soledad que necesitaba eres la soledad que te hace falta eres la soledad que necesitaba acompáñame a olvidarte a no maldecir tu nombre cada madrugada quiero morirme ahora mismo contigo para después matarme mañana no hay nada más hermoso que la desgracia trágica cómica humana ayer me reí de la vida y aun sigo vivo todavía/todavía te crees que eres una sabia y en tu enlabia das consejos sin saber nada de mi vida cotidiana mírate ahora por los espejos de la nada eres ese eco que ladra y aúlla por las madrugadas hoy la soledad se parece a ti cuando tú no te pareces a nada ven y acompáñame a olvidarte mañana quemaremos el mañana

50


Mujer de inolvidable olvido te respondí con estás simples pero evidentes palabras pues con las tuyas conquistaste mis silencios mis nostalgias yo si quería un pedacito de tu todo compartido conmigo pero tú sólo me ofreciste tu pobre y cotidiano amor endurecido ahora tan sólo te odio con afecto con la soledad como único testigo prefiero estimarte que lastimarte mujer de inolvidable olvido y me miras con tu mirada de colmada calma –quiéreme- ¡te lo exijo! y ahora mis labios tristes de tristeza se desangran feroces y enfurecidos a pesar de no pesar en mis pesares mi alma está débil y exhausta siento que todo es una graciosa desgracia de generosa desconfianza y yo la ame a pesar de no reconocer la diferencia entre el mal y el bien y yo la ame porque a pesar de todo sin serlo ella fue mi única mujer

51


Labios tenebrosos mujer que de tus labios tenebrosos me ofreciste letárgico a tu sueño despiadado, distante y pequeño amargo fue el más triste de tus besos de mi boca se quedaron impresos delirios que te imploro con empeño no quiero de tu alma sentirme dueño ni a tus labios he de tomarlos presos mira mujer, ondea por tus amores solitario este pobre maldito que desea con ansias lo esperes para ofrecerle tu amor infinito aun sabiendo vengativa como eres tus besos son lo que yo necesito

52


Al diablo con este corazón al diablo con este corazón que te ama mi piel es árida al igual que mis plegarias yo poseo una necesidad por esconderme en cada esquina y por debajo de los puentes no quiero saber nada de la vida malherida y bienodiada y maloliente tengo la cobardía de tu olvido inolvidable la esperanza de la memoria diáfana y extraviada será que no podré morirme hoy será que también me voy a matar mañana ojala una poquita de tu sabia me salvara y ojala tu ternura fuera cuna pero me clavas la daga de la ira y la traición por la espalda no saber de ti es como de la vida no tener una sola corazonada que se me engendre en el alma o que se me muera por ingrata al diablo con este corazón que sangra y me desangra morir no es mi única salvación ni mi ultima esperanza morir es una solución para una vida sin amada sin amor y sin confianza

53


Derra/amarse que mal que nuestro romance sea sólo un labio que me enlabia un sueño que me ensueña una cicatriz que me cicatriza de ti sólo la vida solo nuestra lejana compañía de miradas sin mirada de palabras sin eufonía como un precioso sosiego que me asilencia a decirte invisible lo indecible sentadito justo en la orilla donde tu recuerdo se vuelve pesadilla olvidando cosas no vividas juntos pudimos no te olvides lograr lo que ahora esta apagado de encender lo que nunca se ha incendiado sentadita justo en el borde donde mi corazón pide y clama lo desbordes

54


Nostalgia porqué eres parte de mi pasado/ y estás tan dentro en mi presente eres ambas sin dejar de serlo cualquier pensamiento mío tiene tu nombre/ tu piel tu aroma tu edad tu sexo nada puede distraerme de ti/ tu ausencia está tan llena de recuerdos cualquier silencio me parece escandaloso/ porque tu voz no deja nunca de habitarme cualquier lugar me causa una nostalgia inevitable/ de saber que podríamos estar ahí ahora mismo compartiéndonos la vida que juntos no tuvimos/ pero sólo compartimos la vida que no fue y que perdimos tiemblo de soledades engendrando tu recuerdo/ que podría perderlo en cualquier bostezo si bostezo porqué eres parte de mi pasado/ y estás tan dentro en mi presente eres ambas sin dejar de serlo

55


Y te salvo si te tengo muy cerca mió pero no te hablo y te evito la pena y te salvo de un encuentro desafortunado y te salvo de mí y no del engaño y te salvo de mí y no de algún extraño de mí por que te amo y por que no quiero hacerte el peor de los daños que de mi te enamores y luego te ocurran cosas peores cómo por ejemplo qué después tú me odies y ya nunca más me nombres quiero y te quiero pero muero si te hiero y es inevitable por que todo lo que amo termina interminable siempre en alguna otra parte y yo no pretendo alejarte y en silencio incesante muy cerca mío te tengo a cada instante y te suspiro en el alma y al mirarte este infierno se pone en calma por eso es que sin tocarte ya mi cuerpo malherido piadosamente de mi te salva de toda la entereza que me cubre y que si descubres expiada este amor engendrado por ti se me desangra porque conmigo la única vida posible es la de soportar mi malditismo ineludible

56


y eso es un peso de imposible apaciguar y conmigo mismo tengo el pacto de salvarte de mi malditismo en cada acto y en cada instante y si es posible ser ante tu ser invisible inaudible, insonoro, infigurable y que en tu vida sigas perfecta o lo que creas por seguir sin errores o con ellos pero ninguno de ellos seria malo comparado con estar ahora y a mi lado por eso en desamparo y desolado de la ausencia de estar conmigo yo te salvo

57


Imperfecta que perfectos son tus defectos niña cuando me los muestras y ya no te lastiman ya no hay dolor en la vida y de la herida abierta sólo queda la felicidad como tu única cepa y tu falta de simetría es un delirio evocador ¿porqué quién más? sino yo te lo diría cautivas con tus nimiedades banal es tu sonrisa pero yo no llevo tanta prisa para poder descifrarte voy día a día sin perturbarme y de tu piel suave tersa y lisa sólo un roce y doce más para saber que hay detrás de todas tus grietas sin sangre de toda esa carne que devoro a cada instante sin angustiarme quiero de toda tu entereza desdoblarte por delante justo en el instante de besarte y esparcirte con tal vaguedad que con otro beso te vuelva yo a formar y diferente seas pero siempre igual pues lo imperfecto de tu ser consiste en irte lejos y desaparecer allá en mis manos y en mis venas en mis labios y en mis turbulentas arterias conectadas directas con tu corazón tan desolado y tal vez ya por mi abandonado pero igual sigo a tu lado

58


y detengo tu lágrima dulcificada en mi espejo de la nada donde se desploman tus miradas yo necesito encontrarte dócil y espontánea para poder mirarte con orgullo por detrás del refajo tuyo y por debajo de tu abrigo necesito quedarme contigo y habitarte más y más y qué más imperfecta por delante y por detrás por debajo y por arriba y por dónde te pueda mirar que hermosos entonces son tus defectos pues me fijo tanto en ellos que son virtud y no esclavitud que te liberan de la más absurda perfección de ese único eufemismo insoportable -perfecto es lo imperfecto digo al mirartey no hay ya nada tan hermoso tan simple y tan amoroso que se te iguale

59


Nunca escribas un poema nunca escribas un poema donde yo sea el tema o hables de mi con esa inercia con tanta familiaridad con esa cotidiana frecuencia como si ya me conocieras no derrames tu tiempo por el poco espacio de compartirlo conmigo ni me pienses en tus momentos tristes como en los alegres cuídate de aquella figura que te asegura sin seguro que yo te quiero inmaduro cuando en realidad y de momento no quiero a ninguna luna en mi presente menguante más prefiero el silencio aunque mi pasatiempo a ti te aburra y te parezca insignificante de momento estoy contento y tú no seas ninguna en ningún momento ahora si es por pensarlo te prefiero en silencio por que pareces tan segura y yo no tengo tiempo para cederlo a tu hermosura más estoy contento con mi tiempo libre y descansado

60


que es igual a visitar la locura desde un lugar razonable y apasionado no te inquietes ni te llenes de angustia ni me prestes la debida atención por que soy muy torpe y sombrío cuando el tema principal soy yo no me disculpes por ser así ni me comprendas ni me atiendas no te sonrojes sin remedio y que no te de pena tanta soledad reflejada en estas palabras de abandono soy como un ave que ya no vuela y tu preciosa paloma el cielo te espera al ser juzgado por tu comprensión me condenas al desamparo al ser liberado de toda tu depresión te siento libre sin cadenas por eso y a pesar de todo lo que bien intentas no me nombres ni me comprendas no soy la pieza de un rompecabezas que a tu vida le sumas o restas ni la pieza que falta ni la que nadie toma en cuenta estoy en mi sitio inviolado un lugar sin fronteras ni barreras pero tu pareces como entrometida corrompida entre dos tierras la que encadena y la que libera si en algún punto inmersa entre una línea blanca y al final me encuentras y tu nariz queda intacta

61


o en la mirada no hallas mirada y en la distancia el tiempo calla si alguna luna amanece o el sol a media noche desaparece si encuentras mitades completas si en lugar de tomar sueltas si en lugar de juzgar aceptas entonces con mirada perfecta habla de mi como si ya me conocieras contenta y sonrosada como quien me conoce desde otro punto de vista con un tono de voz y una postura discreta que yo con gusto acepto ser tu centro pero sin dejar de conocer el giro y en su movimiento el universo más si mi verso no en prosa te rosa la piel para que el tacto de mi boca que sigue después aterrice con soltura en tu boca y tal vez con la delicadez que en tu ser mi ser podría si se expresa así la razón háblame de ti y de mi háblame solamente de los dos que ya no conozco una mujer porqué conocí un corazón

62


¿Para quién? ¿Para quién éstas palabras? ¿Para quién éste poema? ¿Para quién ésta sonrisa, ésta tristeza? ¿Para quién éstas manos? ¿Para quién éstos motivos? ¿Para qué mi vida si no la pasó contigo? ¿Para qué el sueño, el recuerdo, el anhelo, la esperanza y el olvido? ¿Para qué tanto amor y tanto sufrimiento? ¿Para quién mi poema, para quién? mejor no haberlo nunca escrito mejor no haberte nunca conocido ¿Para quién éste corazón débil torpe y mal herido para quién? si no es contigo ¿Para quién?

63


De dónde nace este poema el aroma del rosal se esparce por todo el jardín ella se recuesta en el césped recién cortado contempla el pasar de las nubes y sola va imaginando mientras se desprende una hoja del gran roble que yace a su lado yo no puedo siquiera saber de dónde nace este poema ni entender por que mis palabras la nombran y la rememoran nunca he visitado aquel jardín de hermosas flores donde ella se recuesta y jamás ha existido un encuentro para nosotros en esta vida sin respuestas no quiero lograr fama ni vanagloriarme fascinado ante la nada si pudiera mirar desde las nubes su silueta recostada ¡cómo es qué puedo extrañarla en demasiado! no soy más que un colibrí que no detiene su andar oscilante en su mirada

64


Dónde esta la vida despierto y despiertas a la par de un nuevo día en lugares tan inciertos que aun yo no sabría cómo encontrarte y encontrarme con la vida y de dónde está nueva herida que duele cómo duelen las monotonías y de dónde el rocío matutino del alba y de dónde la luz que atraviesa por nuestras ventanas cerradas si pudiéramos ver más allá del tiempo y la distancia y desdoblar el silencio y deformar las palabras encontrarnos con la luz que se mezcla en nuestras almas ese mismo manantial de dónde beben sin sed nuestras miradas ¿dónde estoy yo? ¿dónde estás tú? ¿dónde está el encuentro? ¿y dónde está la vida?

65


Encuentro con la vida hay jardines cuyas flores desprenden aromas seductores y ríos de cuyas aguas brotan las melodías más armoniosas hay crepúsculos que van de amarillos a naranjas de rosas a violetas y es una eternidad cuando anochece y hay flores cuyo movimiento te hipnotiza y hay flores cuyo reposo te maravilla hay senderos cuyas montañas están repletas de nieve y caminos por arboledas en otoño mientras a los pies las hojas secas crujen y crean un mar ocre casi dorado hay paisajes en los desiertos ante el alba donde el sol nace de la tierra allá en el horizonte y entiendes que todo es un fluir continuo del propio alma hay pétalos que vuelan por el aire mientras esparcen esperanza y armonía llevados levemente por la brisa aquí una rosa abre allá el loto se cierra nuevamente y camina al lado mío aquella joven tan hermosa mientras mi corazón se inunda de alegría joven y frondosa no es precioso el milagro del encuentro ante la vida

66


Las lágrimas las lágrimas de desconsuelo son también un dulce consuelo para estar en fría calma no hay lágrima maltrecha que no se llene o se vacíe de nuestra alma cada lágrima derramada es un altar donde se mezcla a la par tristeza y confianza alegrías y nostalgias aquella lágrima se llama Diana aquella es Laura o Sofía no lo recuerdo bien todavía aquella otra es por la muerte de abuelita aquella es por la despedida de una verdadera amiga no hay lágrima que no derrame desilusión y esperanza cada lágrima es un milagro inolvidable llena de fe de soledades y lontananza las lágrimas de desconsuelo son también un consuelo inconsolable que se derraman desde el alma

67


Duerme tranquila y mañana duerme a la luz de mis silencios duerme como se muere y en tu reino naceré mañana cuando despiertes y encuentres las luces apagadas de mi enternecido desprecio duerme y descansa el pan y el vino que no hay profetas que no hayan mentido serás mañana quizás una persona que no ha sido serás mañana esa mujer que ahora se viste de sacrilegios y olvidos duerme y ama en tus sueños a quien amas que mañana por la mañana aparecerán nuevas miradas no hay mejores motivos para dormir tranquilos esta tierra es hermosa como siempre lo ha sido entre serpientes pecaminosas y suplicios entre mesas antropofobicas de panes y vinos

68


El Ăşnico pecado no condenado nuestros labios piadosos se dividen en dos uno es inevitablemente para el placer del diablo el otro para el impudoroso placer de dios no tenemos argumentos claros para reclamarles todavĂ­a no existe un juicio justo para tal pecado desprejuiciosamente injusto no mientras dios sea el juez asignado y el diablo serĂĄfico su Ăşnico abogado nuestros besos han sido enjuiciados a sufrir eternamente los placeres mundanos

69


Pandero mi alma es un pandero que se balancea desposeída entre cualquier terreno literario y cualquier poema sin poesía donde mi corazón tentado en sacrificio a ti te ofrezco no sé si para ir al cielo no sé si para estar en el infierno mi alma es un sendero que ya nadie se atreve a cruzar donde ya no existe el tiempo y ninguna realidad donde se divide a la par lo malo de lo bueno donde Dios por fin ha muerto y ya no se cantan himnos a Satán

70


Lilith Lilith esta desnuda y es casi transparente mi hermosa rival a la que le ofrezco hasta mi muerte Lilith me besará y en una mano mi falo sujetará y con la otra, a mis espaldas me clavará el puñal Lilith se apoderará de mi carne y me desollará con ella se hará un disfraz de hombre encarnado con el que su vida entera de hombre disfrazada vivirá porqué Lilith no quiso ser mi acompañante más bien quiso ante su creador ser su única amante hermosa Lilith ven y desgárrame, unta de ti mi cadáver ven y báñate con mi sangre expiatoria y mártir ven y hazme el único hombre que ha de despojarte de la sumisión a la que fuiste condenada lamentablemente yo estaré debajo y tú arriba mi hermosa despreciada no huyas más de mi Lilith, yo no estoy hecho de tierra sino de barro humedecido por tu entrepierna

71


Dios a muerto nace de mi boca la palabra absurdo dios a muerto y el golpe fue duro solitario placer de ser victima y verdugo nacer por nacer y de la duda no estar seguro segura sin seguro en la oraci贸n de la rana despab铆late amor y sacramenta mi morada puedo escribirte ahora nuevamente sin creerlo la noche sigue estrellada y dios a muerto condenando a la humanidad a ser libre el var贸n domado y la mujer se inhibe ante las palabras del viejo y empolvado testamento

72


Te moriré aquí en mi cuerpo quiero darle tu rostro a mi silencio y enamorarme de tu rostro en tu ausencia quiero de tu voz atar mi alma y matarme por una interminable creencia para estar siempre contigo ya no digo vivo ya no digo muerto y de tu rostro en esa hermosa voz renacer a cada momento y cambiarte cada noche el amuleto que cubre de desnudez todo tu cuerpo primero serás mi noche después mi madrugada te moriré aquí en mi cuerpo para vivirte allá en mi alma

73


Espero que me dispares primero espero que me dispares primero sangre y muerte yo prefiero será mejor que no me dejes vivir cuando ya no tenga a donde ir sin ti en este puto infierno y tú me cierres las puertas me cortes las alas y me arrojes lejos indefenso prefiero estar enterrado y hondadamente muerto terminar el sufrimiento de un solo tajo a destajo para que tanto relajo la vida es así y me jode sin remedio que te digan que me duele que te quiero y que me duele tú sabes bien porque me muero lentamente/ lentamente con el cuerpo intacto pero destrozado por perderte esperando dispares y sentir cada impacto friócaliente espero que me dispares primero que me mates al primer intento te deseo buena suerte no falles corazón no me falles no quiero quedarme en eterno desconsuelo

74


espero que me dispares luego en un segundo impacto cuando este mi cuerpo inerte y todavía friócaliente depositado sobre las fauces del infierno para que te quedes bien segura de que no me levanto ni de entre los muertos en la tumba y me moriré algo feliz algo contento pues tu imagen fugaz será mi ultimo consuelo y me matarás algo triste quizás algo enamorada y no me importa mucho sin ti no me importa ya nada el infierno no es una hermosa morada/ desprecio la vida el infierno me enfermiza y lo deseo como mi única esperanza antes de ya no besarte antes de ya no tocarte antes de ya no poseer nada espero no falles corazón dame como ultima voluntad una muerte instantánea en una ráfaga de horror una muerte memorable te lo pido desde el fondo de mi alma

75


La conquista la conquista de un corazón es una guerra de paz es otra ocasión para disparar al azar las palabras que más puedan gustar esta lucha de hablar o callar ojala la pueda yo ganar por que ya me canse de escapar sin ni siquiera intentar soltar el gatillo de la soledad por que tú eres el campo de batalla y me hacen falta agallas para poderlo cruzar sin pisar ninguna mina escondida que complica siempre el avance de quien a tu guarida se encamina me cubro nuevamente de desdichas de pasados infelices de otras batallas tristes como campos de torturas así han sido otras desventuras llevo conmigo las marcas las cicatrices el origen de mis angustias es mi falta de astucias pero ya debo dejar de lado las excusas y articular este despliegue militar de esta batalla cuerpo a cuerpo que tengo por objetivo ganar aunque la batalla dure años no me voy a dar por vencido por que estoy muy convencido de que ya estoy preparado para terminar enamorado

76


y que el enemigo se pase de mi lado para poder dialogar estrategias de paz y poder atacar con caricias besos bombas y esperar el contraataque qué es el que me gusta más que me abracen y no me puedan soltar serán sesiones de torturas en heridas de paz contrario a lo que sucede en la conquista no te voy a derrotar porque yo no quiero ser tu dueño ni tu mandamás sólo quiero que exista una tierra un hogar entregarte todos mis sueños y una que otra realidad que el amor sea la tregua que termine con esta guerra y selláremos con un beso la paz que nos merecemos para podernos cohabitar en esta dulce condena llamada guerra de paz

77


Desolación alguna vez has enamorado el silencio te ha causado miedo la desolación de no comprenderlo te has pensado en la inmensidad más inhabitable te has devuelto la mirada hacia lo que eras sin saberlo has comprendido que nunca fuiste parte de su alma que nadie te obligo a darle absolutamente nada ese inservible mirar de miradas lejanas ese sonido de sonrisas innecesarias alguna vez miraste lo que eran sin sentirlo te diste cuenta que cuanto más te falta más lo amas esa ausencia de tenerlo todo el día clavado en el alma dando gritos desoladores de agonía y desgracia ahora entiendo cual es la causa de todos mis sufrimientos yo era aquella persona que tú alguna vez miraste sin creerlo al que enamoraste mujer como se enamora el silencio y es terrible todo ese miedo de desolación al ya tarde comprenderlo

78


Desnudar el silencio y cuándo fue la ultima vez que desnudaste el silencio en una habitación a oscuras mientras por fuera la noche palidecía llena de miedo y amargura y cuándo fue que le acariciaste las piernas dulces pero duras y le penetraste dos o tres palabras bonitas y seguras esparciendo el alma derramando hermosos quejidos y ensuciando las sabanas blancas destendidas del olvido y suplicaste respuesta inmediata ante lo sucedido enamorar el silencio es la pena y la gloria más indiscreta del mundo llevarla por dentro es sólo para quienes esta noche han besado la boca obscena del silencio engendrando el más triste de los antibesos y cuándo fue la ultima vez que sacudiste de rabia o de encanto la ardiente oscuridad del silencio en una noche ínfima de exquisito sacrilegio con una caricia tímida y un implaticable ardor incruento

79


Fúmate otro cigarro fúmate otro cigarro entristécete más el alma sueña con un hermoso pasado olvida el terrible mañana entristécete más todavía no dejes caer al piso las cenizas alíviate las manos frías fuma y deja que el vaho disemine las mentiras fúmate otro cigarro como a ti la vida te esfuma y termina de una vez con toda esa hipocresía deja de ser la que llora la que se subestima duélete un poco en el alma deja la colilla en el cenicero pero no te termines hoy la cajetilla mañana llorarás más todavía eres tan depresiva como el cigarro que muere entre tus labios cuando al encenderlo le das vida en una muerte consumada en tu propio desengaño

80


La soledad la soledad es un vestigio que descubrí no la tuya ni la mía si no la soledad en sí por que nosotros nos acompañamos en nuestras soledades y hay quien ni siquiera se disgrega demasiado y ahí la vi en un rincón mientras buscaba tu mirada desconsolado la soledad es algo que tú me das cuando estoy a tu lado

81


Pero eso no importa ya No me importa si tu nombre es... Siempre... existes y te siento viva humana de extraña manía las aves tienen que volar el río tiene que correr pero tú tienes que ser tú y nadie más si tuvieras alas ¿a donde volarías? si fueras río ¿hacia que mar desembocarías? no eres ángel no eres agua eres mujer que todos saben tienes ideas sentimientos y sueños con los que duermes a cualquiera no eres linda pero enamoras no eres diosa pero perdonas son idiotas y no lo notan están ciegos y no te miran ¿qué podrían encontrar en ti aquellos que no saben vivir? ¿qué podrías darles a ellos que no saben amar?

82


tendríamos que conocernos pero eso no importa ya estamos quietos en algún lugar que es igual a ningún lugar donde nos imaginamos donde nos contemplamos donde las aves no vuelan y los ríos se suicidan antes de llegar al mar ¿quién entonces eres tú? mujer que está viva que respira pero no me mira que toma el agua fría cuando tiene sed de conquista ¿quién soy yo qué no te conoce? no te imagino imaginándome ni extrañándome cada día por toda la vida ¿quién soy yo si tú no lo sabes? le pregunto a los sordos a los mudos y a los muertos a los que carecen de dogmas intelectuales quién no sabe escucharte te conoce quién no sabe describirte te existe por que eres indescriptible inimaginable de ojos palaciegos pero cautivadoramente hermosos miras el alma donde otros ven sombras de cuerpos artificiales carentes de sentimientos hablas de un mundo que ya a nadie asombra

83


yo también estoy ciego preciosa en mi ceguera te encuentro perfecta pero con defectos hermosa pero indigna de mis besos de mis versos de mis platicas aburridas que tal vez ya escuchaste y pasó el tiempo hace tiempo y cómo toda charla sin argumentos olvidaste sin lamentos no sé si me recuerdas pero yo no te encuentro nunca en mis pensamientos ¿de dónde eres? ¿a dónde vas? que prisa la tuya de olvidarme ahora si ayer no me conociste que lentitud la mía por darte mis recuerdos para encontrarte fuera de ellos ¿de dónde soy? ¿de dónde vengo? algún día te encontraré sentada sin descuido pero perdonaras si al instante te miro y si un segundo después para siempre te olvido estás confundida todo el día ¿dónde estoy?

84


en dónde me encontraras por fin caminando borracho en algún callejón refugiándome de la política y la religión disparándole a la noche todos mis versos tristes sólo para saber si estás muerta o para saber si de verdad existes ¿qué podríamos tener en común? ¿qué podríamos compartir? tu cuerpo seguirá desnudo tus besos sabrán a besos mis ojos sabrán mirarte mis manos podrán tocarte ¿qué tienes tú que busco yo? ¿qué tengo yo que buscas tú? no me encuentro nada en especial sólo desesperanza para dar te miro todo el día en mis apariciones aunque tú sigas de mi vida desaparecida qué tienes de extravagante qué te hace tan elegante qué buscamos de esta vida para que compartirla si al final es la misma ¿porqué tendría que buscarte? ¿porqué tendrías que encontrarme? no tengo dones mas allá de los comunes no eres tan especial como para darte flores tú en tu rincón yo en el mió buscando encontrarnos para besarnos

85


adorarnos y adorarnos ¿para qué? para qué la muerte cruel nos engañe y tengamos después que olvidarnos si es así está vida y sus mentiras y engaños entonces no tienes por que conocerme entonces no encuentro motivos para estar ahí contigo si al final voy a perderte no importando si aun te amo pues la suerte se disfraza de muerte entonces para que tanta locura el amor no existe aun nadie lo ha encontrado qué te hace pensar que a mi lado lo tendrás todo y no tan sólo abandono no me busques por que yo ahí estoy no te muevas por que te podría encontrar virgen para los enamorados santa para los corazones solitarios no te muevas por favor no te muevas no vez que estoy aquí muy cerca tuyo casi tocándote a tu lado y si lo haces podríamos encontrarnos y sería un encuentro inútil no me ames nunca ni para siempre si has de tenerme prefiero primero la muerte

86


Nunca debimos coincidir ahora sé que nunca debí mirarte a los ojos ni mirarte a la boca nunca debí sentirte cerca ni lejos ni joven ni hermosa nunca debí de oír tus conversaciones como tus risas encantadoras ni quejarme del silencio que atestiguo fríamente este desencuentro ni sentir el viento que me toca cuando tus manos surcaban el espacio señalando cosas a sentimientos que te provocan nunca debí ignorarte ni dejarte sola y temblorosa cuando coincidimos frente a frente, cara a cara y ahora sólo nos queda aquello que nos falta y agachar por su lado cada uno la mirada sonreírle al vacío interminable y seguir por un camino sin piedad hacia una vida sutil y cotidiana nunca debí darte la espalda aquel entonces y dejar que la soledad nos besara nunca debí pensar en ti como te pienso ni escribir este poema que de alguna manera íntimamente es sólo nuestro nunca debí amarte ni dejar pasar el tiempo nunca debí saber tu nombre ni gastarlo en el recuerdo y tú nunca podrás saberlo, a menos que... pero eso ya no importa para nada nunca debimos coincidir y apagarnos la mirada

87


Nunca te enamores de una mujer buena sabes que una mujer es bella cuanto te mata y te entierra sabes que una mujer es linda cuando te excita y se aleja sabes que una mujer es mala cuando te quiere y te engaña sabes que una mujer es buena cuando te ama y te extraña pero es verdad y no lo sabias una mujer es perfecta cuando al amarte da la vida y cuando te olvida se marcha triste pero tranquila por que después de todo si es bella te aniquila si es linda te deja si es mala te engaña pero pide que no sea buena ni joven

ni dulce

ni hermosa

por que ellas nunca te olvidan siempre te extrañan y por si fuera poco aunque los años sigan pasando aun te seguirán tristemente recordando

88


Cuándo un hombre y una mujer se enamoran cuándo un hombre y una mujer se enamoran pierde el tiempo la memoria el universo en destellos se transforma los objetos transparentes cobran forma los colores instantáneos se evaporan las luces en technicolor nos asombran los cielos se tornan en matices rosas los mares se sumergen se devoran las olas se revientan entre ellas solas las estrellas se apagan una a una luego todas las formas que nos forman se deforman las multitudes se hacen incorpóreas los sonidos se disuelven se distorsionan ya sólo existe por inercia dos personas cuándo un hombre y una mujer se enamoran se atrasa el tiempo y se demora

89


Sobre la faz de la tierra más allá de todas las bellezas las inventadas y las verdaderas deberán de saber que eres tú siempre tú la portadora selecta de todas ellas sobre la faz de la tierra para entenderlo para darse cuenta tendrán que mirarte con mis ojos no ya de hombre sino de poeta con este gran sentimiento que al mirarte vierto lento sobre la faz del universo y más allá del resplandor de todas las estrellas eres bella como no podré poner en palabras pruebas y eres suave y tierna y dócil y tersa y fuerte pero indefensa y sólo tú me vacías o me llenas y para poder mirarte como sólo yo he conseguido tendrán que hacerlo no ya con pudor ni con decencia ni con envidia ni con indiferencia nadie sino yo ha contemplado

90


y en silencio tanto tiempo el templo in nomen de la belleza ya no hay otra mirada que te mire ni otra mano que te toque ni otros labios que te besen ni otro amor que te exceda ya no queda otra mujer que se me reclame como te me reclamas tú en el alma siempre tú hiriéndome de paz dejándome en completa calma porque eres tú la mujer ideal y perfecta no ya para el poeta sino para el hombre que se aprende de memoria tu nombre y tu vida entera porque más allá de todas las bellezas las inventadas y las verdaderas eres tú la portadora selecta sobre todas ellas sobre la faz de la tierra

91


Se me olvida el mundo entero recuerdo tu mirada amiga amor amante enamorada mía pero no porque era tu mirada la recuerdo porque era vida porque era amor y esperanza no tengo buena memoria y la que me queda no me alcanza para recordar los sitios las ciudades y las horas en donde alguna vez vivimos aquellos lugares tranquilos que alguna vez habitamos y conocimos en confianza pero si recuerdo tu sonrisa los ecos indiscretos de tus labios agitados y tu dulce eufonía que en mi alma se fundía si recuerdo tus abrazos la ternura de tus manos esa tersura infinitamente dócil y las más hermosas de tus caricias que mi carne conmovían si recuerdo tu rostro tus piernas tus muslos tus brazos y la totalidad de tu cuerpo en silencio esperando y recuerdo tus enojos pero me olvide de tus halagos sinceramente no recuerdo con que recuerdo se me olvida el mundo entero involuntariamente en pormenores con qué manos voy a abrazarte

92


con qué ojos he de mirarte con qué cuerpo voy a amarte con qué voz he de nombrarte no me queda mucho o casi nada tengo fe pero no me queda esperanza tu amor fue una llamarada fatua y el mió fue una llamarada incontrolada recuerdo lo que fuimos tan sólo lo que fuimos y recuerdo tu mirada amiga amor que ahora se me termina pero no porque era tu mirada la recuerdo porque era vida porque era amor y esperanza aunque ahora con recordarte ni me sirve ni me alcanza y el tiempo es una balanza de la cual ya no tengo esperanza y cuando en su andar avanza siento que yo soy el que se queda como un tonto todo el día esperando en casa con las luces apagadas si alguna vez recuerdas mis besos cierra los ojos y lentamente venceremos en la oscuridad todo rastro de silencio

93


Mi refugio mi refugio más profundo está en la coraza de tu piel en la tersura de tu tacto intacto en cada renacer mi secreto incontable se revela en toda tu soltura en tu oscurizante locura toda bella y toda pura que hermoso es poder saber a tiempo y sin querer que todo el día puedo estar contigo y contar contigo y soñar contigo y vivir contigo en la esencia más profunda de tu ser y tu ser nace desde la coraza de tu piel la suavidad de tu piel la tonalidad de tu piel el aroma de tu piel la madurez de tu piel no existe nada más profundo ni sensible que el refugio de tu piel y en el azul verde o rosa de tu mirada guardas y todavía no lo sabes pero guardas las fantasías más hermosas y también guardas las más dulces confianzas

94


los más deseosos anhelos los más calidos sosiegos las más ansiadas esperanzas y es hermoso saber que me esperas sin retardos que me quieres sin pretextos que me anhelas sin discernimientos que me amas sin tiempo y todo el tiempo a la vez pues mi refugio más profundo se encuentra a simple vista sin estar oculto ni exaltado sin ser llano ni extremista mi refugio más profundo eres tú y donde habitas

95


No pido nada yo no te pido que me entiendas ni que me escuches ni que me asientas yo no te pido que me digas ni que me calles ni que me atiendas yo no te pido tus porqués ni tus motivos ni tus respuestas yo no te pido que me leas ni que me escribas ni que me comprendas yo no te pido nada ni siquiera que me recibas en tu vida tu vida sobradamente dulcificada piadosa y consumada yo no te pido nada ni un encuentro ni una despedida ni un te quiero ni una inherente añoranza tú me has dado todo con tu mirada furtiva y a cambio de saberte hermosa pero vacía

96


yo no te pido nada absolutamente nada tĂş me has dado todo con el todo de tu alma

97


Me enamoro de tu ausencia me enamoro de tu ausencia de esa lejanía odiosa donde ya no eres mía pues toda tu belleza la devoro a diario y a tu lado a cada día me enamoro del silencio tuyo y no de tus conversaciones vacías la falta de tu voz de tu eufonía es la qué más me daña y la que más añoro día a día me enamoro del modo en qué te siento cuando la distancia, cuando el abandono me enamoro de tu carencia, de tu decoro de no estar contigo ahora mismo en correspondencia me enamoro por que no estás por que no te miro por que no te escucho por que no te siento por que te extraño tanto y tu ausencia me hace daño me enamoro de tus silencios de tus olvidos de tus soledades de tus carencias de tus necesidades de tu ausencia me enamoro cuando mi corazón más te aprecia cuando más te necesita cuando más me haces falta y la vida sucede común y cotidiana y carece de sentido el sentirse vivo pero vacío dentro y fuera de mi alma

98


No te miro no te miro por que me enamoro no te miro por que no dejo de pensarte de sentirte de soñarte no te miro por que tu presencia me lastima y la vida cruel se me termina no te miro antes del encuentro ni después de la despedida me eres el fiel reflejo corrosivo dónde todo es posible aunque nunca nada haya ocurrido donde la luz se disuelve y la oscuridad me aclara los sentidos no te miro por que todo es más difícil

99


cuando no te tengo cuando ya te has ido y quedo nuevamente en abandono no te miro por que te extra単o y te quiero y me pierdo en cada intento y tu imagen bella y clara es un todo que se clava en el alma donde nada puede hacerme olvidarla no te miro mujer no te miro por que nuevamente se me apaga la mirada

100


Conversaciones íntimas Si yo tuviera esa voz a la que perteneces del recuerdo mismo desde donde la nombras la historia entera de tu vida en un rincón aconsejándome a solas el saber de tu memoria o la oscuridad de tu misterio y mirarte y saberlo si yo tuviera tus metas y la manera de cumplirlas tus anhelos ocultos la intimidad de tu vida si yo las tuviera a manera de hojas de un libro abierto pero no me interesa de una manera tan fría saberlo prefiero que tú me lo digas en el momento que creas correcto

101


La ausencia de tu belleza tú eres como dos o tres mujeres que no conocí nunca pero siempre quise siempre bella como si no existieras y sólo fueras la ausencia de tu belleza la triste soledad de mis placeres tú eres real pero inmutable culpable pero inocente parecida a ti pero distinta infinita como la nada pero espontánea irreversiblemente y cuando por fin deje yo de quererte volverás a ti para desconocerte y regresarás a mí para no ser nada de lo que nunca has sido eterna y breve habitas el vació como quien tanto te quiere y se conmueve sin haberte conocido irremediablemente

102


Con sencilla madurez era fácil ya lo sé tocarte sin sentir nada arrojar al suelo los pedazos de mi alma disimular un beso una caricia una mirada llamarte mía con la sencillez del silencio para juntos desvivir la indiferencia por el mundo quiero deshabitarte de mi recuerdo para que seas siempre en mi vida tan sólo una intima desconocida era fácil ya lo sé apoyarte y censurarte en la distancia pongo en ti mi soledad para que la quites de tu lado cuando ya no te haga falta era fácil ya lo vez lejos de mi de mi esperanza de mi fe me perteneces en la ausencia de tu tristeza en la soledad de tu tristeza en la osamenta de tu tristeza y es mejor así amor mío no querernos nunca no hablar de nosotros ni sugerir lo que pudo haber sido de habernos sucedido ya vez que complicado es ofrecerte lo que no será nunca con madura sencillez

103


quiero alejar de mi la ausencia de tu muerte para olvidarme de ti sin haberte conocido sin los remordimientos de quienes se reconocen en seguida en silencio y en silencio se suicidan por no saber decir ยกte quiero!

104


Todo y nada a lo lejos te confundo con un jardín de girasoles y ya de cerca me pareces un jardín de rosas rojas por las mañanas tú vuelas como reventar de mariposas por las noches te asemejas a esas estrellas fugaces luminosas es difícil casi imposible si tú no estas presente no extrañarte te recuerdo íntimamente en cada aleteo de paloma en cada sonrisa o bostezo en cada palabra o en cada silencio y eres esa hoja que se desprende y se mese por el viento y ese resplandor de matices rosas cuando el crepúsculo sucede a lo lejos te confundo con el infinito del universo ya de cerca me pareces todo y nada y eso me es tan suficiente ¿cómo explicarle a la luna lo que mi corazón por ti ahora siente?

105


En la tierra de Jazmín ¿dónde está la tierra de Jazmín? esplendida se abría ante mis ojos en la pradera de mi corazón sin fin su presencia era interminable pero pronto se termina este viaje camino por sus sendas las mismas que a ella me llevaron ahora de ella me alejan y es tan lamentable es un espejismo doblemente reflejado primero la quiero vehementemente a mi lado la voy con mi aura lentamente habitando luego la voy olvidando algo atemorizado como sé que también ella me olvida sin pasado ¿me acompañaras cuando haya muerto? allá en tu hermosa tierra de Jazmín dónde deje mi corazón que brillaba en azul claro un corazón que ahora me deshabita y me presagia que es momento para escapar de tu lado

106


Un amor más grande para poder mirarte necesito quitarme los ojos cegados y pedirle al artista que me preste los suyos por que no sé nada de arte sólo sé que con ojos de artista se debe mirarte para poder hablarte necesito quitarme la voz ronca y pedirle al poeta su voz fina y discreta y toda su poesía por que no sé cómo expresarte lo hermosa que eres en cada instante sólo sé que con las poesías del poeta yo podría a ti este amor expresarte para poder tocarte necesito quitarme las manos de obrero y pedirle al pianista más sensible su talento y su tacto acompasado por que no sé como tocarte sin herirte ni rasparte tu tez tan suave sólo sé que el pianista podría sobre la desnudez de tu cuerpo acariciarte para poder besarte necesito quitarme el paladar anestesiado por los años y pedirle al catador de vinos su paladar sensible y entrenado para poder saborear el encanto de tus labios ese sabor exquisito al que no estoy acostumbrado sólo sé que con el paladar del catador de vinos yo podría besarte sin dejar de saborear lo dulce lo divino pero para poder amarte no necesito pedirle su corazón a nadie porque el amor es para todos otorgado y desde hace un tiempo atrás hasta este instante me piden prestado mi corazón de buen amante

107


porqué para poder amarte como es debido será que sólo yo lo he conseguido yo poseo un amor real un amor más grande cuando se trata de cómo se debe a ti amarte

108


Asisto a mis amigos asisto a mis amigos asisto y desisto asisto en la memoria desisto en el olvido por que a veces se me van y otras veces se quedan conmigo asisto a mis amigos no por que me quieran o me odien sino por que resisten lo que yo resisto por que persisten cuando yo persisto asisto a mis amigos cuando estรกn tristes o cuando estรกn contentos cuando estรกn cerca o cuando estรกn lejos asisto y me asisten me desisten y desisto

109


En la plaza la ultima vez que la miré estamos reunidos en la plaza nos contábamos alegres pero con nostalgia nuestros planes nuestras futuras esperanzas cuando llego la hora de despedirnos le pregunté si volveríamos nuevamente juntos a reírnos fue silenciosa su respuesta y entonces comprendí que se termina esta vida cuando aun seguimos vivos un corazón nunca se muere cuando uno cree que debería

110


La otra cara del amor me dueles en tu alma/ en mi alma/ que no es mía te despierto/ dócil en cada mirada/ te mueres/ irreal/ en agonía me dueles en tus manos/ en esa ausencia/ de caricias quisiera olvidarte/ olvidando/ pero mi memoria/ por ti/ desflorecía me dueles en tus sueños/ en mis anhelos/ ya perdidos yo iluminándote/ el silencio tú apagándome/ las ganas de ser mía me dueles en tu recuerdo/ en esa manera mía/ de impronunciable miedo tu venciste/ vencedora/ en mi derrota cuando me olvides/ amor/ tú ya serás otra

111


El corazón de la noche es blanco y puro y transparente el corazón de la noche es blanco algunos lo confunden con la luna y otros con un pétalo cerrado pero en realidad es el corazón de la noche donde se contemplan los enamorados y es tan largo su derroche que derrite la nieve y siempre esta nevando porque en el cielo nocturno no hay estrellas son copos de nieve que en el cielo se han congelado y es blanco y puro y transparente el corazón de la noche que brilla en nuestras manos y se da y se entrega en cada beso de los enamorados

112


La noche a está noche le sobran dos o tres estrellas/ te las regalo hoy también soñé que era un niño cometa que viaja por tu boca a la velocidad de los besos/ como relámpagos a está noche le sobra claridad oscura que penetre por tu corazón que en realidad es un pequeño planeta tu corazón para el cual yo soy como una simple y redonda luna y cada noche te estoy eternamente orbitando a está noche le sobra lujuria y debemos de adornarla con orgasmos reales e inolvidables quédate tranquila/ ya amanece en el cielo de tu cuerpo y con besos te voy enseñando las constelaciones y con caricias las deshacemos y la luna creciente se desdobla de placeres por tus senos casi apagados pero ardientes a está noche como cualquier otra llegaré hasta tu cama/ sin habitarte en el sueño y navegaremos a cuatro cielos bajo las sabanas y venceremos la gravedad/ la luz/ el espacio/ el tiempo y haremos el amor hasta incendiar la carne hasta iluminar de amor el cielo

113


Felicitaciones ¿a dónde has viajado para cumplir tus sueños? yo me he quedado toda la noche despierto pienso en ti mientras aun seguirás en tu vuelo o acaso llegando, es muy temprano, ya amanece sino puedes lograrlo, sabes, te estaré esperando pero no vienes y me siento triste pero alegre de saber que te va bien, de que estas cumpliendo con todas tus metas, con todos tus anhelos añorados contemplo desde mi alcoba, solitario y en silencio como pasa el tiempo, alguna vez te escribí alguna carta que nunca me anime a enviarte y que hoy le prendo fuego olvídame y triunfa, no regreses ya nunca, no regreses ya no tienes nada por que regresar, misericordiosamente ni queda nadie a quien pedirle temerosa y penosa la más simple y piadosa de todas las disculpas has triunfado, ya lo sé, y con eso has pagado si es que te quedaba alguna deuda reconozco que perdí y que ganaste y me alegra

114


Como ha pasado el tiempo como ha pasado el tiempo ahora ya es mañana en un ayer que nos engaña y en ese entonces era ella y ahora sigue siendo parte de mi alma creo encontrarla al descorrer por las mañanas las persianas pero luego recuerdo y la recuero y es ella quien me olvida creo saber su nombre aunque eso ya nada significa la madurez es no caer en la rutina y desmemoriar la dulce vida yo sé bien que no sé nada para saber de ella hace falta tener un mañana

115


Triste no hay nada más hermoso que verte triste o hacerte entristecer de un modo real pero doloroso para luego darte mi consuelo o llorarte en mis ojos con tus ojos ven y abrázame que de tristezas está hecho el mundo de penas y abandonos de soledades y de escombros también la muerte es necesaria y tú eres hermosa cuando me desangras en lágrimas inocultables a vanidades domesticadas toda indecencia queda reducida a tu sola presencia cuando llorar es necesario también los gusanos quedan desolados y al ser aplastados se abren en miles de pedazos al igual que tu corazón cuando queda nuevamente por mí corazón abandonado

116


Habitó hermosa soledad que me habita deshabitando lo que soy ahora pasan lentamente las horas que no son nada cuando nadie las necesita cómo quisiera habitarte el alma y habitarte calidamente el corazón pero lo único que te habitó es el hábito de no encontrarnos hermosa soledad que me desolás yo quiero estar junto a ella y ella desmemoria en mi memoria ¿porqué no puedo decirle a solas lo mucho que la amo al día de hoy? que amo sus manos y su fe que amo sus ojos y lo que ven que amo sus sonrisas y sus llantos que amo sus silencios y sus ausencias yo la amo pero la soledad no me abandona hermosa mi hermosa como quisiera ser yo esa persona por la que desvelas tus sueños por la que no te concentras y te descontrolas sin remedio pero te amo y no lo sabes y sólo la soledad me acompaña por los lugares más tristes y sombríos pero te amo y me dueles a cada instante esta pobre angustia de mirarte y no mirarte

117


ya mi coraz贸n me deshabita ya mi alma se busco un mejor habitante te amo como se aman las m谩s nobles causas sin consecuencias y sin causantes tan s贸lo te amo y no lo saben no lo sabe nadie pero amarte es mi consuelo aunque hacerlo no me consuela en nada y penetra en mi esta impenetrable esperanza que es la de amarte y saber que t煤 no me amas

118


Imagen inimaginada siempre me afeito los gusanos por la mañana anido en tu ausencia liendres en la cama aun no entiendo dónde se fue y por donde se me derrama y desde las profundidades de mi alma florece voraz está imagen inimaginada serás tú o será tan sólo mi desgracia hiere sombría tanta paz y tanta calma y de mi carne desgarrada por la nada profano mis recuerdos y ultrajo tus desacuerdos no soy nadie y sin quererlo sigo sin serlo sigo enternecido en tu recuerdo carcomido por un dolor placentero y ya por la tarde justo antes de que el crepúsculo llegue a esfumarse muerdo mi sangre y me derrite tu ausencia en cada instante forzado malestar entregándote mi esencia miserable moriré de pie degollándome brazo a brazo cada trozo de mi carne y de paso brindaré por tu victoria que fatídico en correspondencia es mi fracaso el que lentamente de tu lado me expulsa injuriando y nuevamente me devoraré uno a uno cada brazo

119


Auxilio ella pide a gritos que la amen pero se queda en silencio incomprendida rasga con las uñas del olvido esas noches donde sólo la abraza el inexpresable frío qué silenciosa debe de ser su mirada de llama apagada sus labios viven en otoño y en el suelo yacen secos sus besos extinguidos ella pide en gritos de auxilio el amor que la salve del vacío esa fuente de esperanza que todavía no ha conocido

120


Lamentos a dónde se marcha tu mirada cuando cierras los ojos algo triste algo desilusionada a dónde se marcha tu voz cuando ya no lo nombras todo es silencio todo es tormento a dónde queda tu tacto cuando ya no esta su cuerpo a tu lado quedas solitaria quedas olvidada a dónde se marcha el sonido cuando ya no lo escuchas acaso está dormido acaso está perdido y tu sonrisa toda innecesaria ya no tiene caso darle un beso ni a la sombra en el suelo ni a su cuerpo en el recuerdo y tu mirada toda solitaria ya no tiene caso mirarlo en la nada ni a la luz en la ventana ni a su silencio en el alma y tu tacto todo amargo que ya no tiene caso darle un abrazo ni a la noche en el cielo ni a su aroma esparcido en el viento y tu triste condición te rendiste a su amor ahora ya no te queda pretexto para darle un beso a la memoria enterrarlo en el desierto

121


donde han quedado antes los amores muertos y descompuestos en estado de lamentos

122


Llamarada cuándo por fin vengas hazlo pero sin ti qué ya no quiero más mirarte qué ya no quiero más sentirte cuándo por fin me hables hazlo pero sin voz qué no quiero ya escucharte no quiero darte nuevamente la razón cuándo por fin me olvides hazlo pero sin mí qué ya no quiero en tu mirada mirarme qué ya no puedo en tu piel sentirme ni abrazarte cuándo por fin tengas miedo de venir y vengas apaga la luz del silencio ex profeso en tu cuerpo y enciende la llamarada de la soledad y espera cuándo por fin quieras de mi todo y tengas nada obtendrás tan sólo la soledad vulnerable de mi alma y te sentirás un poco feliz pero sobre todo desilusionada

123


Humedecer de amor quiero jugar contigo como si fueras agua nadar en ti como si fueras río navegar serpentear por tu cuerpo virgen manantial transparente y fresco saludable, manso y puro dócil, abundante y sereno y si fueras mar siempre regresaría a ti como la ola siempre regresa sola al desconocido puerto quiero humedecer de amor tu sal hacer dulce tu silencio acariciar tus costas de coral beber del elixir universal en tus besos quiero flotar sobre de ti sobre tus aguas tibias para después partir pero sin rumbo fijo y naufragar y perderme para siempre a orillas de tu olvido quiero reventar en las costas de lo prohibido probar el sabor sudor a sal en mi sensual eros y humedecer de amor tus mares y tus ríos quiero evaporarme hasta tocar tu cielo y caer perpetuamente en ti como tormenta tropical desahogada bajo el azul de un lucero

124


quiero vivir/morir contigo como si fueras agua dulce pero salada asomarme en el reflejo delicado de tu alma para contemplar la tranquilidad del mundo entero, del mundo en calma

125


Pobres dudas dudo de mis pobres dudas y de tu silencioso misterio porque dudando me pasé en vela hasta la madrugada y amanecí siendo otro en este desconsuelo en la oscuridad de mi alma camino con luz de ciego y de vez en cuando tropiezo con algún zapato tirado en el suelo siento que unas manos transparentes y frías me abren el cuerpo me vacían las entrañas llenándome de nostalgias lo hueco y voy sobreviviendo solamente de mis tristes recuerdos me siento atraído pero intimidado con la duda infame de saber si tú me quieres tener a tu lado me atraviesas me vives me experimentas pero siempre dejas dudas a mis preguntas abiertas vivo instantáneo tan sólo disecado como un recuerdo por si mismo atrapado

126


como una fotografĂ­a conservada en un ĂĄlbum abandonado dudo de mis pobres dudas a pesar de que parecen ser tan dĂłciles e inofensivas e inseguras que no le hacen daĂąo a nadie pero son horrorosas mis dudas a mi me lastiman y son incontestables vienen por las noches a mutilarme pedazos irreparables de mi alma y se disfrazan de un mundo contradictorio y distante todas ellas tienen tu nombre aunque no saben como nombrarte

127


Deshabitado quién soy después de todo esto nadie puede nombrar lo que siento ojala que la compasión tuviera un peso propio pero la miseria, esa si que tiene un peso reservado y me deja tirado en el suelo, besando su recuerdo quien soy después de ti, habitante de mi pasado después de encontrar la perfecta armonía ese lugar que eran tus brazos esa paz que era lo que tu decías sin pensarlo no tengo motivos ni me sobran te recordaré como patria sin bandera repatriando los recuerdos que me hacían ser lo que por ti yo era no puedo asegurar como voy a lograrlo ni pretendo olvidarte, ni echarte de menos a lo más, voy a saber que hubo un tiempo donde no creía en la muerte donde todo lo que era, era lo que había simplemente y cuantas veces los mares de la suerte y cuantas veces cruzamos por los puentes de quien eras y de cómo me convencías la ligereza del viento y los huracanes en ti convergían, no pretendo halagarte pero es importante, decir lo que por ti sentía sin obsesiones pretenciosas y más allá de todas mis manías quien soy yo después de haberte amado tanto pretendiente del futuro, habitante del pasado mi presente se fue contigo dejándome ausente soy tan sólo la coraza de un cuerpo deshabitado e inconciente

128


Desmemoria nos empuja/ nos va llevando lentamente nos impulsa en pulsaciones microscópicas señales inimaginables/ señales ordinarias no llegan/ se van quedando sin avisarte no queda mucho tiempo/ nos vamos apagando con cada mensaje no encontrado en el aire también se nos va perdiendo la memoria mi alma desmemoria contigo a cada hora me voy olvidando si todavía te amo y me olvido de mi olvido naufragando en el pasado mi amor se trasmina por tus sueños va remando por tus manos abiertas tu sonríes/ y es tan hermosa tu mirada que la luz del día florece en tu cara por causa de tus lágrimas cristalizadas se erosionan tempestades en mi alma no es posible/ te estoy olvidando si tan sólo tuviera un lugar para el encuentro pero te voy desencontrando cada día mi alma evade la sensatez de mi cuerpo pide/ exige y me reclama ¡dónde está tu alma! dónde voy a guardar todo lo que por ti siento ahora las personas distantes me miraban aturdidas siempre con prisa/ resignadas/ aburridas la atadura de mi corazón me descoraza me va aprisionando tu lejana libertad tan liberada la ultima vez que te mire suspiré y fue en silencio

129


recorr铆 con la mirada como te alejaba de m铆 aquel sendero pero hace tiempo tan s贸lo te voy siguiendo en el recuerdo en la sed del pensamiento que se borra por causa del tiempo como se borran las nubes cuando el viento recorre en el cielo como se evaporan las gotas de roci贸 sobre las criptas del cementerio

130


Salgo a buscarte sangra el tiempo y sangra está herida en el dulce desangrar de mi vida salgo a buscarte y no tienes nombre todavía pero te conozco pues tu ausencia te hace mía eres tan inocente y eres demasiado tímida que de inmediato te descarto de entre todas las mujeres con las que me encaro cada día si una mujer me mira yo le devuelvo tu sonrisa si otra mujer se anima yo le doy las gracias y me marcho enseguida si una mujer me aborda yo le respondo con misericordia porqué eres tú quien me seduce y sin mesura a serle fiel solamente a toda tu inexistente hermosura y en este desangrar irreversible pasan los días luego los años sigo esperando y esperando y no me sirve tanta vida ni tanto desengaño sangra el tiempo y sangra está herida en el dulce desangrar de la vida ¿dónde estás amor/amor de mi vida? si verdaderamente existes allá afuera no quiero conocerte nunca incompleta siempre comparando a la real con la perfecta quiero presumirte en mis poemas más allá de mis ilusiones en ellos puedo nombrarte sin hacerlo

131


para que vengas aunque luego no vengas y me quede todo el tiempo platicando d贸cil con tu ausencia con tus silencios sin recuerdos con tu memoria sin memoria y si despu茅s de todo t煤 no existes/ perdona es que tan s贸lo escribo sobre la ausencia de tu abandono

132


Sin vergüenza quiero desmadejar la madeja de tu alma allá en tu cuerpo pues odio la facilidad de tus manos acariciándome los recuerdos estoy esperando para que vengas con todas tus ausencias para quedar inhabitado y así prolongar el dolor y las tristezas y aunque nunca nos hemos encontrado yo aun te sigo recordando ninguna mirada mía te ha visto pero igual te sigo esperando no sé la eufonía que acompasa tu voz dulcificando el espacio y ahora recuerdo que no debo recordarte sin recuerdos ni presagios sueño más allá del silencio del de tu piel friccionando con la mía y la necesidad de no buscarte es lo que tanto ahora me tranquiliza sabes bien que no te llevo a mi lado y que voy tan sólo con tu ausencia desencontrándome de todo y esperando tragicómico por tu presencia recorriéndote por ninguna parte y acariciándote sin vergüenza te olvidé perfectamente incluso antes de saber nada sobre tu existencia yo sigo sin conocer a una desconocida que nunca ha sido que no viene cuando viene y aparece cuando ya se ha desaparecido no se marcha cuando debiera y mi alma todavía espera y desespera y se queda todo el día conmigo –y me pregunto- que será de ella sin ella

133


Y sin embargo yo la he amado y no lo comprendería nadie por que mi silencio no delata y sin embargo a cada momento y todo el tiempo mi corazón sobreviviente me la reclama en cada instante yo la he amado por más de setenta veces siete por más de trescientos sesenta y cinco días por más de lo que me pueda restar de vida en esta vida pero la he amado y ha sido tan inmensa esta agonía este letargo, esta desesperanza tan esperanzadora que cuando la miro cualquier día la siento mía –sólo míapero se marcha sin mirarme y pasa de largo y a sus espaldas se lleva este amor tan amargo y sin embargo, yo la amo, yo la he amado con tanta alegría que está tristeza se me va y junto a ella también pasa de largo y amarla para mi en esta vida cotidiana ha sido transparentemente el único milagro la única esperanza que no desespera y esperarla es un suplicio que tanto me hace daño y sin embargo la espero la esperaría por toda mi vida por que para bien o para mal yo la amo aunque ella venga o no venga aunque ella me quiera o no me quiera a su lado

134


Sólo olvido necesito un lugar más oscuro que el silencio profano y puro para poderlo habitar ¡la nada es hermosa! y la carroza de la muerte me pervierte y me advierte que pronto me llevará soy como una piedra pero sin altar la soledad me besa me seduce la soledad me ama soy su cómplice y he llegado a mirarme más allá del alma y me soy un desconocido soy sombriamente impuro tan sólo el dueño de la nada y me quedo estático y pensativo ante ser sólo polvo sólo olvido

135


Ya nadie me esta esperando la recuerdo en cada esquina en cada instante en cada acto cualquier mujer me recuerda que no es ella y tambiĂŠn en esa miseria me recuerdan que yo sigo sin tenerla a mi lado miserablemente abandonado esperando esta espera de olvidar que ya nadie me esta esperando

136


Amiga amiga que estás lejos quiero encontrarme contigo tan sólo hoy eso quiero quiero dormirte en mi cuerpo adormecerte el recuerdo y dormir algo triste algo contento no quiero alegrías ni pesares no quiero diez años sin ti sin volver a vernos tan sólo quiero dormir y tenerte a mi lado sentirte viva para sentirme enamorado amiga ya sé que estás lejos y que la distancia es tan sólo un pretexto y no quiero saber de ti sino es contigo en mi cama sino es conmigo en la tuya perdona la tardanza de mi amor y perdona por haber abandonado´ alguna vez toda esperanza

137


quiero sentirte viva que tu respiraci贸n roce mi piel y la acaricie quiero sentir el ritmo de tu coraz贸n para acompasarlo quiero dormirte en mi costado para despertarme en ti cada d铆a y saber que eres t煤 y por fin te enteres que yo era la causa de todos tus placeres amiga si no vienes si no voy siento que la vida se me termina

138


Sola triste nostálgica la otra tarde te encontré sola y temerosa extraviada entre la gente entre la soledad de las personas que nada miran y caminan interminablemente te sientes sola confundidamente sola ausente transparente para el día a día miras tu sombra y no te pertenece te sientes sola indiferente como si tú fueras para ti otra persona que te aprisiona dolorosamente inmersa en tus pensamientos amarga desolada enferma de esperanza incompleta y despechada abres tu pecho y le regalas tu corazón a nadie para irte sola con la nada y yo creo que no has cambiado tanto pero sigo equivocado porque ya no eres la misma que había conocido en el pasado

139


ese rostro ahora es otro y yo creo que es mejor no acercarme para no terminar con el corazĂłn roto de una manera triste y desagradable exhausta, nostĂĄlgica vengativa de la vida decepcionada desilusionada que quieres que te diga si ya nadie te mira si ya nadie hace nada antes alegre dulce agradecida ahora todo es fuego dolor y maldiciones quemaduras y ardor ira, sangre y deseo y al mirarte desde lejos y en silencio pienso que el odio y el amor son dos pĂŠtalos arrancados de la misma flor pero no del mismo sentimiento

140


Del mundo para dominar mi tiempo/ para vencer siendo vencido/ para ausentarme de tu presencia/ para estar contigo sin estarlo/ yo no sabrĂ­a donde dormir/ donde recomenzar mi vida/ ahora tengo que olvidarte/ aunque eso luego se me olvida/ puedo estar en cualquier parte/ no tengo el tiempo ni su medida/ del mundo no tengo tu melancolĂ­a/ no puedo sin ti sin tu ignominia/ cuando te pierda otra vez algĂşn dĂ­a/ no volverĂŠ sino a ser nada en la vida/

141


Indiferencia a la vida no quiero este segundo tan lento y profundo no quiero libertad/sigo condenado a nada no quiero contenerte/liberarte con un suspiro de mi alma estoy mĂĄs triste que ayer y muero de maĂąanas soy como una luz brillante depositada en el hueco de tu alma ese caracol que se arrastra deshaciendo lentamente la madrugada soy un todo opulento donde ya no queda nada

142


Hermosa tu cadáver es hermoso hermosa tu cadáver es hermoso y cuando mueras me cubriré con tu piel y dejaré que los gusanos se coman la mía en un acto piadoso hermosa tu cadáver es hermoso y cuando mueras me comeré tus senos aun lácteos y firmes para saciar la sed del universo hermosa tu cadáver es hermoso y cuando mueras lameré tus entrañas devoraré todos tus órganos para que los cuervos se críen solos hermosa tu cadáver es hermoso y cuando mueras sudaré sobre mi esqueleto tu sangre aun tibia para darle vida a mi vida improfanable en tu cuerpo

143


La miseria y dónde están las personas que estarían a tu lado y de dónde podrás apoyarte cuando la miseria te haya abrazado ya no podrás mirar a través de las puertas del pasado y encontrarme todavía, tan lejos y tan cercano no encontrarme ahora, hace de tu victoria tu fracaso no podrás amarme otra vez y yo ya no estaré más a tu lado pobrecita mujer, eres linda y lo sé, pero ya no regresaré contigo prefiero la miseria del infierno a la miseria de tus brazos sin ceder

144


Te reclamas en mi te reclamas en mi no en tu alma ni en tu cuerpo sino en mi estás viviendo en mi pecho sin saberlo estás viviendo y te encuentras conmigo pero no en los pasillos del recuerdo sino en el olvido no me sabes ni me ignoras te he pensado en días que deforman mis deshoras basta, sino quieres conocerme sino te sirve un sentimiento que aun no sientes no me des más tus desesperanzas y aleja de mi tu adiós sin llegada te relamas en mi alma y me dueles y el no tenerte no me es nunca suficiente me sobra un corazón cobarde e indeficiente

145


la esperanza no me salva ni piadosa tu confianza no me sabes ni me ignoras te he pensado en eternidades matando en mi todas tus horas

146


Desconocida tu corazón es una tragedia tu corazón es una noche sin luna una enfermedad sin cura ni vacuna tu corazón es una paz iracunda eres rabia furia fuiste arrebatas y exiges en el espejo donde aun te vistes y te desvistes en el espejo donde aun te exhibes quiero robarme un beso tuyo aunque sepa que no existe te desconoces en las rejas de mi orgullo toda fatigada solitaria y triste y tu corazón es una gran pena después de haber amado tanto y tan en serio tu corazón brillaba como luna llena después de oscurecer el mundo después del fuego tu corazón es una tragedia que se apaga al final de la noche y eres virgen cada noche y eres mía cada día y entre tanto reproche sigues siendo otra y sigues siendo la misma te la pasas todo el día en el recuerdo colgada en el viento como nube o como alegría que después de tanto recordarte uno siempre olvida el porque de tus sonrisas

147


y al ser para ti de ti una total desconocida luces tan radiante y agresiva como cuando aun nada de la vida esperabas y todo lo que te llegaba nunca te lo merecías tu siempre estabas distraída en alguna otra parte por eso nunca confiabas tu corazón nadie ausente te ausentabas de la noche ausente te ausentabas de tu vida y fuimos casi todo y casi nada en ese breve afán de gloria donde nada importa y todo es un enigma un enorme epigrama tu corazón se parece a una luna que se parece y cabe dentro de otra luna tu corazón se disuelve en la noche y es la noche después de esa sobredosis antes de llegada la locura ya no te pareces ni a ti misma ni a ninguna tu corazón es una tragedia una paz iracunda

148


No dejes ver a nadie que la embriaguez no desnude tu cadáver no dejes ver a nadie lo que no ha mirado todavía nadie deshabitaran de tu piel las telarañas junglas desconocidas serán encontradas lamerán tu alma y vivirás amando encadenada y serás feliz sin saberlo tristemente desdichada atraerás al banquete de tu virginidad aun inviolada a todas esas manos que buscaran los placeres de la carne aun no probada y probarás por primera vez sin esperar nada de todo lo que tu sed necesitaba esperaste toda la vida sin conocer lo mundano amante amando amoríos amamantando dejaste ver lo no que no habías nunca enseñado te dejaste llevar por lo que estabas sin estarlo esperando y fue triste el desencanto tanto esperar que confundiste el placer celestial con lo mundano

149


Por amar algo en la vida amo tu facilidad de olvidarme de irte lejos y solo dejarme amo que no me ames ni por un momento me extraĂąes amo por que te fuiste amo por que te quedaste amo esa lejanĂ­a desde donde y ahora no sĂŠ donde olvidarte pero te amo y no es por manĂ­a te amo simplemente por amar algo en la vida

150


soluciones imparciales siempre su perfecta sonrisa ilumina mi cara desolada y vac铆a pero s贸lo es una ilusionista sigo solo y desolado tal vez morir en esta vida sin ella sea un logro malogrado y vivir la soluci贸n m谩s cobarde para no tenerla a mi lado

151


De estar contigo ahora de estar contigo ahora yo no estarĂ­a aquĂ­ tan solo pero tan sĂłlo me abrazo a la piel de tu recuerdo doloroso recuerdas que me miraste con mirada temblorosa ahora tiembla siempre tiembla tu mirada de cansancio y temerosa y tan cansados terminamos que terminamos por abandonarnos en ese abandono que no siempre fue tan corto ni tan largo

152


Delicia quĂŠ delicia mirar a una mujer en la oscuridad/ aunque en las penumbras nos mire sin ser observada/ aunque de vez en cuando su mirada sea sol eclipsado o luna apagada/

153


Ruborízate oscurécete la mirada más no el alma réinate en vivos que no miran ni ven nada hermoséate con cien fuegos en los labios ardienternizame con la fuerza de tu sonrisa se peligrosa sin dejar de ser hermosa estremécete deliciosa las manos divinízate un poco la piel temblorosa ábrete camino ante la vida llénate de ella nuevamente renace virgen de la espuma marina deja de ser bella sin dejar de ser linda sedúcete con esa dulzura tibia y nunca dejes que nadie te contradiga empápate de vida y luego ya tranquila desnúdate despacio sin calma y sin prisa ruborízate si has de ser hermosa sonrósate, llénate de pudor has que tu cuerpo derrame rosas hermoséate la cara enardecida suave y entregada al dulzón color de tus mejillas ruborízate tierna y delicada ya nada podrá apagar la lumbre de tu mirada sensual y entregada curioséame un poco tu lindura eres bella sin llegar a ser embustera generoseas franca tu dulce ternura sin llegar a precipitarte nunca y en la penumbra te alumbra una mirada lenta y afilada y posees esa sonrisa insaciada euforízate porque eres linda hermosa y sensual en demasía desde tu alma hasta la mía

154


Encuentro eres hermosa como mirarte es bello tu mirada dice mucho en tan poco ese breve momento eterno que es tu cuerpo por que te miro y eres mĂĄs linda que todo lo que pienso haber creĂ­do que era lindo antes de este encuentro

155


El alma se te ve el alma por la cara y por los ojos se te escapa eres linda como el mirar de tu mirada tienes tibia la cara y eso te da una calidez inapagada pero no tengas miedo ni prisa porque se queda tu alma en la mĂ­a habitando nuevamente la vida por que tu alma y la mĂ­a son dos y son la misma

156


Seductora tienes esa extraĂąa cualidad de simpatĂ­a que no cualquiera tiene ni exterioriza eres linda sin dejar de ser seductora posees esas dos cualidades al mismo tiempo dulce pero dura en eso radica tu hermosura

157


Duerme tranquila he discutido el sueño con la noche el árbol con las hojas la existencia con tu vida y con la mía he logrado herir batir el agua de las noches sin desierto he preguntado a las estrellas sobre la existencia de todas ellas y sólo el eco de la pregunta hizo un ruido tibio en mi corazón he levantado murallas sin cimientos sin conocimientos para que penetres con claridad todo lo que soy he derrumbado las barreras del silencio he conversado con la muerte asesina sobre a donde tu cuerpo y el mío hacia el final de los días pero no te inquietes vida mía duerme tranquila no importa pensar sobre la nada cuando seamos parte del vacío mañana besaremos lo que somos y sólo el polvo del olvido borrará de la existencia tu cuerpo sobre el mío

158


Y es como si no estuviera a tu lado te comparto mi soledad mis silencios y mi ausencia te doy todo lo que no soy cuando no estoy conmigo ven y toma todo lo que no tendré lo que me falta y lo que me sobra lo que desconozco lo que todavía no he aprendido yo no sé si buscas en mi lo que no hay jamás podré ofrecerte lo que no seré nunca soy misterioso soñador solitario como un cuervo devorando el cadáver de un gato algunas veces me siento a tu lado y me estoy alegre pero triste por que sé que la soledad existe y en días nublados como hoy ni yo mismo me necesito no me mires alegremente ni sonrías con dulce timidez no vez que yo no soy nadie que estoy a dos centímetros de ti y es como si no estuviera a tu lado te importa si me marcho en silencio no te molestare de todos modos ya vez lo fácil que es morir de nada cuando nos duele todo en ese frió hueco donde depositamos nuestras almas

159


Herido estoy herido de amor herido de una cicatriz a otra herido desde una sonrisa triste hasta una caricia rota herido de besos que no llegan y de besos que se han perdido herido como mirarte en manos de otro en labios de otro algún otro desconocido herido desde mi falta de fe por dios hasta poner en duda mi ateismo herido como soñar contigo sólo después de comprender que tú ya te has ido herido como entregarte todo lo que soy lo que he sido y darme cuenta de que tú nunca me has querido herido por creer libremente en el azar sin librarme siquiera de la esencia cruel de mi destino

160


Ahora que estas desnuda ahora que estas desnuda debería de quererte mirar tocar sentir quizás ese cuerpo tibio como la noche y eres la noche cuando duermes tranquila y desnuda completamente desnuda abrazando la paz de mis sueños besando la serenidad de mi locura y eres de entre todas las mujeres el único ser que me abraza que me besa y que me entiende tan segura como si fueras otra engañandote conmigo abrazada a mi cintura a la paz de la noche y completamente desnuda no me quedan más dudas debería de quererte aun más por sentir brevemente a tu lado este hermoso sentimiento que no es eterno pero tampoco es fugaz

161


Mis manos mis manos tienen cicatrices de mujer heridas de mujer sanaciones de mujer mis manos atan y desatan de libertad toda caricia y son reposo para el alma suavidad para la vida y gozo bondadoso para el dĂ­a a dĂ­a

162


La inmensidad de tu mirada que linda la mirada que delineas en tus ojos tan resplandecientemente oscuros y bellos tu mirada es curiosa y cautivante te da una primicia y tranquiliza a quien te mira de una manera sensible pero extravagante lĂşcete con esa mirada tibia que empapa el alma insinuante a tu antojo es una mirada aterciopelada que sonrĂ­e como sonrĂ­en tus labios dulcemente tu mirada dice tanto sin decir nada curioseando el paisaje suave de la vida no es casualidad ni tampoco es mentira tu miras como se dice hola no das pausas ni mucho menos despedidas en esa mirada inhospedable habitas tan lento la vida que mirarte poco es contemplar el universo como un aleph tu mirada es un centro que infinitea el alma de quien se queda en tu ojo preso

163


Recostada recostada no eres más hermosa pero eres más sensual esa ternura y esa soltura se mezclan en tu cara a la par así mismo pareces cautelosa y precipitada atenta y curiosa con la expresión más relajada insinuantemente inquietante de deseo enérgico y voraz me cautivas cautivante con tus miradas de terciopelo y con mis dedos o la punta de mis dedos quisiera recorrer esa cordillera que también se tatúa en el alma restregándote con suavidad las delicias de un espontáneo beso y tus silencios acuchillan a la noche y me llenan de deseos recostada no eres más hermosa pero eres más sensual

164


Roséate la pasividad infranqueable que se apodera de tu calma de esa hermosa manera de ser hermosa hasta en el alma fabulisas el corazón pasivamente dócil y entregado transmites esa serenidad inserenable que tranquiliza tu pequeña sonrisa es un puerto para los sentimientos roséate rosas con el terciopelo de tu tersa piel sedosa desencadenas suavemente una exuberante ternura de paz

165


Palacio ya sé que eres hermosa y que además lo sabes pero lo que no sabes es la intensidad incalculable con la que desbordas la sensualidad más sensible y fulminante eres bella como admirarte es puro e inolvidable lúcete linda y ardiente desde el pie hasta la cintura mi mano o la mirada de mi mano descenderá te desnudará el deseo y hará estallar rosas de tu cuerpo entregado como un palacio tu cuerpo de par en par se abrirá poco a poco y tan despacio que penetrar en ti será como penetrar en la eternidad

166


Ninguna mujer ninguna mujer es tan bella como aquella que nos inquieta el alma sólo ella puede suavizar un día duro enternecer una noche dolorosa todas las mujeres son bellas y a su manera logran ser más que eso pero ninguna mujer será tan bella como aquella que nos desborde el cuerpo empapándonos el alma de adorables sentimientos

167


Sobre tu cuerpo tienes el cuerpo donde lo tienes pero no te sobra nada ni te escasean los placeres no a cualquiera se lo entregas y no cualquiera te estremece dulcemente delineas con tu silueta el ambiente ya tu cuerpo es gloria y viveza y del amor recipiente tu cuerpo es el altar de toda tu belleza que incluso tu sombra se cubre de aires de grandeza y no me quedan ansias más las ansias de poder describirlo hermoseas desde el pie subiendo lentamente por los tobillos tus muslos se expanden y se delinean de manera perfecta desbordándose en tu cadera ondulante y firme y ligera luego se contrae en tu cintura tanta locura sensual y pura exorbitante es tu vientre que descubres y me cubre de placeres agradablemente dulces pero obscenos y ya en la curva de tus senos resguardas dos secretos deliciosos y delicados y frescos y blandos y firmes y tiernos tu cuerpo insinúa lujuria insaciable de placer insinuante en tus manos van mis manos en tus labios mis labios porque tu cuerpo se entrega dócil sin precipitarse es intenso y péndula y me recibe activo en cada encuentro sonríe sonrosada porque la ropa que te cubre te desnuda a la luz de la luna en mis palabras porque desnuda te sé de memoria hasta en el alma y desnuda sobre tu cuerpo no me quedan dudas eres bella y sensual y exuberante y apasionada y profunda

168


Labios deseados fabulisas la mirada de quien tanto te mira por que además de linda eres fulminante tan elegante galantaneas con tus talantes y hermoseas con esos suaves labios almibarados un tanto dulzones y un tanto deseados nada más hermoso que unos labios carnosos perfectamente redondeados y cuando son acompañados por una mirada suave penetran en el alma de una manera dócil pero incitante y es tan linda la forma de tu boca y la forma de tus labios y la calida sonrisa que dibujas y que te hace linda de la cara al alma mía ayer tus labios eran pretextos para besarlos

169


Falsas dudas si te piensas que no eres bella y te pones triste y nostálgica frente al espejo donde a raudales derramas tu vergüenza entonces dime dolorosa –quien ha de culpartepor enternecer el alma de quien siempre te contempla silenciosamente si te sientes extraña y sola entonces porque tranquilizas mi cordura porqué tu presencia me llena de dicha y de una suave dulzura la vida se vive sin remordimientos sin desesperanzas sin falsas invenciones y sin extrañas imposturas que lo único que logran es trastornarte el pensamiento dices que prácticas deportes y en ellos te escondes dices que no eres bella pero hermoseas generosamente tú tan linda que confundes la ternura con el deseo la belleza interna con la fealdad del mundo entero y si en ti ahora yo me fijo y en tu hermosura creo es porque en ti yo he visto y sigo viendo que la belleza que te cubre es simple y natural te brota de una manera espontánea del alma y eso apaga todo rastro de belleza dogmático y artificial y que no te fijes en lo sofisticada y elegante que eres te hace más bella y tanta humildad verdaderamente te engrándese tus formas juveniles son tan delicadas como puras y posees rasgos hermosos de modestia sensual y madura aunque tú no lo creas y te invadan nuevamente esas falsas dudas eres bella frente al espejo de la hermosura

170


Purificas la mirada hermosa que lindeas dulcemente la mirada quiero verte siempre sensible y deseosa de seguir siendo hermosa y tan luciente que tu verde mezcla en rosa mientras en tu cara maravillas el alma de una manera dulce pero esplendorosa generosamente curioséame tus labios y eres dulce y eres bella de la mirada hasta la manera en que purificas la mirada de quien te mira sin temerlo y se enamora a la primera de esa hermosa mirada lejana que viaja más allá del silencio que ternuriza tu cara sonrosada por que hay que encontrarla por detrás de tus sueños

171


Tus piernas posees unas bellas y torneadas piernas bronceadas y tersas y suaves y tiernas que por los pies se te sube poco a poco la hermosura sin dejar caer al piso tanta ternura que se mezcla en tu cadera con gran fuerza va subiendo por tus manos el deseo de toda esa carne pura de madura juventud y al llegar a tu cara se desborda tanta euforia esa seriedad innata que hermosea por tu boca loca en esa mueca de carĂĄcter rigurosa extraĂąamente dĂłcil y sofisticadamente hermosa

172


Tu reino si crees vivir más allá de donde viven por ti todos mis amores entonces no vives tan lejos basta con cerrar los ojos para admirar el país de la belleza reflejada en el espejo del deseo ese lugar en donde sólo tu hermosura reina a pesar de la distancia y a pesar del tiempo vives en donde viven por ti todos mis pensamientos y sentimientos libérame entonces de la prisión del cuerpo para habitarte infinitamente en el alma en un viaje sin salida y sin regreso

173


Como en sueños ¿Quién te ha enseñado a ser hermosa? quizás el azar o la esencia de las rosas o la experiencia que hay en el pétalo de tu mirada o simplemente has nacido sensuabilizada has nacido para ser tranquilamente hermosa ¡Quién te mirará las manos en silencio! tal vez seas linda porque no has querido serlo tu naturaleza consiste en maravillar la mirada de quien te admira tan real como en sueños que ando que me enamoro que no me enamoro y al amor lo mando a buscar entre las rosas quién te ha enseñado a ser hermosa, dónde, cómo y cuándo

174


Tu cuerpo tu cuerpo no tiene miedo ni se deja frotabilizar posees una pose tan aprisionante que libera por inercia toda tu sensuabilidad maravíllate porque eres maravilla exuberante un poco pero tan llena de vida ya tu mano descansa donde descansa la mía y en tu cara lindeas esa suave sonrisa y esa mirada tuya que solea el alma y esos muslos que frescurizan tu descanso y ese aroma que te cubre y te descubre el encanto tu cuerpo te hermosea a pesar de que no sea ni el más torneado ni el más esbelto ni el más deseado ni el más sensual ni el más discreto

175


No enamores el silencio sensuabilizate toda no dejes que la soledad te bese no enamores el silencio desnúdalo y luego mírale como te mira erotízate la tersura suave y erogenizada sensibilízate la piel joven y delicada sonrósate de placer sobre las sabanas eres seduceosa de los senos hasta mi boca no dejes dormir el deseo y aléjate del silencio embelesa el miedo con tus besos insaciables toda recostada erotizas por tus formas juveniles y seductoras y sensuales

176


Lo mundano cuándo cambiaste tanto cuándo dejaste de ser linda para ser más hermosa todavía cuándo ese simple resplandor cegó la luz de la victoria es imposible conocerte ahora desmundizas lo mundano

177


Linda recompensa triunfalízate por ser bella por tener esa cualidad decisiva reclámate hermosa y agresiva por esa bravura de tu cintura tanta usura realmente a la espera de sentirte fuerte pero dócil y viceversa con cuanta pasividad temeraria me desbordas por tu cuerpo eres delicada vorágine sin proponértelo

178


Tu mirada tu mirada o la mitad de tu mirada deja ver que no eres buena pero tampoco mala tan sólo eres la simple hendidura aterciopelada como mirar a través de una cerradura en tu alma aquel liviano candado donde guardas tus noches más resplandecientes y bellas y oscuras entonces oscurizate la vista porque miras como sin vida como si nada esa mirada intima que intimida pero que exterioriza toda tu hirviente maravilla de ser seductora y delicada simplemente libre pero encerrada ahora ya lo sé no me quedan dudas ni todas las miradas profundas ni las más superficiales ni las que nadie mira ni las que no toman en cuenta ninguna de ellas puede ser mirada ante tu mirada

179


Frente al espejo deja de seducirte ante los espejos y frente a las cámaras refléjate ante mis ojos que son el reflejo de toda tu belleza inacabada ya sé que eres hermosa en tu soledad incitante en tu seriedad y hasta tu desconcertante manera de sensualizarte frente al espejo es excitantemente fatal provocas con tus labios livianos placeres tan intensos como sofisticados también es rosa y esplendorosa la mirada que llevas por dentro insinúas ardor y placer con tus juegos traviesos invisibles y seguros seguros y serenos deja de seducirte ante los espejos y frente a las cámaras refléjate ante mis ojos que son el reflejo de toda tu belleza inacabada

180


Rómpeme la soledad estás tranquila y hermosa hermosa y tranquila que la más leve sonrisa que esboza tu cara me alegra la vida me arranca del pecho la muerte y me extasía rómpeme y libérame la soledad tiernamente porque no hay tranquilidad más hermosa que aquella que irradia una mirada luciente acompasada de una sonrisa leve que conmueve el alma y arde con toda calma en un corazón que se estremece a la luz de una lágrima enamorada y entonces se enciende una mirada que pasada la madrugada se confunde simplemente con la paz que habita en tu mansa lontananza donde dulcemente deposito en ti toda mi fe y mi amor y mi esperanza

181


Una promesa una promesa llevada hasta tu mesa te impide la mirada levantar esperas toda la noche sobre ella aunque nunca nadie nunca llega ya ¿acaso no te cansas de esperar? y es la vida entera la que te seduce aunque luego se te olvida todo ya ningún sueño ya se materializa ninguna fantasía es real y te esperaré la noche entera sin calma pero sin prisa cuando te canses de esperar por esa mansa soledad que nada te aconseja llevas años aferrada a una promesa sin saber dormir sin querer despertar ese sentimiento de paz llamado libertad

182


Siete noches por semana que tan traviesa puede ser una mirada que tan discreta puede ser una llamada que tan deprisa puede seducirme tu presencia cautivante serĂĄs la vida entera amante perfecta para el otoĂąo y la primavera de belleza comĂşn de una mirada como cualquiera pero de una llamarada tan sabrosa y fulminante que no sabrĂŠ donde empezar a acariciarte siete noches por semana setenta veces si pretendo olvidarte

183


Las miradas que no miran nada me gustan las miradas que no miran nada pero se clavan para siempre en el alma y me gustan las palabras que lo intentan todo pero nunca demuestran nada por eso al besarte trato de expresarte todo aquello que nunca cabe en ninguna palabra

184


Sonrosas Âżsonrosas la mirada o sonrojas en el alma? ÂĄcuanta calma hay en la palma de tus manos abiertas y entregadas!

185


Una mirada ofrecida desde el alma qu茅 hermosa la sonrisa cuando es ofrecida tan llena de vida tan d贸cil tan exquisita y es recompensa mansa cuando es acompasada con una mirada ofrecida desde el alma tan llena de calma tan sensual tan delicada

186


fulmínate el alma energiza tu cuerpo llénalo de ansias de sabores nuevos de sudores frescos de bondades tibias fulmínate el alma que la paz sea tu cuerpo estremécete con calma goza en libre armonía livianizate flexibilízate hasta alcanzar el placer más ardiente y perfecto

187


La más modesta de las sonrisas que sonrisa tan exquisita tan jovial tan frágil tan llena de vida la que se te desliza por tus hombros hasta por debajo de tu manos tibias y tu cuerpo así mismo se suaviza y todo el cielo a tus pies se abre por que en tu cara linda esbozaste dócil la más modesta de las sonrisas

188


Mujer natural y espontánea mujer tranquila natural y solitaria ven y tranquilízame toda la memoria inopinada de saber que no habrá otra repentina o espontánea con esa serena ternura con esa precisa hermosura simplificadamente perfecta discretamente especial y selecta inocente para el amor modesta para la belleza de real expectativa y silenciosa confidencia mujer real y verdadera tan dócil tan linda tan maravillosa hermoséame el alma con la pasividad de todas tus miradas sinceras y delicadas delicadas y serenas no ves que todas ellas me asedian hay demasiadas mujeres pero pocas son las verdaderas mujer natural y espontánea eres demasiado serena para ser tan linda demasiado tranquila para ser tan bella y demasiado descuidada para ser real y verdadera

189


La caricia de mi mano ojala mi mano o la caricia de mi mano fuera la que te arqueara la que te ondulara con soltura la que te plegara voluptuosa o sensible la que te doblara y desdoblara ojala la caricia de mi mano fuera la que estremeciera tu piel la que enardeciera tu pureza la que cosechara toda tu mansa recompensa la que quebrantara tu sensible hermosura y la que te estremeciera mojada y remojada hasta dejarte insaciada pero satisfecha

190


Desnuda sobre mi piel acaricié apasionadamente tu cuerpo para sentirte completamente desnuda y joven y pura y obscena y madura mis manos bajaron lentamente bordeando la suavidad de tu cintura y hambrientos mis dedos te elevaron sensitivamente hacia las alturas acaricié tus muslos con afecto y sentí como un ardor profundo te sacudía tibiamente y te excitaba todo el tiempo y recuerdo que tu cuerpo todavía erecto de un placer intenso en el mió péndulaba y de deseo vibrante un grito delirante te estremecía sensual y te extasiaba acaricié tus senos con el suave de mi lengua y juntos reventábamos en interminables excesos más allá de tus caricias y las mías de tus ansias infinitas y alucinantes besos nuestros cuerpos libremente se entregaron atravesados por un placer presuroso pero intenso acaricié tu desnudez de exuberante encanto divina tentación sobre tu cuerpo desdoblado la perfección salvaje del deseo sometido e insaciable y agonizamos en la carne el amor de lo mundano en una noche impetuosa sin tregua y sin descanso y ensuciamos de exquisito gozo pudoroso lo prohibido lo sagrado lo banal y lo glorioso

191


Ven y acalla en mi cuerpo tu mirada sin nada me aferro a tu olvido por que querer ser alguien no he querido ya nadie ni nadie te lo dice pero me apagas en incendios incontenibles ven y acalla en mi cuerpo tu mirada lo eres todo en mi alma sin ser nada ya nadie ni nadie te lo dice pero no soporto este vaci贸 insoportable ven y reza en el templo de los limpios donde los temblorosos lloraban de miedo ya nadie ni nadie te lo dice pero me venciste en el amor por invencible

192


Aunque sólo seas carne aunque ahora me das la espalda me faltas ya carne más que tu mirada me faltas ya carne más que tu distancia me faltas ya carne más que tu silencio no siempre te hecho de menos pero me dueles por las madrugadas no necesariamente te recuerdo en el alma son mis manos ellas son las que te reclaman todo el tiempo aunque sólo seas carne me faltas y me faltas ya me falta tu cintura ya me sobra mi locura y me falta y me falta tu carne tierna suave firme y dura no quiero un mundo vació gastarlo y desgastarlo no me sirve ni deseo de paz herir mi cuerpo nada en mi recuerdo es mundo ni es consuelo no quiero decirte que te amo ni siquiera que te extraño

193


quiero tenerte y retenerte aquí a mi lado aunque sólo seas carne y me descarnes las manos y me sometas al suelo y me destroces a pedazos y me eleves por los cielos aunque sólo seas eso te extraño y te quiero te quiero y te amo aunque sólo seas carne de boca de labios y besos de manos de suaves reflejos de un vientre rojo de fuego de cabellera roja de infierno te extraño y te quiero te quiero y te amo aunque sólo seas carne y más que carne mujer y amante perfecta y distante a veces te extraña un corazón inconsolable te extraña y te quiere te quiere y te ama

194


Debo decir que te amo debo decir que te amo y en silencio no por que sea un esclavo de la creencia sino por mi improfanable amor que en ti profeso que ya no se mide ni con lenguaje ni con indiferencia ni con somnolienta fantasĂ­a ni con ideales apetitos terrenales ni con dolor coraje ni codicia debo saber en tus palabras lo sencillo decir en tu lengua indomable lo domado ese nuevo lenguaje cauteloso que reclama no ya para decir amor con las mismas palabras sutiles ambiguas y tan desgastadas sino para decir esto somos nosotros no con mutismo incomunicable y averiado sino decir que somos dos los amorosos inseparables debo decir que te amo y en silencio no por costumbre ni por inhumano sino para saber a ciencia cierta si conoces el lenguaje reservado invisible a los ojos a la experiencia insaciable en dos almas que despiertan una a una el mismo amor franqueado debo decir que te amo y en silencio no ya para saber si tu me amas sino para darme cuenta que este amor es inmenso e ilimitado desembocado en intervalos de la misma frecuencia amor que nace cauteloso desbordando tempestades y proezas debo decir que te amo y en silencio y en silencio escucharlo y darme cuenta pesaroso y triste y amoroso y sensible un amor que nos penetra no ya en la carne ni en el alma

195


sino en la parte mĂĄs exacta de la vida humana en nuestros corazones que habitan en la misma morada acompasando sentimientos nobles y tristezas sueĂąos ilusiones desengaĂąos y esperanzas

196


Mi amor es sincero mi amor es sincero y es triste mi amor por ti aquel que nunca recibiste ahora donde estas sensuabilizandote con la vida mientras yo me pierdo noche y día te recuerdo y te lloro a mares en miradas frías de lágrimas vacías sufro por ti en invenciones a emociones que nunca fueron ciertas que nunca fueron tuyas ni mías y aparecerte en mis fantasías es una de mis más tristes manías en tus suspiros se me sigue escapando un pedacito de mi alma que no es mía reirás a solas y gozarás

197


y tendrás buena dicha y no te lo reprocho jamás te lo reprocharía no puedo enojarme contigo ni siquiera en el recuerdo ni siquiera ahora mismo mi amor es sincero y es tuyo ven cualquier día de estos aquí te lo estoy aguardando para cuando quieras reclamarlo quizás hasta recogerlo y de la noche resguardarlo

198


El verdadero amor de tu vida tu mirada esta triste y cansada y confusa tu mirada que fue firme natural y segura tu mirada que siempre cambiaba de clara a oscura recuerdas que tu mirada iluminaba mi camino a cada momento en cada instante y ahora no duermo no duermes nos duelen los lamentos de momentos imborrables no importa si tenemos los ojos cerrados o los ojos abiertos tu mirada hoy duele como duelen los más simples pretextos y en mi boca se extingue el sabor de tus besos y eran amargos y dulces y suaves y perfectos y eran tus besos de sabor verdadero ahora tus besos me saben a melancólico recuerdo lo que yo he visto de ti en ti no podrá ser demostrado por nadie podrán mirarte y acariciarte y besarte y otra vez mirarte y acariciarte y besarte y hacerte el amor y deshacerte en pedazos podrán entregarse a ti con el alma en las manos con el cuerpo cansado pero no podrán amarte como yo lo hacia y estarás sola, vacía y esperando por cada segundo que vayas pasando sin estar ya más a mi lado tu mirada esta triste y cansada y confusa tu mirada que fue firme natural y segura tu mirada que siempre cambiaba de clara a oscura

199


La tranquilidad de tus manos acompañado por la tranquilidad de tus manos por el dulce sonar de tu voz que me nombra mi corazón permanece alegre tan lleno de ti y el mundo me parece intransigente a tu lado ni personas, ni sombras, ni ciudades, ni caminos que hermoso es poder reflejarme en el espejo sabiendo que tú cara es mi propio reflejo el crepúsculo torna de matices ocres el cielo y las estrellas una a una se despiertan en silencio son como las luces y los reflejos de nuestra compañía nuestras manos brillan y cantan y callan y lentamente nos arropamos con caricias nuestras vidas

200


No estés triste todavía no estés triste todavía la distancia es engañosa una nube surca el cielo y aquel río se mezcla con el mar muy cerca de aquel embarcadero tú estás casi tan lejos que si das la vuelta podrías encontrarme sin hacerlo no es preciso asegurar que en mitad de este viaje aun tu aroma guié mi andar yo te miro a través de un espejo donde no se reflejan cuerpos sino sentimientos verdaderos es un estanque donde guardo mis recuerdos pensar en ti es soñar despierto y si despierto de ese sueño me daría cuenta que esta rosa es venenosa no he querido cerrar la puerta de la melancolía a donde ebrio de amor aun te lloro cada día un gato teje con sus garras un tejado para cruzar con su amada yo te hecho de menos y me invento que hay un puente al final de cada cuadra por donde cruzar y poder volver a verte

201


es la soledad que me dejaste mi única compañía para no quejarme tan amargamente de la vida pero pese al frió de la noche y la vaciedad que trae cada día no estés triste todavía

202


El grito en todas tus miradas hacia todo lo que miras hay una parte que es tuya y otra parte que es mía mi vida es sencilla mi vida ahora tuya cuando me miras toda triste y toda alegre en una extraña dicotomía algunas veces me siento transparente y otras luego soy un extraño que habita solo en esta casa sin recuerdos sin fe sin esperanzas y grito en medio de la cama ¡ya nadie me hace falta! otras veces tú eres la extraña una extraña conocida que entra en la casa y no sé por qué se queda todo el día a habitarla con recuerdos

203


con fe con esperanzas y grito en medio de la cama a media noche desesperado sin voz ninguna con las luces apagadas y es como si tĂş no existieras como si yo no estuviera a tu lado

204


Moriré por cada día del año moriré en primavera con el primer amor entregado y en verano con la primera puesta del sol y moriré en otoño con la primer hoja desprendida del árbol y en invierno con la primer nevada dentro de mi corazón moriré en México de hambre o de borracho y moriré en martes un miércoles estando solo y moriré mañana tres meses después de esta semana y moriré de noche encontrando mi cadáver un lunes por la madrugada moriré en Mariana de desamor en desencanto y en Raquel hermosa amor sin saberla comprender y moriré en Adela por haberla amado tanto y en Cecilia pensando que era otra mujer

205


moriré en Benedetti inmóvil al borde del camino y moriré en Gelman haciendo las horas de mi cuerpo una eternidad y moriré en Sabines esperándolo todo el día hasta que no llega y moriré en Girondo aunque me haga ver de vez en cuando las estrellas

206


Morir sólo eso no sé como morir antes de tiempo aunque todos morimos claro justo a tiempo morir es tan efímero pero estar muerto es duradero quiero morir antes de mi antes de ti antes del desencuentro quiero morir una o dos veces por semana para no tener que preocuparme de la vida tan sutil y cotidiana quiero morir de hambre y morir de gula no quiero quedarme con ninguna duda morir sólo eso quiero cuando no quiero nada cuando dormir y estar despierto son parte de la misma desesperanza mientras viva seré como un muerto mientras muerto seré como un vivo que camina me muero en mi agonía muero cuando muero aunque el cuerpo este vivo es sólo carne es sólo esqueleto es sólo recuerdo

207


mátame si sufro ¿como sufriría entonces? rescátame si muero antes de ti antes de nuestro ya tan esperado e inesperado encuentro

208


Que nostalgia otra noche más de frió insomnio no me importa ver la hora sé que es tarde, ya amanece que nostalgia que delirio que carajos que no llega el sueño todavía y a estas horas de la madrugada ni yo mismo me reconozco y en esta soledad incandescente me siento como si fuera otro y me importa un carajo, una mierda a estas horas la vida misma y su limosna y entre pensamientos pasajeros y suicidas pienso obstinadamente en ti y lo que fuimos rememoro la soledad que nos ofrecimos y te quiero de verdad aunque sea de mentira me da lo mismo sentirme vivo que sentirme muerto si ya estoy muerto en tu recuerdo expirado y metafórico y camino solo, huyendo como un tonto por mi cuarto de un lado a otro como animal en cautiverio mirando a su opresor y calculando sólo eso, así me siento poco importa poco amor o poco sueño cada noche es lo mismo me invade un insomnio asesino y pasajero he dejado de dormir, he dejado de intentarlo cada noche arrastro las sabanas de mi desvelo y esta cama es mía pero puede ser de otro y este corazón camina a pesar de estar roto me he perdido cada noche siendo otro mi soledad es mía pero no la reconozco me siento usurpado y utilizado por otras manos

209


será que otro esta habitando donde habito y se mete siniestramente en mi cuerpo y me despoja de mi carne y no me deja ser yo mismo que nostalgia que fastidio me siento expulsado de mi mismo como aquella noche cuando Adán y Eva fornicaron por ultima vez en el paraíso que carajos la gotera del vecino las ventanas son ojeras cuando me asomo a ver el propio abismo y compruebo como todo cambia cuando uno se siente solitario y vació quisiera bajar hasta la calle y habitar en una ciudad deshabitable aullar con cada perro que me ladre y escapar como un gato por los tejados y en las sombras refugiarme para siempre que nostalgia que carajos

210


Bravura te entrego el esperpento de lo que era la vida antes de este encuentro ¡recuerdas cómo era todo antes! yo nací ahora mismo en tu mirada y perdí todos mis recuerdos al momento y esto que tengo y siento en el pecho debe de ser mi corazón que se despierta después de haber estado dormido tanto tiempo ¡es así cómo se siente de amor un latido! nunca antes había sentido un sentimiento tan calido tan confortable y tan vivo y este cuerpo tan desgastado volvió a ser joven y lozano y esta boca tan reseca es ahora manantial de aguas dulces y frescas y estas manos destrozadas son de nuevo suaves y perfectas y este yo que soy ahora no se parece al yo que era antes ¡volví a ser hermoso en tu hermosura! en ese eterno breve instante que tan poco dura y de mi cobardía salto al ruedo toda mi bravura y conocí el lenguaje por primera vez cuando te dije: me gustas y tú respondiste: me gustas tú también

211


El solitario yo soy el solitario el triste el menguante yo tengo en mi amor toda tu desdicha y tu desolación relampagueante no importa que yo caiga constantemente y con cierta calma y quede siempre mal parado si tú a mi lado estás contenta a pesar de esta tormenta atormentándonos ¡déjame ser humilde como escarcha como el deshielo triste de nuestras almas! quiero sufrir/vivir/amar a tu lado sentirme eterno y sentirme abandonado nadie ha logrado calmar esta pena que me avergüenza con cierta frecuencia y avergüenza este amor que se te entrega y a tus pies las pisadas del pasado dirán que fuiste tierna al matarme y dirán que fui en tus labios un desgraciado no importa, te lo repito casi llorando yo soy el solitario el triste el menguante el abandonado

212


Vivo tú eres casi perfecta cuando regresas contigo y contenta distraídamente hermosa misteriosamente inquieta eres fantasía sin sueño incitante/ enardecida/ recuerdo eres humilde en este breve encuentro ya es cumplido el contemplarte ningún brío fue tan sensible tan sensual tan dominante como el hecho de mirarte y mirarte tan sólo mirarte como pieza de arte sin valor sin vitrina sin escaparate eres de limpia corazonada eres siempre/siempre una ilusión nueva y renovada sedúceme en tu olvido ternurame con tu llegada lúcete sin hacerlo eres tibia en tu silencio frágil en tu mirada curioso es tu lenguaje de modestia impensada espontánea es tu presencia infinita la luz de tu belleza eres hermosa sin saberlo como aquel libro vació que me cambio la vida tu presencia es la estadía donde me siento vivo/vivo/vivo una vez por cada día

213


Ven ven anímate formémonos en la fila que no lleva a ninguna parte celebremos de todo por nada hagamos una fiesta sin invitados y espontánea platiquemos de ti y de mi digámoslo todo con silencios pero sin palabras y habitemos en el vació que hay entre nuestras miradas ansíame deséame deshabítame no importa te he encontrado estuviste escondida en la vida por veinticinco años y encadenada a doscientas soledades que te aprisionaban en mi alma y yo, durante años y años de silencio fui tan sólo como un mueble viejo en un rincón olvidado por el tiempo ven invítame sin ti siento que la nada me invade que la soledad me cubre con su coraza impenetrable enséñame el sitio donde todos los caminos convergen en ninguna parte ahí mismo, te regalaré mi olvido para que nunca dejes de recordarme

214


La canción de los arrepentimientos escuchaste alguna vez los ecos de tu silencio has mirado la aureola perdida de la memoria cuántas noches caminaste desnuda y sola a la luz de los faroles y a la sombra de tus pobres dudas invasoras quién sino la noche besará tus labios con delicadeza con amargura alguna vez has soñado con poseer una improcedente e inmensa ternura que venga de no sé donde y se esparza por todos lados cuántas veces triste y sola te has mirado sin ganas en los espejos y no has visto más que la limitada soledad de sentirte ser otra persona y la pena que se queda contigo esperando mientras a solas lloras y sabes que no te volverán a tocar ya otras manos y en silencio a la oscuridad de tus labios te quedas reflexionando te quedarás sola también en la oscuridad de tu cuarto sola, sola te quedarás triste y esperando no dirás nada porque tus palabras se escaparon con tu llanto ya nadie te besará en el vientre ni en la boca ni en tus delineadas manos no dirás nada y en la distancia se perderá también tu mirada y te quedarás desnuda en la cuna de los muertos llorarás sola y sola entonaras una canción perdida será la canción de los amores jamás resueltos la canción más triste la canción de los arrepentimientos

215


Cuidado cuidado alguien te está buscando alguien que no te conoce ni mucho ni demasiado alguien que podría leerte el pensamiento en la palma de sus manos y abrirte como un libro tu presente tu futuro tu pasado alguien que sabrá escucharte y entender todos tus estados de animo y consolarte si hace falta y reír contigo de ser necesario y brindarte esperanza mucho amor y delicado cuidado alguien no sé quién ni sé de dónde venga pero alguien te está buscando y podría no encontrarte nunca pero en un descuido sin cuidado podría llegar despreocupadamente para quedarse por siempre contigo y a tu lado pero cuidado mi ángel porque soy el alma gemela de ese alguien que te ha estado buscando desde Venus hasta Marte siempre/ siempre por ti esperando

216


En la soledad de mis recuerdos para saber de ti es que regreso para saber que fue de ti y de la promesa que olvidamos hace tiempo la promesa que sellamos con un beso he regresado para saber de ti y no de la noche o de la vida ni de tu escandaloso silencio he regresado para preguntarte si lo que fue todavía sigue siendo a pesar de haber pasado el tiempo ten toma mi mano y mira hacia el cielo allá en lo más alto esa paloma que esta ahí sola y volando es mi corazón por ti olvidado y esa otra que vuela bajo es mi amor desierto que por ti todavía sigue esperando ven toma mis labios zurce mis besos y hazme una frazada con ellos para arroparnos desnudos cuando llegue el frió invierno y te encuentro tan sólo muerta en la soledad de mis recuerdos

217


Un abril en tu julio tengo todo un abril en tu julio esperando una flor que se esta por abrir un poema que sigue cerrado tengo una edad que avanza sin prisa y sin tiempo y en el alma un hueco una oscuridad que sin tu luz se pierde sola en el viento tengo toda una soledad repartida entre mis olvidos y tus silencios tu sincera manera de amar mi terca manera de dejar correr el tiempo tengo todo un abril en tu julio esperando yo que tuve mi mejor yo en ti y ahora no tengo mรกs que un triste recuerdo apagado

218


Mayo veinticuatro eras tĂş mayo veinticuatro quien me vino a recordar que la soledad habita dentro de mi cuerpo ahora sĂŠ que tu primavera no tuvo lugar para mi amor por ti esperando/esperando dentro de mi fuiste humo/ vaho fuiste recorriendo los rincones olvidados ven y regresa sin haberte marchado que todavĂ­a lo sabes lo sabemos somos nosotros siempre nosotros los que en la oscuridad de la noche nos seguimos esperando y desde entonces no te he vuelto a ver y la oscuridad y el silencio se pasean a solas de la mano por mi cuerpo -dentro- por mi cuarto y he tachado de todos los calendarios maldito mayo veinticuatro

219


La llave de mi carne sé que no contestarás por eso he dejo de llamarte y también he dejado de pensarte de pensar en nadie pero hay días que te cuelas por no sé donde y tu imagen ya perdida y apagada se vuelve clara y reluciente y renovada y el más humilde de mis recuerdos entonces arde y me quema en la garganta algo me dice que no estoy solo que no podré alejarte nunca de mi lado tú me acompañas todo el tiempo como si fueras un cáncer silencioso indetectable y esperando tan sólo esperando así que vas creciendo lentamente dócil dentro de mi alma y lentamente dócil me vas matando sin que nadie haga nada vas creciendo lentamente indecisa dentro de mi ser y lentamente indecisa me vas matando tan despacio como sí en lugar de hacerme el amor me deshicieras imperceptiblemente a pedazos me vas consumiendo, insaciablemente, ya lo vez que es tan calido el morir en tus brazos doliente sí, pero placenteramente lento entonces lo comprendo finalmente lo comprendo dentro mío hay algo tuyo es algo delicado y suave y placentero y es algo que todavía no has venido a reclamar como una puerta que abre a otra puerta donde nadie nunca se ha atrevido a llamar entonces entiendo lo prohibido más no las razones del porque no has venido deliciosa diosa de la lujuria una vez más ya sé que estas palabras se las lleva el viento

220


y que están fuera de tiempo y de lugar pero se oxida en tus manos la llave de mi carne y lo que soy sin ti es lo que la muerte juega con mi cadáver y lo que soy contigo no es más que un cuerpo perdido un cuerpo débil, torpe y malherido un cuerpo que a reclamar todavía no has venido mi diosa de lo prohibido ya sea para matarme con tu amor ya sea para salvarme con tu olvido

221


Cuando un extraño y una desconocida se van conociendo eres una desconocida que voy lentamente conociendo en una habitación oscura que alumbras dulcemente con tu cuerpo ahora que todas tus prendas fueron arrojadas con lujuria sobre el suelo mis palabras besan y esperan y sobran y rasgan y sacuden la faz del silencio desnuda eres tan hermosa como contemplar la vida en vida cuando no hay dolor ni mentiras ni tristeza ni amargura ni prestigio y eres tan pequeña y pura como en el puño cabe una rosa de fragancia madura y tan inmensa y tan discreta como contemplar un jardín budista de una manera sutil pero atenta y eres toda tú resumida en todas ellas cuando ellas ni siquiera pueden parecerse íntimamente a ti y al mirarte completamente desnuda detenida y deteniendo el tiempo no veo en ti las partes de una mujer arrojadas sobre un cuerpo veo en ti a una mujer hermosa ardiente y excitada excitada y temblorosa desdoblándome las ganas los deseos y ahora que estoy atado íntimamente a tu cadera de lo superficial de la carne tú me atas me desatas y me liberas infinitamente me liberas

222


para ser otra vez yo aunque ya no sea el mismo antes de ti en ti yo era un extraño después de ti soy un desconocido que aprendió contigo cuanto vale aquello lo espontáneo lo prohibido y aprendí aunque a veces de eso me olvido que un encuentro entre dos cuerpos no tiene fin y carece de principio ahora sé que la luz tiene a la sombra que la noche tiene a la luna pero yo que tengo a mi que me queda después de este encuentro otra vez serás una desconocida atravesando las paredes insaciables del silencio

223


Materia oscura sin ti yo solamente soy una medida absurda para contemplar el universo tan sólo vida esparcida un simple ser de carne y hueso memoria vacía materia para ser desmembrada pensamiento para descartar palabras sin valor arrojadas sobre el suelo me siento como un reloj desconcertado porque mide la gravedad en lugar del tiempo simplemente habitó un cuerpo donde habita la tristeza y el silencio y en tú memoria ni siquiera pude llegar a ser un recuerdo en mi ni siquiera gobierna la soledad sino la ausencia de ti y de lo que soy sin ti cuando no estoy conmigo y tu ausencia es semejante a una plegaria exiliada y espontánea en el laberinto de la noche en la frágil ferocidad dentro del alma soy como si nadie cuando tú eres como si nada entonces la frontera entre la vida y la muerte se disuelve como cenizas en el agua y en este indomable universo parece que todo evoluciona excepto este horrible sentimiento que desgraciadamente por ti yo siento ¿qué es amarte nunca, (todo el tiempo)? el amor no es siempre nuestro algunas veces tenemos que devolverlo

224


y otras luego simplemente lo perdemos sin ti yo solamente soy una piedra en el fondo de un te quiero una estrella muerta destellando en la noche -vagabundo su destierrouna galaxia lejana devorada por un inmenso agujero negro me siento como polvo de luna o materia oscura simplemente soy la soledad de los planetas que jamรกs serรกn encontrados ni descubiertos

225


Alguien alguien acariciando tu cuerpo alguien con precisión milimétrica en los dedos alguien capaz de preñar la noche o de alimentar de leche el universo alguien tomando whiskey bebiendo estrellas domando el tiempo alguien con la capacidad sensible de sensuabilizar el alma de ruborizar de ardor los sueños alguien fiel al amor engañando la curiosidad de prometerlo alguien cuya mirada puede abusar del silencio o enternecer con lujuria el fuego alguien detonando las ganas del deseo tensando la cuerda del “te quiero” alguien desnudando la dulzura desatando la sensibilidad pura de la ternura alguien capaz de afrontar tus labios de realizar tus besos de transformar tus sueños para volverlos generosamente bellos espontáneamente verdaderos

226


Que mi corazón te bendiga que mi corazón te bendiga mi corazón de perro y de arpía que mi corazón se llene de ti y de soledades y ya de ti nuevamente mi corazón se vacía no sé si podré mirarte aún mañana hoy me acostaré distante aún más distante de tu cama y te recordaré sin esperar de ti ya nada como quisiera ser alguien para dejar de ser nada ese que en tu corazón te llame ese que tu corazón reclama que mi corazón te guié a ser siempre mía y siempre libre a dejarte ir sin reclamarte nada a esperarte sin saber si volverás a casa cumpla tu corazón todos tus anhelos bendícete tú con la extrañeza de tus sueños se linda sin dejar de serlo penétrame en el olvido el más dulce de tus recuerdos que mi corazón te bendiga mi corazón de perro y de arpía mi corazón que llora por ti cada día ese mismo que canta y juega y se contenta que mi corazón se llene sólo de ti y de inolvidables alegrías y de ti nuevamente mi corazón aprenda lo que es del amor la vida desnuda sobre la piel desnuda sobre la tinta

227


EPÍLOGOS


Epílogo #1 (a veces siento que existo) A veces siento que existo, que las personas me ven, siento su mirada, yo no los veo pero sus ojos me miran; sentado en el transporte público por ejemplo, miro por la ventana a una ciudad con vida pero qué me es desconocida, otras veces, desde las ventanas de otros automóviles alguien repentinamente me mira y me da vida, ¡existo!, miro en el interior del autobús, miro a la persona que está sentada a mi lado ¿quién será?, miro, tan sólo miro, otras veces, cuando estoy en la librería, leo algunos libros que me emocionan, algunas líneas que son dulces, entonces siento que vivo, cuando camino solo por la calle, en días donde multitudes caminan a mi lado, me siento vivo pero insignificante, que están pensando, que están sintiendo, yo no puedo saberlo ni sentirlo, cuando miro a la madre cargando a su hijo recién nacido, me pregunto, que se sentirá nacer, no lo recuerdo, cada mañana cuando me despierto de un sueño, siento que entro en otro, cómo sé cuando estoy verdaderamente despierto, al mirarme en el espejo no puedo reconocer la imagen, no soy yo el que me reflejo; caminar, me gusta caminar solo por las aceras, por los senderos, por las veredas, seré yo esa mano que saluda, esa sonrisa que tranquiliza, no puedo encontrarme en las personas, soy débil, esta soledad desolada me protege de otras soledades, quisiera sentir la vida, los colores, quisiera al morder la fresa sentir su sabor, como si fuera la primera vez que la comiera, pero no puedo, un día probé todos los sabores y ahora siento hacia ellos un total desapego, no tengo respuestas para ninguna pregunta, no sé que hacer con mi vida, cómo quieren que decida, que elija algo, no puedo hacerlo, todo me agrada a la vez que me desagrada, quisiera comunicarme con las paredes, con las ventanas inventadas, sentir que mi cama me escucha y me habla, como quisiera fundirme con mis ayeres con mis mañanas, pero el tiempo avanza, con cada recuerdo me voy haciendo viejo, no tengo a nadie a quién contarle nada, ni la rutina más simple, más insignificante, ni la proeza más extraña, puedo decir que estoy vivo, pero esto no es vida, levantarme solo, deshacer solo las horas del día y acostarme solo, mi vida podría parecer triste y lo es, pero la tristeza en mi no existe, no me habita, soy yo quien la conoce de memoria, los pocos amigos que conservaba me fueron olvidando de a poco, ni la soledad ni la tristeza saben mi nombre, pero me conocen, me acompañan, me desolan, soy tan transparente como cuando no lo era, si tan sólo yo existiera, sabría que podría conocerte, aunque sea por descuido, aunque sea sólo por accidente, si tan sólo yo existiera.

229


Epílogo #2 (no me sirve) Está noche no me sirven mis poemas, como no me sirven tus miradas tan lejanas y apagadas, como no me sirven tus manos frías y abandonadas, como no me sirven tus sonrisas extinguiéndose en el olvido, no me sirve tu imagen vacante en mi alma, por que todas las noches en pena me la paso arrastrándome en tu mirada, en tus abrazos, en tus besos, arrastrándome en el recuerdo, paseándome con todas tus imágenes, las que dejaste, las que me quedan, cuántas noches tan frías como está, hacíamos el amor deshaciéndonos las manos, los labios, la pierna y la entrepierna, tus pechos aprisionados en mi pecho, deshacíamos la carne, toda ella, era la pasión mezclada con la experiencia, cuántas veces no dormimos por amarnos y ya desechos descansamos cuerpo a cuerpo refugiándonos en un abrazo, te recuerdo, está noche como tantas otras, sigo habitándote en el recuerdo, no sé que estarás haciendo ahora, con quién estarás sonriendo, a quién le entregas tus abrazos, a quién le das tu amor en está madrugada; por qué cuándo escribo sobre besos, sobre abrazos, sobre sueños y esperanzas, sigo pensando en nuestros besos, en nuestros abrazos, en lo que anhelábamos juntos y en lo que dejamos se escapara, todavía sigo diciendo nosotros en el silencio que hay aquí en mi alma, cómo ha pasado el tiempo y yo sigo sin poder dormir hasta pasada la madrugada, no hago sino recordarte, implorarte y rogarte en mis lamentos, en mis confesiones, en mis innumerables fantasías, está noche no me sirve la poesía, la detesto, me da asco, incendio los papelitos dónde no hacia más que hablar de ti, de lo nuestro, de lo que seria, está noche ningún poema podrá tocarme como tú lo hacías, podrá mirarme, podrá besarme, podrá nombrarme como tú lo hacías, en ellos, vierto mis falsos lamentos, en mis poemas invento escenarios, invento encuentros, tú y yo y nuestro amor sigue perfecto, podría escribir que hacemos nuevamente el amor, pero tú ya no te acuestas conmigo, podría hablarte de besos y caricias que te harían ir más allá de los estremecimientos, podría hablarte de todos los placeres, reales e inconexos, inhóspitos e inmemoriales, placeres que van más allá de lo que tú ya no conozcas, placeres nobles y placeres obscenos, podría hablar de placeres tiernamente ofrecidos y de placeres incómodos y de placeres demasiado vivos, y sin embargo sólo me queda este sabor amargo, este nostálgico saber que no estas conmigo, que mis poemas son recuerdos a sucesos que jamás nos han ocurrido, ya nunca más podré besar tus labios, sentir tus manos en mis manos, mirar el infinito de tu mirar, tu sonrisa insaciable, la dulce eufonía de tu voz, tu cabello mecido por el viento, tus paseos por las tardes, tus encantos tan románticos, como tus olvidos furtivos y todos esos detalles que se fueron contigo, pero a la vez se quedaron está noche aquí conmigo, queda poco cuando ya se marchan

230


mis esperanzas vagas, ya van amontonรกndose tus recuerdos en mis palabras, poco a poco amanece y de ti, ya no me queda nada.

231


Epilogo #3 (lo has visto) Lo has visto, es él el que te mira, el que te anuda y te desnuda, el que se la pasa todo el día hablando solamente de tu simple pero sencilla hermosura, es él y no otro el que te conoce y descubre los matices de tu rostro, has recibido más de cien mil millones de miradas en tu mirada y el número no deja de aumentar, pero solamente la suya en la tuya es una mirada real, lo has visto, se la pasa todo el día contigo a tu lado, paseando y esperando, esperando a que le mires sin mirarlo, es él el que te habla desde este soliloquio de palabras, lo has visto, se pasea por todas tus miradas cuando tus miradas no se pasean con nada, aparece en todas tus apariciones, inventadas y espontáneas y es el sol cuando te hace falta y es la luna en tus caminatas nocturnas y solitarias, es ese rayito de esperanza cuando estas triste y es luz verdadera al final del túnel, lo has visto, hazlo suyo porque ya es tuyo y no se reconoce sino en tu mirada con orgullo, él puede buscarte en el alma mientras los demás te buscan transparente en sus miradas, lo has visto, siempre esta alegre en tu sonrisa y llora como niña en tu llanto, en tu tristeza, en tu agonía, el mundo es tan pequeño, es tan breve como saber si ya te vas o si ya vienes, luego, él se preocupa por todos tus deberes, él se ocupa en sentir lo que tú sientes, es él y no la muerte, el que viene por ti para darte vida, nadie en su infinita soltura podrá tocarte como él, mirarte como él, sentirte como él, amarte como él, él tiene todas las conversaciones que tu corazón necesita, él conoce todos los lugares donde ser feliz es la más simple sonrisa, lo has visto, él siempre te cuida en tus descuidos, te acompaña en tus soledades, te consuela en tus silencios, te recuerda en tus olvidos, quién más sino él podrá amarte como sólo tú te amas, conocerte como sólo tú te sabes, comprenderte como sólo tú te entiendes, él podrá esperarte toda la vida y toda la muerte, y si no vienes y lo miras, él sabrá amarte aun más todavía, pues solamente él en esta vida, esta hecho en el molde de tu real y sencilla medida.

232


Epilogo #4 (no lo escuchas) No lo escuchas, es tu corazón el que me ha llamado, es él, yo sólo pude oír su mágico canto y venir, venir hasta tus brazos, venir hasta tus labios, hasta tus más íntimos latidos, reales y falsos, yo vine, porque tu corazón pudo mostrarme el camino, como un camino secreto hecho de luz en la oscuridad de la vida, como un sendero de rosas recién abiertas, como una lluvia de estrellas señalando tu presencia, no lo escuchas, es tu corazón el que me hizo venir de tan lejos y de tan cerca, su silencioso murmullo, su latir oscuro, su sonoridad incorpórea, cada latido era como un grito de auxilio en medio de la nada, ningún lugar podría habitarlo, ningún amor podría soportarlo, en tu corazón estaban ocultos todos tus secretos como un jardín esperando a ser descubierto, esperando a ser habitado, cuantos silencios desolados estaban esperando a ser demostrados, cuantos sueños perdidos o rotos o tristes o desolados te estaban lastimando, con cuantos amores equivocados te habías encontrado, cada grieta en tu coraje, cada herida en tu coraza, cada rasguño en el alma, te hicieron triste y desgraciada, con cuantos dolores estaba cubierta toda tu calma, ninguna lágrima pudo ser de tu corazón secada, estaban amontonándose las amarguras, los engaños y los desengaños, las mortificaciones y las desdichas y en ese silencio de lagrima pura, de sentimiento mordiéndote la flacura, de limosna para el ensueño de tus locuras, yo estaba en la oscuridad de un cuarto abandonado, escuchando el más triste de tus llamados, no lo escuchas, es tu corazón desdoblando los brazos cruzados, en un silencioso llamado de salvación, de solemne salvación, es tu corazón el que en mi corazón ha resonado, ha vibrado a la misma intensidad del amor y del dolor entrelazados, porque tu corazón me duele en sus latidos, en sus pobres y desconsolados latidos, con cuantos suspiros hemos enamorado en silencio el silencio de conocernos, de salvarnos las manos, los labios, los motivos, con cuantas caricias curaremos el pasado, con cuantos besos sanaremos las heridas de otras vidas, con cuantos latidos formaremos un nuevo mundo mejorado, sin lamentos ni engaños, sin amarguras ni mortificaciones ni sueños desgraciados, no lo escuchas, es mi corazón el que te ha llamado, el que te hizo venir, venir hasta mis brazos, hasta mis labios, hasta mis más íntimos latidos, ya sé que tú me estabas esperando porque yo te estaba esperando y en su mágico canto, hemos asistido al encuentro de nuestros corazones rotos, tristes y desolados, al encuentro de nuestros corazones recién maduros, alegres y entregados.

233


Epilogo #5 (Contigo misma) Con los demás puedes abrirte como una rosa, aunque contigo misma estés cerrada como una tumba, con los demás puedes brillar como un sol a media noche, brillar de la manera más esplendorosa, aunque contigo misma estés cubierta de una oscuridad que va más allá de las penumbras, de las sombras tenebrosas, puedes estar bien con todo el mundo y morirte de miedo y de soledad y de interminable sufrimiento, puedes convencer a la luna de que se ha marchado de ti toda esa amargura, pero como convencer a tu corazón cobarde de todas esas verdades inventadas, estas sola y rota y triste y sepultada, en todas esas farsas de trágica comedia humana, puedes engañarlos sin ninguna clase de reparos, decirles que no te duele, que no te hiere toda esa soledad tan desolada y estas rodeada de compañías falsas, cubierta de falsas esperanzas, con los demás puedes extenderte hasta tocar el sin fin del universo, contigo misma estas vaciada en un molde transparente, en una oscuridad hiriente, encerrada en un calabozo inexistente, en un laberinto de puertas tapiadas, puedes salir con todas las personas que te inviten, puedes actuar fresca y renovada, pero por dentro sigues exhausta y tan llena de aburrimiento, que la vida parece carecer de importancia y divertimento, vas haciéndote la fuerte, pero eres tan débil y frágil y eventualmente de ti misma expulsada, que el mundo no importa, ya nada importa, nada, vas vestida de alegrías que te desvisten las tristezas, las amarguras, las agonías, por fuera pareces tan segura tan gloriosa que el mundo parece ser color de rosa, pero por dentro eres infeliz y temerosa e insegura y silenciosa, que te molesta el no saber porque haces las cosas, ríe por fuera si quieres, por dentro estas hecha pedazos, te resguardas en los escombros de tu alma, que no hace falta guardar las apariencias, si estas triste y sola, si eres contigo misma y con los demás otra persona, si tu corazón es la más penosa de las carrozas fúnebres, ya no llores más lágrimas silenciosas, no intentes sacudir las cumbres si aun no logras salir del más solitario de los abismos, esa soledad de estar solo con uno mismo, con los demás puedes encenderte como una estrella, brillar como una estrella, pero contigo misma estas apagada y tu brillo no es sino el brillo de una estrella muerta viajando por el infinito, ya sé que estas sola, ya sé que estoy solo, que esperas que todavía no nos hemos conocido.

234


Epílogo #6 (Somos íntimos) Somos íntimos, cada uno hace la paz del otro, nos comunicamos con caricias, con besos, con halagos, con sonrisas, con cuidados, tú me buscas en la oscuridad del tiempo, yo te encuentro en la claridad del universo, nos ayudamos, nos brindamos cariños y compañías, tu bienestar para mi es sagrado, y he consagrado en mi corazón el templo donde poder venerarlo, sé que me querrás más que yo cuando llegue el momento, soy feliz, eres feliz, que más necesitamos en este encuentro con la vida, en esta estampida hacia la muerte, hacer y deshacer la carne, ver pasar juntos el sin fin de matices con el que dibujamos sobre la piel nuestros mejores sentimientos, hacemos de cualquier espacio un sitio para amarrarnos y desamarrarnos las manos, la espalda, los muslos, la boca, el vientre, nos acompasamos en un ritmo tan despacio e incandescente, que todo lo que viene de fuera es tan gris, tan deprimente, tan nocivo y tan indiferente, allá afuera son tiempos de guerra, de perdición y de muerte; yo, lo único que necesito para no caer en extravió es el volver a verte, tú pones mi mundo en calma, tú acrecientas mi bienestar y mi confianza, te respeto, me respetas, y sin embargo también nos exista cuando nos arañamos, cuando nos destrozamos la ropa y a besos los labios, me gustan todos tus defectos, más los que te hacen ser lo que yo más quiero, tus descuidos, tus olvidos y tus halagos imperfectos, pero siempre bien intencionados, y en quién más yo podría confiar en esta vida, te amo tanto como si fueras mía, pero eres libre, libre te me entregas cada día; en momentos de soledad, en situaciones confusas y en ataques de tristeza, pensar en ti y pensar en que me esperas, es lo que hace que vivir valga la pena, te llamo en silencio y en silencio acudes a rescatarme de este infierno sin ti sufriendo, me entiendes mejor que yo mismo, sabes cosas mías que yo aprendí por que tú me las enseñaste, conoces de memoria mis puntos fuertes como los débiles, sabes la facilidad con la que tropiezo, me levantas, eres genuina, mis estados de animo se resumen en si estoy o no estoy contigo, tú sabes bien de donde vengo, tú has venido y te vas de mi todo el tiempo, por eso te entrego todo lo que soy y todo lo que tengo, no hay posesión mía que derrame en nosotros su envidia, ven, toma, también te entrego con el corazón abierto mi vida, te comparto lo que soy por que tú me compartes lo que eres, en ti me apoyo, me renuevo del viejo ser, que ante tu presencia llega a desaparecer, me transformas en lo que soy cuando estoy a tu lado, me siento especialmente afortunado, con quién más yo podría vivir lo que me resta de vida, somos eterna simpatía, me gusta apoyarte cuando las cosas no resultan como lo habías esperado, cuando tus dediciones son erróneas, aun así yo te apoyo, porque confió en ti mucho más que en mi pasado, somos íntimos, nos conocemos hasta el cansancio, somos profundos, honestamente con o sin engaños, estamos hechos de

235


conversaciones sentimentales, de caricias pasionales, de miradas que ven más allá de los sentimientos y de las soledades, contigo he planificado mi vida, no quiero perderte porque también contigo mi futuro se disemina, pero, si he de perderte algún día, quiero que en mi de vez en cuando tú pienses en el lugar en donde te encuentres, porque si tú estás contenta y alegre, ya valió la pena el haber sido parte de tu vida.

236


Epílogo #7 (nostalgias de anden) Voy caminando solo hacia el anden de mi pasado, te voy recordando labio a labio, entre caricia y caricia, en mi camino he visto a los niños jugando alegres en aquel parque, ellos no llevan nostalgias, sus sonrisas furtivas provocan en mí un doloroso efecto, son como píldoras para un suicida, yo también era feliz, yo también sonreía todo el tiempo; voy llegando lento al anden de los desgarramientos, el lugar donde ni siquiera visitan los muertos, alguna vez te ame y aun lo sigo haciendo, entre el placer y el dolor la pena tiene en mi su mismo efecto, porque sólo un recuerdo me atormenta por las noches, la misma imagen repetida, en mi corazón se abre y sangra otra vez por la misma herida; he llegado al anden dónde ya no llegan los trenes ni pasa por aquí el tiempo, esta en calma está espantosa estampida, aquí te espero, te esperaré el resto de mi vida, envejeceré con cada recuerdo muerto, aquí el viento no existe y el tiempo me lo invento para sentir que aun te espero, estoy en un lugar donde la soledad ya no pasa, donde la tristeza ni siquiera me mira a la cara, un amor verdadero cruza en este anden sólo una vez en la vida, voy a quedarme aquí por si acaso se te olvida que te espero en el anden donde no voy ni vengo, llegarás a mi otra vez sin haberte ido, pero serás otra, tan distinta que ni siquiera voy a reconocerte, y sin embargo de ti otra vez me enamoraría, una vez por cada vida, no sabría decir si son tus manos, tu voz o si es por tu sonrisa, si es tu andar, tus ojos o simplemente es por tu prisa, enamorarme de ti no tiene lógica y jamás la tendría, te conozco de siempre, como si tu fueras ese vagón que esta dentro de mi mente, en este anden voy reconstruyendo lentamente las vías, voy sacudiendo el polvo de los días, sin caer en el cansancio sin padecer por las rutinas, por que pensar en que vendrás ni me aburre ni me fatiga, eres la novedad siempre, siempre renovada, en esta estación ya no paran los trenes de la vida, aquí ya nadie sube ni baja, que nostalgia saber que no llegaras, saber que pierdo el tiempo y sin embargo me quedo solo y de pie nuevamente sonriendo, por que el amor es felicidad y desde hace tiempo yo te quiero, estas manos tiemblan de miedo, se deshoja el árbol del silencio, mi cuerpo te reclama, mi corazón sigue de ti preso, y aun así eres tú la que me arranca de esta soledad, de este vació que es el sentirme vivo y sentirme a la vez tan incompleto, me faltas toda aunque yo no te sobre para nada, me derramas en el alma, en esa maravilla que es el sentirte viva, yo soy el elegido, no sé si para tu amor eterno o para quedarme simplemente esperando, en el anden dónde ya no llegan los trenes ni pasa por aquí el tiempo.

237


Epílogo #8 (tocarte es amor) Llegar a tocarte, acariciarte lentamente y de una manera intima y estimulante, es lo que más ansío, cada vez que mi mirada te roza a lo lejos, cada vez que te miro, porque tu piel es tan tersa, tan sedosa, tan sensible, tan suave, que cada vez que estas cerca quisiera acariciarte de una manera tierna, calida y amable, ya sé que nuestro amor se basa en la confianza y en la sinceridad de nuestras conversaciones emocionales, pero haciendo todo de lado y dejando en mi y en ti una pausa, quiero decirte con mil caricias lo que jamás podría con palabras, tocarte es amor; cuando estás triste o estas alegre un abrazo mió en ti todo lo calma y todo lo puede, y con que gusto yo te abrazo cariñosamente cuando vuelvo a verte, por favor, tócame también a mi, en lo más profundo de mi corazón, tócame, rózame, acaríciame, tenemos una piel sedosa, dócil y suave como pétalos de rosa, ábreme si estoy cerrado como un puño, sólo tu caricia puede llegar a abrir este corazón enclaustrado, y prisionero y puro; ven, acércate, no te limites simplemente a mirarme, tus palabras se las puede llevar el viento, pero no así el rozamiento, acaríciame dulce y suave, que yo te acariciaré de la misma manera, de tal modo que cada caricia tuya tendrá en mi su igual, su complemento, vamos a inundarnos de caricias y de abrazos tiernos, tu reaccionas a mis manos, al suave andar de mis manos por tu piel siempre lisa, siempre suave y siempre lista a mis caricias, que delicia la de recorrerte tiernamente con las yemas de mis dedos, voy calcando en mis manos tu cuerpo desnudo y entregado, no hay otro placer más sincero y más necesitado, que el de sentirnos en nuestros cuerpos atrapados, de tal manera que cada caricia mía de ti misma te libera, te vas volando con las alas de mis labios, voy en ti con mi lengua nadando como serpiente marina por las aguas navegando y surco las praderas de tu cuerpo con el andar de mis dos manos, voy presionando el dulzón de tus pezones, te voy reconstruyendo como si fueras de barro y mis manos fueran de alfarero, voy por tu cuerpo con cuidado de no hacerle daño, voy cariñoso, voy despacio, haciendo pausas placenteras, de una manera breve pero cada vez más intensa, te voy rozando, masajeando, te voy palmando lentamente, suavemente, te voy meciendo entre mis brazos, y vamos experimentando la dulzura, la ternura de impregnarnos sensibles y desdoblados a estas caricias que perduran lo que perdura al amor los años, cuanta dulzura y cuanta franqueza hay en dos cuerpos entregados, que alivio es el de sentirse desnudo y protegido, bien arropados por las manos de nuestro ser más amado, una caricia puede abrir todo aquello que parecía estar para siempre cerrado.

238


Epilogo #9 (Para saber de amor) Para saber de amor, hay que haber vivido dos segundos contigo y hay que haber dormido en la misma habitación, desnudos y arropados por el suave de nuestras manos, de nuestras caricias, rozar tu piel lozana y estrecharla con la lengua, hacer remolinos en tus pechos, friccionar mis muslos contra los tuyos, quemar madera, y dulcemente saborear el dulce de tu lengua, de que otra manera podría saber de amor, sino es contigo en la cama, incendiando la noche, con tu vientre contra la corriente, con tus pausas y mis detentes, con tu ritmo de fuego, con mi cuerpo ardiente, te voy surcando como si fuera una serpiente en el desierto, como si fuera una aurora boreal, te voy llenando de caricias, de corales de colores, de estampidas, de estrellas fugaces, de agua, de fuego, de sudores de nieve, de sabores a ciclos lunares, de lluvia sobre mares embravecidos, de tormentas eléctricas, de huracanes, de ciclones, de terremotos en el paraíso, de tsunamis en las costas de lo prohibido, te voy, me voy, nos vamos, nos venimos, regresamos y volvemos a irnos, la habitación es tan pequeña que ha perdido cuatrocientos kilos, y dos corazones se van acelerando, acelerando, las pulsaciones inflaman el pecho, la respiración se tensa, como si en los pulmones entrará todo lo que de amor esta hecho, y en un viaje a dos latitudes, las espaldas se arquean como palmeras de oasis en el desierto, dos manos bajan por tu cuerpo como una avalancha de nieve en las montañas, un péndulo de carne marca la hora que no llega, la hora interminable, la isla secreta se revela, los planetas se alinean en tu cadera y orbitan mis besos por tu lengua, una tormenta de fuego nos calienta y se invierte el magnetismo de la tierra, los polos que habitan en nosotros se deshielan, se van desprendiendo grandes glaciares, los trozos de hielo sobre la habitación se van derritiendo, y en un instante pasamos de otoño a invierno, de primavera a verano y en unas cuantas horas se consumen todos los días que aun le faltaban al año, aceleramos las partículas de las que estamos hechos, materia contra antimateria y en tu vientre erosionan microscópicos agujeros negros, universos paralelos se abren y se cierran al compás de este súbito encuentro, se encienden todas las luces para alumbrar el sin fin del universo, caricias contra besos, batallas sin vencedores ni vencidos, salidas sin encierros, luz, aire y tiempo, hemos consumido todos los combustibles y apagado todos los incendios, y por fin, durante milésimas de segundo, tú y yo somos el aleph donde converge y se contempla sin interrupciones ni alteraciones todo el universo, es nítido el color del amor cuando viaja a velocidades impulsadas por nuestros besos, pero amanece y el tiempo se desvanece, nosotros dos tenemos que volver a desconocernos, si acaso queremos, dejar el mundo como era antes de este encuentro, y descansar es poco para recuperar el placer de lo eterno,

239


para saber de amor, solamente para saber de amor, tendrĂĄn que experimentarlo por cuenta propia dos corazones, dos cuerpos, una cama y dos almas que son la cerradura y la llave para poder abrir y descifrar el porquĂŠ del universo.

240


Epilogo #10 (ya lo sé, estas desnuda) Aquella ropa que llevas puesta no puede ser sino tu desnudez total, tu desnudez expuesta, me acuerdo mucho de tu dulce nombre porque no tenia edad ni tiempo y hace tiempo era dulce de nombrar, pero eso poco importa ahora, si justo detrás de ti, quedas vestida con la desnudez que llevas puesta, vestidos rojos o negros, con manga corta o escote perfecto, medias oscuras que surcan por tus piernas torneadas y esbeltas y firmes y duras, haciendo un camino interminable que siempre termina en el lugar preciso, con pocas caricias y escasas ternuras, te has arreglado un poco, no demasiado, en tu cara hay un rostro de tristeza, con el rimel escurrido y derramado y unos labios definidos, has llorado sola todo el día, tienes el semblante de quien se ha desnudado ante extraños y entregado su juventud madura y su belleza dulce y pura y lo que llevas puesta no es sino la ruina de lo que alguna vez fue tu juventud expuesta, tersa, blanda y segura, que triste es mirar aquellas magnificas piernas y pensar que llevan un rió de caricias vivas y de caricias muertas, un caudal de remordimientos y paciones verdaderas, cuanta tersura fina y suave se agrieta en cada una de ellas, en tu cintura se vislumbra una agonía de carne dura, una cicatriz que comienza a formarse en tu piel madura, restos de besos perversos y ternuras agrias y oscuras llevas puesta en tu cintura y recuerdo tus senos, suaves y redondos y dulces y grandes, ahora sólo son un escaparate de placeres mundanos, cuantas manos torpes y toscas han despostillado ese par de sueños blandos, es preciso decir que hace tiempo fuiste joven y bella y dulce y hermosa y en su tiempo te conocí y conocí en ti todo lo que de amor se ahora, en tus senos conocí todos los tamaños, todos los sabores, todas las dulzuras, en tu vientre recorrí mis manos, mi lengua, hice remolinos en tu ombligo y más abajo descubrí el sabor de lo dulce, de lo prohibido, en tus labios deje caer el placer incontrolado y tú me enseñaste que había besos cortos, besos largos, besos dulces, besos amargos, besos para compañías tristes y besos para un par de enamorados, contigo aprendí a tocar a una mujer en lo más trivial y en lo más sagrado, en lo más superficial y en lo más profundo, eres tú y después de ti, la medida perfecta con la que comparo a todas las mujeres que han habitado mi mundo, ya lo sé que es triste, pero ahora es muchísimo más triste compararte a ti misma con la hermosa joven que algún día fuiste, ya lo sé, estas desnuda, no importa ahora con cuantas prendas te cubras, para mi, siempre serás ella, una mujer de piel joven y de actitud madura, porque después de todo, no sólo ame tu carne que me llevó hasta ti para tocarte, tú me tocaste en lo más profundo del ser con tú más simple y habitual manera de ser, donde tú eras liviana a mi me derramaste, donde yo me encerraba tú me habrías y de mi propio encierro me liberaste y desnuda fuiste mía y desnuda te me entregaste, por eso ahora que

241


ha pasado el tiempo y te vuelvo a encontrar y te comparo con aquellos viejos recuerdos; pero no importa, ahora me da igual, después de todo, después de todo nuestro encuentro no fue casual, nos volvimos a arropar de besos y caricias en la vieja cama que antes era nueva y que ahora brilla como si lo fuera en cámara lenta, avanzando el tiempo hacia atrás de adentro hacia fuera y entre mis brazos vuelves a ser perfecta y te acercas hasta mis labios a una infinidad de besos depositados y te desnudas ante mis manos a veinticuatro caricias por segundo y rejuvenecemos a nuestros cuerpos entrecruzados y cansados hacia catorce años y doscientos cincuenta y cuatro recuerdos renovados y te agitas entre espasmos a doce orgasmos reales y tres inventados y volvemos a ser los mismos de antes, los mismos amantes jóvenes y primerizos y cercanos y distantes; ya lo sé, estas desnuda sobre mi piel y desnuda sobre la tinta que acaricia en cada página a mi mujer: la verdadera, la inventada, la renovada, la real, la viva, la muerta, la joven, la madura, la imperfecta, la natural, la insegura, la fértil, la serena, la cautivante, la seductora, la exuberante, la sensible, la erógena, la excitante, la inolvidable, la pasajera, la espontánea, la infinita, la calida, la insinuante, la deliciosa, la entregada, la atrevida, la cautelosa, la de ayer, la de mañana, la de ahora, la de moda y la extinta. Ya lo sé, estas desnuda sobre mi piel y desnuda sobre la tinta.

242


INDICE Una mujer Mujercita Tu dulce nombre Te he visto alegre Compañía Libres todavía Bajo tu mirada Mujeres bellas A veces pienso que te conozco Lo que soy sin ti Desnuda sobre la tinta Tu casa Yo no soy Mujer No me mires Algunas mujeres tristes Háblame en la vida Mi alma: esa porción del universo Quiero contarte de mi alma No tenias que ser nadie Abandonada Cómo será Un ángel en tu cama Deshora Roce con engaño Tal vez me odias Distractores Silenciosos La soledad que necesitaba Mujer de inolvidable olvido Labios tenebrosos Al diablo con este corazón Derra/amarse Nostalgia Y te salvo Imperfecta Nunca escribas un poema ¿Para quién? De dónde nace este poema Dónde esta la vida Encuentro con la vida Las lágrimas Duerme tranquila y mañana El único pecado no condenado Pandero Lilith Dios a muerto Te moriré aquí en mi cuerpo Espero que me dispares primero La conquista Desolación Desnudar el silencio Fúmate otro cigarro La soledad Pero eso no importa ya Nunca debimos coincidir

5 7 8 9 11 12 13 14 17 18 21 22 23 24 26 29 31 33 34 36 38 40 41 43 45 46 47 48 50 51 52 53 54 55 56 58 60 63 64 65 66 67 68 69 70 71 72 73 74 76 78 79 80 81 82 87


Nunca te enamores de una mujer buena Cuándo un hombre y una mujer se enamoran Sobre la faz de la tierra Se me olvida el mundo entero Mi refugio No pido nada Me enamoro de tu ausencia No te miro Conversaciones íntimas La ausencia de tu belleza Con sencilla madurez Todo y nada En la tierra de Jazmín Un amor más grande Asisto a mis amigos En la plaza La otra cara del amor El corazón de la noche La noche Felicitaciones Como ha pasado el tiempo Triste Habitó Imagen inimaginada Auxilio Lamentos Llamarada Humedecer de amor Pobres dudas Deshabitado Desmemoria Salgo a buscarte Sin vergüenza Y sin embargo Sólo olvido Ya nadie me esta esperando Amiga Sola triste nostálgica Del mundo Indiferencia a la vida Hermosa tu cadáver es hermoso La miseria Te reclamas en mi Desconocida No dejes ver a nadie Por amar algo en la vida soluciones imparciales De estar contigo ahora Delicia Ruborízate Encuentro El alma Seductora Duerme tranquila Y es como si no estuviera a tu lado Herido Ahora que estas desnuda Mis manos La inmensidad de tu mirada

88 89 90 92 94 96 98 99 101 102 103 105 106 107 109 110 111 112 113 114 115 116 117 119 120 121 123 124 126 128 129 131 133 134 135 136 137 139 141 142 143 144 145 147 149 150 151 152 153 154 155 156 157 158 159 160 161 162 163


Recostada Roséate Palacio Ninguna mujer Sobre tu cuerpo Labios deseados Falsas dudas Purificas la mirada Tus piernas Tu reino Como en sueños Tu cuerpo No enamores el silencio Lo mundano Linda recompensa Tu mirada Frente al espejo Rómpeme la soledad Una promesa Siete noches por semana Las miradas que no miran nada Sonrosas Una mirada ofrecida desde el alma fulmínate el alma La más modesta de las sonrisas Mujer natural y espontánea La caricia de mi mano Desnuda sobre mi piel Ven y acalla en mi cuerpo tu mirada Aunque sólo seas carne Debo decir que te amo Mi amor es sincero El verdadero amor de tu vida La tranquilidad de tus manos No estés triste todavía El grito Moriré por cada día del año Morir sólo eso Que nostalgia Bravura El solitario Vivo Ven La canción de los arrepentimientos Cuidado En la soledad de mis recuerdos Un abril en tu julio Mayo veinticuatro La llave de mi carne Cuando un extraño y una desconocida se van conociendo Materia oscura Alguien Que mi corazón te bendiga

164 165 166 167 168 169 170 171 172 173 174 175 176 177 178 179 180 181 182 183 184 185 186 187 188 189 190 191 192 193 195 197 199 200 201 203 205 207 209 211 212 213 214 215 216 217 218 219 220 222 224 226 227


EPÍLOGOS Epílogo #1 (a veces siento que existo) Epílogo #2 (no me sirve) Epilogo #3 (lo has visto) Epilogo #4 (no lo escuchas) Epilogo #5 (Contigo misma) Epílogo #6 (Somos íntimos) Epílogo #7 (nostalgias de anden) Epílogo #8 (tocarte es amor) Epilogo #9 (Para saber de amor) Epilogo #10 (ya lo sé, estas desnuda)

229 230 232 233 234 235 237 238 239 241



Desnuda sobre la tinta