Page 1

2012

Salvo el crepúsculo JAVIER BASSI


CICLODECONTEMPORÁNEOS // Julia Añorga de Gurvich Fundadora

Julia Añorga de Gurvich Fundadora

Martín Gurvich: Dirección Joaquín Ragni: Sub Dirección Sylvia Barriola: Dirección Ejecutiva Marcel Loustau: Administración Ana Guerra: Depto. Cultural Niré Collazo: Depto. Educativo Cr. Pablo Varela: Asesoría Contable Lila Verga Ipar: Biblioteca Alicia Murillo: Tienda de Regalos Ana Garrone: Patrocinios y medios Daniel Gularte: Seguridad Eduardo Molina: Mantenimiento

Martín Gurvich Añorga Presidente Joaquín Ragni Vicepresidente Mercedes Jauregui de Gattás Rafael Lorente Wilfredo Penco Alegre Sassón Consejo de Administración Sylvia Barriola Secretaría General

Ciclo de Contemporáneos 2012 Producción General: Ana Guerra IMAGEN DE TAPA y CONTRATAPA: J.Bassi / Sandra Viscuso FOTOGRAFIA DE OBRA: Eduardo Baldizán / Fotosíntesis

Salvo el crepúsculo JAVIER BASSI


PERO LA LUZ...

MARÍA SIMON

La depurada técnica que trabaja con finas capas de color y veladuras, con diluciones y sustracciones, más que exhibirse en alarde de virtuosismo busca ser transparente y su implícita aspiración sería desaparecer, dejando libre paso a la comunicación. El dominio de una técnica -también en otros ámbitos, desde las ciencias a los oficios- permite lograr la mayor libertad

[...] « These are only hints and guesses, Hints followed by guesses ; and the rest Is prayer, observance, discipline, thought and action. » T.S. Eliot, Four Quartets, The dry salvages.

creativa. Bassi trasmite que en el proceso de creación deja su lugar al azar, pues la imagen no tiene un plan preestablecido, se va creando, fraguando, y como casi cualquier trayecto humano es sensible a imponderables. La reflexión sobre hasta qué punto somos hijos del azar abre un vasto espacio

La obra de Javier Bassi es absoluta. El artista se juega a lo estrictamente bello e invita a jugarse o rechazar, o tensiona los dos impulsos. Su potencia expresiva y sugestiva prescinde al extremo de apoyatura temática. Más allá del arte abstracto, e incluso cuando la forma no es abstracta, lo es la comunicación que genera. No hay anécdota; no se puede describir con palabras ni siquiera equivocadas. Hay poesía, hay vida vivida que llega a la expresión material y a

de humildad que es bueno aceptar. Pero el viento es azaroso y los veleros tienen rumbo. Es decir, la sabiduría es encauzar, contener, ignorar, elegir y saber dónde detenerse. En la forma de ejecución de Bassi, lo que no se hace, la parada, es tan importante como lo que está. En varias imágenes la percepción de forma y fondo es estrictamente inversa con respecto a la ejecución.

través de ella a la sensibilidad de quien contempla en el nivel de conciencia -o no

Su pintura, en distintas versiones y épocas, mantiene esa potencia

conciencia- donde reside la persona misma, en el nudo de la existencia, el Dasein

sugestiva y evocadora. Como escribe Eliot, son sugerencias y conjeturas o

de Heidegger (ser-ahí por oposición a ser-así). Es obra en modo mayor, que

adivinaciones, las del artista y las del que mira y participa, que requieren

contempla el vacío y el silencio, lo que sin duda implica audacia creativa.

trabajo, concentración y ensimismamiento, en el sentido más etimológico.

4

5


La obra expuesta es pintura ejecutada en su mayor parte entre 1997 y 98, durante una estadía en Nantes, e incluye algunas obras de menor formato, cercanamente anteriores o posteriores. La coherencia de la obra del artista permite que una faceta lo represente en forma inequívoca. Por otra parte, la relación de Bassi con su propia obra pasada es de natural y hasta amable convivencia; no se desdice ni la añora, se reconoce en ella aunque su lenguaje vaya cambiando. Las series o facetas de un artista, por otra parte, no son sólo temporales. La pintura más reciente tiende hacia un mayor despojamiento de la forma y se queda sólo con una paleta de negro y blanco. Sin embargo, entre el período expuesto y la obra actual hay más unidad de la que se revela a una primera mirada. Se mantienen las estructuras básicas: verticales, verticales y horizontales, en que algún ángulo basta para crear profundidad. La geometría tiene ritmos, en los que alguna sutil variación (mancha, destello, inclinación)

El Pasaje Acrílico, tinta y pigmentos sobre lino 140 x 140 cm. 1997

6


produce el fenómeno esencial que se da también en la poesía y en la música: ritmo y alteración. Tomando un lenguaje más frecuente en la música pero también aplicable al espacio, las telas vibran intensamente en tonos fundamentales y tienen un ancho espectro de armónicos. Despiertan resonancias en quien mira. Como en música y palabra mayores, el silencio o la ausencia conllevan una gran carga expresiva. Se mantiene el tema de la luz, que se revela protagonista justamente por lo escasa y esquiva. «En una adivinanza cuyo tema es el ajedrez, ¿cuál es la única palabra prohibida? » (1). Más que iluminar las imágenes la luz surge desde adentro o desde más lejos, con tonalidades cálidas o frías según las telas. Luces crepusculares más cercanas al día o a la noche, que podrían ser de atardeceres o amaneceres. El sereno dramatismo hace pensar por momentos en un último atardecer, cataclismo silencioso y sin testigos, o en un primer amanecer, fiat lux que separa el caos en el universo y la nada, que hace visible lo que era invisible y sobre todo crea la visión. Crepúsculos matutinos y vespertinos.

El pulso de Dionea Acrílico, tinta y pigmentos sobre lino 140 x 140 cm. 1997

9


Primer crepúsculo / ensueño Acrílico, tinta y pigmentos sobre lino 130 x 170 cm. 1997

11


« Es triste y no es triste sentir entonces, que todo acaba o que de nuevo empieza. » (2) La sensación de agua y reflejos, dada a la vez por lo representado y por la técnica de arrastre de los pigmentos, potencia la luz y el misterio. También la sensación

Self Acrílico sobre lienzo 62 x 71 cm. 1996

de final o más bien de principio. Hay en la obra presentada una sugerencia de paisajes y caminos interiores, huellas de percepciones de la realidad o del sueño que quedan en nosotros después del mismo olvido. Sus estructuras esenciales van del bosque a la arquitectura y tal vez no son ajenas a que el autor haya frecuentado la arquitectura y la construcción, en que la resistencia de los materiales rige la forma, en que se abren o se cierran espacios o se trabaja en elementos que en la obra final quedan ocultos y es a veces necesario destruir o quitar para crear. « Dos fuerzas rigen el universo: luz y gravedad. » (3)

son sus efectos. Emanan de la materia o la descubren, siendo ellas mismas de naturaleza dual y en algunos aspectos inaprensibles. Luz y gravedad se transmiten en el vacío y a distancia. La materia, aquello que creemos más evidente y sin embargo guarda enigmas, se vuelve signo de lo inmaterial. Trabajo que hace pensar en el Opus Nigrum alquímico,

Luz y gravedad son también las leyes del bosque y de la arquitectura.

por y mucho más allá del color, asociación que casi se evitaría por demasiado fácil. El

Determinan la forma, el soporte del propio peso, las bifurcaciones, los vanos, el

Opus Nigrum es la primera fase y la más difícil de la magna obra de la transmutación

lugar del aire, la verticalidad y el ascenso. Luz y gravedad no se ven, lo que se ve

de la materia.

12

13


« La expresión designa, en los tratados de alquimia, la fase de separación y disolución de la sustancia, que era la parte más difícil de la magna obra. Se discute todavía si se aplicaba a experiencias audaces sobre la materia misma o aludía simbólicamente a pruebas del espíritu liberándose de rutinas y prejuicios. Sin duda significó en distintos momentos o a la vez lo uno y lo otro. » (4) Sin duda, lo uno y lo otro. Lo uno sería imposible sin lo otro.

(1) Jorge Luis Borges, El jardín de los senderos que se bifurcan. (2) Líber Falco, Momento VIII, Tiempo y tiempo. (3) Simone Weil, La pesanteur et la grâce. (4) Cita textual : « La formule "L'Œuvre au noir", donnée comme titre au présent livre, désigne dans les traités alchimiques la phase de séparation et de dissolution de la substance qui était, dit-on, la part la plus difficile du Grand Œuvre. On discute encore si cette expression s'appliquait à d'audacieuses expériences sur la matière elle-même ou s'entendait symboliquement des épreuves de l'esprit se libérant des routines et des préjugés. Sans doute a-t-elle signifié tour à tour ou à la fois l'un et l'autre. » Marguerite Yourcenar.

Cuarto crepúsculo / la casa de Doménico Acrílico, tinta y pigmentos sobre lino 140 x 140 cm. 1998

14


39 pasos, 72 pilares AcrĂ­lico, tinta y pigmentos sobre lino 130 x 170 cm. 1997

16


Disoluci贸n de la memoria Acr铆lico, tinta y pigmentos sobre lino 140 x 140 cm. 1997

19


Javier Bassi Montevideo, 1964.

Atelier Alraune. Nantes, 1998. Foto: Maïté George

20

Estudia con Pierre Fossey, José Montes y asiste a la Facultad de Arquitectura y Urbanismo hasta 5to.año. En 1993 viaja a México, EE.UU., Europa y el Norte de África, y es becado por el United States Program en New York y Boston. En 1995 es invitado a realizar un workshop con Rubens Gerchman. En 1996 recibe el Prix Paul Cézanne del Ministère des Affaires Etrangères y trabaja algo después en el Atelier Alraune, asistido por el Musée des Beaux Arts de Nantes, Francia. En 1998 se traslada a Nueva York y realiza “New York Series” pinturas y objetos monumentales en el J.M.Studio, en Manhattan, lugar a donde regresa en el 2000 y 2004. Participa de trabajos grupales en Holanda, Francia, Estados Unidos, Ecuador y Uruguay. Expone activamente desde 1990, 22 individuales y más de 120 colectivas en Canadá, Estados Unidos, Italia, Alemania, Francia, España, Bélgica, Brasil, Bolivia, Argentina, Ecuador, Dominicana, Cuba, Puerto Rico y Uruguay. Representa a Uruguay en la VI Bienal Internacional de Pintura de Cuenca, la I Bienal del Mercosur y la VII Bienal de la Habana. Recibe numerosos premios entre los que se destacan: Primer Premio VI Muestra Nacional 1994, Primer Premio Paul Cézanne 1996, Gran Premio Centenario del BROU 1996, Primer Premio Salón Ministerio de Relaciones Exteriores 1997, Primer Premio Salón Municipal 1998, Primer Gran Premio Royal Talens 1999, Gran Premio Bienal de Salto 2000, Primer Premio Relaciones Exteriores 50 Salón Nacional 2002. Más recientemente recibe el Niveau Award en la 3er. Bienal International de Mail Art en Debrecen, Hungría 2010 y el Primer Premio Mural del Bicentenario 2011. En el 2012: Hora mística / el borde afilado de la Tierra es seleccionada en el ciclo de intervenciones artísticas Intemperie del Museo Figari. Desarrolla su obra en pinturas, objetos, instalaciones, pistas de sonido, intervenciones urbanas, libros de artista, arte correo, textos y diversos proyectos en Artes Visuales. Está integrado al acervo de numerosos museos: Museo Juan Manuel Blanes, Museo Nacional de Artes Visuales, Kuptferstichkabinett Museum de Dresden, FluxMuseum de Texas, etc. y en colecciones particulares nacionales e internacionales. 21


CATÁLOGO DE OBRAS The Black Lodge sequence Acrílico sobre lienzo 62 x 71 cm. Montevideo, 1996

El pulso de Dionea Acrílico, tinta y pigmentos sobre lino 140 x 140 cm. Nantes, 1997

Self Acrílico sobre lienzo 62 x 71 cm. Montevideo, 1996

Cuarto crepúsculo / la casa de Doménico Acrílico, tinta y pigmentos sobre lino 140 x 140 cm. Nantes, 1998

Inside the mirror* Acrílico sobre lienzo 62 x 71 cm. Montevideo, 1997

39 pasos, 72 pilares Acrílico, tinta y pigmentos sobre lino 130 x 170 cm. Nantes, 1997

Primer crepúsculo / ensueño Acrílico, tinta y pigmentos sobre lino 130 x 170 cm. Nantes, 1997

Disolución de la memoria Acrílico, tinta y pigmentos sobre lino 140 x 140 cm. Nantes, 1997

El Pasaje Acrílico, tinta y pigmentos sobre lino 140 x 140 cm. Nantes, 1997

Entonces estás con el sol Acrílico sobre lienzo 62 x 71 cm. Montevideo, 2001

* Colección Engelman-Ost

22

Patrocinan

Auspician

Apoyan

Ituzaingó 1377 - Montevideo Tel. 2915 7826 www.museogurvich.org

Salvo el crepúsculo . JAVIER BASSI. Museo Gurvich  

Catálogo de la exposición en el Museo Gurvich - Texto de María Simon. Comprende parte de la obra desarrollada por el artista durante su esta...

Advertisement