Page 1

Diversidad en el Aula ¿Cómo afrontarla? “No seas ajeno a mí, no invadas otros espacios, al final todo lo perdí” Jessica Rodríguez1

Si se ve alrededor, los cambios en las sociedades son constantes, indudablemente esto se debe a que los miembros de las mismas son individuos con concepciones, necesidades, características y problemáticas muy diversas; si se adentra en el ámbito educativo, los ritmos y estilos de aprendizaje de los estudiantes son variados, aunque la educación en sí, con su función socializadora intente homogenizar los productos, no se puede obviar que dentro del aula existe una diversidad en el estudiantado que de no ser atendida supone una serie de problemas para los docentes.

A lo largo de este ensayo se abordará el tema de la diversidad en el aula y cómo un docente puede afrontarla desde una perspectiva basada en los textos y las investigaciones que dan sustento con sus teorías a dicho ensayo. La problemática, ya sea vista como multiculturalidad, problemas familiares, necesidades educativas especiales que abarca las dificultades o trastornos de aprendizaje y las discapacidades, adaptabilidad curricular o como individualización del aprendizaje, necesitan ser comprendidas por los docentes para brindar a una educación inclusiva.

Al hablar de multiculturalidad se hace referencia a la existencia de lo plural, pero de igual forma a la desigualdad (Sánchez, 2003), las diferentes culturas que presentan los estudiantes en las aulas, tanto social, critica, institucional, experiencial o académica (Navarrete, 2005) convierten al tema de la diversidad en algo complejo, por ejemplo el cambio de una cultura patriarcal dominada por el hombre a una cultura que permite inserción de la mujer al ámbito laboral crea la incorporación temprana de los niños al sistema educativo por lo que la escuela y sobre todos los docentes deben cumplir las funciones que estaban destinadas a las familias.

1

Pasante de EDUCOMER, Metodología de Investigación Cualitativa


No se puede negar que la estructura y el ambiente familiar favorecen o dificultan la educación de los estudiantes, una de las principales consecuencias de los problemas en las familias son los trastornos de emocionales los cuales desencadenan trastornos de aprendizaje, por lo general han sido tratados como temas separados, pero en realidad están íntimamente relacionados. Tanto la familia como la escuela son instituciones educativas, por lo tanto para atender este tipo de trastornos es necesaria la implicación de las familias en el ámbito educativo, no se puede hablar de una educación inclusiva sino se trabaja en conjunto con las familias de los estudiantes. (González, 2008).

Abordando las necesidades educativas especiales, éstas no presumen a estudiantes exclusivamente con discapacidades (físicas, sensoriales, psíquicas, de aprendizaje y económicassociales) sino a todos aquellos que presentan características y necesidades educativas variadas (Sánchez, Lavela, & Garrido, 2007), fuese cual fuese la causa, reciban asistencia o no, de forma temporal o permanente (Navarrete, 2005) estos estudiantes están en el mismo espacio físico con sus demás compañeros, por lo tanto son tratados con un currículo no inclusivo que no permite la utilización de todas las experiencias que estos estudiantes pueden aportar, con actividades y evoluciones que exigen al docente más conocimientos y destreza para poder adaptarlos.

La adaptabilidad curricular no significa que se deben preparar o que existan dos currículos paralelos, simplemente es la utilización de otras actividades, recursos y evaluaciones dentro de unas que ya existen, y que se crean específicas para ciertos estudiantes, éstas deben integrar aspectos psicológicos, evolutivos y curriculares, teniendo como base una evaluación psicopedagógica del estudiante que valore áreas de los estudiantes como las cognitivas, sociales, emocionales, motrices y sensoriales (Navarrete, 2005) para atender la diversidad es necesario un currículo abierto, flexible y que responda a tales necesidades, conjugando aspectos específicos, compartidos y modificados, dando así a los estudiantes con necesidades especiales, el tratamiento adecuado.

Una adaptación curricular con aspectos específicos da como resultado una individualización del aprendizaje, en este punto a los estudiantes se le facilita el aprendizaje partiendo de las aptitudes con las que cuentan. Cada quien se adueña de la realidad a su forma, por lo tanto balancear el


individualismo con la diversidad suena un tanto discordante, pero en la educación actual no hay más remedio que vivir la diversidad y los docentes deben estar preparados para afrontar el abanico de habilidades, aptitudes y actitudes que los estudiantes presentan.

Al contrario de lo planteado en el concepto de multiculturalidad, la diversidad en el aula no representa desigualdad sino una amplia riqueza atesorada en los estudiantes, las tareas claves de los docentes son las de descubrir, potenciar y desarrollar las capacidades y características personales de los mismos, tomando una actitud clara ante tal diversidad, para ello es necesario favorecer la autoestima, promover la creación de grupos donde las relaciones interpersonales sean indispensables, el trabajo en equipo con los orientadores, terapeutas, psicólogos y docentes de apoyo es de gran importancia, aunque no se cuente con todos ellos en el sistema educativo, permitir la participación activa de los padres de familia en la educación de sus hijos, fomentar el aprendizaje autónomo y realizar las adaptaciones curriculares necesarias.

En conclusión, la diversidad en el aula es una oportunidad para el docente que debe asegurarse de que los estudiantes reciban una educación a su medida para que su paso por los años escolares se dé en igualdad de condiciones; para hacerse rodear, en la medida de lo posible, de un equipo de colaboradores que le ayuden a afrontar las situaciones que se le presenten en el aula, establecer relaciones armónicas con los padres de familia y promover en los estudiantes la confianza necesaria para que Éstos se le acerquen y pueda conocerlos.

Bibliografía 1. González, M. T. (2008). Diversidad e Inclusión educativa: Algunas reflexiones sobre el liderazgo en el centro escolar. REICE , 82-99. 2. Navarrete, M. (2005). Diversidad en el Aula. Quilmes: Landeira Ediciones. 3. Sánchez, P. a. (2003). Multiculturalidad y Diversidad en las Aulas. Redalyc , 9-30. 4. Sánchez, P. A., Lavela, J. M., & Garrido, C. (2007). La atención a la Diversidad: Del modelo del déficit al modelo curricular. Redalyc , 1-41.

Diversidad en el Aula ¿Cómo afrontarla?  

Como afrontar la diversidad en el aula de clases

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you