Page 59

Luces, cámaras...

¡Y jazz! Nuestro género favorito, fotograma a fotograma VERÓNICA GÓMEZ

E

l jazz, el cine y el siglo XX nacieron casi a la vez. Sus historias han estado entremezcladas desde el principio; ambas disciplinas llenaron de color y sonido el comienzo de 1900. No es de extrañar, por tanto, que la primera película sonora tuviera como protagonista a la música que explotaba en los oídos. En la estadounidense “El cantor de jazz” de 1927, un Al Jonson teñido de negro hacía soñar con aquellos ritmos extraños y vibrantes a los maravillados espectadores de todo el mundo, dando a conocer un género que daría mucho que hablar. Sin embargo, tras este fulgurante estreno, el jazz quedó aparcado en un segundo plano, siendo usado

principalmente como banda sonora en las comedias de corte musical… La extraña pareja Cine y jazz tienen una relación de amor que ha sobrevivido a un siglo marcado por los continuos cambios y crisis atravesadas por ambas disciplinas. En su afán por hacer disfrutar se han aventurado tanto a retratar la realidad como a evadirse de ella. A pesar de sus múltiples problemas están más unidos que nunca gracias a un mayor reconocimiento del género y un panorama musical y cinematográfico más abierto a nuevas propuestas que prometen sorprender. Lo mejor está por llegar.

Tras un siglo de olvido, el jazz se hace oír más fuerte que nunca

Improvisados  

Improvisados es una revista sobre Jazz en la provincia de Alicante. Nace como un proyecto de la asignatura producción periodística y este es...

Improvisados  

Improvisados es una revista sobre Jazz en la provincia de Alicante. Nace como un proyecto de la asignatura producción periodística y este es...

Advertisement