Issuu on Google+

VIDA ABUNDANTE La Promesa de Dios En el nombre de Jesús, Yo vengo a reclamar lo que es mío: La Promesa de Dios. Y vengo a provocar y a crear condiciones para que esa promesa me alcance, Y alcance a mi casa y alcance los míos. Bendigo mi proyecto de vida, Bendigo mis anhelos, Bendigo la visión de mi vida, Bendigo mi agenda de vida. Hoy vengo a contradecir toda historia negativa. Hoy vengo a reclamar que no tengo que repetir la historia de nadie, Porque mi historia ha sido redimida, ha sido transformada, Ha sido liberada por el Poder de Dios. Hoy me atrevo a esperar, a confrontar lo que sea, Para que la promesa de Dios se cumpla en mi vida. Hoy entiendo que mi necesidad me hace calificar, Mi necesidad no me pone a un lado, Al contrario, me hace calificar. Bendigo mi vida, bendigo mi historia y por fe me envuelvo en… LA PROMESA DE DIOS.

En el nombre de Jesús. Amén


vida en abundancia