Issuu on Google+

LAUBURU (por J.Berger y A.Daniel G.Orellana) Zer da hau! Ireki! Lagundu!

¡Qué es esto! ¡Ábreme! ¡Socorro!

Kaiola barruan itxita nago.

Estoy encerrado dentro de esta jaula.

Berriz ere hurbiltzen ari den munstro

¡Otra vez el monstruo enorme que se

izugarria!

acerca!

Hau beldurra! Ez!Hurbiltzen ari da!

¡Qué miedo! ¡No! ¡Se acerca!

Caserío de Salvatierra, 2001. Sótano. Durante medio minuto, a oscuras, se oyen golpes dados con una porra. Se ve a un joven encapuchado azotando a un hombre secuestrado. Otro secuestrado, hijo del anterior, limpia unas botas, lleva una cinta adhesiva en la boca. Al fondo un encapuchado jefe, se enciende un cigarrillo, de espaldas a la escena. Sale.

ENCAPUCHADO (agotado, se sienta en una silla): ¿Has terminado con mis botas? Sigue con la pipa.

El hijo secuestrado coge el arma descargada y comienza a limpiarla.

¡Imbéciles! ¿Tanto os cuesta hacer la llamada que os estamos pidiendo? Estoy harto de vosotros, me duele el brazo. ¿Pensáis que me gusta esta tarea? Ese de ahí fuera seguro que disfruta pegándoos. Si ese cabrón viene otra vez, o cualquiera de los que hay ahí fuera, te pones a dar golpes en el suelo con la porra. HIJO SECUESTRADO: Mmm.

El encapuchado arranca la cinta adhesiva de la boca al hijo secuestrado.

1


ENCAPUCHADO: ¿Qué dices? HIJO SECUESTRADO: Que sí, que claro. ENCAPUCHADO: ¡Viene!

Se oyen pasos, y el encapuchado señala la porra. El hijo secuestrado lo coge y golpea en el suelo. Los pasos de fuera se detienen. El encapuchado, nervioso, pega de nuevo al padre.

HIJO SECUESTRADO ( en voz baja): Por favor, a mi padre no.

El encapuchado asiente y comienza a golpearle a él. El encapuchado jefe se asoma.

ENCAPUCHADO JEFE: Dale al viejo.

El encapuchado pega al padre.

2


Lauburu I