Page 1

VOCABULARIO DE DESCARTES ALMA (res cogitans). Sustancia finita (el fundamento de su existencia es Dios) cuyo atributo es el pensamiento. Considerada en sí misma, el alma es la facultad de pensar y verificar intuiciones intelectuales. Incluye también la voluntad, En su vinculación al cuerpo, el alma es conciencia: conoce lo que ocurre en el cuerpo y se da cuenta de ello. ANALÍSIS-SÍNTESIS. Son los dos momentos fundamentales del método cartesiano recogidos en su segunda y tercera regla respectivamente. Son la traducción metodológica de la intuición y deducción en cuanto modo de proceder genuino y originario de la razón natural. Análisis: procedimiento que consiste en descomponer un todo en partes elementales. Síntesis: procedimiento que consiste en ordenar de lo más simple a lo más complejo, produciendo un entramado comprensible y lógicamente coherente. ATRIBUTO. Es la propiedad fundamental de una sustancia ya la cual están referidas todas las demás propiedades. En otros términos, es la esencia de la sustancia. El atributo de la res cogitans es el pensamiento y de la res extensa, la extensión. BUEN SENTIDO. En Descartes equivale a razón y designa la facultad de juzgar con rectitud, esto es, de distinguir lo verdadero de lo falso. Recibe el nombre de luz natural. CERTEZA. Adhesión firme de la mente a una proposición. Descartes distingue la certeza moral de la metafísica. La primera, resulta de la adhesión natural a una proposición probable; la segunda, sólo se da ante una proposición evidente. CLARIDAD-DISTINCIÓN. La claridad se refiere al contenido intrínseco de la verdad o idea en sí misma. Para que dicho contenido pueda ser calificado de claro, se le exige la presencia actual al entendimiento y una diafanidad frente al mismo. La distinción dice referencia a otras ideas o verdades que constituyen el contorno de la verdad o idea en cuestión. Para tener certeza de un conocimiento exigimos que se nos presente con una total separación gnoseológica o delimitación de fronteras respecto a todos los conocimientos que constituyen su contorno. COGITATIO (PENSAMIENTO). "Con el nombre de pensamiento (cogitatio) abarco todo aquello que de tal manera está presente en nosotros, que somos inmediatamente conscientes de ello. Así todas las operaciones de la voluntad, del entendimiento, de la imaginación y de los sentidos son pensamientos". La gama de actos incluidos bajo la cogitatio son reducibles a dos grupos: actos cognoscitivos (perceptio)sentir, imaginar,


entender- y actos de la voluntad (volitio)-desear, afirmar, negar, dudar,... COGITO (pienso, luego existo). Es la primera verdad totalmente evidente que queda tras el proceso de duda metódica: la existencia, la realidad del yo pensante (res cogitans). Desde ella es posible levantar el edificio entero de la filosofía (totalidad del saber) y fundamentar el criterio de la verdad en la evidencia. CUERPO (res extensa). Sustancia finita (el fundamento de su existencia es Dios) cuyo atributo es la extensión. Acerca de su funcionamiento dará una explicación mecanicista. DEDUCCIÓN. Proceso por el cual se despliega todo aquello que se sigue necesariamente de lo conocido con certeza intuitiva. Nos permite conocer las conexiones que hay entre las intuiciones. De ahí que la deducción sea, en última instancia, una enumeración o sucesión de intuiciones, por medio de la cual pasamos de una verdad evidente a otra, hasta llegar a la que queremos demostrar. Las dos segundas reglas del método guían la correcta realización de este proceso. DIOS. Aquello a quien conviene de modo perfecto la definición de la sustancia. Su existencia es demostrada por Descartes a partir de la idea de perfección y, en segundo lugar, mediante el argumento ontológico. Es el fundamento del conocimiento en el ámbito de la res cogitans y del movimiento en el ámbito de la res extensa. DUDA. Es el procedimiento metodológico que expresa una actitud de desconfianza y cautela dirigida a los principios mismos en los que se apoyan nuestros conocimientos y cuya finalidad última es la de hallar una verdad indudable, cierta y evidente, fundamento de todas las demás verdades. Por ello se dice que la duda cartesiana es metódica y no escéptica. La primera, duda con la confianza positiva de alcanzar una verdad; la segunda, duda ante la imposibilidad de alcanzar un conocimiento verdadero. ESPÍRITU. El yo consciente del hombre en tanto que es capaz de razonar, imaginar, sentir, querer,... EVIDENCIA. Es la primera regla del método cartesiano. Vinculada al ejercicio de la intuición (la razón aprehende de modo inmediato una idea), constituye para Descartes el criterio de verdad: sólo lo evidente es verdadero. Las notas características de la evidencia son la claridad y la distinción. GENIO MALIGNO. En el proceso de la duda metódica, hipótesis que permite ampliar el ámbito de la duda hasta las verdades matemáticas. Consiste en la consideración de un


Dios omnipotente, lleno de maldad y de astucia, que se complace en engañanne en cualquier uso que haga de mi entendimiento. Hay que demostrar la existencia de Dios para destruir esta hipótesis. IDEA. Concepto o representación de la mente humana. Constituye el objeto del pensamiento, lo que el yo (sustancia pensante) piensa. Ya no es directamente sobre las cosas, sino sobre las ideas, sobre las que recae el pensamiento. Por eso, Descartes dice que las ideas son "la forma de todos nuestros conocimientos" y que tenemos conciencia de ellas por una percepción inmediata. Hay tres clases de ideas: adventicias, facticias, innatas. INNATO. Hace referencia a aquellos elementos (ideas y principios) que el entendimiento posee en sí mismo al margen de toda experiencia sensible. Tales elementos proceden de la propia estructura y naturaleza del entendimiento. INTUICIÓN. "La concepción de una mente pura y atenta tan fácil y distinta, que en absoluto quede duda alguna sobre aquello que entendemos". El resultado es un conocimiento inmediato y evidente. Es la operación primera y fundamental del conocimiento, a cuya dirección se destinan las dos primeras reglas del método cartesiano. Desde la intuición se despliega todo el conocimiento humano. MÉTODO. Es el conjunto de reglas que señalan cuál es el proceder seguro para aquél que busca el conocimiento verdadero de las cosas. Su finalidad es doble: de una parte, que no tomemos nada falso por verdadero: de otra, aumentar nuestro conocimiento. El fundamento del método se encuentra en el modo de proceder de la razón humana (intuición y deducción) que impone y determina las reglas válidas para todo conocimiento cierto. En las matemáticas ha demostrado su validez; ahora hay que aplicarlo a otros saberes. PRINCIPIO. Proposición o conjunto de proposiciones que se toman como fundamento de una ciencia o conocimiento cierto. MODO. Son las diversas formas como se encuentra dispuesta la sustancia y se presupone la posesión del atributo. Por ejemplo, la figura es una cosa extensa o la imaginación una cosa pensante. RACIONALISMO. Designa la corriente filosófica del XVII que encuentra en la razón el fundamento último de nuestros conocimientos acerca de lo real. El entendimiento posee un conjunto de ideas y de principios (innatos) de los cuales poder derivar deductivamente


nuestro conocimiento de lo real. La matemática como sistema deductivo representa el modelo ideal de conocimiento. RAZÓN. Facultad de distinguir lo verdadero de lo falso. Es una e igual en todos los hombres. Es, por tanto, fundamento de la sabiduría. La intuición y la deducción constituyen su estructura. Es fundamento de las reglas del método. SABIDURÍA. Es el perfecto conocimiento de todo lo que el hombre puede saber alcanzado por la razón natural, sin la luz de la fe. Toma como punto de partida unos principios claros (intuición) desde los cuales deducir todos los demás. SISTEMA DEDUCTIVO. Aquel en el cual el conjunto de proposiciones que constituyen el conocimiento es deducido de ciertos principios y conceptos primeros claros y evidentes (axiomas y definiciones). Para Descartes, el origen de tales principios primeros se encuentra en el entendimiento: son innatos. SUSTANCIA. "Cosa (res) que existe de tal modo que no necesita de ninguna otra para existir". Dos aspectos conviene destacar: la referencia a la existencia y, en segundo lugar, a la independencia, existe por sí misma. Así definida, sólo puede ser Dios (sustancia infinita). Descartes ampliará el concepto paraincluir la res cogitans y la res extensa, ambas sustancias finitas, en cuanto que sólo necesitan la actuación de Dios para existir. La sustancia, por último, es el soporte de los atributos y los modos. VOLUNTAD. Facultad que consiste en seguir o no lo que el entendimiento nos propone y obrar sin estar condicionado por fuerza exterior alguna.

Vocabulario de Descartes  

Principales conceptos de la filosofía de Descartes