Page 14

CAPÍTULO CUATRO Aquella noche no conseguía pensar en otra cosa que en el espectáculo freak. Intenté olvidarme, pero no podía, ni siquiera mientras miraba mis programas favoritos por la tele. Sonaba tan extraño: un niño serpiente, un hombre lobo, una araña adiestrada. Yo me sentía especialmente excitado por la araña. Mamá y papá no notaron que pasara nada, pero Annie sí. Annie es mi hermana pequeña. Puede llegar a ponerse bastante pesada, pero la mayor parte del tiempo es tranquila y sabe cómo comportarse. Cuando me porto mal, no va corriendo a explicarle cuentos a mamá, y sabe guardar un secreto. -¿Qué te pasa? –me preguntó después de cenar. Estábamos solos en la cocina, lavando platos. -Nada –dije. -Sí, algo te pasa –dijo ella-. Llevas toda la noche muy raro. Sabía que seguiría preguntando hasta obtener la verdad, así que le expliqué lo del espectáculo freak. -Suena fantástico –convino conmigo-, pero te será imposible entrar. -¿Por qué? –pregunté. -Apuesto algo a que no dejan entrar a menores. Tiene pinta de ser un espectáculo para adultos. -Probablemente no dejarían entrar a una niñata como tú –dije poniéndome grosero-, pero yo y los chicos entraremos sin problemas. Eso la puso de mal humor, así que le pedí perdón: -Lo siento –dije-, no quería decir eso. Es sólo que me fastidia que lo más probable es que tengas razón, Annie, ¡y daría cualquier cosa por poder asistir! -Tengo una caja de maquillaje que te puedo prestar –dijo-. Puedes pintarte arrugas y cosas así. Te hará parecer mayor de lo que eres. Sonreí y le di un gran abrazo, cosa que no hago muy a menudo. -Gracias, hermanita –dije-, pero no hace falta. Si entramos, entramos, y si no, no pasa nada. No hablamos mucho más del asunto. Acabamos de secar los platos y nos fuimos a toda prisa a la sala a ver la tele. Papá llegó a casa a los pocos minutos. Trabaja en edificios en construcción por toda la zona, y a menudo llega tarde. A veces viene de mal humor, pero aquella noche estaba de buenas y le dio a Annie varias vueltas haciéndola volar. -¿Ha pasado algo emocionante hoy? –preguntó tras decirle hola a mamá y darle un beso. -He vuelto a meter otros tres goles seguidos en el recreo –le dije. -¿De veras? –dijo-. Magnífico. Bien hecho. Bajamos el volumen de la televisión mientras papá cenaba. Le gusta tener un poco de paz y tranquilidad mientras come, y a menudo nos pregunta cosas o nos cuenta anécdotas de su jornada de trabajo.

1 el circo de los extraños  

Me llamo Darren Shan. Soy un ''vampiro a medias''. No nací así. Antes era normal. Me gustaba leer historias de terror y ver pelis de miedo....

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you