Issuu on Google+

AL PASAR LA BARCA… por Javier Berger

DÍA MUNDIAL DEL TEATRO 2006


Personajes:

Actriz Director

I. Sala de ensayo. Actriz: Hipógrifo violento, que corriste parejas con el viento, ¿dónde rayo sin llama… Director: … pájaro sin matiz, pez sin escama… Actriz: ¿Hipógrifo violento? Director: Una mezcla entre caballo y grifo, un león alado. Actriz: Hipógrifo violento, que corriste parejas con el viento… Director: Lo comparo con la velocidad del animal quimérico y a su vez con la fuerza de un vendaval alado que… Actriz: Ya, ya… así que una mujer que acaba de ser despeñada por su caballo, en vez de quejarse donde le duele o mandar al caballo y a toda la raza equina al mismo infierno se dedica a decir pedanterías que el auditorio que se acaba de sentar no va a entender… Cuando lo que te dan ganas es de patearle y darle de latigazos al caballo, al director, al autor y a la actriz que suelta flores por la boca en lugar de sapos y culebras… Director: El teatro y el texto no ha de tomarse literalmente, es una representación estética, poética incluso, de la realidad a imitar. El propio análisis del lenguaje lo prueba; las cualidades de ese espesor de signos, de sistemas de solidaridades semánticas de los símbolos que invaden la obra está preñada de criptogramas, no olvides el carácter religioso y filosófico de la misma. Actriz: Contra la reflexión: ¡acción! (Le da una bofetada) Te lo has ganado. ¡Que caiga el Telón! (El telón cae y aplasta al director. La actriz saluda ante un teatro puesto en pie)


Actriz: Qu茅 poco conoces a las mujeres, curita. (Sale) Director: Van a acabar con este arte. Piensan demasiado. (Muere entre espasmos semiol贸gicos pensando en Patrice Pavis).


Al pasar la barca