Issuu on Google+

NEMA: PETICIÓN DE HABEAS CORPUS. HONORABLE SALA DE LO CONSTITUCIONAL, DE LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA: Soy, HERBERT DANILO VEGA CRUZ, Abogado, de cuarenta y nueve años, del domicilio de San Salvador, con Documento Único de Identidad número 03323885-2 y con Tarjeta de Identidad de Abogado número 16693; a VOSOTROS con el mayor de los respetos EXPONGO: En mi calidad de ciudadano de la Republica de El Salvador y de conformidad con los artículos 38, 41, 47 y 43 Pr. Cn., y 11 de la Constitución de la República, vengo a pedir HABEAS CORPUS en contra de la Comisión Especial, de el Asamblea Legislativa, que fue creada por acuerdo Legislativo número 1360, de fecha 5 de diciembre de 2013, para investigar el destino de fondos donados por la Republica de china-Taiwan, entre octubre de 2003 y abril de 2004 y a favor de ciudadano salvadoreño FRANCISCO GUILLERMO FLORES PEREZ, quien es mayor de edad, Licenciado en Filosofía, del domicilio de San Salvador por la violación de los arts. 1, 2, 11 y 12 de la Constitución de la Republica, que establece el derecho a la libertad física ambulatoria en todo el territorio nacional y el art. 362 del Código Procesal Civil y Mercantil; por las razones que a continuación con el mayor de los respetos OS EXPONGO: La Asamblea Legislativa por medio de acuerdo Legislativo número 1360, de fecha 5 de diciembre de 2013, conformó una Comisión Especial de conformidad a los art. 131 ordinal 32º., 132 inciso 2º., Cn., y art. 54 del Reglamento Interior de la Asamblea Legislativa que dice: “Se conforma la Comisión Especial para la investigación del destino de fondos donados por la Republica de China- Taiwan, entre octubre de 2003 y


abril de 2004, quedado integrada la misma como Propietarios, por los Diputados Francisco Merino, como Presidente, Benito Lara como Secretario, Claudia Luz Ramírez como Relatora y Cesar Humberto García”. En el giro de las actuaciones de la referida comisión y después de haber citado al señor FRANCISCO GUILLERMO FLORES PEREZ, en dos ocasiones y éste haber comparecido a dichas citaciones, habiendo respondido a todas las preguntas realizadas por los miembro de dicha comisión, quienes le faltaron al respeto en el interrogatorio, ofendiendo su dignidad, su honor, mediante violencia verbal y sicológica, además de haber citado a varios ciudadanos, unos que no tienen nada que ver con los hechos investigados y otros habiendo respondido los interrogatorios y que manifestaron no tener conocimiento de los hechos investigados; ordenaron nuevamente la comparecencia del señor FRANCISO FLORES PEREZ, para el día jueves 30 de Enero de 2014, dicho señor no compareció, manifestando en su defensa que dicha comisión se había excedido de sus funciones legislativas e invadido funciones constitucionales atribuidas a la Fiscalía General de la República y funciones Jurisdiccionales atribuidas al Órgano Judicial, decidió manifestar a dicha comisión, que ya no asistiría a dicha convocatoria. En virtud de lo anterior, dicha Comisión decreto la comparecencia del señor FRANCISCO GUILLERMO FLORES PEREZ, con apercibimiento de apremio personal y solicitando a la Policía Nacional Civil su colaboración, para hacer comparecer por medio de la fuerza pública al ciudadano FRANCISCO GUILLERMO FLORES PEREZ. En virtud de lo anterior, la Policía Nacional Civil, desplego u operativo a nivel nacional, en fronteras, aeropuerto, en su


casa de habitación, con equipos operativos de fuerza excesiva y por declaraciones del señor Presidente de la Republica, que denotan un profundo odio hacia del ciudadano FRANCISCO GUILLERMO FLORES PEREZ, ha ordenado trabajar a todo el Organismo de Inteligencia del Estado y a las Fuerzas Armadas para hacer cumplir la solicitud de la dicha Comisión Legislativa de apercibimiento por apremio contra el señor Francisco Guillermo Flores Pérez, tratamiento policial que solo se les dá a grupos de la delincuencia común y organizada, además de un verdadero terrorismo de Estado realizado por dictadores y tiranos, reyes déspotas violadores de los derechos humanos de las personas, que no corresponde al presente caso, a pesar de que el señor Fiscal General de la República ha manifestado públicamente que el señor Francisco Guillermo Flores Pérez no tiene ninguna medida restrictiva de su libertad en todo el territorio nacional ordenada por la institución a la que él representa. La Comisión Especial de la Asamblea Legislativa, no tiene atribuciones jurisdiccionales, tampoco tiene atribuciones de investigación de delitos, así como no está investida para investigar delitos, para perseguir delincuentes, ni para juzgar penalmente a ningún ciudadano y por otro lado, el ciudadano FRANCISCO GUILLERMO FLORES PEREZ, no tiene calidad de imputado, ya que los hechos que se investigan no están fundamentados en hechos concretos, no existen documentos originales, ni certificados fehacientes, solamente en rumores iniciados por el Presidente de la Republica, quien aparenta ser una persona que padece de alucinaciones mentales reflejadas por medio de sus comentarios, excediéndose en los mismos y violando los derechos humanos contra el honor y la imagen, así como atribuyéndole supuestas responsabilidades penales en delitos de peculado, administración fraudulenta, actos


arbitrarios, incumplimiento de deberes, públicamente por los medios de comunicación, al señor FRANCISCO GUILLERMO FLORES PEREZ, sin existir ningún medio de prueba de los establecidos por las leyes salvadoreñas. El derecho humano, de libertad física ambulatoria en todo el territorio nacional, del señor FRANCISCO GUILLERMO FLORES PEREZ, ha sido violado y restringido, por la orden de apercibimiento con apremio, girada por la Comisión Especial de la Asamblea Legislativa y encomendada a la Policía Nacional Civil para su cumplimiento. La violación de la orden de apercibimiento por apremio, emitida por la Comisión Especial de la Asamblea Legislativa, es ilegal, ya que el art. 56 del Reglamento Interior de la Asamblea legislativa establece que el apercibimiento por apremio se debe de realizar de conformidad con los procedimientos judiciales, para el caso concreto y no tratándose de un procedimiento penal, debe de aplicarse el art. 362 del CPCM, que dice. “El testigo tiene la obligación de comparecer al acto de la audiencia probatoria para la que fue citado. Si no compareciera y no ofreciera debida justificación, se le impondrá una multa cuyo monto se fijará entre uno y tres salarios mínimos, urbanos, más altos, vigentes; y se le podrá volver a citar con advertencia de proceder contra él por delito de desobediencia a mandato judicial.” Dicha Comisión Especial Legislativa, a violado y restringido la garantía constitucional, como el derecho humano de libertad física ambulatoria del señor FRANCISCO GUILLERMO FLORES PEREZ, al ordenar a la Policía Nacional Civil, hacer comparecer por medio de la fuerza pública, a la convocatoria de las diez y treinta de la mañana del día 31 de Enero de 2014, ya que de conformidad al procedimiento establecido


judicialmente, es el contemplado en el art. 362 CPCM, consistente en la incomparecencia a la cita de las diez de la mañana del día 30 de Enero de 2014, por parte del señor FRANCISCO GUILLERMO FLORES PEREZ y sin la debida justificación por parte del citado, lo que procede es la imposición de una multa y la advertencia de incurrir en el delito de desobediencia a mandato judicial, si fuera el caso. Por lo anterior PIDO: Se me admita la presente Petición de HABEAS CORPUS, se me tenga por parte, se decrete auto de exhibición personal a favor del señor FRANCISCO GUILLERMO FLORES PEREZ, se comisione a un Juez Ejecutor para que determine la lesión en el derecho de libertad física ambulatoria del señor FRANCISCO GUILLERMO FLORES PEREZ y si el dictamen fuese favorable, se ordene en sentencia definitiva la libertad del favorecido y se deje sin efectos la medida de apercibimiento por apremio emitida por la Comisión Especial de la Asamblea legislativa, que restringe el derecho de libertad física ambulatoria del señor FRANCISO GUILLERMO FLORES PEREZ. Juro que lo dicho es la verdad. Señalo para recibir esquelas de notificaciones la casa 1715, sobre 10ª., Avenida Norte, entre la 31 y 33 Calle Oriente, Colonia La Rábida, San Salvador. Anexo copia de mi DUI y de mi tarjeta de identidad de Abogado, para comprobar mi calidad de ciudadano. San Salvador, tres de febrero de dos mil catorce.-


HabeasFlores