Issuu on Google+

LA NIÑA DE BLANCO

Niñ

o

“La niña de blanco se aparecía únicamente a quienes frecuentaban el manantial, la encontraban recogiendo agua, aunque era inofensiva, nadie sabía quién era, donde vivía o de quién era familiar. Siempre estaba sola, callada y tranquila, luego de recoger el agua simplemente desaparecía. Su tez era blanca y siempre se le veía impia y reluciente, casi que la rodeaba un umbral, se dice que podría ser el espíritu de una niña que se ahogo intentando recoger el líquido para su familia.”

nc

ad e Bla


ni+¦a_blanco