Page 1


Cuando se juntan el conocimiento de un oficio, la experiencia y la destreza en el manejo de sus elementos surge un artista completo como José Coronel. Este artista venezolano tiene una larga trayectoria en diversos campos del arte como la pintura, la escultura, el grabado, el muralismo, el diseño gráfico, el vitral y la estatuaria pública. Además es publicista, asesor cultural y docente, todo ello cultivado en casi cuarenta años de trabajo intenso. Su inquietud juvenil y su insistente curiosidad lo llevaron a realizar estudios de Arte Puro en la Escuela de Artes Plásticas Arturo Michelena en Valencia muy cerca de su ciudad natal y de inmediato comenzó su experimentación artística creando obras a partir de la nueva figuración de los años ochenta. A partir de los años noventa descubre su auténtico camino, y decide romper con la figuración porque sentía mucho más libertad en lo materico, la mancha, el trazo y el color, como expresión de totalidad. Se dedica a la experimentación con el Color Puro y la emotividad de lo Gestual. Comienza a realizar una obra en donde el Color como protagonista lo ayuda a crear composiciones de expresión libre e inconsciente con trazos gestuales de gran dinamismo, con manchas, chorreados y líneas gruesas que le otorgan un ritmo espacial a la composición sobre el lienzo, dejando como consecuencia piezas con un marcado acento Expresionismo Abstracto, particularmente en la importancia dada al proceso y al elemento conceptual. Con la ayuda de brochas, pinceles, esponjas, sprays y en los últimos años, composiciones digitales, Coronel combina capas y capas de pigmentos en variedad de colores con la finalidad de estudiar el color y la luz en sus múltiples aristas. Este artista gusta desglosar en variedad de vertientes las expresiones de los colores vivos, sus contrastes, su composición, ver como en un trazo se fusiona con el otro y como se van descubriendo las transparencia sobre cada elemento representado. Para Coronel los aspectos más importantes de su trabajo son el Color, la Transparencia y la Música, este último elemento lo ha acompañado desde hace mucho tiempo. Para él, la música sinfónica y particularmente, la música de la banda de rock Pink Floyd son entes que lo acompañan en su proceso creativo como una doble conexión con el inconsciente creador. Del mismo modo que Kandisky, Coronel no puede desligar dos concepciones abstractas absolutas. Kandisky, consideraba que los colores y los sonidos eran concepciones abstractas que hacían vibrar el alma tanto del creador como de quien lo observaba, elementos que eran capaces de producir un impulso visual inmediato de los sentidos y la música producía un estímulo que desaparecía con el silencio. Mientras que Coronel, partiendo de la internalización de estos preceptos compone a través de cada trazo emotivo y sentimental, piezas con una importante carga subjetiva y abiertas a interpretaciones diversas como el basto entendimiento del ser humano.


Informal Fortuito y gestual José Coronel es relativamente joven. Nació en el 57. Tiene 54 años de edad y 34 de trayectoria versátil y fecunda en los campos de la escultura, dibujo, la pintura, grabado, publicidad, muralismo, vitral, además de ser profesor, asesor cultural, con amplia participación en instancias directivas de la cultura y de las artes, especializado en reconstruir, remodelar y crear monumentos urbanos en gran escala. Su obra pictórica es versátil, de mucha diversidad formal y técnica, con predominio de lo espontáneo, fortuito y gestual. Suele usar manchas de color de efectos informales, pero bajo el control compositivo de la razón.

Perán Erminy Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA). Capitulo Venezuela. Octubre, 2010.


Poética de lo invisible

Al hablar recientemente con José Coronel, noté en él una acentuada y enérgica voluntad de crear que mantiene absorta su atención, aún más que nunca, después del viaje que hizo a Europa, entre 2011 y 2012. El contacto directo con las obras de los grandes maestros del arte universal lo impresionaron de tal modo que en su actual producción se advierte el impacto que esa experiencia causó en él. Por ejemplo, los extraordinarios grabados (Carceri d'Invenzione) del arquitecto y grabador italiano del siglo XVIII, Giovanni Battista Piranesi, lo indujeron a concebir algunas pinturas de gran formato en las que prescinde de su particular policromía, pero conservando su estilo abstracto de vital lirismo. En estos trabajos, inspirados en Piranesi, prevalecen el negro, el blanco, los grises y azules. Desde su poética visual, Coronel reinterpreta las imaginarias cárceles de Piranesi caracterizadas por oscuros pasadizos, inclinadas escaleras, espacios de increíbles alturas y extrañas galerías que no conducen a ningún lugar. Claro está que esto responde a una curiosidad estética articulada a una necesidad expresiva. Como todo auténtico creador, Coronel, desde su excepcional sensibilidad, se propone transformar sus experiencias de vida, ideas y sentimientos en obras de arte. Orientado en su permanente búsqueda, en su incansable viaje hacia el fondo oscuro y misterioso del ser (su psiquis), y la esencia de las cosas (su alma), -como un «viaje al centro de la tierra» o al «lado oscuro de la luna»-, continuamos viendo a Coronel, con más ímpetu que antes, resuelto a iluminar, a través del arte, el insondable mundo interior; sacar a la superficie, con una radiante transparencia cargada de luz y color, la esencia del microcosmos y del macrocosmos, develar el lado oculto de la realidad, al punto de deslumbrarnos hasta la alucinación. Como he indicado en otro texto, Coronel parece orientar la poética de su producción visual hacia la exploración de lo invisible, de lo que reposa en el fondo, en lo más recóndito de la materia y de la mente humana, creando así una iconografía abstracta con la que intenta hacer visible las inimaginables e ilimitadas formas de la materia y de la mente, según su experiencia subjetiva, su imaginación y creatividad, para lo que opera con un lenguaje plástico cuyo recurso expresivo lo conforman el color, el movimiento, la luz y las transparencias; la vitalidad y la fuerza del trazo. En su obra la oscuridad, el mundo interior del ser y las cosas se transforman en luz y color, y se hace comunicable, perceptible. Coronel nos muestra aquello que está más allá de la mera apariencia de las cosas. Su proceso creativo es así, entonces, una forma de incursionar en otra realidad puramente espiritual, mística y sagrada. José Gregorio Noroño Asociación Internacional de Críticos de Arte (AICA). Capitulo Venezuela. Octubre, 2014.


TRATADO ÍGNEO EN TORNO A LA OBRA DE JOSÉ CORONEL El trabajo de José Coronel es una obra que nos aporta energía, vitalidad. Está llena de emociones expansivas y sentimientos múltiples que habitan en el ser humano, especialmente aquellos que son más irracionales, más libres. Es una pintura que se puede entender sin tener un conocimiento erudito pues enseguida impacta, penetra por los poros del espectador para conectarse con sus fueros internos, con toda su carga emotiva y sin ninguna barrera. Pulsa y toca las sensibilidades más diversas, es accesible. Pero no es una pintura fácil: su obra renuncia al estatismo, es dinámica, no está quieta. Lucha por irradiar un impulso vital de renovación continua en un tiempo que se desliza vertiginoso, raudo, y el autor en ese tiempo nos quiere acompañar y mecer con alegría. En la singular obra de Coronel se evidencia la constante búsqueda que el artista ha emprendido como creador y como ser humano: se diría que emana fuerza en su movimiento y en su propia articulación verbal. Su pintura es expresionista, matérica, gestual y muy colorista. Parecen estallidos vibrantes de neuronas, pensamientos festivos que nos quieren sonreír desde el lienzo… pero también hay drama. El drama de todo lo que es dual en nuestras vidas: alegría sí pero tristeza y melancolía, fuerza sí, pero desesperación también, movimiento sí, pero estallido y destrucción a la vez. Su obra es como una danza inacabable. Una danza llena de movimientos, de trazos tranquilos y violentos. No quiere que se escapen ningún registro cromático ni ninguna forma. Han de estar allí en una intensa coreografía. Sus colores aparecen orondos y llenos de saturación, presentes, acompañados por el gesto, son plenos, contundentes, huye de los matices o las medias tintas. Son colores que son ahora, son ya. Y el negro y el blanco están: vida, muerte. Busca la respuesta del alma ante el baño de color y formas que propone. La consistencia tonal de sus claroscuros enfatiza el esquema de las pinceladas que borran la distinción entre los trazos y el fondo. Establece linaje con la pintura expresionista abstracta neoyorquina, pero la supera desatando los valores que plantea al llevarlos al extremo. Todas sus huellas están presentes en el autor, quien reúne materia y color para ofrecernos una obra de gran intensidad comunicativa, de impacto inmediato por el hábil manejo de los recursos pictóricos, matéricos y compositivos. Sus cuadros son como el ave ígnea, Fénix, que renace de sus cenizas. Marcan siempre el resurgimiento del ser humano y su capacidad de vencer y salir airoso a través del tiempo. Fuego que es vida, que es fuente de creación y reflejo de las pasiones y las voluntades del individuo incansable. Crean un impulso vital liviano pero insistente, rebelde. Recreación de lo visual, de lo vital, volver a crear lo visual y lo vital. La obra de Coronel nos devuelve la impresión de ese intenso poema visual que impulsa el desarrollo de la humanidad. Dr. en Arte Joan Esteban De Mercado Barcelona España /2014.


JOSÉ CORONEL Nació en Maracay, Edo. Aragua, Venezuela (1957). Realizó estudios de Diseño Gráfico y Publicidad (1980), Arte Puro, Escuela de Artes Plásticas Arturo Michelena, Valencia, Venezuela (2000). Fue profesor de diseño en el Instituto de Diseño Charles Word, Valencia, Venezuela (1987,1988), trabajó como Diseñador Creativo en Veval Publicidad-VEPACO, Valencia (1987-1990) y como profesor de Dibujo y Teoría del Color en el Instituto CUAM, Valencia (1988-2000). Su carrera artística incluye muestras individuales y colectivas, participaciones en salones y bienales en variedad de países como Chile, Argentina, Italia, China, Perú, Venezuela y Portugal., España. Entre algunos de los espacios expositivos tenemos el Museo de Arte Moderno de Santo Domingo, República Dominicana; Museo Francisco Narváez Venezuela, Banco Industrial de Venezuela en Caracas, Galleria BLUorg, Italia; Magnolias Fine Arts-Galeria, Madrid, España; 25 The Anniversary of the Museum of the Americas, Houston, USA ; Art Expo. Under Art Basel Miami Beach 2016, Florida, USA; Exhibición Singularities FIU College of Engineering & Computing 2017, entre muchos otros. Ha obtenido diversos galardones como el Primer Premio Escuela de Artes Plásticas Arturo Michelena Valencia (1987), Primer Premio, Muestra Colectiva Artistas Carabobeños, Valencia (1988), VII Salón Internacional de Arte Digital (Cuba, 2005) entre otros. Sus obras forman parte de colecciones en Venezuela, España, Italia, Austria y los Estados Unidos. Actualmente vive y trabaja en Valencia, Venezuela.

Valencia-Venezuela + 58 (424) 440.9819 + 58 (241) 891.0806 e-mail: josecoronelcreador3@gmail.com


JOSÉ CORONEL EXPRESIONISMO ABSTRACTO  
New
Advertisement