Issuu on Google+

ESPONDILITIS ANQUILOSANTES


Espondilitis anquilosante

Es una enfermedad crónica que involucra inflamación de las articulaciones entre las vértebras de la columna y las articulaciones entre la columna y la pelvis. Estas articulaciones resultan inflamadas e hinchadas. Con el tiempo, las vértebras afectadas se fusionan.


Causas

 Se

desconoce la causa de la espondilitis anquilosante, pero los genes parecen estar involucrados.

 La

enfermedad comienza con mayor frecuencia entre los 20 y los 40 años de edad, pero puede ocurrir antes de la edad de 10 años y afecta más a los hombres que a las mujeres.


S ínto m a s

 La

enfermedad comienza con un lumbago que aparece y desaparece.

El dolor y la rigidez son peores en la noche, en la mañana o cuando no se está activo y lo pueden despertar a uno.

El dolor mejora particularmente con ejercicio o actividad.

El dolor de espalda puede comenzar en las articulaciones sacroilíacas (entre la pelvis y la columna). Con el tiempo, puede comprometer toda o parte de la columna.


 Se

puede perder movimiento o movilidad en la columna lumbar, y es posible que usted no sea capaz de expandir completamente el tórax, debido al compromiso de las articulaciones intercostales.

 La

fatiga también es un síntoma común.

 Otros

síntomas menos comunes abarcan:

Inflamación de los ojos o uveítis

Dolor en los talones

Rigidez y dolor en la cadera

Dolor e inflamación articular en los hombros, rodillas y tobillos

Inapetencia

Fiebre leve

Pérdida de peso


Pruebas y exámenes  Los

exámenes pueden ser:

CSC

Tasa de sedimentación eritrocítica

Antígeno HLA-B27

Radiografías de la columna y de la pelvis

Resonancia magnética de la columna


Tratamiento  El

médico puede prescribir antinflamatorios no esteroides (AINES) para reducir la inflamación y el dolor.

 Diferentes

medicamentos se recetan para calmar la hinchazón y el sistema inmunitario:

Terapia con corticosteroides como la prednisona

Sulfasalazina

Metotrexato (una vez por semana)

Inhibidores FNT (etanercept, infliximab, golimumab)

adalimumab,


¿Qué tipo de médico trata la espondilitis anquilosante?

El reumatólogo es un médico especializado en el tratamiento de la artritis y los problemas relacionados.

Entre los diferentes tipos de médicos que tratan los síntomas de la espondilitis anquilosante están:

Los oftalmólogos, que tratan las enfermedades de los ojos.

Los gastroenterólogos, que tratan las enfermedades intestinales.

Los fisiatras, que se especializan en la medicina física y la rehabilitación.

Los fisioterapeutas, que indican qué ejercicios y estiramientos se deben hacer.


¿Sepuedecurar la espondilitisanquilosante?  No

hay una cura para la espondilitis anquilosante. Algunos tratamientos pueden aliviar los síntomas y pueden prevenir que la enfermedad empeore. En la mayoría de los casos, el tratamiento consiste en medicamentos, ejercicio y medidas de autoayuda. En ciertos casos, la cirugía puede reparar algunos de los daños a las articulaciones.


¿Ayudan la dieta y el ejercicio?  Seguir

una dieta saludable y hacer ejercicio hace bien a todos, y le puede ser muy útil si tiene espondilitis anquilosante.

 No

hay una dieta específica para las personas con espondilitis anquilosante, pero mantener un peso saludable es importante ya que reduce la carga sobre las articulaciones adoloridas.

 Los

ejercicios de fortalecimiento y de estiramiento pueden ayudar a aliviar el dolor y la rigidez en las articulaciones.


 Estos

ejercicios se deben realizar con cuidado, aumentando el nivel y la cantidad de ejercicio poco a poco. Antes de comenzar un programa de ejercicios, es importante hablar con un médico que pueda adaptar los ejercicios a las necesidades que usted tiene. Hay dos tipos de ejercicios que pueden ayudar:

Los ejercicios de fortalecimiento

Los ejercicios de extensión de movimiento.

A muchas personas con espondilitis anquilosante les ayuda hacer ejercicios en el agua.


GRACIAS


Espondilitis anquilosantes