Issuu on Google+

Como os he dicho miles de veces (sin exagerar ni un ápice), es fundamental crear un sitio (una carpeta) y guardar todas las páginas e imágenes dentro. La práctica habitual es crear una subcarpeta dentro del sitio que se llame “imagenes” (sin tildes ni espacios!!!!) y ahí almacenarlas todas, como se muestra en la siguiente imagen.

El sitio sería E:\kompozer. Las páginas se almacenarían directamente allí, y las imágenes en la carpeta “imagenes”. A la hora de insertar una imagen en una página, nos aparecerá esto:

Indica que la imagen está en una subcarpeta dentro del sitio (imágenes/nombre_imagen) y está marcada la opción “La URL es relativa a la dirección de la página”.


En el caso de que no se vean las imágenes en tu página web, es porque el navegador no es capaz de encontrarlas, y eso se puede deber principalmente a dos razones: 1. La ruta que le “diste” a la imagen al insertarla era absoluta, por ejemplo esta:

Y cuando subimos la página a Internet o en otro ordenador, lógicamente no encuentra la imagen. ¿Solución? Crea el sitio, asegúrate de que tienes una carpeta que se llama imágenes, abre la página (asegúrate de que está dentro del sitio!!!!!!) y marca la opción: La URL es relativa a la dirección de la página.

2. La imagen tiene ruta relativa pero está fuera del sitio (y por tanto no la subiste a Internet o no está en la carpeta que me pasaste). En ese caso, copia la imagen (el archivo) dentro de la carpeta “imagenes”, abre la página con el kompozer y vuelve a insertar la imagen, guarda y vuelve a subir la página y la imagen a Internet.

Si sigues estos pasos, está garantizado al 99% que se verán las imágenes, así que ni se te ocurra preguntarme hasta que las hayas probado.


imagenes, kompozer