Page 13

anterior, se refiere al uso del tiempo para la clase y para la tutoría durante la jornada escolar.

El tiempo y su uso Los que nos dedicamos a fomentar la relación tutora sabemos que el tiempo es un bien muy apreciado. Siempre estaremos solicitando contar con mayor tiempo para estudiar los temas en profundidad. Aquí hay que detenerse a reflexionar y entender que la ampliación del tiempo por sí sola no genera cambios en el proceso educativo. Lo que genera cambios es la manera en que se usa el tiempo, la manera en que el maestro y los alumnos establecen relaciones personales y usan el tiempo para aprender. En las tutorías que se realizan cuando se visitan escuelas, el tiempo falta porque la relación tutora se ve como una actividad diferente a la que realiza el maestro dentro de la clase. Mientras estas dos acciones se vean separadas, cada una reclamará tiempo para redesdetutoriasoccivil redesdetutoriasoccivil

En San Ignacio los asesores y maestros hemos empezado la reflexión y acordar pequeñas acciones para sortear las dificultades ya mencionadas. Por ejemplo, estudiar en tutoría un texto interesante y retador que sea clave en el temario y que requiera la lectura del libro de telesecundaria para complementar conceptos. O trabajar el tema en el libro de telesecundaria problematizando e integrando nuevos elementos, a partir de otros materiales que impliquen retos intelectuales. Estos temas se preparan y comparten en relación tutora. También se ha logrado avanzar al reconocer que la relación tutora, implementada en tiempos más amplios de estudio, favorece el aprendizaje.

Rosendo tutorando “El eclipse” a la Dra. Martha Baquedano

@RedesdeTutoria

www.redesdetutoria.org

Nacionales

Con respecto a la primera dificultad, los maestros y asesores estamos trabajando en la superación de la visión que presenta al trabajo de tutoría escindido del trabajo cotidiano en el salón de clases, donde se ve a la tutoría como “algo ajeno” (por los temas y la manera de estudiarlos) al trabajo que se realiza dentro del salón de clase, como una especie de “chipote”. La manera en que se ha empezado a superar la tensión es a partir de proponer temas de tutoría que se verán en el futuro próximo en clase, con lo cual los maestros preparan la clase del tema en tutoría y de la misma manera lo han empezado a compartir en el salón. Es así como se ha empezado a crear un puente amable entre el temario de estudios y el catálogo de temas trabajados en relación tutora.

realizar su propósito. La solución empieza a vislumbrarse si se toma el criterio del uso del tiempo para aprender y ambas actividades se integran: el maestro trabaja en relación tutora los temas del programa de estudio. Así la tutoría será la forma de trabajo cotidiana dentro del salón de clase durante la jornada escolar, entonces no faltará tiempo. Y la ampliación de la jornada escolar será un beneficio para aprender, en tanto que se use para eso.

Boletín No. 9 Mayo 2014  

Boletín mensual

Boletín No. 9 Mayo 2014  

Boletín mensual

Advertisement