Page 1


BoletínXAUENAñode2012   Redacción  D. Outón Leiva Velázquez, 3 ED 8º izq 11010 CÁDIZ Tlf. 856-07.79.08 Móvil: 692.730.841 leivadom39@hotmail.com

Edita A.A. R.R. y Amigos de Xauen

Colaboradores Al-Mutaryim Diego García Alberto Boutellier Caparrós Alfonso y Maria Teresa Angel Pelluz de la Granja Conchita Arcal Gutiérrez Domingo Outón Leiva Isabel Rodríguez Caballero Jesús García Botaro Josefina Carrillo Morán José Edery Benchluch José Manuel Sánchez Gey Juan Felipe Alonso Fernández Juan García Jiménez Leopoldo Hurtado Prieto Mari Loli Corrales Payne Miguel Leseduarte González Miguel Santiago Marín Milu Nicolás M. Ibáñez Pedro Martínez Borrego Ruht Sánchez Maestro Vicente Moreno Rodríguez

Portada ¿Porqué me dices CIUDAD AZUL? Fotografia de Jesús G. Botaro

Contraportada ¡ Feliz Navidad ¡ Dibujo de Juan Felipe Alonso

Depósito legal CA-412-2012

XAUEN no se hace responsable de las opiniones de sus colaboradores

2 

Sumario



Frío en los ojos Diario de una emoción Aforismos Navidad en crisis Dr. José Edery Los judíos de Xauen Colonia judía de Xauen El Dr. Valdivieso cumple cien años Historias del zoco El “Casino Español” Recuerdos, sentimientos, nostalgia...¡Rabia! Recuerdos de mi viaje a Xauen La antigua “Plaza de España” Érase una vez Y nos fuimos de fiesta Añoranzas Grazalema Desde Rubí….. Vicente Moreno y la fotografía Un domingo de hace muchos años A Domingo que acerca su recuerdo a los nuestros Darkauas. Ritos y ceremonias La cita. Sucedió en Xauen Cuento del “Hombre custodio y el comerciante” Las estrellas Los contadores de estrellas Pirograbado Felicitación


BoletínXAUENAñode2012 

XAUEN



Xauen, Chauen, Chefchauen….. ¿Quién no siente cierto estremecimiento al ver la Plaza de España?.....Aquella de nuestras correrías y paseos….Es cierto que si nos fijamos en detalles podemos ver que hay algunos cambios, afortunadamente muy pocos, pero lo esencial, sigue igual…las araucarias, las palmeras, muchos de sus árboles, el trazado de sus jardines….y la fuente de las Ranas…..coronada por su bonita farola de hierro fundido….Se echan en falta los grandes setos que, cuidadosamente cortados, daban protección a los bancos que servían como lugar de descanso y espera a que pasase alguien camino de la avenida y parte antigua de la bonita ciudad de Xauen….Recuerdo que los dos medios jardines que se ven en primer término, solían estar, según temporada, cubiertos de esas bonitas flores llamadas pensamientos. Allí me ocurrió lo que contaré mas adelante…. Su remodelación se ha hecho con mucha delicadeza y cariño, claro que esto ha sido posible por la intervención de 3 


BoletínXAUENAñode2012  nuestro querido xauni Pepito Martínez Borrego….Vamos a dejar el tema para que la imaginación de cada uno vuele por el tiempo y vamos a continuar con las noticias nuevas desde nuestro último contacto…..Nos gustaría dejar el siguiente párrafo en blanco pero tenemos que aceptar “Inmalillah iwuainna i liahirayium”….”De Dios provenimos y a Dios regresamos”…Por eso tenemos un recuerdo muy especial para nuestros queridos Zoilo, José Mari Pereda, Conchi Íñiguez y Fanny Sánchez Barba que nos dejaron pero que siguen con nosotros. Seguro que de vez en cuando se “asoman” para ver como ha quedado “su placita”. Gracias a Antonio S. Montesinos nos ha localizado “D. Leopoldo”. Vivía en la Puerta del Zoco y allí tenía una academia…….pero eso lo explicará él mas adelante. Iba siempre con su mujer y una guapa y rubita hija que no se separaba de sus padres. Gracias a él muchos alumnos y alumnas xauníes del Pilar y de las Monjas de Tetuán aprobaban el latín y el griego por las clases que, “D. Leopoldo”, les preparaba en Xauen durante el verano. También estamos en contacto con Carlos Pereda, hermano menor de José Mari que salió de Xauen siendo muy pequeño pero que recuerda con gran cariño su casa en la Plaza España. Hablamos con el Dr. Edery Benchluch . Nació en Larache , fue urólogo del Hospital Español de Tánger. Es posible que alguno de vosotros lo conozcáis y que incluso hayáis sido paciente suyo. Nos felicitaba por nuestro Boletín que leía siempre con detenimiento e interés. Como quiera que el contenido del Boletín es obra de todos os transmito su felicitación pero nos hizo una observación. Me decía que no había visto ninguna mención a los judíos de Xauen. Le dije que en Xauen hubo pocos judíos, que últimamente, eran casos muy puntuales… Nos envió este documentado artículo que sin duda será del agrado de todos y que nos servirá para conocer mejor a nuestro querido pueblo. Indudablemente tuvo Xauen una floreciente colonia judía que se puede comprobar al ver el cementerio que se encuentra al subir la cuesta que va para Bab-Tazza…¿Lo recordáis?...Tiene una cantidad considerable de tumbas antropomorfas esculpidas en granito. Este, además de otros hechos, corroboran la importancia del pueblo judío en Xauen. Descendientes de estos judíos están repartidos por todo el mundo. En algunas sinagogas de Venezuela, actualmente, hay rabinos descendientes de los rabinos xaunis que siguen el mismo estilo en sus ceremonias que utilizaban sus antepasados en Xauen. Sale nuestro Boletín con una preciosa fotografía en la portada de Jesús G. Botaro que nos explica el por qué la llamamos “ciudad azul”……pero…nos enteramos que el origen de este color en suelos, techos, paredes, rincones….no está en la mujer xauní. La mujer xauní utilizaba el color verde pastel y era la mujer sefardita la que utilizaba el azul para estos menesteres. En contraportada, un precioso dibujo de Juan Felipe (“Felipín”) con el que nos felicita a todos en Navidad y nos desea que no perdamos la sonrisa. Indudablemente, el poder disfrutar todos los años de un dibujo diferente con esta 4 


BoletínXAUENAñode2012  belleza es algo que nos llena de orgullo…..Estoy seguro que Felipín actúa en connivencia con el Papa Benedicto. Observad que no aparecen ni el buey, ni la mula…. Del contenido poco se puede decir porque es obra de todos. Sabemos la ilusión que todos ponemos en poder compartir con nuestros amigos de hace cuarenta, cincuenta….y mas años, aquellas vivencias que marcaron nuestras vidas….Damos la bienvenida a nuestras páginas a los que se asoman por vez primera a ellas…..y los animamos a seguir deleitándonos con sus escritos…….De pronto me acuerdo de aquel vendedor de caramelos que aparecía por la Plaza, pulcramente vestido de blanco, cuyas ropas venían marcadas con un toque árabe y que llevaba un grueso palo de bambú alrededor del cual iban enrolladas dos tiras de caramelo, una de color rosa y la otra blanca. Con gran maestría..y una pequeña rasqueta, cortaba un trozo de caramelo que se correspondía, según su juicio, con el número de monedas de una gorda que había recibido. Colocada la “ración” en un pequeño trozo de papel de estraza ( ¿o del “Diario Africa”?) y entregada al comprador, continuaba su parsimonioso paseo, bajo los naranjos en flor, al encuentro de otros clientes…….Mas adelante lo insinúo, pero ahora lo digo…….sería interesante que el próximo boletín estuviera lleno con escritos de todos contando anécdotas personales, juegos, pandillas….y todo lo que ocurría en aquella “Placita”…. Y sobre el próximo Encuentro podemos decir que seguimos preparándolo. Ya sabéis que la idea sigue siendo hacerlo en primavera en Jerez pero la Residencia jerezana es pequeña y es muy difícil que pueda albergar a todos los previsibles asistentes. Hay que tener en cuenta que no sabemos el número exacto de personas que vendrían y no nos podemos arriesgar a que algunos no pudieran hacerlo por falta de sitio. Sería una solución hacerlo otra vez en Cádiz pero sin perder la oportunidad de hacer alguna visita a Jerez para no perdernos el espectáculo de los Caballos Andaluces. Esperamos que nos enviéis vuestras sugerencias. Para todos nuestros mejores deseos. Outón

5 


BoletínXAUENAñode2012 

FRÍO EN LOS OJOS Alberto Boutellier Caparrós

Estoy a unas semanas de la Navidad, y por primera vez en este otoño que termina, he sentido frío. Normal, me dirán: es lo propio de la estación, mas no me refiero al que se mide en grados Celsius, sino al que observo en los ojos de las gentes; no sé si habrá algún medidor capaz de calibrar el frío del que espera y no recibe; frío en los ojos del indigente que confía en la sensibilidad propiciada por las fechas; en los del comerciante que realiza un esfuerzo excepcional en sus compras, para lograr que ese coyuntural oasis de la demanda atenúe su zozobra económica; en aquel que desea estrechar el lazo familiar desatado, congelado durante el año, y solo sustentado por la sangre que circula por sus venas. En los del político, que tras el brillo de eufórica victoria se transforma en hielo acerado, y alterna el pulso tembloroso y firme a la vez para negar lo prometido. La expresión en el abuelo, que reabre su hogar a hijos pródigos forzados por la injusticia de intereses bastardos. En la mirada africana con sonrisa de marfil por nuestras calles, que se debate entre un futuro sin esperanza y la nostalgia de un pasado sin retorno. Ojos fríos que se duelen de lo que le falta y no celebra lo que tiene. Ojos anegados que brillan de tristeza al sentirse agraviados por la sociedad. Ojos que recuerdan las ausencias. Ojos al fin, rendidos, a los que les suena huera la rutinaria ¡Feliz Navidad! 

Piel ajada

Me asomo a la sima de sus surcos labrados en el paso de los tiempos heñidos entre pozos de silencio y celosos arcanos bien ocultos El gozo de efímeros triunfos Quebrado entre penas y esperanzas Prendidos casi siempre de esperanzas Que flotan en las del ensueño Ungidos por el tiempo que termina Espera recostada sobre olas Con ecos de sonoras caracolas Que exigen presurosos un consuelo Y ahora, ahora, solo la beso. Alberto Boutellier Caparrós

6 


BoletínXAUENAñode2012 

Diario de una emoción



Pedro Martínez Borrego

¡Guarda tu niñez, María, y déjame que vaya a ti! Hoy la lluvia caprichosa, voluble como el abril de mi pasado barre de parte a parte el ciclo velado del amanecer ¡Y qué secreta alegría en mi corazón! ¡Loco se deleita en el incontenible deseo del encuentro con María! Seguía lloviendo desde el alba, Se echaba encima mi hora y me dije: “Ha llegado el instante de abandonar mi casa y curar mi dolor” “Anda, me dijo una voz, desata tu esperanza, coge una flor Y como ofrenda llévala en tu corazón No sea que se marchite” ¡Qué plenitud la de este día en mi! ¿Cuando la hondura de las nubes se apiadará de mi impaciencia? ¡Y qué gozosa promesa en la penumbra de este opaco atardecer! Con la profunda oscuridad de un mayo veleidoso, un manto de silencio me sumerge en la dulce espera del radiante despertar de otra mañana ¡Y pienso en ti! ¿Desde cuanto tiempo estoy llegando a ti? Hoy, el horizonte amanece lujosamente desnudo. 7 


BoletínXAUENAñode2012 

Solo el mensaje peregrino de una gaviota murmura una emocionada ilusión. Mientras, desde muy temprano, mi alma gravita esperanzándose en ti. Y canto peregrinando cuando el despertar del alba se refugia en la mañana y el destello de su gozo se adentra en mi corazón. En el cerro, María, los lirios y aristoloquios se confiaron a mi. Nada les pedí, pero el aroma de sus flores inundó mi camino, y gozosas me dijeron: “Caminante, caminante, caminante, ¿A dónde vas? “Ando en busca del sendero en la quietud de mi alma. Allá donde el mes de mayo se ponga a cantar en mi”. Nace el día y la tierra se redime con el sol. ¡Pero qué oscuro está el pueblo! Las sonrisas se han perdido con las nubes. Se va pasando la mañana. Miro al cielo de mis fantasías y musito una oración: ¡Señor, dame un pueblo sin tabiques ni cancelas! Un pueblo donde nazcan las palabras sin enojos ni rencores. Un pueblo donde los hombres, en una copa beban el vino dulce de la paz y el perdón” ¡Se ha cumplido el tiempo, María, y he llegado a ti!

Pedro Martínez Borrego 8 


BoletínXAUENAñode2012 

Aforismos



José Manuel Sánchez Gey



9 

x

Cariño de nietos. Cómo cala en nuestros corazones

x

Cariño de nietos. Fruto de la siembra de sus padres.

x

La caída de la tarde, ansias de amanecida.

x

No caiga yo en desalientos, ni en silencios.

x

Que difícil, tantas veces, callar.

x

Sombra de nostalgias, recuerdos de niñez.

x

No te cohíba la noche, que, aún nublada, hay estrellas.


BoletínXAUENAñode2012  x

Envejece conjugando jovialidad.

x

Lo negativo no solo no crea, sino que destruye.

x

No dejes de tejer alegrías.

x

Ocupación de oro: hacer compañía a persona en soledad.

x

Si dos se ofenden y no encuentran solución, consulten la humildad.

NAVIDALES  Sentado, en el quicio de los tiempos, Desfilando van recuerdos De niño, de joven, de mayor Y muchos mas, ya de viejo, mis padres y mis hermanos Me dejaron siendo nuevo, ahora septuagenario Reverdecen los ayeres, y poseénme los recuerdos Fría losa del pasado, al presente entristeciendo ¡Felicidades de ayer!. Las presentes no son menos Aprietan estas ternuras, que ahora distintas las tengo. Pero ¿qué es esto?. Nada. Nada de eso. Es que NAVIDAD de cada año, remueven mis sentimientos, Que aún lubricados de amor, agridulzan mis recuerdos.

José Manuel Sánchez Gey 10 


BoletínXAUENAñode2012 

Navidad en crisis Mari Loli Corrales Payne

Ya falta poco para la Navidad y sin quererlo te vienen a la memoria aquellas Navidades de Xauen, aquel olorcillo a rosquillas y pestiños o a musgo del Belén cuando entrabas en casa. Te acuerdas del jaleillo que se organizaba porque venían mis tíos y primas de Tetuán,( mi prima Ani que por desgracia nos dejó en septiembre), y había que subir una mesa de la oficina de Correos porque todos no cabíamos en la pequeña mesa de camilla. Recuerdo aquella deliciosa sopa de picadillo o los simples huevos rellenos o aquel pollo con pepitoria que el mismísimo Arguiñano envidiaría de lo bien que lo hacía mamá, y aquellas increíbles naranjas del Lukus que completaba más o menos el navideño menú...y cantabas villancicos y..."ha sonado la segunda campanada, vamos a prepararnos para la misa del Gallo...¡niñas poneros las bufandas que hace mucho frío!" y de verdad que hacía frío, en la iglesia por supuesto no había ningún tipo de calefacción pero ...cantabas, saltabas...Cuando salías de casa camino de la iglesia el cielo estaba azul, azul noche, noche clara, brillante, limpia. Y cuando salías de la Misa , después de haber besado el piececito del Niño Jesús...¡oh sorpresa! ¡está nevando! y todo Xauen se convertía en un Belén y tu no eras mas que una figurilla...¡Felices Pascuas! ¡felices pascuas! decías a todo el mundo, porque todos nos conocíamos, porque todos éramos amigos, y no le dabas importancia a lo que comías, algún extraordinario, pero poco, no era necesario. Pero hoy cuando llegan estos días te entra una "depre", la Navidad se convierte en un ir y venir al "hiper", al "super" al "centro comercial" o al "Mercado...na" y te agobias de tal manera, ves a la gente comprar y comprar y parece como si no hubieran comido nunca, ¿a cómo está el besugo? ¿y el salmón noruego? ¿y los percebes? ¿y las angulas? ...¡pero bueno con lo ricos que están los huevos fritos con patatas o las croquetitas hechas en casa!, y todos los años te propones no repetir lo del año anterior y convertir la cena en un banquetazo que no hay quien pueda con él y al final se queda la mitad para el día siguiente y resulta que el día 25 comes de sobras, han quedado unas gambitas de Huelva, y algo de puding de espárragos ...y el cordero pero ¿quién se puede comer un cacho de cordero por la noche? deprimente...y tanto colgajo, guirnaldas, bolas... el año pasado eran plateadas, ¡ah, pues este año todas azules! y el árbol con tantas luces como si fuera la feria de Sevilla, ahora que en nuestra casa sigue habiendo un rinconcito para nuestro Belén de los de antes con sus figuritas de barro, un caballo cojo o algún pastor sin una mano, pero es igual ahí está y en lo alto de la montaña un pueblecito de casitas de barro, hechas por Juan, pintadas de blanco y azul como si fuera un trocito de Xauen y hace las delicias de nuestros nietos que ya nos las han copiado. En resumen creo que era un poco necesario que viniera esta Crisis y terminara con ese despilfarro tan atroz y tan estresante espe11 


BoletínXAUENAñode2012  cialmente para las mamás que somos las que compramos y las que hacemos. Creo sinceramente que lo importante de la Navidad es que estemos todos juntos en cuerpo y alma (por los que desgraciadamente ya no están), y que con unas simples sopas de ajo y un pollito a la moruna o unos buenos pescaítos fritos se disfruta casi mas, os lo aseguro...pero de todas formas ¿qué queréis que os diga? pues ...¡Felices Pascuas¡.

Mari Loli Corrales. Nuestras cuentas Recordamos nuestro número de c.c. en UNICAJA. Avenida Cayetano del Toro, 29 11010 CÁDIZ 2103 4033 11 0030009939

UNICAJA

Movimientosdesdeel070612al021112 Saldo al 07-06-12………………1.234,77 € Ingresos hasta 02-11-12…………………………………834,00 € Saldo + Ingresos………………………………..2077,77 € Gastos este periodo,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,,1.105,79 €

Saldo al 02-11-12…………….971,98 Detalle de gastos Imprenta Boletín XXII………….. 580,00 € Correos………..360 € Mantenimiento……….7,00 € Copitecnic……………….158,79 € TOTAL………………………..1.105,74 €

Los gastos de Copitecnic corresponden a fotocopias, papel, tinta, sobres, etiquetas….Los justificantes de gastos están a disposición de todos. El saldo actual es insuficiente para los pagos inmediatos. Solamente han ingresado la cuota del año 2012, 44 asociados. Todavía están a tiempo los rezagados de ponerse al corriente lo que haría posible llegar a feliz término. Lo contrario podría implicar una paralización del proceso. Confiamos en la colaboración de ellos. Un abrazo de Ildefonso Aguilar, Pili Arcal, Vicente Moreno y Domingo Outón.

12 


BoletínXAUENAñode2012 

Dr. José Edery Benchluch



 Madrid agosto 2012.- El Dr. José Edery Benchluch, cirujano urólogo natural de Larache,, antiguo presidente de la Beneficencia Española en Marruecos, ex Secretario General de la Bené Berít en España, y ex director médico en el Ministerio de Asuntos Exteriores, es actualmente presidente de la Asociación Cultural de Amigos en Marruecos (ACAM). 

Su última obra, “Viajando por el Magreb Hispánico”, pretende que el viajero tenga una visión global de la región y, a su vez, de cada uno de los tres países descritos. Con un lenguaje claro y sencillo (con un repertorio de frases y palabras en árabe, en berebere, en hebreo y en jaketía, debidamente traducidas o explicadas) se analizan las características del Magreb y sus habitantes. De forma pormenorizada se analiza y menciona la especial relación y semejanza que existen con nuestras costumbres, historia, geografía y tradiciones. Similitud que tiene su origen en la huella indeleble del pasado árabe y bereber durante nueve siglos en la Península Ibérica. Sin pretenderlo especialmente se convierte en una Guía útil e interesante para aquellos viajeros, turistas, empresarios o profesionales de la enseñanza que deseen descubrir entre otros aspectos: costumbres, carácter, tradiciones, leyendas, gastronomía, evolución religiosa, etc. Así como el comportamiento de los habitantes de Argelia, Marruecos y Túnez, ya sean de confesión musulmana, cristiana o judía. Editorial Ministerio de Asuntos Exteriores. Puede encontrarse en cualquier librería importante.

13 


BoletínXAUENAñode2012 

LOS JUDÍOS DE CHAUEN Dr. José Edery Benchluch

 En estos últimos años en que los oriundos de Marruecos suelen evocar, charlar y sobre todo escribir de sus ciudades natales, o donde pasaron su juventud durante el Protectorado Español de Marruecos, nadie menciona amigos, compañeros o ciudadanos judíos de la ciudad de Chauen. Llevo años recibiendo la magnífica y ampliamente descriptiva revista “Xauen”, de los Antiguos Residentes y Amigos de Xauen que elabora y edita el incansable y entusiasta xauni, chauení o shifshauni Domingo Outón Leiva, y en ninguna página o artículo se ha aludido nunca a los judíos de su ciudad. Lo mismo que en otros boletines o periódicos de asociaciones de antiguos residentes en Marruecos. ¿Sería porque a lo mejor no hubieron judíos en Chauen?. ¿O porque pudiera ser que fuesen una minoría irrelevante?. ¿O porque no existiesen relaciones entre los ciudadanos europeos y los marroquíes semejantes a las magníficas que existieron en Tánger, Tetuán, Larache, Arcila, Alcazarquivir, etc, por ejemplo?. Lo más probable es que los escritores por su edad no habrían coincidido con sus conciudadanos judíos, o tuvieran muy poca relación o conocimientos de ellos, excepto en excepcionales casos. Vamos a darle un pequeño repaso histórico a la ciudad de “Los Cuernos” cuya denominación procede según la leyenda del verbo shuf “mira” y de la voz rifeña arabizada ashauen “cuernos”, para comprobar la existencia de una importante población judía hasta la 14 


BoletínXAUENAñode2012  década de los años cuarenta en que comenzó su emigración a Tetuán, Ceuta, Venezuela e Israel. Lugares de destino donde han conservado junto a sus descendientes las costumbres y recuerdos de su querida e inolvidable Chauen. Chauen fue fundada, como recordamos la mayoría de los “antiguos del Protectorado”, en 1471 por el sherif de la cercana cofradía del sagrado monte de Yebel Alam (en Beni Arous), Mulay Alí ben Rachid quien construyó una fortaleza para atacar y defenderse de los portugueses que ocupaban Ceuta y Ksar Seguer (Alcazarseguer) en la costa del Estrecho. La leyenda cuenta que construyó una ciudad de estilo andaluz para que su amada no añorase su tierra natal. Alrededor de la fortaleza sobre el antiguo poblado bereber, se instaló una pequeña población de origen rifeño. Ocurrió una década antes que el alcalde de la ciudad granadina de Piñar (paisano del periodista piñero Tico Medina) Sidi Al Mandari reconstruyese y repoblase la ciudad de Tetuán con musulmanes y judíos granadinos; quienes recibieron ayuda de sus paisanos de Chauen. De esta ciudad era Saida al Hurra, una joven belleza andaluza con quien se casó Al Mandari y que gobernó Tetuán a la muerte de su anciano esposo. Pero ambas ciudades no comenzaron a crecer y desarrollasen hasta dos décadas después, al ser poblada por los judíos españoles sefarditas expulsados en 1492 por los reyes Católicos y por los españoles musulmanes refugiados del Reino de Granada. Durante los siglos XVI y XVII la población musulmana aumentó en las dos urbes con la llegada desde Andalucía de los españoles moriscos, principalmente tras la masiva expulsión ordenada por Felipe III en el año de 1609. La ciudad de Chauen desde entonces, por el recuerdo sobre todo de las antedichas persecuciones, fue prohibida a los cristianos, y solo algunos atrevidos viajeros o aventureros de esta confesión se atrevieron durante estos siglos a visitarla de incógnito y brevemente. Entre ellos el francés Padre Charles Foucault, recientemente beatificado, que visitó la ciudad (al igual que gran parte de Marruecos hacia 1883) disfrazado de rabino y acompañado siempre por un judío marroquí. Describe una maravillosa ciudad en la que convivían armoniosamente musulmanes y judíos, formando estos un tercio de sus habitantes. Los diferentes gentilicios de la ciudad me los aclaró mi amigo tetuaní el prestigioso 15 


BoletínXAUENAñode2012  historiador Mohamed Ibn Azzuz. Los españoles la denominaron Xauen cuyo gentilicio es xauni o xauení; posteriormente se afrancesó la denominación con una “ché” Chauen siendo su gentilicio chauni o chauení, pero utilizándose también el gentilicio árabe de sheshauni derivado de su nombre Sheshaouen como figura actualmente en el país. En 1920 las tropas españolas que el 8 de junio de 1911 habían desembarcado por primera vez en las playas de Larache, entraron en Chauen; pero que tuvieron que abandonar cuatro años después. Mes de noviembre de 1924 de gran impronta en la memoria de los chauníes, ya que ante el avance de las tropas rifeñas de Abdelkrim, “cuatro grupos” compuestos por fuerzas regulares, marroquíes fieles a España, civiles españoles y “judíos de la ciudad”, que totalizaban una columna de unas 10.000 personas abandonaban Chauen. Siendo protegida la retaguardia eficazmente por el teniente coronel Francisco Franco y sus legionarios hasta llegar a Tetuán, por cuyo motivo fue ascendido a coronel. El lector puede apreciar que los judíos de la columna era una de las cuatro partes mencionadas en los documentos de campaña, por lo que se puede deducir que su número era importante pues de lo contrario no se indicaría. La mayoría permanecieron en Tetuán donde se instalaron y muchos de ellos regresaron a Chauen cuando en agosto de 1926 fue ocupada de nuevo por España, tras la derrota y entrega voluntaria de Abdelkrim a las autoridades francesas tres meses antes. Durante estos años las autoridades y la prensa española describen y escriben sobre la población “hebrea” de la ciudad, que conservaba como idioma propio el castellano judeoespañol o jaquetía, desde su expulsión de la Península. Entre 1927 y 1930 Chauen vio incrementada su población con la llegada de una gran cantidad de judíos procedentes de poblados rifeños, probablemente por la seguridad y prosperidad que se había instaurado en la ciudad. Fue a raíz de esta inmigración cuando se extendió por la ciudad la costumbre de estos judíos de pintar las casas en azul, color tradicional religioso en ellos; mientras que el de los musulmanes es el verde, el color preferido por el Profeta y color de su manto, turbante y de las banderas que utilizó en la conquista de La Meca. Color en que estaban pintadas las casas de Chauen antes de esta última llegada migratoria judía alrededor de 1930. En los años posteriores llegaron también muchas familias (Benzaquen, Benadiba, Belilty, Benamu, Carciente, etc.) de Cuatro Torres de Alcalá (otras se dirigieron a Melilla o Ceuta), pequeña urbe de población mayoritaria judía situada en la costa rifeña frente al Peñón de Vélez de la Gomera. Y desde Chauen en años posteriores tanto estos “torrealcalareños” como la mayoría de la población judía de Chauen comenzaron un progresivo desplazamiento a la cercana Tetuán donde tenían numerosos familiares, paisanos y amigos; y en menor número a Ceuta y Melilla.  El mellah o barrio judío de Chauen, construido al mismo tiempo que el de Tetuán por los megorashim o “expulsados”, se instaló 16 


BoletínXAUENAñode2012  primeramente extramuros junto al río Demani, hasta que más adelante se trasladó al interior de la ciudad en los límites del barrio Seflia, con una puerta llamada Bab el Mellah que la unía al barrio de Sueka. Precisamente en este barrio se ubicaba el más importante fondak de la ciudad llamado “Fondak del Yhudi” (“del judío”) en relación a su propietario. En 1924 según los anuarios de la época, de las cerca de dos mil casas que constituían la ciudad, casi todas de piso terrizo y con tejado, algo más de doscientas eran de judíos. Me contaba Rebí Isaac Benadiba natural de Cuatro Torres de Alcalá, y que fue durante décadas el Rabino Principal de Ceuta, que hasta la época del Alzamiento Nacional había por lo menos tres sinagogas en Chauen, y una de ellas había sido la primera edificación de la ciudad con el suelo enlosado. Recordaba al chauení don Isaac Carciente, oficiante en la sinagoga principal de la ciudad y su especial musicalidad y tono en meldar (rezar) los Tehilim (Los Salmos de David), quien había emigrado a Caracas. Gracias a este destacado xauení, como escribió su hijo Abraham Carciente desde Venezuela, en la sinagoga de “Tiferet Isarel” de la capital bolivariana se continua con la costumbre y misma entonación melódica de meldar tehilim que utilizaban en Chauen y como meldaban también los oriundos de Tetuán.  Antes de la gran emigración de la década de los cuarenta, la población judía de Chauen estaba compuesta mayoritariamente de comerciantes, siendo minoría los agricultores, aunque sí propietarios de campos de labranza, molinos de harina y de aceite, cuyos productos se vendían principalmente en Tetuán, Alcazarquivir y Uazzan. Casi monopolizaban las tenerías o dar debbag que era la industria principal de la ciudad, así como el comercio de telas y el oficio de albardero. Pero en lo que eran reputados artesanos a nivel territorial era como plateros confeccionando magníficas joyas para la clientela bereber, especialmente para las mujeres rifeñas. Estaban ubicados en el barrio de Souika situado en la zona baja de la medina y cercano al Mellah; barrios por los que solía pasear Franco describiendo admirablemente a sus habitantes (entre los que tuvo varios amigos judíos) en su libro “Diario de una Bandera”.

La Kypá

17 


BoletínXAUENAñode2012  Con la instalación definitiva de los españoles, los judíos fueron transformando su actividad comercial en tiendas de bazares, coloniales y ultramarinos. Todavía se recuerda entre los oriundos xauníes el “Bazar Ciudad de Sevilla” de don Isaac y don Moisés Sananes en la antigua calle Medaka, o las tiendas de ultramarinos de don Menahem Chocron en la que fue calle de Alfonso XIII, o de don Isaac Chocron. Y las mujeres solían recordar las tiendas de tejidos de don Menahem Bendayan, de don Abraham Carciente, de don David Serruya, de don Salomón Benzaquen, etc, así como en general de las diversas y numerosas familias Sananes, Bendahan, Dery, Benaim, Chocron y Bendayan.  El judío chauení tenía fama de trabajador, honrado, serio en los negocios y religioso. En las ciudades del norte se les conocía por la característica generalizada bereber de entonces de “hombres de palabra y cabeza dura”. Y cuando se fueron instalando en Tetuán, se consideraban tanto socialmente como en el terreno religioso superiores a sus correligionarios tetuaníes. Solían utilizar la expresión: “Los chaueníes (pronunciaban shishaounis) somos aparte”. Y de ese origen se vanagloriaba mi amigo tetuaní Fortunato Chocron Sananes (ZL) cuyo abuelo materno oriundo de Chauen y que era carpintero, creó su conocida empresa en Tetuán de materiales de construcción y sanitarios “Almacenes Sananes” en la calle Alcázar de Toledo. Solía vender fiado, si era necesario por supuesto, a sus paisanos xaueníes sin distinción de creencia, y también a los que venían a comprar desde la ciudad de su ancestro materno. Utilizando habitualmente, pues se consideraba como un verdadero chauení, la expresión muy usual entre estos : “Es mi hermano”, o “Es de mi hermano” cuando se refería a una propiedad.  Hace unas semanas, con ocasión de haber cumplido cien años (“mejorados cumpla 126”) y con una envidiable lucidez mental y memoria, me comentaba don José Benaim Hachuel, conocido empresario de Tetuán (propietario de la fábrica de “Galletas Duci”) residente en Madrid y de abuelos chauníes, que había leído del escritor granadino Guillermo Gozalbes Busto, antiguo director de la Biblioteca Española de Tetuán, un tratado sobre los cementerios judíos de Tetuán y Chauen. Por lo que se había acordado del camposanto de esta ciudad. Se caracterizaba esta mehará o ruda judía, situada en la carretera que conduce a Uazzan, que la mayoría de sus tumbas antiguas, al igual que las del “cementerio de Castilla” de Tetuán, eran grandes bloques de piedra sin tallar apenas que databan de la época desde la expulsión de la Península. Aunque lo que resalta actualmente es el centenar de tumbas más modernas, bien alineadas aunque en estado de total abandono, al igual que el entorno.

José Edery Benchluch 18 


BoletínXAUENAñode2012 

Colonia judía de Xauen. Angel Pelluz de la Granja

La Comunidad judía de Marruecos, una de las mas brillantes de la historia del pueblo israelita no cambia un hecho hoy consumado: los días de esplendor han llegado a su fin. El origen de la ciudad de Xauen se atribuye a los primeros exiliados andaluces que llegaron a estas tierras a finales del siglo XIII, aunque los orígenes históricos nos llevan al siglo XV cuando en 1471, Muley Alí Ben Rachid ordenó la construcción de una fortaleza, ideada como base en la lucha contra los portugueses, que habían contestado Kasar el Kevir, (Alcazarquivir). Abrigada y oculta por las montañas creció alimentada por las sucesivas oleadas de refugiados andaluces, musulmanes de fervor religioso y moriscos huidos de la represión cristiana , entre los llegados se encontraban familias sefardíes.  Las colonias judías se extendieron por todas las capitales de Marruecos, alcanzando su apogeo en Tánger y Casablanca. En la que después fue Zona del Protectorado Español puede mencionarse a Tetuán como la mas influyente, con profusión de Sinagogas, Centros de Reunión y Comercios, extendidos fuera de su barrio, el Mel-lah. Xauen, en su aislamiento, no fue un lugar preferido para un asentamiento numeroso, aunque emanaba un respeto hacia el judaísmo, pueblo que gozaba de cierto prestigio, lo que no sucedía con el extranjero y menos con el cristiano. Sucedió como anécdota curiosa que, siendo muy pocos los extranjeros que se atrevían a viajar por el interior de las zonas montañosas, llegó a Xauen Charles de Foucauold, en el año 1833, acompañado de un rabino, utilizando ambos vestimenta de judío errante, que les facilitó la entrada y permanencia en la ciudad donde fueron acogidos con deferencia. ¿Los primeros extranjeros que pisaron tierra xauni?. Eso se piensa. El hermetismo que rodeó Xauen, sin comunión con la corte, impide conocer su población, musulmana casi en su totalidad con una inyección de estos elementos que acabamos de citar: judíos de quienes tenemos poco que recordar.

19 


BoletínXAUENAñode2012  El Mel-lah o barrio judío, era un pequeño enclave junto al zoco o Plaza de Utta-Hammam. Subiendo cualquiera de las empinadas calles desembocamos en la plaza, bordeada de bakalitos y cafetines que invitan al descanso. Hacia la derecha, en la explanada que mira al valle, levantaron los judíos sus viviendas, comercios y lugares de oración y ocio: el Mel-lah. La ocupación española de la Zona Norte de Marruecos, después del Tratado de Protectorado de 1912, nos ilustra muy poco sobre la escasa población judía. Los asuntos militares, la guerra, la sumisión al nuevo status político de Marruecos, llenan las mentes de autoridades españolas que solo descienden a estos niveles de ciudadanía cuando se restablece la paz. Llegamos a Xauen y encontramos escasa población judía. Bien es cierto que los únicos extranjeros que van ocupando posiciones en Xauen son los mercaderes que siguen a todo ejército, en este caso españoles. No sorprende la conversación porque en Marruecos oímos vocablos españoles mezclados con árabes y judíos, el jaquetía, coctel lingüístico que se aferra al castellano antiguo. La colonia judía, de mucha importancia en todo Marruecos, tanto el ocupado por Francia como por España, tiene en Xauen una representación mínima; comerciantes a nivel local.  Los israelitas conocidos en los años de protectorado están unidos al comercio a pequeña escala: la tienda de Alberto y su hermano –donde se vendía de todo-, frecuentada por propios y extraños, allí compraron su primer Cauny los soldados de reemplazo de la guarnición militar; Hachuel, gerente del Consorcio Abastecedor de Xauen, único almacén que proveía de suministros a la población hispano musulmana. Su participación en la vida ciudadana es inapreciable. Los datos censales que debieron figurar en los Archivos de la Junta Municipal, entonces regida por el Capitán de Intervenciones Sr. Escudero, han de considerarse perdidos. Hoy día la presencia judía en Xauen se reduce a una conversación del pasado recordando a estos mismos personajes citados, o sea nada y si alguien recuerda otra persona agrega: se fue a Israel…Judíos en Xauen, la conversación se reduce: ¡Ah sí, la tienda de Alberto y su hermano! ¡allí me compré el primer reloj que tuve, un Cauny!

20 


BoletínXAUENAñode2012  La historia del pueblo judío es pródiga en hechos extraordinarios que se apartan de lo corriente en el quehacer diario de la Humanidad. Maldiciones bíblicas, asentamientos separados de la población; todo ello ha creado un carácter distintivo que todavía perdura. La persecución nazi contra el judaísmo, cuestión todavía no explicada ni en sus orígenes ni en su desarrollo alcanza límites de tragedia en algunos momentos pero, en otros, solo roza lo anecdótico. En este último aspecto es curioso lo sucedido en la Zona del Protectorado Español de Marruecos en relación con unos sellos benéficos emitidos en el año 1938. Eran lo que en filatelia toman el nombre de “hojas bloque” formadas por un conjunto de cuatro sellos enmarcados por leyendas en árabe y español, expresivas del país de origen, dedicadas al General Franco; tres hojas de distinto color, marrón negruzco, marrón claro y azul. El valor de cada sello era de diez céntimos, aportación voluntaria para mejorar la situación social de los militares marroquíes, mutilados en la guerra de España. Hasta aquí no encontramos nada especial ni circunstancia alguna que se aparte de lo corriente. Si examinamos con mas detenimiento las “hojas bloque” vemos que a la derecha e izquierda de los sellos figura una estrella, y es la Estrella de David. Símbolo del Pueblo Judío. Las relaciones germano-judías estaban en sus peores momentos y el símbolo impreso no es del agrado de las autoridades alemanas. La ocurrencia es que todos los sellos depositados en Alemania son sobrecargados con símbolos nazis cuya única finalidad es par las estrellas de David. Alemania pretende paralizar lo que cree es una propaganda Sionista y considera que el correo, como el mejor medio de difusión, debe paralizar, debe detenerse, en lo posible.

Angel Pelluz de la Granja

21 


BoletínXAUENAñode2012 

Sobre el pueblo judío en Xauen. Loli Navarro Vera,

El tema sobre el que voy a tratar hoy es algo que parece que está olvidado, se trata sobre los judíos en Xauen, pero no es así, la realidad es que en los últimos tiempos hubo muy pocos ya que la mayoría se instaló en Tetuán y otras ciudades de Marruecos donde encontraban un mejor campo para su creatividad. Cerca de la Plaza de Utta Hammam tenían una joyería dos hermanos, creo recordar que se llamaban Alberto y Mesod, muy cerca de la tienda de Manolo Ariza. Pero de quien sí puedo hablar y muy extensamente, por unirme con ellos una gran amistad, es de….¿Recordáis en la esquina de Correos el pequeño kiosco de Isaac? … Isaac Bitón y su mujer Simona Benchimol vivían con su hija Clarita, muy amiga de mi hermana Maruchi y mía. Siempre llevaba Isaac su bandeja llena de aromáticos cafés para los funcionarios de la cercana Intervención. Tenía unas mesitas , aquellas de tapa de mármol y robustas patas de hierro, para atender a su clientela….Pero Clarita crecía….y un chico que había ido a hacer el servicio militar se fijó en ella. El chico era buenísimo, cantaba divinamente, era mi pareja musical en los cánticos de la Iglesia, pero la diferencia de creencias con Clarita, hizo que Isaac y Simona no permitieran llevar a término los proyectos de la pareja, cosa habitual en aquellos tiempos. Me fui a Tetuán y allí me encontré a Clarita, pasados unos años, felizmente casada con un hebreo. Pero mi mayor relación con los hebreos fue con los de Larache. Mi urólogo, el Dr. Amselem, trabajaba en el Hospital Español de Tánger. Él era quien trataba mi tumor de vejiga. Muchas mañanas venía a mi habitación a charlar de Larache porque él vivía y nació allí. Una mañana no vino y me extrañó. Me contó al día siguiente que había ido a la sección de costura a ver a las monjitas. Hacía calor y estaban tomándose unos ricos tazones de gazpacho. Lo invitaron pero con tan mala suerte que había en su tazón un imperdible y…..¡Se lo tragó!. Me contaba que desde entonces entiende mejor a sus pacientes cuando les hace una endoscopia. Me encanta la cultura judía…sus tradiciones, su gastronomía…..Recuerdo que cuando los viernes se iba el sol ya no podían tocar el fuego hasta que se ocultaba en el atardecer del sábado. Los viernes solían poner un fuego enorme de carbón, lo cubrían con ceniza y ponían encima una olla con la comida del sábado. Se llamaba “dafina”. Así el sábado estaba todavía caliente. Recuerdo la fiesta de “la cabaña”. Estaban durante unos días arriba en la azotea cubiertos con su cabaña de ramas de palmera…y también recuerdo las riquísimas tartas hebreas, sin levadura, pero riquísimas….Otro día os hablaré de los pescados con o sin escamas. Con este pequeño resumen y un beso os dejo……Loly Navarro Vera 22 


BoletínXAUENAñode2012 

El Dr. Valdivieso “D. Luis” cumple 100 años

Con sus hijos Maribel, Luis y la xaunía Chiqui.



Mi padre deseaba que llegara este día, era para él como un reto, toda su vida dedicada a la actividad, primero con la medicina luego, una vez llegada la jubilación, nunca dejó ese espacio al descanso, para él de todo se podía sacar provecho y entretenimiento pero siempre con el afán de aprender. Como era un gran melómano, ahora le falla el oído...., la música ocupó mucho espacio, como le ocurrió con la poesía, no es que escribiera poemas, pero "coleccionaba" todas las que vinieran publicadas en prensa, también le llenaban ese espacio de "vacío", porque los libros no le eran suficientes. Retomó su afición a la pintura, que creo empezó en Xauen y no me extraña porque la luz de ese maravilloso pueblo invitaba a la  23 


BoletínXAUENAñode2012 

inspiración, sus primeros cuadros son paisajes de allí  Los libros de historia eran para él parte de su "catecismo" y por eso no te podías poner a su altura porque sabías que su conocimiento te superaba. Su afición a la pesca, que practicaba cuando venía en verano a su casa de Galicia, en un pueblecito marinero cerca de A Coruña, con su barquita pequeña no faltaba ningún día a adentrarse en la ría para pescar, lo que luego mi madre tenía que limpiar, pero que bueno estaba cuando nos sentábamos a la mesa. Allí hemos celebrado su cumpleaños Su colección de conchas, fue otra de sus lecciones, pues eso te adentra en el estudio de ellas, ¡¡¡y aprender!!! que era de lo que se trataba. El jardín le entretenía muchísimo, haciendo sus "semilleros" para luego trasplantar, sus trabajos manuales, con jeringuillas viejas podía hacer unos "móviles" para sus nietos preciosos, que ellos colgaban del techo de las habitaciones. Podía seguir pero os podéis imaginar que una persona con tantas inquietudes no se aburre. Ha cumplido su meta, los ¡¡¡¡¡¡100!!!, y sigue feliz, con una memoria increíble, incluso para los nombres, os ha recordado cuando le he hablado de ti, y ¡¡¡como no se va a acordar de Xauen!!!, cuando llegó allí, él dice, fue su segunda carrera de medicina, por la cantidad de enfermedades infecciosas que allí se encontró, y tubo que curar, fue una experiencia inolvidable, a pesar de la época de penurias, cosa que siempre le oí a mi madre, pero él estaba a su medicina y pienso que veía las cosa de otro modo.  Ahora vive en Coruña, está feliz, porque no deja de ver el mar. En Madrid, a su edad, la soledad se le venía encima, sobre todo después de la muerte de mi madre. Con sus 12 nietos, 9 biznietos, y dos que están a "punto", nunca se encuentra solo, aunque no todos están aquí, siempre se encuentra una oportunidad para acercarse a verlo. Sale todos los días y no es dependiente. Cuando se trabaja la cabeza pienso que lo "agradece" el cuerpo.. Os manda un abrazo para todos, os escribiría, hasta hace muy poco usaba el ordenador, pero la vista se lo impide. Aunque no por eso deja de leer el periódico a diario.  Un fuerte abrazo para todos.

Maribel, Chiqui y Luis Valdivieso 24 


BoletínXAUENAñode2012 

Flores, Gaiteiros, Tamborileiros, hijos, nietos, biznietos, amigos…….celebraron este acontecimiento

------------------------------------------------------------------------------------------------

Aquella Sección Femenina….

 Aunque la foto no es de gran calidad, nos parece reconocer a Beltrán, Bartoméu, Nina Cañestra, Rosado, Afriquita Granados, Mari Carmen Muñoz, Mari Loli Corrales y su hermana Mari Carmen,, Mª Victoria Pérez Zamora, su hermana Mª Rosa, Sita Cantó y su hermana Aurori, Mª Carmen Galacho, Encarni Outón, Merche Encinas, Piluca, Mara?...y alguna mas que no reconocemos…

25 


BoletínXAUENAñode2012 

HISTORIAS DEL ZOCO Miguel Leseduarte González

Dime tú si no es de locos que, “pa” jugar a canicas llegue con mi amigo al zoco y, ya metido en harina, me olvide del juego un poco y me vaya con Yazmina… << YAZMINA >> A la llamada de su madre, Yazmina desapareció de nuestra vista pero la puerta de la casa quedó entreabierta y así pudimos mantener la esperanza de su reaparición. Las canicas me rodaban bien aquel día de Todos los Santos. Entre la agitada actividad del zoco destacaba la figura del “Cuentacuentos”, que acaparaba gran parte de la clientela. Mi compañero de juegos, Diego, era de natural inteligente como ya tengo dicho aunque, a veces, perdía el norte como se verá en lo que sigue si se dispone de la paciencia y del aguante que son menester. Justo cuando me disponía a “matar” la canica de Diego, salieron de su casa Yazmina y su madre cogidas de la mano. Se fueron derechas al corro y se acomodaron para seguir las historias del “Cuentacuentos”. Yazmina lucía un pañuelo, color malva, que le acariciaba sus mejillas al modo ondulante de la suave brisa que inundaba la Puerta del Zoco. El pañuelo le dejaba libre su mirada para que sus ojos arrasaran sin piedad. Quedamos congelados ante aquella “aparición”. Eso hizo que yo retorciera el cuello en sincronía con el seguimiento del avance de Yazmina, lentamente, como hacen los pollos de corral. Una vez que pasó aquella “diosa de los soportales”, en lugar de atizar a la canica de Diego mandé mi bola al centro del corro, como si la canica siguiera también a Yazmina y a su pañuelo.

26 


BoletínXAUENAñode2012  Al “Cuentacuentos” le vino bien la canica invasora porque el verla aterrizar a sus pies le recordó el cuento de la aceituna, del mismo tamaño que la canica, y la sandía. Cuando mi bolsa de bolas adelgazaba de nuevo, pude ver cómo Yazmina, con su madre, volvía a casa después de recorrer varios puestos. Se movía como las vírgenes del templo de Minerva, con un canastillo cubierto de flores sobre su cabeza, como la más bella de las canéforas. Al pasar junto a nuestro terreno de juego, me lanzó una ojeada muy disimulada por encima del violeta de su embozo ¡como si yo no me fuese a dar cuenta!, lo que dejó mis dedos inservibles para manejar una bola más. Entonces, mi cuello pudo recuperar su posición correcta sin que pudiera asegurar si habría dado, o no, una vuelta completa en seguimiento de aquel “dulce trocito de chubbarquía con pañuelo” que regresaba al hogar. Como a partir de aquel momento ya no dejé de vigilar la puerta entreabierta de la casa, pude ver lo que Diego, que ya empezaba a desvariar como tengo avisado, era incapaz de alcanzar y comprender.

Resulta, que en estas consideraciones andaba yo hasta el mismo momento en que las dos mujeres desaparecieron tras la puerta, cuando comenté con Diego que detrás de Yazmina había quedado bien marcada una maravillosa senda de colores a su paso, como un arco iris y un cerco muy perfumado de flores blancas que la besaban conforme avanzaba hacia su casa.  Pero Diego, en su desatino ya presentido, me dijo muy acalorado que “¡de qué puñetas le estaba hablando?”; que eso de la senda de colores que yo veía no era más que el polvo del suelo reseco; que las flores blancas eran los residuos del vellón de la lana de oveja recién esquilada que se pegaban a Yazmina y a cuantos pasaban por allí, y eso eran los “besos” que yo distinguía; que el único “perfume” que se podía apreciar en el zoco provenía de las marcas fecales que dejaban los borricos a su paso y que el canastillo de flores que apoyaba Yazmina sobre su cabeza no era más que un pequeño saquito con kilo y medio de alubias de al-Karrah. “¿Es que te has tragado una canica para ver esas cosas que dices tan extrañas?”, añadió. Como era evidente que Diego permanecía ciego y muy ajeno al mundo en el que estábamos por razón de sus dislates yo, por mi cuenta, pude confirmar que la puerta entreabierta de Yazmina, que era tan azul como todas las puertas, parecía la entrada al templo de una diosa. Por la rendija que dejaba libre, era frecuente ver entrar y salir a los gatos de compañía de la casa, que no dudé que serían los

27 


BoletínXAUENAñode2012  mejor servidos de Dios. Aquellos tenían que ser los felinos más felices de Xauen. Yo veía gatos y Diego, también. Pero además, en un lance repentino, irrumpió en escena una hermosa pierna de mujer que asomaba por el quicio de la puerta con su escarpín suspendido del pie jugando con unos dedos de nácar. El escarpín era de color verde y oro y la pierna, una obra maestra de Fidias que exhibía su desnudez desde la rodilla. Aquella escultura se movía en un balanceo muy inquietante. Dejaba sus reflejos de plata y aparecía y desaparecía sobre el escalón de la entrada, verdadero proscenio de un maravilloso escenario tan sublime como un altar. Así, le dije a Diego que aquella muchachita que tenía de vecina era la dulce “niña fatal”, la vampiresita irresistible que entonaba con su suave voz el “tariro, tariiiirooo…” al tiempo que dejaba ver por la puerta una parte tan divina de su perturbadora anatomía; que lo hacía al ritmo que marcaba aquella pierna de marfil con tanta maestría como la sabia inspiración de un Praxíteles, o de un Miguel Angel, envuelta en la música de unas voces celestiales. Con estos fundamentos compartía yo el juego de las canicas con Diego en Xauen, tan cerca del cielo y de Yazmina. Pero de improviso, tras un cierre brusco y repentino de aquel pórtico azul, seguido del estruendo de un portazo y del crujido cruel del cerrojo, se hizo la nada. Caí entonces en el vacío, en la noche sin la luna de Xauen; en la única y verdadera tristeza. Esas eran mis reflexiones, y así las comunicaba a mi compañero para que conviniera conmigo en lo felicísimas que eran nuestras partidas de canicas y lo que de aquello se seguía. Diego, sin embargo, había puesto buena diligencia en su mosqueo “in crescendo”, por lo que entró en la visión de otra cosa. Él no veía lo que yo, pese a la evidencia. No era fácil entender un desvarío mental tan notorio, sino que tanta belleza dislocara su débil sesera, porque bien es sabido que es cosa verdadera que lo que más trastorna una cabeza, también llamada “mollera”, es la proximidad de una moza bonita si, además, es casadera. Así, según él, lo que yo aprecié en la puerta de Yazmina no fueron más que los puntapiés atizados desde el zaguán a uno de los gatos intrusos que no era de la casa y que pretendía colarse por el 28 


BoletínXAUENAñode2012  espacio entreabierto, y no la exhibición de una pierna escultural. Del escarpín, decía que no era más que una babucha usada, de andar por casa. Que la babucha que calzaba la pierna que daba las patadas se dirigía al lomo del gato ajeno con duros golpes. Que el dulce “tariro, tariiirooo…” que yo escuchaba, sólo era el chirrido de los goznes del herraje de la puerta al abrirse más para facilitar los golpes, y las voces celestiales, según él, eran los maullidos desgarrados del animal cuando acusaba el zapatillazo. Eso era lo que Diego veía. “¿Pero es que me quieres volver loco a mí también?”, añadió como cargado de razones. Como es de notar, ¡y no será porque no lo vengo avisando!, siempre habrá gente que no sabe entrar en lo que Dios, en su sabiduría infinita, se ha servido poner a nuestro alcance. En consecuencia, tomé la decisión de abandonar la partida de canicas y sentarme junto a la puerta cerrada de Yazmina, porque alguna buena razón siempre se puede esperar de tan grandioso pórtico y de tan deslumbradora belleza como se cobijaba detrás.

De esta guisa, aunque Diego no la viera así, caía la tarde de Xauen. La luz que guiaba mis pasos se rompía bruscamente herida por aquella puerta que se cerró. La fría noche de Xauen ya se anunciaba. Mi cuello escocía y el sol se retiraba entre lágrimas de luz aunque, claro, Diego viera otra cosa, porque no hay peor ciego que el que sólo mira por sus canicas. Y éste es el suceso culminante de aquel infeliz día de Todos los Santos, que tengo a bien poner en conocimiento de los lectores xauníes para que ellos juzguen sobre los encantos que se cobijaban en Xauen aunque algunos se dieran, tan impensadamente, bajo los soportales de nuestra Puerta del Zoco, donde no sólo Dios había puesto su mirada. “¡Anda! -volvió a decir Diego muy en sus “razones”- coge tu bolsa de canicas y vámonos, que este sol de mediodía de Xauen ataca a las meninges”. Y continuó: “Con que la fría noche de Xauen, ¿eeh?...” Ya en casa, me refresqué con el agua fría del grifo, con la imagen fija del pañuelo malva junto a la toalla y con la de Yazmina, un poco más al fondo, a la derecha, donde yo me había dejado colgada el alma. M.Leseduarte PD.- Mi correo ahora es: miguetetuan@gmail.com

29 


BoletínXAUENAñode2012 

El “Casino Español” Juan Felipe Alonso Fernández

Hace ya muchos, muchos años, que dejaste de ser Casino y Español ni te cuento. Después, que yo sepa, pasaste a cafetín, tienda de muebles….Mas tarde te construyeron una planta más y te transformaron en el Hotel “Magot”. La última vez que te vi, eras sede de un Banco Marroquí con Guarda Jurado en la puerta……¡lo que son las cosas!.... Te conocí, andaría yo por los cinco o seis años, en el transcurso de un cotillón de Reyes infantil….¡quedé fascinado!. De tu techo colgaba una gran piñata con lazos de colores. La orquesta a todo trapo, se mezclaba con el griterío de la chillería que saltaba alborotada bajo la infinita lluvia de confetis, globos, pequeños juguetes, pirulíes y caramelos que caían al abrirse la misteriosa caja de colores. Pasé por delante de ti no sé cuantas veces de la mano de mi padre, abuela y hermanas…¿Recuerdas tu mágica puerta?, ¿Aquella que giraba sobre sí misma?....¡me fascinaba!. Tenía unos grandes cristales grabados y una barra de latón en cada hoja para empujarla, de la que siempre que podía me colgaba dando vueltas como un trompo. Aprendiz de sufí sin tarbuch ni falda. Lo que menos me gustaba era subir la escalera de madera que trepaba por encima de la cabina del teléfono para encontrarme con Manolo el barbero. El tenía allí su peluquería, eso sí, exclusiva para socios. Siempre con un cigarrillo a medio consumir sujeto por dientes amarillentos, de nicotina, sonrisa burlona y mirándome tras sus gruesos cristales de miope me cogía por las axilas y antes de que lo cuento, me sentaba en un aparatoso sillón que graduaba a la altura necesaria, me envestía en una especie de peinador, sábana, que a mi se me antojaba en camisa de fuerza sujeta al cuello y a base de coscorrones y tirones de oreja para que me quedase quieto, pasaba sin compasión una pesada maquinilla niquelada o ¿tal vez un cortacésped? que se encargaba de dejarme el cráneo mas o menos como a un quinto, mientras yo veía caer mechones de pelo al suelo, que por cierto es lo único que detiene la caída del cabello. Después, con el pase de la fría hoja de la navaja en patillas y cogote.. Una lluvia de polvos de talco, una pasada de cepillo y un nuevo azote en el pescuezo, me devolvía al suelo diciéndome ¡este es el corte de pelo que le gusta a tu padre! Tal vez eches de menos el olor a cervezas, vinos y cafés de tu barra, las voces de camareros reclamando tapas o el canto interrumpido de alguno con copas de mas, intentando, aunque mucho mejor estaría calladito, entonar un ¡Asturias, patria queridaaaaa!. 30 


BoletínXAUENAñode2012 

Subir la escalera para encontrarme con Manolo el barbero…. 31 




BoletínXAUENAñode2012 

Aquellos bailes que se celebraban en la Cascada…… Jamás jugué bien al billar a pesar de que lo intenté sobre el tapete verde de tu mesa. Me gustaba darle con el taco de tiza al palo, oir el chasquido triple de la 32 




BoletínXAUENAñode2012  carambola, (qué bonita y sonora palabra!) o esperar pacientemente el lento recorrido de la perezosa bola blanca, tratándose de encontrarse con su igual y con la roja. El tiempo fue pasando, yo crecía, tu te hacías mayor y eran nuestros mayores los que se acomodaban en tus cómodos sillones estilo deco, tapizados en piel verde, los que leía aquellos grandes periódicos aprisionados en regletas de madera cerradas con candado dejando pasar lentamente mañanas y tardes. En tu interior se organizaron tertulias, partidas de dominó, juegos de cartas interrumpidas por cortos aplausos que reclamaban al solícito “Miguel” el camarero, que aparecía bandeja plateada en ristre, repleta de tintineantes copas, vasos, servilletas, botellas, sifón, e incluso platillos de aceitunas, en un alarde de malabarismo…..¡la de cosas que cogen en una bandeja!...un ¡olé! por el bueno de Miguel. Supongo que no te habrás olvidado de aquellas noches en la que algún ilusionista sacaba de su chistera todo lo imaginable o de aquel monologuista que nos hacía reír… y qué me dices de los bailes de disfraces, del carnaval, repletos de apaches, Blancanieves, princesas y vaqueros. En verano las fiestas seguían y organizabas una magnífica verbena que saltaba a la calle y al jardín del estanque y la cascada, todo era luz, música y banderitas multicolores colgadas de los árboles. Mas tarde el gran baile de navidad, la gala de fin de años con sus uvas y de nuevo los reyes con su piñata. Recordarás, sin duda, que en los sesenta te modernizaron, cambiaron tus grandes cortinas rojas de terciopelo que se colgaban en los arcos de tu arquitectura, para dividir el gran espacio en dos salones, por otras de color azul. El bar cambió de lugar y la parte baja de la barra se decoró con los reyes de la baraja. En un rincón apareció una máquina automática de discos llenándote de “tuises y rocanroles”. Durante el verano, las verdes ventanas de guillotina de la fachada y las altas laterales que daban a “Torres Quevedo”, se abrían para que estuvieses fresquito. Sobre tu ajedrezado suelo, blanco y negro, empezaron a desfilar nuevos socios marroquíes. Los españoles nos íbamos marchando- La clientela cambió. Ya no hubo mas fiestas de navidad, ni cotillones, ni bailes de verano….De tu bar desaparecieron vinos, cervezas y licores. En su lugar, mil vasos de té de colorines sustituyeron a las copas. La cafetera “Exprés” se hermanó con la humeante tetera y las tapas se sustituyeron, según la época del año, por chuparquías, cuernos de gacela, churros ensartados, tortas de pan y manojos de verde hierbabuena. A pesar del tiempo transcurrido, del guarda jurado y del luminoso rótulo del Banco, permanecerás en mi recuerdo como el Casino Español que fuiste, donde nuestros mayores disfrutaron de charlas, billar, cartas y dominó. Donde Manolo dejó tantas veces mi cabeza como una bola y donde aquella puerta de molinillo hizo para muchos niños xauníes de pequeño “tío vivo”. ¡¡¡Marchando una de gambas!!!......A todos Feliz Navidad…… 

Juan Felipe Alonso Fernández 33 


BoletínXAUENAñode2012 

Recuerdos, sentimientos, nostalgia..¡Rabia! Loli Navarro Vera

Si, si, todo eso es lo que siento y muchísimo más al pensar que todo existió y se nos fue…algo irrepetible…Creo que todos recordareis con mucho cariño a nuestro queridísimo Grupo de Teatro…¡como no!...recuerdo que cuando escogíamos los guiones era una auténtica fiesta, cuando en las tardes de ensayos sentíamos tanta ilusión y unas ganas locas de que llegara el día del estreno, después, la noche de la representación, lo que sentíamos todos, la gran ilusión y emoción de subir al escenario…en fin, no quiero alargarme mucho, porque queda aún por escribir.. ¿Quién no recuerda a Mancheño padre y su hijo Toli, Brígida Hódar, Fina Carrillo, Manolo Pouso, Mendoza, a nuestro querido e inolvidable Lorenzo Hódar que dejó su vida en la carretera cuando volvía de Tánger? Y a tantos mas… Recuerdo muchas anécdotas…Cuando en una de las escenas de “Un hijo, dos hijos, tres hijos” estábamos Mancheño y yo conversando duramente porque solamente para comer teníamos “patatas viudas” como todos los días, entonces él, tenía que saltar por la ventana al tejado por si podía “robar” de la ventana de una vecina carne o pescado, pero con tan mala fortuna que cuando saltó, metió la pierna en un cajón de madera y se hizo…bueno, bueno…y yo esperando que volviera a entrar no hacía mas que improvisar y nadie se dio cuenta…y así hasta que entró…. Y hablando de teatro os hago saber que aún sigo en los escenarios y es, no parar. Hacemos en el año tres, una en marzo, en junio y en noviembre. Además como en mayo es la Semana del Mayor, hacemos algún sainete. Hicimos el año pasado una obra titulada “El idilio de los viejos”, no he visto nada igual. Se desarrollaba en un pueblecito de Castilla en el año 16 (¡ahí queda eso!). También hice “El contrabando” con 75 años (pues todos somos mayores)…Pero mis recuerdos están en aquellas obras representadas en mi Xauen. Olvidé lo mas importante. Nuestro Director de teatro era el Comandante Rey Baltanás y su mujer Enriqueta. ¿Os acordáis?. Nuestros decorados eran de lo mejor y hechos por los soldados. No quiero extenderme mas pero es que hablando de teatro…Besos a todos. Loly Navarro Vera

34 


BoletínXAUENAñode2012 

RECUERDOS DE MI VIAJE A XAUEN  Ruth Sánchez Maestro

Aun recuerdo cuando me planteasteis la idea de viajar a Xauen, estabas muy ilusionado al igual que mamá y yo... Decidimos viajar a Xauen para reencontrarte con tu infancia, para recordar toda tu niñez. Fue un viaje sin duda muy emocionante e intenso, lleno de alegrías y lágrimas, de encuentros emocionantes y recuerdos para ti inolvidables. Te vi llorar como un niño cuando te encontraste la puerta de la casa donde vivías...aun lo recuerdo y no puedo evitar soltar mis lagrimas también, Vimos la panadería que estaba al lado de tu casa, tu la recordabas ...tu antiguo colegio...la plaza donde jugabas...según nos ibas contando todo era como si me metiera en un cuento de fábula del que nunca quisiera haber salido...Visitamos todos los lugares de Xauen, el lavadero, las calles, siempre acompañado de la mano de tu gran amigo Bel Hach...una grandísima persona que nos recibió con los brazos abiertos, al que quiero agradecerle toda su dedicación en nuestro viaje. Comimos Cus cus, tomamos te....nos paseamos por las calles una y mil veces...compramos recuerdos en las tiendas...estabas feliz, feliz de estar en el lugar donde naciste, donde creciste... donde tenias tus recuerdos de niño que quisiste compartir con tu familia. Los días iban pasando y cada vez te veía mas triste por la partida...pensamos en volver..., programaríamos un viaje mas extenso, necesitábamos pasar mas tiempo...se nos hizo corto...ojalá pudiéramos haber vuelto para cumplir tu deseo...aunque tu deseo será cumplido como tu querías, tu alma descansará en la paz de XAUEN. TE LLEVO EN MI CORAZON Y MI ALMA. TU HIJA

Ruth Sánchez Maest Satur con sus hermanos Paco y Mari Carmen. Foto Zurita 35 


BoletínXAUENAñode2012 

La antigua Plaza de España, hoy Plaza de Mohamed V. Domingo Outón Leiva

 José María Martínez Borrego fue niño en Xauen. Nunca pudo pensar él, hace sesenta años, que iba a volver para acicalar a esta “niña bonita” que mantenía en su interior cuidadosamente mimada. José Mari “jauli” conoce todos y cada uno de los rincones, huecos, piedras redondeadas del suelo de las calles, paredes de calles empinadas…. que tantas veces hemos recorrido juntos todos los que fuimos niños en Xauen…Por razones profesionales, (¿o por influjo de los aires del Magot?) él ha sido uno de los componentes del equipo que ha realizado el remozamiento de nuestra “Placita”. Nadie mejor que él para devolverle sus colores, sus aromas, sus encantos, sus recuerdos….Ha procurado dejar todo lo que ha podido pero el paso del tiempo ha arrastrado muchos de los signos que le daban ese carácter intimista, alegre y juguetón que tanto echamos de menos……Porque la Plaza de España es mucho mas que unos bonitos jardines entre los que corríamos tiempo ha. Es un goce para nuestra vista y para nuestro recuerdo seguir viendo las dos hermosas araucarias acompañadas por las palmeras que parecen dar guardia a la casa de los Molero…….o contemplar ese derroche de belleza y armonía que nos siguen brindando las columnas, fuente, pérgolas, arcos y setos cuidadosamente recortados por aquellos jardineros con amplios sombreros de 36 


BoletínXAUENAñode2012  palmito para resguardarse del agobiante pero limpio sol del mediodía…..Aquellas calurosas primeras horas de la tarde en las que canta la cigarra y responde el gorrión…… están llenas de recuerdos y pequeñas anécdotas que la hacen mas entrañables….En la tarde-noche comienzan a llenarse sus aceras de niños, niñas, jovencitas y jovencitos para iniciar incansables sus vueltas bajo los naranjos, eso sí, cambiando de sentido de vez en cuando para “enfrentarse” con otros “paseantes”…..Era cuando aparecía “Carlos Gambino” con mi hermano Antoñín en sus hombros y en un momento se formaba un pequeño coro que jaleaba mientras Antoñín, en el centro, bailaba con el mejor de los estilos…….Acabada esta primera parte no tardaba Carlos en organizar unas partiditas del “abejorro”……..a las que no faltaban Luis Garrido, Manolo el Gordo…y tantos mas…... Salían chispas….  Y los guardias…….¿Quién puede olvidar a Maimón o a Lamarti?.....Maimón…..aquel grandote guardia con su uniforme verde que nada mas verlo de lejos te daban ganas de echar a correr……cuando en realidad era la representación de la bondad. Me ocurrió algo con él que no podré olvidar nunca…..Tendría yo seis o siete años y bajé solo a la placita en busca de algún amigo para jugar un rato, podría ser José Mari Cuervo, Jose Mari Pereda, Pinchito, Marianin, Miguelín que eran mis amistades predilectas……Al no encontrar a ninguno decidí volver a casa. Debía ser verano porque recuerdo que llevaba sandalias y que una de ellas tenía una hebilla rota. Pasé junto a un precioso jardín lleno de flores. Eran pensamientos. ¿Recordáis aquellos jardines llenos de estas flores?...Decidí coger dos o tres, para llevarlas a mi madre, pero cuando cortaba la segunda sentí como una gran sombra y que algo muy grande estaba a mis espaldas…..asustado comprobé que era….¡¡Maimón!!......eché a correr hacia mi casa y en mi desenfrenada carrera la hebilla se acabó de romper y la sandalia se quedó allí tirada….Llegué a mi casa, descalzo, llorando y con dos pensamientos en las manos. Antes de poder explicarle a mi madre qué había pasado llaman a la puerta y…….¡¡era Maimón!!....no sabía donde esconderme…..Creí que me iba a llevar a la cárcel….Venía con mi sandalia en la mano, su cara de bonachón y una gran sonrisa….¡¡respiré!!.....fue hace mas de sesenta años y, aunque nunca lo olvidé, lo he recordado al ver las fotos de la placita como si hubiera sido ayer……¿Quién no tiene recuerdos de la Plaza de España? 37 


BoletínXAUENAñode2012  A veces, el silencio de la Plaza de España, se veía roto por voces juveniles que cantaban… …”…es tan hermoso ser cadeteeee de nuestra Patria, servirla con abnegación y toda lealtaaad…”….o “montañas nevadas, banderas al vientoooo…” procedentes de la Centuria “Santa María de la Cabeza” que entraba tras una marcha o ensayaba en los locales del Frente de Juventudes…O se oía la música de la orquesta “Ritmo y Melodías” que amenizaba los bailes del Casino…..Era una plaza con vida….. Y la fuente de las ranas….¿quién no se ha hecho una foto allí?. Los domingos salían los reclutas del Regimiento Africa y todos pasaban por ella. Recuerdo que siempre que llegaba un nuevo reemplazo procedente de Akarrat, allí se encontraba nuestro querido fotógrafo Zurita con una silueta de cartón, a todo color, procedente de un anuncio fotográfico, de una bella dama, a tamaño natural, ligerita de ropa (dentro de los límites que mandaba la época) y animando a los soldados a que se hicieran la foto, cogiéndola por el talle…”para que vieran las madres que tan mal no se estaba en Africa”…o…”para dar celos a la novia del pueblo”. La cola era impresionante…..¿Alguien lo recuerda?.... Solía entregar Zurita tres fotos, dos en un mismo papel colocadas en sentido opuesto y la otra suelta. Recuerdo que costaban 3,50 pts., creo que mas o menos son dos céntimos de €. ¡Qué barbaridad, hasta donde hemos llegado!......Serían interminables las anécdotas y recuerdos que encerramos todos de esta “Placita” y que vuelven a brotar gracias, en gran parte, al entusiasmo que Pepito Martínez Borrego ha puesto en su labor. Dejamos, junto a una de las ranas, un reto a todos los chaunis para que nuestra próxima revista venga plena de ellas…

Domingo Outón Leiva

38 


BoletínXAUENAñode2012 

Érase una vez… Concepción Arcal Gutiérrez



Hoy toca cuentos…. Quiero recordar y hacer recordar esta literatura tan entrañable que nos llenó de ilusiones, ensueños, imaginación y también felicidad. Ratos que no por muy lejanos podremos dejar de olvidar. Según el Diccionario de la Lengua Española, cuento es: “El relato de una fábula para entretener”. De esta literatura hay enormes cantidades de escritos y relaciones verbales, que no solo han interesado a niños, al imaginar y escribir relatos que al mismo tiempo suponen grandes esfuerzos de imaginación arte de gran mérito. La redacción de los cuentos, creo que en un principio, ha sido dirigida a los niños en forma relatada personalmente por padres, educadores y por cuentacuentos que son encantadores en el relato de esta clase de literatura de todos los países. En el tiempo que viví en Xauen pude observar que algunos lugares de plazas y zocos, reunían grupos de personas de diferentes edades y que atentamente escuchaban al narrador de historias….Aquellos cuentos que de forma reposada narraban fantásticas aventuras, que por mi desconocimiento del idioma, nunca pude conocer pero sí observar el interés de los que formaban corro alrededor del cuentacuentos de turno. Luego, terminada la narración, pasaban entre los asistentes una bolsita o un platillo de mimbre donde depositaban alguna que otra moneda. La literatura de todos los países está llena de narraciones que han pasado de generación en generación y que hemos conocido en forma escrita unas veces y otras de viva voz. Muchas teatralizadas fueron popularizadas mas tarde por el cine y la televisión. Grandes escritores de todos los tiempos han escrito de forma encantadora magníficos cuentos para felicidad de chicos y menos chicos. El ver en la biblioteca familiar tantos libros, grandes y pequeños, de narraciones me hicieron ilusión desde hace muchos años. No solo me traen recuerdos, también me producen satisfacción y nostalgia y quisiera recordar algunos de ellos. Caperucita Roja de 1697, de origen francés; El Gato con Botas de 1533.; Hansel y Gretel de origen alemán…Blanca Nieves de 1812; Barba Azul, también de origen francés; El alegre mes de mayo de O,Henry; las tan conocidas historias de Celia o Antoñita la Fantástica…. Y por no cansar, no sigo…..

Concepción Arcal Gutiérrez 39 


BoletínXAUENAñode2012 

...Y nos fuimos de fiesta Juan García Jiménez

El pasado viernes, día 19 de octubre, nos reunimos en el centro de amistad hispanomarroquí de Madrid, que está en la calle Colegiata, con un grupo de amigos marroquíes y madrileños de adopción, ya que por nuestro lugar de nacimiento Tetuan, Xauen, Larache, Alhucemas,etc. también tenemos algo de marroquíes. El objeto fue una magnifica exposición que hacía nuestro querido amigo Felipe Alonso con la que como siempre nos trasladó a través de sus cuadros y luego con las charlas de los asistentes sobre sus experiencias en Marruecos de aquella época, a revivir momentos muy agradables .Después de las charlas nos tomamos un te con dulces y un poquito de baile con el que nos deleitaron dos bonitas paisanas nuestras. Cuando todo terminó quedamos invitados para el viernes siguiente día 26 para celebrar la fiesta de Aid el Quebir, o fiesta del borrego, como decimos nosotros, se montó una jaima, hubo te, dulces y como no ,baile muy animado con una fantástica banda con mucho ritmo y bastante ruido. La gente joven bailaba sin parar , parecía que les habían dado cuerda, ¡qué energía!. Fue un rato muy agradable que por unos momentos nos trasladó a aquellos días de Marruecos. Mientras los "mayores" charlábamos animadamente evocando todos aquellos recuerdos. Cuando salimos del local la música nos acompañó un buen rato con su ritmo endiablado hasta que nos subimos al autobús y nos dimos cuenta de que estábamos en Madrid.

Juan García

.

DEDICADO A MI AMIGO, ESPOSO Y PADRE DE MIS HIJOS.SATUR. Espérame allí, donde nace el sentimiento, donde mana el amor, donde brota el agua viva, allí en lo mas alto, en tu queridísima cima, en tu nunca olvidado Ras el Maa, espérame allí, donde te invade la paz, donde crece el amor ciego, donde descansan las almas, donde sientes lo que siento, espérame allí, por que allí también lo siento que mana en mi corazón, las raíces de tu pueblo, espérame siempre allí, que viajaré con el tiempo, a nuestro querido Xauen, cargando nuestros recuerdos. A darte un primer abrazo, al encontrarnos de nuevo, por eso espérame allí, yo llegare con el tiempo. Te quise, te quiero y te querré.

MILU 40 


BoletínXAUENAñode2012 

Añoranzas.

Leopoldo Hurtado (“D. Leopoldo”)

Leopoldo Hurtado

Saludos a todos los compatriotas que compartieron penas y alegrías en los años 40 y 50 en Chauen, ciudad "santa y misteriosa", según contaban los mayores del lugar, al ser centro sagrado de peregrinación. Con frecuencia pasan por mi imaginación, como una cinta de vídeo, las estampas más vivas de aquellos inolvidables años. Qué poderosa es esta facultad que deja grabado en la memoria todo un archivo de vivencias a las que no se puede renunciar: La placita del centro, coquetona y alegre, invitando al transeúnte a un recuperador descanso en sus bancos de pintorescos azulejos, la misma que en noches calurosas se veía concurrida por diversas gentes, paseando y cambiando impresiones; a un lado, el edificio de la Intervención Territorial donde trabajé algún tiempo, enfrente La Valenciana y la iglesia con el padre Echevarría en la puerta, y a su derecha el casino militar; a la izquierda, hacia abajo, el campamento con casitas a uno y otro lado; luego, la pequeña avenida que llegaba hasta el cuartel de la Mehal-la. Lugares recorridos, una y otra vez, por los habitantes de aquellos años cuyas pisadas nos fueron marcando. Recuerdo un incidente cómico y desagradable que nos ocurrió a varios compañeros de trabajo: Decidimos un fin de semana hacer una excursión al monte Magot. Salimos diligentes, pero el cansancio del ascenso nos obligaba a tomar un respiro de vez en cuando. Mas ¡ay sorpresa! no habíamos llegado al destino deseado, cuando los monos que pululaban por aquellos lares nos recibieron a pedradas obligándonos a retroceder y, además, nos robaron la bolsa de la comida (son unos animalitos muy simpáticos los monos). Era la furia salvaje contra la civilización que osó perturbar sus vidas. Esto ocurría en julio del 47 ó 48, no recuerdo la fecha exacta. ¡Qué habrá sido de aquellos compañeros y amigos! Años después, serían los 50, el Ramadán se celebraba en pleno estío y me acerqué con mi mujer a la Plaza de Uta-Hamán. El espectáculo era mágico y cautivador, la plaza y la Alcazaba iluminadas, los añafiles resonaban en el alminar de la mezquita. El sonido invadía todo el lugar y trascendía a la ciudad, las tiendecitas, abiertas y de fiesta. Serían las 10.30h de la noche, y.....sobre las 3.00h de la madrugada, el moro recorría las calles haciendo resonar su tambor para indicar el comienzo del ayuno del día siguiente. Aquello quedó grabado en mi mente; me imaginaba la escena muy similar a lo que canta el romance: "Paseábase el rey moro - por la ciudad de Granada - desde la puerta de Elvira - hasta la de Bib-Rambla (o Vivarrambla, según un antiguo texto). Situé en un momento nuestro añorado Chauen en el corazón de Granada. Y de mi actividad profesional como docente ¡qué decir! De tantos jovencitos que pasaron por mis manos jamás tuve noticias, excepción hecha de un caso reciente. El reloj se deslizaba y las horas pasaban en explicaciones y comentarios de temas 41 


BoletínXAUENAñode2012  para examen. Repasos y más repasos para alcanzar el éxito. Aquellos rostros juveniles, ora preocupados, ora risueños, eran inconscientes de que se estaban labrando su futuro. Unos y otros también añorarán los tiempos de su adolescencia. Todos esos años se consumieron en la Puerta del Zoco. Salí de Chauen en el 57 y de Marruecos, en el 66, tras otros períodos en Tetuán y Alhucemas contratado por el Gobierno marroquí. Abandoné el país con un sabor agridulce, pues junto a la ilusión de volver al suelo patrio y reencontrarme con familiares y compañeros, iba unido el sentimiento de haber dejado atrás el esfuerzo y el trabajo de los mejores años de mi juventud. Fueron vicisitudes que desgajaron parte de mi vida y se quedaban en aquellas tierras que veo ya lejanas. Después de más de 50 años todavía afloran, rememorando aquel país que nos dejó huella para siempre. Desde mi atalaya de los 88 años, todo aquel panorama se observa en la distancia con paz, tranquilidad y serenidad de espíritu difuminándose lentamente en el tiempo. Termino reiterando mis cariñosos saludos, algo nostálgicos, para todos los que me conocieron y vivieron aquella época. Un cordial abrazo Leopoldo Hurtado

Grazalema Hoy hablaré en primera persona. No es para que los demás sepan sino para que yo no me olvide. Poco se sabe del tiempo para apreciarlo y conocerlo habrá que observarlo a través de los recuerdos que en casos determinados son dudosamente fiables. Los recuerdos pueden ser:, referencias, historias familiares, sueños, documentos fotografías, etc. De ahí que el contenido de ahí que el contenido de esta narración posea lagunas o falta de cronología. Lo que me propongo es contar vivencias, conocimientos propios o adquiridos de mis antecesores. Nací en la villa de Grazalema, provincia de Cádiz, hace algo así como muchos años. Siendo el primer hijo de mis padres y gozando del privilegio de ser “la alegría de la casa”; al menos hasta el nacimiento de mi hermano y no recuerdo haber sido príncipe destronado., pavimentadas de piedra Grazalema está situada al noreste de la provincia de Cádiz, en una cornisa de la sierra del mismo nombre. Fundada durante la dominación romana con el nombre de Lacidulia, apareciendo con dicho nombre en un mapa del Reino de Granada, confeccionado por el geógrafo italiano Giacomo Cantelli, formando parte del catálogo de “Pueblos Blancos” de Andalucía. Rodeada de bellos parajes como sierra del Pinar o del Encinar, de enorme masa arbórea. Como vigilante del pueblo aparece el Cerro de San Cristóbal, formación caliza de mas de mil quinientos metros de altura y que actúa como barrera de las cuantiosas y persistentes formaciones nubosas procedentes del Atlántico, motivadoras de precipitaciones. En cuanto

42 


BoletínXAUENAñode2012  a configuración tiene mucho parecido con Xauen. Calles en pendiente, pavimentadas de piedra que evitan la retención de las aguas de lluvia. Después de leer un curioso artículo de un conocido neurólogo británico llamado Oliver Sacks, tengo serias dudas de los recuerdos que en su día escribí de mi niñez, ya sean estos ciertos o adquiridos, escuchados o leídos, para mí que son reales. Este científico, Sacks, contaba en su autobiografía los momentos ocurridos durante uno de los bombardeos de Londres, momentos que él nunca vivió y así se lo hizo saber su hermano mayor, para su sorpresa. Existe profusión de estudios sobre Grazalema como el de Prittver y los escritos de los antropólogos J. Corbin y su esposa referidos también a la comarca de Ronda. Dando un salto en el tiempo, ahora, la blanca villa regala al visitante placres como: calles bañadas de rocío al amanecer, balcones cuajados de geranios, atmósfera pura y transparente y una gran tranquilidad. Interesante visitar la arboleda, escuchar sonidos de cigarras y grillos en tardes veraniegas y el murmullo constante del agua que sale de los numerosos caños . La gastronomía es excelente: guisados caseros, jamón, embutidos, el queso de cabra, todo de producción limitada que lo hace mas apetecible. Es obligada la visita al “tajo” que transporta a escenarios parecidos a los ilustrados por Gustavo Doré y en corta excursión al cerro de San Cristóbal. Puede admirarse buena parte de la Serranía de Ronda, algunas aldeas y en días claros se distingue el mar. Este cerro es la primera tierra que se ve desde los barcos, a sus llegadas desde el océano Atlántico. La gran reserva de aguas de lluvia se transforma en el nace de un torrente dentro del casco urbano que lleva su caudal al Guadalete, a varias fuentes urbanas y a los lavaderos públicos. Se destacan por su abundancia en caños las fuentes públicas de “Arriba” y la de “Abajo”, frecuentadas por mujeres que en grupos de dos o tres acarreaban el líquido en cántaros de barro, siendo todo un espectáculo verlas pasar con su pesado recipiente, unas veces sobre la cabeza y otras sobre el cuadril, lo que hacía de aquellas féminas figuras garbosas y elegantes. En el pilón de las fuentes se acumulaba el agua que bebían: acémilas, perros y cabras con sonoros ruidos, siendo todo un espectáculo. <en un lateral de la plaza principal, la casa del abuelo se destacaba por una cruz de azulejos en su fachada y que según se decía había sido, en su momento, sede de la Inquisición (mas bien se trata de una leyenda urbana). En verano toda la familia se mudaba a dicha casa y en noches calurosas asomarnos el abuelo y yo para ver el cine que en una gigantesca pantalla colocada en el centro de la alameda podía disfrutarse de las películas por ambos lados, por transparencia, ya que siendo mudas y rotuladas, al no saber leer buena parte de los asistentes, era indiferente el lugar de la observación. Los asientos tenían que aportarlos los vecinos desde sus casas. En los descansos se vendían helados mantecados, barquillos de canela, altramuces y gaseosas de bolilla. Los hombres “echaban” un cigarro liado a mano cuya confección era todo un rito: librito de papel, petaca, giro con el pulgar y en índice, humedecer con la lengua el papel, cierre de los extremos; enérgico golpe con la mano abierta en la rueda del chisquero, soplido de la mecha; después daban fuego a la punta del liadillo y una gran calada de humo. Labor precisa que requería cierta práctica y que resultaba interesante. Me prometí hacer lo mismo cuando fuera mayor. En esto mi abuelo era un gran experto.

43 


BoletínXAUENAñode2012  No cabe duda que el haber nacido y haber pasado los primeros años de mi existencia en Grazalema ha condicionado mi carácter. De mi pasado pueblerino quedan restos positivos y negativos y que no entro a enumerar en cuanto a la herencia genética heredada de mis antecesores directos: sé que de mi madre no heredé su belleza física y garbo, ni de mi padre su inteligencia y fuerza física. De ambos adquirí el sentido del humor el interés por aprender y voluntad frente a la vida. Me enseñaron a proteger y amar a la familia y el valor de la honradez. De ambos tengo gratos recuerdos, gran cariño y agradecimiento infinito. Hay cosas que el tiempo no borra, enumerarlas sería demasiado por lo que recordaré solo algunas. Las “lluvias” de estrellas, los grajos del “asomadero”, la recolección de alcauciles, los “bichitos de luz”, los desplazamientos veraniegos a la playa, el médico del pueblo, los grillos del verano, los molletes “calentitos”…y muchas cosas que me producen nostalgia. Saludos a Grazalema y sus buenas gentes.

Miguel Santiago _________________________________________ Fina Carrillo Morán Bajo el sol de Xauen El tiempo pasa deprisa Me parece que fue ayer, cuando íbamos a misa Tú tan gallardo yo tan linda, con mi vestido de organza mís zapatos de charol y tú en mangas de camisa porque hacía calor El tiempo pasa deprisa Me parece que fue ayer, cuando íbamos a misa



Fina Carrillo Morán  44 


BoletínXAUENAñode2012 

Desde Rubí nos dicen Alfonso y María Teresa… Alfonso González Medrano María Teresa Vargas



Pepe y Dolores con sus hijos Antonio, Alfonso, José, Mary y en el centro Manuel.



Hola, queridos amigos de Xauen: Queremos que esta carta os llegue con todo nuestro cariño. Yo, María Teresa, nací en la Central del rio Lau, muy cerquita de Xauen…Me casé con Alfonso, uno de los hijos de Pepe y Dolores. Pepe era muy conocido y querido en Xauen. Trabajaba como camarero en el Bar de la Valenciana. Pero conocí a mi marido en Barcelona cuando fui de vacaciones a casa de mi tio Juan Trujillo. Tengo muchos recuerdos de Xauen. Iba con mis padres al cementerio el día de los Difuntos a llevarles flores a mis abuelos. Me acuerdo de la Alcazaba, de la Plaza de España, de la jaula con monos….Creo que muchos recordareis al Padre Rufino Villota que era el franciscano de la Central y a la vez el maestro. Hace tres años que fuimos por Xauen y lo encontramos casi igual, tan entrañable y bonito como siempre. A la Central del Lau le tengo también mucho cariño y conservo recuerdos muy buenos. Allí trabajaba mi padre como maquinista y se llamaba Salvador Vargas. Deciros que mis padres se casaron en el año 1.950 en Xauen por el Juzgado y al dia siguiente lo hicieron en la Iglesia de la Central. Recuerdo el olor a pipas, garbanzos y cacahuetes recién tostados que vendían en la puerta del cine, recuerdo Ras el Maa, recuerdo el agua helada….

45 


BoletínXAUENAñode2012  Ahora os cuento que mi marido tenía un amigo que se llamaba Quirri Rodriguez Martín que lo defendía mucho cuando tenía algún problema. Se acuerda cuando le regalaron una pluma estilo gráfica porque ganó el primer premio de dibujo y le hizo mucha ilusión. Y guarda muy buen recuerdo de su maestro Don Joaquin. Los niños y las niñas estudiaban separados. Recuerda mi marido que se pasaba el verano leyendo al “Guerrero del Antifaz”, “El Capitán Trueno” y al “Cachorro” que lo compraba en el estanco de Fresneda. También que iba al cine por una peseta y que se veía la misma película tres veces. También que le gustaba el baile que hacían algunos sábados en la terraza del Bar de la Valenciana donde trabajaba su padre. Para mis suegros mis buenos recuerdos. Vivimos en Rubí y tenemos tres hijos y cuatro nietos. Un abrazo a todos los que hacen la revista que es un trabajo digno por el mérito que tiene el reunirnos a todos los que recordamos tanto a Xauen. Un abrazo de

Alfonso y María Teresa

 46 


BoletínXAUENAñode2012 

Vicente Moreno…y la fotografía… Vicente Moreno nace en Tetuán en 1932, entonces capital del Protectorado Español. Su familia se traslada a Xauen y es esta ciudad donde, de adolescente, ve pintar a Mariano Bertuchi y a sus alumnos de la Escuela de Bellas Artes de Tetuán.. Esta visión le despierta su afición por la pintura que paralelamente le deriva hacia la fotografía. En 1958 se instala en Venezuela y allí abre su propio laboratorio fotográfico. Regresa a Xauen, en esta ocasión de vacaciones, y a partir de ese momento no deja de hacer fotos y diapositivas hasta formar un extenso archivo fotográfico de Xauen, ciudad con la que se identifica plenamente. En 1980 se traslada a Málaga, donde reside en la actualidad. La actividad artística de Vicente abarca óleos, acrílicos, fotografías, pirograbados…. El Ateneo de Málaga ha publicado “100 años del Protectorado Español en Marruecos” y presentado una Exposición itinerante iniciada en su Sede en la que se incluye una bien seleccionada muestra fotográfica de Xauen de la que es autor Vicente Moreno.

Foto Vicente Moreno

 47 


BoletínXAUENAñode2012 

Un domingo de hace muchos años Toñi Sánchez Mancha

...Me desperezo poco a poco y por las rendijas de la ventana observo como entra luz, también olor a pan recién horneado, huele bien pienso... Desayunaremos café con leche y pan con aceite. Abro un poquito la ventana para que entre claridad y observo que hace un día precioso y además recuerdo ¡que bien! hoy es domingo. Suenan las campanas de la Iglesia mis hermanos y yo nos ponemos nuestras mejores galas y nos encaminamos hacía la Plaza de España, por el camino se van agregando vecinos y amigos y todos alegres entramos en la Iglesia para oír la Santa Misa, aparece el Padre Gabriel de un vistazo comprueba si estamos todos y da comienzo a la misma, de vez en cuando echamos la vista atrás por si ya están todos es fácil saber si falta alguien cada vez vamos quedando menos... Cuando llega la Homilía, pienso “se enrollará mucho el P. Gabriel o tendrá prisa y será breve?.” Terminada la Misa se produce la salida es curioso todo el mundo se queda en la puerta, comentando que día más bonito hace, preguntando por los que no han acudido, piropeando a las chicas... Los niños cruzan y se van hacia la Plaza de España a jugar en el Centro en la fuente de las ranitas, los que somos adolescentes también cruzamos pero como era casi obligado dar una o dos vueltas por la Plaza comenzamos nuestro paseo, según voy recordando viene a mi memoria como estaba ese domingo de primavera la Plaza de España, llena de dalias, buganvillas, pensamientos, damas de noche y rosas de todos los colores, el olor era extraordinario.  Seguimos nuestro paseo por la Avenida y nos sigue acompañando el olor a flores, ahora el olor es más intenso huele a jazmines, no hemos llegado pero ya se oye el repiqueteo del agua en la fuente de los chorritos, avanzamos más deprisa nos incli-

48 


BoletínXAUENAñode2012  namos bebemos y saboreamos el agua no estamos sedientos pero nos sabe a gloria, que rica es el agua de Chauen.  Llegamos a la puerta del Casino Español las mesas que hay en la puerta están ocupadas, así que entramos dentro y nos sentamos en una mesa, pedimos nuestros aperitivos el que puede toma cerveza y el que no coca cola o canadá dry. Hacemos bromas, cotilleamos detrás de los cristales de los ventanales, viendo pasar a los que se han quedado rezagados en la puerta de la Iglesia. El tiempo vuela y sin darnos cuenta nos tenemos que marchar ya que es la hora del almuerzo.  En la puerta del Casino nos despedimos, unos suben hacia la Puerta del Zoco, y otros volvemos a desandar lo andado ya que regresamos al Campamento, nos seguimos encontrando con los que suben hacia sus casas. Comemos descansamos un poco y aunque la televisión ya estaba inventada aún no había llegado a Chauen, así que volvemos a coger otra vez el camino y enfilamos hacia el Ras el-Maa el paseo es de lo más agradable. Llegamos al Ras el-Maa descansamos sentados sobre los poyetes debajo de la sombra de los árboles alguien pasa por allí y nos ofrece unos ricos y olorosos higos aceptamos luego con mucho cuidado y saltando de piedra en piedra nos acercamos al manantial para beber agua. Casi sin darnos cuenta las horas van pasando es hora de regresar, hay que decidir por donde se vuelve si por el camino de las acequias y de los molinos o por donde hemos venido, decidimos que por donde hemos venido pues así nos volveremos a sentar en la Plaza de Uta Hamman para tomar un rico té con hierbabuena. Así transcurría nuestros días en nuestro querido y por muchos años añorado pueblo blanco, donde reinaba una gran armonía entre los que allí convivíamos. Espero que este pequeño relato os haya hecho recordar vuestros años pasados en Chauen si ha sido así me sentiré doblemente recompensada.

Toñi Sánchez Mancha Foto Vicente Moreno.

49 


BoletínXAUENAñode2012 

A Domingo, que acerca sus recuerdos a los nuestros… Angel Pelluz de la Granja

Nos encamina al Xauen de nuestro embrujo, cosa natural, y el tiempo que rememora es el vivido en aquella recoleta y apartada ciudad, población recordada por tantas cosas, y por qué no decirlo, porque ahora somos chivanis pero nos trasladamos a tiempos de una juventud que nunca perderemos, aunque pasen los años. En el último ejemplar de la revista, tu recuerdo, Domingo, es de las canciones que se entonaban en aquellos tiempos, tiempos en que las canciones eran florilegio y un piropo a la mujer, y la mujer se sentía halagada. Sentimientos que hacían palpitar los corazones embrujados en el hechizo de los acordes melódicos de ritmos y letras que tatareaba tu padre y tantos padres más. También los hijos se entregaban al hechizo de letras que se metían traicioneramente en nuestros arcanos. La imaginación volaba y te unías a la voz de Antonio Machin, Jorge Sepúlveda, Lorenzo González, Bonet de San Pedro y tantos otros. Boleros, romanzas y baladas que seguíamos con nuestras voces aflautadas y por “bajini”, delicias musicales para quienes vivimos aquella época. También de paz, plenos de pasión, que terminaban con uniones de verdad, en las que no cabía la prevención de ruptura, gestadas a los acordes de romanzas y boleros, uniendo corazones juveniles que presagian augures de cariños duraderos, hoy perdido en el transcurrir materialista de los tiempos actuales.  Aquellas melodías, ejecutadas por orquestas enriquecidas con la presencia de los propios cantantes, han descendido a niveles de ruidos inarmónicos que chirrían como bisagras desengrasadas que se acompañan con alaridos propios de ratas a las que se pisa el rabo, asordan los oídos con gritos y atruenen con decibelios que hacen prever una humanidad sin oídos. El Casino de Oficiales, el de Suboficiales, un gramófono, dejaban filtrar a la calle las melodías que tarareábamos: “" “Mira que eres linda”….”viviendo en mi casita de papel”…”te quiero, dijiste”….”muñequita linda”….., en fin, la tierra convertida en un paraíso idílico ayudado por aquellas canciones que hoy se evocan, pero no oímos mas que, en casa, cuando abrimos los modernos aparatos musicales y conservamos discos de nuestra época. Para nosotros cantar abríamos las ventanas desde las que veíamos el Magot, la cordillera rifeña y nos dirigíamos a los cuatro vientos en una mala imitación de 50 


BoletínXAUENAñode2012  voces que en nada se parecían a la de aquellos genios que nos impresionaban. He llegado a creer que la montaña se cubría de neblina para apagar las voces poco armónicas que salían de nuestras bocas. Eran mañanas radiantes que ofrecían días luminosos estallantes de felicidad. Tiempos que se nos han ido.  En este capítulo musical y cancionero no podemos olvidar los ritmos del folklore de Méjico y Suramericano, los sonidos del bandoneón y las palabras de sus ejecutores alabando nuestro Madrid, nuestra España, en tiempos que campeaban los amantes de los toros. No podemos olvidar que la fiesta nacional es semillero de la canción popular: Marcial, Lalanda, Gallito, Manolete, nos dejaron su impronta musical junto a su arte taurino.  

 Un recuerdo mas: el gesto de Manolete negándose a torear hasta que fuese arriada la bandera republicana en el mástil que coronaba la plaza Monumental de Méjico. Y así fue, al tiempo de corear un pasodoble español. Volvemos al motivo del artículo: la canción de nuestros tiempos.  Xauen se aleja en el tiempo pero su recuerdo permanece imperecedero: ayer sus calles, sus empinadas cuestas, sus casas enjalbegadas de blanco y azul, el Zoco, Utta el Hamman, Ras el Maa; después es la intimidad de nuestra estancia entre aquellas encrucijadas que tardamos algún tiempo en conocer y orientarnos; ahora, la intimidad oculta allí vivida. Terminó el momento de las ilusiones, convertidas en ¿Cuánto tienes tú?....¿Cuanto tengo yo?....Materialismo puro. La ilusión se ha desvanecido. Queda la añoranza porque también se fueron quienes cantaban junto a la ventana. Xauen desapareció de nuestras vidas y con él se fueron ilusiones y nostalgias nos queda el recuerdo de las canciones que tarareamos en nuestros fuero interno, mientras los ojos se cierran y vemos en una aparente ceguera, el tiempo que no vuelve y se ha llevado a muchos de quienes, como en las canciones, conservamos solo el recuerdo.

Angel Pelluz de la Granja 51 


BoletínXAUENAñode2012 

Darkauas. ceremonias

Ritos

y

Angel Pelluz de la Granja

Conocido el nacimiento y desarrollo de la Cofradía Darkaua que ensaya remontar y enseñar las doctrinas puras del Islam, que como toda religión, conduce a sus fieles a la extrema piedad o al fanatismo. El hombre sencillo acoge la piedad y siembra de concordia su entorno. El hombre violento tiene a propagar sus ideas sin importar cuales sean los medios empleados y no rechaza la violencia para allegar seguidores. El Darkaua, creación doctrinal que prepara sus ideas religiosas con espíritu extremado, se inicia con el hombre piadoso por medio de obras buenas, pero no descarta y admite la última exigencia coránica: la guerra santa, “yihad”. Alcanzada esta meta todo está permitido y la creencia pasa al último grado de atención supeditando la doctrina a este fin. Para alc anzar los fines perseguidos, el proselitismo, hay que preparar medios suficientes y esto se logra con un ceremonial bien encauzado.

El rito coránico de oración, abluciones, limosnas, dedicación contemplativa, de pacífica perspectiva, es puerta que inicia el sendero que germina en la mezquita. Las primeras intenciones de concordias se mutan y se desarrolla la predicación del cofrade. El rito coránico de asistencia a la mezquita respeta oir a cualquier hombre que haga predicación de ideas religiosas, nada le está vedado. Es la ceremonia pero llevadas a ia de atracción que pone en práctica la cofradía: la predicación. Cualquier hombres es orador, no existe clero que dirija las funciones ni persona que se atribuya facultad religiosa, cualquier palabra es escuchada con mayor o menor atención. El primer lugar donde hace su aparición el darkaua es en la mezquita. El Darkaua respeta las obligaciones coránicas pero llevadas a sus mas rigurosos efectos: la obediencia, el rezo, las limosnas, la entrega total que en el cofrade alcanza extremismo piadoso determina evitar el contacto con el hombre impuro, poderoso o infiel; usar ropas en mal uso o remendadas para destacar en la pobreza El rito coránico de oración, abluciones, limosnas, dedicación contemplativa, de pacífica perspectiva, es puerta que inicia el sendero que germina en la mezquita. Las primeras intenciones de concordias se mutan y se desarrolla la predicación del cofrade. El rito coránico de asistencia a la mezquita respeta oir a cualquier hombre que haga predicación de ideas religiosas, nada le está vedado. Es la ceremonia pero llevadas a ia de atracción que pone en práctica la cofradía: la predicación. Cualquier hombre es orador, no existe clero que dirija las funciones ni persona que se 52 


BoletínXAUENAñode2012  atribuya facultad religiosa, cualquier palabra es escuchada con mayor o menor atención. El primer lugar donde hace su aparición el darkaua es en la mezquita. El Darkaua respeta las obligaciones coránicas pero llevadas a sus mas rigurosos efectos: la obediencia, el rezo, las limosnas, la entrega total que en el cofrade alcanza extremismo piadoso determina evitar el contacto con el hombre impuro, poderoso o infiel; usar ropas en mal uso o remendadas para destacar en la pobreza es una imposición de efecto contemplativo, el ejemplo llega al no creyente quien admira y es posible que lo imite. Rito darkaua es marchar siempre con el bastón, que copia a Nuestro Señor Musa (Moisés), bastón que clavará en la tierra a la hora del rezo, impidiendo que nadie pueda pasar entre el fiel y el bastón. Siguen otras obligaciones rituales: como llevar al cuello un rosario (sebha); aguantar el hambre; vivir en el aislamiento, caminar con los pies desnudos; celebrar las plegarias a Dios con danzas y evitar la sociedad con hombres que ejerzan poder. Todo es manifestación de hábitos humildes con fines ejemplarizantes- Los preceptos de humildad no han impedido que en todas las insurrecciones habidas en Marruecos y Argelia aparecieran doctrinarios llegando a hacer bandera del último de los preceptos coránicos: la guerra santa, por lo que se comprende que la Cofradía nos acerca a la perfección… En el ceremonial darkaua predomina la concentración de fieles en las Zauías, en los morabos y morabitos, monumentos levantados en el lugar donde se enterró a uno de los chorfas reconocido como destacado cherif. La peregrinación a estos lugares tiene lugar un determinado día, generalmente aquel que señala la fecha de su muerte. La romería o Aamara, reúne a individuos que acuden desde largas distancias, en caravanas que llenan los caminos de viandantes, a pie o en cabalgaduras, ofreciendo una estampa bíblica de simbólico recuerdo. La Zauía de Beni Seruel, cabila al sur de Gomara, ejerce una especie de supremacía moral sobre todas las demás. Creada al fraccionarse la Cofradía principal formando ramas autónomas, ha conservado la denominación, siguiendo las doctrinas puritanas y exclusivas d la Orden. En el paso de los romeros se practica el rito de la oración bailada. La danza sigue una música monocorde y monorrítmica que va enardeciendo lentamente al cofrade invadiendo su razón con el martilleo de panderos e instrumentos musicales primitivos que hacen enloquecer. La llegada al lugar de la romería y aumentar la 53 


BoletínXAUENAñode2012  percusión, su conjunción con cofrades que ininterrumpidamente van llegando, igualmente enardecidos por la estridencia y el monorritmo, eleva el grado de exaltación. Se forman grupos y corros de danzantes que evolucionan sin parar en un frenesí religioso que les priva del uso de la razón. La grifa aumenta la locura y el cofrade cae exhausto y sin sentido en el mismo lugar donde puso el último paso de la danza. Es el momento ceremonial que causa terror a cualquier espíritu extraño porque avecina la crueldad y la violencia que deriva de una mística histérica preñada de peligrosidad. No hay que olvidar que en el grupo prolifera el tipo de darkaua feroz, al que la percusión atraviesa los oídos y llega a trastornar el cerebro. Al cofrade ya no le detiene nada ni nadie. La danza aumenta su ritmo tras el largo peregrinaje y le somete a toda clase de esfuerzos traducible en enfrentamiento hacia cualquier extraño o hacia sí, fruto de una caída en medio de la danza, sentir verse pisoteado por los otros danzarines, llegados al mismo grado de perturbación mental. Se alcanza el frenesí, la locura, la pérdida de la razón y de la voluntad, el ser humano convertido en fiera salvaje, la reunión alcanza su pináculo de tensión, todo recogimiento se desvanece. El ceremonial concluye cuando desaparece todo vestigio de lucidez. Los cuerpos, en apariencia de muerte, se desparraman por la gaba (matorral) en posturas aparentes de abandono, la postración se esparce por todo el contorno.

 54 


BoletínXAUENAñode2012  Cuando va reapareciendo la cordura, empieza el retorno a la cabila o lugar de procedencia, el ceremonial ha terminado. El regreso carece de la brillantez de la llegada, se diluye en el anochecer y las sombras se hacen dueñas del lugar invadiendo lo que fue alegría y satisfacción, el rezo a la caída de la tarde, hora del Magreb, es el final de la jornada y de acabar con la euforia del principio. La acción de España; la pacificación de Marruecos tras la epopeya del año 1925; las intervenciones que llegaron hasta los rincones mas apartados; la colaboración de kaides y autoridades marroquíes y la participación de la Mejaznía (guardia urbana y rural), permitió la celebración de aamaras. Las fotos que acompañan fueron tomadas en la romería, Aamara, de Sidi Alí BelJarasem, en su Zauía, no muy lejos del zoco el Tenin de Melusa, lugar cercano a la divisoria de Marruecos Español y la que fue Zona Internacional de Tánger, en la cabila de Anyera, fracción Barcoquien.

Angel Pelluz de la Granja

Plaza de España

 Juan Felipe con Satur en la fuente

55 


BoletínXAUENAñode2012 

La cita. Sucedió en XAUEN Juan Felipe Alonso Fernández

Casi, casi sin avisar la noche cayó de repente. El cielo, a esa hora del crepúsculo cambió del rojo al negro en cuestión de segundos. Luisa apresuró sus pasos sin levantar sus ojos del suelo, tratando d calmar su frío envolviéndose en el apolillado abrigo de lana que la cubría desde casi los zapatos hasta sus canosos y mal cortados cabellos. Bajo sus pies, las baldosas de las aceras temblaban de frío mientras un viento oscuro barría las amarillentas hojas caídas de los árboles de la Avenida en loco y sonoro baile. El final del otoño anunciaba su llegada. No se cómo se me ocurre venir a estas horas a echar la carta. Podía haberlo dejado para mañana, pero ¿y si una lista se me adelanta? ¡no, no, tiene que ser ahora!....Continuó acelerando el paso, cojeando levemente, el tacón izquierdo de sus desgastados zapatos la hacían andar mal….Si obtenía respuesta afirmativa a su carta los arreglaría de inmediato al fin y al cabo era el único par que le quedaba. Trataría de teñirse y tal vez alguna vecina le prestaría algo de maquillaje para recomponer su deteriorado rostro. En esas andaba cuando una inoportuna ráfaga de agua y aire procedente de la fuente de “Los Chorritos” hizo que acelerase su monótono paso. Cercanas, las farolas de la “Plaza de España”, iluminaban con luz mortecina los desangelados parterres, desprovistos de flores, hojas y gentes. No había un alma en la calle. Decidida subió los escalones de “Correos”. De la bolsa de hule con brazos de metal que ella misma había confeccionado sacó la dichosa carta, debidamente franqueada con un sello de Bertuchi. La dirección rezaba así: D. Ramón Ruiz Elizarre c/ Italia,32 TANGER. Salía luz de los ventanales de la iglesia y hacia allí dirigió sus pasos. El indiscreto chirriar de la puerta anunció su entrada. Un olor a cera y silencio inundaba el lugar. Dios te salve María, llena eres de graci…..mira que si no contesta, quién me mandará a mi escribir….el Señor es contigo….si contesta lo tendré que llevar a casa, invitarle a comer…¿a comer qué?, ¿jureles con tomate y torta moruna?....bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito….¡estas loca, Luisa, loca perdida!...es el fruto de tu vientre, Jesús. De ninguna de las maneras conseguía concentrarse en el rezo. Ahora se arrepentía de haber contestado al anuncio del “Diario Africa” en el que un apasionado caballero solicitaba correspondencia con señora viuda o soltera, eso sí española de mediana edad con fines de entablar amistad y si la cosa cuadraba posible matrimonio. No pedía foto alguna, puesto que él la visitaría Para conocerse de inmediato. Hizo una ligera genuflexión ante el altar, con paso rápido recorrió el pasillo central murmurando…¡San Antonio, San Antonio, haz que todo salga bien!. La luz del Santísimo oscilaba en su vaso rojo de cristal. Las imágenes de los santos 56 


BoletínXAUENAñode2012  escoltadas por velas encendidas parecían compadecerse de ella mientras en el coro, vacío de cantos, la humedad y el silencio se apoderaban de la iglesia…..con mano temblona rescató el velo que la cubría. Recorrer el camino de vuelta suponía volver a pasar la “Avenida”, pasar por delante del Casino y lo peor, subir la empinada cuesta eternamente custodiada por las tumbas del cementerio hasta llegar a la Puerta del Zoco donde malvivía en una casa hundida y miserable. Ensimismada en sus asuntos no contestó a los pocos adioses de algunos conocidos con los que se cruzó. El viento cansado de jugar con hojas y teja decidió marcharse dejando atrás a un Xauen harto de ruidos y corrientes. Abrió la puerta. Veintitrés gatos la recibieron con maullidos, saltos y levantamientos de espinazos que enredados entre sus piernas solicitaban sus caricias. Dos de ellos, quizás los mas audaces, treparon hasta sus hombros y cabeza….estoy tan sola, tan abandonada, tan sin nadie, que de no ser por vosotros no sé qué sería de mí. Un gato amarillo, grueso y casi ciego se hacía un ovillo entre el abrigo y su bolso. Otro negro como la noche saltó al camastro… Pasaron los días y a la semana justa recibió un sobre con su dirección. Lo abrió con torpes dedos y del interior surgió una elegante cuartilla de color marfil con membrete: Distinguida señorita Luisa, con sumo gusto pasaré a visitarla el próximo veintidós de diciembre. Llegaré a Xauen en la “Valenciana” de las 12 h.. Hasta entonces reciba mis mas cordiales saludos. Suyo afectísimo. Ramón. Abrió los ojos desmesuradamente y volvió a releer el corto texto. ¡Va a venir! ¡Va a venir! ¿Qué hago?. El veintidós y hoy es veinte….¡Dios mío veinte! ¿Por donde empiezo?. Se quitó la gafas del cerca, y dejándose caer en el sillón de mimbre del que salió disparado un gato al ver lo que se le venía encima. Lo mejor será limpiar la casa de arriba abajo. Dicho y hecho. Cubrió con plástico el roto del techo, retiró las dos tiras que aún colgaban de los cables de las bombillas desde el pasado verano. Sacudió sábanas, colchas y cortinas. Limpió cristales, ollas y sartenes. Repasó el polvo de las fotos enmarcadas. Retiró los recipientes de comida y agua de los gatos que ante tal zafarrancho no sabían donde ponerse saltando como posesos. Sacó a la calle el brasero y la chamuscada falda de la vieja mesa de camilla para que se ventilase y ya, un poco mas calmada, se dispuso arrodillada a fregar el viejo y desconchado suelo de cemento. A la mañana siguiente, día veintiuno se dispuso a preparar el vestuario. Al tacón defectuoso de su zapato izquierdo le pegó un trocito de corcho del tapón del vino tinto. Le untó betún y…¡como nuevo! ¿Dónde tendré el traje de la boda de Encarni? En el armario no, desde luego.. En la maleta de cuadros tampoco…¿A que lo tengo guardado en el baúl?. Mientras no esté apolillado, bueno va, Tras sacar viejas blusas, faldas antiguas de lana, guantes, toquillas, un costurero y camisones de felpa apareció envuelto en un amarillento papel de seda y entre bolas de alcanfor, el tan esperado atuendo. Desde lo alto del armario dos viejos gatos miraban intrigados. 57 


BoletínXAUENAñode2012 

Dibujo de Juan Felipe Alonso Fernández (Felipín)

Efectivamente, allí estaba el traje, los guantes y el tocado que lució hacía treinta años, en la boda de su amiga.

58 




BoletínXAUENAñode2012  El problema era que la boda fue en junio y ahora estábamos a dos días de navidad. Nada, Luisa, nada, una buena cara todo lo tapa. Además lo importante soy yo, no las vestimentas. El día veintidós amaneció frío, sin viento, sin nubes. Hola Carmen, vengo a pedirte un favor…….verás es por un asunto muy importante, me da apuro pero créeme, no tengo a quien recurrir, ¿podrías prestarme un poco de maquillaje, barra de labios y un lápiz de ojos …si?. Gracias, hija, mil gracias…claro, claro…luego te lo devuelvo. Volvió a su casa, puso agua a calentar para lavarse el pelo que no pudo teñirse por no tener ni para el tinte, apartó la plancha de hierro del fuego y mientras se secaba la cabeza, aprovechó para planchar con sumo cuidado el vestido con tanto mimo guardado.  ¿Sabes qué te digo, Luisa? Que así pintadita pareces de mejor familia, en cuanto cobre la pensión me compro pinturas aunque no tenga para comer. Y mira como te queda de bien el traje, no parece que hayan pasado tantos años, no he engordado un gramo, ¡guapa, mas que guapa! Cuando me vea el de Tánger se va a quedar mudo…los zapatos, los zapatos, ¿Dónde puse los zapatos?...¡estos gatos siempre por medio! Un día tropiezo y me matan, pues ya podéis tener cuidado porque el día que yo falte a ver quien os dará de comer….hala, ya estoy, cojo los guantes!..¡pero si no llevo medias!...¡no tengo medias! Y son casi las once, pero cómo se me ha podido olvidar, no me da tiempo a ir a comprarlas. Mustafa seguro que me las habría fiado ¿qué hago? ¿cómo lo soluciono?...piensa, hija, piensa…¡ya está!...a grandes problemas, grandes soluciones, ¿o tienes un lápiz de ojos?. Me pongo de rodillas y con un poquito de maña me dibujo una línea en las pantorrillas que parezcan las costuras…¡soy mas lista que el hambre!...¿Adiós, gatitos, adiós! Portaos bien y no descoloquéis la casa. Envuelta en volantes, frunces y flores estampadas, parezco el anuncio de la primavera pero hay que reconocer que no paso desapercibida, me miran hasta las piedras. ¿Le gustaré a Ramón?,¿Y si él no me gusta a mí?. Bueno, bueno, todo se verá….por ahí viene Lola, no debo entretenerme, voy con la hora justa, me haré la loca…no, Lola, no…..no tengo frío, si es el vestido de la boda, es que voy a recoger a un amigo de Tánger….ya, ya te contaré, si, si mañana nos vemos en el rosario, ¡cotilla, mas que cotilla a ti te voy a contar! 59 


BoletínXAUENAñode2012  Acababa de bajar la cuesta del cementerio y enfiló la Avenida, un reflejo suyo en los ventanales del Casino Español la hizo frenar en seco, allí, a pleno sol, se vio como una marioneta maltratada, vieja, mal pintada, ataviada con un traje descolorido que se caía a trozos, tocada con un polvoriento y apolillado sombrerito donde anidaba un triste pajarillo, tuerto de un ojo y pico roto. Bajó la mirada comprobando que el corcho que había puesto en el tacón se notaba a la legua, que las falsas medias no disimulaban las varices y que el falso collar de perlas estaba descascarillado. No daba crédito. Anoche, cuando se probó todo en casa, delante del espejo lleno de azogue, de su armario no se vio así. Con las lágrimas saltadas giró sobre sus zapatos y volvió esta vez muy lentamente a subir la cuesta. No puedo permitir que me vea así.  Abrió la puerta y como siempre “sus niños” maullaron al verla. Se desvistió despacio, poniendo sobre las casi apagadas brasas del brasero traje, guantes y sombrero que comenzaron a consumirse desprendiendo olor a rancio. De un cajón de la alacena sacó sobre, papel y lápiz: “Estimado Ramón, lamento no haber podido ir a recibirle, una terrible jaqueca me ha hecho permanecer en cama. Cuando me recupere (D.m.) concertaremos una nueva cita. Lamento las molestias, un saludo cordial de LUISA) P.D. Feliz Navidad (Mañana sin falta la echaré al Correo)

Juan Felipe Alonso Fernández



60 


BoletínXAUENAñode2012 

Cuento del “Hombre custodio y el comerciante” (Traducción) Al-mutaryim Diego García

En tiempos del Kadi Aiás un hombre conocido entre la gente por ser de condición fiel y temeroso del Señor de los Mundos, un día vino a él un comerciante que quería peregrinar y dejarle en depósito una bolsa conteniendo una suma importante de dinero; y hecho esto se marchó de viaje. Cuando regresó de su peregrinación fue a pedir al mencionado hombre su bolsa, pero este individuo se negó y no quiso devolvérsela . El agraviado corrió al domicilio del Kadi Aiás y le expuso su cuita, a lo que el Kadi le respondió: “¿Le has contado a alguien esta cuestión?” Respuesta: “No señor”. El Kadi siguió diciéndole: “¿Conoce alguien al hombre por cuya causa vienes a mí?” Respuesta: “No”. “Entonces vete, cállate la cuestión y… vuelve mañana” .

Después que el comerciante se hubo marchado, el Kadi le envió razón al presunto hombre de confianza para exponerle lo siguiente: “Tengo muchos bienes y quiero que tú me los custodies, pues he oído de ti que eres un hombre de confianza, así que ve y prepara un lugar donde guardarlos”. Las palabras del Kadi hicieron que saliera de su presencia la mar de contento. Al día siguiente, cuando al agraviado llegó, el Kadi le dijo: “Ve a casa de tu rival y pídele lo que le depositaste para su custodia, y si continúa negándose le dices que venga contigo a presencia del Kadi así que cuando fue a casa de su rival y le dijo “ven conmigo a casa del Kadi Aiás”, le devolvió ipso facto el depósito que le había confiado, ya que codiciaba los bienes o depósitos del Kadi, mas, cuando llegó para hacerse cargo de ellos, el Kadi lo insultó y lo expulsó de su presencia.  Por la traducción:

Al-Mutaryim Diego García

61 


BoletínXAUENAñode2012 

Las estrellas Nicolás Martínez Ibáñez

Nicolás M. Ibáñez, profundo conocedor del norte de África, sabe captar los mas bellos matices de estas tierras. De su paso por el desierto nos describe esta visión de su cielo….

El invierno era corto. Y al ocultarse el sol en aquellos anocheceres, el frío solía venir a la tierra, siendo el aire nocturno más sutil y diáfano que eran las jornadas calurosas. Solíamos decir que aquel trozo de desierto no sería el mismo sin sus encendidos atardeceres, sin el ajado esplendor de sus históricos poblados cubiertos de polvo, y por encima de todo creo que no sería nunca el mismo sin ese halo como irreal que le daban sus espléndidos cielos estrellados. Hora es de recordar aquí las magníficas noches llenas de estrellas. ¿Pero como describir aquel cielo estrellado? ¿qué decir de la vía láctea? ¿qué de todos los fuegos que ardían suspendidos en lo mas alto….? Jamás había visto ni creo que jamás volveré a ver un cielo nocturno como aquel que el desierto me brindaba. Digno es de ser recordado. La noche en el desierto no solía ser totalmente oscura, aún sin luna. El resplandor de aquella bóveda encendida, magnífica, sobre la tierra desnuda, le daba a esta una tonalidad ligeramente pálida.

Me gustaba respirar el aire fresco y puro que flotaba bajo unas estrellas que casi podían alcanzarse con la mano. Y se sentía su presencia, y se comprendía hasta qué punto habían formado parte de la vida de nuestro antepasados. Jamás, desde las noches de mi infancia, me abandonó la curiosidad por las cosas del cielo. …Y mis ojos, como nunca antes, quedaban deslumbrados una y otra vez por el maravilloso espectáculo de aquella legión inconmensurable de estrellas. Hoy, pese a los años transcurridos, lo veo con los ojos cerrados. 62 


BoletínXAUENAñode2012 

Cuando la temperatura bajaba parecían tiritar los astros, ¡cuántas veces me quedaba con la mirada y el rostro perdido en aquel negro y soberbio firmamento!. Clavando la mirada en la oscuridad de allá arriba, la inmensidad del cielo ciertamente me abrumaba. ¿Cómo no sentirse fascinado ante un universo donde las estrellas superan en número todos los granos de arena del desierto…? Extendida estuvo siempre la creencia de que los astros influían en el hombre, por ello me preguntaba si aquellos hombres del desierto extraían presagios del cielo, si veían en las estrellas ese universo mágico que comprendía tanto la voluntad del Dios como la suerte reservada a los hombres. De hecho fueron los árabes desde antiguo excelentes observadores del cielo y a ellos se deben no pocos de los nombres de las constelaciones, y que aún hoy perduran, mas no capté en los nómadas la inclinación a interpretar su futuro en el lejano movimiento de las estrellas. (No puedo asegurar que no la tuvieran). Todo aficionado a la astronomía sabe que desde los albores de la humanidad los hombres han proyectado en el firmamento imágenes de su invención poblando el cielo de dioses, animales y seres fantásticos. El descubrimiento del cielo nocturno (para cuya observación es la iluminación del mundo occidental el peor enemigo) tiene, por ello, mucho de asombro y de emoción, Allí estaban, vistas de manera impecable desde nuestro suelo, la resplandeciente Venus y la espléndida Osa Mayor (para los árabes era una carreta), y (según la época del año), la hermosa constelación de Orión y el atractivo cúmulo de las Pléyades, y tantas, y tantas. Lejos de ser unos extraños en el universo, como decían los existencialistas, hoy se confirma nuestro parentesco con todo cuanto brilla en el firmamento. Nuestras raíces están en las estrellas, y lo que un día fue magia o admiración se ha convertido hoy en ciencia y conocimiento. Siempre he tenido para mí que la afición a las cosas del cielo es una de las mas bellas posibles, aunque hoy, a causa e las prisas y los quehaceres no se mira hacia lo alto. Ser capaz de reconocer las estrellas y sus constelaciones es, para el hombre moderno, tan útil –o tan inútil- como saber los nombres 63 


BoletínXAUENAñode2012 

de los árboles del campo. La verdadera motivación para mirar la bóveda celeste no es de índole práctica; atañe al mundo del placer ante la pura contemplación de la belleza. Cualquier noche estaba pronto a extasiarme con el paisaje celeste. (Hoy con algunos años más, y algo más también de sensibilidad, a buen seguro se humedecerían mis ojos de poder contemplar aquel mismo espectáculo). Cuando se dormía, como nosotros, noche tras noche bajo aquel cielo cuajado de luces, observándole en silencio, resultaba difícil tomar demasiado en serio las pretensiones de los seres humanos. Tendido de espaldas, con las manos debajo de la cabeza, bien abiertos los ojos, olvidando cualquier quehacer de aquí abajo me entregaba con agrado a ese mundo fantástico de luz, negrura y silencio. Había estrellas que palpitaban; alguna latía como un corazón.

Y contemplé el cielo hasta que mis ojos se cegaron de estrellas, y, aún así, seguí mirando el cielo…… (poema anónimo) Una estrella fugaz cruzaría entre tantas rasgando el velo del firmamento….y el de mi ocasional melancolía.

Nicolás Martínez Ibáñez



64 


BoletínXAUENAñode2012 

Los contadores de estrellas. Isabel Rodríguez Caballero

Algo parecido a una carta de amor Cariño, te escribo desde la mesa de la cocina, a mi lado hay un centro de naranjas de la China, China, China y que tu llamas mandarinas ¡Huelen a gloria!. Cuando leas la presente, parece que te estoy viendo, seguro sacarás el lápiz amarillo de penalizar las terminaciones en “inas”.Apunta siete.

 Ahora salgo a pasear. ¿Me ves?, estoy paseando. Escucho el mar que va y viene. De vez en cuando, una ola mayor que las otras hace mas ruido que las demás al llegar a la orilla, en su retroceso los cambios y piedras que arrastra la resaca suenan a….no me sale la palabra, ¿cómo llamarías al sonido de las piedras cuando retroceden?. Escríbeme y cuéntamelo. Cuéntamelo de esa manera tan tuya, colocando las palabras como gemas preciosas, unas tras otras, íntimas, sin estorbarse. Cuéntamelo a tu manera, ya sabes de lo que hablo. ¿Sabes?.. Desde hace algún tiempo escribo en un taller de literatura, este mes toca “cartas de amor”, he hecho una historia sobre un egoísta, otra sobre nuestro 65 


BoletínXAUENAñode2012  perro, de cuando los tres, el snauyzher, tú y yo, éramos tan felices, claro que no lo sabías, la felicidad tiene la mala costumbre de comportarse con efecto retroactivo, cuando se escurre de nuestras vidas nos recuerda aquella vez en la que ¡ay! Fuimos tan felices sin saber que lo éramos. Sonrío porque acabo de hacer algo parecido a un retruécano, que consiste en repetir una frase en el orden inverso de los elementos de otra frase, y ya sé que sonríes conmigo porque acabo de volver a hacerlo, porque fuiste tú quién me enseñó sobre las figuras retóricas, y sobre como dejarse llevar con el cuerpo. Sobre manejar el alma nunca hablamos. Hacerte sonreír siempre me ha resultado fácil, que me quisieras para los “siempres” un imposible. Tengo que escribir una carta de amor. Prometo no mencionar en ella las palabras prohibidas: Felicidad, Alma, Corazón, Siempre, Nunca, Adiós. Prometo pasar por encima de las frases grandilocuentes y comprometidas, no rozar, las emociones, navegar entre dos aguas, mantener el tipo, ser equilibrada, acróbata de la cuerda floja, no respirar por si acaso duela, prometo sobretodo no amarte. Acabo de decirte una mentira. Y porque la vida es así, yo también te deseo que escribas mucho y bien, también a mí misma, no para que triunfes o yo publique, solo para que nos mantengamos en pie como hasta ahora hemos hecho.

Isabel Rodríguez Caballero



66 


BoletínXAUENAñode2012 



Pirograbado de Vicente Moreno. “Dos de mis nietos”

67 


Xauen Navidad 2012 - Año XII-Nº XXIII  

Boletín editado por antiguos residentes y amigos de Xauen "BAB EL AAIN"

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you