Issuu on Google+


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Redacción

D. Outón Leiva Velázquez, 3 ED 8º izq. 11010 CADIZ Tlf. 856-077908 leivadom39@hotmail.com Edita: AA.RR. y Amigos de Xauen Colaboradores: Maria Dolores Salvador Maria Delia Pinto Trujillo Toñi Sánchez Mancha José M. Iglesias María Outón Arteaga Ana Outón Arteaga Elio Antonio Outón Caballero Fanny Sánchez Barba Miguel Leseduarte González Juan Felipe Alonso Fernández Conchita Arcal Gutiérrez Alberto Boutellier Caparrós Victoriano del Moral Cervilla Juan Miravalles Hidalgo Ildefonso Aguilar Alés Al-mutaryim Diego García Vicente Tórtola Serrano Mª Antonia Sánchez Barba Aziz Rian Pablo Fernández Mari Loli Corrales Payne Carlos Pinto Grote Adelina Pérez Blaya Pedro Martínez Borrego Francisco J. López Villanueva

Sumario Albahaca III Encuentro en fotos Maestras y Maestros del “Ramón y Cajal” Antiguos alumnos Caminos al azul A Esteban Vuelta a Xauen Reencuentro con Marruecos Viaje a Xauen En casa de… Sobre Xauen La Puerta del Zoco Carta a Sidi Hualo Conchita Arcal, recuerdos… Mi querido Marruecos Pepito del Moral A mis amigos de Xauen Recuerdos Funcionarios Vuelta a Galicia La huerta morisca Pinchito Pequeña historia de una foto Lectura de amor Hemos leído Cosas que pasan en Madrid Poesía desde Tenerife Brisas canarias Desde Málaga Pedro Martínez Desde Cannes La fresquera chauní Nietos de Xauen Galería del recuerdo

Portada G.E. “Ramón y Cajal” Contraportada “Puerta de Xauen” Fotografía de Lacalle-Mª Angustias

XAUEN no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores.

-2-


Boletín XAUEN XVIII

Año XI

Año de 2010

XAUEN 2010

Nº 18

_____________________________________________________________________

Mural en una de las paredes de una clase del antiguo “Ramón y Cajal”, hoy “Hassan Abi Jamaa” ____________________________________________________________________________________

Xauen, un pequeño grupo estábamos en la puerta del Parador dispuestos a vivir esos amaneceres de Xauen……..Vicente, Joaquin Cervera, Encarnita….y pocos mas, nos adentramos por las calles llenas de encanto para ver como nuestro pueblo se despereza y empieza a abrir sus puertas tímidamente….Pequeños bakalitos chirrían sus bisagras y sus puertas nos muestran los artículos mas dispares……..y empiezan a llegar los proveedores, algunos en borriquillos que suben con presteza las empinadas calles….traen deliciosas tortas de pan, “jobsa”, calentito cuyo aroma embriaga y pequeñas bolsas con tortas dulces de menor tamaño, “Y´kusa”, en cuya elaboración se adivina el agua de azahar y la suave gracia de las manos de la mujer xauni que la amasaron…..Empieza la vida en las calles de Xauen……Olor a churros, “sfeenyy” recién hechos, cogidos en sartas por las “cuerdas” de palmitos….sale de una pequeña

Albahaca Las florecillas blancas de las tres macetas de albahaca se van perdiendo para convertirse en semillas……..pero el aroma persiste…..trae aires del pié del Kalaa o del Tisuka….En junio eran tres ramilletes de pequeñas plantas, sabiamente atadas con cuerda de palmito por las manos de una xauni de Miskrel-la o de Garuzim, dispuestas a encontrar quien las pusiera en la tierra para regalar su aroma durante todo el verano. Los amaneceres en Xauen son algo increíble…….y de esto sabe mucho Vicente Moreno….Cuando puede, madruga y con su cámara preparada se interna por las calles azules en busca de matices cromáticos, que luego trasplanta a sus lienzos, difíciles de encontrar en otros lugares……El lunes, al amanecer, último día de nuestra estancia en

-3-


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

tienda, repleta de pastas y tortas de diferentes estilos en la que una mujer alterna los churros con la confección de riquisimos “creps”, “r´gaif” que pronto se verán envueltos por miel o mermelada…..Xauen se prepara para desayunar…….Al cruzar algunas esquinas el olor a hierbabuena empieza a mover el embrujo de las calles….La mañana es espléndida…..Vemos a unas mujeres que llegan con unos medianos fardos, extienden unos paños por el suelo y los llenan con manojos de hierbas frescas y aromáticas……..Manojos generosos de hierbabuena regada con el agua límpida de las montañas, manojos de orégano recio, de penetrante olor, de las rocas que rodean Sidi Hualo, tomillo, manojos de cilantro o culantro que tan bien combina con las carnes, otras plantas aromáticas menos conocidas,…..y pequeños ramilletes de plantones de albahaca…. La mujer nos mira atónita cuando ve que le compramos de todo un poco…….y nosotros alegres porque nos vamos a llevar aromas de Xauen……..Por eso, veo ahora las últimas florecillas blancas de la albahaca en las macetas de mi terraza gaditana y lejos de sentir cierta tristeza, siento la esperanza que brindan las semillas para que en mayo o junio próximos vuelvan a aparecer las pequeñas plantitas que me traerán uno de “aquellos aromas de Xauen”…… ¿Quién sabe si Dios no nos regala antes otros días por las calles azules de Xauen…!

conocer Xauen para comprobar si eran ciertas las cosas tan bonitas que ellas le contaban de su pueblo. Creemos que se fue convencida. La abuela de los hermanos García había sido dueña en los primeros tiempos del Parador y allí vivían…… y nos recordaba Carmen que cuando había algún huésped notable su abuela la hacia recitar alguna poesía o cantar y que ella, con muy pocos añitos, se lo pasaba pipa con estas cosas. Muchos recordareis a Carmen, especialmente los que después vivieron en Tetuán porque también la familia García marchó a la ciudad vecina.. Carmen, guapa como ella sola, trabajaba en la administración de la fábrica de Coca Cola y así la conocían….. Paco Pons, Vicente e Isabelita Moreno, Ildefonso Aguilar con Mercedes…..y un poco mas allá vemos a José Luis Coll y Anita Bastida tan jóvenes como siempre, como cuando paseaban por los jardines de la Alcazaba solo que ahora estaban rodeados por parte de sus hijos y nietos. Allí estaban Mari Paz, Francisco Javier, Laura, Maria Teresa y no sé si alguno mas….Manolo Iglesias, “El acuarelista de Xauen” con su encantadora esposa Mª Jesús Cans y su hijo José Manuel que pronto conocería a su doble José Manuel Iglesias hijo del maestro D. José Iglesias que ejerció en Xauen, Uad Lau y Tetuán…..Emilio Muñoz, Mari Carmen y su hermana Pepi son primos de Vicente e Isabelita …..

Pero debemos empezar por la llegada a Algeciras…..Mañana del viernes……..en la estación marítima Y así fue……Aunque el barco hacia Tánger no salía hasta mediodía, ya se iba llenando la sala de espera de la Estación Marítima de gentes jubilosas que no hacían mas que mirar unos a otros tratando de averiguar quienes eran esas personas con las que habían convivido en Xauen años ha. Los “reincidentes” teníamos la ventaja de conocer a la mayoría pero los que venían por primera vez miraban a su alrededor……¿Quiénes serán esas tres chicas tan guapas?-me dije- y me acerqué a preguntar aunque días antes nos habíamos visto en Cádiz…..¡ Carmen, Afriquita y Esperanza!....Claro…de la familia García, hijas las dos primeras de Dª Carmen y hermanas de Anita, Jerónimo, Buenaventura (“Ventura”) y Miguel…… Esperanza, una sevillana que tiene además la gracia de Cádiz es consuegra de Carmen y las acompañaba porque quería

Nos causa una sensación especial el encuentro con Cati Marin y Pepita y Loli Nieto. Sabemos el enorme esfuerzo que tuvieron que hacer pues el recuerdo de Juan y de Maruja estaba presente en todos. Ellos dieron muestras de una gran fortaleza y se decidieron a volver a Xauen sabiendo que tanto Juan como Maruja no dejaban de mirarnos a todos desde “mas allá del sol”, junto al Padre. Gracias a las dos por vuestra entereza y cariño a Xauen. Zoilo, el gran Zoilo, con su encantadora esposa Mª Luisa Piquer acompañaban a Cati y esa gran persona que es Paco Chica servia de compañía a las hermanas Nieto……Paco Pons habia llegado de Málaga con su coche lleno de xaunis y lo mismo hizo a la vuelta.. Se desvive por ayudar a alguien. Luego nos daría la gran sorpresa de presentarse en Xauen con “Pinchito”.

-4-


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Desde Ginebra y haciendo coincidir dos grandes acontecimientos llegó Rosa Delia Romay. Se fue de Xauen siendo muy pequeña pero tenia mucha ilusión por volver. El primer gran acontecimiento era pasar unos días en Las Palmas con su madre que a pesar de la edad sigue conservando su gran belleza canaria y el segundo pisar de nuevo las calles azules que conservaba en su mente como algo difuso pero muy agradable. Esteban, su hermano, venía con María Pinto para que conociera su pueblo. Ella, poetisa, después de haber conocido Xauen,le obsequia con un bello poema que publicamos en este número. Mercedes Jiménez estaba encantada con volver a Marruecos. Y seguía la algarabía……..Tras recibir los billetes para el barco nos fuimos acomodando en el Balearia….Travesía perfecta y algunas pequeñas incomodidades en la Aduana pues el desembarque fue en el nuevo puerto que había sido inaugurado dos días antes. Su nombre es TANGER MED y está situado entre Tánger y Ceuta. Esperaban los autobuses que nos llevaron hasta Tetuán según lo programado. Nos bajamos delante de la Puerta de la Reina o Bab el Okla y nos adentramos un breve trecho por la Medina entre el bullicio de vendedores de frutas y verduras con un aspecto buenísimo, hasta el cercano palacete llamado “Saad Riad”. Recibimiento con música “yibli”, arquitectura árabe de gran belleza y cocina marroquí excelente en la que no podía faltar un riquísimo cus-cus. Contorsionistas con equilibrios de bandejas con vasos de té y bellas damas de las montañas de Yebala con la “danza del vientre” amenizaron junto a la orquesta arábigo-andaluza el almuerzo. Unas chicas ponían bellos adornos con “henna” en brazos y manos de las que lo deseaban…..Paseo por la medina tetuaní hasta llegar a la Plaza de la antigua Alta Comisaría y con parada en el interesante “Bazar de los aromas” en la que nos hicieron toda una demostración de perfumes, aromas, ungüentos, elixires, aceites…..Vuelta a los autobuses y ya cayendo la tarde…emprendimos camino de Xauen…… ….Y Xauen………Cuando los autobuses llegan a la plaza del Majzen, delante del Parador, los bakalitos multicolores, las tenues luces que acaban de encenderse, el bullicio de los xaunis….y no sé qué aires del Magó hacen de estos instantes unos momentos

mágicos………Luego, te sientes inmerso en ese halo y empiezas a notar sensaciones, aromas, ruidos, voces y empiezas a darte cuenta que estas en Xauen……..Acomodado ya en la habitación del Parador, abres la ventana y ves un Sidi Hualo remozado y perfectamente iluminado….Empiezan los momentos mágicos de Xauen…….. Desbandada por Utta Hammam……Nos alegra reencontrarnos con tanta gente guapa de la misma familia (exceptuando a Luis, claro)….me refiero a la familia Torres Sanjuán….Dori, Luis, Julio, Mara, Luis Guillermo, Mari Lurdes, María Begoña y Patrocinio……un té…y otro té…y otro….allí sentados…..y Enrique Sierra con nuestra gran campeona, su hija María (cada día mas guapa), ….Antoñita S. Barba, con su amiga Mari Clemen (mas adelante comentaremos el detallazo de Mari Clemen con todos nosotros)……..degustando la belleza de la noche xauní……..viendo como pasa el tiempo……sin prisas, charlando con nuestros buenos amigos Carlos Vieira y su encanto de esposa Maribel que venían por vez primera a Xauen, y Fanny S. Barba y Lola Martínez Diaz hasta que nos damos cuenta que mañana….¡ tenemos que ir al Cole ¡…sí,.a nuestro Cole, al “Ramón y Cajal”….. Nos encanta ver cuando vienen a un Encuentro varios de la misma familia como ocurre con la familia Coll, Sanjuán, la familia Marín, la familia Nieto, Moreno, Romay, Sánchez Barba, Sierra, Valdivieso…De la familia Arcal siempre viene una extensa representación. Allí estaban Mari Carmen con sus hijas Cristina y Mari Carmen y su hermana Lolita que venía perfectamente preparada con sus flamantes tenis para no dejar una calle de su Xauen sin pasar por ella….. y….¡¡Maria Rosa ¡!!!....Echamos mucho de menos a mas Arcales….Siempre producen alegría ver a todas las hermanas juntas.Encantada de Xauen y los xaunies quedó Loli Gutiérrez, prima de las Arcal, que venia por primera vez a Xauen. Joaquin Cervera Aparicio es el mas pequeño de la numerosa familia de la que es el hermano mayor nuestro querido Juan Antonio. Aunque sus recuerdos son muy difusos no perdía detalle de todos los rincones que plasmaba con su cámara…. Pero creo que la mas extensa fue la familia Outón. Allí estaban Gloria Nieves, esposa de Quini, con sus hijos María Jesús, siempre tan sonriente y guapa, y Joaquin que venía con su

-5-


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

esposa Loli y sus tres niñas, María, Ana y Marta que tan estupendamente se lo pasaron como nos explican en sus escritos. Los padres de Loli, Daniel Arteaga y Maria Luisa venían de Huelva y les encantó Xauen y sus gentes. Antonio, el mas pequeño de los hijos de D. Joaquin vino con su hijo Antoñito. A Eva le surgió un imprevisto y a última hora no pudo embarcar a pesar de la ilusión que tenía……Con Domin y Encarnita venían sus hijos Domingo (con su esposa Ger y cuñadas Tina y Carmen) y Juan Antonio y su super nieto Elio Antonio……..PEPE no pudo venir, a pesar de la ilusión que tenía, porque todavía no se encuentra totalmente restablecido pero progresa su rehabilitación a pasos agigantados gracias a su voluntad y a la entrega de Mari Pepa que se desvive por ayudarle . Esperamos que para el próximo Encuentro puedan venir los dos. Organizar un Encuentro en Xauen de cerca de cien personas, dispersas por toda España, no es tarea fácil. A veces aparece el desaliento. Solo el ánimo contínuo y la colaboración de muchos de vosotros ha hecho posible que todo llegara a feliz término. Quisiera personalizar en mi hermano Pepe, en Gloria y Maria Jesús a todos los que nos animaron y “empujaron” para salvar las dificultades que, sin duda, aparecían. Gracias a todos. Resulta gratificante ver en los Encuentros a nuestros niños. Decía nuestro querido Alfonso Moreno que debemos crear en nuestros jóvenes el deseo de mantener vivo el espíritu de unión que adquirimos en Xauen….Y lleva toda la razón….Un abrazo, desde aquí, para Conchita….. Amanece el sábado….tras el desayuno, en el hall del Parador hay gran nerviosismo……todos llevamos nuestras carteras repletas de material escolar y de ocio….balones, muñecas, puzzles, rotuladores, equipaciones de fútbol, acuarelas, lápices de colores y todo cuanto puede servir de entretenimiento durante los ratos libres de la vida de un niño o niña……y sin más….enfilamos por la carretera del Parador, hacia abajo, en animada charla hacia el G.E. “Ramón y Cajal”….poco a poco íbamos llegando hasta la entrada del Colegio …….. pasamos por una artística puerta de entrada (azul y blanca) al patio o recreo……¡Aquel patio que nos parecía tan grande…! ¡Aquel patio testigo de nuestros juegos y “peleas”!......Aquel patio…..Mas de una y mas de uno….miraba

absorto a su alrededor mientras su mente trataba de ordenar el cúmulo de momentos allí vividos celosamente guardado en el personal “baúl de los recuerdos”….¿Quién no recordaba a Alfonso, a Julio, a Ireneo, a Maruja, a Juan, a Marianin….y a tantos otros que por allí jugaron?....Habían pasado 40, 50 o 60 años……La amable acogida del Director, Maestros y Maestras del ahora “Hassan Abbi Jamaa” nos hizo “despertar” de esos segundos de abstracción y tras los primeros saludos se iniciaron muchos grupos hablando en árabe, hay quien lo recuerda perfectamente…. y español exponiendo nuestros recuerdos y sentimientos. Las Maestras nos escuchaban con mucho agrado y sorpresa….y allí mismo, en aquel patio, Ildefonso Aguilar Alés, niño y alumno desde el año 42, leyó, en el Patio de sus correrías, ante la mirada complacida de su siempre elegante esposa Mercedes, con gran emoci��n, una “Carta de un antiguo alumno del “Ramón y Cajal” a un alumno del “Hassan Abbi Jamaa” que traía en un artístico pergamino e incluida en el álbum…… Contesta el Director del Centro, Sidi Abdelkader Chibtet, y hace una exposición del funcionamiento del Colegio explicando desde la distribución de alumnos por cursos hasta las materias tratadas en cada uno de ellos…..Posteriormente María, Marta, Ana y Elio Antonio, bisnietos de D. Joaquín, Maestro y Director del Colegio durante muchos años, hacen entrega de un álbum con fotos de las clases desde el año 42 hasta el 56 en el que se incluían biografías de D. Santiago Ramón y Cajal y Sidi Hassan Abbi Jamaa, cofundador de Xauen y de una metopa, en árabe y español, conmemorativa de este acto. Las emociones se sucedían….. Refrescos y exquisitos dulces marroquíes (y sobretodo un gran cariño por parte de las Maestras) nos esperaban en la que fuera clase de D. Joaquin y libertad para entrar por las aulas que se vieron pronto invadidas por nuestra nostalgia y cámaras de fotos…..Vuelta al recreo, mas fotos, mas corrillos, mas momentos de emoción……… despedida emotiva del Profesorado y de nuestras aulas y poco a poco nos fuimos encaminando por la carretera de las Casas Baratas, casa de la Familia Guevara para subir por la curva donde vivia la Familia Fernández-Cuervo hasta…..¡a Plaza de España. ¡….Allí estaba…..coqueta y presumida….algo cambiada pero mostrando gran parte de su antigua belleza….jardines, flores, ranas,

-6-


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

fuente, chorrillos de agua que parecen que lloran ( ¿o rien?), bancos blanquiazules con farola (testigos de tantas conversaciones), pérgolas……solo nos quedaba ver aparecer a Maimón, el guardia, con su enorme figura y su uniforme verde….o a su jefe, el Capitán Escudero, paseando solitario con las manos entrelazadas por la espalda pensando en nuevos proyectos para su pueblo…. Desde aquí un abrazo a Lina y Paco que no pudieron venir pero que están ya apuntados para el próximo Encuentro……...Paseo por la Avenida, casa de Merceditas Casas, ausencia de los chorritos…….Aunque el grupo estaba ya muy disperso muchos optamos por entrar en Bab el Aain y subir a Utta Hammam por Bab el Mukaf, atravesando la Suika…..Los numerosos restaurantes de los alrededores de Utta Hammam se poblaron enseguida de los xaunis deseosos de recordar sabores y manjares con especias que tanto echábamos de menos…la harira, el kefta, el cus-cus, los tayines….invadían las mesas que culminaban con ricos pastelitos de almendra y miel……. Unos subieron a Ras el Maa y de allí…..a la remozada y alegre Sidi Ualo, la mezquita…….por un nuevo camino, disfrutando de higueras, naranjos y limoneros….Vuelta a Ras el Maa y siguiendo el camino del río, por la llamada ruta de los Molinos, vuelta al Parador por Bab Aonsar. La ruta de los Molinos empieza en el Puente o Kantara de Ras el Maa (donde se lavan las alfombras y mantas de esa manera tan particular) y termina en el puente o Kantara de Rif Sebbanin…..Hubo quien prefirió quedarse por los jardines de la Alcazaba y calles azules de la Medina…….pero llegada ya la noche había que prepararse para la Cena en el Parador……Repletos los salones tuvimos ocasión de ver y disfrutar de un grupo folkclorico auténticamente xauní, con la vestimenta de los poblados de las montañas vecinas que al son de daharíyats, darbugas, tambores, kamanyas y chirimías amenizaron la cena. Nos acompañaban en la misma nuestros buenos amigos Sidi Abdeslan Afassi Alami, el Sr Bakali, el Primer Teniente de Alcalde y el Director del Colegio “Hassan Abbi Jamaa”.Sidi Abdelkader Chibtet.

“De Dios provenimos y a Dios regresamos”….”Ynna lillahi wa inna i liahi rayium”….. Gran testimonio el de nuestras queridas Cati y Pepita Nieto. Ambas sentían la ausencia de Juan y Maruja pero también sabían que ellos hubieran querido que no faltaran al Encuentro con Xauen. Imaginamos lo duro que os fue pero sus sonrisas desde el cielo os agradecían vuestra fortaleza……También se nos ha ido recientemente a la Casa del Padre, Bartolomé Mancheño al que conocíamos por “Toli”. Era el hijo mayor del Sr. Mancheño, funcionario de la Junta de Servicios Municipales y de Fuensanta. A su hermana Mari Carmen, hermano José Antonio y primo Juan Mancheño les enviamos un fuerte abrazo con nuestro pesar….Recordando también al “Capitán Escudero” y a Jose Mari Villalobos iniciamos nuestra sobremesa. También se nos fue Regina Pallarés, “Regi”. De sobra saben Casimiro y Miguelin cuanto queremos todos a esta familia de gran solera xauní. Un gran abrazo para ellos y para sus esposas, Mari e Isabel….y para nuestro siempre querido Fernandito…. Siguiendo lo que posteriormente se convirtió en habitual en los Encuentros y que se inició en El Puerto de Santa María cuando Maribel Valdivieso nos entregó en nombre de su padre, D. Luis, una inestimable colección de bellas acuarelas para repartir entre sus paisanos. Procedimos al sorteo de lo que cada uno voluntaria y graciosamente quiso traer con este fin. En esta ocasión fueron los niños María, Marta, Ana y Elio Antonio los que con gran desparpajo y sin hacer trampas, se encargaron de llevar adelante el sorteo. Aquí hay que tener un recuerdo para Mari Carmen Muñoz, alma de estos sorteos, que no pudo venir por causa mayor pero agradable. Un beso “pa ti”, Mari Carmen….. y para Milagros y Antoñito.. Adelina Pérez Blaya y Carlos Pinto Grote nos enviaron varios ejemplares de sus obras literarias y fue Maria Delia Pinto Trujillo la que personalmente firmó ejemplares dedicados a los agraciados de la suya “El viento en el espejo”. Siempre hemos oído decir que Xauen es una ciudad culta…….el resto de los regalos abarca un amplio abanico de obras personales (óleos, acuarelas, acrílicos, pirograbado, manualidades diversas,

A los postres, se llenaron las mesas de unos deliciosos bombones de guinda y licor, típicos de Zaragoza, obsequio para sus amigos xaunis de Mari Clemen Hermosa que merecieron el aplauso de todos…….¡ Gracias, Mari Clemen ¡

-7-


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

abanicos….) Precioso el “petit point” realizado por Maria Fernanda….. Trasteando en los papeles de mi padre encontré una copia de las que se hacían con papel carbón y máquina de escribir Erika o Underwood, de unas conferencias que se dieron en un Ciclo en el “Ramón y Cajal” allá por el año 47. Las copias, de igual formato, correspondían a las dadas por D. Luis Valdivieso Conde (vive en Madrid próximo a los cien años) y D. Joaquin Outon (mi padre). D. Luis trataba especialmente de los Antibióticos y mas concretamente de la recientísima penicilina y D. Joaquín de Apicultura…..¿Recordáis la colmena de cristal que tenía en su despacho?... Fue muy emotivo cuando entregué el entrañable documento a Maribel y Mari Angeles Valdivieso que estaban allí con sus respectivos esposos. Ildefonso Aguilar Alés recibió también una carta de la misma fecha, de D. Joaquín para el Delegado de Educación y Cultura proponiendo a su hermano mayor para el primer premio de Marruecos Español, de un Certamen sobre el Ahorro..(porque en aquellos tiempos hasta se ahorraba).Fue otro emotivo momento……porque el premiado nos veía ya desde el Cielo…….Y así,….entre risas y alguna que otra lágrima fue transcurriendo la noche. Titina, en nombre de la Agencia de Viajes Hispamaroc nos hizo entrega a todos de unas bandejitas de bronce con una inscripción en recuerdo del Encuentro. Es necesario hacer constancia del bien hacer de Titina que no regateó esfuerzos para que todo resultara tan perfectamente. Gracias, Titina……y enhorabuena por tu excelente labor… Poco a poco, ya entrado el nuevo día, fuimos a descansar tras un sábado pleno de emociones…..

para tantas cosas como hay que hacer en Xauen…. Seria imposible detallar los lugares por los que se adentró cada uno. Lo cierto es que, sin darnos cuenta, cuando empezábamos a degustar Xauen, había que prepararse porque al día siguiente, lunes, había que iniciar el retorno…. Sale este Boletín con retraso porque queríamos dedicar gran parte al Encuentro con Xauen y la presencia inmediata del verano ha retrasado la llegada de vuestros escritos. Siendo el “Ramón y Cajal” un poco “protagonista” era lógico que su antigua fachada ocupara la portada. Miguel Lacalle y su esposa Maria Angustias son de Alhucemas. Fotógrafos de prestigio, exponen en los Encuentros Rifeños de Benalmádena y otros lugares, bellas colecciones fotográficas del Rif. Autores de algunos libros, Mª Angustias acaba de publicar un precioso libro-documental sobre su barrio de origen “El Perchel” de Málaga que recomendamos porque su lectura es un auténtico placer. Tienen estudios muy interesantes junto a Fátima Zhara y Ahmed Tahiri (Presidentes de la Fundación Al-Idrissi hispano-marroquí) sobre la cerámica de las mujeres alfareras del Rif. En la última Expo, charlando con ellos, supimos que son unos enamorados de Xauen y que la visitan con frecuencia. Nos cedieron algunas fotos de allí, una de las cuales va en nuestra contraportada. Tenemos su autorización para enmarcarlas..Gracias, Miguel y Mª Angustias…. En resumen, unos días difícil de olvidar que culminaron con nuestra llegada a Algeciras para volver a nuestra ciudad de origen…..Y siempre alguien pregunta donde será el próximo Encuentro…….Antoñita Sánchez Barba sugiere que podría ser en el Algarve portugués y ella, que vive en Ayamonte queda encargada de estudiar esta posibilidad. También Mª Rosa Arcal, con gran énfasis, nos apunta hacia Cádiz…….chirigota incluida…….Esperamos mas sugerencias….. Ya sabéis que el lugar no es lo mas importante, lo que nos gusta a todos es volver a vernos, contarnos nuestras cosas, charlar, reir…y sobre todo, mantener los vínculos que adquirimos en Xauen ….y digo yo…¿Porqué no otra vez en Xauen?....... Outón

El domingo recibíamos la invitación de Sidi Alí Raissuni para que nos reuniéramos con él en su casa. Había llegado la tarde anterior de un viaje por algún país árabe (no recuerdo) pero tenía interés en charlar con nosotros. Sabemos que su hospitalidad y bien decir hacen imposible no acudir a la cita, como explicamos en otra página.. Recibimos en el Parador la visita del Alcalde de Xauen que nos obsequió con un tapiz realizado con motivo del reconocimiento por parte de S.M. el Rey como lugar donde estuvo “Hassan Abbi Jamaa” y por la tarde conocimos la casa-museo de Mohamed Haikum…..Como veis faltaba tiempo

-8-


Algunos momentos del III Encuentro con Xauen.

Paco Pons no dudó en incorporarse a la orquesta

Bellas bailarinas durante el primer cus-cus

En el patio del Colegio “Hassan Abbi Jumaa” (antes “Ramón y Cajal”)

Van llegando Antiguos Alumnos a la actual entrada del “Ramón y Cajal”

Elio, Maria, Ana y Marta, bisnietos de D. Joaquin esperan para entrar al patio.

Moh y Maria charlan con una Profesora del actual “Hassan Abbi Jamaa”

B

El Director del Centro Sidi Abdelkader Ben Chebtit nos da la bienvenida

Ildefonso muestra al Director su foto en el “Ramón y Cajal” en el año 42


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

La convivencia fue cálida y entrañable

Ildefonso Aguilar, niño del 42, lee una “Carta a un Niño” del 2010

El Director contesta a Ildefonso

Elio Antonio, bisnieto de D. Joaquin, hace entrega al Director de una placa conmemorativa

María, bisnieta de D. Joaquín, lee un pergamino alusivo al acto. Elio observa atentamente

Antiguas alumnas rodean al Director

María, Ana y Elio con alumnos actuales

Un aspecto del patio

- 10 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Las mochilas llenas de material iban formando en el patio una “pirámide de ilusión”

Director, Jefe de Estudios y algunas Maestras del “Hassan Abi Jumaa”

Comentando fotos de los años 40

El “recreo” seguía animado..

Ahí estuvimos sentados hace 50 años

Esteban con su mochila recuerda las carreras que daba por este patio hace 50 años.

Vicente e Isabelita Moreno (hijos de Daniel)

La alegre familia Torres Sanjuán

- 11 -


Boletín XAUEN XVIII

Enacarnita, Ger y Elio Antonio Outón

Año de 2010

Enrique Sierra, Zoilo, Paco Pons, Caty y Maria Sierra

Maria Delia, Esteban Romay, Rosa Delia, Maribel y Carlos Vieira

Loli, Pepi Nieto, Maria, Toñi, Moh y Paco Chica

José Luis Coll, Anita Bastida,, Mari Paz, Francisco Javier, Laura y Maria Teresa

Caty y Maria Luisa

Luis y Dori Sanjuan con Julio, Mara, Luis Guillermo y Maria Sierra llenaron con sus risas las calles de Xauen

- 12 -


Boletín XAUEN XVIII

En casa de Sidi Ali Raissouni

Año de 2010

Manolo Iglesias, el acuarelista de Xauen con Mª Jesús

Jose Manuel Iglesias, Mª Luisa, Caty, Antonia y Zoilo

Tertulia en casa de Sidi Ali Raissouni

Carmen Garcia, tan guapa como siempre

Camino de la casa de Raissouni

Vicente Moreno entrega un cuadro de Xauen a Sidi Abdeslam Afassi Alami

Loli Arteaga con profesoras y Profesores del Centr

- 13 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

- 14 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Antiguos alumnos del “Ramón y Cajal”

¿Quién no recuerda el nerviosismo cuando llegaba el fotógrafo al Colegio?. Montaban “un escenario” con libros de acuerdo con los estudios de cada alumno y dejaban constancia de nuestra “vida escolar”? Estas corresponden a los hermanos González Medrano, Manolín y Mari…Años 50…..Esperamos que nos enviéis las vuestras….

- 15 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Caminos al azul Mari Loli Salvador

Xauen azul color hielo agua eterna en el jardín flores de papel azules ensartadas en jazmín. Pavo real tu te exhibes abriendo tu gran cola azul azul bajo azul te muestras cielo bordado eres tú. Te derramas como agua con tu blanco azul sutil o te encaramas al monte espejo verde, azul, gris. Las estrellas de los cielos sin alas para volar son cementerios de sueños que no pueden escapar. Mariposa de la ausencia plata y niebla, luz astral frágil e inquieta te esfumas para no volver jamás.

Acuarela de Mari Loli

Mari Loli Salvador (Xaunía por derecho propio)

- 16 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

A Esteban…y a

los que con él, fuisteis niños

en las azules calles de Xauen… Maria Delia Pinto Trujillo Me dijiste: te llevaré a ver mi ciudad mágica Y cruzamos el mar, atravesamos montañas , barrancos poblados de rojas adelfas salvajes Y allí estaba , esperando, Chauen . Caminamos juntos, por tus calles del recuerdo. Ascendimos desde Utah el Hamman hasta Bab El Aain, y encontramos tu niñez al doblar una esquina, bajo una higuera , en el arrullo del naciente, en un naranjo, aromando azules el azahar y la hierbabuena. Atardece dorada la Alcazaba, llama el Almuecin al rezo, y perfuman el ámbar y el almizcle …. nostalgias de otros tiempos Al anochecer, cuentos antiguos hablan de calles azules, mágicas , que en cada amanecer son otras. De aquí nos llevamos el alma azul de tu infancia para sobrevivir a los otoños y la tristeza de nuestra ausencia . Aquí dejamos nuestros corazones teñidos para siempre, de la magia azul de Chauen.

Chauen, Junio de 2010 Maria Delia Pinto

- 17 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

VUELTA A CHAUEN POR TERCERA VEZ Y ENCUENTRO CON EL PASADO. Toñi Sánchez Mancha No habíamos vuelto a Chauen desde el verano del 2006. En anteriores reuniones que tuvimos, el comentario unánime era siempre poder celebrar el próximo encuentro en Chauen, así que después de dar mucho la “lata” a Domín, el Grupo Cádiz-Málaga se puso manos a la obra y después de muchas llamadas telefónicas y algún que otro e.mail ¡por fín! y cada uno por su lado aparecimos en el lugar del Encuentro el Restaurante de Tetuán donde nos encontramos con los viejos y nuevos amigos casi todos paisanos chauníes, los nuevos que se han ido incorporando a nuestra modesta Asociación en la que a todos nos une el recuerdo y el gran amor que sentimos por ese pueblecito blanco y azul en el que por un motivo u otro nos tocó vivir (o nacer) en nuestra infancia o juventud y que dejó una huella muy fuerte en todos nosotros. Después de la bienvenida y los abrazos en el restaurante por cierto típico marroquí, comenzamos la comida acompañados por una orquesta que nos deleitó con música árabe y andalusí a pesar del murmullo que de cada mesa salía contando como habíamos llegado hasta allí. Cuando terminamos la comida el plan era dar un pequeño recorrido por Tetuán. No tengo muchos recuerdos de esta ciudad, iba casi siempre de paso o alguna que otra vez a realizar alguna compra. Hacía poco que había leído el libro “El tiempo entre costuras” de María Dueñas y sentía cierta curiosidad por pasear por los lugares que la autora tan bien relata y que trajo un recuerdo a mi mente “ yo también me había perdido una vez en la Medina con el consiguiente susto que se llevó mi madre, una amiga y no tanto yo”. A la hora prevista subimos a los autocares para emprender ya todos viaje a Chauen. Es tremendo, todos habla que te habla, pero cuando damos la última curva en la carretera y aparece Chauen a todos nos empieza a latir el corazón más deprisa…, ya llegamos….aquí estaba la Casita del Peón Caminero, aquí Artillería, vamos subiendo por el Campamento y aunque todo sigue siendo casi igual ya no es igual, pero yo sé que todos nosotros seguimos viéndolo como era…….. la Casa de Arcal, el bar de Cristóbal, la bodega de Santiago, el Cuartel de Infantería, la Sociedad de Caza y Pesca, la tienda de Pokardas……. Seguimos Plaza de España, Avenida y subida por la Cuesta del Parador, llegamos al Parador….. todo se hace muy bien, desde aquí felicito a Hispamaroc y en especial a Titina por la organización tan bien realizada en todo momento. Estamos casi todos muy cansados y nos vamos pronto a dormir., aunque mas de un grupo fue a tomar un té en Utta Hammam…

- 18 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

A la mañana siguiente realizamos la visita programada al Colegio y dejamos las mochilas con material escolar para los alumnos. Compartimos un refresco con los profesores e hicimos muchas fotos y cada cual con su Grupo empieza a hacer su particular recorrido. Yo estoy muy feliz de estar con mi amiga Mari González, hace más de 46 años que nos separamos, pero nunca dejamos de estar en contacto. Pasaban mucho años sin saber nada una de la otra, pero por alguna razón siempre volvíamos a tener noticias, así que sin darnos cuenta, anda que te anda, llegamos a la Puerta del Zoco, comento “todo sigue igual”, nos quedamos un momento paradas, señalando la casa donde vivía Mari y yo sin darme cuenta cierro los ojos y de pronto como si me hubiese metido en una máquina del tiempo del pasado lo veo todo idéntico a como era hace más de 46 años, veo a una jovencita morena con el pelo largo subiendo la cuesta, se para delante de la ventana de la casa de Mari y luego entra, (en su casa tenía un taller de costura yo subía a ayudarla y de paso aprendía a coser) el tiempo se ha parado y yo sigo viendo la película del pasado, ahora oigo ladrar a un perro y veo a Lín el hermano pequeño que viene correteando. El perro sigue ladrando……. y aparecen unos chicos con monos manchados de grasa: son Antonio (q.e.p.d), Alfonso y Pepito que trabajan en un Taller mecánico……. su madre les aguarda con la mesa puesta porque sabe que vienen hambrientos, yo les veo aparecer bromeo un poco con ellos, son muy tímidos pero a mi me tienen todos un gran cariño y me dicen, no te vayas, no vas a caer en el plato, la radio está puesta y empieza “el parte” yo digo me voy… luego vuelvo. Abro los ojos y me encuentro en el mismo lugar en que nos hemos parado para dejar paso a un coche y noto una lágrima en mis ojos y de pronto veo que la casa de Mari ya no es igual no tiene los soportales que tenía, está todo muy cerrado y ni siquiera sé si la casa está habitada, aunque un momento antes he estado dentro y he olido a comida he visto a los chicos con sus monos y su sonrisa de buenas personas. Por ese recuerdo, que por un momento vino a mi mente, desde aquí quiero rendir un homenaje a Mari que fue una gran amiga mía, (y sigue siéndolo) paciente y mi más fiel confidente que con su sonrisa y su saber estar me hizo pasar tan buenos momentos en su casa, con tanta sencillez como a ella y a los que en ella vivían les caracterizaba. Sus padres, Pepe y Lola, buenas personas y dueños de una gran discreción nunca se metían en nuestras conversaciones, solamente sonreían oyéndonos comentar como cotorras la última película que habíamos visto en la que trabajaban Omar Charif y Fatem Hamama, mientras en la radio se oían bonitas canciones o novelas llenas de dramatismo, entrega, renuncia y amor. No tengo ninguna duda que todos los que ya se encuentran en el cielo y que por un motivo u otro pasaron por Chauen, se asoman a ese balconcito que tienen reservado cada vez que un grupo de antiguos residentes aparecen por “su pueblito blanco y azul”. Toñi Sánchez Mancha

- 19 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Reencuentro con Marruecos José Manuel Iglesias El día 11 de Junio por fin salí hacia Marruecos. Y digo por fin porque después de cincuenta años no había vuelto por aquel país. Lo he dicho así sin pensarlo y ahí es nada, medio siglo desde que salí definitivamente con mis padres y hermanas. Domingo Outón a través de un correo electrónico, me envió el anuncio del programado viaje, el que para mas de noventa personas sería esta vez, el tercer encuentro con la ciudad marroquí de Xauen.

Yo, que había llegado a Algeciras el día anterior, me reuní con el resto de expedicionarios en la estación marítima del puerto. Sentí una repentina regresión al pasado al ver a algunos amigos y conocidos que hacía muchos años que no veía, entre otros Antonio hermano de Domi y curiosamente adiviné a otro que por el parecido extraordinario con su padre no me iba a fallar, Joaquín Outón, su madre Gloria y una bella joven hija de ésta, de extraordinario valor humano , María Jesús, digna representante del espíritu luchador de la familia entera. Salimos del puerto a la una y cincuenta en una tarde espléndida, con un mar en calma cuando embarcamos en el Jaume I de la compañía Balearia. La ruta en la travesía del Estrecho era muy particular ya que, ni hacíamos el recorrido hacia Ceuta ni hacia la ciudad de Tánger, sino a un extraño puerto en construcción llamado Tánger Med. Nada que ver con las estupendas entradas por Ceuta o Tánger. Es ese lugar, una enorme extensión desértica con un cercano inmueble, hacia donde nos dirigimos en sendos autobuses para los trámites aduaneros . Enseguida de nuevo a los autobuses para encarar la autopista de peaje que conecta con Rabat, en una de cuyas salidas nos desviamos hacia Tetuán……Tetuán la Blanca o Paloma Blanca. Extraños flaxes me venían de mi infancia, adolescencia y juventud cuando contemplé aquellos paisajes no por lejanos en el tiempo menos queridos: Gorges, Pico de las Monas, Yarguis ,contemplábamos en los autobuses esa orografía y ya en Tetuán a través de la

- 20 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

carretera de circunvalación, la antigua estación de ferrocarril de mi niñez, el colegio del Pilar y parada en la Puerta de la Reina( Bab Okla), donde dejamos los autobuses para dirigirnos a través de esa Puerta, la mas bella y emblemática de la vieja ciudad norteña, a la Medina Tetuaní. Apenas había cambiado en tantos años. Inmediatamente y dada la hora nos dirigimos a un palacio en la misma Medina. Allí nos fue servido un almuerzo típicamente árabe, amenizado con folklore marroquí danza del vientre incluida, por una joven indígena y una danza de un equilibrista con la bandeja sobre la cabeza . La bandeja llena de vasos de te y velas encendidas y contorsiones y diversos movimientos en el mas difícil todavía con música acompañante. Pregunté en árabe como se llamaba el bonito palacio a uno de los músicos y me respondió que era el Riad Saad o sea “ Jardín de la Buena Suerte”.Un paseo a través de la Medina nos llevó hasta la antigua Plaza de España .Ya sabía que había cambiado pero aun así me resultó tan distinta....

Durante el trayecto a través de la Medina en esa visita relámpago a Tetuán, pude encontrarme con mi amigo Abdeslam Karraz, notable tetuaní, con el que había quedado y con quien mantengo frecuente correspondencia on line .Me acompañó en esa agradable aunque brevísima estancia. Excelente persona, que al igual que algunos marroquíes recuerdan aquellos años de feliz convivencia entre ambas culturas. Tuvimos ocasión de conocernos personalmente, ya que ambos nos conocíamos solo a través de la Asociación La Medina de Antiguos Residentes en Marruecos a la que ambos pertenecemos. En lugar de continuar hacia el ensanche como hubiese deseado, nos adentramos en otra zona de la Medina donde pudimos descansar un rato en un herbolario y donde nos enseñaron toda clase de perfumes, ungüentos, especies, esencias y muchas mas cosas, para que comprásemos si algo nos gustaba. Llegamos de nuevo a la Puerta de la trayecto desde Tetuán tuve ocasión autobús entre ellos mi compañera familiares desde Vitoria, excelente

Reina y emprendimos camino hacia Xauen. Durante el de conocer a muchas personas que venían en mi mismo de asiento Rosa Maria Arcal, que venía con otros conversadora, que me hizo amenísimo el viaje.

Caía la tarde cuando después de más de una hora de recorrido divisamos a lo lejos las siluetas de los montes Tisuka y Megú y por fin Xauen. Alojamiento en el Parador y a continuación bajamos a cenar .Compartí mesa con los magníficos amigos Manolo Iglesias , el genial acuarelista que decora a veces la portada de la revista Xauen, su encantadora mujer María Jesús y su hijo, mi tocayo José Manuel Iglesias, al que tanta gracia le hizo la coincidencia de nuestros nombres y apellidos, al ser presentados por Domingo cuando navegábamos por el Estrecho.

- 21 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Y la cena en el Parador como en Riad Saad, una cena típicamente xauni desde la Herira hasta el Cuscús y frutas del tiempo. Ya cansados de todo el viaje nos retiramos a descansar después de una larga sobremesa y de saludos y presentaciones. De madrugada me desperté con el canto y rezos del Almuecin que desde una mezquita muy próxima al Parador no dejó de cantar y de alabar a Alá durante un buen rato. Al día siguiente desayuno y bajada a un colegio que en tiempos pasados llamóse Ramón y Cajal y que hoy día sigue siendo colegio con el nombre de Hassan Abi Jamaa, éste, un musulmán cofundador de la ciudad. Allí fuimos todos y les hicimos entrega a la dirección y profes de un cargamento de mochilas rellenas de material escolar y deportivo que cada uno aportó . Domingo les hizo entrega de un álbum y una placa conmemorativa y después en el aula principal, compartimos con su director y profesores un segundo desayuno con riquísimos pasteles típicos de la zona. Toda la mañana estuvimos paseando por la ciudad evocando recuerdos y haciéndonos fotos en todos aquellos rincones a cual mas pintorescos: Alcazaba, Plaza Utta Hammam, Ras el Maa y en general toda la Medina, la antigua Plaza de España y otros . Coincidimos en un restaurante de la Medina algunos grupos. En una de las mesas estábamos Rosadelia , María y Esteban, Carlos y su esposa y yo. Muy interesante la conversación que sostuvimos en un ambiente cordialísimo con los tés con hierbabuena( atai nana) de la sobremesa, con que nos obsequiaba el dueño del establecimiento. Por la tarde estuvimos haciendo compras por los mercadillos de la Medina Xauní o los que rodean al Parador y Plaza Utta Hammam.

Y después la cena de Gala. Un banquete esta vez ornamentado en mesas alargadas donde hubo todo lo típico que se suele degustar en los banquetes de Marruecos .No voy a enumerar la composición de los manjares para no alargar esta crónica de mi ansiado viaje. Tampoco faltó en esta ocasión la música de los tres artistas y la danzarina ataviada al estilo rural de la comarca, como el equilibrista de la bandeja de los vasos de té. Y con las charlas de Domingo Outón recordando tiempos pasados, los saludos y agasajos de las autoridades locales y las rifas de las habilidades presentadas por algunos de los presentes, se alargó la velada hasta bien entrada la madrugada. Horas felices. Al día siguiente domingo, día libre que yo aproveché para viajar a Tetuán, pero esa será otra crónica que pronto escribiré “inch Aláh”

José Manuel Iglesias

- 22 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

VIAJE A XAUEN

María,, Ana y Elio con varias alumnas y alumnos del antiguo “Ramón y Cajal”

Nos escribe MARIA Para mí el viaje a XAUEN ha sido una experiencia que nunca voy a olvidar. Lo que más me impresionó fue lo cerca que estamos de XAUEN y lo distinto que es de ANDALUCÍA. A mí una de las cosas que más me gustaron fueron sus costumbres. Cuando visité la escuela fue como dar un salto al pasado. Cuando mis familiares me hablaban como se iba a la escuela en su tiempo, yo me imaginaba otra cosa; ahora he tenido la gran oportunidad de verla con mis propios ojos, y me encantó . Vinieron casi todos mis familiares paternos y , ellos me ayudaban a comprender mejor las cosas. Además vinieron mis abuelos maternos. Espero que tengáis una oportunidad como la que he tenido yo. Besos : María Outón Arteaga XAUEN - 23 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Nos dice ANA…… Fue una experiencia inolvidable. Lo que más me impresionó del viaje a Xauen fue que un país tan cercano al nuestro tenga una cultura tan diferente a la nuestra. Las casas me gustaron mucho, porque una gran parte del pueblo era de tonos azules. Los lavaderos eran muy curiosos y me asombró como lavaban las alfombras. La escuela tenía gran diferencia con las de Andalucía. Los niños y niñas se sentaban en pupitres y escribían con pequeñas pizarras. Jugaban por las calles casi sin juguetes pero se les veían felices. Las comidas eran muy distintas y me gustó mucho el té verde con hierbabuena y alguna avispa glotona alrededor… Besos Ana Outón Arteaga Nos escribe ELIO Hola, soy Elio, viajé con papá, mamá, abuelitos Domin y Encarnita, tita Tina, Tita Carmen y tito Juan, y mi otra familia paterna. Fui a Chauen, que es una ciudad de Marruecos, del continente africano. Llegué hasta allí atravesando el estrecho de Gibraltar en barco. El viaje era para ver donde habían vivido mi padre, mi abuelo y el abuelo de mi padre. Fui a ver una escuela que parecía antigua, donde me contaron que en otro momento mi abuelo fue maestro y su padre director. Me lo pasé genial paseando por la ciudad azul y jugando mucho. Me gustó la comida marroquí. Pero yo ya la conocía porque mi abuelita Encarnita me hace muchas veces cus-cus y té con hierbabuena. Quiero que volvamos otra vez los mismos………y que traigais todos a vuestro nietos Elio Antonio Outón Caballero

- 24 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Nos reunimos con el Alcalde, Sidi Mohamed Sefiane.

El domingo nos visitó en el Parador, el nuevo Presidente de la Municipalidad, Alcalde de Xauen, Sidi Mohamed Sefiane. Nos expresó su satisfacción por encontrarse con un grupo tan numeroso y tan expresivo en su amor y cariño por Xauen. Charla muy animada con todos, en perfecto castellano y, como nacido en Xauen, recordaba nuestros juegos de niños ya que él estudió en la Escuela “Muley Ali Ben Rachid” con D. Manuel Casares, muy próxima al “Ramón y Cajal”. Nos explicó algunos de sus proyectos y le hicimos notar lo cuidada que se encuentra la ciudad. Nos hizo entrega de un tapiz conmemorativo de la última visita que hizo S.M. el Rey Hassan II con este texto:

Primero de Moharram del año 1307, correspondiente al 28 de agosto de 1889. (Este año es el que veo y no otro, aunque no se corresponde ni por asomo con el moruno)Este lugar se honró al tomar asiento aquí nuestro muy excelso señor Hasan* convirtiéndose en recordatorio y gozo; renovándose este recuerdo con ocasión de la distinción dispensada por S.M. el Rey Hasan II a este sitio, el día 10 de Rabiaa II de 1382, correspondiente al 10 de septiembre de 1962. *Se refiere a “Hassan Abbi Jamaa”, cofundador de Xauen cuyo nombre lleva actualmente el antiguo G.E. “Ramón y Cajal. Outón

- 25 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

En casa de Sidi Alí Raissuni

Había llegado el sábado de un viaje por algún país árabe, pero en cuanto supo que estábamos allí nos invitó a su preciosa casa y su agradable compañía. A las doce del domingo nos encontramos en su casa y en el luminoso patio charló con todos para, después de un riquísimo té y pastas, nos deleitara con una interesante charla sobre la historia de Xauen. La amenidad de su exposición y la curiosidad de muchos de nosotros consiguió que hubiese un animado coloquio. Oír al Ulema Ali Raissuni es siempre aprender. Nos acompañaba también su gran amigo Mohamed Hakum. Visitamos su biblioteca y lamentamos no encontrarnos con su hermano Faruk que no pudo venir desde Casablanca. Desde aquí le enviamos un cordial saludo. Pedimos a Dios que siga aumentando su sabiduría y que continúe transmitiéndola a los demás. Outón

Un aspecto del Patio

En la Biblioteca

Animadas tertulias en uno de los rincones del Patio de la casa

- 26 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Mohamed Hakoum…acuarelista, investigador, estudioso de la historia de Xauen, defensor del patrimonio urbano xauní, coleccionista…y amigo de los que amamos a Xauen…

El domingo, tras la amenísima mañana pasada en el palacete de Sidi Ali Raissouni que nos deleitó con su habitual hospitalidad y sus acertadas palabras sobre la historia de Xauen, recibimos la invitación para ir a casa de Sidi Mohamed Hakoum. Justo en la “Puerta del Zoco”, cerca de donde vivieron las familias Barrios, Leseduarte, Tórtola, Nieto, Bejarano…….se encuentra la casa del Sr. Hakoum. Muy agradable acogida por parte de los dueños de la casa y una interesante tertulia en uno de sus salones amenizada con un rico té, una gran variedad de pastelillos xaunis y unas descomunales bandejas de crujientes y calientes churros redondos, “s´fenyy” como sólo saben hacerlos en Xauen…… Pero lo realmente asombroso es la casa y la agradable y documentada conversación del Sr. Hakoum. Miles de fotografías de todos los tiempos de Xauen empapelan paredes, escaleras y techos de los tres pisos que forman la vivienda…….Acuarelas, óleos y dibujos de Hakoum, colecciones diversas y documentos relativos siempre a Xauen hacen del lugar un sitio encantador para quien lo ve y muy especialmente para los que: “ana chauni bi-hauli lah”…….Tuvo la delicadeza de dedicarnos a todos un ejemplar de la obra que combina sus acuarelas con la poesía de Aziz Rian (poeta xauní), LECTURA DE AMOR. Sobre el amor hacia Xauen…..Subir las escaleras es un auténtico placer….siempre rodeado de imágenes evocadoras de nuestro Xauen que te hacen parar y contemplar sin prisas……,rincones alicatados con antiquísimos azulejos, pequeñas colecciones como la de cámaras fotográficas antiguas, raíces vegetales de formas caprichosas, figuras de porcelana……y un sinfín de interesantes objetos….. Cuando ya las luces iluminaban la Puerta del Zoco….despacio, disfrutando de la algarabía de las calles xaunies, comprando las mas diversas cosas que se pueda imaginar en los repletos e iluminados bakalitos…nos encaminábamos hacia Utta Hammam con el agradable sabor de haber pasado otro gran día… Outón

Acuarelas de Mohamed Hakum

- 27 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Sobre Xauen… Fanny S. Barba

Creo que ya se ha escrito casi todo, pero cada uno la hemos percibido de manera diferente. En mi recuerdo de niña, se fueron grabando muchos momentos y situaciones, que hoy en día aún conservo. Cuando llegamos, después de un caminar de traslados por diferentes sitios, de dejar tu colegio, tus primeras amigas y la propiedad que los niños hacen de sus casas, y un viaje tan cansado hasta llegar a Xauen. Mi primera visión fue una plaza “enorme”, con la visión de los años ahora no me resulta tanto, pero sigue siendo aquella plaza que tantos recuerdos me atrae. ¡Como jugábamos!.... Al trompo, la comba, al escondite, con 5 piedrecitas hacíamos de momento un juego, los cromos, las colecciones de estampitas… etc. Éramos niños de una imaginación extraordinaria, no hemos necesitado TV, ni consolas, ni ordenadores, ni play, nuestras madres no nos llevaba al psicólogo, ni al psiquiatra ya que no teníamos depresiones, éramos felices en nuestros colegios y los castigos que recibíamos de los maestros, eran apoyado por nuestros padres. Así hemos crecido, percibiendo los olores, los colores, la luz, las montañas, el fluir del río y el misterio de los callejones de nuestra Xauen.

Fanny Sánchez Barba

- 28 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

LA PUERTA DEL ZOCO Miguel Leseduarte Quién me iba a decir que en las orillas del zoco, junto a la Bab el Souk, se despertaría en mí, de forma tan temprana, el interés por el conocimiento de las palabras en el idioma árabe. Aún me dura. La cosa empezó con el juego de las canicas.

de lo importante que era haber estado en Madrid. Yo no conocía Madrid, desde luego, pero sí Bab Taza, Al Karrah, Uad Lau y Cabo Negro, además de Chauen, claro, y eso también tenía su toque de distinción. Había mucha gente cerca de nuestro terreno de juego, acotado por un rectángulo y un hoyo trazados con un punzón sobre el suelo de tierra, porque era día de zoco. Hasta el hoyo de nuestro juego, que es el que habilitaba para “matar” a la bola contraria, veía peligrar su existencia de tantas pisadas como llevaba soportadas durante toda la mañana. Decía mi amigo Diego, muy sensatamente, que o comenzábamos a jugar pronto, o los tenderetes de los mercaderes del zoco nos invadirían totalmente nuestro terreno de juego. En el rincón que forma el arco de la Bab el Souk con las viviendas que hay bajo los soportales de fachada cuadrada, que lo tocan en ángulo recto, vivía mi compañero de juegos Diego y como vecinos tenía, entre otros, a Yazmina, una inquieta niña que lucía dos brillantes canicas verdes por ojos y un bonito hoyuelo en su mejilla derecha, como si su cara formara parte de un atractivo tablero para jugar a las canicas. La partida empezó como siempre, es decir, perdiendo puntos por mi parte. Cada dos puntos, una bola. No era concebible que unas bolas de barro pudieran con las de cristal, pero es que Yazmina, durante la partida, no dejaba de salir y entrar por la puerta de su casa de modo frenético. Primero salió con un cubo de agua y lo volcó por la entrada para mitigar el calor que rebotaba sobre las paredes donde el sol estampaba su cara con generosidad. Luego, sacó un escobón y se puso a extender el agua. Después,

Aquel día, para no llegar tarde a la partida, me valía cualquier tipo de bola. Yo presumía de las de cristal, que eran las que siempre quedaban vivas cuando se caía de la mesa la botella de gaseosa, de aquéllas que en lugar de tapón de rosca, o de platillo, llevaban una bola que se atascaba por el empuje del gas y por la estrechez del cuello de la misma botella. Después de barrer los cristales rotos, lo que siempre quedaba era una bola de cristal. No eran las más recomendables, dado su aspecto rechoncho que ofrecía mucho blanco, pero molaban mucho. Peores eran las de mi contrincante que se armaban con barro cocido y aún estaban más gordinflonas. Él las llamaba canicas en vez de bolas, y yo creo que lo hacía para darse pisto, porque una vez estuvo en Madrid y se trajo el nombre consigo, creyendo que así yo no me olvidaría nunca

- 29 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

cambió el escobón por una esponja que aplicó a secar el suelo de los soportales para, seguidamente, volverlo a empapar y, encima, me miraba y se reía con gesto burlón. Y claro, yo no dejaba de contemplar aquellas “canicas” con las que “quemaba” y el hoyuelo de su mejilla, en vez de atinar con el hoyo sobre la tierra donde debía alojar mi bola. Mientras tanto, el dinamismo febril del zoco nos había dejado en el límite de los vendedores de ungüentos, de talismanes, de jofores, de dentaduras de segunda mano, de bolsitas de khol, de tibias de madera de pino, de gafas con cristales o sin ellos, de paloduz, de raspaduras afrodisiacas, de conjuros contra el mal de ojo y de todo lo imaginable. Y Yazmina….., que no acababa con su ajetreo. Ella sabía que la estaba controlando con todas mis facultades y se veía que mi atención le divertía. Siguiendo con el despliegue de su zafarrancho mañanero la emprendió, sin titubeos, con el polvo de la puerta de su casa con el mismo entusiasmo que llevaba volcando toda la mañana, y sólo cuando se tomó un descanso y dejó de aparecer por los soportales yo pude nivelar la partida de canicas. Pero volvió a salir, esta vez con un gracioso pañuelo a su cabeza de color verde, como sus ojos. Miró por los bordes del zoco para localizarme, y cuando lo consiguió cogió la escoba, como si aquel instrumento hubiera sido el objetivo principal de su salida y la razón que le llevó a presumir de pañuelo. En su parcela ya no se podía cobijar una sola mota de polvo, ni siquiera en las paredes, ni tampoco en la puerta. Pero siguió con el cubo, ahora remojando el terreno que quedaba delante de los soportales para evitar que el polvo de la explanada de tierra se encaramara de nuevo a sus dominios. Volví a perder los puntos que llevaba recuperados en la partida con mi

amigo Diego, que algo debió sospechar porque me dijo: “es guapa esa niña, ¿verdad?”. Pero como lo suyo eran las canicas deseó que ella siguiera con la escoba aunque ya se había salido del tramo que correspondía a

su casa. Por eso, Diego añadió: “si la dejan, es capaz de barrer la medina entera hasta salir por el cuartel de la Mehal-la.”

Entre la vigilancia de las canicas de Diego sobre el terreno y el fulminante ataque de limpieza que le había dado a Yazmina no caí en la cuenta de que yo ya pisaba el soporte que, a modo de alfombra, extendía por el suelo uno de los artistas del zoco. Así que no pude actuar con la precisión que requería atinar sobre una de las canicas después que hice hoyo. Lo que sé es que mi bola se fue de madre cuando noté la patada que, simultáneamente al lanzamiento y sin intención, le propiné a un cesto de mimbre de forma elíptica del que salió una de las serpientes que iba a bailar al son que le tocaba el encantador para que después se la enrollara a su cuello, como si fuera una bufanda. Eran los inconvenientes de tener un zoco al lado, como grave estorbo, cuando se quiere jugar a las canicas con un amigo; no hay forma de concentrarse en el juego. Llegué a la conclusión de que era menester buscar otro ángulo de tiro.

- 30 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

La serpiente era la de siempre. Diego la había bautizado con el nombre de “la Rubia” porque correspondía a la variedad albina.

Mi amigo dijo que eso lo sabía con toda seguridad su vecina Yazmina, porque, además de su propio idioma y la escoba, conocía muy bien el español, como toda su familia. Declaramos en suspenso la partida de canicas y nos fuimos a por Yazmina: - “¿Tú sabes decirnos en español lo que significa ualo schuma?”. Pero en ese preciso momento apareció la madre de Yazmina que, muy alterada y soltando no sé qué desafinados sonidos guturales, se la llevó de la mano a empujones y nos espetó: ¡Qué poca vergüenza! Así, en castizo. Total, que seguimos con la confusión que aquella voz del árabe nos producía y, en consecuencia, con el desconocimiento del sentido completo de la frase de la vendedora, y con la vergüenza de no haber podido aclarar aquel enigma después del tiempo que llevábamos viviendo en Chauen. De vergüenza, exactamente, era aquella cuestión. Para reanudar nuestra partida había que elegir otro tramo del suelo de tierra y excavar un nuevo hoyo. Una vez conseguido, se produjo otra invasión imparable y con carácter intermitente: la del aguador con su vaso brillante y su pellejo repleto. También la del otro ambulante que gritaba “¡al-helib!” y otro más que decía “¡al-halibuscum!”; el primero, con su carga de leche agria de cabra para los estómagos maltratados, y el segundo, que envolvía en cartuchitos de papel de estraza unas enormes habas cocidas y salpimentadas que, dicho sea de paso, estaban riquísimas. Iban y venían. Pisaban y repisaban el nuevo hoyo maestro ante nuestras narices, como si no existiera…. ¡¡Hala!! ¡¡Hala!!, ¡a pisar, que no cuesta! En nuestro especial cabreo, después de recomponer el agujero ciento de veces, gritamos los dos a coro: “!!Aaahl-rayel, enthinah ualo schuma!!,

….. eso lo sabía su vecina Yasmina..

Desde un nuevo ángulo, que me obligaba a torcer el cuello a babor para seguir a Yazmina, que ya iba con su escoba por el mismo arco de la Bab el Souk, comprobé que tampoco se podía afinar bien la puntería. Esta vez lo que pisé no fue el rabo de ninguna serpiente; fue un montoncito de tomates maduros que su dueña había apilado junto con unos manojos de perejil, de berros y otros de zanahorias. Y lo que me soltó la vendedora nos dejó muy confusos a mi amigo y a mí y llenos de curiosidad al mismo tiempo. A partir de ese momento, ¡lo que son las cosas!, nuestro mayor interés se orientó hacia el idioma árabe. Porque lo que me gritó la vendedora fue del tenor siguiente: “¡¡Aaahl- lay, enthina ualo schuma!!, ¡yeeehh?. Hombre, lo que quiera que sea la “schuma”, que lo ignorábamos, pero algo debía conservar de ella, me decía yo. Entendimos toda la frase menos la palabra “schuma”. Claro que si no dabas con su verdadero significado la frase quedaba coja. Por eso me volví a Diego: -¿Tú sabes cuántas “schumas” te quedan a ti en este momento? -¿Y eso qué es?, dijo Diego. Estaba claro que nos faltaba mucho por aprender.

- 31 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

¡yeeeeh”?; así, sin saber qué demonios estábamos diciendo. Porque nuestras piernas respondieron como cabía esperar, y así el jarro del lechero sólo rozó la oreja derecha de Diego. Al jarro le siguió el vaso de bronce bruñido del aguador, con idénticas intenciones. Pasado el susto, pensamos que tanto el lechero como el aguador nos habían puesto, sin saberlo, en la pista de lo que la palabra “schuma” podría significar. No muy bueno, desde luego, si iba precedida de la voz “ualo”. Por tanto, la consecuencia de la experiencia vivida nos llevó a la conclusión de que la “schuma” tendría que ser algo parecido al dinero, es decir, al “flus”. De modo que si iba precedida de la voz “ualo”, eso era mala cosa, pero si iba suelta, a su aire, o entre comas, eso era muy buena cosa. Y no digamos si la que le precedía era la palabra “beshaah”, que quiere decir “mucho”. Ya teníamos emparejados a la “schuma” con el “flus”, dos cosas buenas, en principio, según nos parecía. Pero había que seguir investigando en el alma del idioma árabe en nuestra nueva tarea de lingüistas aficionados que nos empezaba a molar cantidad. El siguiente paso tendría que ser aquel que enlazara a los dos vocablos, o

sea, ¿podrían coexistir juntos?; ¿si se tiene mucha “schuma” se puede tener también mucho “dinero”?, o si, por el contrario, ¿el que arrastra una buena dosis de “schuma” nunca podría tener “dinero”?. En otro día de zoco trataríamos de aclarar este dilema. El test que ya teníamos preparado para cuando llegase la ocasión, después de muchas cavilaciones, consistía en sustituir el vocablo “ualo”, que significaba “ninguna”, por el vocablo “beshaah”. Diríamos entonces: “¡Aaahlrayeel, enthinah beshaah schuma!”. Pero ojo, sin descuidar nuestra retaguardia no fuera que el jarro del lechero nos acertara esta vez de lleno. En un próximo relato daremos cuenta del resultado de nuestra investigación filológica, aunque ya estábamos pensando en que tendríamos que atravesar la Puerta del Zoco con nuestras cabezas convenientemente protegidas. Si, al menos, apareciera de nuevo Yazmina con su escoba……

Miguel Leseduarte González

Fundación Al-Idrisi Hispano-Marroquí

www.fundacional-idrisi.es

- 32 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Carta a Sidi Hualo Juan Felipe Alonso

Ha sido sin duda una de las mejores noticias que he recibido en lo que va de año. Mis amigos viajeros me cuentan que por fin te han restaurado antes de que sucumbieses presa del abandono y el olvido. Alguien se dio cuenta de que eres, quizás, el símbolo xauní por excelencia, un icono irrenunciable, que mirar al Magot y no encontrarte sería como ver un “Ras el Maa” sin agua, una Plaza de Utta Hammam sin Alcazaba o una medina sin tiendas…..un sin sentido…. Ahora llegar hasta ti es algo mas cómodo, un pequeño puente que facilita el ascenso a la colina donde siempre estuviste ubicada. A tus pies han construido una explanada de cemento limitada por un bajo muro que hace las veces de banco corrido donde sentarse y poder admirar sin prisas las abigarradas casas o las altivas torres de mezquitas y alcazaba que a través de sus ventanas, ¿alguien podría contarlas? Te miran desde siempre. Desde aquí, Xauen se mueve desde sus ropas tendidas, se mece en las copas de los árboles, saludándote con el humo de las chimeneas que sube sin prisas en caprichosas formas hasta diluirse en el sin color del aire. En una de las fotos que me han proporcionado, observo que ya no eres la blanca novia vestida de cal que fuiste y créeme que me cuesta acostumbrarme a tu nueva imagen. En gran parte de tu reconstruida fachada campea el marrón del ladrillo avasallando tu blancura de siempre. Te han dotado de cuatro artísticas ventanas y

- 33 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

de una gran puerta con cancela que protegen un interior igualmente restaurado. Tan solo la erguida torre permanece igual y lo agradezco. Lo que no me aseguran es si te van a utilizar como sala de exposiciones…. Pero todo cambio, querida amiga, paga peaje. Con tu reconstrucción se han perdido para siempre los mil nombres grabados en tu piel, los mil corazones de enamorados que quisieron perpetuar sus promesas en ti, dejando en tus paredes ese testimonio ya casi ilegible sin permitir que fuese el tiempo quien lo destruyera. Me cuentan también, que por las noches te iluminan consiguiendo que nadie olvide tu presencia pasando a ser la joya que la montaña pone en su cuello para seducir estrellas.

Eres, querida Sidi Hualo, mi referente xauní, mi tiempo pasado, mis ilusiones de niño y esperanzas de muchacho, nada entonces me hacia presagiar que abandonaría “mi tierra”,para instalarme en otras extrañas aunque fuesen las de patria. Me alegra muchísimo saber que con este profundo “lifting” que te has hecho, cuando aún te faltan algunos años para ser centenaria, te has garantizado quizás otro siglo de vida,. Nuevas generaciones subirán a visitarte y alguien a golpe de palo o navaja escribirá a hurtadillas en tus paredes. Eternamente fiel, el Magot enamorado, contará a quien quiera oírle, que por las noches su bella novia blanca se viste de luz, luna y silencio, que los gorriones y alondras continúan anidando en su torre, que el viento celoso la envuelve y acoge….

Juan Felipe Alonso

- 34 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Conchita Arcal, recuerdos… Ponerme a escribir es tarea que requiere tiempo, dedicación, reflexión, dudas y valentía. Esto último es lo que mas escasea en mí.

Quienes me conocen saben que soy la segunda hermana de las seis que seguimos siéndolo, lo que me produce satisfacción, felicidad y orgullo; lo mismo que el haber compartido vivencias, en Chauen, con numerosas personas que ahora, con sus escritos o fotografías, me hacen recordar momentos agradables. Numerosas veces he tenido la tentación de volver a esa ciudad de recuerdos únicos. El no hacerlo ha sido por creer no encontrarla como la conocí ya que el tiempo se ha encargado de idealizarla. Espero que para visitarla nunca será tarde. También creo que me pierdo algo. Da satisfacción pensar en el Xauen de vida tranquila y pausada., de calles rampantes escoltadas por fachadas blancas y azules. De coloridas puertas rústicas y locales comerciales repletos de mercancías de variedad, tonalidad y olor inolvidables. También descubrir, mas bien imaginar, en el interior de esas tiendas, personajes salidos de cuentos árabes.Esto es solo una sencilla historia de una sencilla vida que intento narrar lo mejor posible, por y para transmitir mi satisfacción personal. La boda de mi hermana Lolita señaló una época familiar nunca olvidada y que de hecho nos vinculó aún mas a esa tierra. Recuerdos como si fueran recientes: las visitas a la fábrica de alfombras, o a la Escuela de Enseñanza Primaria, (en la que por poco tiempo colaboré en una sustitución) y a la llegada o salida del autobús de “La Valenciana”….no se pueden olvidar. Como tampoco se olvidan los largos paseos por la medina, las visitas a Ras el Maa, las tapitas del Casino y las interminables cartas al novio. Y por último me permito transcribir lo que hace unos días pude leer en el interior de una tienda: “Viste como quieras, Vive como sueñas.

Conchita Arcal.

Dí lo que piensas”

- 35 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

MI QUERIDO MARRUECOS Alberto Boutellier Caparrós

Era el mes de Agosto de 2008, iniciaba un viaje soñado durante muchos años… desde que aquél 1959 en que visité Chauen, al final del Rif, tras haber cruzado el Marruecos español de este a oeste, atravesando por una infame carretera de alquitrán liso y cuarteado, sin arcenes, escasa circulación, dejándome atrás el Llano Amarillo, de infausto recuerdo y sus maravillosos bosques de cedros…. Hacía 50 años que no visitaba Chauen, pequeña ciudad situada en el Rif Occidental, cuya traducción del beréber , dialecto que se habla en el Rif, podría ser “los cuernos” Ackawen o Chefchauen “mira los cuernos” y es que, desde la pequeña ciudad, nacen casi en perpendicular, dos impresionantes montañas, el Tisuka y el Megu, con dos puntiagudas cimas a las que no he subido nunca y bien que lo siento, pero la edad nos va mermando condición física y nos priva, como en este caso, de disfrutar de una exuberante belleza, como el Puente de Dios, uno de los fenómenos cársticos más importantes de Marruecos, rocas naturales erosionadas por encima del río Oued Farda, su flora y su fauna; parece que éste fue el habitat primigenio de los monos de Gibraltar, aquí en Chauen muy abundantes. Por cierto, una vez me dijeron como capturaban a los monos pequeños, todavía no se si es cierto, pero por cierto lo he tenido; llevaban a la montaña un cántaro de barro, con la boca estrecha, lo llenaban de tierra hasta la mitad, ponían unos cacahuetes dentro y algunos esparcidos por el suelo y a esperar. Al poco, aparecían, tomaban los del suelo y a continuación, metían la mano en el cántaro, llenaban su puño e intentaban sacarlo, lo cual resultaba imposible porque no soltaban los cacahuetes y era el momento de capturarlos.

He perdido prácticamente la memoria y conservo pequeños recuerdos fotográficos, como mi llegada a aquella pequeña población, entonces, recién estrenada su independencia del Protectorado que España había ejercido durante 50 años, con el impasse de la terrible guerra del Rif y su célebres desastres de Annual y Monte Arruit, que tantas vidas humanas costó, magníficamente descritas por Ramón J. Sender en su libro Iman, y de cuyos destacamentos, en los que permanecí mas de 8 años viviendo y trabajando como funcionario, guardo un lejano recuerdo.. No voy a diseñar un folleto turístico, ya que existe una abundante información, pero para llegar al imprevisto final de mi relato, me fluyen a la memoria recuerdos como chispazos aislados, frágiles y difuminadas imágenes, secuencias fragmentadas mezcladas con aromas y sonidos que sí permanecen vivos...... Así por ejemplo, recuerdo como en plena transición de la juventud a la adultez y producto de la todavía bendita osadía e irreflexión juvenil, llegué a Chauen a medio día en mi recién adquirido Citroen modelo 11 ligero. Había invertido en él todo mi patrimonio, al comprarlo de segunda o tercera mano a un taxista de Tetuán, por la fantástica cantidad de 21.000

- 36 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

pesetas, que suponía casi el total de la indemnización que España me dio por cancelar mi contrato funcionarial durante 5 años y dejarme al servicio de Marruecos, tras su terminación del Protectorado. Tenía tanta ilusión por tener un coche que olvidé otras perentorias necesidades en favor del juguete, una mas de las locuras inducidas por el maravilloso e irresponsable tesoro de la juventud.

Entonces Chauen, era una población mucho más pequeña y su atractivo tanto antes como ahora, era su Medina. No había turismo entonces, quedaban muy pocos españoles y solo mi mujer y yo, como precursores de un actual turismo multitudinario. Anduvimos por las estrechas casas de la Medina, cuando el sol incidía en perpendicular destacando luces y sombras sobre los blancos refulgentes de las cien, quizá mil capas de cal blanca de paredes centenarias, en contraste con toda una gama de azules jamás vistos por mi, azul celeste, turquesa, índigo, mar, cielo,… que cobraban inusitado interés, al descubrir ángulos impactantes en una sinfonía fantástica de volúmenes y colorido. No recuerdo qué cenamos, ni siquiera si cenamos, pero sí mantengo en la memoria el aroma especial de la “nana”, hierbabuena, de un té que tomamos en un cafetín, a pesar de estar habituado a degustar esta infusión de uso común y frecuente en este país. Pronto nos recogimos en el hotel, pequeño, limpio y silencioso. El cansancio nos hizo caer en un profundo sueño que duró hasta el alba, cuando la penetrante voz del muecín .. Al-lahu Akbar……… ¡¡¡¡¡¡ DIOS ES MAS GRANDE ¡!!!!! rompió un silencio casi sepulcral, solo hasta ese momento, quebrado por el tintinear cantarín de las cristalinas aguas que bajan del manantial de la fuente del Ras el Maa, que al chocar y sortear las piedras del lecho, producen ese ruido tan agradable al oído y al que los árabes rinden culto secular a través de sus fuentes y patios. Nos asomamos a la ventana, nos apoyamos en el alféizar y contemplamos extasiados, arriba el Tisuka y el Megu y abajo, la sencilla estampa de un lugareño haciendo sus abluciones en el rio a esa temprana hora y la enhiesta arboleda que custodia y arropa las márgenes del arroyuelo. Al salir de la habitación para tomar el desayuno, una mujer fregaba el suelo con una aljofifa y jabón, dando un brillo similar al de la cera, se apartó para dejarnos pasar y seguimos hasta el comedor donde nos esperaban unas tortas de pan esponjosas, que ingerimos con voracidad mojándolas simultáneamente en miel y en mantequilla y el consabido té a la menta…. “nana”…….

Alberto Boutellier Caparrós

- 37 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Victoriano José (“Pepito del Moral”)

nos

escribe desde Zaragoza….

Juan Antonio Cervera (¿recordáis los pantalones bombachos?), Pepito del Moral, José M. Hermosa (“Chicuatre”), Tomás Manzanares (“Chirri”), Ignacio Barrios (“Gacho”) y ….¿Juanele? en la, entonces, Plaza de España……

En el verano de 1.952, estando residiendo en Cuenca y recién finalizado el 2º Curso de Bachiller, destinaron a mi padre (Comandante Del Moral) a Xauen; el cambio nos impactó culturalmente, al pasar de la medieval, monumental e histórica ciudad castellana de las hoces de los ríos Júcar y Huécar, a la Santa de los xauníes con sus numerosos minaretes de las mezquitas y almenaje de la Alcazaba. Siempre recordaré la variación aromática de pinares y montañas húmedas, al intenso de manzanilla y romero de la gaba con sus embriagadoras madroñeras xauníes. El paso del estrecho en el transbordador “Virgen de Africa”, observando los saltos a vanguardia de proa de los delfines, la vista del Peñón de Gibraltar y el viaje a través de los ríos Martil y Lau en autobús desde Ceuta fue un cúmulo de sensaciones. La llegada a Xauen nos cautivó por la belleza de su entorno, sus maravillosas mezquitas y santuarios, sus casas blanco azuladas, su clima seco y luminoso, vientos suaves oceánicos, salvada del Sahara por la cadena del Rif y el Atlas y como telón de fondo de esta panorámica la majestuosidad del Yebel Magot y el Kalaa. Tenía a mi llegada 13 años realizando en el Centro Hispano Marroquí los cursos de 3º y 4º, por cierto, en este último, correspondiente a 1.953, nos aplicaron por primera vez la “Reválida”, asimismo la llegada de Catedráticos de Ceuta para examinarnos en la modalidad de “estudiantes por libre”. Era una auténtica “escabechina” que teníamos que resolver de las asignaturas pendientes en Septiembre.

- 38 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

De mis compañeros de clase, Mari Carmen Muñoz, Mari Carmen Arcal, Pili León y Blanco tengo un grato recuerdo por su amistad y compañerismo. De mis amigos, siempre en mi nostalgia, siguen Merche y Aurea Encinas, Mari Carmen Corrales, Carlos y Mari Carmen Gambino, Domin y Quini Outón, Cervera, hermanos Guerrero (“los mellizos”), Puchi Cuervo, José Manuel y Mari Clemen Hermosa, Ignacio Barrios y la familia Arcal, especialmente Pilar, Mª Rosa y Mª Cristina. Por otro lado tengo in mente a nuestros Profesores D. Luís Márquez, D. Joaquín, Srta Angustias y sobre todo al Padre Echevarría. Por cierto, entre otros recuerdos: el Zoco de la Plaza Utta Hammám con la venta de corderos, cabras y gallinas, así como especias y frutos secos. La Fiesta del Cordero celebrada con oraciones, té y pinchitos, la paz que se respiraba en los cafetines…..Las peregrinaciones a La Meca y visitas y visitas del Jalifa Muley Hassan, acudiendo grandes aglomeraciones humanas, distinguiendo los guturales gritos (iuuuu-iuuuus) de las mujeres. Los bailes en corrillos dándoles monedas a los danzarines adosándolas en sus frentes. Los toques de retreta de las Mehal-las, tan bellos con la dulzura de las chirimías. Recuerdo un clima ideal, la brisa del Atlántico, los palmitos, tomillos, romeros, granados, almendros, plantas medicinales y aromáticas y sus aguas……sobre todo el manantial de Ras el Maa. Hablando de aguas…qué veranos disfrutábamos en la piscina alicatada de hermosos azulejos del Regimiento, que por cierto, fue construida en su día bajo la dirección del General Yagüe.

No quiero olvidarme de la mezquita de “Sidi Hualo”, construida por los españoles en 1.920 donde acostumbrábamos a dejar incrustados nuestros nombres acompañados del de nuestro primer amor, y aquellos tiempos de cambio de pubertad en los que pasábamos del pantalón corto al pantalón bombacho, confeccionados con telas que nuestras madres compraban por kilos.

- 39 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Presencié el funeral hindú de un miembro de la familia de Sandas Pokardas (dueño del Bazar de su nombre), por incineración y las cenizas vertidas al río, en el Puente Fomento de las afueras de la ciudad. Otro paso importante en mi vida, fue el ingreso como soldado (“Educando de banda”) en el Regimiento Africa nº 53, con Jura de Bandera en el Campamento de Al Karrat, del que remito unas fotos.

La novedad mas grata de mi estancia fue el nacimiento del benjamín de mi familia, Francisco Javier, actuando de padrino junto a mi hermana Elvira, en su bautizo en la Iglesia de la Plaza de España y el mas triste recuerdo el fallecimiento por accidente en carretera de la gran amiga de mis padres Doña Concha Gutiérrez, esposa del Comandante de Infantería D. Víctor Arcal Lansac. Por último, a principios de 1.954 destinaron a mi padre a Jerez de la Frontera, dejando aquella querida ciudad, donde tenía tan buenos amigos, españoles y marroquíes, y gratísimos recuerdos.. Y como granadino que soy, rememoré los sentimientos de Boabdil al alejarse de la ciudad de la Alhambra. En la actualidad resido en Zaragoza, junto a mi esposa e hijos* aragoneses, quedando a disposición de todos mis amigos xaunies de juventud. Un fuerte abrazo

Victoriano del Moral Cervilla (“Vimoce”) (*)

N. de la R.- Hemos sabido que recientemente Pepito del Moral

¡¡Enhorabuena!!. Esperamos verlo pronto con los nietos de Xauen.

- 40 -

ha sido abuelo de un precioso varoncete .


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

A mis amigos de Xauen… Juan Miravalles Hidalgo Recientemente he recibido la información del Encuentro en Xauen el próximo mes de junio. Me encantaría acudir pero…

Recuerdo la última vez que tuvimos un encuentro, también en Xauen. ……..Fue inolvidable reencontrarme con tantos amigos y conocidos de antaño, y recordar aquellos inolvidables años. No puedo resistir la tentación de plasmar en estas líneas los recuerdos que me están viniendo a la memoria mientras pienso en vosotros, en Xauen….

Juan, José y Alberto Miravalles

Mi familia vivía en Tetuán antes de irnos a vivir a Xauen. Yo era muy pequeño, tendría unos 5 años y estaríamos viviendo allí unos 10 años, o sea, toda mi infancia y parte de mi juventud, esos años que te marcan para siempre. Cómo no recordar el Colegio “Ramón y Cajal”….Y a Don Joaquín….un hombre tan entrañable, nos enseñó tantas cosas….no solo se preocupaba de transmitirnos cultura, si no de formarnos como personas inculcándonos valores (esos que son tan escasos hoy en día), en fin, de hacernos “buenas personas”. Reconozco que si hoy es envidiable mi “caligrafía” se lo debo a él, así como también le debo parte de mis principios como persona. Como os comentaba vivíamos en Xauen, y a los 10 años nos volvimos a vivir a Tetuán donde permanecimos tan solo dos años y de allí nos trasladamos toda la familia a Tánger. Al poco de llegar a Tánger, me presenté a unas oposiciones para el Banco de Vizcaya (mas tarde se llamaría UNIBAN) y empecé a trabajar allí. En Tánger también conocí a la que sería mas tarde mi mujer (contraje matrimonio al regreso de la mili y en Tánger también nacerían mas tarde dos de mis hijos). Estando en Tánger, me llamaron para hacer el servicio militar y me dieron destino en Zaragoza, ciudad que me encantó, aún con lo duro que fue el servicio militar. Aún recuerdo los viajes eternos de Algeciras a Zaragoza en aquellos trenes de carbón, tan incómodos donde era casi imposible dormir….pero era tan joven que no veía inconvenientes, solo hacía amigos y sobrellevaba el cansancio lo mejor posible. Recuerdo con una sonrisa, que ya en la estación de tren de Zaragoza, nos esperaba un grupo de soldados para llevarnos al cuartel,

- 41 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

que estaba a unos 10 km. Al mando de este grupo de soldados estaba el cabo responsable y cual fue mi sorpresa al ver que el cabo era “Vicente Moreno”. Os podéis imaginar la alegría que nos dio vernos. Me consta que él se acuerda de aquel día como yo. Desde aquí te mando un abrazo, Vicente. Después de acabar el “eterno” servicio militar volví a Tánger. Al tiempo, unos dos años, me ofrecieron plaza en una de las sucursales del mismo Banco en Zaragoza. Para todos mis amigos que asistís al encuentro en Xauen, os deseo con sinceridad, una feliz estancia, seguro que llena de recuerdos y emotivos encuentros, y lo celebréis con alegría. Un afectuoso abrazo Juan Miravalles Hidalgo

Bodas de Oro de Manolo y Pili Arcal.

Cuando todavía se oye el rumor de las olas del crucero con que culminaron Marce y Mari Carmen la celebración de sus Bodas de Oro….son Manolo Díaz y Pili Arcal los que celebran las suyas rodeados también de sus hijos y nietos. Y fue en la bella ciudad de Víznar, allá en tierras granadinas, donde renovaron su matrimonio cincuenta años después. Vuestros amigos xaunis os deseamos que continueis los años de felicidad.

- 42 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Recuerdos de mis correrías por mis calles “xaunías”… Ildefonso Aguilar Alés …me llevan a mas de 60 años…. La Alcazaba, Plaza de Utta Hammam, Bab el Aain y correrías por las afueras cercanas al río donde acudíamos para bañarnos en los calurosos días del verano ……. Mis refugios en las casas de los amigos de mi familia…..recuerdos….para la señora ELISA y sus hijos….Paquita, Asunción, Brígida, Lorenzo y Antonio………la señora CARMEN….y sus hijos Anita, Jerónimo, Carmencita, Buenaventura, Afriquita y Miguel……de todos ellos el trato y cariño que me dieron….cuando el roce hacía de hacer esa clase de comportamientos ajenos a los intereses materiales…. Mis recuerdos a los mayores con trato lejano y respetuoso que mantenía las distancias….Recuerdo los baños en la alberca que era de los PATOS….y que en ausencia del guarda de la Alcazaba, utilizábamos los niños con las consiguientes huidas a marchas forzadas delante del guarda. Nos relacionábamos por edades. Existían unas escalas en las escasas diferencias de edades. Los días pasaban con nuestros juegos dando paso a las estaciones, viviendo los cambios meteorológicos con toda la naturalidad en adaptarnos a los fríos y cambios progresivos hasta llegar con el buen tiempo a las deseadas vacaciones escolares, que ya eran el disfrute total de nuestro tiempo….. ¡¡ Qué tiempo tan feliz y tan disfrutado en mis calles de Xauen ¡!! Para mis hermanos mis entrañables recuerdos…Pepe, Rafael, Fernando, Paco y Luis…. Para mis padres el reconociendo por la lucha diaria para criarnos y educarnos en el respeto hacia los demás….. Para mi colegio, recuerdos imborrables de mi maestro, Don Joaquin, al que siempre recordaré……No le vimos levantar la voz nunca y podría ser que mas de una vez hiciese falta. Nos sentíamos protegidos con solo su presencia…. Recuerdo la llegada al Colegio de Doña Rosa de Lis….Aquel “Ramón y Cajal”…… Recuerdo a los hermanos Moreno, Pepe, Alfonso, Vicente, Juan….y por allí andaba una pequeña niña, Isabelita…..haciendo ruido… Mis recuerdos para Julio Carrillo, los Torres, Castillo, Iglesias, Pallarés……… Estos recuerdos y muchos mas de mi infancia reaparecen y se reavivan en el Encuentro que tuvimos en Xauen el 11 de junio que sirvió como homenaje a nuestro Colegio “Ramón y Cajal”….el encontrarme en aquel patio donde tanto corrí y jugué con aquellas pelotas de trapo hechas con envueltos calcetines es una sensación emocionante imposible de explicar…..Recuerdos……

Ildefonso Aguilar Alés

- 43 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Funcionarios Al-mutaryim Diego García Quiero recordar que su llegada se produjo cuando más agobiado de trabajo me hallaba. Eran los primeros tiempos en que Marruecos había dejado de ser Protectorado para convertirse en país independiente, dándose la circunstancia por ello de que la administración pasaba por una ineludible y necesaria etapa de cambio, primero de manos y éstas, las nuevas, debían incorporar y asumir el modelo que desde Rabat llegaba en oleadas. Todas las instrucciones, masivamente, arribaban en francés y algunas en árabe. Los funcionarios españoles de siempre comenzaron a ser sustituidos por oficinistas (y también nóminos) marroquíes bisoños, y entre éstos llego destinado al Círculo Berría un chaval muy diferente a los demás: Fadel Mohammed Laarbi. Aquel joven alto, delgado, moreno, correctamente vestido a la europea y con una agradable sonrisa en los labios, se presentó hablando un perfecto castellano y utilizando los términos que la cortesía española emplea en estos casos. No tardó en aclarar que procedía de Ifni, donde había estudiado en escuelas españolas y adquirido su formación administrativa en un Centro ad hoc de aquella ciudad. En principio, y también para hacerme una idea del alcance de sus conocimientos, le pedí que me ayudara a pergeñar instrucciones concisas (todavía en español) para el incipiente despegue de aquella nueva andadura administrativa. Hay que tener en cuenta que muchos de los funcionarios marroquíes de las oficinas del campo habían salido del Centro de Formación de Funcionarios de Tetuán que España tenía en marcha. Conforme iba transcurriendo la conversación me daba cuenta de que aquel chico "tenía madera", y de que se convertiría en un buen compañero de trabajo; igualmente comenzaba a intuir que podría ser un amigo con quien charlar y compartir ratos de ocio y paseos, en un Chauen donde conreinaban una admirable quietud y un preciado silencio, ambientes ambos que invitaban a la confidencia y a la plática distendida. En uno de esos frecuentes paseos, mientras permaneció en Chauen, me contaba cosas de su inolvidable Ifni, de la camaradería que existía entre españoles y musulmanes, de los profesores que había tenido y de forma superficial de cómo se desenvolvía la sociedad civil y militar de la plaza; pero de lo que más le gustaba hablar -punto curioso- era de literatura española. Su autor preferido era José Martínez Ruiz (Azorín), y me refería que hacía lo imposible por imitarlo cuando escribía: oraciones cortas y concisas, procurando al mismo tiempo plasmar la idea de gradación cuando de una descripción de un lugar se trataba. Era un hombre muy inteligente, de conversación fácil y fluida y carácter educado y amable; pero para mi descontento no tardaron mucho en destinarlo a una Oficina de la región, del campo, Tamorot. Pronto organizó la parte administrativa, dejada hecha un desastre por otro funcionario marroquí, y al poco tiempo, comprobada y valorada su valía, nuevamente fue destinado a la cabecera del Círculo en Chauen, el Círculo Berría. Eran los tiempos en que el Gobierno Marroquí comenzaba a encarrilar su administración en el Norte del país, por lo que los servicios de muchos funcionarios españoles no los

- 44 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

consideraba necesarios, siendo yo uno de ellos; así que por orden de la Superioridad tuve que entregar a mi buen amigo Fadel la jefatura administrativa del departamento, y yo incorporarme al puesto que mi Gobierno me tenía reservado. Antes de separarnos definitivamente tradujimos al alimón, a la lengua árabe, un bello pensamiento del escritor zamorano León Felipe, referido al "Honor" (precioso). Muchos años después supe que de Chauen pasó al Gobierno de Tetuán para desempeñar un importante cargo, y yo, estando destinado en Ceuta, le pedí y me proporcionó una certificación de los servicios prestados en cada uno de los puestos que, durante los nueve años de contrato, desempeñé en la Administración marroquí. Yo pretendía hacer valer ante nuestra Administración los citados servicios, para mejorar, quizás, en categoría dentro de mi escala o en lo crematístico, pero no me sirvieron de nada... Anécdota: No hace muchos días, rompiendo papeles ya inservibles por innecesarios, destruí el acta de entrega de la morusa, o sea, los exiguos caudales que aquella caja fuerte (de combinación "tres, catorce, dieciséis", todavía me acuerdo) contenía. ¡Al-lahu Akbar!

Diego García.

Acuarela de Mohamed Haikkoun

- 45 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Vuelta a Galicia.. Vicente Tórtola Como recordareis, hace dos años tuvimos -Marisa, mi mujer, y yo- un entrañable encuentro, en Leiro, con Maricarmen del Río y era nuestro propósito repetirlo en el siguiente verano. Por razones que no vienen al caso, el pasado año no fuimos a Galicia, cosa que afortunadamente- hemos podido hacer el pasado mes de septiembre y, como no podía ser de otro modo, hemos vuelto a visitar a nuestra querida amiga.

El encuentro ha sido, esta vez, en Betanzos, hermosa ciudad gallega cercana a La Coruña y a Leiro. Maricarmen fue una estupenda guía turística que nos hizo disfrutar de la visita a la ciudad hasta la hora de comer. Tiene Betanzos unas magníficas iglesias perfectamente conservadas, como son la de Santa Mª del Azogue, románica-gótica de los siglos XIV y XV y la de San Francisco, gótica del siglo XIV. La visita a las dos fue sazonada con comentarios de nuestra cicerone. Antes de irnos a comer hice, delante de Santa Mª del Azogue, las fotos que acompañan a esta torpe reseña.

Tras la comida, pasamos la tarde en Leiro, en casa de Maricarmen, donde las mujeres, entre otras cosas, se dedicaron al intercambio de recetas de cocina. Espero que la mía ponga en práctica alguna de las que le dio su amiga. Así sea. Siguiendo con nuestro viaje, fuimos a

Santiago, cosa que hacemos siempre que vamos a Cée y con mayor motivo este año. Era impresionante la cantidad de gente que había teniendo en cuenta que era a mediados de septiembre. La cola para entrar por la Puerta Santa era de más de una hora, tanto por la mañana como por la tarde. ¿Cómo debió ser en pleno mes de agosto? Afortunadamente, el tiempo era veraniego y pasear por Santiago es siempre una delicia.

- 46 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

LA HUERTA MORISCA

Aquellos alumnos del Centro de Enseñanza Hispano-Marroquí, por fin de curso, realizamos una excursión a Sidi Ualo, que algunos de mis antiguos compañeros, quizás, recordarán. Después del madrugón, la caminata, subida y bajada por las “cuestecitas” de aquel emblemático lugar y apretando el calor de Mayo- recuerdo a una alumna pidiendo agua, casi desmayada- a eso del mediodía llegamos a un idílico lugar, lo más parecido al Edén, donde abundaban los árboles frutales y sentimos el perfume intenso de toda clase de hierbas aromáticas…perejil, hierbabuena, culantro, tomillo, romero… Aquellos aromas que aún parece que me envuelve. Corría por una vieja acequia, aquella bendita agua de Chauen y, todos acosados por la sed y el calor, nos apresuramos a refrescarnos y beber con deleite cuando, algunas ¡horror! observamos un poco más arriba a nuestro siempre recordado D. Manuel Casares que, atormentado por los zapatos y el calor, se hallaba, placidamente, sentado al borde de la acequia refrescándose los pies en el agua que corría… Con risas y gritos nos fuimos a calmar la sed a un pozo próximo de donde sacamos nosotras mismas los cubos a rebosar con aquella maravillosa agua de Chauen que tanto añoramos… Y es que, a veces, regreso al pasado… y veo aquella huerta donde trabajaban los viejos moriscos con mimo y esmero… Pasan con sus zaragüelles y su azada al hombro. Pasan y me dicen: Saalam alicum… Y, yo, les contesto…que la Paz también sea con vosotros.

María Antonia Sánchez Barba

- 47 -


Boletín XAUEN XVIII

Pinchito….¿quién

Año de 2010

no recuerda a Pinchito?.... Su nombre es Abdelkader. …….pero para todos era ¡ Pinchito !....... Simpático, juguetón, siempre sonriente…amigo de todos. Pero especialmente de los dos Jose Mari, de Marianin, de Miguelin, de Tinito y de quien esto escribe….es de decir de aquel pequeño grupo de niños de 7 u 8 años conocidos por “nuestros mayores” como “la banda del gato”. Nada malo hicimos estos niños pero teníamos la “afición” de subir por gallineros abandonados que había cerca de la escalerilla del Campamento, eso sí, persiguiendo gatos…..

Pero volvamos a Pinchito….Estaba continuamente controlado por su madre, MORENA, una mujer trabajadora y muy querida por todos…… Pues bien, después de tantos años y gracias a las gestiones de nuestro gran Paco Pons lo hemos vuelto a ver en Xauen. Reside habitualmente en Málaga pero con frecuencia viene a Tetuán donde vive su madre y Paco consiguió que se acercara a Xauen con uno de sus hijos para vernos y charlar con todos sus antiguos amigos…….Sólo pudo estar poco tiempo pero nos dio la gran alegría de verlo y la promesa de reencontrarnos para charlar con mas tiempo recordando aquella época tan bonita que vivimos en Xauen…hace sesenta años…… Gracias, Pinchito, y quedamos para volver a vernos…….

Paco Pons, Pinchito con uno de sus numerosos hijos y Domin.

- 48 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Pequeña historia de una foto…

Chicuatre, Quini, Pepito del Moral, Enrique Iglesias, Francisco Almodóvar y Juan Antonio Cervera entre los L mellizos Antonio y Pepe Guerrero.

Para aquellos “jovencísimos jóvenes”, con espíritu militar, una de las formas de incorporación a filas era hacerlo como “Educando de Banda”. Una de las pocas veces que vistieron el uniforme de Infantería fue el día de su “Jura de Bandera”. Día de gala lleno de emociones, rancho extraordinario, café, copa y puro…….Y fue Zurita quien perpetuó este día con la foto hecha en el acuartelamiento del Regimiento de Infanteria Africa 53 recién llegado desde Villa Sanjurjo….. Quiero recordar que la “Jura de Bandera” se hacía en Akarrat, donde estaba el Campamento de Instrucción, a 10 o 12 km. de Xauen , quiere esto decir, que lo que celebraban estos bizarros infantes debía ser la Patrona del Arma de Infanteria, la Purísima Concepción, 8 de diciembre…..La foto merece recrearse en ella largo rato…. Llama la atención la amplia y limpia sonrisa de todos llena de esperanza para conseguir servir a la Patria a través de la milicia…….cosa que varios de ellos consiguieron… . Llama también la atención la sobria elegancia en el lucimiento de su Gala con los albos y amplios guantes….. Pero mas llama la atención el aire con que estos “veteranos” manejan el puro….A alguno se le nota que no es la primera vez pero a otros se les nota que no saben si llevan un puro o un chupa-chus…. Dos de ellos, Quini y uno de los hermanos Guerrero, ven la foto desde el Cielo…….

- 49 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Lectura del amor :un nuevo libro que mezcla la poesía y la magia de las acuarelas….. El viernes, día 22 enero de 2010, en la Sala de la Casa de Cultura Hawta,se ha celebrado la presentación y firma de un nuevo libro que contiene poemas en dialecto chauni ilustrado con acuarelas del gran pintor Mohamed Hakkoun. El libro, titulado LECTURA DE AMOR es un homenaje a la poesía y al color. El acto ha sido organizado por la Asociación Cultural Choroq con la colaboración de otras asociaciones y organizaciones locales y de varios poetas e intelectuales xauníes. El artista Mohamed Abu Aasal ha analizado la obra pictórica del Sr. Hakkoun y de manera muy especial la personalidad del mismo para demostrar l la belleza de su ciudad Xauen. En sus obras siempre encontramos Chauen tal como es. Con su palabra, el poeta xauni Iman El Manudi habla del sentido de la poesia en el libro y sobre todo utilizando palabras xaunis que empezaran a ausentarse del lenguaje local. Como un homenaje al diccionario chauni que ha cambiado tanto con la feroz globalizacion. El poeta xauni Abdelmoneim Ryane ha demostrado las diferncias lecturas de amor que tiene el libro en el conjunto de dos almas enamoradas de una sola ciudad. Después la joven Hassnaa Kharchouch( ganadora del concurso de canciones en Radio Cap) ha interpretado dos poemas del libro . Al final ha hablado el poeta Aziz Rian agradeciendo a todos los que le han ayudado y a todos los amantes de la ciudad. Leyó tres peomas : dos del libro y uno que escribió en CADIZ hace un año sobre Xauen. En el coloquio se habló del valor de este edicion que ha avisado que ahora hay una escuela del amor en Xauen, amor de Xauen con varias voces que están enamoradas de esta santa ciudad. Aziz Rian

Acuarela de Mohamed Hakkoun

- 50 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Hemos leído en “Diario de Jerez”……

Postales desde XAUEN El fotógrafo gaditano Jesús Botaro promueve el „I Encuentro Cultural Chauen-Alpujarras‟, que recompone la imagen del Magreb en el imaginario andaluz PABLO FERNÁNDEZ | A Jesús Botaro se le ilumina el rostro cuando habla de su Chauen. Nacido en Berlín y criado en Cádiz desde los cinco años, su esencia cosmopolita no reside en su carné de identidad (alemán), sino en la manera de abordar su trabajo fotográfico que por cierto, comparte con otro empleo „civil‟ para una multinacional telefónica, pero eso no le resta fuerzas. Sólo necesita una pregunta para pasarse hablando los siguientes cinco minutos sobre su iniciativa cultural, la de unir mediante fotografías dos puntos tan distantes en muchas cosas, pero tan estrechamente unidas en otras, como son Chauen -no en vano, ésta fue fundada por musulmanes expulsados de la Granada reconquistada- y Las Alpujarras. El camino, quizás para un incansable como él, se antoje sencillo. “Un día, estando en Chauen, una niña de unos cuatro o cinco años me preguntó por qu é cuando los fotógrafos hacemos fotos de Marruecos siempre salen cosas feas... y es cierto. Esto cambió completamente mi manera de trabajar”. Con esta máxima ya abordó, por ejemplo, una muestra fotográfica de la herencia del genocida camboyano Pol Pot. “Yo llevaba tiempo haciendo cosas allí, talleres de fotografía... Me pidieron hacer una exposición, les propuse la de Camboya y me dijeron que no, que querían una especialmente para ellos. Así que les dejé caer la idea de hacerla sobre Las Alpujarras. Querían que se las enseñase, porque están acostumbrados a que la gente diga “¡uy, qué se parece esto a Las Alpujarras!”. Marchó Botaro a Pampaneira, en la Alpujarra granadina, y allí la alcaldesa le pidió que se pusiera en contacto con el alcalde de Chauen para hacer algo en común. “Así se fue institucionalizando todo. Luego, aquello acabó proclamándose “I Encuentro Cultural Chaouen-Alpujarras” y dio pie a nuevas iniciativas, que a falta de confirmación, se centrará el próximo año, para su segunda edición, en un intercambio pictórico”. A finales de junio ya se celebró la exposición en Chauen, y para octubre o noviembre está prevista la misma en Pampaneira. La experiencia en Marruecos fue, para Botaro, “inmejorable. Estuve cuatro de los siete días que duró la expo sición, y me encantó ver a la gente, que allí es muy agradecida, sonreír delante de una foto, sorprenderse”. A fin de cuentas esto es lo que convierte en especial su trabajo. “La interpretación por parte del visitante cobra mucha fuerza, porque no es una exposición al uso”, dice Botaro, mientras se sonríe de forma pilla. “Hay una cosa de esta exposición que no puedo contar, porque se perdería la esencia”, como el final de una película de misterio, casi. Y una vez que es convencido para explicar al menos al redactor su suerte de trampantojo, ríe. “La gente”, defiende, “sale diciendo que hay algo raro”. En su web, www.jesusbotaro.com, se expone una parte del trabajo realizado durante tantos años. Intentará, como propagador testarudo de sus fotografías que es, hacer rodar la exposición por esta tierra, a expensas siempre del apoyo de asociaciones culturales o instituciones. No estaría mal en este verano enjuto de iniciativas culturales.

Pablo Fernández

- 51 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Cosas que pasan en Madrid…. Mari Loli Corrales Payne Cosas que pasan en Madrid . Era un día de invierno, diciembre frío y nevado, con una nevada de esas que dan miedo, los coches no pueden circular y apenas puedes salir de casa, es como en las películas que tienes que coger una pala y abrirte camino para poder salir, hace un frío que pela, la nariz helada deja escapar dos hilillos como dos témpanos, si digo que había cuatro grados bajo cero a lo mejor me quedo corta ,lo bueno el paisaje blanco que te conforta y te relaja. Era como respirar de nuevo el aire de Chauen. De esos días que no apetece salir de casa y prefieres estar calentito con una buena calefacción, sin embargo no había mas remedio que armarse de valor y lanzarse a la aventura ,Salí a la calle cubierta de la cabeza a los píes y después de cubrir los escasos 50 metros que me separaban de la boca del Metro mas próximo no sin hacer verdaderos alardes por mantener el equilibrio . Por fin dentro y bien calentita me senté dispuesta a emprender mi viaje. Iba en la linea 10 pasarela por la estación Plaza de Castilla se subió, entre un montón de gente diversa , una “tía” que por su aspecto un tanto estrafalario y descompuesto me llamo la atención tacones altísimos (con la que estaba cayendo) medias agujereadas ““chupa” de cuero mas bien cortita despeinada de pronto le sonó el móvil, “ring..ring..ring” “Hola tío ...ná que no te podío llamá antes” “?...” pos ná questao dos días en el calabozo “?” “por una tontería “ “?...” “pos ná que compré un abrigo y “mese” olvidó pagarlo” “una “ridiculez 200 euros …...Todo esto enganchada al móvil pero sin sujetarse a ninguna barra del Metro con un baile que la llevaba de un lado a otro del vagón y de un extremo a otro siguiendo el movimiento del tren como un borracho y sin importarle un pelo que todo el vagón se enterara de su historia.”Pos si tío te digo que la policía ma pegao ,ma quitao lo zapatos y he tenío que ir al forense” “?...” “espérame en Ventas” “que si ...yo ahora estoy por el Santiago Calderón “?...” no que mequivocao por el Vicente Bernabeu” Una señora que iba frente a mi me miraba con cara sorprendida y disimuladamente nos enviamos una sonrisa que quería ser una estruendosa carcajada.”Que si tío que me esperes allí y llévame algo de pelas...mira que no tengo ni un duro, te prometo que el primer dinero que gane es pa tí, que mesperes tío” No se como terminaría la historia, ella se apeó en la siguiente estación y los demás continuamos nuestro viaje .Por fin mi vecina de viaje ,mi marido y yo pudimos sonreír abiertamente “la gente no se corta un pelo a la hora de hablar por el móvil” pero creo que los únicos del vagón que íbamos pendientes de ella éramos nosotros el resto de la gente ni se inmutó. Son cosas que pasan en Madrid………

Mari Loli Corrales Payne - 52 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Poesía desde Tenerife……

María Pinto Trujillo nació en Santa Cruz de Tenerife en 1952. Desde que era muy pequeña su familia se trasladó a vivir a La Laguna y allí conoció a nuestro Esteban Romay. Cursó estudios de Bachillerato en el Instituto Cabrera Pinto y de Psicología en la Universidad de La Laguna. Siempre ha estado en contacto con el arte y la literatura a través de su familia. Perteneció al coro Carpe Diem y sigue vinculada al mundo de la música. Vino con Esteban al III Encuentro en Xauen y quedó prendada de su encanto. Llegó cargada con varios ejemplares de su última obra, El viento en el espejo, que nos dedicó, tras la Cena Xauní, “como viento isleño que lleva recuerdos de la infancia y de la vida”……Xauen la inspiró….y prometió incluir en su próxima obra algunos poemas con aires del Kalaa y del Magó. También nos obsequió María con varios ejemplares de la Antología Poética de su padre…..

Carlos Pinto Grote nace en La Laguna. Realizó los estudios de Bachillerato en los Institutos de La Laguna y Santa Cruz. Maestro, se licenció posteriormente en Medicina en la Facultad de Cádiz, especializándose en Psiquiatría. Publica sus primeros poemas en la revista Mensaje dirigida por su padre, el poeta Pedro Pinto de la Rosa. Premio Canarias de Literatura 1991, es uno de los escritores canarios mas relevante de todos los tiempos. Aunque es conocido sobre todo por su extraordinaria poesía, también es autor de notables obras en prosa..

- 53 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Brisas canarias… Maria Delia Pinto

No me moveré de aquí, mis párpados cerrados harán que llegue el otoño. Seguiré viviendo bajo las hojas doradas y tranquilas del castaño, junto a las agitadas acacias,

al vaivén continuo del viento y la lluvia, y pondré gran cuidado para que la tristeza no anide en las puertas y ventanas de mi casa. Sé que sólo así podré llegar indemne al tiempo de los almendros en flor…

María Delia Pinto Trujillo

_________________________________________________________ Carlos Pinto Grote

Mira tu habitación solitaria. Allí estás. Sin aquel cuerpo, sin la caricia y el olor de una piel constantemente deseable. En la mesa, en el suelo, en una silla, Sobre una cama en la que duermes, están las cosas habituales en un pleno desorden. No es esta condición la que acostumbras, pero encuentras así la compañía. Dejas abierta la esperanza a esa mano, que dará lugar a cada cosa y ya la soledad te pesa menos. Hay como una presencia en el desorden, como un encuentro, como si ella estuviera. Estás jugando así a vencer a la noche.

Carlos Pinto Grote ________________________________________________ - 54 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Desde Málaga…. Adelina Pérez Blaya La niña del cántaro El cántaro está roto. Descubierto el seno; ropa descompuesta; mira con sereno mirar; viene del huerto. La linda muchacha , no dice mentira: algo pasó, pero le queda incierto. Recuerda, eso sí, que alguien estira la gasa que su cuello deja abierto. Nota el fin: el galán se retira. Entonces mira que la jarra rota ya no lleva el agua que debiera. ¡ El cambio que hay en ella no se nota ! ¡ Quizás en la siguiente primavera, Creciendo el pecho, que hoy apenas brota lograse que el galán muy más la quiera!

La carta de amor En los ojos un brillo de esperanza. Va por sus labios la ilusión mas pura. Fue la noche de fiesta, y en la danza se bebió unas gotitas de locura. Hay palabras de amor en una carta que sostiene en sus manos con ternura, y unas flores. Ya está completo el cerco para romper la red de la cordura.

Adelina Pérez Blaya ___________________________________ N. de la R.- Está próxima a aparecer otra obra de nuestra querida Adelina. Es una recopilación de poemas bajo el título “Miradas de mujer”. Esperamos deleitarnos pronto con la suave delicadeza de sus rimas. Los poemas anteriores son un pequeño adelanto de la misma

- 55 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Pedro Martínez Borrego. Tus manos Veo tus manos. Persiguen aquello que tus ojos no alcanzan a ver y alientan los deseos de tu corazón. Manos limpias y poderosas como tu mente y tus sentimientos. Manos capaces de mirar y palpar en plenitud llenándote de alegrías. Manos armónicas, laboriosas y ciertas. Manos que engendran amor. Manos grandes, francas, musculosas, elásticas, hábiles, vigorosas… Manos tenues, radiantes, de cegadora luz. Manos sembradoras de esperanzas en el alma tierna y fecunda de la comprensión. Manos generosas de fresco aliento. Manos de opulentos olivares, suntuosos viñedos, perfumados trigales. Manos de la consagración. Manos de bravíos mares y mansos manantiales, de calmosos valles y llanuras blancas, de radiantes lluvias y praderas castas. Manos dadoras de tu gracia. Manos despedidas en el dolor. Manos que persiguen la ilimitada luz. Prometedoras manos de alfareros y humildes manos en la misericordia y el perdón. Manos que asidas a las mías, las harían mejor. ¡ Manos que pedigüeñas se extienden suplicantes hasta tocar las manos de DIOS ¡

N. de la R.- Reenviamos a todos los bellos pps que recibimos de nuestro querido Pedro. Es un auténtico gozo disfrutar de sus imágenes, música y texto. Para que el disfrute sea mas general, transcribimos el texto de uno de los últimos que nos ha llegado. Gracias, Pedro,por los momentos de paz que nos envias……

- 56 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Desde Cannes

nos dice Francisco Javier López Villanueva

Tan buenos amigos “xaunis”: No es una herejía, pero me pregunto si yo debería iniciar una carta destinada también a nuestras amigas. A ellas, y no particularmente, a todos nosotros. Siendo así, caballeros, de este modo, podríamos un poco nuestro privilegio de machos, cuando el género femenino sería apreciado. Regularmente adoptado y generosamente contentado para unos y otras, o bien unas y otro. En su tiempo, muy lejano, en la historia de la humanidad, no tuvieron la delicadeza de poner Adán y Eva. Cuando “el creador de la época, hubiese comprendido al “buen Dios” que tenía que cambiar de ritmo. Que cosas tienes, hombre. El tiempo que pasa y, a veces, corre, nos trastorna un poco. La memoria se escapa como si hubiese un agujero. Simplemente, este tiene menos razón que un joven. Envejecer, tal vez se comporta bien, pero no el tiempo, no el que hace, sino el que pasa, se empeña en transformar las cosas o la palabra. Olvidando que los años que vamos amontonando poco a poco, nos abandonan y nos hacen olvidar la juventud gracias a la cual vivíamos mejor que nuestras ganas de vivir mucho y bien y ahora lo hacemos peor. Es lo que pienso. “Rien de ce que j´ècris va de plus en plus mal donc, je suis obligè de ne plus ècrire tant que je n´en peu plus, apres d´avoir envoyé d´autres feuilles de Napier. Je suis trés loin de l,epoque oú un livre fut edité. Tu peux voir o puedes ver el paso de un idioma a otro diferente. Estoy cansado. Los cuadros que cuelgan a unas paredes están tranquilos; no se mueven. Casi sin darme cuente he cambiado la escritura y ahora trato de olvidar la confusión. Mis dos hermanos, un castellano y otro aragonés me corregían cuando mezclaba los idiomas y, también me sucede que llamando o respondiendo al teléfono me dicen : “que hablamos en español”. El “xauni” lo voy perdiendo cada vez mas… Amigos “Xaunis”, un abrazo cordial Francisco Javier López Villanueva

Francisco Javier en Cannes y en Sidi Hualo

- 57 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

LA FRESQUERA CHAUNÍ DEL VIEJO CUENTACUENTOS (Capítulo III)

Donde se da cumplida cuenta del desconcierto que produjo en el inteligente proceder del burrito “Joserramón” la primera salida de su espacio natural de la medina y Ras el Máa. Es cierto que hay turistas que son muy impertinentes y así de ésos pensaba el burrito “Joserramón” que “huéspedes vinieron y señores se hicieron”, como lo demuestra el caso del más testarudo que llevó sobre su lomo que, además de la vara, manejaba las cuentas de un rosario parecido a los takbires, por todo el camino del itinerario turístico. Pero eso no era lo molesto, se decía el burrito, sino que a golpes de la dicha vara se había empeñado en atravesar el límite donde se sabía que terminaba el mundo conocido, en Bab el Aaín. Ni él, ni sus otros burritos hermanos pudieron saber nunca qué podría haber más allá, como no fuera la nada; todo lo más, las tinieblas y el abismo. Pero, a pesar de la resistencia que opuso, los varazos pudieron más y “Joserramón”, con las orejas dislocadas por los temblores, no tuvo más remedio que pasar bajo el arco de la puerta del fin del mundo hacia lo desconocido y lo tenebroso;

hacia el ensanche. Con los ojos como bandejas; orejas como alas batientes y rabo entre las patas quebradizas y otros diversos estremecimientos; así, de esa guisa no parecía el mismo burrito. No sólo la novedad de lo que veía, también lo que escuchaba en aquel extraño y novedoso espacio de Chauen no podía ser más que cosa de los brujos o de la misma Aicha Kandicha. Hasta creyó ver que unos armatostes enormes y ruidosos eran capaces de circular sin levantar ni apoyar pata alguna sobre el suelo, como si eso fuera posible. Y lo peor, los ruidos que lanzaban sin pauta ni compás, ni rabo alzado alguno que avisara prudentemente de la inminencia de sus molestas eclosiones que,

- 58 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

además, volcaban unos gases de olores tan desconocidos y poco comunes como escandalosos. Había casos en los que, dentro de aquel mundo de tan raros encantamientos, creyó ver a gente sentada muy ufana, con las patas muy sueltas sobre una ridícula almohadilla enguatada en lo más alto de un tubo largo, que sólo se apoyaba sobre dos artilugios rodantes, uno delante y otro detrás, tan redondos como las cacerolas del cus-cús, que tampoco se levantaban del suelo ni por un instante y, encima, avanzaban tranquilamente por las calles muy silenciosos, como si nadie se fuese a dar cuenta del engaño.

Y si se paraba uno a contemplar, se decía el burrito, las vestimentas de aquellos que tan misteriosamente se movían (salvo algunas excepciones, que ésas parecían salidas también de la medina, como él), se veía que eran verdaderos espantajos andantes, con la particularidad de que a los más maduros les crecía una lacia cobertura, como de tela, a lo largo de sus patas hasta sus raras pezuñas que no calzaban babuchas, y a los más jóvenes sólo les crecía hasta media pata, porque la cobertura lacia aún no les llegaba tan abajo como a los demás. Se podía pensar que el crecimiento de la cobertura era cuestión de tiempo y de la madurez del individuo. Todos eran tan parecidos al turista que llevaba encima que se diría que fuera de la medina sólo había turistas con sus estrafalarias vestimentas y sus modos imposibles de moverse. Otros fantoches aparecían como envueltos en telas de vuelos acampanados como el diseño de unos cencerros de gran tamaño, pero con dos badajos en lugar de uno, que eran utilizados a modo de patas tan mal herradas como las patas de los antes referidos y, para mayor burla, con tacones al final de los badajos que, pese a todo, les servían para caminar sin que se les viera darse de morros contra el suelo. Pero no había que dejarse engañar porque eso no eran más que las artimañas que, de muchas y de muy diversas maneras, utilizan los brujos en sus encantamientos. Sin embargo, el episodio que más huella dejó en sus sentidos fue el caso de una de esas criaturas, de prudente tamaño corporal, que lucía la vestimenta acampanada con dos graciosas patitas-badajo proporcionadas, también rematadas con tacones de apoyo en lugar de babuchas pero que, aunque pareciera mentira, le valían para caminar por las calles con muy vistosa donosura. Esta figura empujaba con grandes esfuerzos una diabólica armadura con manillar, de color oscuro toda ella, muy alta para su talla, también con dos enormes artilugios redondos y rodantes a cada lado, que le servían para el desplazamiento del mágico modo ya visto. Tan alta era la armadura rodante que aquella criatura malamente podía alcanzar a ver la carga que llevaba en ella. Al parecer, en su interior viajaba otra

- 59 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

criaturita menor que “Joserramón”, también de ínfima estatura, no pudo ver, pero que su cliente conocía. Entonces creyó entender que la carga se llamaba Mari Loli. De la figura mayor dedujo que, asimismo, era conocida de su cliente. El citado armazón debía ser muy pesado para moverlo, mucho más que el cliente que él llevaba encima, ¡que ya es pesar!, porque, cuando a base de empujones llegó a lo más alto de la calle en cuesta, se vio que su peso pudo más que el esfuerzo de la criatura que empujaba y ésta fue arrastrada con su carga calle abajo, de modo muy intrépido, mientras entonaba unos sonidos como desesperados y mal armonizados, como siempre. Como al llegar al fondo y final de esa calle empezaba otra, también en cuesta arriba, se pudo comprobar que la inercia alcanzada siguió tirando de todo el equipo hasta subir un buen tramo de la nueva vía. El cliente de “Joserramón”, al ver aquel desaguisado, arreció más en sus rezos con el rosario entre sus dedos nerviosos, suplicando al Cielo un arreglo inmediato para aquella peligrosa situación.

No quedó ahí la cosa: cuando inercia y peso se equilibraron de nuevo, todo el equipo susodicho bajó otra vez a gran velocidad con la criatura mayor tan bien sujeta al manillar (que por nada de este mundo iba a soltar) que ya no tocaba el suelo ni con los tacones. Y así hasta que, después de varias subidas y bajadas en vaivén, el equilibrio total se alcanzó entre las dos calles y el armatoste oscuro quedó en verdadero reposo, con su dueña en jadeante y lastimoso estado, extenuada en convulsos estremecimientos y colgada del manillar por sus manos soldadas al mismo. Con el agradecimiento al Cielo de todos los atónitos espectadores de aquel episodio, al rosario del cliente y a otra de las figuras circulantes que pudo ayudar en el frenado de aquella máquina maligna pensó el burrito “Joserramón” muy cargado de razones: “Vamos a poner rumbo al mundo más entendible de la medina, del que nunca teníamos que haber salido ni mi cliente ni yo.”

Mientras tanto, del armatoste rodante, ya completamente estabilizado, asomó lentamente media cabecita muy risueña y algo despeinada entre dos manitas que se apoyaban sobre el oscuro borde lateral que decía contenta: “¡Mami, kero más!, ¡keromás, mami!. ¡¡¡ Mamiiiiiiii!!!... .Miguel Leseduarte González

- 60 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Nietos de Chauen

Son nietos de Esteban Romay y Christa

Los abuelos son Vicente Tórtola y Marisa

- 61 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Nietos de Chauen

es nieta de Santiago y Rosa María e hija de Amaya. Sus bisabuelos son Santiago y Paquita que tenían una, muy bien surtida en vinos y chacinas, Cantina en el Campamento, un poco mas abajo de Casa Daniel.

Sus abuelos son Pili y Manolo….y la feliz mamá de Cristina es Loli Díaz Arcal

Los abuelos son Manolo y Pili Arcal…el feliz papá de Karen es Víctor Díaz Arcal

- 62 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

Galería del recuerdo

Marcha a Dárdara. Frente de Juventudes.

El Teniente Coronel Hermosa con los Comandantes Arcal y del Moral

Miravalles

30 de mayo, Día de San Fernando, Patrón de la Juventud

- 63 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

- 64 -


Boletín XAUEN XVIII

Año de 2010

- 65 -


Xauen