Page 1

Metanoia

Año 0, Número 1, Abril de 2014

La Revista de vocaciones que transforman vidas

+

EL PAPA FRANCISCO Conoce el Mensaje del Papa para la Jornada mundial vocacional 2014

+

LA RECOMENDACIÓN Entreten a tus sentidos, mientras lees, ves y oyes

» Pascua:

La Resurrección

Atrévete a crecer en tu configuración con el Resucitado

Publicación gratuita


Primer festival de la canción vocacional 2014

Coros, solistas, niños, adolescentes, jóvenes y adultos

Consulta la convocatoria y bases en nuestra próxima publicación


D

Editorial

»

La mano del Editor

Estimado lector: Tengo el gusto de poner en tus manos esta, nuestra primera edición de Metanóia, la revista vocacional que transforman vidas. A través de ella vas a conocer temas sobre la vocación y la labor que realizamos, acompañando procesos de discernimiento hacia el matrimonio, soltería, vida consagrada y sacerdotal, de modo que podamos construir una Cultura Vocacional en la III Vicaría. METANOIA (del griego “μετανοεν”, cambiar de opinión) alude a transformaciones positivas profundas, de mente y corazón. Requerimos estar en un constante cambio, transformándonos, si es que deseamos crecer y realizarnos como personas. También en cuanto a la vocación requerimos un cambio de opinión. Por lo general, refieren y reducen el término a la vida religiosa o sacerdotal. Sin embargo, en esta Revista entendemos que la vocación es un llamado, regalo, para todos los bautizados. Iniciamos con el Mensaje que el Papa Francisco nos da, con motivo de la 51 Jornada mundial de oración por las vocaciones. Seguimos con la invitación del Card. Norberto Rivera a Dejar

la ceguera, dándote, además, unos datos para que conozcas sobre su vida, así como la de nuestro Obispo: Mons. Adolfo Miguel Castaño. Como es muy importante el servicio que ofrecen los monaguillos encontrarás un espacio dedicado a ellos. En esta Revista apreciarás la aurora de la vocación del Pbro. Bernardino; los 70 años de matrimonio de Teo y Luz; los 50 años de la Casa Huipulco. Además, te podrás dar cuenta de que hay jóvenes, como tú, evangelizando de distintas maneras y estados de vida, como las Hermanas de la Cruz y Kyrio. Al poner en tus manos esta Revista te invito a formar parte de nuestros proyectos a favor de las vocaciones. Con tu apoyo, moral y económico, podremos brindarte más publicaciones de forma gratuita. Agradezco al Pbro. Ernesto Figueroa por su inmenso apoyo para que hoy puedas deleitar a tus sentidos y dejes transformar tu mente y corazón, con cada una de las páginas que en METANOIA hemos preparamos especialmente para ti.

Gilberto López Franco Director General de Metanoia

3

Metanoia Abril


T

Lo que traemos

Contenido 5 MENSAJE DEL PAPA POR LAS VOCACIONES

10

8 Mons. Adolfo Dejemos la Miguel ceguera Castaño

La aurora de mi vocación

20

Imagen de portada: El resucitado, Raúl Berzosa Diseño de portada:DFabo METANOIA es una publicación bimestral de la Pastoral Vocacional del la III Vicaría de Pastoral de la Arquidiócesis Primada de México. Editor responsable Gilberto López Franco. Licencia y derechos en trámite. Los artículos aquí expuestos son responsbailidad de su autor.

Qué Ver, Leer y Escuchar 22

PASCUA: LA RESURRECCIÓN

12

50 AÑOS 70 años DE CASA 16 viviendo HUIPULCO el amor 18

EQUIPO EDITORIAL Mons. Adolfo Miguel Castaño Obispo de la III Vicaría Dirección General Gilberto López Franco Dirección Editorial y Diseño Fabián Farías Valdez Dirección de Creación y Desarrollo Jorge Luis Razo Silva

4

Metanoia Abril

Publicidad Stephanie Leyva Martínez Administración Miguel Guzmán Zamora Marketing Itzel Hernández Solano Corrección de estilo Rosalba Martínez Alvarado


F

El Papa Francisco

Mensaje del Papa Francisco

Para la 51 Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones 11 de mayo de 2014 – IV domingo de Pascua, Vocaciones, testimonio de la verdad


P

El mensaje del Papa Queridos hermanos y hermanas: 1. El Evangelio relata que «Jesús recorría todas las ciudades y aldeas… Al ver a las muchedumbres, se compadecía de ellas, porque estaban extenuadas y abandonadas “como ovejas que no tienen pastor”. Entonces dice a sus discípulos: “La mies es abundante, pero los trabajadores son pocos; rogad, pues, al Señor de la mies que mande trabajadores a su mies”» (Mt 9,35-38). Estas palabras nos sorprenden, porque todos sabemos que primero es necesario arar, sembrar y cultivar para poder luego, a su debido tiempo, cosechar una mies abundante. Jesús, en cambio, afirma que «la mies es abundante». ¿Pero quién ha trabajado para que el resultado fuese así? La respuesta es una sola: Dios. Evidentemente el campo del cual habla Jesús es la humanidad, somos nosotros. Y la acción eficaz que es causa del «mucho fruto» es la gracia de Dios, la comunión con él (cf. Jn 15,5). Por tanto, la oración que Jesús pide a la Iglesia se refiere a la petición de incrementar el número de quienes están al servicio de su Reino. San Pablo, que fue uno de estos «colaboradores de Dios», se prodigó incansablemente por la causa del Evangelio y de la Iglesia. Con la conciencia de quien ha experimentado personalmente hasta qué punto es inescrutable la voluntad salví-

Vocaciones, testimonio de la verdad fica de Dios, y que la iniciativa de la gracia es el origen de toda vocación, el Apóstol recuerda a los cristianos de Corinto: «Vosotros sois campo de Dios» (1 Co 3,9). Así, primero nace dentro de nuestro corazón el asombro por una mies abundante que sólo Dios puede dar; luego, la gratitud por un amor que siempre nos precede; por último, la adoración por la obra que él ha hecho y que requiere nuestro libre compromiso de actuar con él y por él. 2. Muchas veces hemos rezado con las palabras del salmista: «Él nos hizo y somos suyos, su pueblo y ovejas de su rebaño» (Sal 100,3); o también: «El Señor se escogió a Jacob, a Israel en posesión suya» (Sal 135,4). Pues bien, nosotros somos «propiedad» de Dios no en el sentido de la posesión que hace esclavos, sino de un vínculo fuerte que nos une a Dios y entre nosotros, según un pacto de alianza que permanece eternamente «porque su amor es para siempre» (cf. Sal 136). En el relato de la vocación del profeta Jeremías, por ejemplo, Dios recuerda que él vela continuamente sobre cada uno para que se cumpla su Palabra en nosotros. La imagen elegida es la rama de almendro, el primero en florecer, anunciando el renacer de la vida en primavera (cf. Jr 1,1112). Todo procede de él y es don suyo: el mundo, la vida, la

6

Metanoia Abril

muerte, el presente, el futuro, pero -asegura el Apóstol- «vosotros sois de Cristo y Cristo de Dios» (1 Co 3,23). He aquí explicado el modo de pertenecer a Dios: a través de la relación única y personal con Jesús, que nos confirió el Bautismo desde el inicio de nuestro nacimiento a la vida nueva. Es Cristo, por lo tanto, quien continuamente nos interpela con su Palabra para que confiemos en él, amándole «con todo el corazón, con todo el entendimiento y con todo el ser» (Mc 12,33). Por eso, toda vocación, no obstante la pluralidad de los caminos, requiere siempre un éxodo de sí mismos para centrar la propia existencia en Cristo y en su Evangelio. Tanto en la vida conyugal, como en las formas de consagración religiosa y en la vida sacerdotal, es necesario superar los modos de pensar y de actuar no concordes con la voluntad de Dios. Es un «éxodo que nos conduce a un camino de adoración al Señor y de servicio a él en los hermanos y hermanas» (Discurso a la Unión internacional de superioras generales, 8 de mayo de 2013). Por eso, todos estamos llamados a adorar a Cristo en nuestro corazón (cf. 1 P 3,15) para dejarnos alcanzar por el impulso de la gracia que anida en la semilla de la Palabra, que debe crecer en nosotros y transformarse en servicio concreto al prójimo. No debemos tener


miedo: Dios sigue con pasión y maestría la obra fruto de sus manos en cada etapa de la vida. Jamás nos abandona. Le interesa que se cumpla su proyecto en nosotros, pero quiere conseguirlo con nuestro asentimiento y nuestra colaboración. 3. También hoy Jesús vive y camina en nuestras realidades de la vida ordinaria para acercarse a todos, comenzando por los últimos, y curarnos de nuestros males y enfermedades. Me dirijo ahora a aquellos que están bien dispuestos a ponerse a la escucha de la voz de Cristo que resuena en la Iglesia, para comprender cuál es la propia vocación. Os invito a escuchar y seguir a Jesús, a dejaros transformar interiormente por sus palabras que «son espíritu y vida» (Jn 6,63). María, Madre de Jesús y nuestra, nos repite también a nosotros: «Haced lo que él os diga» (Jn 2,5). Os hará bien participar con confianza en un camino comunitario que sepa despertar en vosotros y en torno a vosotros las mejores energías. La vocación es un fruto que madura en el campo bien cultivado del amor recíproco que se hace servicio mutuo, en el contexto de una auténtica vida eclesial. Ninguna vocación nace por sí misma o vive por sí misma. La vocación surge del corazón de Dios y brota en la tierra buena del pueblo fiel, en la experien-

cia del amor fraterno. ¿Acaso no dijo Jesús: «En esto conocerán todos que sois discípulos míos: si os amáis unos a otros» (Jn 13,35)? 4. Queridos hermanos y hermanas, vivir este «“alto grado” de la vida cristiana ordinaria» (cf. Juan Pablo II, Carta ap. Novo millennio ineunte, 31), significa algunas veces ir a contracorriente, y comporta también encontrarse con obstáculos, fuera y dentro de nosotros. Jesús mismo nos advierte: La buena semilla de la Palabra de Dios a menudo es robada por el Maligno, bloqueada por las tribulaciones, ahogada por preocupaciones y seducciones mundanas (cf. Mt 13,19-22). Todas estas dificultades podrían desalentarnos, replegándonos por sendas aparentemente más cómodas. Pero la verdadera alegría de los llamados consiste en creer y experimentar que él, el Señor, es fiel, y con él podemos caminar, ser discípulos y testigos del amor de Dios, abrir el corazón a grandes ideales, a cosas grandes. «Los cristianos no hemos sido elegidos por el Señor para pequeñeces. Id siempre más allá, hacia las cosas grandes. Poned en juego vuestra vida por los grandes ideales» (Homilía en la misa para los confirmandos, 28 de abril de 2013). A vosotros obispos, sacerdotes, religiosos, comunidades y familias

cristianas os pido que orientéis la pastoral vocacional en esta dirección, acompañando a los jóvenes por itinerarios de santidad que, al ser personales, «exigen una auténtica pedagogía de la santidad, capaz de adaptarse a los ritmos de cada persona. Esta pedagogía debe integrar las riquezas de la propuesta dirigida a todos con las formas tradicionales de ayuda personal y de grupo, y con las formas más recientes ofrecidas en las asociaciones y en los movimientos reconocidos por la Iglesia» (Juan Pablo II, Carta ap. Novo millennio ineunte, 31). Dispongamos por tanto nuestro corazón a ser «terreno bueno» para escuchar, acoger y vivir la Palabra y dar así fruto. Cuanto más nos unamos a Jesús con la oración, la Sagrada Escritura, la Eucaristía, los Sacramentos celebrados y vividos en la Iglesia, con la fraternidad vivida, tanto más crecerá en nosotros la alegría de colaborar con Dios al servicio del Reino de misericordia y de verdad, de justicia y de paz. Y la cosecha será abundante y en la medida de la gracia que sabremos acoger con docilidad en nosotros. Con este deseo, y pidiéndoos que recéis por mí, imparto de corazón a todos la Bendición Apostólica. Vaticano, 15 de Enero de 2014

Dispongamos, por tanto, nuestro corazón a ser «terreno bueno» para escuchar, acoger y vivir la Palabra y dar fruto. 7

Metanoia Abril


L

La voz del Cardenal

¡Dejemos la ceguera! La Pascua es la máxima celebración de la Iglesia Universal. El Card. Norberto invita a reconocer la ceguera y aceptar la luz que se nos ofrece en esta solemne Vigilia Pascual. Durante la Cuaresma ha mostrado en qué momentos experimentamos la ceguera, cuando: “nos dejamos llevar por las apariencias sin llegar al corazón, donde se está la verdad más honda de nuestro actuar”; “no nos fiamos de nada ni de nadie, sólo porque piensan distinto”; “creemos superiores a los demás y no aceptamos la verdad porque descartamos a priori las razones del otro”. El Card. Rivera alienta a ver la realidad y buscar tenga una

buena forma, armonía, donde los intereses tiendan a un bien común, para construir una ciudad más justa y fraterna, donde la luz del Evangelio ilumine el corazón de cada persona y permita vivir la honradez, lealtad y franqueza. Sus palabras revelan un gran compromiso por la transformación de nuestro entorno y, dice, aunque “nos da miedo abrir los ojos y ver nuestra realidad, porque no queremos enfrentarnos a lo que nos obligaría a cambiar” o bien, “eludimos lo que nos obligaría a vivir con más verdad” podemos hacer cosas buenas, material y espiritualmente, por los pobres e indefensos, ancianos, niños, abandonados, aqué-

llos que sufren inseguridad. Ello será posible cuando “aceptemos la luz que se nos ofrece en la solemne vigilia pascual”, palabras que han de motivarnos a sentir, ver, creer y actuar, motivados por Aquél que había de resucitar (cf. Jn 20,1-9). Dejar la ceguera, como nuestro Arzobispo afirma, implica atrevernos a contemplar y comunicar esa Buena Nueva que es Jesús. Eso es lo que hacen las mujeres con Jesús, el Resucitado, marchándose a toda prisa, con confianza y sin miedo alguno, para comunicar esta gran noticia, porque confían en la fuerza salvadora y liberadora que tiene su Palabra siempre viva (cf. Mt 28,1-10).

«Aceptemos la luz que se nos ofrece en la solemne Vigilia Pascual» 8

Metanoia Abril


Card. Norberto Rivera Carrera Desde Durango a la Arquidiócesis de México Continuamente vemos al Cardenal Norberto en noticias de televisión, periódicos, internet, incluso escuchamos en la radio o en la calle hablar acerca de él. Veamos algunos datos para que lo conozcas mejor: Nace en la Purísima, Tepehuanes, Durango, el 6 de junio de 1942. Hijo de Ramón Rivera Cháidez y Soledad Carrera de Rivera. Cursa la primaria en su pueblo natal y, a los 13 años, en 1955, ingresa al Seminario Conciliar de Durango, donde realiza sus estudios en Humanidades, Filosofía y un año de Teología. Invitado por el Arzobispo Dr. Antonio López Aviña ingresa al Colegio Pío Latinoamericano en 1962 para estudiar la Licenciatura en Teología Dogmática por la Universidad Gregoriana. Es ordenado Presbítero el 3 de julio de 1966 por el Papa Pablo VI en la Basílica de San Pedro. Su primer ministerio pastoral lo desempeñó en el año de 1967 en la Parroquia de Río Grande, Zacatecas, donde fungió como Vicario Cooperador. Durante 18 años (1967-1985) impartió la cátedra de Teología Dogmática, antes de ser Obispo de Tehuacán. Asimismo, de Sagrada Escritura, Teología Pastoral y Espiritual. Participa como Profesor de Eclesiología en la Universidad Pontificia de México, desde su reapertura en 1982, y alterna en el Seminario Mayor. Sigue leyendo tu Revista Metanoia en su próxima edición y descubrirás más datos y acontecimientos de la vida del Card. Norberto Rivera.

NOMBRAMIENTOS OTORGADOS POR EL PAPA FRANCISCO El Card. Norberto ha sido nombrado Miembro de la Congregación para los Institutos de vida consagrada y las Sociedades de vida apostólica por el Papa Francisco. Nuestro Arzobispo forma parte del Consejo de Economía que asesorará al recién creado «Ministerio de Economía» en el Vaticano.

9

Metanoia Abril

C

Conociendo al Cardenal


N Nuestro Obispo

Mons. Adolfo Miguel Castaño Fonseca. Obispo de la III Vicaría En la Arquidiócesis de México existen 8 Vicarías episcopales, en cada una se encuentra un Obispo auxiliar para el cuidado y atención pastoral. En la III Vicaría contamos con la presencia de Mons. Adolfo Miguel Castaño Fonseca. Te invito a conocerlo: Nace muy cerca de aquí, en San Mateo Mozoquilpan, Otzolotepec, Estado de México, un 27 de Septiembre de 1962. También experimentó la alegría de tener hermanos. Es el segundo de ocho hijos, del matrimonio de Miguel Castaño Cervantes y Reina Fonseca Gutiérrez. Seguro conoces a alguien que tenga el mismo nombre de sus hermanos: Eduardo, Adolfo Mi-

guel (nuestro obispo), Helena, Gloria, Octavio, Augusto (sacerdote), Arturo y Nathalie. Quizás recuerdes cuando estabas estudiando, Él recibe su educación elemental y media básica en Villa Cuauhtémoc, Otzolotepec, Estado de México. Su vocación le conduce a ingresar al Seminario Conciliar de Toluca, en 1977, donde estudia Humanidades, Filosofía y Teología.Recibe la dicha de ser ordenado Presbítero el 19 de marzo de 1987. La Formación en su vida es importante, por ello cursa la Licenciatura en Teología Bíblica en la Universidad Pontificia de México (1986-1989) y, aún más, un Doctorado en Teología Bíbli-

ca en la Universidad Pontificia Gregoriana (1992 a 1996). Sabiéndose llamado a servir ofrece su ministerio como miembro del Equipo Formador del Seminario Menor de Toluca, fungiendo también como Prefecto de Estudios Profesor en el Seminario Mayor (1989-1992). El 22 de julio de 2010 el Papa Benedicto XVI lo nombra Obispo Titular de Vadesi, y el Cardenal Rivera, en la Basílica de Guadalupe, lo nombra Vicario General y Episcopal de la III Zona de Pastoral, el 30 de julio del 2010. Para que no pierdas detalle de su vida y ministerio pastoral, te iremos presentando más datos y noticias, mientras pedimos tu constante oración por Él:

Concede, Señor, a tu siervo Adolfo Miguel Castaño, a quien constituiste sucesor de los Apóstoles, guiar hacia Ti a los fieles de la Tercera Vicaria de la Arquidiócesis de México. Otórgale tu Espíritu de consejo y fortaleza, sabiduría y piedad, para que, fiel a su misión pastoral, edifique tu Iglesia, signo e instrumento de salvación en el mundo. Por Jesucristo, nuestro Señor. Amén.

10

Metanoia Abril


Pastoral vocacional, responsabilidad del pueblo de Dios

E

Equipos vocacionales

Los Equipos Vocacionales Parroquiales en la III Vicaría de San Felipe de Jesús saben muy bien la importancia de ser corresponsables en la promoción vocacional. Su función principal es contribuir con el encargado de vocaciones, P. Gilberto, en la formación práctica para dar pasos concretos en la Pastoral Vocacional, la cual acompaña a quienes el Señor llama a servirle, como: sacerdotes, religiosos, matrimonios o solteros. Es durante el segundo semestre del 2013 cuando iniciamos la preparación de estos Equipos, representados por 3 a 4 laicos de cada parroquia, y con los que tenemos reuniones cada primer lunes de mes. Estamos seguros que muy pronto podrás formar parte de este Equipo donde ya participan las parroquias: -Niño del Amor -San Juan Bautista -San Juan Bosco -Ma. Inmaculada de la Salud -San Antonio de Padua -Divina Providencia -San Mateo Apóstol

-San Pío X -Divino Rostro -Nuestra Señora del Pueblito y San Miguel Arcángel -Nuestra Señora de la Soledad -Ntra. Sra. de San Juan de los Lagos -Ntro. Señor de la piedad -Santa Irene Virgen y Mártir -Nuestra Señora de la Esperanza -Nuestra Señora de Guadalupe

-San José -María Madre de la Iglesia Agradecemos a los laicos que asisten y sirven en la promoción vocacional en nuestra III Vicaría y a los Párrocos por su interés en form arlos para poder brindar un servicio organizado y eficiente en la Pastoral vocacional, responsabilidad del pueblo de Dios.

Próxima reunión: Parroquia de la Resurrección del Señor en Av. 504, #502, San Juan de Aragón, 6-8 pm.

11

Metanoia Abril


T

Tiempo litúrgico

Pascua:

La Resurrección Pbro. Alberto Espezel*

Estamos llamados a crecer en nuestra configuración con el Crucificado-Resucitado. En un tiempo paradojal y fragmentado, el misterio de Jesús resucitado ilumina la existencia y constituye el centro de la teología cristiana. “Dios lo resucitó librándolo de los dolores del Hades” (Hch 2.24), la morada de los muertos, o infiernos, como decimos en el Credo cada domingo. El Padre arranca de la muerte a Jesús por medio del Espíritu, dándole la vida definitiva, vida eterna, escatológica, final. Pablo y Pedro afirman innumerables veces que el Padre ha resucitado a Jesús, lo que no les impide afirmar en forma activa también que Jesús resucitó (por obra del Padre y el Espíritu). Esta es la afirmación central de fe: el Padre resucitó a Jesús de entre los muertos y lo sentó a su derecha (Ascensión como término de la Resurrección). A partir de la Resurrección hay un hermano nuestro, en cuerpo y alma, que ha llegado a Dios. Como los judíos esperaban la resurrección al final de los tiempos, decir que Jesús ha sido re-

sucitado es entonces afirmar el comienzo del fin de los tiempos; de allí, al comienzo, la premura paulina en esperar la vuelta del Señor como inminente. Historia y metahistoria Si Jesús pasa a existir en Dios, por el Padre en el Espíritu, podemos afirmar que pasa a la metahistoria. Vive ya en la vida eterna definitiva junto al Padre. Pero el paso a la metahistoria no supone afirmar que la resurrección sea a-histórica. Respecto a nosotros, Jesús resucitado quiso encontrarse con los suyos para mostrarse viviente con una vida escatológica. Y dejó vacío el sepulcro. De modo entonces que hay una vertiente histórica de la resurrección de Jesús. En dos sentidos: en el sentido en que los encuentros fueron hechos reales, que tocaron el tiempo del hombre, en los que Jesús se mostró y encontró objetivamente con gente psicológicamente normal. Y en el sentido de que tenemos docu-

12

Metanoia Abril

mentos, datos históricos de estos encuentros. Hasta aquí puede llegar la ciencia histórica: hallar los testimonios de los encuentros afirmados por los testigos (que son muchos) y juzgar su valor histórico y antigüedad, sin entrar en su carácter de documentos kerigmáticos de fe, ni prejuzgar sobre la imposibilidad de una resurrección, en virtud de los principios de correlación y analogía que ella usa. Como recuerda D. Marguerat, de ningún otro hombre de la Antigüedad tenemos tantos datos como los tenemos de Jesús. J. Dunn afirma con razón: “Respecto a la distinción entre eventos, datos y hechos, la resurrección no puede ser enumerada entre los datos llegados hasta nosotros. Tampoco podemos hablar de la tumba vacía y las apariciones como datos. Los datos son los relatos de la tumba vacía y de las visiones de Jesús. Los hechos históricos son interpretaciones de los datos, de modo que los hechos históricos, en este caso, hablando


con propiedad, son a lo sumo el hecho de la tumba vacía y el hecho de que los discípulos vieron a Jesús. La conclusión de que “Jesús fue resucitado de la muerte” es una interpretación adicional, una interpretación de datos interpretados, una interpretación de los hechos” (Dunn, 2004, 877). Los encuentros Fueron encuentros reales donde el puente del conocimiento partía del objeto, Jesús, al sujeto, el testigo implicado. Fueron indispensables para que conociéramos que Jesús estaba vivo, y que “pasaba” al Padre. Sin los encuentros (incluso el de Pablo en las puertas de Damasco), no tendríamos noticia de que Jesús vive. Los sinópticos enumeran los encuentros a partir del eje de dos grupos. El primero a las mujeres en el sepulcro y el segundo en Galilea (o Jerusalén, en Lc 24,36) invitándolos a la misión, y en Juan, donándoles el Espíritu (Jn 20,20). A estos encuentros hay que agregar otros: Emaús, Pedro, Santiago, los quinientos hermanos (1 Cor15,6), Pablo en Damasco (1 Co15,5), quizás Esteban (Hech 7,56). Es importante no forzar artificialmente su articulación, sino dejar que cada texto hable en el contexto de la teología del evangelio o relato de que se trate. Los encuentros provocan la conversión de los discípulos dispersos y con miedo, su pleno reconocimiento de la divinidad

de Jesús (ya larvado en su vida terrena) y la realidad trinitaria de Dios. Y también conlleva la comprensión del carácter proléptico o anticipativo de la vida de Jesús hacia la Resurrección, y la inteligencia de ella como respuesta del Padre al ofrecimiento del Hijo al mismo tiempo que el testimonio definitivo del Padre a favor de Jesús (Pannenberg). Sentido salvífico de la Resurrección

resucitado como el primogénito de entre los muertos (Col 1,18). En la comunidad de la Iglesia, en el memorial eucarístico que hace presente al CrucificadoResucitado, la Iglesia vive en confianza del Viviente que camina con ella, y en esperanza de su retorno en gloria cuando transforme el cosmos, nos juzgue, resucite y ponga todo a los pies de su Padre (1 Co 15, 28). El cristiano vive la paradoja del Misterio Pascual, del Crucificado-Resucitado, conformándose a la muerte y resurrección de Cristo desde su bautismo. Jesucristo recreó el mundo muriendo y resucitando por nosotros. Estamos llamados a crecer en nuestra configuración con el Crucificado-Resucitado, manteniendo ambas realidades y sabiendo que la Cruz no ha sido erradicada del mundo, sino que es camino a la Pascua, que es paso al Padre. En nuestro tiempo, tan paradojal y fragmentado, donde vemos tanto dolor y al mismo tiempo tanta alegría falsa y banal, el Crucificado Resucitado nos invita a seguirlo porque Él es el camino viviente que nos lleva al Padre (Heb 11,20). Confesemos nuestra fe y nuestra esperanza: Cristo tiene memoria personal de cada uno de los hombres de cada siglo de la historia, y nos quiere para siempre junto a Él en su Esposa amada por la que derramó su sangre (Ef 5,2).

La visión joánica de Jn 20,22, donde el Resucitado ya sopla el Espíritu sobre los apóstoles, muestra hasta qué punto la realidad de Pentecostés (el don del Espíritu) integra plenamente una teología de la Resurrección. El Espíritu donado que nos hace hijos en Jesús y nos da su gracia es el fruto, resultado de la redención: “Dios envió a su Hijo, nacido de una mujer y sujeto a la Ley, para redimir a los que estaban sometidos a la ley y hacernos hijos adoptivos. Y la prueba de que son hijos, es que Dios envió a nuestros corazones el Espíritu de su Hijo, que clama a Dios llamándolo ‘Abbá’, es decir, ‘Padre’” (Gal 4,5 y ss.). Ese mismo Espíritu que re-santifica al hombre, es el alma de la Iglesia, de la comunidad creyente en la que escuchamos el mensaje gozoso de que Cristo vive y ha vencido a la muerte y el pecado, por nosotros. Y promete nuestra propia resurrec- *Tomado de la Revista Criteción futura, ya que Cristo ha rio, 2369, Abril 2011.

En la comunidad de la Iglesia, en el memorial eucarístico que hace presente al Crucificado-Resucitado, la Iglesia vive en confianza del Viviente que camina con ella, y en esperanza de su retorno en gloria cuando transforme el cosmos, nos juzgue, resucite y ponga todo a los pies de su Padre (1 Co 15, 28).

13

Metanoia Abril


s

Servicios y ministerios

Monaguillos, verdaderos

servidores del Altar

Los monaguillos son dichosos por el papel tan importante que desempeñan durante las celebraciones sacramentales en las que participan: sirven, escuchan, cantan y oran en comunión con la asamblea. De hecho, también una responsabilidad, pues su asistencia en el altar representa una tradición litúrgica de mucho tiempo…, aumentan la calidad de la celebración para toda la asamblea reunida al tomar parte en la procesión y al asegurar que todas las cosas requeridas para la celebración estén disponibles en los momentos apropiados (cf. Introducción del Ordinario de la Misa, 22). El servicio del Altar, ayudando

al sacerdote y al diácono durante la Eucaristía, lo pueden desempeñar tanto niños y niñas, como muchachos y muchachas. Entre sus funciones están: llevar la cruz, velas, incienso e incensario. Sostener el libro para que el sacerdote pueda leer, ayudar en la preparación de ofrendas y lavado de manos. En general, ayudan cuando sea necesario (cf. Instrucción General del Misal Romano, 100). Porque nos interesa tu formación como monaguillo es que tenemos reuniones cada mes, por Decanato, donde puedes reír, jugar, divertirte y aprender a ser un mejor servidor del Altar. Si eres monaguillo, o coordinas un grupo de Monaguillos, con-

14

Metanoia Abril

táctanos y te daremos informes de nuestro calendario de reuniones, sea en la curia del Arzobispado, o en nuestra Vicaría.

¡Te esperamos en nuestro próximo encuentro! Mayo 4-5 Decanato y en Junio 6-7 Decanato Julio Peregrinación de Monaguillos a la Basílica de Gpe. P. Gilberto. 5551-3606 y 5551-4349, Ext. 21.


Kyrio,

un joven mago evangelizador

J Jóvenes como tú

Miguel Alejandro Razo Silva, mejor conocido como Kyrio, es un joven talentoso, católico, egresado de la licenciatura en Administración de Empresas, por la UNAM. A sus 22 años se ha comprometido en la misión evangelizadora de la Iglesia, a través del ilusionismo y la prestidigitación. Quien lo ha motivado a lograr un mundo mejor es su hijo: Derek Alejandro. En el ilusionismo ha encontrado una herramienta para anunciar la Buena Nueva de Jesucristo, contagiando a chicos y grandes con una dosis de humor y mensajes positivos. «Cuando reencontré el amor de Dios decidí ofrecerle cada instante, leer la Biblia es lo mejor que me ha pasado aunque, en ese momento, no sabía la importancia de este gran regalo que Él me estaba ofreciendo». El ilusionismo y la prestidigitación se describen como artes escénicos que, valiéndose de distintos medios, crean ilusión de que algo fantástico está ocurriendo. Hacen real lo que creemos imposible, sin pretender modificar los factores naturales. Cuando Miguel Alejandro se interesó por este arte, pensó en la manera de combinarla con la pasión más grande de su vida: servir a Dios. Desde diciembre del 2013 se integró a los proyectos del MEDEAC (Ministerio de Evangelización Didáctica, Escénica, Artís-

tica y Circense), reforzando su trabajo como laico. Entre algunos de sus números están: La Purificación y el Libro de Colores, que dejan admirados a los niños, porque ante sus ojos ven cómo las hojas en blanco se van llenando del color que encuentran en sus padres, hermanos, amigos y todas las cosas que hacen. Inició con mucho trabajo este 2014, pues su espectáculo está traspasando. Afirma que «los tiempos de Dios son perfectos, sólo Él sabe el cómo, cuándo y dónde; su regalo para mí fue la bendición de participar como Mago Misionero dentro de la Misión Vocacional Lonquen en enero de 2014, en Santiago de Chile, junto al Pbro. Iván Muñoz de México y los Pbros. Alejandro y Roberto de Chile. Se llevó a cabo esta misión, la cual me abrió puertas en los medios de comunicación chilenos, Radio Progreso y Radio Manantial». Obedeciendo a las palabras del Papa Francisco, Kyrio desea

«que se liberen nuevas energías para la misión por la acción del Espíritu Santo, nuevas formas para proclamar el mensaje de la salvación, un nuevo valor. Porque evangelizar, anunciar a Jesús, nos da alegría, nos lleva hacia arriba». «La juventud de estos tiempos me motiva mucho, les gusta alzar la voz para ser escuchados y con ese ánimo podemos conseguir la paz, porque cuando pones a Dios en tu camino logras ser tolerante. Dios necesita valientes que no tengan miedo de mostrar lo que tienen en el corazón, la santidad no es para personas especialmente elegidas, la santidad es para personas como tú, yo, que cumplen con la voluntad de Dios. Kyrio te invita a acercarte a nuevas formas de evangelización, incluso te atrevas a crear nuevas, todas con el fin de evangelizar y conectar con las Nuevas Generaciones. Visita su página en: www.magokyrio.com.mx

Si te gusta la música, el deporte, la pintura, evangeliza con ello. ¿Has pensado cómo puedes utilizar tus dones?

15

Metanoia Abril


S

La aurora de mi vocación

Vocación sacerdotal

Pbro. Bernardino, Párroco del pueblo de San Juan de Aragón

La vocación es una luz pequeña y brillante que, desde siempre, ha estado en nuestro interior, solo que un buen día la vemos brillar. Vine a la luz del mundo en el año de 1938, en El Ayavitle, un rancho ubicado en el municipio de Ajuchitlán del Progreso, hermosa región de tierra caliente y cerca de la Rivera Izquierda del Río Balsas en el Estado de Guerrero, hoy Diócesis de Ciudad Altamirano. Fui el primogénito de nueve hermanos; crecimos al contacto con la naturaleza; desde que éramos pequeños, mis padres, humildes y pequeños agricultores, nos enseñaron a colaborar en todas las actividades del campo. Como eran católicos y devotos a Jesús Eucaristía, nos

iniciaron pronto en la práctica de la fe católica. Mi vocación no fue espectacular ni místico encuentro con el Señor Jesús, como Pablo y Samuel. En otros, como es mi caso, Dios actúa calladamente mediante causas segundas. La vocación para mí es una luz pequeña y brillante que, desde siempre, ha estado en nuestro interior, solo que un buen día la vemos brillar. Eso fue, justamente, lo que me pasó cuando tenía doce años, ya experto para manejar el arado, los caballos y pastorear los pequeños rebaños.

Precisamente, durante la visita que hizo mi párroco Antonio Taboada a la comunidad, para celebrar la misa de rogativas del buen temporal (bendición de semillas de yuntas), cuando al final de la misa, y antes de que le sirvieran el almuerzo, simplemente dijo: «llamen a los muchachitos que comulgan en la misa». Y, en presencia de nuestros padres, continuó «quiero que en septiembre vallan a mi escuela parroquial»… Espera la continuación de esta fascinante historia del Pbro. Bernardino, en nuestra próxima edición de Metanoia.

Oremos por los Sacerdotes «Señor Jesús, Pastor Supremo del rebaño, te rogamos por el inmenso amor y mi¬sericordia de tu Sagrado Corazón, atiendas las necesidades de tus sacer dotes. Te pedimos que retomes en tu Corazón todos aquellos sacerdotes que se han alejado de tu camino, que enciendas de nuevo el deseo de santidad en los corazones de aquellos sacerdotes que han caído en la tibieza, y continúes otorgando a tus sacerdotes fervientes el deseo de una mayor santidad. Unidos a tu Corazón y el de María, te pedimos que envíes esta petición a tu Padre celestial en la unidad del Espíritu Santo». Amén.

16

Metanoia Abril


R

Vocación religiosa

Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús Más de 100 años al servicio evangelizador Las Religiosas de la Cruz, como generalmente nos conocen, nacimos un 3 de mayo de 1897, en México, D.F. Somos una Congregación que sirve para consolar al Corazón de Jesús. Los gozos y las esperanzas, las tristezas y las angustias de los hombres de nuestro tiempo, sobre todo de los pobres y de cuantos sufren, son a la vez gozos y esperanzas, tristezas y angustias de los discípulos de Cristo. Nada hay verdaderamente humano que no encuentre eco en su corazón (Gaudium et Spes 1). Por ello, las Religiosas de la Cruz presentamos a Jesús, en ofrenda, las alegrías y dolores, pecados, para que Él se los dé al Padre en su propia ofrenda y el Padre nos envíe al Espíritu Santo, nos abramos a Él, pues es el único que puede cambiar nues-

tros corazones, por ello nuestro clamor misionero es: ¡Jesús, Salvador de los hombres, sálvalos! Para nosotras, un modo privilegiado de consolar a Jesús es en la Adoración Eucarística, por lo que la hacemos por turnos, día y noche. La vida fraterna es otra manera. Nuestro trabajo, estudio, recreos, son comunitarios, apoyándonos y siendo solidarias unas con otras, en la alegría y sencillez de la vida diaria, haciendo ofrenda de todo lo que vivimos, ejerciendo así nuestro sacerdocio bautismal y ofreciéndonos con Jesús de manera especial por los sacerdotes, por eso nuestro lema congregacional es «Por ellos me consagro». Cuando es necesario salimos, para realizar estudios de formación o llevar encuentros fraternos con otras Congregaciones.

Nuestra fundadora fue una mujer seglar que nunca entró a la vida religiosa: Concepción Cabrera de Armida. Estamos en México D.F, Centroamérica, Estados Unidos y Roma. Como tú, nosotras también estudiamos, fuimos a la Uni, trabajamos, salimos con chicos, tuvimos novio, bailamos, pero Jesús nos llamó, cautivó, enamoró y le dijimos, gustosas: Sí, te seguiremos. Te invitamos a que nos visites y conozcas en nuestra comunidad de Coyoacán, o Altavista, San Ángel, en donde tenemos retiros mensuales mixtos y Adoración nocturna, para chicas, una vez por mes. Con gusto te atenderemos y contestaremos a tus preguntas e inquietudes. ¡Arriésgate! Tú también puedes formar parte de las Obras y Familia de la Cruz.

Religiosas de la Cruz del Sagrado Corazón de Jesús Altavista 16, San Ángel, 5550-4614/Francisco Sosa 105, Coyoacán, 5554-0011

17

Metanoia Abril


M

Vocación al matrimonio

Teo y Luz,

70 años viviendo el amor en su matrimonio “A nuestros hijos les inculcamos el respeto, ayuda al prójimo, honestidad, amor y responsabilidad”.

Con el consentimiento de sus padres, Ma. Luz Olivares Rubio de 21 años y Teodoro Castañeda Escobedo de 20 años se casaron por el civil un 3 de enero de 1944 y, por la Iglesia, el 26 del mismo año y mes, a las 6:00 am, en Ciudad Hidalgo, Michoacán. En ese entonces, Teodoro se dedicaba a la alfarería y Ma. Luz al hogar. Los dos primeros años vivieron con la familia de él y su sueño era tener su propio taller de alfarero. Su primer hijo falleció a los cuatro meses de nacido; al tiempo empezaron conflictos y Teodoro no podía independizarse. el papá de Teodoro les compró una casa a la que se cambiaron muy pronto, un lugar humilde donde nació su segundo hijo. Desde el principio, Luz y Teodoro acordaron que no debía haber celos entre ellos porque eso podría propiciar una separación, continuamente se encomendaban a Dios y participaban en las celebraciones de la Iglesia. En 1947 decidieron venirse al Distrito Federal a probar suer-

te vendiendo la loza que producía la familia de Teodoro en Michoacán; al principio, rentaban unos cuartos de madera, así pasaron seis años y nacieron dos hijos más. Al ver que los ingresos no eran suficientes, se fue a Veracruz a seguir con el comercio, vendía cazuelas, ollas, carritos y curiosidades, después de un año se regresó al Distrito Federal a buscar otras opciones. A Teodoro le gustaba jugar beisbol desde chico, buscó con sus amigos dónde practicarlo y así conoció al Sr. Luis Guzmán, quien más tarde sería su compadre. Él lo llevó a trabajar como aprendiz de carpintero. A principios de 1956 Teodoro y su compadre Luis querían irse a trabajar a los Estados Unidos, pero Ma. Luz le dijo a Teodoro que no se fuera que, aunque comieran «frijolitos», sería mejor estar juntos. Teodoro le echó muchas ganas al trabajo y aprendió el oficio de carpintero. Así, esta profesión fue la que desempeñó desde ese momen-

18

Metanoia Abril

to. Trabajó para diferentes tiendas de renombre a nivel nacional, hasta que se jubiló en una de ellas. Ma. Luz siempre lo apoyaba, cada que requerían tomar una decisión, dialogaban y lo hacían en conjunto. Con mucho trabajo, esfuerzo, perseverancia y habilidad para el ahorro, lograron comprar un terreno, lugar donde construyeron dos cuartos de ladrillo y lámina para vivir. Ahí nacieron sus últimos tres hijos, dando siete en total, a los que dieron educación. Ellos, más tarde, contribuyeron a la edificación de una nueva casa. A setenta años de casados, Teodoro y Ma. Luz viven satisfechos por tener una buena familia, ya que a sus hijos les inculcaron grandes valores como el respeto, ayuda al prójimo, honestidad, amor y responsabilidad. Tienen ocho nietos y una bisnieta. Han pasado de todo, buenos y malos momentos pero, con la Fe en Dios, ellos siguen a delante, sonriéndole a la vida y viviendo su amor como pareja.


Q

Ver, leer y escuchar

Ver

THE ULTIMATE GIFT (USA 2006, Dir. Michael O. Sajbel) El último regalo

Esta es la historia de Jason, un joven malcriado y millonario que, ante la pérdida de su abuelo, hereda una fortuna y regresa al hogar familiar para convivir durante este difícil momento. Es ahí cuando reinicia su experiencia de aquéllas sensaciones familiares y recuerda todo lo bueno que ha aprendido. Su abuelo le deja una caja, pero antes ha de someterse a doce sencillas y retadoras pruebas, para obtener su herencia. No obstante, su vida se transforma al darse cuenta que cada una ellas obedece a diferentes lecciones de vida que lo irán alejando de lo material para centrarse y dejarse moldear por lo que realmente importa. Con actuaciones rescatables de Drew Fuller, James Garner, Abigail Breslin, Brian Dennehy, y otros, este filme, durante sus 114 minutos, te llevará del regalo al trabajo, problemas, amigos, compartir, gratitud, familia, aprender, dinero, risa, buen día, sueños, hasta cuestionar tus propios sueños, y hacer que le des el real valor a las cosas, además de invitarte a encontrar el verdadero sentido de tu existencia: el amor.

Leer

LUMEN FIDEI (ROMA 2013, Papa Francisco) La luz de la fe

Tan sólo 60 números bastan para que nuestro actual Papa haga una reflexión al interior de la Iglesia sobre la manera de vivir la fe. Si bien ya Benedicto XVI había hablado del amor y la caridad, con ésta nueva carta dirigida a los obispos, presbíteros, diáconos, consagrados y fieles laicos, se completa la trilogía sobre las virtudes cardinales. Te invito a que leas esta carta y pongas especial atención al número 45 y 57 para que descubras la manera en que la fe guía nuestras vidas y en qué consiste su profesión. He aquí una probadita: «La fe… es una lámpara que guía nuestros pasos en la noche y eso basta para el camino» (Lumen fidei, 57). «La profesión de fe… es hacer que la vida entre en plena comunión con el Dios vivo». «El Dios-comunión es capaz de abrazar la historia del hombre e introducirlo en su dinamismo de comunión» (Lumen fidei, 45). Descarga la encíclica de la página www.vatican.va

Escuchar

SILENCIO DE AMOR (Monterrey 2002, JÉSED)

Desde 1980, esta comunidad se ha consolidado como una de las mejores agrupaciones entregadas al servicio evangelizador de la Iglesia, a través de su música. Silencio de Amor es un disco que deleita el oído y alegra el ama, además que la dispone para orar y amar. Sus temas: Poeta del Amor, Noche Oscura, Silencio de Amor..., van a incitarte y disponerte a la oración. Aunque tiene excelentes arreglos de Jésed lo mejor son las letras, pues son los poemas del gran San Juan de la Cruz. Ya el papa Benedicto, en el número 87 de la Verbum Domini, nos invitaba a realizar una lectura orante de la Biblia, a través de la Lectio divina con sus cuatro pasos: lectio (lectura), meditatio (meditación), oratio (oración) y contemplatio (contemplación). Así que disponte a entrar en un momento de contemplación, auxiliado de esta producción, donde lo más importante es que estés ante la presencia de Dios con una actitud de silencio. Conoce más de Jésed en: www.jesed.org

19

Metanoia Abril


S

Seminario

Nuestra Iglesia:

semillero y germen de vocacioneses Te has preguntado, ¿dónde estudian los jóvenes que aspiran al sacerdocio?, ¿qué hacen? Seguro que sí. Igual que cualquier muchacho, ellos también comen, hacen deporte, descansan, se recrean, asisten a clases. Los seminaristas Inician su formación filosófica en un lugar y realizan la teológica en otro. Te invito a que me acompañes y conozcamos estos dos lugares con una historia que transpira un aroma especial, ubicados en Tlalpan, al Sur de la Ciudad. Seminario Conciliar de México (Seminario Mayor, Tlalpan) Cuando llegamos a la calle de Moneda 2, justo a dos calles del centro de Tlalpan, podemos descubrir una construcción maravillosa, con un sinfín de ventanales que se imponen ante cualquier mirada. Es difícil pasar por esa calle y no mirar el Seminario. Pero, una vez que entras, tanto los arcos como las columnas empiezan a contarte su historia: Un 28 de noviembre de 1689, el Virrey Conde de Galve y Arzobispo de México Don Francisco de Aguilar y Seijas acordó la fundación del Seminario Conciliar de México. Fue hasta el 12 de diciembre de 1989 cuando se colocó la primera piedra y se bendijo la obra de construcción del Seminario, siendo corroborada después por el Virrey. Todo ello por recomendación, años atrás, del Concilio de Trento. La Corona Española respondió aprueba el proyecto por medio

de una Cédula Real, ordenando que se reservara un presupuesto para sostener becas indígenas. Es el 1 de octubre de 1697 cuando el Arzobispo Aguilar y Seijas emite las primeras Constituciones para el Seminario Conciliar de México y el 18 de octubre de 1697 bendice el inicio de las clases de gramática y moral, considerándose ésta la erección canónica y la apertura. Tiempo después se agregaron nuevas cátedras a la enseñanza de la filosofía y teología.

20

Metanoia Abril

Podemos considerar los ss. XVIIIXIX, como maduración institucional del Seminario. Desgraciadamente, en 1861, fue clausurado y expropiado el inmueble donde permanecía, contiguo a la Catedral Metropolitana, como consecuencias de las Leyes de Reforma. En 1914 la Iglesia en México sufre persecución por parte de los gobiernos posrevolucionarios. Al confiscarse sus bienes le orilla a cambiar la sede, nuevamente. Es así como el Seminario se ins-


50

años de la Casa Huipulco

tala en la quinta de Regina de Mixcoac, en 1928; Al año siguiente en la ex fábrica de zapatos Excélsior, en la llamada casa de la Bola en Tacubaya, y en otras casas alquiladas. De esta manera se crearon los seminarios auxiliares de Temascalcingo, Valle de Bravo, San Juan Teotihuacán

y del pueblo de Tlalpan. El 3 de febrero de 1932 se inaugura el Seminario Auxiliar de Temascalcingo. El 9 de septiembre de 1934 se traslada el Seminario a la parroquia de San Agustín de las Cuevas en Tlalpan. Entonces se hace pública la reforma al Art. 3º constitucional

en contra de los seminarios. En 1940 se entrega la casa de Moneda 2, para la construcción de la nueva sede del Seminario. Cinco años más tarde se estudia y determina la construcción. Este edificio sigue en pie y está esperando por ti: medita, piensa, decide, atrévete.

El Seminario Menor, Huipulco, de 1964 al 2014 «La identidad profunda del seminario es ser una continuación en la Iglesia de la íntima comunidad apostólica formada en torno a Jesús, en la escucha de su Palabra, en camino hacia la experiencia de la Pascua, a la espera del don del Espíritu para la misión» (Pastores Dabo Vobis 60). Desde Roma la Iglesia se está renovando, gracias a las reflexiones llevadas a cabo durante el Concilio Vaticano II. Ha llegado hasta México donde un Seminario emerge, cimentándose el lugar en el que muchos hombres han de hacer vida las reflexiones conciliares. Sí, alegría, júbilo, regocijo, festejo, y no es para menos: son los 50 años de la Casa Huipulco, Semillero de vocaciones que hoy dan frutos en nuestra comunidad eclesial. Durante el ciclo escolar 2013– 2014 el Seminario Conciliar de México está de fiesta. Señale-

mos algunos datos sobre el inicio de esta casa de formación. En 1959 se adquiere la instalación, gracias a un benefactor que dona un terreno de cuatro hectáreas en la calle San Juan de Dios. Para marzo de 1960 se inicia la construcción de lo que hoy es el Seminario Menor. Desde 1932 hasta el 27 de diciembre de 1963 los seminaristas son acogidos en Temascalcingo, Estado de México. Todo cambio implica esfuerzo. Aunque se desea estar en la nueva casa el 25 de enero de 1964, fiesta de la Conversión de San Pablo, las condiciones de construcción no lo permiten, sino hasta el 8 de marzo de 1964. A pesar de la falta de luz y agua en los primeros días, los 213 seminaristas menores se instalan, alegremente, en el nuevo hogar. A los pocos meses, el 10 de abril de 1964, se bendice lo que hoy

21

Metanoia Abril

es el Seminario Menor, presidiendo los obispos Garibi Rivera, Francisco Orozco Miguel Darío Miranda, quien pide colaboración a un grupo de seglares para realizar estudios en la construcción de la capilla. Respondiendo al llamado, éste grupo organiza un concurso de an¬teproyecto y, es así, como el 28 de abril de 1965, justo el año de conclusión en que Vaticano II presenta su proyecto de renovación eclesial, cuando en México la Iglesia arquidiocesana cuenta con el suyo, siendo ganador el arquitecto Honorato Carrasco Navarrete. Tres años más tarde, en 1968, la obra se concluye. El Seminario, la Iglesia entera, están muy agradecidos con Dios, por el apoyo generoso de muchas personas en esta gran obra, donde se continúa formando a los futuros sacerdotes. Gracias por tu ayuda y oración.


F

lorería de los Ángeles

DISEÑO EN ARTE FLORAL

«Arreglos que te hacen relucir en toda ocasión»

Atención personal

GENARO CONTRERAS RAMOS Y ARREGLO PARA BODAS, QUINCEAÑERAS, 3 AÑOS, CENTROS DE MESAS, CONDOLENCIAS Y MÁS...

Av. José Loreto Favela 308, entre Prov. J.L. Favela y Río de Gpe. 6596-6776

Tienda «Madre Chuy» Libros, Biblias Rosarios, Hostias, Camisas clericales, Ornamentos.

Av. México, esq. Vía Morelos Tulpetlac, EDO. de México. 5775-2766


ESCUELA de Enfermería Jesús Ramírez Lazcano DIPLOMA como Enfermera Auxiliar por la S.E.P.

Aquí practicas durante los 2 años de estudio

INFORMES E INSCRIPCIONES:

Hospitalito Gustavo Guerrero Herreros No. 68 Col. Morelos Del. Venustiano Carranza, México D.F. 5704-2892


Yo,quiero ser sacerdote ¡Tú también puedes serlo!

¿Deseas saber si Dios te está llamando? ¡Anímate, nosotros te acompañamos en el proceso! PROMOTOR VOCACIONAL: Pbro. Gilberto López Franco Centro de Orientación Vocacional de tu Tercera Vicaría. Eje 5 Nte. 1107, Col. San Juan de Aragón. Del Gustavo A. Madero. 5551-3606 y 5551-4349 Ext. 21 Seminario Conciliar Arquidiócesis de México Pbro. Eduardo Gallegos Pbros. Efraín Hernández y Eduardo Gallegos 5573-2222 y 5655-1877 5208-3200, 5208-5656, 5208-5750, Exts. 1711 y 1751

Revistametanoia  

Revista Metanoia metanoiarevista@hotmail.com

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you