Issuu on Google+

C

ARMEN LYRA Un patrimonio Cultural

Realizado por: Priscilla DĂ­az Wilber Hernandez Natalia Murillo Jessica Rojas Mauricio Sanabria

Profesora: Laura Chaverri

Universidad de Costa Rica Facultad de Estudios Generales Seminario de Realidad Nacional II Patrimonio Cultural

San JosĂŠ, Noviembre 2012


INTRODUCCIÓN Carmen Lyra representa en nuestra historia a una mujer digna de admiración, luchadora en varios ámbitos tales como el social, político y educacional. Es por ello que se le considera como Benemérita de la Patria debido a su concepción por la patria, sus aportes y luchas por ver crecer a una Costa Rica. María Isabel Carvajal Quesada conocida literalmente bajo el seudónimo de Carmen Lyra constituye a una de las primeras mujeres en emprender una lucha por defender los derechos de muchas mujeres y costarricenses. Se destacan entre ellos la lucha por la derrocación de los Tinoco, lo cual se convirtió en una manifestación de maestros y terminó culminando con la quema del periódico “La información”. Para su tiempo, Carmen Lyra fue una mujer emprendedora y sobresaliente, que dio su vida en una lucha para construir una Costa Rica mejor. Gran parte de su vida la dedicó a la educación, ámbito en el cual ha sido muy reconocida no solamente por sus aportes como la fundación de la Escuela Maternal de Montes Sabrina sino por todo lo que su literatura expresa. Desde los Cuentos de mi Tía Panchita en donde en 23 relatos nos expresa y nos muestra nuestras tradiciones populares, lo cual queda como un legado para todas nuestras futuras generaciones. En estos relatos, se muestra al pueblo como raíz de todo, se muestran características de los costarricenses. Muchos de nosotros nos logramos identificar con sus cuentos y ellos fueron muy característicos de nuestra infancia. Muchos hemos sido marcados por tío Conejo, Tío Coyote, Uvieta, La cucarachita Mandinga quienes llegaron a robar nuestros corazones y permanecen en nuestra memoria.


RESUMEN  Literatura como patrimonio cultural La literatura es una práctica social por la que se expresa la concepción del hombre y del mundo que lo rodea. Su desarrollo como patrimonio cultural es muy reciente, la definición de patrimonio se ha transformado a lo largo de los años. Fue hasta los años noventa que se empezó a hablar de patrimonio intangible, clasificación donde la literatura forma parte junto a las demás expresiones artísticas de una cultura. Su importancia en la transmisión de ideas y su contexto histórico a partir de la visión de los escritores al hacer sus obras literarias, le otorga un gran valor para la preservación de la cultura de un pueblo a través del tiempo.

 La vida de Carmen Lyra Carmen Lyra, (María Isabel Carvajal Quesada), nació el 15 de Enero de 1888 en San José. Hizo la escuela en el edificio metálico y fue al Colegio Superior de Señoritas. Al convertirse en profesora, María Isabel trabajó en varias escuelas dentro de San José y en la escuelita rural “El Montecito” ubicada en Heredia. Trabajó en el Hospital San Juan de Dios como religiosa, pero no logra continuar por su condición de hija natural (hija ilegítima), así que se enfoca en la escritura de novelas. En 1918 publica “En una silla de ruedas” y “Las fantasías de Juan Silvestre”. Un año después, Carmen Lyra encabezó la lucha en contra de la dictadura de los Tinoco. Estuvo presente en una manifestación de protesta que iniciaron las maestras, donde se incendió el diario del gobierno llamado “La Información”. Después de esto, la policía la persiguió, pero ella consiguió disfrazarse como vendedora de periódicos. Aprendió a hablar inglés y francés, y el gobierno de Julio Acosta la envió a Europa para que aprendiera sobre nuevas técnicas de educación primaria. Estudió en la universidad de Sorbona en París, y cuando volvió a Costa Rica dirigió la Escuela Maternal. Fue la primera profesora de literatura infantil en el país, estando en la Escuela Normal. También ofrecía sus servicios en la Biblioteca Nacional y en el PANI. En 1931 se unió al Partido Comunista. Creó el sindicato Único de Mujeres Trabajadoras al mismo tiempo que propuso crear la Organización de Maestras Costarricenses. Su obra literaria más conocida son los “Cuentos de mi Tía Panchita” que publicó en 1920 con Joaquín García Monge. Otras obras aparecieron en periódicos y revistas, como “Bananos y Hombres” que introduce la literatura de las bananeras. Compuso teatro infantil (La niña Sol, Había una vez), redactó varios temas para libros de texto infantiles y también escribió y dirigió una revista para estudiantes y docentes. Dirigió


las revistas: Renovación (artística y pedagógica), San Selerin (de las 1ras primeras infantiles), El Maestro (órgano de la secretaría de Educación) En el tiempo que estuvo formando parte del Partido Comunista, ayuda en el periódico El Trabajo, en el Diario Costa Rica, La Hora y La Tribuna. Algunas de sus obras importantes son: En una silla de ruedas-1918, Las Fantasías de Juan Silvestre-1918, y La cucarachita Mandinga-1976.

 Carmen Lyra como patrimonio cultural Carmen Lyra representa un patrimonio cultural en nuestro país debido a sus logros y a sus largas luchas por posicionar a la mujer y darle una voz y asimismo por velar por muchos de los derechos de los costarricenses. Igualmente, por todo su legado entregado al pueblo tico tal como los conocidos Cuentos de mi Tía Panchita, los cuales pertenecen a la infancia de miles de costarricenses que se criaron junto a Tío Conejo y Tío Tigre, entre otros. Dado a su rol tan significativo para Costa Rica, Carmen Lyra se encuentra presente en nuestros billetes de 20.000 colones. Gracias a sus insistentes luchas por derrocar a la dictadura de los Tinocos, por la fundación del Partido Comunista, por negarse a vivir en una Costa Rica imperialista y a sus cuentos, hoy podemos decir dichosos que gracias a esta mujer podemos ser parte de una Costa Rica, donde cada persona tiene una voz y un voto.


OBJETIVOS Objetivo General 

Presentar a María Isabel Carvajal Quesada, mejor conocida como Carmen Lyra como patrimonio cultural de Costa Rica

Objetivos Específicos   

Estableces la literatura como patrimonio cultural Indagar sobre la vida de Carmen Lyra y sus logros Analizar la figura de Carmen Lyra como un patrimonio cultural para Costa Rica.


CapĂ­tulo I Literatura como patrimonio cultural


Literatura como Patrimonio Cultural La literatura es una práctica social por la que se expresa la concepción del hombre y del mundo que lo rodea. Por lo tanto, hacer una referencia sobre los valores literarios costarricenses, requiere, hacer un estudio sobre la cultura de nuestro país y el escenario en que ambos se han manifestado y desarrollado. (Madrigal, 1995: 51) Primero es necesario hacer un desarrollo de la noción de patrimonio cultural a lo largo de la historia costarricense, empezando en los años 1850 donde se empieza a crear la identidad cultural costarricense. En el periodo entre los años entre 1850 y 1938 la definición de patrimonio cultural se limitaba a abarcar los bienes muebles en las culturas indígenas pasadas o contemporáneas; se valoraba el objeto por el objeto, el simple almacenamiento en el museo –sin que ello repercutirá en ningún estudio adicional- ello parece haber sido la tónica de que por lo menos la primera mitad del periodo. (Acosta y Fonseca, 1983: 3) En la década de 1970 estará llena de cambio y nuevas creaciones en el campo que nos ocupa. Se inicia con la creación del Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes que sienta las bases para separar el concepto de cultura del de educación; impulsando la creación de organismos de conservación y estudio del patrimonio cultural, así como el establecimiento de aspectos doctrinales indispensables –concepto de patrimonio cultural y políticas de acción-. A pesar de lo anterior, el concepto de patrimonio cultural no se entendió en toda su magnitud y potencialidad desde el inicio del periodo en cuestión. (Acosta y Fonseca, 1983: 4) A finales de este periodo el concepto de patrimonio cultural continuaba limitándose a abarcar el conjunto de bienes culturales muebles, aislándolos de su contexto. Al igual que en el periodo anterior, esta concepción de patrimonio evitaba una verdadera compenetración del pueblo con su pasado cultural y por lo tanto una subestimación de cualquier componente de su patrimonio cultural (sobre todo el arqueológico). En la fecha actual entendemos que el patrimonio cultural de un país está constituido por todos los fenómenos socioculturales que han forjado y forjan su ser nacional. (Acosta y Fonseca, 1983: 5-7) Se puede destacar que fue hasta finales del siglo pasado que el patrimonio intangible, el que está dado por las costumbres y expresiones artísticas pertenecientes a las culturas de los pueblos, empieza a apreciarse como patrimonio.


Dentro del patrimonio intangible se encuentran las producciones literarias, las cuales llegan a formar parte de la cultura de las naciones mediante la expresión de sentimientos e ideas que pertenecen a la identidad colectiva de sus habitantes. La literatura, como herencia cultural de los pueblos, debe ser entendida en todas sus dimensiones: artísticas, humanas y sociales. Se trata de una manifestación cultural muy compleja que debe ser abordada, según Fonseca (1989:19) como “un proceso no acabado que se refiere a todas las esferas del fenómeno humano: el conocimiento, lo social, lo político, lo económico, lo estético, lo religioso, lo imaginario.” Los escritores y grupos culturales de un país o pueblo determinado cuentan con una información aprendida a través de la historia y de los distintos sujetos colectivos a los que pertenecen, lo cual les permite establecer y utilizar los medios más adecuados y pertinentes para procesar los hechos culturales y constituir la reserva respectiva. (Ortega, 1988: 219, tomado de Vargas, 1995: 127) Las diferentes facetas del pueblo son registradas en la literatura, los relatos están basados en la realidad circundante de los autores que las escribieron y resulta un medio de expresión sobre esa realidad. Aunque los personajes utilizados sean inventados, mantienen la esencia de las personas reales que se desean representar. Históricamente el texto literario se ha convertido en patrimonio de la humanidad. Todas las literaturas se van remontando en la tradición literaria de otros pueblos y van dando su aporte a la transformación social y cultural, la cual será medida en el tiempo, o sea, en la capacidad de perdurabilidad y recepción de textos. (Vargas, 1995: 127) Además, la literatura como patrimonio cultural, según Vargas (1995: 128), debe estar orientada a la búsqueda de una unidad, una comunidad espiritual, en donde se reconocen los rasgos distintivos de la identidad de un conjunto cultural, de una nación o de un determinado pueblo. Así es como sucede la transmisión de ideas por el mundo, transformando la cultura de los pueblos. Su transformación es la evolución cultural que está presente en el mundo desde hace siglos. La transmisión de nuevas ideas provoca la maduración de las diferentes culturas que componen el planeta. Su conservación preserva las bases para el continuo desarrollo de la cultura en tiempos posteriores.


CapĂ­tulo II Carmen Lyra: Vida y logros


Carmen Lyra: Vida y logros Carmen Lyra, también conocida como María Isabel Carvajal Quesada, nació el 15 de Enero de 1888 en San José. Hizo la escuela en el edificio metálico, que se ubica por su barrio. Después, ingresó al Colegio Superior de Señoritas donde obtuvo un título de Maestra Normal a sus 16 años en 1904. Al convertirse en profesora, María Isabel trabajó en varias escuelas dentro de San José y en la escuelita rural “El Montecito” que se ubicaba en la provincia de Heredia. Un par de años después, en 1906, inició a trabajar en el Hospital San Juan de Dios como novicia religiosa, sin embargo después no consigue continuar debido a su condición de hija natural (hija ilegítima), por lo que decide enfocarse a la escritura de novelas, al punto que en 1918 publica “En una silla de ruedas” y “Las fantasías de Juan Silvestres” las cuales se convirtieron en unas de sus obras más significativas. Un año después, Carmen Lyra encabezó la lucha en contra de la dictadura de Tinoco. Estuvo presente en una manifestación de protesta que iniciaron las maestras, en la cual las cosas se salieron de control dado a lo molestas que se encontraban las personas, por lo que terminaron quemando el diario del gobierno llamado “La Información”. Después de esto, la policía la persiguió, pero ella consiguió disfrazarse como vendedora de periódicos. Aprendió a hablar inglés y francés, y una vez que el régimen Tinoquista cae, el gobierno de Julio Acosta la envió en 1920 a Europa para que aprendiera sobre nuevas técnicas de educación primaria, principalmente de las de María Montessori de jardines infantiles. También estudió en la universidad de Sorbona en París, visitó Inglaterra e Italia, y cuando volvió a Costa Rica dirigió la Escuela Maternal. Fue la primera profesora de literatura infantil en el país, estando en la Escuela Normal. Aparte de esto, también ofrecía sus servicios en la Biblioteca Nacional y en el Patronato Nacional de la Infancia (PANI). En ese momento se le expulsó de la escuela Maternal Montessoriana que había fundado con Luisa González. En 1931 se unió al Partido Comunista, donde fue sumamente exigente en el aspecto intelectual y trabajaba con mucha pasión. Creó el sindicato Único de Mujeres Trabajadoras, al mismo tiempo que propuso crear la Organización de Maestras Costarricenses. Carmen Lyra vivía en una casita de adobe.


Su obra literaria más conocida hasta el día de hoy es la muy popular “Cuentos de mi Tía Panchita” que se publicó en 1920 por su amigo cercano Joaquín García Monge. Después de esta edición original, se han hecho muchas otras. Sus otras obras, aparecieron en periódicos y revistas, como su obra “Bananos y Hombres” escrita en 1933, que nos introduce con gran realismo en la literatura de las bananeras. Como escritora a su corta edad, Carmen Lyra se encontraba bastante influenciada por escritores franceses. Recordando sus intereses y preocupaciones en su rol de profesora, compuso teatro infantil (La niña Sol, Había una vez), también redactó varias temas para libros de texto infantiles y finalmente también escribió y dirigió una revista para estudiantes y docentes, por lo que resultó novedosa y ejemplar en el medio literario costarricense de Costa Rica desde el punto de vista de escritora. Sus primeros trabajos aparecieron en revistas Páginas Ilustradas, Pandemonium, Ariel, Athenea, y también en Repertorio Americano. Un tiempo más adelante, dirigió las siguientes revistas:  Renovacion (artistica y pedagogica)  San Selerin (de las primeras revistas infantiles de nuestro país, creada en colaboración con Lilia González en 1912)  El Maestro (órgano de la secretaría de Educación de 1926 a 1929) En el tiempo que estuvo formando parte del Partido Comunista, ayuda en el periódico El Trabajo, en el Diario Costa Rica, La Hora y La Tribuna. Para escribir sus obras, ella se veía muy influenciada por los cambios ideológicos que había vivido, pasando del cristianismo al anarquismo, antiimperialismo, adhesión al socialismo científico y por supuesto al partido de las clases obreras. Alguna de las obras importantes en la historia de Carmen Lyra son:  En una silla de ruedas - 1918  Las Fantasías de Juan Silvestre - 1918  Obras Completas - 1972  La cucarachita Mandinga - 1976  Relatos Escogidos - 1977  Los otros cuentos de Carmen Lyra - 1985


En lo que fueron los últimos años de su vida se dedicó a la política, siendo una excelente periodista expositora de ideas, y una muy habilidosa dirigente del Partido Vanguardia Popular, un partido comunista por supuesto. Al concluir la guerra Civil del 48, cuando cae Teodoro Picado, Carmen Lyra viajo fuera del país el 23 de Abril y se exilió en México, en un momento en el cual ya su salud se encontraba bastante deteriorada. Ella solicitó volver a Costa Rica pero no se le permitió, y murió el 14 de Mayo de 1949. Sus restos fueron sepultados el 22 de Mayo en el cementerio General de la ciudad de San José. El 28 de Julio de 1976, la asamblea legislativa del país, la designó “benemérita de la cultura nacional” por decreto No. 1678. Por otro lado, en 1962, a solicitud de la Junta de Educación de Cóbano , distrito del cantón central de Puntarenas, se bautizó la escuela de ese lugar con su nombre, al igual que lo hizo la escuela de Concepción de Alajuelita posteriormente.


CapĂ­tulo III Carmen Lyra: Patrimonio Cultural de Costa Rica


Carmen Lyra como Patrimonio Cultural de Costa Rica Carmen Lyra representa en nuestro país a una educadora luchadora, consciente de la realidad para la sociedad costarricense. María Isabel Carvajal no sólo constituye en Costa Rica un patrimonio cultural, sino que también representa un orgullo para todo un pueblo, ya que ella no fue nominada patrimonio por una sola acción, sino que fueron largas luchas durante los años las que la llevaron a constituir un patrimonio cultural en nuestro país. Esta mujer se caracterizó debido a su entrega a su país y por no quedarse solamente bajo las 4 paredes de un aula. Ella tuvo el valor y una mente amplia para emprender toda una revolución contra un pueblo sumamente machista. Esta lucha no la emprendió sola, sino que tuvo apoyo y ayuda de su compañera Luisa Gónzalez y juntas fundan el Sindicato Único de Mujeres trabajadoras, destacándose por pelear una igualdad de género en las condiciones laborales de las mujeres costarricenses. A su vez, gracias a Carmen Lyra se debe el logro de la participación femenina en las votaciones. A pesar de los obstáculos que presentaba su época, Carmen Lyra a diferencia de muchos otros educadores ejerció una labor integral e integradora. Comprendió que dentro de las aulas se podía educar a muchos pero que únicamente saliendo a las calles era como se podía realmente hacer velar por los derechos de los ciudadanos. Sin importar los años que han transcurrido desde su muerte, Carmen Lyra sigue inspirando vidas convirtiéndose en inmortal para los costarricenses. Desde esa inmortalidad se siguen promoviendo la terrenalidad de sus ideales. Hoy en día, nos queda mucha de su herencia, tal como el sufragio femenino o los cuentos de mi Tía Panchita. Asimismo, Carmen Lyra se identificó por romper muchos estereotipos y no se mantuvo solamente dentro del campo educativo. Ella decidió romper esas barreras para extenderse hacia un campo político decidida a ser la voz de millones de mujeres costarricenses que se encontraban opacadas bajo una sociedad machista. Gracias a su importante labor, el rostro de María Isabel Carvajal se encuentra presente en los billetes de 20.000 colones. Al ver este billete, quizás muchas personas no se den cuenta de las insistentes luchas a las cuales se tuvo que enfrentar este mujer. Pero en nuestro caso, después de este trabajo, al ver este billete nos llenaremos de orgullo al ver a Carmen Lyra, quien nos dejó una herencia que nadie más hubiera podido dejarnos.


CONCLUSIÓN GRUPAL Se logró relacionar la literatura como patrimonio cultural nacional. La influencia de la parte literaria de una cultura es muy importante para su desarrollo. Se plasman de manera indirecta los eventos históricos que forman la identidad colectiva de las personas. Las reacciones a dichos eventos, la visión del mundo que tienen los escritores influyen en los ideales de las personas que leen sus obras y permite la transmisión de ideas a lo largo del tiempo. Además, se consiguió conocer la vida de Carmen Lyra, sus logros a lo largo de su vida en Costa Rica principalmente. Se mostraron los hechos a lo largo de su existencia, sus estudios y su vida como escritora. Su carrera en la política y sus esfuerzos para luchar por sus ideales, que llegaron al punto de ser exiliada del país. Sus cuentos llegaron a ser parte importante de la literatura infantil costarricense. Dejó un gran legado con sus obras a la cultura nacional. Literatura que representa los ideales que se fueron forjados en el periodo histórico cuando Carmen Lyra vivió en el país, y que han sido transmitidos a las futuras generaciones. Sus luchas en el plano político y profesional rompieron el estigma social que estaba presente con las mujeres de la época, permitió un gran avance cultural y social del país, solidificando las bases sociales de la nación que conocemos hoy en día.


Propuestas para la conservación de este patrimonio Primero que nada, al ser un patrimonio intangible, debemos asegurarnos de que se siga pasando de generación en generación. Una forma en la cual podría lograrse esto, es que el ministerio incluya dentro del plan de estudios obligatorio que presenta para las escuelas, la enseñanza de las obras literarias de Carmen Lyra, principalmente de los cuentos de mi Tía Panchita que resultan fáciles de comprender para los pequeños al tiempo de que los entretienen. Además, ser más rigurosos y hacer un mayor énfasis en los que es el conocimiento de la historia del autor, ya que después de realizar esta investigación, comprendemos que Carmen Lyra fue alguien que marcó la historia de Costa Rica, y no fue sólo gracias a sus historias, sino también a sus movimientos políticos.


Conclusiones Individuales Priscilla Díaz (B12232) A mi parecer, Carmen Lyra es uno de los personajes históricos de los cuales nos debemos sentir más orgullosos como costarricenses. Nos dejó muchas enseñanzas con sus cuentos, además de que fue una persona que luchó por el futuro de este país. Gracias a que tuvo éxito, el día de hoy las mujeres costarricenses a pesar de que aún tienen un rol secundario en la sociedad, cuentan con un papel importante en el mundo laboral y se han ganado el respeto y admiración de muchos. Además de esto, Carmen Lyra nos inspira a seguir su ejemplo y a luchar por el desarrollo de la cultura de nuestro país y nuestra sociedad, es por ello que merece reconocimiento y ser recordada y aplaudida por el legado que deja en Costa Rica para las futuras generaciones. En relación con mi carrera, la vida de Carmen Lyra no influencia de manera directa en lo que son actividades a desarrollar ya que estudio medicina, pero si inspira como mujer por sus grandes logros en un sector donde las mujeres aún no tomaban mucha importancia, por lo que inspira a seguir su ejemplo y dar lo mejor de mi como profesional para continuar abriendo camino para mujeres en sectores que muchas veces no se les da el mérito que verdaderamente merecen. También motiva a luchar por lo que se quiere y por lo que se cree correcto, y me deja la enseñanza de que si voy a hacer algo, dar mi todo en eso y hacerlo bien.

Wilber Hernandez (B13257) Carmen Lyra es un personaje muy influyente en la literatura costarricense, principalmente en la literatura infantil. Su obra dirigida a los niños permitió el desarrollo de la lectura en esta población, lo cual es muy importante para el aprendizaje a pequeñas edades, y por medio de ello, se logran inculcar valores muy importantes en edades tempranas de las personas de un país. El hecho de que sean obras nacionales permite transmitir los ideales propios del costarricense, la herencia de un pueblo es entregada a su descendencia y permite un mayor desarrollo cultural y social del país. Su vida permite desarrollar la motivación a los que quieren seguir sus pasos en luchar por los ideales en los que se creen y que permitirán un país más próspero para todos sus habitantes.


Para mi carrera (Ingeniería Eléctrica y Mecánica) su lucha, independientemente de sus ideales o convicciones políticas, me parece una motivación muy importante para cualquiera que se desenvuelve en la ingeniería y las ciencias. Considero que la ingeniería, aunque tenga mucha importancia como muchas otras, no ha experimentado el desarrollo que se ha tenido en otros países, los avances tecnológicos están muy rezagados a nivel nacional y dependemos mucho de lo que se desarrolla afuera de nuestras fronteras, y aun de esta forma no se logran resolver los problemas presentes desde hace mucho tiempo en el país. El desarrollo científico y tecnológico necesita una nueva visión y convencer a nosotros mismos que tenemos la capacidad para progresar en estos campos, que tenemos a nuestra disposición las personas adecuadas para realizarlo. Sin embargo, se debe luchar para lograr el apoyo del gobierno y de particulares para que permita el desarrollo de proyectos que tienen una gran visión y han sido ideados por costarricenses para los costarricenses.

Natalia Murillo (B14653) Para mi Carmen Lyra representa a uno de los personajes en la historia de los costarricenses que más ha contribuido para hacer de Costa Rica un país mejor mediante una extenuante lucha. Sin duda alguna, Carmen Lyra abrió una puerta para muchas costarricenses que al parecer en aquel tiempo parecía imposible de abrir. Con su entrega no sólo nos deja una herencia por parte de la educación y la literatura sino que también nos hereda derechos importantes tales como el derecho a votar y a tener voz en una sociedad machista. Asimismo, en mi caso personal y por parte de mi carrera (Francés), María Isabel Carvajal es una mujer que me inspira muchísima devoción y pasión por lo que hago y por la educación, debido a que próximamente estudiaré Educación Preescolar. De ella aprendí que no todo tiene que quedarse dentro de las 4 paredes de un aula, sino que muchas veces cuando se violen nuestros derechos se debe de salir a las calles para velar que esos derechos sean protegidos y defendidos.

Jessica Rojas (B15678) Como se podido apreciar en este trabajo el aporte de Carmen Lyra la literatura y la formación de la identidad costarricense a sido significativa. No solo por su acompaño creativo en la construcción y recopilación de relatos sino también en su participación en diversos procesos culturales y democráticos costarricenses de relevancia para la época. Carvajal se distingue para su época como una mujer liberal y abierta al cambio; de un modelo que propone a la mujer como una figura sumisa y dependiente. Su participación en la política fue de gran ayuda para el avance de la participación


femenina. Como costarricense se preocupo por las necesidades de las personas que tenían pocos ingresos y que de alguna manera eran vulnerables dentro del sistema. Dentro de la valoración que le puedo dar a ella desde mi perspectiva como futura comunicadora, puedo decir que fue un ejemplo a seguir en muchos ámbitos; desde su labor como educadora hasta la formación de una cultura diferente en lo que a política respecta.

Mauricio Sanabria (B16051) Una de las cosas más rescatables de Carmen Lyra como escritora es la selección de niños como su público meta en una gran parte de sus obras publicadas, esto no solamente la sitúa como una escritora sino también como educadora y formadora de cultura, ética, identidad y critica y principalmente como una figura preocupada en intervenir en el futuro de los costarricenses atreves de su educación. También es rescatable su intervención tan importante en procesos revolucionarios costarricenses, característica que la sitúa al lado de otras figuras como Yolanda Oreamuno y Ana Istarú; ellas como defensoras de los derechos de grupos vulnerables y críticas del estatismo costarricense, ante el cambio y progreso. En relación a la carrera que estoy cursando (comunicación colectiva) puedo decir que Carmen Lyra es un ejemplo de una escritura versátil, que además de tratar lo que son cuentos de niños, trabajo en revistas y periódicos. Contando aquí, la implicación que tenían este tipo de labores para las mujeres, ya que el estado patriarcal dominada en ese momento.


Bibliografía 

Acosta, A., Fonseca, O. (1983). La conservación y puesta en valor del patrimonio cultural costarricense. San José: ILANUD

El espíritu del 48 (2012) María Isabel Carvajal Quesada (Carmen Lyra) 1888-1949. Recuperado desde http://www.elespiritudel48.org/bio/bio14.htm

Madrigal, M. (1995). El folclor y la tradición oral en los cuentos de Mi Tía Panchita de Carmen Lyra. San José: Universidad de Costa Rica

Vargas, J. (1995). El discurso literario como patrimonio cultural. Herencia, 7(2), 8(1), 125-129.


Carmen Lyra