Issuu on Google+

DEFINICIÓN: Se usa el término monólogo para referirse al acto de un personaje de expresarse en primera persona y en voz alta, sin interlocutor. Aparece tanto en el teatro como en la narrativa y la poesía. En el teatro, el monólogo sirve para ofrecer información imprescindible para la comprensión de la intriga, como por ejemplo hechos ocurridos fuera de la escena, así como para exteriorizar el mundo interior del personaje, revelando sus dudas, creencias e inquietudes. En la poesía el monólogo se utiliza frecuentemente para exponer los sentimientos más íntimos del yo lírico. En la narrativa, es un espacio para que el hablante se exprese en sus propias palabras sin la intromisión del narrador ni respuestas de otros personajes. Algunos críticos hacen distinción entre el monólogo y el soliloquio. El primero se pronuncia en la presencia de otros personajes sin esperar una respuesta de ellos.

Pronombres adverbios

UN MONÓLOGO DE RISA SOBRE CONTAR CALORÍAS El metabolismo de las mujeres se puede dividir en dos arquetipos: el omega (“no pillan un gramo aunque se pongan ciegas”) y el alfa (“les crece el culo, pobres, aunque coman alfalfa”). Esta tonta simplificación puede que le haga dibujar una sonrisa y le haga desear pertenecer a una tercera categoría. En realidad, se trata de uno de los chistes con los que Gilva & Meter ha dado forma a su nueva campaña para Ligereza.

La marca de Unilever ha emprendido el rumbo hacia un nuevo posicionamiento y esta acción busca “ofrecer a las mujeres un mensaje positivo y apoyarlas en las decisiones que toman”, señala la agencia en una nota. La campaña se lanzó el 10 de marzo con tres spots que son fragmentos de monólogos que humorizan sobre la imagen de la mujer.

Los gags pertenecen a la obra teatral “Monologas” y tienen como protagonistas a tres actrices de nivel: Silvia Abril, Alexandra Jiménez y Carolina Noriega. Las consumidoras de Ligereza se podrán identificar con ellas, ya que representan al target de “mujer actual, divertida, activa, que toma sus propias decisiones y con ganas de disfrutar de la vida”, según resume Gilva & Meter a las destinatarias de la campaña.


Los anuncios se grabaron en el Teatro Borts de Barcelona, después de que el espectáculo hubiera recalado en febrero en la sala Joy Eslava de Madrid. Las representaciones se convirtieron así en piezas de una estrategia brandad contento y en una acción de comunicación interna, ya que el público estuvo compuesto por seguidores de la marca invitados gratuitamente y para el rodaje, durante una función previa al estreno, se contó además con los empleados de la empresa.

La acción prosigue el desarrollo creativo del clima “Porque la vida no está hecha para contar calorías”, con una acertada visión irónica acerca de la imagen femenina en nuestra sociedad. También, “reivindicando que las mujeres puedan sentirse bien con ellas mismas y sacarle más partido a la vida, sin las presiones a las que se ven sometidas en su día a día”. Y si se estaba preguntando cuál podría ser el tercer tipo de mujer, si no le gusta que la encasillen ni en las alfas ni en las omegas, la cómica Silvia Abril le da la respuesta en su monólogo: “yo soy más tipo beta”, reconoce, “a mí la dieta me la peta”.


Monologo