Page 1

Jefferson Zu単iga Coronado


El organismo internacional dijo estar dispuesto a colaborar en proceso de liberación del periodista. En un comunicado de prensa leído por Daniel Muñoz, jefe de la subdelegación del CICR para Florencia, Caquetá, el vocero dijo que “con optimismo, desde el Caquetá, reiteramos nuestra absoluta disponibilidad”. El documento expresa que se han “recibido las informaciones de conocimiento público sobre la pronta liberación del periodista Francés Roméo Langlois”. De igual forma, el CICR reportó que “para facilitar la próxima liberación que se ha anunciado, estamos a la espera de que esto se efectúe lo más pronto posible”. En un video divulgado por las Farc, que puede ver en este enlace, se ve a un hombre que se identifica como ‘Ancizar’ o ‘Monazo’, que revela que tienen en su poder a Langlois, quien resultó herido y aseguran que está bien de salud. Con esta declaración de la guerrilla, se confirma que Langlios fue secuestrado por el frente 15, tal como lo reveló este domingo ELTIEMPO.COM. (Lea además: Frente 15: el ‘gran cartel’ de las Farc que tendría al francés) Además del comunicado en video, en cuenta de Twitter que no está verificada pero que sin embargo se presenta como la cuenta oficial de las Farc”, se afirma que Langlois “pronto será liberado sano y salvo”. Esta información no ha sido corroborada por las autoridades ni por el CICR. Sin embargo, se espera que en horas de la tarde haya un pronunciamiento de la Cruz Roja en Florencia (Caquetá). A esto, el comandante de las Fuerzas Militares, general Alejandro Navas, afirmó en declaraciones al noticiero de televisión RCN que “las fuerzas militares darán las condiciones para que el periodista regrese a la libertad”. Por su parte, la exsenadora Piedad Córdoba cree que liberación de periodista francés se dará muy pronto. Aunque no dio fecha, dijo que el comunicado de las Farc conocido hoy así se lo hace presumir. La excongresista no descartó que el comunicador sea entregado directamente a la Cruz Roja. El comunicado Langlois cayó en poder las Farc hace una semana durante un enfrentamiento entre esa guerrilla y una patrulla antinarcóticos del Ejército y la Policía en Caquetá.

Según las Farc “el periodista francés Roméo Langlois, uniformado de militar y capturado en pleno combate, está en nuestras manos. Es prisionero de guera. Está levemente herido en un brazo, se le ha prestado la atención necesaria y está fuera de peligro”. Luego, ‘Ancizar’ afirma que a través de información de periodistas confirmaron su identidad y agrega: “esperamos que prontamente superemos este impasse”. Navas calificó como “mentiras” varias de las declaraciones que da el guerrillero de las Farc y dejó claro que el comunicador extranjero “no portaba prendas militares de ninguna índole”, sólo un casco y un chaleco antiesquirlas, contemplados por la convención de Ginebra. “Los resultados de esos combates son los que conoce el país. No hubo aeronaves averiadas, ni se afectó a la población civil, son ellos los que usan la pobacion civil como escudo”, dijo Navas El video dado a conocer este domingo fue realizado por el periodista francés independiente Karl Penhaul, quien viajó a la zona en busca de información de su colega. Penhaul ha trabajado para medios como CNN y Univisión.


El secuestro de Roméo Langlois desató gran revuelo en Colombia y Francia y una ola mundial de protesta y rechazo entre organismos defensores de la libertad de prensa. De hecha, la semana pasada, Naciones Unidas, la Unión Europea, el Gobierno de Brasil, la influyente ONG Human Rights Watch y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos exigieron su liberación inmediata. Es decir, según información de inteligencia, que Lanlglois está en manos de los mayores capos de la droga dentro de la guerrilla de las Farc. Las Farc, en un comunicado divulgado el pasado 26 de febrero, se comprometieron públicamente a no volver a secuestrar civiles, y exigieron la inmediata liberación del periodista Roméo Langlois. La semana pasada, el presidente Juan Manuel Santos había manifestado que bajo ninguna circunstanciam, Langlois podría ser considerado un ‘prisionero de guerra’ y afirmó que si las Farc “tienen dos dedos de frente” lo pondrían en libertad de inmediato. (Lea también: Es “absurdo” que Farc digan que reportero francés es prisionero: “Las Farc hace algunas semanas le prometieron al país y al mundo que iban a dejar el secuestro”, dijo Santos, quien agregó que: “El mundo entero y Colombia estaremos pendientes del cumplimiento de la palabra por parte de las Farc”, dijo el Jefe de Estado en ese momento. Y Francia también se sumó a la exigencia, cuando, desde París, el canciller galo, Alain Juppé, dijo que las Farc tienen la oportunidad de demostrar que pueden cumplir con su palabra de no volver a secuestrar.

Se difundió un video que muestra a un guerrillero de las FARC hablando sobre la desaparición del periodista francés, quien fue tomado como “prisionero de guerra”. El hombre que aseguró tener en su poder al periodista francés Romeo Langlois durante una entrevista filmada es un guerrillero de las FARC. Así lo indicó hoy el general Javier Rey, comandante de la Fuerza Aérea Colombiana. “Sí es un guerrillero, está reconocido”, aseguró Rey al ser consultado sobre la identidad de la persona que aparece en un video filmado por un par periodistas en el sur de Colombia, sobre la desaparición del corresponsal de France 24 desde el 28 de abril pasado.

Ancízar, alias Monazo, comandante de un escuadrón del Frente 15 de las FARC, leyendo el comunicado sobre el estado del periodista Romeo Langlois - AFP

En este video difundido hoy por los periodistas independientes Carlos Villalón, chileno, y Karl Penhaul, británico, y puesto en YouTube, el guerrillero se identificó como Ancízar, alias ‘Monazo’, y comandante de un escuadrón del Frente 15 de las FARC, grupo que se atribuyó la captura del periodista francés.


‘Mi misión es dar a Europa nueva dimensión de crecimiento’: Hollande

El socialista se convirtió en el nuevo presidente de Francia tras imponerse sobre Nicolás Sarkozy “Me comprometo a servir a mi país con la entrega y ejemplaridad que requiere esta función”, dijo Hollande en sus primeras palabras desde Tulle, en el centro del país, antes de viajar a París para celebrar su victoria. “Mi misión es dar a la construcción europea una dimensión de crecimiento, de empleo, de prosperidad, de futuro y es lo que diré lo más pronto posible a nuestros socios europeos y en primer lugar a Alemania”, dijo Hollande. Y eso, “en nombre de la amistad que nos une y de la responsabilidad común”, señaló en su primer discurso tras conocerse los resultados de los comicios, en los que salió vencedor frente al presidente saliente, Nicolas Sarkozy. Dijo, desde su feudo electoral de Tulle, en el centro de Francia, ser consciente de que “Europa nos mira” y estar “seguro de que en muchos países europeos (su victoria) ha sido un alivio, una esperanza” porque “la austeridad no podía

ser una fatalidad”. Hollande, que durante toda su campaña reiteró su intención de reformar el tratado europeo negociado a finales del pasado año y firmado a comienzos de marzo para añadir medidas en favor de la reactivación económica y a ese respecto se mostró convencido de que la jornada de hoy “debe ser un nuevo punto de partida para Europa”. “No somos un país cualquiera del planeta, somos Francia. Y como presidente de la República me corresponderá llevar las aspiraciones que siempre han sido del pueblo de Francia: la paz, la libertad, la responsabilidad”, o el derecho de cada pueblo de emanciparse de las dictaduras. En otro momento de su discurso, había enumerado algunos de “los desafíos que nos esperan”, y destacó en particular la recuperación económica, la reducción del déficit, “la preservación del modelo social”, “la igualdad entre nuestros territorios”, “la prioridad educativa”, “la transición ecológica” y “la reorientación de Europa por el empleo, por el crecimiento, por el futuro”.


Sarkozy reconoce la derrota Antes, Nicolás Sarkozy, saliente mandatario de Francia, admitió la derrota y le deseó ‘suerte’ a François Hollande ‘Acabo de hablar con él por teléfono para desearle buena suerte’, dijo el saliente mandatario, mientras las encuestadoras proyectaban que Hollande habría ganado los comicios. El presidente conservador dijo a sus partidarios que asumía la responsabilidad de la derrota. El socialista François Hollande ganó la segunda vuelta de la elección presidencial de Francia con un 51,7 por ciento de los votos, según cifras del Ministerio del Interior, con un 99 por ciento de los sufragios contados. El saliente presidente conservador Nicolas Sarkozy consiguió un 48,3 por ciento de los votos. Alrededor de 16,5 millones de electores votaron por el presidente electo, y 15,5 millones por Sarkozy. Más de dos millones de electores votaron blanco o nulo, según el recuento. La tasa de abstención fue de 18,86%, por debajo de la cifra de la primera vuelta (20,52%). En la segunda vuelta de la presidencial de 2007, la abstención fue de 16,03%. Previamente, los institutos de sondeo daban a Hollande la victoria con alrededor del 52% de los votos, frente a un 48% para su adversario. Se trataría del primer vuelco a la izquierda de un gran país europeo desde el comienzo de la crisis que sacude al Viejo Continente. .(Francia podría girar a la izquierda en elecciones de este domingo) Al socialista Hollande, que se impuso en la primera vuelta, le daban como favorito todos los sondeos publicados hasta el pasado viernes, último día en que se podían dar a conocer, cuando se redujo su ventaja sobre Sarkozy. Tras los comicios, los dos rivales tienen prevista una agenda esencialmente familiar durante el resto de la jornada, además de seguimiento de la votación y de contacto con los votantes en varios colegios electorales, en el caso de Hollande en Correze. Sarkozy permanecerá en el Palacio del Elíseo, según precisaron los representantes de su campaña. (Lea un

análisis sobre el estilio de gobierno del nuevo presidente de Francia)

Giro a la izquierda Hollande se convierte en el segundo presidente socialista de la V República Francesa (fundada por el general Charles De Gaulle en 1958), después de François Mitterrand, jefe de Estado de 1981 a 1995. (Conozca a la nueva primera dama de Francia) Sarkozy pasa a engrosar la lista de víctimas políticas de la crisis europea, en la que figuran el socialista español José Luis Rodríguez Zapatero, el portugués José Socrates, el británico Gordon Brown, a los que los electores hicieron pagar en las urnas la política de austeridad. A ellos se suman el italiano Silvio Berlusconi y el griego Giorgos Papandreu, forzados a dimitir bajo presión de la Unión Europea. Todos esos giros fueron o bien hacia la derecha o bien hacia la formación de gobiernos tecnócratas. La campaña en Francia, segundo motor de la Eurozona después de Alemania, estuvo marcada por la crisis financiera, que castiga duramente a países como España, Grecia, Italia y Portugal, y por cuestiones como la inmigración y la seguridad en las fronteras, temas que provocaron recelo en algunos socios del bloque. Hollande, de 57 años, había exhortado a sus compatriotas a darle una amplia victoria este domingo para poder tener “toda la capacidad y los medios para actuar”. El líder socialista había recibido el respaldo del dirigente centrista François Bayrou (9,13% de votos en la primera vuelta), del candidato de la izquierda radical Jean-Luc Mélenchon (11,1% de los votos) y de la ecologista Eva Joly (2,31%). El proyecto de Hollande está teniendo ecos en Europa. Las declaraciones de dirigentes europeos sobre la necesidad de fomentar el crecimiento para superar la crisis se multiplicaron en las útimas semanas.


Sobreviviente de ‘falso positivo’ relata su experiencia

En el año 2006, un campesino aceptó una noche de tragos y terminó en medio de un operativo militar. Ernesto Suárez*, un cotero de Cabrera (Cundinamarca), es el primer caso que conoce la justicia de una víctima que logró sobrevivir a uno de los 1.549 ‘falsos positivos’ que se investigan en la Fiscalía. (Lea acá: Piden condena máxima por ‘falso positivo’). El joven campesino, considerado testigo clave en el proceso contra un coronel del Ejército, por un dolor de estómago se salvó de morir en medio de un supuesto enfrentamiento en el que sí fue asesinado su primo. Lo que inició como una fiesta con trago gratis terminó siendo parte de una misión que realizaban hombres del Batallón 39 para anotarse un par de bajas en combate. Según un reporte militar, fechado el 16 de septiembre del 2006, en la casa donde Ernesto y su primo pasaban el guayabo -después de esa noche de rumba- había sido ubicado el lugar donde las Farc supuestamente escondían secuestrados. (Lea también: A 43 años condenaron a militares por ‘falso positivo’ en Caldas). “Me salvé porque me dieron ganas de ir al baño y me fui para atrás de la casa; allá estuve como tres minutos

y vi unas pisadas que me llamaron la atención porque ninguno de nosotros había estado por allá. Volví a entrar a la casa por la parte de atrás y le alcancé a decir a mi primo que algo raro estaba pasando, él se asomó a la puerta y ahí nos encendieron a plomo”. Ese es el último recuerdo que tiene de su primo Helver Antonio. “Yo cogí una pistola que había en la mesa y me tiré por una ventana, cogí monte abajo y del susto no veía nada, solo recuerdo que corrí con todo y escuchaba que me venían persiguiendo. Yo no sé cuántos disparos me hicieron ni quién disparaba, lo mío era correr”, dijo. Venticuatro horas antes, Suárez estaba tomando licor en un bar con rocola frente al parque principal del municipio. A ese sitio llegó un hombre que, según la investigación, habría actuado como reclutador del ‘falso positivo’. “Ese día estábamos tomando cerveza con mi primo y llegó un muchacho ‘Freddy’, que me lo había presentado mi primo ocho días antes; él nos preguntó que si queríamos ir a seguir tomando en Fusa, entonces le dijimos que no teníamos plata y que estaba muy tarde, y él nos dijo que no había problema, que allá gastaban todo. Aceptamos la invitación y él llamó a alguien y le dijo que ya iba con unos muchachos”, señaló Suárez.


En el expediente dice que Helver Antonio, quien murió en el operativo militar, recibió 50.000 pesos de ‘Freddy’ para alquilar un carro que los llevara al sitio en donde supuestamente los esperaba una fiesta con licor y mujeres. “Ya eran como las 7 de la noche y paramos en Chinauta para comprar dos litros de aguardiente, allá estaban el ‘Paisa’ y el ‘Costeño’; ellos eran amigos de ‘Freddy’, dijo el testigo. Entre trago y trago, los supuestos reclutadores hablaron varias veces por celular, y esas llamadas permitieron vincular a la investigación al coronel Luis Fernando Borja, comandante de la brigada de la zona. La Fiscalía descubrió que horas antes del operativo hubo varias llamadas entre el oficial, ‘Freddy’ y el ‘Costeño’. Por eso, Borja, que ha aceptado su responsabilidad en al menos 50 ‘falsos positivos’ en Sucre, fue citado a indagatoria. (Siga este enlace para vivir: Tres militares destituidos e inhabilitados por ‘falso positivo’). “En la avenida de Las Palmas nos paró la Policía para hacernos la prueba de alcoholemia, en ese retén se quedó el ‘Costeño’ y dijo que arreglaba todo. Como a las 11 de la noche ya estábamos en el bar La Curva, allá compramos más aguardiente; el ‘Costeño’ llegó al rato”, relató Suárez, que hoy tiene 35 años y se encuentra escondido. Hace una semana, consiguió trabajo y prefiere ocultar su identidad para

Familiares de víctimas de asesinatos extrajudiciales -protagonizados por miembros del Ejército y la Policía- han dado la pelea para lograr justicia en más de 1.400 casos.

no perder el puesto. Y recordó: “Ese día la estábamos pasando muy bueno, hablábamos de todo, ellos se ganaron nuestra confianza. Era la tercera vez que nos veíamos. Ellos nos dijeron que si queríamos entrar a un negocio para extorsionar a un comerciante, que había buena plata, pero nosotros respondimos que no sabíamos de eso, que seguro era para problemas. No volvieron a tocar el tema”, indicó. “Como a las 4 de la mañana seguimos el camino hacia una finca, nos subimos en el platón del carro y vimos que en unas lonas blancas había unas armas; les preguntamos por ellas y nos dijeron que eran para catearlas (probarlas). También había platos, vasos y una estufa, todo nuevo. De la borrachera que teníamos no hicimos más preguntas y nos acostamos a dormir encima de esos costales”, dijo. “Llegamos a un sitio que estaba muy solo. Caminamos un rato y sacaron las armas y dijeron que las iban a probar, hicieron varios disparos contra unos palos y nos preguntaron que si queríamos disparar, dijimos que no sabíamos y ellos nos dieron instrucciones; yo eché dos tiros y devolví eso. (...) Llegamos a la casa, eran como las 6 de la mañana, y en agradecimiento por todo dijimos que preparábamos el desayuno; saqué una libra de arroz de un costal e intenté poner la estufa en la mesa, pero ellos habían dejado allí unas armas”. (Lea también: Gobierno admite entre 2 y 5 ‘falsos positivos’ en ‘el último tiempo’). “El ‘Paisa’ dijo que iba a traer agua y, un ratico después, el ‘Costeño’ nos dijo que se iba a asomar al filito de la loma. Nos quedamos solos en la casa y ahí es cuando me salí al baño. Lo demás es una pesadilla. Yo no sé cómo murió mi primo, si alcanzó a correr, yo lo único que recuerdo es el ruido de los disparos y el salto por la ventana”. Según el relato de Suárez, permaneció escondido


¿La pelea entre Santos y Uribe llegó a un punto de no retorno?

La tensión aumenta conforme se acercan las elecciones del 2014. A su punto más crítico llegaron esta semana las relaciones entre el presidente Juan Manuel Santos y su antecesor en la Casa de Nariño, Álvaro Uribe. Tanto, que no son pocas las voces que consideran que se llegó a “un punto de no retorno”. Los hechos hablan por sí solos. El presidente Santos abandonó su mantra (“no peleo con Uribe, no peleo con Uribe, no peleo con Uribe”) y decidió responder, sin mencionar al exmandatario, los ataques que este le hace vía Twitter. Aunque la historia de la República está llena de ‘eternas’ peleas entre exmandatarios (comenzó con Bolívar y Santander), la de Uribe y Santos se perfila como una de las más “irreconciliables” de tiempos recientes.

Lo que más hace temer por la “irreconciliación” es el lenguaje utilizado en el cruce de mensajes, que algunas veces raya en la ofensa personal. “Esa acusación que nos hacen algunos tuiteros, que somos derrochadores, no tiene ningún fundamento”, dijo Santos el miércoles. Su mensaje tenía un destinatario: el expresidente Uribe, quien ya lleva varias semanas sin dejar día en que no lo acuse de presidir un gobierno “derrochador”. Y su actitud parecía delatar que por fin se le “llenó la copa”, según algunos congresistas. La diplomacia del silencio, con la que el Gobierno manejó los ataques de Uribe a Santos quedó en el pasado. EL TIEMPO supo que los ministros fueron instruidos para rebatir, ojalá con cifras, las críticas de los “tuiteros”.


La primera en acatar la directriz fue la canciller María Ángela Holguín, quien, en entrevista con este diario (el 17 de abril), afirmó que “llama la atención que el expresidente Uribe, cuyo gobierno hizo un presupuesto cercano al nuestro para la Cumbre de las Américas, hable de una cifra mucho mayor”. El viernes, Holguín reveló que ese evento costó 35 millones de dólares, 62 menos de lo que dijo Uribe. La muerte de militares y el secuestro del periodista francés Roméo Langlois, tras ataques de las Farc, también fueron duramente criticados. “Más soldados asesinados, lo que iba bien, en retroceso; (...) debilitan la seguridad, hacen aparecer invencible a Farc para hacernos creer en la negociación”, trinó Uribe. Muy rápido, el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, le reclamó: “No tiene sentido que los enemigos del Gobierno utilicen el sacrificio de nuestras Fuerzas Armadas para hacer política”. Y el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry, dijo hace dos días que el expresidente “se descachó” al acusar a Santos de “derrochador”. “El gobierno Uribe entregó el déficit en 3,6%, y (nosotros) lo llevamos en 1,9%, reducido casi a la mitad”, sostuvo. Parece ser que la misión del gabinete es contrarrestar lo que la columnista de EL TIEMPO María Isabel Rueda califica como “un poderoso gobierno mediático en la sombra, que todos los días enfila baterías contra el Gobierno y su Presidente, presentándolo como un villano”. Según ella, se trata de una sofisticada campaña en los medios electrónicos. El eje de esa estrategia es Twitter, en la que Uribe cuenta con 1’130.629 seguidores, y una bien alimentada red de correos y mensajes de chat, usada por el expresidente y sus alfiles para lanzar juiciosamente críticas casi a diario. Rueda señala que a todo esto se suman las posiciones de medios como El Colombiano y espacios informativos en RCN Radio, con Francisco Santos, y Radio Super, considerados “antisantistas”. Una de las cosas que más ha sacado de casillas al Gobierno es que Uribe utilice la información relacionada con

las acciones terroristas para lanzar dardos. A los allegados de Santos les parece paradójico que no hace mucho, siendo vicepresidente, Francisco Santos llamaba “cajas de resonancia” a los medios que presentaban informaciones sobre los atentados guerrilleros. Por eso, el ministro Pinzón le exigió a Uribe “no hacer política” con estos casos. ¿Ruptura definitiva? Aunque las diferencias se han hecho visibles desde el inicio del gobierno de Santos, el tono de la confrontación subió desde hace 15 días, cuando el Presidente dijo, en una entrevista a CNN, que su antecesor “es el pasado”. Hoy, los voceros de los partidos políticos creen que la relación entre los dos llegó “a un punto de no retorno”. El senador Juan Carlos Vélez, alfil del uribismo, dijo que “no hay una comunicación directa, lo que hay es un envío y recibo de mensajes a través de las redes sociales y los medios, y si no hay comunicación, no hay relación”.


Tres miradas sobre el papel de los periodistas en el conflicto armado ¿Es legítimo insertarse en las filas de un actor periodista en medio del conflicto debe ser independiente frente a todos los actores. Su compromiso fundadel conflicto? Cada cinco días muere un periodista en el mundo. Y sufren de amenazas permanentes contra su integridad en el ejercicio de su oficio. El sábado anterior desapareció en zona rural de Caquetá el reportero francés Roméo Langlois, del que se presume está herido y en manos de las Farc. Con un panorama de alto riesgo, cabe preguntarse cómo cubrir el conflicto. La teoría dicta que el reportero debe mantenerse neutral y no recibir apoyo de ninguno de los bandos enfrentados. Pero la realidad es que, muchas veces, para acceder a la zona de combates es necesario entrar con el aval de alguno de sus actores. ¿Esto compromete la objetividad del periodista? (Lea también: Colombia y Francia exigen a las Farc cumplir promesa de no secuestrar).

Dilemas del periodismo bélico Todas las guerras tienen en común el sufrimiento y los desastres que producen, pero son diferentes en cuanto a sus causas, actores e intensidad. El conflicto armado colombiano no es una excepción. Sin embargo, las características del buen periodismo de guerra ya están inventadas hace tiempo y continúan siendo válidas. El

mental es con la verdad, el rigor y la autonomía. La tesis que se oyó mucho en el gobierno anterior, de una información que debe respaldar sin fisuras la institucionalidad, es una aberración periodística. En un estudio reciente del proyecto Antonio Nariño realizado por Cifras y Conceptos, las principales preocupaciones de los periodistas son las restricciones a la libre movilidad por parte de las autoridades (18 por ciento), así como las agresiones de la Fuerza Pública (17 por ciento) y de los grupos insurgentes (16 por ciento). Unos datos extremadamente preocupantes. El periodista debe estar del lado de las víctimas y no de los victimarios, no puede camuflarse con los combatientes y debe verificar una y otra vez sus fuentes. Como lo dice expresamente el Manual de cobertura del conflicto de EL TIEMPO (2003), hay que tener especial cuidado con las atribuciones, se debe recelar de la información filtrada, está prohibido vestir uniforme militar y es muy desaconsejable el uso de transporte y alojamiento militar. (Lea acá: Hollande promete trabajar por liberación de periodista francés) Marie Colvin, la periodista asesinada en Siria, decía que la misión periodística es “informar de los horrores


de la guerra con rigor y sin prejuicios”. Refiriéndose a ella, Robert Fisk, el afamado periodista inglés, señaló que “era una gran mujer, y ahora hará falta, porque siempre es necesario que alguien cuente la verdad de lo que ocurre con precisión y objetivamente”. Los mejores periodistas son, en efecto, los que siempre le hacen falta a una sociedad. (Siga este enlace para leer: Gobierno rechazó que Farc consideren ‘prisionero’ a reportero francés). Germán Rey. Dir. del Centro ÁTICO de tecnologías de la PUJ ‘Lo difícil acá es la cantidad de actores’ El periodista independiente Stephen Ferry ha trabajado en el cubrimiento de conflictos étnicos en África, de la guerra entre palestinos e israelíes, de la invasión de Panamá, y en los últimos 12 de sus 51 años ha estado enfocado en la reportería del conflicto armado en Colombia. ¿Qué lo llevó a cubrir el conflicto acá? El conflicto aquí tiene un impacto mucho más serio en la población civil de lo que uno cree desde afuera. El concepto es que todo gira alrededor del narcotráfico, y esa es una visión muy simplista. Tiene componentes sociales, históricos y políticos muy complejos. Por eso, me pareció importante tratar de entender y de divulgarlo.

¿Qué particularidad tiene el conflicto colombiano? Hay multiplicidad de actores armados y muchos de ellos no declaran claramente quiénes son. Hay mucho montaje, muchas representaciones falsas de parte y parte. Aquí hay bastante ambigüedad. ¿Qué consecuencias trae esto? La desconfianza. Hay que saber con quién se está tratando y quién manda en una zona, porque se puede poner en riesgo la seguridad de los civiles que lo ayudan a uno.

¿Qué piensa del caso Langlois? Lo que hizo Roméo es parte de la práctica periodística normal. Por razones logísticas, llegar a unos lugares donde el conflicto es evidente y manifiesto a veces requiere el permiso e, incluso,

ir acompañado de personas de uno u otro bando. Pero Roméo es un profesional, él aclara que no está ahí para hacerle favores a nadie.

¿Ha viajado con el Ejército? En dos ocasiones. Una vez viajé con el Ejército a la Sierra Nevada y, a pesar de estar acompañado y depender de la logística de ellos, denuncié en National Geographic el comportamiento abusivo hacia los indígenas por parte de algunos soldados de la tropa. La versión del Ejército dice que Roméo Langlois corrió hacia donde estaban los guerrilleros. ¿Qué hubiera hecho usted? Si esa es la versión, es muy entendible, porque la guerrilla estaba ganando esa batalla y si él se hubiera quedado allí, lo habrían identificado como un soldado más. No tiene la responsabilidad de quedarse, no es su papel. Es importante que las partes sepan que nosotros consultamos a las otras partes, porque si no es así es imposible cubrir el conflicto.

¿Y si muere? Al momento de subirnos a un vehículo militar somos objetivo militar. Somos civiles y debemos gozar de los derechos civiles, pero tenemos que saber que corremos un riesgo. (Siga este enlace para leer: Comunidades indígenas del Cauca piden liberación de periodista francés). Stephen Ferry* Fotoperiodista independiente * Autor del libro ‘Violentología’. www.stephenferry.com ‘Insertarse es una forma segura’ Acompañar o “insertarse” entre las tropas del gobierno para ir a zonas de guerra es una de las pocas maneras en las que los periodistas -y el público- pueden saber de cerca cómo se vive hoy en día un conflicto. Eso explica por qué Roméo Langlois estaba con las tropas colombianas durante el enfrentamiento con las Farc.


Reticulas I  

Jefferson Zuñiga Coronado El comunicado Langlois cayó en poder las Farc hace una semana durante un enfrentamiento entre esa guerrilla y una...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you